Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.80.198.222', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : ORDOÑEZ Y AGUIAR, Ramón de : ORDOÑEZ Y AGUIAR, Ramón de

Ficha n° 1461

Creada: 04 mayo 2007
Editada: 04 mayo 2007
Modificada: 11 febrero 2014

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 1520 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

ORDOÑEZ Y AGUIAR, Ramón de

Entre los miembros más influyentes de la sociedad criolla de la villa de Ciudad Real a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX está sin duda alguna el canónigo Ramón Ordóñez y Aguiar.
1064
Palabras claves :
Palenque, Canónigo, Pleito, Familia de Poder
Cargo o principal ocupación:
Canónigo del cabildo eclesiástico de Ciudad Real (Chiapas)
Nació:
en Ciudad Real, Chiapas
Murió:
en 1825 en Ciudad Real (¿)
Padres:

1Nicolás Ordóñez de Villaquirán, Sargento Mayor y doña María de Aguiar y Seixas, nieto por parte paterna de D. Pasqual Ordóñez de Villaquirán, y de doña Marina de Solis; segundo nieto de D. Nicolas Ordóñez de Villaquirán, y de doña Andrea Melendez; tercer nieto de D. Alonso Ordóñez de Villaquirán, natural de la villa de Illescas en Castilla la Vieja, Alferez de Conquista en la Provincia de Prospero, hermano de D. Diego Ordóñez de Villaquirán, Cavallero del Orden de Calatrava, capitán General de dicha Conquista, y de doña Maria de Meneses.

Resumen:

1
Entre los miembros más influyentes de la sociedad criolla de la villa de Ciudad Real a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX está sin duda alguna el canónigo Ramón Ordóñez y Aguiar.

2Nativo de Ciudad Real, estaba sin embargo emparentado por la línea materna con algunos grupos de poder de la ciudad de Guadalajara. Una tía suya, María Ignacia Aguiar y Seijas, se había casado con el oidor de México Francisco Antonio de Velasco y Rodera, lo que la acercaba con el Presidente de la Audiencia de Guadalajara, Roque Abarca. La familia de nuestro biografiado era bastante extensa: le conocemos dos hermanos uno cura en Chiapas, José, otro Manuel quien fue doctor y rector del Colegio Mayor de Santa Maria de todos los Santos en la Ciudad de México, y dos hermanas Maria Teresa y Antonia Rosa.

3 Al analizar una edición que Antonio del Río hizo sobre las ruinas de Palenque, el historiador Roberto Romero Sandoval confirma que Ramón de Ordóñez y Aguiar era: una persona ampliamente conocida dentro de los círculos intelectuales de Guatemala. Formó alrededor de él una tertulia de “investigadores” para elucidar el origen y la fundación de Palenque: incluía al dominico fray Tomás Luis de Roca, al comerciante y regidor de la Ciudad de Guatemala José Miguel de San Juan, al coronel Felipe Sesma y al doctor italiano Pablo Félix Cabrera.

4 De hecho, el nombre de Ramón Ordóñez y Aguiar está vinculado con el hallazgo mismo de las ruinas, puesto que en 1773 había enviado a investigar al sitio a Esteban Gutiérrez de la Torre, a Nicolás de Velasco y a su propio hermano, José Ordóñez. Según L. Lothrop, un sobrino suyo le contó que el padre Antonio Solís, antiguo cura de Tumbalá, había visto las ruinas (aunque es muy probable que las ruinas hayan sido descubiertas por los indígenas y que le hayan enseñado el lugar al padre cura, quien no se aventuraba solo en la selva).

5 No se sabe por qué ambos hermanos presentaron su informe sobre las ruinas ante la Real Audiencia de Guatemala más de diez años después, en 1784. El presidente de la Audiencia pidió entonces al teniente de la alcaldía, José Calderón, y al arquitecto Antonio Bernasconi , proseguir las investigaciones. Este último rindió su informe en junio de 1785 acompañado de planos y dibujos destinados al Marqués de Sonora. Más tarde, se organizó una segunda expedición dirigida por el capitán de artillería Antonio del Río, acompañado del artista pintor Ricardo Armendáriz, quien hizo 30 dibujos de las piezas más importantes de Palenque.

6 A raíz del descubrimiento escribió su obra Historia de la creación del cielo y de la tierra, la cual le valió un ruidoso pleito en 1794, que ganó ante la Real Audiencia de Guatemala contra Pablo Félix Cabrera, por haber plagiado sus ideas y sus escritos, en particular su fantástica teoría de los orígenes de los indígenas en el Continente Americano. Para que el lector pueda medir el nivel de los ataques que se producieron a raíz de este pleito citamos este comentario que Cabrera hubiera escrito al lado de las pruebas de limpieza de sangre del canónigo Ordoñez: “todo esto es mentira, este colegial y su familiar son ordoñez fingidos, su padre que falsamente supone haberlo sido el sargento mayor Nicolas Ordoñez de Villaquiran, no fue sargento mayor ni siquiera cabo de esquadron sino un pleybeyo infame hijo de un frayle y una yndia mexicana prostituta.”

En esta época vivió algún tiempo en la Ciudad de Guatemala, pues aceptó apadrinar a Ramón Ignacio, hijo del impresor Ignacio Beteta y de María Josefa Cervantes.

7 En 1801, de regreso a Chiapas, fue nombrado canónigo interino de la diócesis y fue también catedrático de teología en el Colegio Tridentino.

8Cuando en enero de 1808 el viajero austriaco Guillermo Dupaix pasó por Chiapas, Ordóñez fue el consejero inevitable porque se sabía del papel que había jugado para dar a conocer las ruinas de Palenque.

9 Su poder en la diócesis tuvo múltiples acepciones, como solía suceder. Fue Provisor Vicario General, Juez de Testamos y Obras Pías, y Comisario del Santo Oficio, funciones acumuladas ambas en la década de 1810 (quizá lo fue también la década anterior). En abril de 1819 aparecía como fundador de la Sociedad Económica de los Amigos del País de Ciudad Real de Chiapas . Era entonces arcediano. Envió a la Nueva Guatemala, en agosto de 1818, muestras de la grana que se cultivaba en Chiapas. Se interesó muy de cerca en las labores realizadas por la Sociedad, puesto que proporcionó en agosto de 1822 sugerentes noticias sobre la navegación en el río Tulijá.

10Falleció a mediados de 1825, según documento albergado en el Archivo del Poder Judicial del Estado en San Cristóbal de Las Casas. Esta fecha también se deduce de la información proporcionada por Jan de Vos sobre la obra de Ordóñez, Historia del cielo y de la tierra, la cual nunca fue terminada y que fuera hallada en 1825 por el general Juan Pablo Anaya entre sus papeles personales y publicada en México en 1907.

11

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.