Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.80.247.254', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Carta enviada por Pedro Mallén de Rueda : Carta enviada por Pedro Mallén de Rueda

Ficha n° 4449

Creada: 11 marzo 2017
Editada: 11 marzo 2017
Modificada: 18 marzo 2017

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 90

Autor de la ficha:

Selvin CHIQUÍN

Carta enviada por Pedro Mallén de Rueda

Después de dejar el oficio de presidente de la Audiencia de Guatemala, Mallén debía dirigirse a Puerto Caballos para salir del Reino de Guatemala. No obstante, como relata la carta, hubo varias complicaciones que dan cuenta de la situación en las aguas de la costa atlántica centroamericana hacia finales del siglo XVI.
Palabras claves :
Audiencia de Guatemala, Presidente, Puerto
Autor:
Pedro Mallén de Rueda
Ubicación:
Archivo General de Indias
Fecha:
1595-08-31
Paginas:
3
Texto íntegral:

1[f1r]

2[Al centro:] Cruz.

3[Al centro:] Señor.

4En cumplimiento de lo que vuestra majestad me mandó que dejase este oficio y me volviese a España, salí de la ciudad de Santiago de Guatemala en diez y siete del mes de febrero de este año de noventa y cinco, y llegando al puerto de caballos, donde se suele hacer la embarcación para la Habana, hallé que todos los navíos eran ya idos por orden del presidente, y saliendo de allí en un barco muy pequeño para la ciudad de Trujillo a buscar navío, con un norte que sobrevino dio consigo a la costa, donde estuve a punto de me ahogar, y por esta razón volví a puerto de caballos, de donde fue forzoso venir por tierra a Trujillo, de donde con mucha prisa por alcanzar la flota en la Habana, salí en veinte y uno de abril en una satía solo, y en tiempo que ya la mar estaba llena de corsarios, la cual por ser vieja, y hacer mucha agua arriba, tres veces a la isla de la Guanaja, y por ser imposible pasar en ella adelante, fue forzoso [f1v] volver a Trujillo y esperar allí otro navío, y desde este punto sobrevinieron tantos corsarios, que no fue posible salir del puerto, ni nadie se atrevió a ello, y una vez que temerariamente probé a salir, tomando un camino extraordinario, [me] topé con un corsario francés, que me corrió con dos lanchas todo un día, hasta encerrarme en este puerto de Trujillo, y este día estuve a mucho riesgo de que me robasen, y llevasen preso a Francia. De todo esto envío a vuestra majestad averiguaciones hechas ante juez competente, para que conste a vuestra majestad de ello, y yo haber hecho todas las diligencias posibles para alcanzar la flota en la Habana, y proseguir mi viaje, y así suplico a vuestra majestad, pues este impedimento es tan legítimo, vuestra majestad se sirva de mandar suspender hasta que yo llegue la vista de mi visita, y de las demandas públicas que hay contra mí, y así mismo la visita de la audiencia porque lo uno y lo otro conviene mucho al servicio de vuestra majestad y a mi justicia, porque el presidente ha pretendido [a]tropellar todos estos negocios, y enviar a vuestra majestad los papeles mancos y mudos, sin la persona que los creó, y el escribano que los escribió, y porque no son negocios estos para contar no me alargo. Solo digo y prometo a vuestra majestad que en saliendo un corsario francés de esta tierra, que todavía cuando está escrito está en ella abrazando estos puertos, salir de aquí, aunque arriesgue mi persona con la mar y los enemigos [f2r] para la Habana, y de allí en el primer navío que salga para España, tanto deseo llegar allá, y dar cuenta a vuestra majestad de todos estos negocios. Dios guarde a la católica persona de vuestra majestad. En Trujillo, postrero de agosto de 95.

5[Firma:] El licenciado Pedro Mallén de Rueda.

Fuentes :

AGI, 10, R.22, N.163