Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.158.183.188', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : MONTIEL Y DE ALEGRÍA, José Cleto : MONTIEL Y DE ALEGRÍA, José Cleto

Ficha n° 1267

Creada: 06 noviembre 2006
Editada: 06 noviembre 2006
Modificada: 03 junio 2011

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 260 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

MONTIEL Y DE ALEGRÍA, José Cleto

El padre Montiel fue cura de Momostenango (1806-1815) y diputado electo a las Cortes de Cádiz por la región de Los Altos en Guatemala
746
Palabras claves :
Cortes, Diputado, Cura, Regionalismo
Cargo o principal ocupación:
Párroco de Momostenango, Diputado a las Cortès de Cádiz
Nació:
El 26 de abril de 1770, San Sebastián, Santiago de Guatemala
Murió:
En 1815 en Momostenango
Padres:

1Don Pedro Montiel y doña Rafaela de la Alegría, naturales ambos de la ciudad de Guatemala

Resumen:

1
El expediente redactado para poder tomar los hábitos en el colegio seminario de la ciudad de Guatemala nos da su fecha de nacimiento y menciona como padrino a José Valenzuela, un hombre que infelizmente no podemos identificar en la sociedad colonial. Este dato incompleto nos remite al problema siempre agudo de la identificación del medio social de los actores, mientras que la historiografía sólo los mencionan con escasos detalles. Sabemos que el padre Montiel era oriundo de Santiago Guatemala donde nació pocos años antes de que fuese destruida por los terremotos del año de 1773. Cuando José Montiel hizo imprimir su “Relación de méritos y servicios” en 1812, su padre Don Pedro vivía todavía y había servido al Rey durante casi cuatro décadas, como Oficial mayor de la Tesorería General del Tabaco y oficial Tesorero segundo de primero de Alcabala del Reino de Guatemala. Jorge H. González lo menciona también en 1786 como director del nuevo estanco de aguardiente (con un sueldo de 800 pesos) que la Corona estableció entonces en Quezaltenango.

2La familia Montiel formaba parte de los grupos de poder criollo de la Ciudad de Quezaltenango. María Manuela, posiblemente una hermana suya, estaba casada con Toribío José de Fuentes, capitán de granaderos del Batallón de las milicias de Infantería disciplinadas de voluntarios de Fernando VII de la provincia de Quezaltenango. Es posible que la familia Montiel haya decidido radicarse en el pueblo de Quezaltenango para huir de los desastres de 1773.

3 Instruido por los teólogos Bernardo Pavón y José Simeón Cañas , fue admitido al curso de filosofía que inició y concluyó hasta recibir el grado de bachiller en 1786. Sucesivamente cursó las cátedras de teología, escolástica y moral y sagrada escritura en la Real Universidad de San Carlos, y los catedráticos de dichas asignaturas aseguraron que se portaba con honradez y que desempeñaba sus obligaciones con puntualidad. El 24 de febrero de 1798 recibió las órdenes mayores. Ejerció la administración de los sacramentos en el curato de Comalapán por espacio de seis años como ayudante del cura que ejercía en aquella parroquia. A finales de 1803 recibió el título de cura interino de Santiago Atitlán. En febrero de 1806 fue promovido al curato de Momostenango donde se radicó y se quedó hasta su muerte. Según Pedro Cortés y Larraz, en 1770 este pueblo contaba “5350 vecinos todos indios a reserva de muy pocas familias de ladinos, que apenas llegarán a ocho”. Además era un pueblo que conoció en la segunda mitad del siglo XVIII, un periodo de crecimiento demográfico muy marcado, estudiado por Robert M. Carmack, quien habla de un crecimiento del 250 por ciento entre 1714 y 1813. El pueblo era famoso en la diócesis de Guatemala por la gran maestría que llegó a tener en la producción de tejidos (al igual de Chichicastenango y Quezaltenango). De hecho toda la región del occidente de Guatemala concentraba gran cantidad de haciendas especializadas en la ganadería ovina. Esta prosperidad garantizaba al párroco un buen nivel de vida: así una renta evaluada en 3000 pesos anuales por el mismo obispo Pedro Cortés y Larraz en 1770, debía ser todavía mayor en 1810.

4 En 1811 el ayuntamiento Quezalteco había dado su aprobación a las Instrucciones hechas por el cabildo de la ciudad de Guatemala a su diputado Antonio Larrazábal , pero en 1813 las Cortes accedieron a que los Altos de Guatemala tuvieran su propio diputado. Sin embargo, Arturo Taracena afirma que su viaje fue retardado por un problema de remplazo en su parroquia. El libro de gobierno de la diócesis de Guatemala menciona su salida para Cádiz en noviembre de 1813, mientras que su elección remontaba al 28 de abril.

5 Las élites de los Altos de Guatemala le dieron un documento que demuestra un gran anhelo de autonomía. Las reformas que se plantearon eran muy radicales: el diputado debía obtener de las Cortes la implantación de una intendencia, de un obispado, de un Seminario conciliar ¡y de una Audiencia! Rodolfo Hernández Mendez descubrió también que Montiel obtuvo que se realizara un repartimiento nuevo de las tierras que poseían los pueblos de indígenas de las provincias del Reino de Guatemala.

6Para Arturo Taracena el Capitán general José Bustamante y Guerra inició una investigación sobre el origen político de las motivaciones de las élites hecha por Montiel en Cádiz al ministro Miguel de Lardizábal. El fallecimiento de Montiel impidió a la justicia real continuar la encuesta.

7 El padre Montiel, cura de Momostenango, murió repentinamente el 4 de abril de 1815 y fue enterrado en el convento de San Francisco. Tenía apenas 45 años. El 22 del mismo mes y año su madre Rafaela Alegría, entonces viuda, precisaba ante notario que, por la violencia de su enfermedad, su hijo no tuvo tiempo de otorgar su poder para testar como quería a su hermano político Isidoro de Soto, vecino de la ciudad de Guatemala.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.