Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.158.183.188', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : GARCÍA DE VARGAS Y RIVERA, Don Fray Juan Manuel de : GARCÍA DE VARGAS Y RIVERA, Don Fray Juan Manuel de

Ficha n° 1280

Creada: 29 noviembre 2006
Editada: 29 noviembre 2006
Modificada: 13 agosto 2007

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 400 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

GARCÍA DE VARGAS Y RIVERA, Don Fray Juan Manuel de

Según el «compendio» de Domingo Juarros, el obispo de Chiapas Juan Manuel García de Vargas de Rivera, oriundo de Lima, fue electo obispo de Chiapas el año de 1769 y era religioso de la Orden de Nuestra Señora de la Merced.
Cargo o principal ocupación:
Obispo de Chiapas
Nació:
Lima, Perú
Murió:
1774 en San Bartolome, Chiapas
Padres:

1Se Ignora

Resumen:

1Según el « compendio » de Domingo Juarros, el obispo de Chiapas Juan Manuel García de Vargas de Rivera, oriundo de Lima, fue electo obispo de Chiapas el año de 1769 y era religioso de la Orden de Nuestra Señora de la Merced. Es interesante considerar que existe muy poca información sobre este religioso, son muy pocos los datos que cubren apenas los treinta años después de su fallecimiento —datos que nos dan información sobre las pocas relaciones que unían las diócesis de Guatemala y Chiapas—. De hecho sólo algunas investigaciones realizadas en Lima nos ayudan a conocer algunos datos sobre su familia de origen, y lo que pudo motivar su viaje a Madrid. Sólo sabemos que dejó Cádiz y pasó a las Indias en mayo de 1770 junto con las siguientes personas: Nicolás, notario, fraile mercedario, confesor y capellán; Juan Sanchez de Bustos, clérigo de órdenes menores, natural de Castellar de Santiago; Blas Gorriz y Zuza, clérigo de tonsura, natural de Aoiz, hijo de Pedro Jerónimo de Gorriz y de Juana María de Zuza y Aoiz; Juan Antonio Rubio, natural de Madrid, hijo de Pedro Rubio y de María Marañon, y Francisco Javier Rodríguez, natural de Madrid, hijo de Juan Rodríguez y de María Magdalena García.

2 Según Christelle Malaure, García de Vargas desempeñó una gran actividad pastoral y logró visitar tres veces su diócesis, y murió durante la tercera visita en el pueblo de San Bartolomé. Estaba consciente de que su diócesis padecía de un recorte parroquial muy desigual y quería conocerla bien antes de proponer soluciones. Según Malaure, quien hizo sus cálculos en base a los datos proporcionados por el obispo, en promedio habían 397 tributarios (con un mínimo de 25 y un máximo de 1.476). Jorge Luján Muñoz ha reproducido en la revista Mesoamérica parte de la documentación compilado por el obispo y conservada en el Archivo General de Indias. Según este autor, la primera visita tuvo lugar entre el 28 de septiembre de 1771 y junio del año siguiente. Dato que nos llama la atención, puesto que aparece en los libros de cuentas de la Real Hacienda que en mayo de 1772 entregó en las cajas reales 453 pesos por la mesada y 18 por ciento correspondiente a las rentas y obvenciones de aquella mitra. Es posible que haya utilizado los recursos que los obispos solían recobrar durante sus visitas pastorales para pagar este cuantioso impuesto real. La segunda visita la hizo entre fines de 1773 y los primeros meses del año siguiente. Jorge Luján Muñoz piensa que este prelado era también un hombre representativo del despotismo ilustrado.

3 De hecho hay algunos indicios que hacen pensar que se trata de un hombre que llegó a Chiapas con el deseo de emprender reformas. Solicitó que los bienes de la Compañía fueran cedidos para la fundación del Seminario Conciliar de Ciudad Real, que ocupó el antiguo edificio de la Orden como sede el 23 de diciembre de 1772. Para administrar este centro de educación nombró al arcediano Francisco Navarro y Mercato (1772-1773) y después al padre José Joaquín de Velasco Campo. En su lucha a favor de sus feligreses, en 1771, hizo traer maíz de Quezaltenango para terminar con la falta de granos. (Hacia 1770 una epidemia de langostas terminó con las siembras y se perdieron 8.000 vidas, según el obispo). También trató de encontrar soluciones al problema del abasto de agua en Ciudad Real.

4 Robert Wassertrom insiste sobre su actitud voluntarista en la cuestión de la secularización de los curatos que pertenenecían a los dominicos. Aunque este proceso formó parte de la política general de la Corona que buscaba devolver a los obispos mas poderes de administración en el Imperio español, la région chiapaneca era un feudo de la orden de Santo Domingo. Sirviéndose de la considerable influencia que los dominicos tenían en la corte, dicho en palabras de nuestro mismo obispo —citado por Antonio Garcia de León— de “un poder todopoderoso más allá de la vida y la muerte”, los frailes habían conservado el control de la mayoría de la población chiapaneca. Sin embargo, desde la real cédula de febrero de 1753, los obispos se encontraban con instrumentos más efectivos para socavar la resistencia de los mendicantes: podían colocar a presbíteros calificados en las doctrinas vacantes. Según Wassertrom, Garcia de Vargas decidió reunir entre el 15 de abril y 12 de junio de 1771 un cuerpo de jueces especiales, designado por él, para secularizar virtualmente todas las parroquias de la provincia. En esta pugna parece que los dominicos recibieron el apoyo local del alcalde mayor de Tuxtla, Juan de Oliver.

5Aunque la información de los documentos no permite tener una completa seguridad, consideramos que el obispo utilizó su posición de poder para convencer a un pariente suyo (seguramente hermano) Juan Esteban García de Vargas y Rivera, para hacer el viaje de Lima hacia Ciudad Real. Este sacerdote había sido canónigo del cabildo eclesiástico de Ciudad Real hasta 1790 y uno de los pocos licenciados y doctores —graduado en la universidad de Lima donde había sido abogado asesor de la ciudad y del Consulado— de la región chiapaneca. Sabemos que en 1775 fue nombrado para ocupar el curato de Escuintla de Chiapas en lugar de Manuel Chacón, quien había fallecido poco tiempo después del fallecimiento del obispo. En 1801, este Juan Esteban se hallaba procesado y se encontraba recluso, en virtud de una real cédula, y suspendido de su oficio y de su beneficio desde el año de 1790.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.