Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.81.195.240', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : LÓPEZ DE LA PLATA Joseph Alvino : LÓPEZ DE LA PLATA Joseph Alvino

Ficha n° 4488

Creada: 29 junio 2017
Editada: 29 junio 2017
Modificada: 29 junio 2017

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 118

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Jorge H GONZALEZ ALZATE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

LÓPEZ DE LA PLATA Joseph Alvino

Hacia la reconstitución de la historia familiar de los López de la Plata en Nicaragua.
Palabras claves :
Cabildo eclesiástico, Canonigo, Criollo, Capellanía
Cargo o principal ocupación:
Canónigo de la Iglesia Catedral de León (1784-1801)
Nació:
En 1741 en Granada.
Murió:
El 19 de agosto de 1801 en León, Nicaragua.
Padres:

1Don Diego López Georges y doña Ana Maria Pérez de la Plata nativos de Granada

Resumen:

1Si la historia del siglo XVIII de la Nicaragua colonial ha sido abundantemente dotada de grandes figuras intelectuales como Rafael Agustín Ayestas , José Antonio de la Huerta Caso o Tomás Ruiz , en un afán casi mecánico de disponer de figuras “patrióticas” de la ilustración, las familias de poder criollas que controlaban y sacaban grandes provechos del sistema colonial castellano han sido poco estudiadas. La familia López de la Plata representa en sí un grupo identificado aunque difícil de investigar debido a la poca documentación con que contamos sobre sus actividades económicas. Sospechamos que Joseph Alvino López de la Plata era hermano del que fue padre (cuyo nombre ignoramos) del diputado a las Cortes de Cádiz, José Antonio López de la Plata . Al seguir rastreando el origen de dicha familia de poder, esperamos que en el futuro podamos reunir los datos genealógicos que faltan.

2Como lo señaló en su tiempo el historiador nicaragüense Germán Romero Vergas, llegar a ocupar un puesto de canónigo implicaba juntarse con un grupo selecto de personas que servían de diferentes modos dentro de la institución capitular. Por ley este cargo de canónigo implicaba recibir anualmente una porción importante (25% más o menos que se dividían entre los miembros del cabildo) de los 40.000 pesos (gruesa de esquilmos) que se recuperaban en el territorio de la diócesis, una cantidad que había subido constantemente a lo largo del siglo XVIII debido al aumento de la población y la buena salud de la economía colonial. Ahora bien, la diócesis de Nicaragua era mucho menos opulenta que la vecina de Guatemala; sin embargo, alcanzar dicho puesto representaba una recompensa para las familias locales sobre todo porque las familias de poder de León y Granada libraban en cuanto a prestigio una pugna constante.

3Tras la vacancia de una canonjía de la Iglesia Catedral de Nicaragua por el fallecimiento del doctor don Joseph Antonio Carmenate, don Joseph Alvino López de la Plata fue uno de los seis candidatos que se presentaron a solicitarla. El voto de la Cámara de Indias de noviembre de 1783 llenó sus aspiraciones de ascenso social al ser entonces propuesta su candidatura al Rey como canónigo de Merced en primer lugar y salió electo lógicamente por el rey.

4Su carrera eclesiástica había empezado formalmente en 1767 cuando fue ordenado de sacerdote, posiblemente por el obispo de Nicaragua Pedro Agustín Morel de Santa Cruz . Tuvo varios nombramientos en diversos curatos de la diócesis, poniéndose en particular al servicio de la parroquia del Laborío, contigua a la ciudad de León, casi un barrio de la ciudad poblado por indígenas y africanos. Dicha cercanía con el poder central de la Iglesia le facilitó el nombramiento como substituto durante tres años del arcediano don Baltazar de Berrio y Arce durante su enfermedad. Más tarde obtuvo por oposición el servicio del curato de la catedral dando a este oficio 12 años de su vida y haciéndose “amar y venerar especialmente de los Indios”. Dicha presencia cerca del cabildo eclesiástico, le permitió acumular diversos cargos que atestiguan de un cierto dinamismo personal: sirvió por ejemplo el fastidioso e influyente puesto de Contador de diezmos y el de secretario del cabildo. Todo eso le valió el apoyo del obispo Esteban Lorenzo de Tristán quien recomendó sus méritos en un informe a la Cámara de Indias en octubre de 1779. Dicho escrito resultó decisivo para conseguir un beneficio en el cabildo eclesiástico de León: la Cámara de Indias en julio de 1783 lo propuso para una canonjía lo cual fue aceptado por el rey en noviembre y Joseph Albino Lopez de la Plata pudo tomar posesión del cargo el 24 de abril de 1784. Sabemos por otra parte que Joseph Alvino estaba en relación comercial o jurídica con doña María Juarros: existía un poder especial de la segunda al primero firmado en la Ciudad de Guatemala ante el notario Sebastián González en 1785.

5En 1787, el gobernador de Nicaragua Juan de Ayssa decía de él que era “de calidad social bastante baja, que su vida era regular sin nota de vicio pero algo inclinado al trato y al contrato y al manejo de haciendas de labrar azucar y ganador mayor”. Dicho informe contrasta seriamente con la relación de méritos y servicios que destaca que “es de ilustre generación y prosapia, tenido y reputado generalmente, y sin contradicción, por noble, y descendiente de Conquistadores” y sin sorpresa no se menciona nada del tiempo que Alvino López de la Plara dedicaba a a sus bienes personales o a los de su familia.

6Ha sido muchos años coadjutor de la Catedral y se dedica a confesar y a predicar. Dice también el oficial real que tiene “propensión a socorrer con sus intereses algunas urgencias que suelen ocurrir a los vecinos de esta” lo que quiere decir, sin duda, que se dedicaba a prestar dinero con su propio caudal. Era entonces comisario de la Inquisición y examinador sinodal.

7 Cuando falleció en agosto de 1801 ocupaba el cargo de arcediano de la Iglesia catedral de León y los otros miembros del cabildo eran el deán Juan Francisco de Vilchez y Cabrera , los canónigos Pedro Brizzio y Juan José de Zelaya, el maestrescuela José Agustín de Larrainzar y Veytia. En 1797 era todavía maestrescuela y acababa de ser nombrado.

8

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.