Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.166.201.210', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Relación de la vida pública del Coronel Guillermo Perks : Relación de la vida pública del Coronel Guillermo Perks

Ficha n° 1270

Creada: 20 noviembre 2006
Editada: 20 noviembre 2006
Modificada: 20 noviembre 2006

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 320 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Relación de la vida pública del Coronel Guillermo Perks

Relación de la vida politica y militar del Coronel Guillermo Perks.
portada_afehc_perks.jpg
Autor:
Guillermo Perks
Fecha:
1826
Texto íntegral:

1Relacion de la vida publica del Coronel Guillermo Perks, Guatemala, 1826, Imprenta Mayor, Casa de Porras:

2Como los hombres comunmente juzgamos solo por lo que vemos y las apariencias son muchas veces contrarias á la esencia real á naturaleza de las cosas, yo me creo hoy en la ncesidad de publicar en Guatemala el objeto de mi venida á esta capital y sucesos de mi vida politica desde mi propio nacimiento.
No intento el pervenir la opinion pública en mi favor para sacar ventajas que antes de ahora pudieran lisongearme: quiero solamente dejar satisfechos á los que me han concodio en el mundo de Colón, y deseo tambien, sosteniendo mi decoro acreditar á mi familia y amígos la verdadera causa de mi dilacion infructuosa en Centro-América.

3Decir uno de si mismo meros bien de lo que puede y debe es necedad y no modestia: contentarse con menos de lo que vale, es cobardía y pusilanimidad, segun Aristoteles,
Essais de Montaigne lib. 2. cap. 6

4RELACION DE LA VIDA POLITICA Y MILITAR DEL CORONEL GUILLERMO PERKS

5 Nací en Londres el dia primero de diciembre del año de 1788 de padres Ingleses, y en octubre de 1789 me alejé de mi patria para habitar la Francia en donde mi Padre no tardó en ser naturazilado y luego empleado como uno de los cuatro Inspectores generales del Cadastro.(registro público de los bienes raizes) Mi educacíon primitiva en la escuela politecnica fué para la carrera diplomatica, adquiriendo con este motivo los conocimiento de varias lenguas,viajando en Alemania , Italia,España y Portugal; pero dotado de una vocacíon esencialmente militar y entuciasmado de los troféos de las banderas francesas en Italia y el Egipto, me decidí por la carrera de las armas.

6 En 1806 alcanzado por las conscripcion, mi familia pudo obtener que yo fuese colocado en la campanía de Guias de S. A. S. el Príncipe de Ponte Carvo (Bernadotte) á pocos meses y á la abértura de la compaña de Prusia, los Guias fueron disueltos, y pasé de subteniente al regiminto segundo de Húsares (Chamborán) : hize la campaña, hallandome en las batallas de Sallefeild, Jena, Lubeck, y Freidland, hasta el tratado de Tilsit.

7 En 1807 hize la campaña de la Pomerania Sueca y sitio de Stralsund, y en seguida pasé á Hamburgo con dicho Príncipe Bernadotte, y empleado como intérprete general de la division española auxîliar de la Francia al mando del Marques de la Romana, que hacía parte del primer cuérpo del ejercito imperial acantonado sobre las riberas del Elba.

8 En 1808 Me hallé en la ocupacion de la Dinamarca, y habiendo recibido, mi cuerpo, 2°de Húsares, la órden de pasar á España, me incorporé en él; encontrandome luego el dia 2 de mayo en Madrid, y despues de la batalla de Baylen en la retirada de dicha capital á Miranda del Ebro, haciendo parte del cuerpo del ejercito mandado por el Mariscal Bessieres. En seguida me hallé en los combates de Durango. Güenes y batalla de Burgos, donde habiendose se distinguido mi regimiento tube la suerte de ser promovido al grado de teniente de la compania de granaderos, y despues del combate de Somosierra llegué otra vez delante de los muros de Madrid. Ocupada ésta capital por las tropas imperiales, el 2.° de Húsares pasó al 6.°cuerpo mandado por el Mariscal Ney,que marchó por el Guadarrama al encuentro del ejército ingles apostado en Benavente.

Habiendose reunido el 1.° de enero de 1809 el 6.°cuerpo al 2.° bájo las órdenes del Mariscal Soult, se persiguió á a los ingleses en una horrorosa retirada desde Astorga hasta la Coruña, donde se dió la famosa batalla, forzando á los ingleses á embarcarse, despues de haber perdido en la retirada y batalla diez y nueve mil hombres: toda su artillería, caballería y equipages, y dejando su general en jefe Moore, muerto en el campo de batalla. Despues me hallé en la ocupacion del ferrol;y de resultas de ésta campaña, tube la gloria de ser nombrado miembro de la Legion de honor. Herido el capitan de mi compañía y mandado yo por ausencia la escolta de Mariscal Ney, tube la fortuna de merecer destinguidas consideraciones de ducho señor Mariscal, agregandome á su estado mayor particular. Me hallé despues en la accion del Mordoñedo, y luego enviado en comision cerca del Mariscal Soult: me encontré en la toma de Oporto y, vuelto al 6.° cuerpo, me hallé igualmente en la ocupacion de las Asturias, combate del Peñaflor, tóma de Oviedo, accion de Gíjon y combate del Puente de Sampayo donde fuí herido en el muslo derecho de un bayonetazo y mi caballo muerto 8 de junio de 1809). En este tiempo, no habiendo recibido el Mariscal Ney, la autorizacion ministerial de mi agregacion á su Estado mayor, tube que seguir mi regimiento, que con la segunda division de caballería ligera pasaba al ejército del Centro, mandado por el Mariscal Jourdan, hallandome en las batallas de Talayera Almonacid y ocupacion de la mancha, á cuya época, habiendo determinado el Rey José la organizacion de su Estado mayor mando pedir á los cuerpos, oficiales capaces y dignos de ser admitidos en él. En esta ocacion merecí de nuevo loa confianza de sus gefes inmediatos y generales de la division, quienes me propusieron para el axámen de la comision y en seguida fuí nombrado capitan, oficial de ordenanza de S. M. luego me hallé en la batalla de Occaña y empleado en varias misiones de importancia hasta el pasage de las lineas de la Sierra Morena, ocupacion de las Andalucías, toma de Granada. De Málaga combate de de Baza, accion de Lorca. ocupacion de murcia y el mando de varias columnas moviles en las Alpujarras y Vega de Granada. Despues de la ocupacion de las Andalucías, el Rey José regresó á Madrid; pero estableciendo en Mariscal Soult mayor general de los ejércitos franceses en España, su cuartel general en Sevilla, y dispensandome S. E. algnna consideracion, manifestó al Rey el deseo de que yo quedase á su lado, y en efecto recibí la orden de quedar como oficial de ordenanza de S. M. en el Estado mayor de dicho Mariscal, hallandome en el sitio de Badajoz, batalla de Albhuera, accion de la venta del Baul, sitio de Cadiz, combate de Bornos y de Fregenal,, sorpresa de Montellano; y en una descubierta cerca de Niebla fuí herido en el brazo derecho de un sablazo. En consecuencia, á propuesta de Mariscal Soult se me decoró Caballero de la orden Real de España con la dotacion de cien pesos annuales. En 1811, fuí encargado de la organizacion de varias compañias de caballeria Española al servicio del Rey José, y del mándo de la plaza de Utrera y su distrito, como tambien en algunas colunnas moviles en el Condado de Niebla, en la Extremadura y en la Serrania de Ronda, teniendo varias acciones de consideracion con las guerrillas.- Fuí hecho prisionero en Ossuna por el General Ballesteros el 21 de julio de 1812,, y cangeado Algeciras, de orden del Mariscal, el 20. de Septiembre del mismo año.

9 De resultas de haberse pérdido la batalla de Salamanca por el Mariscal Marmont, fué preciso levantar el sitio de Cadiz y evacuar las Andalucías, retirandose el Mariscal Soult por Granada y Murcia hasta Valencia, donde se hallaba el Rey José con el ejército del Centro, reunido al cuerpo que mandaba el Mariscal Suchet. Fui entonces destinado para llevar ésta noticia al Emperador y Rey que alcanzé en Magdeburgo, y seguí el Cuartel general imperial hasta su entrada en Russia: volviendo con éste aviso á España, encontré al Mariscal Soult en la ciudad de Toro persiguiendo al ejército Ingles y Portugues mandados por el Duque de Wellington, hallandome en el pasage del Tormes, carga de la Matilla y combate de S. Muñoz, accion delante de ciudad Rodrigo y segunda ocupacion de la Mancha.

10En el curso de éste año fuí encargado de varios parlamentos con los generales Ingleses y Españoles, como tambien herido en el muslo izquierdo de una bala en un encuentro cerca de Villarrobledo.
Luego en 1813, habiendose retirado los Ingleses al Portugal y el ejército Frances en sus cuarteles de invierno en la Mancha, el Mariscal Soult, obtubo la autorizacion de pasar por cuatro meses á París, y á su salida del cuartel general de Toledo solicité el honor de acompañarlo, deseoso de ver á mi familia y al paso por Madrid S.E., no solamente tubo la bondad de facilitarme la licencia; pero como nueva prueba de su afecto y consideracion recibí por sus manos mi nombramiento de Gefe de escuardron, y una carta la mas lísongera del Ministro de a guerra D. Gonzalo Offarril, anunciandome que se había adoptado para los cuerpos de caballeria Española, la traduccion que yo habia hecho al castellano de la ordenanza de caballeria Francesa: en seguida pasé á Paris; pero á los dos meses de mi llegada, el Mariscal Soult fue llamado precpitadamente al ejército de Alemania para reparar los desastres de las armas Francesas en la Russia. Lleno de deseos de acompañar á S.E. Le supliqué me permitiese seguirlo á mi costa y en mi calidad de oficial de ordenanza del Rey José, á lo que consintió; y en las gloriosas batallas de Lutzen, y Bautzen, habiendose cubierto de laureles el célebre Mariscal, su Estado mayor fué distinguido, y yo promovido á oficial de la Legion de honor: un grado mas del que tenia ya en la misma orden.

11A pocos dias, informado el Emperador, de la batalla de Victoria y evacuacion de la España, mandó al Mariscal Soult regresase sin demora alguna para tomar en los Pirinéos el mándo del ejército con titulo de Teniente de S. M. Y. ; y siendo ya disuelto el Estado mayor del Rey José, tube la satisfaccion de ser nombrado Ayudante de campo del Mariscal Soult, hallandome luego en las batallas de Pamplona, Bidasoa, de Sarra, y combate sobre el rio Nivelle, batalla sobre la ribera izquierda del Nive, y batalla sobre la ribera derecha del mismo Nive.

12En 1814, me hallé en el combate de Sauveterre, en la batalla de Ortez, en la accion de Ayre, en la jornada de Tarbe y en la famosa batalla de Toulouse, que terminó la lucha contra el ejercito Anglo-Hispano y Portugues donde veintidos mil franceses al mando del Mariscal Soult, mantubieron el campo de batalla cuarenta y ocho horas, contra sesenta y dos mil hombres, bajo las ordenes del Duque de Wellington.

13La campaña de 1814, en el medio dia de la Francia, será un monumento eterno de gloria para el máriscal Soult, y elo valeroso ejército de su mando tan inferior en número á la fuerza de los enemigos.

14En seguida de ésta batalla, y habiendo subído al trono de Francia la degenerada raza de los Borbones, el ejército del medio dia fue disuelto; y en Junio regresé al seno de mi familia en Paris.
En agosto de este año, solicité la autorizacion de pasar á Londres para conocer mis parientes, y en Octúbre, habiendo sido el Mariscal Soult nombrado Gobernador de la Bretaña y luego Ministro de la guerra, regresé á Francia. A mi llegada fuí nombrado para acompañar al Teniente General Conde de Reynier al Congreso de Viena: Volví á París con pliegos importantisimos del Principe Talleirand, invitando al Rey á mandar tropas acia la frontera de la Ytalia para intimidad á Mura, entonces Rey de Napoles, y estando yo otra vez al lado del Mariscal Soult, Ministro de la Guerra, fuí decorado Caballero de la Orden Real y militar de Sn Luis [9 de febrero de 1815] y en Marzo, habiendo aparecido Napoleon de nuevo sobre el suelo de la Francia, fuí nombrad por dicho Ministro de Guerra para acompañar á Lyon á S.A.R. El Conde de Artois, hoy Carlos X: luego con la entrada del héroe Frances en Grenoble y el entuciasmo con que el soldado se reunia al Gefe que tantas veces lo habia conducido á la victoria, y la resolucion del Cuerpo de Ejército á las ordenes del Mariscal Ney, el Conde de Artois regresó precipitadamente á París y el mismo dia de mi llegada dio el Mariscal Soult su dimision de Ministro de Guerra: En seguida, las noticias de la marcha triunfal del Emperador Napoleon acia su Capital, decidió á los Borbones á salir de nuevo de Francia para conjurar á la Europa entera á teñir su bayonetas en la sangre de sus vasallos.

15En 21 de marzo de 1815 entró en París el vencedor de Austerlitz, y en los primeros dias de Abril, despues de una audiencia con S.M.Y. Y R. salí á una importante mision cerca de S.A.S. El Principe Eugenio entonces en Munick, teniendo por objeto el facilitar la llegada á Francia de la Emperatriz Maria Luisa. Llegué á Strasburgo; pero no obstante mis esfuerzos para llenar bien mi comision, no pude verificarla pues el Congreso de Viena habia decretado que toda comunicacion con la Francia sería interrumpida; y el cordon militar establecido con dicho fin logró impedir un resultado que hubiera salvado á la humanidad para siempre del yugo oneroso de los Borbones y á mi habria hecho feliz.

Quedé en Strasburgo para esperar nuevas ordenes, y en seguida empleado al lado del Teniente General Conde Molitor, Gentil-hombre del Emperador, encargado de organizar y movilizar en el alto y bajo Rhin doce batallones de infanteria y ocho escuadrones de Caballeria. Al poco tiempo. habiendo sido el Mariscal Soult nombrado por S. M. Y. y R. mayor General de los ejércitos Franceses, fuí otra vez llamado á su lado; y despues del memorable Campo de Mayo, donde Napoleon fué de nuevo proclamado Emperador por el pueblo Frances salí de París con el gran cuartel general para el ejército, hallandome en toda la campaña hasta la fatal catastrofe de Waterloo. ¡Dia de dolor y de luto eterno para los soldados de la victima de Santa Elena! Dia de prodigios de valor, y que igualmente reserbó gloria eterna de aquellos que por sus virtudes y magnanimidad, en tantos encuentros hizieron temblar á los que atrevidamente osaron presentarles la frente; mas abandonados por el Dios de los guerreros y vencidos por la traicion, no menos excitaron de nuevo la noble embidia de sus innumerables vencedores, y sucumbiendo á la fuerza; afianzaron la constante memoria del heroísmo sublime. ¡Manes de Napoleon! Hombre incomparable! Quisiera hechar algunas flores sobre tu sepulcro y ocultar el oprobio de mi pais natal! De resultas de dicha batalla, el cuartel general regresó á París, y despues de la abdicacion del Emperador en favor del Rey de Roma Napoleon II: el ejército, conforme al tratado de París, se retiró detras del Loire, y habiendo tomado el mandoel Príncipe de Eckmul [Davoust]. El Mariscal Soult pasó á la casa de campo del General Gerard serca de Tours, en donde á pocos dias recibió la órden real de salir desterrado de Francia. Informado otro Ayudante de Campo y yo de este suceso, nos acercamos al Mariscal silicitando el honor de acompañale y defendersu persona hasta exhalár nuestro ultimo aliento, pues la horrorosa muerte del Mariscal Brune, en Avinion, nos hacía temer que el puñal asesino de la faccion Borbonista, amenazaba los dias de este ilustre guerrero: tuve pues la inestimable satisfaccion de dar esta prueba de mi gratitud y amor á su persona, dejando á S. E. á fines de julio, fuera de la ingrata Francia y en el seno de los parientes de su esposa de su Dusseldorff, en donde despues de haber permanecido algunos dias regresé á París para asistir á los últimos momentos de mi madre; pero no me fué permitido el consolar á mi familia con aquella resignacion que caracteriza al soldado, pues el segundo dia de mi llegada á aquella capital, recibí la orden de salir de ella entre cuarenta y ocho horas y á treinta leguas, por haber acompañado am Mariscal Soult fuera de la Francia, sin haber obtenido un pasaporte ó autorizacion alguna del gobierno, y que indicase el punto que yo habia elegido para mi nuevo domicilio, estando vajo la vigilancia de la alta policía; y despues de haber estado algunos meses en Montargis recibí la órden de pasar á Mauleon, dandome ésta plaza de armas por prision, bajo el supuesto que yo visitaba en Montargis y sus cercanías á los enemigos del gobierno, y que yotentá correspondencias con el Mariscal Soult.

16 Indignado de tantas injusticias y persecuciones, como tambien de los insultos hechos diariamente al antiguo ejercito francés, solicité repetidas veces, pero en vano un pasaporte para la Rusia, la Turquía,ó las Americas ;y en julio de 1816.habiendo solicitado pasar á un consejo de guerra, la autorizacion para que yo volviese á París al lado de mi familia.

17A medidados de 1817, habiendo sido reemplazado el dicho duque en el Ministerio de la guerra por el Mariscal Gouvion St. Cyr, fuí agregado á la inspeccion general del ejército, acompañando al Teniente General Conde Despeaux en su inspeccion de infantería de las divisiones militares 20. 21. y 22. mereciendo á mi regreso á Paris, el ser presentado por dicho Teniente General al Ministro de la guerra con la recomendacion mas lisonjera.

18 En 1818, recibi la orden de acompañar al Teniente General Conde Damás Polar, en su inspeccion de Caballeria en la sexta y septima division militar, y en seguida al Teniente General Conde Guilleminot para fijar los limites entre la Francia y los Paises bajos: á mi regreso tuve la desgracia de perder á mi padre, despues de tantas vejaciones que el había sufrido desde el establecimiento del nuevo gobierno.

19 En virtud de la amnistía del año de 1819, el Mariscal Soult, regresó á París: y habiendo sido S. E. reintegrado Mariscal por Luis XVIII, aunque sin mando, hice de nuevo á su lado las veces de Ayudante de Campo; pero sin carta de servicio ministerial. En este año, decretó el rey la reorganizacion del Estado mayor y tuve la satisfaccion de ser nombrado Teniente Coronel, y conservandoseme en este cuerpo distinguido con el grado de Coronel de caballería.
En 1820, fuí enviad al lado del Teniente General Conde de Esparr, para pasar la revista de inspeccion de varios cuerpos, haciendo parte del cordón sanitario en los Pirineos y, en seguida, habiendo el Duque de Belluno, reemplazado al Mariscal Gouvion St. Cyr en el Ministerio de la gurra, fuí seprado de la inspeccion del ejército, por haber promovido en una de las inspecciones anteriores, la suspension del empleo de un oficial pariente de dicho Duque; pues no ignoraba el ministro que yo habia sido empleado en las inspecciones, por influjo del referido Mariscal Soult, con quien estaba resentido desde el sitio de Cadiz, por haberlo mandado á París para dar cuenta de su conducta observada en la batalla de Chiclana.

20En 1821, no permitiendome el mal estado de mi salud, aceeptar el empleo de Sub-gefe del Estado mayor del Teniente General Conde de Molitor, que mandaba dos divisiones del ejército Frances en España, y la contingencia de mi amistad en Paris con el General Sir Robert Wilson, [digno defensor de la Constitucion Española] cuando este recibio la orden de salir del territorio Frances, circunstancia que dio lugar á nuevas persecuciones del Duque de Belluno, Ministro de la guerra, pues me separó del cuerpo real del Estado mayor y, dejandome al sueldo de oficial disponible, me impidio por este mismo hecho que yo quedase provisionalmente como Ayudante de campo al lado del Mariscal Soult.

21 En Febrero de 1822, indignado de la especie de observacion inquisitorial que me rodeaba, y la casualidad de haberme encontrado con el Conde de St. Chamand, General de Brigada de la guardia real, que en mi presencia dictaba injurias contra el Mariscal Soult, por no haber S.E. Querido acceptar el mándo del ejercito Frances en España; injurias que no pude sufrir sin perder el respeto al referido Conde, pues él mismo habia sido Ayudante de campo del Mariscal; el resultado fué que en la madrugada del día siguiente, el General St. Chamant, recibio una bala en el muslo derecho. Mas como á éste suceso se quiso dar un caracter politico, se expidieron las ordenes de mi arresto; pero en la misma tarde del 1° de Abril, teniendo conocimiento de esta disposicion salí de París y llegué á Dovers al tercer dia, provisto de un pasaporte Ingles que me proporcionó un poderoso amigo.

22 Estoy muy distante de querer vanagloriarme; pero gozando la dulce satisfaccion de haber ciertamente respetado y cumplido con los delicados deberes de un militar, debía ver como somo dolor la destruccion repentina de mi carrera y, de consiguiente, aniquilado el fruto de tantas fatigas y sacrificios. Era preciso, pues, alejarme de las riberas que fueron testigas del incontrastable empeño que siempre me animó de recompensar con la gratitud á la nacion que tan generosa me había honrado, contandome en el numero de sus adorados y benemeritos defensores.
Abatido en extremo por el curel destino, y separado de los objetos mas caros de mi familia y amigos, no me quedaba otro consuelo que la fuerte persuasion de la conciencia, de sufrir injustamente con el vivo deseo de justificar mi conducta politica, que fué causa de semejante pero desmerecida desdicha; y al efecto dirigí desde Dovers, una exposicion al Duque de Belluno, con fecha 5 de Abril, que se ha isnertado en el Morning Herald de Londres y su ultimo parrafo dice así:
« Tal ha sido Señor Mariscal, mi conducta desde 1815 y nada tengo que reprocharme, pero: que los Borbones aprendan que no se ataca impunemente la opinion ensencialmente constitucional del hombre que siente su dignidad y, que bajo las bandejas de Napoleon el Grande, ha servido catorce años, siempre con honor, muchas veces con gloria; que ellos aprendan tambien: que el soberano desprecio que me han inspirado, me impone el sagrado deber de jamas acordar á los Borbones el honor de contarme en el numero de sus subditos, pues en adeltante, ellos me hallaran siempre en su presencia para demarcar su mala fé y politica infame ».

23Despues de haber quedado en Dovers tres semanas para esperar mis equipages y noticias de París, pasé á Londres al lado de mi hermana; y en 1823 deseosa de subir al Rhin y pasar algunos meses en la Suisa la acompañé, regresando otra vez á Londres en Septiembre del mismo año.
A medidados de 1824, la casa de los Señores Ladbroke de Londres, con quien un tio moi tiene relacion de interes, me propuso pasar a la Jamaica para arreglar un asunto con la casa del Señor Bernaby Maddan de Kingston, lo que no pude terminar sin ir á Puerto-Principe para exijir el ultimo págo de una contrata de armas y municiones, celebrada con el gobierno de la República de Haity. Habiendose verificado esto, segun mis deseos, fuí á New York donde llegué en Enero de 1825.
A fines de febrero, pasé á Philadelphia para visitar al príncipe José Napoleon, y allí recibí cartas de Londres, convidandome á ir á México para averiguar el verdadero estado de ciertas minas, en las cuales, mi tio tiene invertidos fondos considerables como accionista. Desde luego, con un pasaporte del Cónsul Británico, me embarqué en Philadelphia para Alvarado, y llegué el 8 de abril: en seguida pasé á Jalapa, donde hice conocimiento con un cierto Courtois Saint Clair, haciendo el viage á Mejico en su compañia. A mi llegada, y conforme al objeto de mi venida, me ocupé detenidamente en averiguar el verdadero estado de aquellas minas, en los distritos de Guanajuato y San Luis Potosí, de cuyas resultas tube algunas altercaciones con el Ministro Don Lucas Alaman, pues sus informes enviados á Londres, no convenian con lo que yo tenia visto y oido, acerca de su verdadero estado, y los accionistas en Europa habian sido indignamente engañados. Esta asercion de mi parte, fué precursora de mis disgutos con el referido Ministro.

24Teniendo datos inequivocos de que el referido Courtois St. Clair era un agente del gobierno frances ó español, y temiendo ser comprometido con él por mis relaciones desde Jalapa, creí conveniente el entregar al Sr. Ward Encargado de negocios de S.M. B. en Méjico, dos cartas que yo había recibido del dicho St. Clair, y remitido desde Puebla á un amigo moi en Alvarado para que las encaminase á la Havana; pero conocindo este sugeto al Sr. Courtois de algunos años atras, se determinó á abrir sus cartas, persuadido de que la salud de la pátria debía preferir á cualquier otra consideracion particular, y me las devolvió invitandome á romper luego toda conexion con el referido St. Clair; me expuso tambien todo cuanto sabía sobre su vida politica, manifestandome al mismo tiempo toda su inquietud por el riego á que yo podía quedar comprometido.

25 En efecto, St. Clair no tardó en ser arrestado como espía del General Vives gobernador de la Havana; pero con la proteccion decidida que le acreditaba el Ministro de relaciones D. Lucas Alaman, para quien él había traido cartas de recomendacion, el Sr. St. Clair, á pocos dias de su prision, fué conducido bájo buena escolta á embarcarse en Tampico para la Havana, en lugar de ser considerado y tratado como espía ni mas ni menos. Pero antes de su salida de la capital, dió á entender que á su llegada á la Havana ó á Paris, publicaría su viaje á Mejico, en cuya obra, el Coronel Perks, figuraría como el autor de su captura y destierro. Efectivamente yo había entregado sus cartas al Sr. Ward; pero como lo hiciera ecsigiendo de éste su palabra de honor para no usar jamas de mi nombre en el particular, quedé satisfecho de que solo en el caso de verme comprometido por algun incidente del asunto de St. Clair podría Ward declarar la prevencion que yo le había hecho sobre él.

Mas él Sr. Ward, me faltó, y esto sin un motivo urgente, pues cuando yo le entregué las referidas cartas, escritas en el mes de abril, ya el supremo gobierno Mejicano tenía en su poder cartas de St. Clair, interceptadas en el mes de marzo, [como consta del interrogatorio que le hizo sufrir el fiscal D José Basilio Guerra] es decir: tres semanas antes de mi llegada á Jalapa, donde conocí por la primera vez al tal Courtois St. Clair. Indignado de este procedimiento publiqué una obrita titulada: Relacion del viaje de M. Courtois St. Clair á Mejico por Simeon el Franco, uno de sus mejores amigos‘’ en la que se halla el mencionado interrogatorio. En este tiempo, tube el honor de conócer al Señor Mayorga, Ministro de Centro-américa en Mejico, é informado éste Señor de las ofertas que se me hicieron para quedar al servicio de aquella República, me manifestó el deseo de que yo pasase al de su nacion ponderandome las ventajas que ofrecia aquí la carrera militar, en vista de la falta de oficiales facultativos y persuadido de que yo sería desde luego admitido. Asique, dirijí desde Mejico una solicitud, puesto que mi vocacion asencialmente militar me inclina siempre á continuar dicha carrera, no obstante mis repetidos esfuerzos para abandonarla y ocuparme en asuntos de comercio ó agricultura y, finalmente en fuerza de las reiteradas instancias del Señor Mayorga, me determiné á salir de Mejico para Guatemala; al efecto, presenté como Ingles mi pasaporte al Señor Ward para que él pusiese su visto bueno; pero en virtud de mis altercaciones con dicha agente, y el haber declarado á la faz del mundo en la relacion del viage á Mejico de Mr. Courtois St. Clair: ‘’ 0 ‘’ no quiso considerarme como subdito Britanico, negandome el correspondiente visto bueno, pues en hecho de haber servido bajo las aguilas francesas, á la epoca en que estaba en guerra con la gran Bretaña, y en cuya tan reñida lucha, su ecsistencia misma como nacion era precaria, me privaba de los derechos de subdito Britanico; pero no obstante, el Señor Ward me dirigió una nota para el Señor Ministro de relaciones Don Lucas Alaman haciendole presente mi situacion. Dicho Ministro contestó al Señor Ward: ‘’ que él me consideraria como uno de aquellos extrangeros residentes en Mejico sin Agente diplomatico de su pais, y que son obligados por la Constitucion á solicitar de las autoridades locales del Estado en que se hallen, de las cuales, en caso de translacion, recibiran sus debidos pasaportes.’‘ Con éste avíso, que me fué comunicado poe el Señor Ward, el 21 de Julio, me presenté al Señor Ministro de relaciones Alaman; pero en el momento que S. E. supo que mi destino era para Guatemala, no me fué posible obtener un pasaporte á pesar de mis repetidas instancias para el efecto, pues á mas del odio personal que me tenia dicho Ministro, ecsistia la contingencia de que las tropas Mejicanas, á las ordenes del General Anaya, estaban en marcha para acercarse á las fronteras de Centro-américa y, por consiguiente era otro motivo para empedir mi viage á dicha República. Pero en consideracion á la urgencia de mi llegada á Guatemala, el Señor Mayorga tuvo á bien librarme un pasaporte con el cual salí de Mejico el 24 de Julio y el 7 de Agosto llegué á Oaxaca.- Al segundo dia supe que un caballero nombrado Don Carlos Bork. estaba detenido, bajo el supuesto de que era el Coronel Perks. Con ésta noticia pasé inmediatamente á verme con el Gobernador del Estado exijiendo desde luego que al Señor Bork se pusiera en libertad, puesto que yo era el Coronel Perks. Y le pedí me diese una copia de la orden por la cual estaba autorizado para detenerme en seguida presenté mi pasaporte para Guatemala, firmado por el Señor Mayorga, el cual fué consíderado como nulo, y retirado por el Gobernador, exijiendome le diese fianza; pero S. S. tuvo á bien de aceptar mi palabra de honor obligandome á esperar en Oaxaca en resultado de éste escandalo. Desde alli, informé al Señor Mayorga del insulto echo al Gobierno de Guatemala, por el desprecio del pasaporte de su Ministro, como tambien de los perjuicios que podian resultar de mi detencion, pues en el mencionado pasaporte estaba yo designado como oficial portador de pliegos de importancia de dicho Ministro para su Gobierno: circunstancias respetada en todos los paises del mundo, que debia mas bien facilitar auxilios que impedir mi viage; pero con fecha 20 de Agosto me contestó el Señor Mayorga diciendo: que el Ministro de relaciones. Alaman, le habia prometido escribirle luego sobre el caso, mas habian pasado tres dias sin que lo hubiese verificado y temia que con malvados pretextos trataban de que yo siguiese la ruta de Guatemala. En efecto, con la misma fecha 20 de Agosto, recibi por manos del Gobernador del Estado, un pasaporte de Ministro relaciones del tenor siguiente. La formula y sigue: ‘’_ Concedo libre y seguro pasaporte al Coronel estrangero Perks para que salga de la República, pasando de la Capital del Estado de Oaxaca en que se halla á embarcarse por uno de los puntos de Vera-Cruz ó Alvarado.’‘_- Procedimiento atroz, pues en el hecho mismo de ir á Guatemala con el pasaporte del señor Mayorga, salía de la república Mejicana y, el obligarme á salir por los puertos de Vera-Cruz ó Alvarado, era directa y positivamente impedir que yo fuese á Guatemala. Esta maldad es incontestable y notoria; pero no fué el termino de la infamia del Ministro Alaman y sus satélites, pues cuando me supieron siguiendo este camino, osaron indicar con el objeto de justificar su conducta acia mi persona: que yo era un Agente de la Santa Liga y, como enemigos declarados de Centro America, procuraban impedir de este modo que yo fuese admitido al servicio de la República. En esta situacion, dirigí en 30 de Agosto, por conducto del Sr. Mayorga una fuerte representacion á la Camara de Senadores contra el Ministro de relaciones D. Lucas Alaman, como también una protestacion legál al mismo efecto que deposité en manos del Gobernador del Estado de Oaxáca; (_) y despues de haber quedado tres semanas detenido de dicha Ciudad y no pudiendo comprehender la dilacion del Sr. Mayorga, en no exijir una completa satisfaccion por el desprecio hecho á su pasaporte, como tambien la manifestacion de datos positivos que justificasen las cuusas de impedir mi venida á Guatemala pues si al pasaporte que me habia librado faltaba el _visto bueno _ del Ministro Alaman, no era culpa mia, y en ningun caso daba motivo de cambiar mi destino. En estas circunstancias la dignidad y caracter público del Sr. Mayorga, le imponia el deber de ecsijir imperiosamente que yo siguiese mi camino á esta Capital, expidiendome un pasaporte suyo revestido del visto bueno del Ministro Alaman, á lo que ste ultimo no se hubiera negado si el Sr. Mayorga lo solicitara por los medios que estaban á su alcance como Ministro Plenipotenciario.para dar laultima ptueva del alto desprcio que me habia inspirado aquel Ministro de relaciones y sus sateiltes , tomo desde luego la resolucion de continar mi viage por tierra á Guatemala, por lo que pude verificar bajo el nombre y en compañia de mi amigo Mr. Luis Vordet de Beaufort quien me faborecio con su pasaporte, usando él de otro que tenia cuando emigró de España.

26 Asi hicimos nuestro viaje, logrando eludir las ordenes del Sr. Alaman á quien tuve la satisfaccion de escribir desde la raya anunciandole mi destino; y á mi llegada á Guatemala sin duda hubiera publicado todos estos incidentes; pero supe luego la justa caida de aquel Ministro, cuyo suceso fué bastante á desarmar mi enojo, pues siempre he sabido respetar la desgracia de mis contrarios.

27 Cuando llegué á ésta Capital, reiteré la oferta de mis conocimientos militares, pues como he dicho antes: el Sr. Mayorga, me habia asegurado que en el momento que yo llegase seria admitido como Coronel al servicio de esta República; y las instancias de dicho Sr. Fueron tan urgentes, que no, esperé la contestacion de la solicitud que habia dirigido á este efecto al Supremo Gobierno; recomendada particularmente por el referido Ministro. -Elevé al alto conocimiento del Poder Executivo el motivo de mi venida y manifestando detenidamente todo lo ocurrido con el Sr. Mayorga, solicité en virtud de sus ofrecimientos el mencionado despacho; pero despues de haber pasado cinco meses en esta Capital, he creido deber formár el concepto de que: ó mis servicios no se han considerado necesarios á la República, ó que las promesas del Sr; Mayorga no fueron cumplidas como lo ecsigía el caracter y dignidad de un Ministro plenipotenciario de una nacion, respecto á sus convenios; – mas habiendo escrito á mi familia y amigos sobre lo ya referido con el dicho Señor, persuadido de la certeza que tenia y debía yo tener despues de lo pactado con él, he creído indispensable provar con la evidencia de los mismos hechos, que no ha sido por culpa mia, el no ver aun realizado mis deseos y los comprometimientos de aquel Ministro.

28 Hé aquí la narracion fiel de mi vida pública, expuesta con la cinceridad que caracteriza al Militar que jamas ha transijido con los debéres del honor, sintiendo la vanidad de contarse entre los que desean la felicidad de esta república. Guatemala 1.° de abril de 1826.

Guillermo Perks.

29
N.1. El C. Francisco Lopez de Iturribarria, Secretario del Despacho del Superior Gobierno del Estado libre de Oajaca.
Certifico: que el archivo de esta Secretaria se halla la Suprema orden del tenor siguiente: _
Primera Secretaria de Estado. Seccion de Gobierno*
Excmo. Sr._ El Coronel extrangero Perks, que aunque nasido, en Inglaterra, no es conocido como Ingles por los Agentes Diplotaticos de su S. M. B. cerda de este supremo Gobierno, á causa de haber éstado años al servicio de Francia, despreciando las disposiciones dictadas á cerca del uso de pasaportes para los que entran, y salen en esta República se ha ido, segun se asegura, hácia Guatemala por la via de éste Estado en cuya virtud há resuelto el Exmo. Señor Presidente que V. E. se sirva estar muy á la mira, haciendosele presente el el momento que llegue, y ecsigiendole la manifestacion del debido pasaporte de este Ministerio, lo cual no verificandose, lo detenga dando cuenta por mi conducto, sin permitirle pasar ádelante, ni tomar otra direccion hasta nueva órden: lo que comunico á V. E. para su cumplimiento. Dios guarde á V. E. muchos años Mejico 27 de Julio de 1825. *Alaman * Aqui una rubrica* Exmo Señor Gobernador del Estado de Oaxaca. A pedimiento de la parte de lo que es Guillermo Perks? Y de órden del Exmo. Señor Gobernador, doy el presente en Oaxaca á once de Agosto de mil ochocientos veinte y cinco.* Francisco Lopez. N.2. Antes de mi salida de Mejico para Guatemala, como Ingles presenté mi pasaporte al Señor Ward Agente Britanico, para que pusiese su _ visto bueno_ pero me negó bajo pretextos rediculos como expresa la Nota fecha 27 de Julio que V. E. á recibido del Ministro de relaciones Don Lucas Alaman. En seguida me dirigí á dicho Ministro de relaciones conforme al aviso del mismo Señor Ward, pero despues de repetidas instancias durante tres dias consecutivosno pude lograr de dicho Ministro un pasaporte; los motivos ignóro. En esta situacion, y vasta la urgencia de mi pronta llegada á Guatemala. el S. Mayorga Ministro Plenipotenciario de la República federal de Centro-América, juzgó por conveniente el concederme un pasaporte, conforme al derecho que le dá su autoridad diplomática. Provisto de este pasaporte, ¡qual debe haber sido mi sorpresa quando al segundo dia de mi llegada á Oajaca supe que un Señor Bork estaba detenido bajo el supesto que el era el Coronel Perks ! Desde luego me presenté á V. E. que me comunicó una orden del Ministro de relaciones Don Lucas Alaman impidiendo que yo continuase mi viage á Guatemala ó tomase otra direccion sin un pasaporte expreso de dicho Ministro. Toda injusta y arbitraria que me pareció esta orden Ministerial no la he respetado menos dando al momento aviso al Señor Mayorga, para descargo de mi responsabilidad como portador de pliegos de importancia para su Gobierno como tambien del desprecio de su pasaporte.

Tan extraño procedimiento, que por cierto es sin exemplo en todos los Gabinetes extrangeros, viene de aumentarse con el itinerario que me ha sido trazado en el pasaporte que el Ministro de relaciones ha enviado, y que V. E. me ha hecho el honor de remitirme esta mañana: itinerario por el cual yo debo salir de esta República por Vera-Cruz ó Alvarado, donde reina una enfermedad contagiosa en el extremo, á demas que en aquellos puertos son muy raras las ocasiones de poderse embarcar para las costas de Centro-américa. No obstante de todo, no estoy nenos determinado de irme á Orizaba y alli esperar ocasion oportuna para embarcarme Alvarado para Guatemala. Por lo tanto tengo el honor de remitir á V. E. la adjunta protestacion contra el Ministro de relaciones Don Lucas Alaman, despreciando soberanamente el odioso caracter que él la satélites han querido atribuir al objeto de mi viage á Mijico; pues durante los quatro meses de mi paradero en esa Capital, no se atrevieron á manifestar opinion tan infame; pero si cuando supieron que yo estaba en camino para Guatemala, pues como enemigos de la república de Centro-américa, se lisongean de impedir mi marcha y anular mi admision al servicio de dicho gobierno; pero no á Guatemala iré, por que los hombres como yo instruidos á la escuela de Napoleon; aborrecer las intrígas y desprecian las calumnias; para ellos es menester hechos. Finalmente, las naciones, las menos civilizadas sabrán la indignacion: que se ha forzado de la manera la mae feroz á un extrangero sin acusacion ó delito alguno ,‘ara salir de reina la mas contagiosa .- Dios guarde á V. E. muchos años Oajaca 26 de agosto de 1825. – Guillermo Perks.- Al Exmo. Sr. Gobernador del Estado libre de Oajaca.

30N.3.
Protestacion que hace Guillermo Perks, Oficial de la Legion de Honor, Caballero de la Orden Real y Militar de S. Luis, y de la Ex Orden Real de España, Ex Teniente Coronel del Cuerpo Real del Estado Mayor con grado de Coronel de Caballería y Ex Ayudante de Campo de S E. el Mariscal Soult Duque de Dalmatcia, contra el Ministro de Relaciones de la República Mejicana D. Lucas Alaman.

Considerando que el Ministro de Relaciones D. Lucas Alaman, há obrado contra los derechos de las gentes, impidiendo mi tranquíla marcha desde Méjico á la República de Centro-américa: Protesto contra la conducta que se ha tenido en cuanto á mi persona, y forzosa detencion de veintidos dias en Oaxaca por orden del Ministro de Relaciones D. Lucas Alaman: Protesto contra la conducta y declaro al Ministro D. Lucas Alaman como solo y único responsable de los perjuicios que pueden resultar de dicha detencion, como tambien de haberme obligado á salir de esta República por puntos determinados y donde reina la contagiosa enfermedad de bómito negro: Protesto contra la conducta y declaro al Ministro D. Lucas Alaman como único y solo responsable y ademas sujeto al justo motivo de queja que se le ha dado á la República federal de Centro-América, por el desprecio del pasaporte de su Ministro, como tambien del acto hostíl de que estando en paz embaraze la marcha de individuos de otras naciones á aquella repúplica.

31 Por tanto firmo y sello la presente en Oaxaca en dia 26. de agosto de 1825. – Guillermo Perks.

32 N. 4.
En consideracion de mi responsabilidad á cerca del Supremo Gobierno de la República de Centro-América por el justo motivo de queja que se le ha dado, por el desprecio del pasaporte de su Ministro y pérjuicios resultantes, es de mi deber el requerir la devolucion de mi pasaporte para Guatemala, firmado del Exmo. Sr. Mayorga Ministro Plenipotenciario de la República de Centro-América.

33 Pues la restitucion de dicho posaporte ó una denegacion motivada de V. E. es indispensable; bájo el supuesto, que á demas de mi responsabilidad hácia el Gobierno de Guatemala; me es forzóso el hacerme de todos los documentos legales y necesarios para poder promover que se exîja la responsabilidad del Sr, Ministro de Relaciones D. Lucas Alaman; y el dár toda la publicidad posible de su conducta; como tambien el de hacer presente al Gobierno de S. M. B. las dificultades que yo he tenido con el Sr. Ward su agente diplotático en Mejico.

Dios guarde á V. E. muchos años. Oajaca 28 de Agosto de 1825.- Guillermo Perks.- Al Exmo. Sr. Gobernador del Estado libre de Oajaca. N. 5. Asi la representacion que U. S. me dirigió, como el pasaporte con que se presentó el librado por el Sr. Plenipotenciario de la República de Centro-América serca del Supremo gobierno de la de México, los he remitido á éste, á virtud de la orden de 24 del corriente, que me fué comunicada por el Ministro de Relaciones, y es la misma que puse en la inteligencia de U. S. teniendo el honor de decirselo en contestacion á su oficio de 28. que trata de ésta materia. Dios y Libertad. Oajaca Agosto 29 de 1825 * José Iganacio Morales. – Al Coronel Guillermo Perks. Los documentos referidos son copia fiel de los originales que conservo en mi poder. Guatemala 1.° de abril de 1826. Guillermo Perks. _Copia de la Representacion que dirigi desde Oaxaca, á los Exmos. Señores Secreterios de la cámara de Senadores de los Estados Federales Mejicanos contra el Ministro de Relaciones D. Lucas Alaman. _ EXMOS. SEÑORES. En el año de 1788. todavia el regazo de mi Madre, me alejé de las riberas de Inglaterra, y en la bella Francia en donde se pasaron los dichosos dias de mi jubentud. Mi padre desde luego habia sido naturalizado, y gozaba de los derechos de Ciudadano Frances; mas tarde alcansado por la conscripcion, tube que servir á la Francia: mi carrera militar, sin vanagloriarme, fue brillante; pero los acaecimientos de 1815. mudaron mi posicion, tanto, que en 1822. hallandome en oposicion á la faccion Borbonista que deshonra la Francia, me fué forzoso el alejarme de aquel País que tanto he amado, y buscar un asilo en la Inglaterra mi Patria. Despues, he estado tres años en Inglaterra disfrutando de los derechos de un Ciudadano Ingles, respetado y protegido, como tambien estimado por mi opinion, y considerado como un veterano de los ejércitos de Napoleon de Grande.

34 hace un año que me embarqué en Londres para la Jamaica, por asuntos de familia; de alli, abordo de un Buque de guerra de S. M. B. pasé á la República de Haity, cuyo Gobierno me trató con la mayor distincion y afecto; en seguida llegué á los Estados- Unidos del Norte.

En el mes de Marzo último, estando en Philadelfia, recibí cartas de Londres convidandome á pasar á Mejico para averiguar en verdadero estado de unas ciertas minas en lo qual un Tio moi, tiene invertidos fondos inconsiderables como accionista; desde luego obtube del Cónsul General Britanico un pasaporte para Mejico, donde yo tenia por entendido se habian proclamado felizmente los principios y doctrinas de la libertad del hombre. Pero una dolorosa experiencia me ha hecho sentir el peso de la mayor arbitrariedad. Me ha hecho conocer que el Ministro de Relaciones D. Lucas Alaman obra como proceden los que exîsten en las Monarquias absolutas. Traté de salir de Mejico para Guatemala y con este fin precenté como Ingles mi pasaporte al Sr. Ward, Agente Britanico para que él pusiese su _ visto bueno; _ pero como yo he tenido el honor de servir 14. años bajo las banderas de Napoleon, decho Agente Diplomatico. Tuvo á bien denegarme su _ visto bueno, _ diciendo que en virtud de mis servisios en Francia no podia él considerarme como subdito Britanico: alegacion absurda por no decir otra cosa, _ pues Ingleses naturalizados en los Estados Unidos del Norte, y tomados por los Ingleses á bordo de Buques, bájo vanderas de dichos Estados Unidos; han sido considerados y tratados por el mismo Gobierno Ingles, como subditos Britanicos. En esta inteligencia ¿como es posible que yo no sea considerado como subdito Britanico, habiendo sido nacido en Inglaterra, de padres Ingleses, y que á la edad de 21 años [conforme á la ley ]no habia sido naturalizado en Francia, á demas de que en 1822. época de mis alternaciones con el Gobierno actual de la Francia, no fui considerado como Frances, sinembargo de mis 14. años de servicio bájo sus vanderas.?

35 Nobstante, el Señor Ward agente Britanico, tuvo á bien el darme una carta para el Señor Ministro de Relaciones, hasiendole presente mi situacion; Dicho Ministro contesto al Señor Ward diciendo: ,, que él estaba en su mismo parecer en quanto á la imposibilidad de darme un pasaporte pero que en conseqüencia, él me consideraria como uno de aquellos Extrangeros recientes en Mejico sin agente Diplomatico de su Pais, y que son obligados por la Constitucion á solicitar de las autoridades locales del Estado en que se hallen, de los quales, en caso de traslacion, recibiran sus debidos pasaportes. ‘’

Con este aviso, que me fué comunicado por el S. Ward en 21. de Julio, me presenté al Sr. Ministro de Relaciones Alaman: Su exelencia me dirigió al Sr. Gobernador del Estado; allí, fué nacesario presentar el pasaporte con que yo habia venido á Mejico: esto éra impocible, pues el Agente Diplomático Ingles habia tenido por conveniente el confiscarlo; [cosa muy extraña ]entonces se me dijo, que no se podia darme en pasaporte sin órden del Sr. Ministro de Relaciones y á demas: que siendo Guatemala fuera de los limites de la República de Mejico no era en las atribuciones del Sr. Gobernador del estado el darme un pasaporte; por ultimo observé que el mismo Ministro de Relaciones me habia enviado al Sr. Gobernador para tomar el dicho pasaporte para Guatemala; pero todo fué en vano. En esta cituacion y no sabiendo que partido tomar, comunique al Sr. Ceruti Secretario del mismo Sr. Alaman las palabras de dicho Ministro de la carta del Sr. Ward, relativas á mi pasaporte, como tambien de las dificultades que yo habia tenido con el S. Gobernador del Estado. En seguida el Sr. Ministro de Relaciones, y volvio diciendome, _ que el Sr. Ward era dueño de decir lo que le pareciese en el particular: que me viese de nuevo con el Gobernador de Estado. – _ Observé que este paso sería inutil, y finalmente me dijo _ viese al Sr. Mayorga Ministro de Guatemala; _ por lo tanto, es evidente que no me fué posible el obtener mi pasaporte del Ministro de Relaciones.

36 Vista la urgencia de mi llegada á Guatemala, en cumplimiento de las obligaciones que yo tenía contrahidas con el Exmo Sr. Mayorga, tubo á bien este Sr. El concederme un pasaporte para Guatemala, conforme al derecho incontestable que le dá su autoridad diplomática.

Provisto de dicho pasaporte salí de Mejico el 24. de Julio; pasé algunos dias en Puebla, y el 7. de agosto llegué á Oajaca. Al segundo dia de mi llegada y de pura casualidad fuí informado que un Caballero nombrado D. Carlos Bork, estaba detenido en ésta bajo el supuesto que él era el Coronel Perks; y esto sin ninguna otra prueba legal ó convincente que _ Bork_ se escrive con una K; como Perks. Con esta noticia pasé inmediatamente á verme con el Sr. Gobernador de este Estado exigiendole desde luego que el Sr. Bork fuese puesto en libertad, puesto que yo era el Coronel Perks, y que como tal debia ser considerado desde el momento: pidiendo se me diese una copia de la órden por la cual el Sr,Gobernador estaba autorizado para detenerme: cuya copia tengo el honor de acompaña adjunta, [N. 1°] En seguida presenté al S. Gobernador del Estado mi pasaporte para Guatemala, firmado por el Exmo. Sr. Mayorga Ministro Plenipotenciario de la República federal de Centro-América; el cuyo pasaporte estoy designado como _ Oficial Superior, portador de pliegos de importancia de dicho Ministro para su gobierno. _ Sin embargo, en virtud del oficio del Sr. Ministro de Relaciones á dicho Gobernador fecha 27 de Julio: el pasaporte del Exmo. Sr. Mayorga fué considerado como nulo y retenido por el Gobernador, que desde luego exigió que le diese fiador, pero S; Exelencia tubo á bien de aceptar la palabra de un soldado que jamas á transigido con el honor.

37 ¿como es posible, que el Sr. Ministro de relaciones, en su oficio al Gobernador de este Estado, diga _ que yo he despreciado las disposiciones dictadas acerca del uso de pasaportes para los que entran y salen en esta República. _ Quando el Sr. Ministro de relaciones no ignora todos los pasos que yo he dado, y mis instancias á Su Exelencia mismo, sin poder obtener un pasaporte ? _ Esto es íncreible,

Resuelto á esperar en Oajaca el resultado de _ este grande escandalo, informé inmediatamente el Exmo. Sr. Mayorga del insulto hecho al Gobierno de Guatemala, por el desprecio del pasaporte de su Ministro, como tambien de los perjuicios que pueden resultar de mi detencion, _pues la calificacion de Oficial Superior portador de Pliegos de un Ministro para su Gobierno, es un sagrado pasaporte en los paises los mas despóticos,y respetado por los Ministros los mas arbitrarioS. ¿Mas cual fué mi sorpresa cuando recibíuna carta del Exmo. Sr. Mayorga fecha 20 de Agosto, diciendo que el Sr. Ministro de relaciones, habia prometido el escribirle luego luego, largamente sobre el particular; pero que tres dias se habian pasado y no lo habia verificado ? Cual fué mi sarpresa, digo, cuando bajo la misma fecha 20 de Agosto, recibo por mano del Sr. Gobernador de este Estado un pasaporte del Sr. Ministro de relaciones, del tenór siguiente: La formula y sigue: _ Concedo libre y seguro pasaporte al Coronel extrangero Perks para que salga de la República pasando de la Capital del Estado de Oajaca en que se halla, á embarcarse por uno de los puertos de Veracruz ó Alvarado. Es constante y notorio, que con pasaporte del Exmo. Sr. Mayorga yo caminaba para salir de esta República yendo á Guatemala; ¿ cómo entonces es posible que de órden del Sr.Ministro de relaciones D. Lucas Alamán, se me ha detenido en Oajaca tres semanas para que luego, el mismo Ministro de relaciones haga que se me retire el pasaporte que yo tenia para darme otro ,mandando que yo salga de la República por puertos dende reina una enfermedad la mas cruel, la mas contagiosa, pues los propios indigenas son diariamente victimas de su malignidad y con mucho mas motivo un extrangero? Si el Sr. Gobernador de Oajaca me hubiera dicho que al pasaporte del Sr. Mayorga faltaba el visto bueno del Sr. Ministro de relaciones y que era preciso que yo me detuviese en Oaxaca, mientras que Su Exelencia enviaba mi pasaporte á Mejico, todo seria en el orden; pero faltáse ó no faltáse esta formalidad no es culpa mia, y en ningun caso un motivo para obligarme á salir de la República por puntos determinados y cavalmente por puertos dende existe el bómito negro en toda su fuerza. Bájo esta inteligencia y considerando que el Sr. Ministro de relaciones ha obrado contra el derecho de las gentes, tuve por conveniente en 26 Agosto el depositar en manos del Sr. Gobernador del Estado, una protestacion contra la conducta del Sr. Ministro de relaciones D. Lucas Alamán, declarandole personalmente responsable de los perjuicios que pueden resultar en la detencion de los pliegos á mi cargo, y el detrimento de mis intereses particulares ( copias adjuntas N. 2 y 3 ) En seguida me pareció necesario reclamar del Sr. Gobernador la restitucion de mi pasaporte para Guatemala; pero sin efecto como consta por los adjuntos oficios (N. 4 y 5 ) El obligarme á salir de esta República por los puertos de Veracruz ó Alvarado, es impedir mi marcha á Guatemala pues? Con que derecho puede el Sr. Ministro de relaciones cambiar mi destino cuando por el echo mismo de mi ida á Guatemala salgo de la República.? Si tengo delito que se me forme causa: que se me hagan cargos, y si no lo tengo, ¿ por que se me embaraza salir de este pais al punto que á mi me encomode? – Este es un procedimiento despótico, y que merece que por el se exija la responsabilidad al Ministro de relaciones D. Lucas Alamán ; hacerle pagar todo los perjuicios y á demás: sugeto al justo motivo de queja que le ha dado á República de Centro-América por el desprecio del pasaporte de su Ministro, como tambien del acto hostíl que estando en paz embaraze la marcha de individuos de otras Naciones á aquella República. Todo lo que espero que VV. EE, se sirvan poner en conocimiento de la Camara, para que mande lo conveniente en desagravio y desonor de la Nacion Mejicana, y de un extrangero un soldado que la suerte de veintiuna Batalla ha respetado y que pide justicia sobre el suelo Mejicano dende un patriotista ardiente ha tenido el valor de romper los hierros del despotismo para enarbolar el estandarte de las libertades públicas. Ruego á Dios por la vida de VV. EE. muchos años Oaxaca 30 de Agosto de 1825. Guillermo Perks

38

39

Fuentes :

Biblioteca Nacional de Guatemala