Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('23.20.192.147', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : articulos : Esbozo de las relaciones entre Francia y Guatemala (1823-1954) : Esbozo de las relaciones entre Francia y Guatemala (1823-1954)

Ficha n° 1497

Creada: 23 mayo 2007
Editada: 23 mayo 2007
Modificada: 27 noviembre 2012

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 5550 (aprox.)

Autor de la ficha:

Arturo TARACENA ARRIOLA

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Esbozo de las relaciones entre Francia y Guatemala (1823-1954)

De la República Federal a la coyuntura abierta por la Segunda Guerra Mundial.
Palabras claves :
Francia, Relación bilaterales, Diplomacia
Autor(es):
Arturo Taracena Arriola
Categoria:
Inédito
Fecha:
2007
Texto íntegral:

1

La República Federal de Centro América y los primeros franceses, 1823-1831.

2En el contexto de la Independencia del antiguo Reino de Guatemala y la formación de la República Federal de Centro América, antiguos militares franceses de las guerras napoleónicas y de las luchas de independencia en Sudamérica vinieron a ofrecer sus servicios en el istmo. Pronto jugaron un papel importante en la política centroamericana y en las guerras federales. Entre ellos destacan los generales Nicolas Raoul e Isidore Saget, Henri Terralonge y los oficiales Aluard, Courbal, Duplessis, Gibourdel y Goudot.

3Asimismo, es el momento en que se instalaron los primeros comerciantes franceses en los cinco estados en que se compone la Federación. Sobresalen entre ellos Augustin Longer en Costa Rica; Jacques Millet en Nicaragua, Pierre Gommer y Cary en Honduras; Louis Gibourdel en El Salvador; Charles Vinchon de Quemont, Pierre Jourdan, Barneaud, Vatelain, Capuron, Courbal, y Salaberry en Guatemala. En esta ciudad también residían el médico Jean-Baptiste Fauconnier y el músico François Laumonier. En junio de 1827, las casas comerciales Franque Paumelle Fils y Co. de Le Havre y J. Line Chauviteau y Co. de París inauguran una línea de navegación entre Le Havre y Omoa, cuyo primer navío es la goleta “El Correo de Guatemala”, al mando del capitán Lambert. El agente en Guatemala era Nicolas Lebre. Finalmente, en 1825, la nueva República centroamericana otorga la nacionalidad a dos primeros franceses, los doctores Fauconnier y Pierre-Joseph Gourmez.

4A nivel de las relaciones diplomáticas, Francia inició los primeros contactos para entablar relaciones comerciales con la República Federal desde 1827, cuando le dio el cargo de “chargé de mission” a Vinchon de Quemont, quien pasó a informar de los sucesos centroamericanos al Quai d’Orsay hasta la caída de la monarquía borbónica en 1830. En noviembre de 1830, el gobierno francés tomó la decisión de establecer relaciones diplomáticas con Centroamérica como parte de la política de desarrollo capitalista promovida por el triunfo de la monarquía burguesa encabezada por Louis-Philippe I.

El difícil camino de las relaciones bilaterales, 1831-1846.

5A final de se año, el gobierno francés envió al capitán de fragata Duhaut-Cilly al mando de la corbeta “Diane” como portador de una oferta para un tratado bilateral con la República Federal. Al mismo tiempo, Duhaut-Cilly fue portador del reconocimiento oficial francés de la Independencia centroamericana, el cual fue conocido en Guatemala el 2 de marzo de ese año. Por su parte, la República Federal tendría que mandar un plenipotenciario a Francia, cargo para el que nombrado Próspero Herrera. De las negociaciones de Herrera surgió un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación, el cual no fue ratificado por el Senado centroamericano en sus sesiones del año 1832, por considerarlo lesivo a los intereses territoriales del istmo. Ello trajo como consecuencia el enfriamiento de las relaciones franco–centroamericanas hasta el año de 1836.

6En octubre de 1831, en esa coyuntura, el gobierno francés había tomado la decisión que el cónsul general francés en México cubriese la misión de cónsul y encargado de negocios provisorio en Centroamérica. El primero en asumir el cargo fue Adrien Cochelet, quien en 1832 fue sustituido por el vicecónsul Bernard de Claraimbault.

7No fue sino hasta 27 de junio de 1836, que Augustin Mahelin presentó credenciales en la capital federal de San Salvador, asistiendo a la clausura de las sesiones del Congreso federal. Estuvo en al cargo hasta 1839. El 14 de agosto de 1840 Albert Huet fue nombrado cónsul general para Centroamérica, con sede en Guatemala, pero sólo llegó a tomar posesión de su cargo hasta el 6 de abril de 1842, el cual cubrió hasta 1846.

8Es de señalar que durante esta etapa de las relaciones franco-centroamericanas se dio el inicio del interés científico (arqueológico y etnográfico) de la academia francesa en Guatemala. El mérito corresponde al irlandés Juan Galindo, quien en su papel de coronel del ejército federal y como jefe departamental de El Petén, visitó las ruinas de Palenque en 1831 y tres años más tarde exploró las de Copán cumpliendo con la decisión del jefe de Estado Mariano Gálvez de hacer el inventario de las riquezas arqueológicas de Centroamérica. Galindo remitió sus informes a la Societé de Géographie de Paris. En 1837, la Imprenta de la Nueva Academia de Ciencias de Guatemala imprimió un extracto de la Relación sobre el concurso relativo a la Geografía y a las Antigüedades de la América Central, presentado a la Société por Charles Walkenaer y Edmé Jomard.

La firma del Tratado de Amistad, Comercio y Navegación y el inicio del interés científico francés en Guatemala, 1847-1895.

9Mahelin fue sustituido por Jean Marie Baradère, quien el 8 de marzo de 1848 obtuvo la firma de un Tratado de Amistad, Comercio y Navegación entre Francia y Guatemala. Su contraparte guatemalteca fue José María Rodríguez, Secretario de Estado y del Despacho de Negocios Extranjeros. El 6 de septiembre de 1849, el encargado de negocios de Guatemala, José María Saravia, pidió explicaciones suplementarias al Tratado, pues Francia se había convertido en una República debido a los sucesos de junio.

10En ese contexto se da la época de oro de las investigaciones francesas en Guatemala. La primera comienza con el viaje de Arthur Morelet. Este entró a suelo guatemalteco por El Petén en el curso de 1847, para luego descender a la capital, Antigua y terminar embarcándose rumbo a Francia en Izabal, en enero de 1848. La narración de su viaje y observaciones científicas las publicó bajo el título de Voyage dans l’Amérique Centrale, l’ile de Cuba et le Yucatán , (Paris, 1857). Posteriormente, llegó a ser presidente de la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Dijon. Existe una edición en español de la obra publicada en 1990 por la Academia de Geografía e Historia de Guatemala bajo el título de Viaje a América central. (Yucatán y Guatemala).

11En febrero de 1855 llegó a Guatemala el abate Charles Etienne Brasseur de Bourbourg. Provenía de México, donde en 1851 había publicado sus Cuatro cartas de Introducción a la Historia de las Naciones Civilizadas de México y América Central. Al poco tiempo de estar en suelo guatemalteco fue nombrado cura de Rabinal, cargo que ocupó hasta 1857, cuando regresó a Francia. Ya allí leyó en la Société de Géographie su relato Aperçu d’un Voyage dans les Etats de San Salvador et de Guatemala., el cual fue editado ese mismo año.

12En 1859, volvió a Guatemala, donde visita las ruinas de Zaculeu, Iximché, Utatlán y recorre las Verapaces, e Izabal. De nuevo en Francia publicó su Voyage sur l’ Isthme de Tehuantepec dans les Etats de Chiapas et la République de Guatémala . Executé dans les années 1859 et 1860 (Paris, 1861). Ese mismo año a pareció su versión del Popol Vuh bajo el título Popol Vuh. Le Livre Sacré et les Mythes de l’ Antiquité Américaine avec les livres héroïques et historiques des Quichés.

13En el año 1862 aparecieron en París su Sommaire des Voyages et des travaux de Géographie, d’ Histoire, d’ Archéologie et de Théologie Américaines y su Grammaire de la Langue Quiché, que contiene el texto del “Rabinal Achí” y de la cual existe una edición guatemalteca aparecida en 1961. Finalmente, en 1871, fue editada póstumamente su Bibliotheque Mexico-Guatémalienne. Précedé d’ un coup d’oeil sur les Etudes Américaines.

14En lo individual, la labor de Brasseur fue favorecida por la actividad del cónsul general de Francia para Centroamérica, Léonce Angrand, quien estuvo en Guatemala hasta 1856. A su regreso a París, al igual que el abate, transportó una importante colección de impresos y manuscritos centroamericanos, los que actualmente forman parte del fondo “Angrand” de la Bibliotheque Nationale de Paris. En esa entonces era Ministro Plenipotenciario de Guatemala en Francia, Juan de Francisco Martín, quien durante la guerra contra los filibusteros al mando de Wiliam Walker, realizó gestiones en busca del apoyo europeo a Centroamérica.

15En lo político, ésta fue favorecida por el respaldo francés y del gobierno conservador de Guatemala al Imperio mexicano de Maximiliano de Habsburgo y por el interés personal del Napoleón III en la realización del canal interoceánico por Nicaragua. Testimonio de ello es la actividad en el istmo de Félix Belly, quien dejó obra A travers l’ Amérique Centrale. Le Nicaragua et le Canal Interocéanique (1867) y de J. Laférrière, autor de De Paris à Guatémala. Notes des Voyages au Centre-Amérique, (1877).

16Este es el período en que vino a vivir a Guatemala el empresario Jules Rossignon, quien fue uno de los primeros cultivadores de café para exportación. Instalado desde 1854 en Cobán, Rossignon se dedicó al estudio de los productos tropicales y en 1859 publicó en París su Manual del cultivo del café, cacao, vainilla y tabaco en la América Española y todas sus aplicaciones. Luego, se imprimió Porvenir de la Verapaz de la República de Guatemala. Memoria dedicada al Consulado de Comercio de Guatemala. Impresa por orden de la misma Corporación (Guatemala, 1861).

17Sin embargo, es en el periódico de La Sociedad Económica, donde escribió la mayor parte de sus trabajos científicos. Póstumamente, la Secretaría de Fomento de México editó en 1884 su Manual del Cultivo del añil y del nopal o sea, extracción del índigo. Educación y cosecha de la cochinilla. Extracción de los principios colorantes de varias plantas tintóreas.

18 A partir de la década de 1870, importantes obras de autores guatemaltecos empezaron a ser impresas en parís, producto del hecho que la capital francesa se había convertido en el centro de la cultura mundial. Sobresale entre éstas, la obra de José Batres Montúfar Poesías de José Batres Montúfar, natural de Guatemala, editada por la Librería de Garnier Hnos., en 1882.

19 En la Exposición Mundial de 1889, en la cual participa Guatemala, el presidente, general Manuel Lisandro Barillas, obtiene la medalla de oro al mejor productor de café. Un año después, F. Bianconi y Crisanto Medina publican el mapa de la République du Guatemala, en el marco de la “Collection des Études Générales Géographiques. Cartes Commerciales, Physiques, Politiques, Administratives, Routièrs, Ethnographiques, Minières et Agricoles“. De hecho, buena parte de los mapas guatemaltecos y centroamericanos del siglo XIX fueron editados en Francia.

20En la continuación de la labor académica francesa van a interesarse una serie de científicos y diplomáticos franceses, entre los que sobresalen Henri Bourgeois, quien estuvo encargado de una misión científica francesa en Centroamérica en 1872 y el equipo integrado por Dollfus y Monserrat, que publicó un estudio geológico del país bajo el título de Voyage Géologique dans les Républiques du Guatémala et du Salvador. Estos y otros trabajos se encuentran en el Musée d’ Histoire Naturelle.

21En el dominio del estudio de los mayas, los herederos de Brasseur fueron Léon de Rosny, autor entre otras obras de L’ interprétation des anciens textes mayas (1875), Mémoire sur la numération dans la langue et dans l’ écriture sacrée des anciens Mayas (1875), Essai sur le déchiffrement de l’ écriture hiératique de l’ Amérique Centrale (1876) y Le Codex Troano et l’ écriture hiératique de l’ Amérique Centrale (1878), así como el conde Henri de Charency, quien es autor de Recherches sur le Codex Troano (1877) y de “Etude sur la langue Mam” en Actes du 7ème. Congrès des Américanistes.

22Por su parte Raymond Pilet, expuso su trabajo “Mélodies Populaires des Indiens du Guatémala” en el Congreso de Americanistas de París, el año de 1892. Pilet había ocupado con anterioridad un cargo diplomático en Guatemala, siendo protagonista de un “affaire” diplomático entre los dos países.

23En ese momento existen alrededor de 25 grandes plantadores y comerciantes franceses viviendo en Guatemala, entre los que destacaban y dejaron descendencia Bouscayrol (trigo y azúcar), Tible (comercio), Bertrand (café), Bertholin (cerveza), du Tiel (azúcar), Cabarrus (azúcar y café). Este último, Edouard Tallein de Cabarrus, fue cónsul general de Francia entre 1862 y 1876.

24 Las estadísticas muestran que población francesa en Guatemala pasó de 178 personas en 1880 a 272 en 1893, representando el 12% de la población europea, la cual se elevaba a 2284 individuos.

El impasse de las relaciones comerciales y el auge de las relaciones culturales, 1895-1930

25 A finales del siglo XIX, las relaciones comerciales y diplomáticas de Francia con Guatemala vivían ya en un segundo plano frente a la creciente injerencia de Estados Unidos y Alemania en Centroamérica. Durante la mayor parte de ese siglo, las importaciones de Guatemala habían estado dominadas por Inglaterra, seguida de Francia, Alemania y Estados Unidos. Sin embargo, en 1879, Estados Unidos rebasó a Francia y Alemania y en 1889 a Inglaterra. A su vez, Francia fue rebasada por Alemania. Es así que, en 1872 las importaciones de Guatemala desde Francia representaban el 19.02%, mientras que en 1898 habían caído al 5.60%. De trasfondo estaba el fracaso francés en la construcción del Canal de Panamá por Ferdinad Lesseps, a raíz del escándalo de 1892.

26Aunque esta tendencia a la baja continuaría durante la primera mitad del siglo XX, en esa coyuntura de disputa de la política imperialista entre las grandes potencias, varios diplomáticos y “chargé de mission” se desplazaron al istmo y escribieron libros tratando de estimular la inversión y la emigración francesas en Centroamérica. Sobresalen, Rodolphe Saillard y sus “Souvenirs du Guatémala” aparecidos en la revista Le Tour du Monde (1904), las obras de Desiré Pector, Les richesses de l’ Amérique Centrale (1908); de L. Davion y C. Loretz, L’ Avenir du Guatémala. Ses ressources, sa prosperité, sa population et ses mœurs (1909); y de Maurice de Périgny, Les Cinq Républiques de la Amérique Centrale (1917).

27Con la llegada a la presidencia de guatemalteca del general José María Reina Barrios, quien se educó en París, se dio un relanzamiento de las relaciones diplomáticas entre Francia y América Central la cual se tradujo en la firma de varios tratados: Convención sobre la Protección a la Propiedad Científica, Literaria y Artística, suscrita por Muñoz y Challet (1895), Convenio sobre Propiedad Industrial, Marcas de Fábrica y Comercial, también suscrita por Muñoz y Challet (1897) y Convención de patentes de Invención, por Toledo Herrarte y d’Avril (1915).

28Para la diplomacia guatemalteca en Francia este es uno de los puntos culminantes, con la presencia del Dr. Fernando Cruz, Ministro Plenipotenciario en París. Como secretario de la embajada actuaba el poeta Domingo Estrado. Ambos fueron enterrados en el cementerio de Passy, junto a la hija del primero, la poeta María Cruz. De esta sobre salen sus Lettres de l’ Inde, (Evreux, 1916). Los restos de estos tres ilustres guatemaltecos fueron repatriados en 1960. Asimismo, hace época en París el cronista Enrique Gómez Carrillo, quien está enterrado en el cementerio de Père Lachaise.

29Por otra parte, el escultor francés Robert Marie Carrière-Belleuse realizó en 1892 la escultura monumental el mausoleo del general Justo Rufino Barrios en el Cementerio General de la ciudad de Guatemala.

30En el plano científico y cultural, sobresalen los estudios de los franceses E. T. Hamy, conservador del Museo de Etnografía de París, especialmente en su obra Decades Americanae. Mémoires d’ Archéologie et d’ Ethnographie Américaines (1898). Y, sobre todo, las de Georges Raynaud, profesor de la Ecole des Hautes Etudes, Les Manuscrits Précolombiens (1893), Les Dieux, les Héros et les Hommes de l’ ancien Guatémala d’ apres le livre du Conseil (1925), cuya versión española apareció editada en París dos años más tarde en colaboración con Miguel Angel Asturias y José María González de Mendoza, y del Rabinal Achí, traducido en colaboración de Luis Cardoza y Aragón. Asimismo, Genet y Chelbatz publicaron en 1927 su Histoire des Peuples Mayas – Quichés y en 1934 aparece el primer número de la Revue des Etudes Mayas – Quichés, dirigida por Jean Genet.

31 De hecho, decenas de guatemaltecos van a estudiar a Francia. Además de Asturias y Cardoza y Aragón, sobresalen en el campo de la medicina el doctor Rodolfo Robles, descubridor de la transmisión de la onchocercosis americana y Rodolfo Herrera; en la plástica, los pintores Carlos Mérida y Carlos Valenti; en el de la pedagogía, Jorge Luis Arriola, en la diplomacia, Enrique Muñoz Meany, etc. En París, Cardoza y Aragón publica sus dos primeros volúmenes de poesía, Luna Park (1925) y Maelström (1926), influido por el movimiento surrealista y, a su vez, en colaboración con Adolphe de la Falgairolle, Asturias publica La Revue du Guatemala (1928-1929), mientras es corresponsal del diario El Imparcial y escribe sus Leyendas de Guatemala.

32En 1920, luego del triunfo del movimiento Unionista, es fundada en la ciudad de Guatemala la sede de la Alliance Francaise, por iniciativa de una serie de familias guatemaltecas de origen galo. Sin embargo, a raíz del golpe de estado del general José María Orellana en diciembre de 1921, el expresidente Carlos Herrera y el obispo José Piñol y Batres se exilan en París.

33 A nivel de la historia de la aviación guatemalteca, en 1912 se dio en la ciudad de Guatemala la demostración de los aviadores franceses Paul Wyss y F. Durafour. Luego, en 1918 llegó la primera misión militar de la aviación francesa y en 1921 la segunda, a raíz de la cual se fundó la Escuela de Aviación Nacional bajo la supervisión del ingeniero Edgard Jeanneau.

34Después de la Primera Guerra Mundial, la búsqueda de nuevos espacios comerciales por parte de Francia y Guatemala se vio respaldada con la firma de una Convención Comercial (1922) y de un Convenio Postal (1924), suscritos por Recinos y Ravelli. Luego, en 1937, Guatemala y Francia suscriben un Arreglo Comercial Provisional, que da paso al Tratado de Comercio en 1938, firmado por Salazar y Lavondés.

La coyuntura abierta por la segunda Guerra Mundial, 1944-1954

35Una vez realizada la Revolución de Octubre de 1944, la política exterior de Guatemala favoreció la lucha contra el fascismo. Como delegado en Centroamérica de la France Libre y del Gobierno Provisorio del general Charles De Gaulle llega a Guatemala, Gilbert Medioni, quien a la liberación pasó a ser encargado de América Latina en el Quai d’Orsay y desde ese puesto favoreció la interlocución con dos grandes embajadores de Guatemala en Francia, Enrique Muñoz Meany (1945-1947) y Luis Cardoza y Aragón (1949-1950). Desde París se impulsaron dos de los ejes de la política exterior de la Revolución guatemalteca: la defensa de la república Española y la creación del Estado de Israel.

36El primero de ellos había hecho el elogio de las relaciones franco-guatemaltecas en su famoso discurso “_Fidelidad del Espíritu francés_” (1945) y en 1947 pasó a integrar el comité de honor de la sede guatemalteca de La Fédération des Peuples Latins, con sede en París y dirigida por G. E. Biessy. Además integraban dicho comité, los escritores Luis Cardoza y Aragón, Flavio Herrera, Jorge Luis Arriola y Federico Hernández de León, quien era su secretario.

37 El 26 de septiembre de 1950, se pactó por intercambio de cartas un Acuerdo Cultural entre Guatemala y Francia. Luego, durante la intervención armada contra el gobierno del presidente Jacobo Arbenz en 1954, Francia adoptó un papel de cuestionamiento frente a la posición norteamericana en el seno del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas de aislar diplomáticamente a Guatemala.

38 A nivel de la tradición de los estudios prehispánicos, en 1954, Henri Lehmann, quien trabajaba en el Musée de l’Homme, inició las excavaciones y restauración de Mixco Viejo al frente de un equipo franco-guatemalteco. Estas duraron hasta 1967. En 1956, Lehmann recibió la visita de los exploradores Haroum Tazzieff y de Robert Vergnes, de la cual quedó testimonio en el libro de viajes del segundo, intitulado Le Pays Vièrge (1959).

39Por su parte, el gobierno de Guatemala en 1951-52 becó a tres jóvenes artistas para que fueran a estudiar en París: los escultores Edalberto de León y Eduardo de León y del pintor Jacobo Rodríguez Padilla, cuya obra existe tanto en Francia como en Guatemala.

40Bibliografía

41Arriola, Jorge Luis. “Centenario de la muerte de Julio Rossignon” en Anales de la AGHG, (T. LVII, Guatemala, 1983), pag. 296-309.

42Asociación de Amigos del País. Historia General de Guatemala. (Tomos IV y V. Guatemala, 1995-1996).

43Brasseur de Bourbourg, Charles E.., El Popol Vuh, (Guatemala: Editorial Universitaria, 1972).

44Escalante Arce, Pedro, Brasseur de Bourbourg. Esbozo biográfico. (San salvador: UCA, 1989).

45Morelet, Arthur, Viaje a Guatemala, la isla de Cuba y Yucatán, (Guatemala: AGHG, 1990).

46Muñoz Meany, Enrique. El Hombre y la Encrucijada, (Guatemala: Tipografía Nacional, 1951).

47Pilet, Raymond, “Melodías populares de los indígenas de Guatemala” en Anales de la AGHG, T.LVI. Guatemala, 1982, pags 2245-258.

48Secretaria de Relaciones Exteriores. Pactos con Países Europeos y Asiáticos. Guatemala: Tipografía nacional, 1944. (Colección de Tratados de Guatemala compilada por José Rodríguez Cerna, Volumen III,) .

49Szaszdi, Adan. Nicolás Raoul y la República Federal de Centro-América, (Madrid: Seminario de Estudios Americanos, 1958).

50Taracena Arriola, Arturo, “Un testimonio francés del triunfo liberal de 1829: el papel del doctor Mariano Gálvez” en Mesoamérica, 23. Junio-diciembre de 1992. Pp. 143-156.

51Taracena Arriola, Arturo, “Descubrir América en Europa: La Asociación General de Estudiantes Latinoamericanos de París (1925-1933” en Des Indes Occidentales à l’ Amérique Latine. (Paris: ENS Editions, 1997).

52Villacorta, Antonio, Monografía del Departamento de Guatemala, (Guatemala: Tipografía Nacional, 1926).

53Wagner, Regina, Historia social y económica de Guatemala, 1524-1900, (Guatemala: ASIES, 1994).

54

Para citar este artículo :

Arturo Taracena Arriola, « Esbozo de las relaciones entre Francia y Guatemala (1823-1954) », Boletín AFEHC N°30, publicado el 04 junio 2007, disponible en: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=1497

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.