Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.162.136.26', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Carta del abate Brasseur de Bourboug al arzobispo de Guatemala Francisco de Paula García Peláez : Carta del abate Brasseur de Bourboug al arzobispo de Guatemala Francisco de Paula García Peláez

Ficha n° 4456

Creada: 05 mayo 2017
Editada: 05 mayo 2017
Modificada: 05 mayo 2017

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 149

Autor de la ficha:

Alejandro CONDE ROCHE

Carta del abate Brasseur de Bourboug al arzobispo de Guatemala Francisco de Paula García Peláez

Carta con informaciones sobre el viaje de retorno del abate de París, desde su salida de Guatemala en 1857.
Palabras claves :
Guatemala, París, estudios, Sociedad de Geografía.
Autor:
Charles-Étienne Brasseur
Ubicación:
AHAG. Fondo diocesano. Secretario de gobierno eclesiástico. Cartas 1857. Julio.
Fecha:
Julio 1857
Paginas:
2
Texto íntegral:

1A su excelencia ilustrísima y reverendisima, el señor don Francisco de Paula García Peláez, arzobispo de Guatemala.

2Ilustrísimo y reverendo hicimos señor.

3Después de seis meses de salido de la ciudad metropolitana, vuelvo en espíritu delante de su ilustrísima, a dar razón de algunos asuntos de mi viaje y de mi vuelta a París, persuadido siempre del interés que su señoría no ha cesado tomar en mi y en mis trabajos. Por otra parte, después de haber sido recibido y acogido con tanta benevolencia sería ingratitud no acordarme ahora de Guatemala, de una parte de su rebaño. Desde la capital hasta la laguna de Izabal , el viaje, aunque fatigoso fue muy provechoso a mi salud. Allí recibí las cartas con que me favoreció su señoría ilustrísima y después de tres días me embarqué para Baliz. Fui obligado a quedar unos cinco o seis días en esa colonia inglesa y después el vapor me transportó a la Jamaica, donde también quede como seis otros días antes de salir para Santo Tomás de los daneses. En la Jamaica me acogieron con mucha amabilidad y los padres jesuitas cuyo superior es encargado de la misión católica con título de Vicario apostólico, el padre Dupeyron, y me mantuve en su casa los seis días de mi morada. Siendo allí un domingo, prediqué en francés en la catedral. Por fin dejé esa isla donde ya hay muchos católicos y llegando a San Tomás el día último de enero, salí al 1 de febrero para Europa. El mar me fue provechoso y cobre por fin toda mi salud. Pero el viaje fue de los peores; tuvimos casi siempre tempestad sobre tempestad hasta llegar a Southampton de Inglaterra, en 19 de febrero. El mismo día con el ferrocarril fui a Londres y dos días después, gracias a Dios desembarqué en Bolougne Sur Wien Ciudad y puerto de mar, frente a las islas británicas donde viven algunas personas de mi familia. Después de unos días llegué a París. Los trabajos que había hecho bajo los auspicios de su señoría Ilustrísima, ya eran más o menos conocidos aquí; en consecuencia fui convidado por los socios del Instituto de Francia (Academie des Suscriptioux et Belles Letres) comunicar verbalmente los resultados principales de mis estudios en Guatemala, con lo relativo en especial ruinas de ciudades y lenguas de la Verapaz etcétera. Lo que hice en una de las sesiones próximas de la academia. Lo mismo sucedió después en la Sociedad de Geografía y tengo el honor de mandar a su señoría ilustrísima una copia de los apuntes que leí en esa sociedad. La obra para la que tanto deseaba volver a Europa y está bajo la imprenta; El tomo primero de 550 páginas Está ya para acabarse y el segundo cual contiene la historia antigua de Guatemala será pronto, espero en los últimos días de septiembre.

4Entretanto, probablemente pasaré a Roma a dar cuenta también de mis viajes y besar los pies a su santidad, quien está ahora llegando en sus estados. Tales son, Ilustrísimo señor, las circunstancias principales de la jornada desde Guatemala hasta el momento. Espero que la salud de su señoría se conserve buena y mucho tiempo se conservará para la satisfacción de todos sus queridos diocesanos.

5De nuevo pido a su excelencia ilustrísima reciba la expresión de mi sincera gratitud para la benevolencia y la bondad con que he sido acogido siempre y de que guardaré memoria eterna.
Con esto me digo como antes, con el respeto más profundo, a los pies de su señoría Ilustrísima y Reverendisima.
El obedientisimo y devotisimo servidor,

6Abate Brasseur de Bourboug

7París Julio seis de 1857.

8Hotel du Natican, 4 rue da Vieux colorubier Sat Sulpice.