Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.163.210.170', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : MARTINEZ GARRIDO, José Longinos : MARTINEZ GARRIDO, José Longinos

Ficha n° 1216

Creada: 19 septiembre 2006
Editada: 19 septiembre 2006
Modificada: 22 noviembre 2012

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 2150 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

MARTINEZ GARRIDO, José Longinos

La presencia en Guatemala de José Longinos Martínez Garrido al final del siglo XVIII es un signo evidente de los nuevos tiempos que estaba viviendo el Imperio español.
firma_afehc_longinos.jpg
Palabras claves :
Naturalista, Ilustración, Gabinete Natural, Medicina
Cargo o principal ocupación:
Profesor de Botánica, Cirujano, Naturalista
Casó:

1María Alday en España

Nació:
El 15 de marzo de 1756 en Calahorra, España
Murió:
El 6 de noviembre de 1802 en Campeche, Yucatán
Padres:

1Antonio Martínez y Ventura Garrido

Resumen:

1

2La presencia en Guatemala de José Longinos Martínez Garrido al final del siglo XVIII es un signo evidente de los nuevos tiempos que estaba viviendo el Imperio español: la Corona estaba bien decidida a acabar con el atraso de España en todos los campos. El Imperio debía ser modernizado, lo que implicaba un mejor conocimiento de sus potencialidades. Los científicos obtuvieron entonces medios financieros considerables para emprender viajes destinados a empadronar la fauna, la flora y los saberes locales…todo lo que al fin de cuentas podía servir para enriquecer a la madre patria.

Estos hombres de ciencia pertenecían a una minoría de reformadores que creían en el advenimiento de una nueva “polis” que ubicaría en su centro los valores del progreso. El final de la vida de este cirujano es mucho más conocido que sus inicios. Desafortunadamente no hemos podido consultar la biografía de José Luis Maldonado Polo que debe contener algunos datos complementarios sobre su familia de origen.

3Martínez Garrido se encontraba en Nueva España en 1787 como miembro de la expedición real que exploraba entonces esta parte del Imperio. Según parece, él mismo fue fundador en abril de 1790 del primer Gabinete de Historia Natural de la ciudad de México – aunque todo se hizo sin permiso real – que fue pensado según el Systema Naturae de Carlos Linneo. El director general de la expedición, el aragonés Martín Sessé, quien tuvo muy malas relaciones con Martínez Garrido, obtuvo el 15 de septiembre de 1794 la autorización de continuar el trabajo “(...)por término de dos años a las Yslas de Barolovento y Costas de Guatemala (...)”. Esta nueva empresa reunió finalmente a tres hombres: el botanista Mociño y el pintor Vicente de la Cerda, además de nuestro cirujano naturalista. Arturo Taracena Arriola en su ensayo sobre “La expedición Científica al Reino de Guatemala” da las informaciones más precisas sobre el itinerario y las actividades en Guatemala de estos tres hombres. Es evidente que estuvieron en contacto con los principales actores de la difusión de las Luces en América Central, y que su presencia contribuyó de manera importante a renovar y a impulsar la vida científica en el Reino.

4 Tras una año de preparativos, Martínez Garrido dejaba la provincia de Oaxaca para atravesar la provincia Chiapaneca y alcanzar la ciudad de Tonalá ¡después de siete meses de viaje! Pasó después a Tapachula antes de tomar la carrera de la cuesta Pacífica, para llegar a finales de junio de 1796 a la ciudad de Guatemala. Ya el 25 de julio Martínez Garrido proponía al Capitán General José Domas y Valle la fundación de un nuevo Gabinete de Historia Natural, lo que hace decir a Arturo Taracena que el hombre tenía un carácter bien vigoroso y bastante individualista, porque emprendía todas estas iniciativas sin que sus colegas estuvieran aun en la ciudad de Guatemala.

5Trabajador infatigable y sostenido por los miembros de la Sociedad local de los Amigos del País, Martínez Garrido pudo invitar a los principales actores de la vida social de la ciudad de Guatemala a la inauguración de su museo el 6 de diciembre de 1796. También tuvo la intensión de perennizar su proyecto y formó a dos discípulos: Antonio María Larrave y Pascasio Ortiz de Letona . Ambos fueron seleccionados con mucho cuidado, y las enseñanzas que recibieron contribuyeron sin lugar a dudas a la formación política del segundo, quien fue un representante de Hidalgo y una de las grandes figuras de la Independencia mexicana. Martínez Garrido actuaba como un visionario, aunque sin tener una clara conciencia de las limitaciones intelectuales locales. Por ejemplo, buscó el apoyo del clero local para facilitar la compilación de las especies naturales, lo que nunca obtuvo. Nuevamente es Arturo Taracena, con un meticuloso trabajo de investigación, quien nos informa sobre los últimos años de su vida en Centroamérica. Emprendió entonces muchos viajes: primero a Sonsonate a principios de 1797 y después a San Salvador, sin llegar hasta Nicaragua. Tenía entonces relaciones cada vez más difíciles con sus colegas de viaje Mociño y De La Cerda, y los viajes se hacían separadamente.

6En marzo de 1798 Mociño partió de Guatemala, pero Martínez Garrido decidió prolongar su estancia oficialmente por razones de salud. Consultó entonces al médico José Antonio Cordova en julio de 1797 por una crisis de asma recurrente. Dos certificados médicos le permitieron prolongar aun más su estancia en Guatemala, mientras la expedición científica a Nueva España se estaba acabando oficialmente. Lo encontramos actuando entonces como médico del Reino y haciendo análisis científicos sobre la producción de pólvora y de salitre en la Antigua Guatemala. Entre 1799 y 1800 la enfermedad ganaba terreno. Padecía de la tuberculosis. Emprendió un nuevo viaje de exploración en marzo de 1801 rumbo al Petén –dejó en ese momento un poder a tres hombres de confianza, Ignacio Guerra Marchan, Tomás Moreda y Gregorio de Urruela–, y seguía recibiendo sueldo de las cajas reales. Entre enero de 1797 y marzo de 1802 recibió así un sueldo acumulado de 13.892 pesos. Tal como había vivido, murió durante un viaje el 6 de noviembre de 1802, y fue enterrado en la iglesia del convento de San José. La mayoría de sus bienes fueron quemados debido a su enfermedad.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.