Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.82.81.154', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Carta personal de José Antonio Araujo (oficial real de Omoa) a Vicente José de la Rosa ( Oficial 2º de la Aduana) De la Rosa (27/02/1790) : Carta personal de José Antonio Araujo (oficial real de Omoa) a Vicente José de la Rosa ( Oficial 2º de la Aduana) De la Rosa (27/02/1790)

Ficha n° 1026

Creada: 01 septiembre 2004
Editada: 01 septiembre 2004
Modificada: 01 septiembre 2004

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 470 (aprox.)

Autor de la ficha:

Rodolfo HERNANDEZ MENDEZ

Carta personal de José Antonio Araujo (oficial real de Omoa) a Vicente José de la Rosa ( Oficial 2º de la Aduana) De la Rosa (27/02/1790)

Araujo, José Antonio
Autor:
Araujo, José Antonio
Ubicación:
Archivo General de Centroamerica, (AGCA), A1.43, Honduras (4), Leg. 97, Exp. 1132, folio 20-24
Fecha:
27 de febrero 1790
Texto íntegral:

1“Señor Don Vicente José de la Rosa.”
“Muy Señor mío y mi más Venerado amigo de toda mi estimación. Contestando a la muy favorecida de Vm. de 4 del que acaba que recibí el 25 del mismo, digo: que aunque me expone Vm. vea a su compañero don Manuel Letona sobre dependiente para esa oficina, no tengo semejante ánimo respecto a que desde que llegó a esta Capital no ha solicitado por mi para cosa alguna, ni mandadome la carta que Vm. me había insinuado en su anterior, porque este caballero ha llegado con unas inflas que sólo a Oidores visita y pasea con ellos, y como mis cortas facultades no me han sublevado a semejante graduación se hace mi comunicación repugnante por semejante alhaja, de lo que hago poco aprecio pues luego se conoce en el sobreescrito las propensiones de los sujetos, en este supuesto Vm. se servirá dispensarme el que falte a la observancia de este encargo, pues no lo hallo conveniente, sin embargo de que ya no es necesario correr esta diligencia respecto a que el mes pasado ya salió para esa plaza un oficial de pluma para esa Contaduría, con título del M. Y. S. Presidente, cuyo sujeto lleva recomendación mía para el favor de Vm. y sus zapatos y resto del lacre que quedé de remitir.
Queda en mi poder la libranza de 496 pesos 6 reales que Vm. se sirve endosar a mi favor contra don Juan Bautista Marticorena, la que habiéndole manifestado a dicho caballero me dijo que era muy buena, pero que le hiciera favor de aguardar unos días por el dinero, respecto a que no había en casa; y luego que se verifique su cubierta, haré la distribución en los términos que Vm. se sirve prevenirme, de lo que daré razón individual en la primera ocasión que se presente, quedando Vm. sin cuidado en este asunto.
El cajoncito de medicinas que Vm. me apunta, aguarda del Licenciado don Francisco Najera. Vi a este caballero y reconvine sobre su remisión y me dijo que ya lo tenía remitido a Vm. desde el mes de diciembre o enero, pero que respecto a que Vm. no acusaba su recibo solicitaría con el Administrador de Correos de esta Capital qué destino [folio 21] le había dado.
Entregué su carta de Vm. al citado don Francisco quien queda pronto a entregar el aceite, luego que ocurran por él y en vender la hoja de Sen, como igualmente en formar la cuenta del importe de las medicinas, y pasarmela para que cubra su importe como vm. se lo previene en dicha carta.
Igualmente entregué la del licenciado don Pantaleón del Aguila, quien celebró infinito haber visto letra de Vm. porque le habían dicho se estaba muriendo, que nunca falta quien levante estos caramillos.
El Señor Administrador Madrid, lo aguardamos en esta Capital en todo el mes que entra, y luego que se verifique su regreso y el del Señor Fiscal, daré aviso a Vm.
El mismo día que recibí la apreciable de vm. cubrí la libranza de Hurtado, lo que no había verificado antes cuando vm. me lo ordenó, respecto a que me hallaba sin medio real, pues como quiera que mi sueldo es tan limitado no me da lugar a complacer las ansias tan grandes que tengo de servir a Vm. para lo cual me parece que siempre que haya proporción no será malo tenga vm. puesto a prevención dinero en esta Capital, pues no ignora que por acá no hay más pie de altar que el sueldo, y me abochorcho mucho de ver que en ocasiones no puedo dar el pronto cumplimiento que deseo a sus encargos de Vm. por la falta de medio.
Los libros para esa Contaduría no los remite el Tribunal de Cuentas, sino que se mandan hacer, y su importe se le carga al Rey, juntamente con los portes de correo, los que inmediatamente mandé hace, y no sé si irán con este correo por hallarse muy ocupado el Impresor, pero se está haciendo la fuerza por si pueden ir, y par en lo sucesivo no deje vm. de encargarlos con más anticipación a fin de que vayan en tiempo oportuno.
No hay proporción de remitir a vm. ninguna de las encomiendas que me pide, respecto a que la conducta mucho tiempo ha que salió y el correo mesal no puede llevar ninguna encomienda voluminosa, como son todas estas, y quedo proporcionando coyuntura de remitirlas con el primer arriero o proporción que se presente, para lo cual creo me será indispensable echar mano de algún dinero de [folio 22] la Libranza de Marticorena, hasta que se proporcione otro arbitrio, porque como el correo que viene de esa, no tiene aquí día fijo para su salida, se hace preciso comprarlo todo con tiempo para lograr la coyuntura de remitir a tiempo oportuno las cosas, pues escribo esta sin saber el día fijo de su marcha, porque es cuando lo despacha el señor Presidente, que ni los particulares lo saben, pero ni aun el mismo Administrador de Correos sabe el día, por lo que escribo esta con antelación para su gobierno, pero si antes que salga surtiere efecto lo demás que llevo insinuado, escribiré otra separada.
Don Antonio Abril, piloto de la polacra T.M.Y.T me entregó los cinco pesos que Vm. se sirve prevenirme le cobre de los que di recibo, y dejo abonados en nuestra cuenta.
Con el primer lacre que me dice vm. recibió, remití el mazo de plumas de las que no me da aviso, el que espero a vuelta de correo, con la noticia de los zapatos y demás.
Espero no eche vm. en olvido mis dos frasqueras y Organo, lo que luego que sea en su poder, espero se sirva darle su pronto destino a esta Capital, por serme urgentísimo, sirviéndome vm. dispensarme mis repetidas molestias.
Pedí a las niñas de Figueroa la cera fina, y me dijeron que ya la remitieron y que escribirán a vm. sobre el particular.
Con la mayor aceleración se están haciendo los puros, los que remitiré a vm. con la misma.
Sobre Gobierno, hasta ahora no tengo cosa particular que poder decir a vm. y luego que ocurra será participante.
De España no ha habido más novedad que la de pasar este señor Regente de Fiscal al Consejo, el que piensa emprender su marcha por Campeche, aunque no se sabe el día.
El día de ayer entraron en esta Real Aduana los tres anclotes de Salmón y el de Trencones, que se sirve el señor don Pedro Vásquez consignarme, de que le doy aviso [folio 23] en la adjunta; llegaron bien acondicionadas y vinieron en hombros de indios, a los que pagué veinte pesos por su conducción, a razón de cinco pesos indio, que es la cuota asignada, y quedo haciendo exactas diligencias para su venta; sin embargo de haber en esta capital alguna porción de este género, por lo mucho que vino al señor Marqués, pero sin embargo confío en la alta Majestad salir de él.
Remití los veinte Arencones al señor don Juan Antonio Argüello, a nombre de vm. quien los agradeció mucho.
Por hallarse en Escuintla la señora de Carbonel, no remití los otros veinte, pero luego que sea en esta ciudad, que será la semana que entra, los entregaré; y por lo respectivo a los míos reitero los debidos agradecimientos.
Carbonel está mandado comparecer por el Tribunal y según las causas que le han instruido los malditos feligreses de su Jurisdicción, lo separan de la Alcaldía Mayor, y piensan poner en ella (según noticias) al sargento que fue de Dragones don Domingo Tomé, lo que participo a vm. para su gobierno, que creo no deje vm. de sentir estas cosas como verdadero amigo que es nuestro.
Parece piensan también separar a Ponce de la de Chimaltenango y a Peñalver de la de Sonsonate, lo que igualmente participo a vm. por alguna pretensión, pues Carbonel está pensando pretender la comandancia de Trujillo, pero con el acaecimiento insinuado creo no surta esta pretensión.
Siento en el alma la falta de salud que le asiste, pero no hay más que conformarse con la voluntad divina, pues estos son avisos que Dios nos envía para que nos acordemos de que somos mortales, y preparemos la limpieza del alma para el eterno viaje que se nos espera, el que permita la Divina Majestad sea con la felicidad que deseamos.
Amigo, vm. no me tenga ocioso, pues viva en la firme inteligencia que la mayor [folio 24] gloria que me asiste es el que mi inutilidad la tenga vm. empleada en servirle, lo que ejecutaré en todo cuanto sea dable, y siendo cuanto ocurre decir a vm., ruego a la Suprema Majestad conserve y guarde su vida llena de todas felicidades muchos y dilatados años. Nueva Guatemala, febrero 27 de 1790.
P. D.
Remito los Almanaques que me pide, y los restantes con el cuadernillo de rezo, ya tengo remitido a vm. con el oficial de pluma que fue para esas Reales Cajas.
B. L. M. de vm.
su mas affmo. y seguro servidor
José Antonio Araujo.”