Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.80.198.222', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : OLAECHEA, Basilio Antonio : OLAECHEA, Basilio Antonio

Ficha n° 1568

Creada: 01 octubre 2007
Editada: 26 noviembre 2007
Modificada: 01 octubre 2007

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 370 (aprox.)

Autor de la ficha:

Sergio Nicolás GUTIÉRREZ CRUZ

Editor de la ficha:

Sajid Alfredo HERRERA

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

OLAECHEA, Basilio Antonio

Coronel de las milicias de infantería y caballería del partido de Tuxtla.
Nació:
en 1745, en Tacuasintepec, provincia de Chiapas
Murió:
El 18 de enero de 1784, en la ciudad de Guatemala
Padres:

1Sebastián Olaechea y Micaela Gerónima de Michelena

Resumen:

1Basilio Antonio de Olaechea nació en el centro-occidente chiapaneco, en el pueblo de Tacuasintepec, que habría de extinguirse en la segunda mitad del siglo XVIII. Su carrera estuvo ligada al ejercicio de las armas. El 27 de junio de 1770 se le nombró coronel de las milicias de infantería y caballería del partido de Tuxtla. A partir de septiembre de ese año y hasta septiembre de 1772 gobernó interinamente Soconusco.

2Como otros miembros de su familia, Basilio también concedió préstamos en dinero, como lo ilustra el caso del capitán Francisco Noriega, quien en junio de 1773 afirmaba estar en deuda con él por la suma de 2,191 pesos, cantidad que se pagaría en tinta añil “a quatro reales libra”, con las temporadas de ese año y del siguiente. De esta manera, hipotecó Noriega sus haciendas de Tres Picos y Coneta, en la jurisdicción de Tonalá. Si Noriega se declaraba insolvente, entonces Olaechea quedaba facultado para disponer de las haciendas y de otros bienes del capitán. En situación similar estaba el capitán José Joaquín Escobar en septiembre de ese mismo año de 1773. Escobar residía en la capital del Soconusco, Escuintla, y adeudaba a Basilio la cantidad de 4,151 pesos.

3No únicamente los militares, compañeros de Basilio, le debían. También el presbítero José de Zúñiga había contraído una deuda con él por una módica suma de 70 pesos, por concepto de libranzas. Zúñiga adeudaba además al padre y al hermano de Basilio, Sebastián y Esteban. El hecho de ser poseedores de haciendas de ganado mayor, cacao y añil, colocaba a los Olaechea en una posición favorable dentro de la sociedad de su época. Y es perceptible además el propósito de ver permanentemente por los intereses familiares. Cuando Basilio partió a gobernar Soconusco, su hermano Esteban se encargó de administrar sus haciendas.

4El interés en el patrimonio familiar obedecía además a la intención en acrecentarlo, lo que podía ocurrir cuando los deudores no alcanzaban a devolver los préstamos y entonces los Olaechea pasaban a ser dueños de los bienes comprometidos. Esa era la política de la familia: el incremento, por un lado, y la preservación, por el otro, de los bienes adquiridos. Todo ello como reflejo del poder y del prestigio que se afanaban en proyectar.

5Basilio Antonio fue además recaudador de tributos, alcabalas y barlovento, así como administrador de tabacos y papel sellado. Después, a mediados de la década de 1770, habría de desempeñarse como juez subdelegado de tierras, por lo cual le tocó intervenir en el conflicto fronterizo con Tabasco. De esta manera, en 1774 Olaechea dispondría se midieran las tierras conocidas como San Francisco Mezcalapa, cuya jurisdicción, ya a Tabasco o ya a Chiapas, se hallaba en duda. El asunto habría de prolongarse por algún tiempo. Un año después, el sucesor de Basilio, José Antonio de Arce, continuaría con el trabajo de deslinde.

6Podemos apreciar en Basilio Antonio al hijo de Sebastián Olaechea destinado a penetrar en los ámbitos políticos. Es así como le vemos, al frisar los treinta años, cruzar el mar y procurar en el puerto español de Cádiz la obtención de un cargo público. En el juicio de residencia que se le instruyó como gobernador de Soconusco, recaudador de tributos y administrador, se le exoneró de todo acto irresponsable. Por el contrario, se alabó su conducta, apegada a la justicia, y se afirmó que había socorrido – al igual que su padre Sebastián – a los naturales en la plaga de langosta que había sobrevenido en la provincia en 1770 y 1771.

7Sus gestiones concluyeron satisfactoriamente el 27 de octubre de 1776, cuando se le extendió el título de alcalde mayor de Verapaz, en la provincia de Guatemala. Pero la ratificación sólo tuvo verificativo en noviembre de 1777. Verapaz era para ese momento un territorio parecido al chiapaneco, pues era mayoritariamente indígena en su población y contaba con la presencia de los dominicos. Pero en contraste con la provincia chiapaneca, en Verapaz había prosperado un ingenio de azúcar propiedad de los dominicos, que dejaba buenas ganancias. También se cultivaba algodón y los alcaldes mayores aprovecharon la venta de hilados para incrementar sus dividendos. Los hilados estaban a cargo de los indígenas y al venderlos pagaban con lo obtenido del tributo. Después, el alcalde mayor ofrecía los productos tributados a un precio más alto en los mercados locales y en la ciudad de Guatemala.

8Era, pues, un mundo propicio para un hombre joven como Basilio Antonio, quien podría adquirir experiencia en un ambiente parecido al natal. Es de suponer que Basilio Antonio podría haber pensado en obtener algún día la alcaldía mayor de Tuxtla. En todo caso, ello no ocurrió, pues el 18 de enero de 1784 moría en la nueva capital guatemalteca. En su testamento nombraba a su hermana María Gertrudis heredera universal de sus bienes.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.