Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.87.112.248', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Carta personal de José Antonio Araujo (oficial real de Omoa) a Vicente José de la Rosa ( Oficial 2º de la Aduana) De la Rosa (09/06/1790) : Carta personal de José Antonio Araujo (oficial real de Omoa) a Vicente José de la Rosa ( Oficial 2º de la Aduana) De la Rosa (09/06/1790)

Ficha n° 1036

Creada: 01 septiembre 2004
Editada: 01 septiembre 2004
Modificada: 01 septiembre 2004

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 260 (aprox.)

Autor de la ficha:

Rodolfo HERNANDEZ MENDEZ

Carta personal de José Antonio Araujo (oficial real de Omoa) a Vicente José de la Rosa ( Oficial 2º de la Aduana) De la Rosa (09/06/1790)

Araujo, José Antonio
Autor:
Araujo, José Antonio
Ubicación:
Archivo General de Centroamerica, (AGCA), A1.43, Honduras (4), Leg. 97, Exp. 1132, folio 32-36
Fecha:
9 de junio de 1790
Texto íntegral:

1“Señor don Vicente José de la Rosa” “Mi más estimado amigo dueño y señor. Se me ha cumplido el deseo de contestar por menor a todas las apreciables de Vm. que por mi ausencia a Guatemala se me habían atrasado, y empezando por la de 18 de Marzo, a su contenido digo: que quedan enterados en esta Administración General los tres pesos siete reales que faltaban para saldo de la cuenta de esa Receptoría del cargo de Vm. respectiva al año pasado de 1789. Remito a Vm. la tornaguía que en su citada me pide, perteneciente a los Barriles de pescado, cuyos derechos quedan satisfechos en esta oficina. A la de 26 del mismo Marzo, contesto diciendo que se me cubrió la libranza por el M. R. P. Provincial que feneció, fray Juan José López, de 117 pesos 4 reales, cuyo importe y hasta la cantidad de ciento veinte y ocho pesos, 2½ reales, entregué en la Administración de Correos, los ciento por el importe de las cuentas de esta Renta que están a cargo de Vm. y los veinte y ocho, dos y medio, por la libranza de don Juan Labairo, cuyos recibos acompañan a esta. De bastante sonrojo me ha sido la expresión que Vm. me cita de la viuda de Peinado, pues yo bien le hubiera querido haber entregado todo el dinero, pero por dejar algo para algunas encomiendas menudas no lo he verificado, pero me servirá de gobierno para en lo sucesivo y siempre que hubiere proporción no omitiré de ir entregando algo, pues mi gusto será el desenredar a Vm. de todas sus dependencias, y que su crédito quede enteramente saneado. Me ha dicho el R. P. López diga a Vm. que los cuatrocientos y pico de pesos que suplio a los PPs. de la conquista, bien puede contar con ellos, que está pronto a su exhibición con libranza de Vm. He sentido mucho hubiera salido los cartuchos de tinta, malos pero yo me clave como otros en esta oficina. Entregué los 26 pesos que importó el título del señor don Pedro Vásquez, en casa del señor Marqués, y aunque no quería recibo me lo hicieron coger, que es el que igualmente acompaño. Estimaré a Vm. se sirva a mi nombre dar los parabienes de su nuevo destino, a nuestro [folio 33] amigo y señor don Pedro Vásquez, que he celebrado muchísimo, y que quedó asistido de grandes deseos de que sea escalón éste para los realzados ascensos que mi fina voluntad le desea; no omitiéndole Vm. con plena satisfacción de ofrecer mis nimias facultades a sus ordenes, sirviéndose Vm. darles igualmente finos agradecimientos del absequio y cesión que se ha servido hacerme del pescado, el que hubiera querido mi inexplicable voluntad haber conseguido su venta con grandes adelantos, como lo deseaba, pero la fortuna se nos escaseó en este asunto, pero puede suceder nos desempeñe en otro, como deseo. Aunque digo que va el recibo de la Administración de Correos, por lo respectivo a los cien pesos, me dijo el señor don Juan Miguel Yzaguirre que ya se lo tenía a Vm. remitido, cuya partida dejo abonada a nuestra cuenta. Recibí del maestro mayor don Bernardo Ramírez los cuatro pesos que Vm. suplió a su hijo para lavado de ropa y zapatos, quien da a vm. finas gracias de los buenos oficios que hizo con dicho su hijo de que queda sumamente agradecido y deseoso de que Vm. le ocupe en cuanto guste, que dese servirle. Sin embargo de haber dicho a Vm. en mi anterior, sobre las aceitunas y otros asuntos lo reitero de nuevo por si no ha llegado aquella, diciendo que he recibido las dos botijas de aceitunas y porrón de pasas, lo cual entregué a los señores oficiales reales en los términos que Vm. me previene, quienes dan a Vm. finas gracias, quedando sumamente agradecidos a su fineza, como igualmente lo queda don Francisco Pacheco de los cincuenta Arencones con que Vm. le manda obsequiar. Repetidas ocasiones he dicho al licenciado don Francisco Nájera me formara la cuenta de lo que Vm. le debe para satisfacerlo, y no lo he podido conseguir, dando por disculpa sus muchas ocupaciones, y habiéndole preguntado por la venta del Cajón de Hoja de Sen, me ha dicho que está en ser; y por lo respectivo al aceite de almendras para todavía en su poder, hasta que ocurra Lavaqui por él, quien está en recibirlo en virtud de la orden que Vm. me dio, de lo que decía la viuda de su difunto compañero Martínez, la misma que le hice saber al maestro, y quedó de llano a recibirlo. En fin amigo,Yo extraño que teniéndome Vm. a mí aquí, recomiende asuntos de su comercio a un médico que es tan ocupado, pues aunque sean medicamentos, avisándome Vm. el principal y costos yo sabré expenderlo al mejor precio, pues para [folio 34] evitar trabacuentas en asuntos comerciables no hay más que señalar a un consignatario y que éste lleve una cuenta general de todo; bien que en esto determinará Vm. lo que fuere de su mayor agrado, y sin embargo quedo en apurarlo para la cuenta a fin de que se consiga remita a vm. las medicinas que necesite y siempre que me considere útil para esta remisión, dígame Vm. la calidad de ellas y los precios (poco más o menos) a que le cuestan a dicho licenciado, que me parece no habrá dificultad de su remisión. Quedan prontas y enterciadas seis baquetas para remitir a vm. en primera ocasión que se presente. De Letona no digo a Vm. nada por ahora, porque está en silencio, pues sólo lo que le dijo a nuestro amigo Yzaguirre es, que Vm. tiene en la misma oficina una porción de Barriles de Aguardiente y que la está menudeando a los negros, pero aquel caballero no hizo aprecio de esta denigrativa producción por lo calavera que conoce ser; Vm. no haga aprecio de nada, sino tirar al negocio que es lo principal, y fue lo mismo que le contesto Yzaguirre, diciendo que hacía muy bien pues también lo estaba padeciendo su salud en ese destierro y que todos hacían lo mismo, por no ir a mudar de temperamento, y en fin aquí parece le van conociendo del pie que cojea este fantástico, por lo cual creo no tengan aceptación alguna sus malévolas intenciones, que piense emprender contra la arreglada conducta de Vm. por lo que no hay que amilanar el ánimo. El amigo Carbonell está continuado en su Alcaldía Mayor sin novedad alguna y me dirigió esa carta para Vm. A mi paisano Sobral, hágame vm. la fineza de decirle que quedo sintiendo en gran manera sus males, y que en lo que considere útil mis escasas facultades no las haga ociosas. Acompaño a Vm. el recibo del impresor, del costo que tuvieron los libros que remití para la cuenta de esas cajas, del corriente año, a fin de que pueda vm. poner esta partida en Data, acreditándola con dicho recibo. El señor Madrid tomó posesión de su empleo el día 11 del próximo pasado Mayo, y en el acto de ella se dio por segregado del que obtenía de Contador a don Francisco Arce, con orden superior, de que arregle sus cuentas con la posible brevedad, y pase a México a donde [folio 35] le dará aquel Señor Virrey igual destino al que tenía en esta Contaduría, y que en ínterin se verifica esta marcha, se le vaya satisfaciendo el sueldo de tal Contador como si estuviera en actual ejercicio, por lo que ya nos hemos desprendido de esta garrapata que bien ostigados nos tenía. No me ha sido posible conseguir que las Niñas Figueroa me entreguen los otros tres pesos de puros que faltan para el completo de los seis que le tengo pagados, y Vm. me tiene pedido, pues me alegan que la niña que los hace, tiempos ha se fue al Curato, pero que cuanto llegue harán los haga y me los entregue para remitir a Vm. lo que verificaré inmediatamente que vengan a mi poder. Espero no eche vm. en olvido mi antiguo encargo de los do cajoncitos de puros, las dos frasqueritas y organito, pues como son encargos me apuran, y me dirá vm. al tiempo de su remisión, el costo de cada cosa para poder satisfacer a los dueños y que vean se han comprado con la mayor comodidad, que así espero de su fineza lo ejecutará Vm. como verdadero amigo. Siento en el alma haya Vm. sufrido el bochorno con el señor Marqués, pero ya hice presente en la casa el motivo de la retardación del entero del dinero, como igualmente lo hice a vm. también. Don José Vitoria de Retes me entregó cincuenta y seis pesos, cinco y medio reales del equívoco de las Planillas; e inmediatamente puse en poder de don Pantaleón del Aguila los cincuenta pesos que vm. me ordena, com se acredita del recibo que acompaño. Quedó solicitando escribiente para esa oficina, el que luego que se presente daré aviso a vm. pues estoy con ansias de hallarle un sujeto que lo alivie en todo, y no lo padezca su salud, que es la que tanto apetezco. Amigo: llevo avacuada toda la contestación que vm. me solicitaba por lo que me parece nada se ha quedado, y si vm. advirtiere alguna cosa que falte, me la apuntará en primera ocasión. Remito la cuenta General de nuestro cargo, para que reconocida por Vm. muy por menor, se sirva decirme si están conformes todas las partidas, y al mismo tiempo, para que le sirva de gobierno, por si quisiese librar [folio 36] algún dinero para lo que se ofrezca, pues siempre se hace preciso tener alguno a prevención para un encargo intempestivo. En esta capital, no aparece a la presente, novedad particular que poder significar a Vm. Se me había pasado en blanco decir a Vm. que habiendo visto al R. P. Fray Juan José López sobre el encargo de la Imagen, me dijo que ya tiene medio asegurado una, pero en fin, que en este correo escribirá a vm. todo por extenso sobre el particular, por lo que no doy a vm. más razón en el asunto. Vm. cuídese mucho y no tirar a atropellar la salud, porque ésta no se consigue muy fácil, y así no hay más que llevar las cosas con parsimonia y frescura, que este es el objeto principal para conservarla; y ofreciendo la que disfruto a su disposición, ruego a Dios, guarde y conserve su apreciable vida muchos años. Nueva Guatemala Junio 9 de 1790. B. L. mano de Vm. su affmo. amigo y seguro servidor José Antonio Araujo. P. D. Tengo otro pico del pescado que cargaré a mi cuenta, luego que lo reconozca, porque ya no hay tiempo.”