Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.81.241.238', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : articulos : La mirada francesa del “otro”, habitante de Panamá y Daríen. Siglo XIX : La mirada francesa del “otro”, habitante de Panamá y Daríen. Siglo XIX

Ficha n° 1646

Creada: 31 julio 2007
Editada: 31 julio 2007
Modificada: 09 enero 2011

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 1320 (aprox.)

Autor de la ficha:

Ivonne SUÁREZ PINZÓN

Publicado en:

ISSN 1954-3891

La mirada francesa del “otro”, habitante de Panamá y Daríen. Siglo XIX

El artículo busca descifrar algunos elementos del complejo y dramático proceso de encuentro de mundos a la vez semejantes y diferentes. Las fuentes de la investigación están compuestas por un grupo heteróclito de textos producidos por autores franceses : libros de viaje, documentos administrativos y estudios científicos o técnicos pertenecientes a la mayor parte de las disciplinas existentes en el siglo XIX, marcado por grandes cambios teóricos y metodológicos, pero sin la presencia de un paradigma epistemológico dominante.
150
Palabras claves :
Historia contemporánea, Alteridad, Historia, Viajeros, Franceses, Francia
Autor(es):
Ivonne Suárez Pinzón
Fecha:
Julio de 2007
Texto íntegral:

1

El objeto de estudio: La mirada francesa de Panamá y Darién en el siglo XIX

2 Nuestro análisis sobre la mirada francesa del Otro, toma como ejemplo las regiones de Panamá y de Darién Meridional, durante el siglo XIX. La importancia geoestratégica de esta zona interesó a las potencias y, entre ellas, a Francia. Estudiamos aquí tanto las publicaciones realizadas después del recorrido de varios franceses por dicha región, como también los documentos debidos a numerosas personas que, sin salir de Francia, publicaron contribuciones cuyo objeto es el análisis de este espacio geográfico. Muchos textos están consagrados a la exploración y realización de la ruta interoceánica o al llamado Escándalo de Panamá. Estos hechos, al igual que la pérdida de Panamá por parte de Colombia, son consecuencia, entre otras cosas, de los eventos históricos producidos en razón de una particular mirada francesa del Otro. Las publicaciones analizadas no pueden considerarse solamente como Literatura de viajes. En realidad, contamos con un gran número de estudios científicos o técnicos. Estos trabajos son realizados por representantes de la mayoría de las disciplinas científicas existentes en el siglo XIX cuando, sin la presencia de un paradigma epistemológico dominante, grandes cambios intervienen en la teoría y en la metodología científica. Respondiendo a las circunstancias globales de su siglo, en los autores trabajados todos los modelos se unen o se superponen. Las perspectivas de análisis son el estudio de las mentalidades, las relaciones entre los órdenes empírico e imaginario y las concepciones ideológicas. Diversos puntos son tomados en cuenta: la metodología de investigación científica y de aproximación al Otro, el role de las instituciones científicas y particularmente de la Sociedad de Geografía de París, el utilitarismo colonialista, el elitismo inherente al ideal de civilización y el sentimiento de superioridad que acompaña las políticas de expansión. Ello, sin olvidar el complejo ideológico puesto en juego para el estudio de las realidades naturales y sociales, el conjunto de creencias y de sentimientos que rigen la mirada del Otro, el exotismo, la manera como se mezclan al ejercicio científico prejuicios tales como la utilización de la naturaleza para el despliegue del egotismo y de formas de apropiación y, la mirada etnográfica racialista marcada por el etnocentrismo. El empleo del concepto del Otro puede parecernos más cercano a los análisis psicológicos que a los históricos, en razón de la referencia a un ser que no es semejante del sujeto y que J. Lacan escribe con mayúscula para diferenciarlo del concepto psicológico del “otro”, es decir, del compañero imaginario1. No somos pioneros en este tipo de aproximación conceptual, ya utilizada por reconocidos investigadores hace algún tiempo2. En este trabajo, entendemos por el Otro, ese que – a los ojos del hombre nacido en la civilización occidental – representa lo extraño, tanto el hombre extranjero a la cultura europea, como su entorno geográfico, económico, social y político. El Otro constituye la afirmación – a través de la identificación basada en el desconocimiento – de la diferencia entre el Yo y el extranjero por naturaleza y cultura. A partir del encuentro con el Otro, el sujeto occidental se cuestiona sobre sí mismo y se precisa en su diferencia, en un proceso marcado por sensaciones contradictorias. Entre la angustia y el orgullo, los estados de espíritu del occidental revelan un pensamiento dominado por diferentes parámetros culturales y especialmente por un subjetivismo que lo impulsa a la afirmación de sí mismo en tanto que ser superior. El Otro es por tato el espacio de relación entre el “Yo” y un afuera problemático. Analizamos más de cien escritores franceses, autores de libros de viaje, documentos administrativos y estudios científicos o técnicos en diversas disciplinas. Aparte de los diplomáticos que en razón de sus funciones se preocupan esencialmente de la vida política de la región y de la puesta en valor de sus bienes personales, los autores no parecen integrarse a la vida social de Panamá o del Darién. Esto se cumple también para aquellos que, como Saffray, Mollien, Le Moyne o Bresson, escriben sobre otras regiones colombianas en donde sí participan de eventos científicos, políticos o culturales. Ello, porque el problema del canal obliga a numerosos autores a visitar al menos circunstancialmente la región, para no permanecer al margen de las polémicas y estudios considerados fundamentales en ese momento. En estos textos el centro de la mirada está representado por la construcción del canal, el comercio portuario con Panamá, la presencia de negros y de indios y, sobre todo, la magnificencia de la naturaleza. Muchos otros autores nos han dejado tan sólo pequeños trazos exclusivamente técnicos relativos a la salud, la Ingeniería, la Hidrografía, la Cartografía o, listas de palabras traducidas, textos éstos, en los cuales encontramos poco espacio para nuestro análisis sobre mentalidades.

La mirada francesa del Otro

3Después del siglo XVI, la importancia geoestratégica que algunas potencias europeas atribuyen a Panamá y Darién Meridional, los invita a adelantar su exploración. Ellas buscan tomar posesión de la región y rápidamente identifican su riqueza y la posibilidad de establecer allí una comunicación interoceánica. Sin embargo, los intereses de una España incapaz de asumir un proyecto de tal envergadura la hacen hostil al establecimiento de toda relación entre los habitantes de la zona y los otros europeos, a pesar de lo cual, estos contactos se vuelven cada vez más frecuentes, induciendo de forma aparentemente contradictoria, el abandono administrativo de la región.

4En el siglo XIX, después de los repetidos contactos establecidos por parte de las potencias europeas con las regiones de Panamá y Darién, continúa profundizándose el complejo y dramático encuentro de estos dos mundos, a la vez semejantes y diferentes. El movimiento de Independencia abre de nuevo las puertas y con el apoyo del gobierno colombiano las potencias, Francia incluida, se motivan nuevamente por la zona con el interés fundamental de construir allí la vía de comunicación que todas ellas desean. Es decir, la vía promovida por Friedrich Wilhelm Heinrich Alexander von Humboldt tanto durante su estadía en la Nueva Granada entre 1799 y 1803, como después, a través de la Sociedad de Geografía de París fundada por él o, de la publicación en París de su Ensayo político sobre el Reino de la Nueva Granada3. A pesar de su labor, esta zona, mirada por los franceses como un lugar desconocido, exótico y prometedor, permanece relegada a la periferia geográfica colombiana.

5Durante todo el siglo XIX la importancia geoestratégica de la región atrae numerosos franceses: diplomáticos, analistas, científicos, autores de proyectos de vía, ingenieros, médicos, miembros de comisiones de exploración, turistas, marinos, periodistas, encargados de misiones científicas, demandadores de misiones que no logran llevar a cabo sus proyectos, navegantes y capitalistas. Ellos producen una masa heteróclita de documentos que cubren un espectro extremadamente vasto que se extiende desde la Literatura de viaje hasta los estudios científicos o técnicos en la mayor parte de las disciplinas del saber. La tendencia de aparición de tan variados textos sigue tanto las particularidades de las relaciones diplomáticas establecidas entre Francia y Colombia, como los procesos históricos de cada uno de estos países. La mayoría de los textos tienen una estrecha relación con la exploración y construcción de la vía interoceánica.

6En esos escritos encontramos una notable diversidad de motivaciones y contenidos y una gama estilística comprendida entre el informe científico y el relato de viaje que en ocasiones se reviste de una aparente cientificidad. Los autores, sin duda determinados por sus intereses económicos, aparecen en búsqueda de fuertes emociones, del Otro y de sí mismos, impulsados por una curiosidad intelectual, un interés por la naturaleza y el deseo de compartir el conocimiento adquirido. Los textos, generalmente pluridisciplinarios, testimonian de la educación liberal recibida en esa época por los autores.

7Digamos también que los restos de una mentalidad antigua se codean con los elementos modernos de la investigación ligados al nacimiento de las nuevas disciplinas científicas. Casi todos los autores indagan sobre la naturaleza y se dedican a la descripción geográfica generalizadora y utilitarista. Asistimos a través de ellos a un renacimiento de la edad de oro de la Geografía como estructurante del saber especializado. Así, además de compartir el role particular que juega esta disciplina, los textos tienen entre otras características comunes, la pluralidad de miradas y la polifonía disciplinar y de escrituras.

8La diversidad de acercamientos metodológicos sumados o superpuestos no hace más que confirmar que, como grupo, los autores responden a las circunstancias históricas globales de un siglo desprovisto de paradigma metodológico. Ello, porque la teoría y las metodologías científicas están en proceso de especialización disciplinar. No obstante, la diversidad metodológica no excluye la proximidad de algunas concepciones del saber que los textos comparten, tales como: la actitud de observar, inventariar, colectar y describir para clasificar, la exigencia de verdad y exactitud, el sentido utilitarista de la práctica, las concepciones evolucionistas y deterministas, la visión lineal y heroica de la historia, la valorización y empleo de fuentes de diverso orden y, el manejo de mecanismos diversos para adelantar la crítica documental. Estas prácticas definen una mirada evolucionista y totalizadora del Otro, la cual da a la vez una identidad al observador, utilizando al Otro como espejo de sí mismo.

9La idea de la influencia determinante de los factores físico-geográficos como responsable de la identificación de los individuos es un verdadero lugar común. La linealidad evolucionista marca igualmente la concepción de una historicidad donde encuentran lugar una visión fatalista, el culto de la personalidad y de las fuentes y la visión de un progreso esperado y buscado. Si bien las teorías de Darwin, Bernard y Taine no triunfan hasta después de 1870, encontramos en los autores trabajados pasajes que muestran que el determinismo, en tanto que sistema filosófico, comienza a imponerse en las ciencias antes de esta fecha.

10La objetividad, la exactitud y la verdad, son imperativos categóricos que aparecen como el fundamento ideológico y moral. Sin ninguna mediación, la experiencia personal y la autoridad de los testigos oculares son la garantía de la autenticidad, la exactitud y la veracidad. El juego entre la particularidad y la generalización – o la globalización – permite corroborar los hechos. La utilización de las fuentes como instrumentos o meta de la investigación está dominada por los conceptos y las metodologías de la crítica documental propia de la época. La búsqueda de informadores orales, de objetos y de documentos se torna crucial. La valorización o la veneración de las fuentes desemboca en el deseo de poseerlas y termina por incitar al acto del colonizador por excelencia, es decir, el despojo real del Otro.

11Para los autores, su superioridad les parece una condición adquirida en tanto que miembros de las élites, representantes de su patria y portadores de la civilización. Ella abre el camino a la crítica de los aspectos más diversos, con total independencia frente a todo orden de poder. Cuando ellos abordan de manera crítica la cosmovisión religiosa de la población regional, en realidad, nos informan sobre la suya. En ocasiones, la calificación de sí mismo se convierte en la descalificación del Otro.

12En el último cuarto del siglo, los esfuerzos privados de los hombres de empresa aliados a los científicos, especialmente representados por la Sociedad de Geografía de París, terminan por imponer en Francia los intereses expansionistas de sus miembros. La mentalidad colonial que ellos pregonan a lo largo de todo el siglo lleva a las instituciones privadas y públicas a jugar un role preponderante en el acercamiento del Otro. Ello, en vista de la exploración de una zona que les interesa por las posibilidades de expansión económica y científica que ofrece y que las instituciones consideran fundamental para el desarrollo de una política colonialista, que garantice la entronización del poder francés en el mundo.

13La acción y la mentalidad conservadora de esos sectores que pregonan la extensión colonial del sistema capitalista, de su religión y de la ciencia, son evidentes tanto en la forma de intervenir en los asuntos vividos entre Francia y Colombia durante el siglo XIX, como en los intereses y procedimientos utilizados en las demandas de misiones y en la participación en el seno de las instituciones científicas. Ellos buscan un compromiso económico del gobierno francés con la apertura del canal interoceánico y a través de éste, la afirmación del dominio de su país en esta parte de Colombia.

14Así pues, es innegable que la importancia geoestratégica de la región y la posibilidad de intervenir en ella para la construcción del canal suscitan el interés de Francia. Dependiendo de las condiciones políticas y de la situación interna de Colombia, ella está presente en la zona mediante sus instituciones públicas y privadas. Estas organizan expediciones técnicas y científicas en casi todos los terrenos y a lo largo de todo el siglo participan, a diversos niveles, en los proyectos de exploración. Para garantizar su correcto desarrollo, contribuyen con sus recursos científicos, administrativos, financieros y políticos. Los intereses públicos y privados que tales instituciones representan, terminan por ser complementarios. Los empresarios, la administración francesa y las instituciones científicas unen sus esfuerzos en pro de un objetivo que les es común.

15Las misiones científicas son el instrumento más importante por medio del cual el Estado francés alienta los estudios de la zona y se aproxima a los intereses de los científicos y hombres de empresa. Las expediciones se desarrollan con el apoyo de este gobierno y de las élites próximas al poder. Para éstas, los recursos en productos naturales o manufacturados y la apertura de vías de comunicación, ofrecen un interés particular representado en la legitimación de las actividades científicas, contribuyendo así a la afirmación de una nación en expansión.

16El papel de las instituciones científicas y, de manera determinante, de la Sociedad de Geografía de París, es muy importante para la formación científica, el impulso de investigaciones en la zona y la difusión de los conocimientos adquiridos. Muchos de los autores analizados tienen una relación más o menos estrecha con una o varias instituciones científicas y por lo tanto, con las élites científicas del siglo XIX en Francia. La difusión de los resultados garantiza el funcionamiento de un cuerpo científico interdisciplinario que se interesa en la región. Este interés parece inseparable del universalismo, o dicho de otra manera, de la expansión de la civilización francesa y del colonialismo. Los objetivos pasan por la apertura de la línea interoceánica y las acciones anexas a ello, en las cuales se constata una impresionante mezcla de los poderes gubernamentales y científicos.

17Los intelectuales y políticos franceses que se vuelcan sobre la zona están orgullosos de ser los hijos de un siglo en el cual deberían imponerse la civilización y el progreso. El hecho nacional es a sus ojos un hecho universal y un espacio en el cual la mirada sobre ellos mismos y la mirada del Otro mantienen una relación recíproca. El sentimiento de superioridad es una condición previa que permite justificar las investigaciones consideradas de utilidad a los valores nacionales y humanitarios. Las ideas de nación, civilización, humanidad, aprovechamiento económico y universalismo son perceptibles en filigrana a través de las descripciones, de las actividades de los investigadores y de la mirada que ellos tienen del Otro.

18Para un grupo de autores, la misión civilizadora francesa se reviste de humanitarismo: Respetando la noción de rentabilidad en sentido capitalista, algunos de ellos se reclaman de la tradición revolucionaria y filantrópica, uniendo al progreso la búsqueda del bienestar universal y de una igualdad que, como idea, se apoya en una visión abstracta de la humanidad. Sin embargo, para otro grupo de autores, la ideología civilizadora universalista acompaña las políticas de expansión político-económicas tales como la apertura del canal interoceánico y los proyectos de establecimiento de colonias.

19La concepción de nacionalismo de los autores es muy variada. Entre ellos hay herederos del concepto de nación nacido de las ideas de la Revolución, pero la mayoría de ellos profesan un nacionalismo sentimental que pregona el expansionismo como medio de conseguir la gloria de su nación. Por otra parte, el universalismo toma la connotación de un progreso histórico que justifica el orgullo de contribuir a él. Nadie duda que el progreso universal sea la meta de las diversas formas de nacionalismo, de expansionismo, de capitalismo, pero también de algunos sentimientos humanitarios, democráticos o filantrópicos.

20Entre los autores son numerosos los representantes del expansionismo que poseen auténticos medios de presión hacia una verdadera política de expansión colonial francesa. Dejadas aparte algunas aproximaciones que tienden a pasar en silencio los objetivos de orden económico en miras a aprovechar perspectivas de exploración puramente científicas, de placer turístico o de moral civilizadora revolucionaria, es evidente que las otras proposiciones convergen en el sentido general de la expansión y la apropiación. Las ideas expansionistas se deslizan suavemente en el discurso que justifica los trabajos de apertura del canal, a veces acompañados de admiración por la conquista española, sin impedir por ello una cierta crítica del régimen de esta metrópoli en los territorios americanos.

21Algunos autores están firmemente convencidos de los beneficios económicos y políticos, pero también religiosos, que podrían obtenerse de una colonización confiada a los inmigrantes, obra humanitaria emprendida por pioneros en nombre del progreso y del bienestar del universo. Para algunos, el expansionismo pierde su violencia intrínseca en vista de la extensión de la civilización y la fuerza militar es un mecanismo necesario al apoyo de las colonias. El interés por la extracción de riquezas naturales, argumento utilitarista reivindicado sobre la base del interés general de la sociedad francesa, se utiliza para llamar la atención sobre la región. Las instituciones comparten este punto de vista y los inversionistas privados se solicitan sin parar porque a pesar de todo, lo que está en juego es el porvenir de quien mira al Otro en busca de mejores medios de explotarlo.

22Con pocas excepciones, el utilitarismo que busca la rentabilidad capitalista se impone al humanismo en la concepción de los autores sobre las relaciones de trabajo. Universalismo rima entonces con expansionismo y explotación de la mano de obra. Se impone la relación entre costo de la mano de obra y rentabilidad. Sin embargo, algunos problemas como el humanismo o la vida y muerte dignas constituyen una preocupación para algunos de autores.

23Seguros de la primacía de la civilización francesa, los autores se sienten obligados a expandir por todas partes sus valores culturales. De allí, el despliegue de una ideología civilizadora. Algunos esquemas ideológicos se visten de un sentimiento de buena conciencia que oculta los intereses económicos y los prejuicios sociales, religiosos, raciales y étnicos. De ahí la tendencia a justificar todos los mecanismos de transmisión de la civilización. En algunos textos, la primacía moral de la civilización europea y el progreso se confunden con la preeminencia de una sola religiosidad determinada por conceptos morales ligados al catolicismo. Lo anterior explica la tendencia a justificar todos los mecanismos de transmisión de la civilización. La religión, ligada a la noción de civilización se convierte en un instrumento de diferenciación y conduce a una mirada de desprecio del Otro.

24En esta ideología que pregona la civilización universal, el progreso, el comercio internacional, el crecimiento industrial y el desarrollo de medios de comunicación, la construcción del canal ocupa un lugar de elección. La construcción de la ruta interoceánica da a casi todos los autores la certitud de trabajar por una obra de expansión de la civilización francesa. Para algunos, construcción del canal, civilización y religión forman una tríada de obligaciones a imponer al Otro.

25A pesar del ideal de cientificidad, la mirada que los autores tienen del Otro tiende a la vez a su descubrimiento y apropiación, compromete sus prejuicios socio-étnicos y vira a la autoafirmación. Su manera de mirar el Otro, que ellos suponen objetiva, les parece el resultado lógico de una época caracterizada por la ambigüedad, la multiplicidad y la falta de definiciones teóricas y metodológicas.

26Cuando los autores definen los habitantes de la zona los desvalorizan, o bien, experimentan simpatía o piedad por los que ellos consideran “salvajes”, “primitivos”. Pero en los dos casos, los autores los idealizan y los utilizan para sus propios fines lejos de la realidad de los pueblos que son el objeto de su discurso. En ocasiones retoman parcialmente la tesis según la cual los indígenas serían pueblos próximos de la naturaleza, conforme al mito del Buen Salvaje. En otras ocasiones tratan de adelantar análisis racialistas científicos y caen buenamente en el racismo, sucumbiendo frecuentemente a la admiración y el exotismo. Su mirada, algunas veces egotista, está orientada por las concepciones colonialistas y elitistas unidas al ideal de civilización universal y casi siempre marcadas por el etnocentrismo, porque lo que ellos ven cuando miran al Otro, son ellos mismos.

27Muchos autores parten del principio según el cual, gracias a los instrumentos de su metodología científica, la barrera gnoseológica entre los indígenas y los europeos se vuelve obsoleta. En consecuencia, su discurso, que oscila entre el propósito universalista y la particularización, es ingenuo en ocasiones, a pesar de conllevar intereses privados o nacionales colonialistas. En conjunto, se trata de una mezcla de ritual epistemológico, de cinismo, de ficción y de idealismo. Las descripciones de la lengua, creencias, hábitos y costumbres, de las leyes y del medio natural que siempre los maravilla, no excluyen ni lo fantástico, ni lo irreal y el hechizo codea el racismo, el egotismo y el egocentrismo. Si bien ellos tratan de negar el subjetivismo, su observación científica construye un personaje mítico que ellos toman por el auténtico Otro.

28Frecuentemente, la curiosidad de los autores se vuelca en el registro estético-geográfico. Convierten la “naturaleza exótica” en un objeto de estudio en donde el hombre que la habita es tan sólo un elemento de más, con frecuencia poco digno de atención, que vive en pequeños grupos más o menos bárbaros o violentos, sometido o a someter en razón del principio de su inferioridad, ejemplo de un pasado perdido e ineludiblemente destinado a un proceso natural de desaparición en el cual la guerra colonizadora o la civilización, no son otra cosa que variantes del mismo proceso. Bajo la influencia del positivismo, el exotismo geográfico se une a la preocupación científica de observación, descripción, reflexión y exactitud y da lugar a descripciones retóricas y mistificadoras que traducen el desconocimiento del espacio y de las culturas locales.

29La configuración topográfica es utilizada como materia prima de la decoración estética. El exotismo aparece justificado y valorizado por el reflejo de sorpresa producido tanto en el autor como en el receptor, que es a la vez sensible a la escenificación de las aventuras vividas y del trabajo científico realizado. Esos textos ditirámbicos, que responden a la construcción egotista del Yo, inducen a un sentimiento tranquilizador de normalidad del mundo que comparten el escritor y el lector, al reconocimiento de la diferencia en relación con el Otro y a la admiración de tales héroes que corren el riesgo de aproximarse a un mundo desconocido. Los autores transforman la observación del espacio “exótico”, en esfuerzo de autodefinición y de búsqueda socio-psicológica de sí mismos. Más que a una cualidad intrínseca del objeto de estudio, los términos hiperbólicos, en el sentido en que ellos proyectan allí las particularidades de los autores, remiten a una cierta manera de ver al Otro.

30Los escritos parecen más objetivos y dignos de crédito cuando en ellos hay una abierta combinación entre la intromisión en ellos de su autor y la admiración que suscitan. Esta relación emocional sustenta las descripciones de lo “pintoresco”, pero también abre la vía a análisis posteriores, porque una vez circunscritos los objetos extraños con la ayuda de un vocabulario común, estos pierden su potencial de deseo o peligro. Del deslumbramiento se pasa entonces a la posesión del Otro derivada del análisis material, del conocimiento científico, de la catalogación, del inventario y de la nueva denominación. Los textos permiten así armonizar el sentimiento de la naturaleza con el sueño de posesión que acarician las élites expansionistas y colonialistas. La descripción prepara la toma de posesión de las riquezas naturales y culturales del Otro y, en general, del Otro mismo. Esas veleidades de despojo, son la otra cara de la voluntad de los autores de auto-desarrollarse.

31El asombro o el miedo a lo desconocido provocan el deseo de poseer mediante el acto de nombrar. El nuevo nombre ayuda a olvidar el miedo inducido por la ignorancia y crea una forma particular de poder sobre el Otro. Dos caminos se ofrecen entonces. El primero, es el acto formal de la atribución de epónimos que traducen el poder del autor y vuelven familiar cualquier componente del Otro. La nominación del Otro implica un acto colonialista de marca, por la vía de la negación. El borrar la identidad del Otro es el reverso del acto de auto-reconocimiento, es decir, de la búsqueda del Yo a través de la mirada del Otro. El segundo procedimiento consiste en describir el Otro poniéndolo en paralelo con los recuerdos occidentales, retornando al autor a su sentimiento de desracinamiento. En este caso, el aislamiento que vive el autor es el origen del despojo de la identidad que sufrirá el Otro. Así se conjugan aislamiento, extrañamiento y eurocentrismo.

32Los autores no hacen otra cosa que aplicar la teoría, la ideología y la metodología antropológicas que dominan su época. Ellos toman el cuidado de describir minuciosamente todos los elementos que les parecen destacados, con el fin de comprender la aparición de grupos aborígenes y muestran un gran interés por las excavaciones arqueológicas. Esta preocupación por los orígenes ubica a los autores en la división bipolar entre mundo civilizado y mundos primitivos, que caracteriza el pensamiento antropológico del determinismo geográfico y del evolucionismo. Tal bipolaridad obliga a los autores a estudiar las formas seguidas por la difusión de la población indígena, estableciendo los grados de ascenso continuo y lineal definidos a partir del origen común de diversos grupos, precisando las fases más primitivas o puras y las causas ineludibles de desaparición de esta población. De esta manera, los estudios establecen los vínculos entre tribus, para reconstruir así las familias étnicas, los hábitos comunes o las vías de difusión. Pero, jerarquizando las culturas, justifican la política colonial e inducen el desprecio por aquellos que ellos llaman primitivos y, en marcadas ocasiones, favorecen el racismo.

33En el marco de la teoría de la evolución humana a partir de un sólo origen, los autores discuten las vías de diversificación de los grupos instalados en el territorio americano y tienden a compartir la idea de la presencia sobre el Nuevo Continente de la bipolaridad universal entre antiguas y pujantes civilizaciones y culturas primitivas clasificadas según el grado de evolución, es decir, en función de su proximidad con las civilizaciones desaparecidas. La búsqueda de los orígenes acompaña la obsesión del cuestionamiento etimológico evidente en la elaboración de inventarios y de listas de palabras traducidas, pero también, en la traducción sistemática de lenguas indígenas en las cuales los autores dejan de lado el problema de la comunicación entre culturas.

34Portadores y representantes de una civilización que se cree superior, los autores simplifican las costumbres de los indígenas en un trabajo etnográfico en el cual, como en un espejo deformado, el Otro descrito nos reenvía una imagen caricatural del investigador o del viajero. Fuertemente dominados por la piedad que sienten analizando los factores de desgracia de una población que ellos condenan a la desaparición como resultado lógico del proceso de mestizaje y del contacto con otros grupos, los autores pasan de la queja a la crítica y a la negación del Otro. Ellos juzgan las acciones de los indígenas con animosidad y justifican los actos tendientes a suprimirlos, invitando a la toma de posesión de sus riquezas, sin tener en cuenta los efectos que ello conlleva en la población indígena.

35Entre los mecanismos de apropiación que más revelan el eurocentrismo y que conducen al desarrollo de relaciones propicias a los proyectos europeos se encuentran la distribución de regalos entre los indígenas y la calificación como absurdas de ciertas de sus costumbres, realizada ésta a partir de una crítica que refuerza las certezas europeas. Ello, sin dejar de lado el despliegue de la violencia de las armas o la aplicación del “bautismo” considerado como un bello regalo de la civilización. El catolicismo, que algunos autores consideran como un componente fundamental de la concepción francesa de civilización, sirve para abrir los caminos de apropiación del Otro, gracias a la conversión religiosa que conduce hacia el ideal de perfección del civilizado.

36Los autores ven al Otro como un estadio arcaico en la evolución lineal de la humanidad, pero esa mirada etnocéntrica varía de un autor a otro. Muchos de ellos destacan todo lo que consideran como malo entre los indígenas y parecen estar de acuerdo con las formulaciones rousonianas en cuanto al reconocimiento de la dimensión social de las comunidades en el seno de las cuales viven los indígenas. Otros ven en los indígenas a seres determinados por las leyes de la naturaleza y tienden a su idealización en el sentido del Buen Salvaje mítico.

37La comparación entre pueblos civilizados y no civilizados se presta a todos los equívocos, pero algunos autores, minoritarios entre el grupo estudiado, comienzan a manifestar una orientación etnológica más científica, si bien permanecen prisioneros de la nostalgia que se inclina a las teorías próximas del mito del Buen Salvaje. Otros se oponen a la noción de salvaje y parecen admitir una crítica de la sociedad del autor hecha al mismo tiempo que se hace la de las sociedades indígenas. Sin embargo, la mayoría de los autores ligados al bipolarismo que opone lo bueno y lo malo, Europa y el Otro, se dejan tentar por la crítica desvalorizante del mundo no occidental. Ellos describen los habitantes de la zona diferenciando los salvajes, los semisalvajes y los semicivilizados y hacen sobre ellos juicios subjetivos que conllevan muchos factores de desvalorización. Es como si el horror de descubrir un Otro que cuestiona el etnocentrismo, forzase al autor a cubrirlo de oprobio.

38En realidad, ninguno de los autores utiliza el mito del Buen Salvaje siguiendo el esquema clásico establecido antes del siglo XIX por los filósofos. Sin embargo, ciertos escritos están aún impregnados de esta ideología y nosotros encontramos diversos toques de la mitificación del indígena en tanto que Buen Salvaje. Un mismo texto, o el conjunto de la producción de un autor pueden mezclar diversas líneas de las teorías evolucionistas y rousonianas con las ideas próximas del mito primitivista.

39La Etnografía comparada, tal como la practican los autores, da lugar a diversas apreciaciones concernientes al problema de los orígenes. En ocasiones, las diferencias entre el Mundo Europeo y el Nuevo Mundo se explican por el carácter salvaje de estos pueblos considerados todavía en su niñez. La práctica de tradiciones próximas del estado original de evolución, aún dirigido por leyes naturales, permite a los autores el exaltamiento de la dichosa libertad de la cual gozan esos grupos que, según ellos, no han desarrollado aún formas de sociedad. Por otra parte, la inocencia anterior a la degradación y la maldad, que ciertos autores perecen imputar implícitamente a la civilización europea, da lugar a panegíricos. Arma de doble filo: el tema del Buen Salvaje es manifiestamente la ocasión que numerosos autores encuentran de expresar sus dudas frente a la civilización occidental. Esto les permite criticar la violencia de la colonización y la iniquidad de su sociedad. Es entonces otra manera de ver al Otro por la vía del mito, proyectando sobre él la situación en la cual se encuentra el universo del autor.

40La cuestión racial informa la mirada etnográfica de los franceses sobre la región, pero esa mirada racial no tiene necesariamente un efecto ideológico inmediato. Ciertos autores permanecen en el marco del racialismo hegemónico, utilizando la noción de raza en tanto que categoría que permite clasificar las diferencias. Otros describen los múltiples tipos raciales ensayando a reconstruir los procesos de formación de las diversas razas o enumeran las razas existentes dando, sin otros juicios, sus principales características biológicas. Hay también autores que pasan de lado la presencia indígena o que se muestran despreciativos frente a ellos. Pero el hecho de reconocer las diferencias entre las razas no conduce sólo a su constatación, a la descripción y al inventario. Numerosos autores emplean la metodología de la catalogación en un sentido peyorativo, racista. Así, De manera más o menos consciente, un grupo importante de autores cae en el racismo.

41Hay textos que presentan inventarios raciales sin precisar si se trata allí de grupos étnicos o físicos. Otros explican las características físicas y culturales por la influencia climática o presentan las particularidades ideológicas como algo propio de una raza y plantean un escalonamiento y una jerarquización segregacionista de los grupos socioculturales, en función de su condición racial. La injuria y la difamación encuentran en estos textos un derecho de expresión. El racialismo seudocientífico, que explica el estado del mundo a partir de la existencia de razas, justifica la empresa colonial. De allí que ciertos autores desprecien a los indígenas que consideran primitivos y clamen su discriminación y segregación.

42Marcada de etnocentrismo, pero complicada por la aparición de grupos mestizos, la investigación sobre los orígenes permanece fuertemente ligada a la Antropometría. Este procedimiento ideológico conduce a la precisa utilización de métodos descriptivos que subrayan las características de color y otras señales físicas consideradas como “típicas”, que los autores anotan cuidadosamente. La actitud racista más corriente consiste en un discurso constantemente apoyado en términos desvalorizantes y peyorativos y que busca desarrollar la hostilidad contra la población indígena y justificar su eventual desaparición.

43Los juicios peyorativos golpean a la población indígena, negra y mestiza. Sin embargo, son los negros quienes dan lugar a los juicios racistas más explícitos y más radicales. El término peyorativo de “negro” útil en las prácticas de discriminación, se emplea corrientemente. Algunos autores presentan la discriminación como una costumbre de los blancos colombianos pero, bajo cuerda, ellos también la asumen. Otros, que bajo la impronta del racismo se identifican con el hombre blanco, señalan con ardor y a veces violentamente la diferencia física de los negros para ridiculizarlos y señalan el oprobio de sus costumbres para así justificar la segregación del Otro negro.

44La esclavitud de los negros americanos y africanos es presentada como un hecho deseable. Para estos autores, ser racista y ser esclavista son actitudes concordantes. La sumisión y la posesión del Otro, que consideran inferior, son deseo y meta del racismo. Por ello, muchos textos toman partido en favor del genocidio presente y pasado de la raza negra y pregonan la opresión y la destrucción cultural y física que implica la esclavitud.

45Ciertos autores parecen compartir las teorías racistas de Gobineau y, por tanto, la tesis sobre la degradación humana provocada por la mezcla de sangres que sería retomada más tarde por los nazis. Igualmente encontramos en los textos analizados fórmulas próximas de teorías racistas tales como el discurso de la selección natural de Spencer y la teoría de la selección artificial de Galton, pero también, imbricaciones de estas tres ideologías. Es evidente que el infinito mestizaje presente en la región asombra a los autores y que muchos de ellos, cercanos a las ideas de Gobineau, encuentran chocante el espectáculo de este conglomerado de población que, a sus ojos, es uno de las escenas más pintorescas y raras, pero también más negativas que caracterizan a Panamá y al Darién. En una región en la cual están presentes grupos humanos muy diversos, entre otros algunos judíos, la miseria del racismo de algunos autores se extiende hasta el antisemitismo.

46En la mirada del Otro, que proyectan las élites francesas de la época, la creación textual imaginaria no es una característica general. No obstante, la mentira y pasajes enteros especialmente inspirados de lo imaginario marcan la producción de un grupo no despreciable de autores. Por así decirlo, en los textos estudiados estamos confrontados a la pretensión factual de la imaginación. Encontramos en ellos un verdadero híbrido entre texto factual y texto literario, así como diversos niveles de relación entre los órdenes ficcional, imaginario y factual. Si bien los autores muestran una verdadera preocupación por le verdad, la exactitud y la autenticidad, resultan difíciles de establecer las imbricaciones entre el nivel empírico y el orden imaginario de la información, entre lo verdadero y lo ficcional o lo mentiroso. En ocasiones encontramos lado a lado, o imbricados uno en el otro, lo imaginario, lo ficcional y lo factual. A pesar de la preocupación positivista de hacer estudios precisos, verídicos, detallados, incontestables y en algunos casos también científicos, la ideología cargada de imágenes producidas por los prejuicios les hace crear una verdad inexistente, plena de subjetivismo. Tales pasajes son el fruto de la aproximación subjetiva al Otro por la vía de la imaginación subyacente del escritor, pero también de su visión etnocéntrica. Allí se trata entre otras cosas, de la búsqueda del Yo en el Otro, sin establecer la necesaria mediación de un trabajo epistemológico.

47Los textos ofrecen muchos ejemplos interesantes de extrañamiento en los cuales, el juicio implicado en la comparación, muestra la subjetividad y la cultura del autor. Esta subjetividad conduce al escritor a mirar el Otro a través de sí mismo y terminando por crear una realidad inexistente, consecuencia del sentimiento de desracinamiento y de falta de lazos con sus parámetros culturales. Ella nos permite comprender mejor la idealización de la cual fue objeto la región de parte de los franceses. Los estudios están llenos de dudas a propósito de la verdad de las informaciones presentadas por las investigaciones precedentes y el prurito de cientificidad lleva a los autores a señalar los elementos de orden imaginario y fantasista que encuentran en ellos. La abundancia de tales críticas, hechas en virtud de una concepción positivista, nos muestra de nuevo la importancia acordada a los hechos verdaderos y pone en evidencia el frecuente empleo de la mentira. Pero el subjetivismo de las nuevas aproximaciones, nacidas del etnocentrismo y de los mecanismos de la imaginación, fue predominante entre las élites que escribieron sobre la zona, a pesar de un acercamiento hecho bajo los auspicios del positivismo y de la utilización de una metodología definida por la noción de verdad.

48Corrientemente los escritos que dan cuenta del encuentro con el Otro contienen proyectos de emigración europea ligados a la construcción de la ruta interoceánica. Muchos proyectos de colonias se inspiran en un interés expansionista y colonialista, pero otros, herederos o contemporáneos de las corrientes filantrópicas francesas de los siglos XVIII y XIX están cerca del orden de lo imaginario. A nuestros ojos, el más interesante de estos proyectos es el presentado por Athanase Airiau, quien ejemplifica muy bien las concepciones filantrópicas de la época y merece estudios posteriores. Las utopías que articulan estos proyectos están animadas de una flama romántica y sentimental. Sus promotores buscan hacer realidad el mito de un estado organizado y dotado de todas las condiciones positivas de la civilización, pero también, de un nuevo orden social igualitario. A los ojos de los pragmáticos, sus concepciones parecen irrealizables, porque no tienen en cuenta la realidad que el materialismo de su siglo tomaba en cuenta, pero ellas profesan un humanismo alineado a la vez sobre el ideal patriótico, la religión y el internacionalismo.

49En razón de la diversidad de aproximaciones sobre la zona descubiertas en un cuerpo de textos bastante representativo y también del extenso abanico social, político, económico e intelectual de los autores estudiados, los cuales comparten numerosas características socio-políticas e ideológicas, pensamos y, sin por ello querer plantear a la ligera conclusiones generalizadoras, que muchos de los resultados de nuestra investigación conciernen tanto a los autores objeto del análisis, como al conjunto de las élites intelectuales, sociales et políticas francesas de ese siglo. Sin embargo, es necesario reconocer que para un grupo y un período tan vasto como el abordado, no es posible afirmar que todos los autores tuvieron una idéntica mirada del Otro, panameño o darienita. Felizmente, también encontramos ocasionalmente una mirada que deja de lado las líneas comunes a los otros autores analizados. Pero, lo más general domina sobre lo particular, que no es suficiente para definir las características tendenciales que definen un sistema de pensamiento.

A manera de conclusión

50 Para concluir queremos parafrasear el discurso de Gabriel García Márquez en la entrega del Premio Nobel de Literatura. El escritor destaca que, para los habitantes de América Latina, es decir, para nosotros que somos ese Otro no occidental, es importante que los europeos nos miren con atención, pero cuestionándose sobre su tradicional manera de mirarnos. “ […] no es difícil entender que los talentos racionales de este lado del mundo, extasiados en la contemplación de sus propias culturas, se hayan quedado sin un método válido para interpretarnos. Es comprensible que insistan en medirnos con la misma vara con que se miden a sí mismos, sin recordar que los estragos de la vida no son iguales para todos, y que la búsqueda de la identidad propia es tan ardua y sangrienta para nosotros como lo fue para ellos. La interpretación de nuestra realidad con esquemas ajenos sólo contribuye a hacernos cada vez más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios. “ […] creo que los europeos de espíritu clarificador, los que luchan también aquí por una patria grande más humana y más justa, podrían ayudarnos mejor si revisaran a fondo su manera de vernos. “ […] los inventores de fábulas que todo lo creemos nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender la creación de la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por nosotros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra4“.

Bibliografía5

Fuentes manuscritas

511. ACHARD (Alexandre), Mission pour Cuba, Saint-Domingue, le Venezuela, l’Isthme de Panama, le Texas et la Californie, 1850, CARAN. F. 17. 2933.
2. AGUER-BARNENDY, Commission des voyages et missions scientifiques et littéraires. Sollicitude de mission, Paris, 10 Av. MacMahon, 1er Mai 1901, Lettre au ministre de l’Instruction, CARAN F. 17.17265.
3. ANDRÉ (Édouard), Mission au Brésil, au Pérou, en Équateur et Colombie (Cundinamarca, Llanos, Cauca, Nariño, Panama), afin de compléter les lacunes que la science présente encore en ce qui concerne ces régions, 1875, CARAN. F. 17.2933.2.
4. ANONYME, Colombie. Mémoires sur la situation politique, économique et commerciale de la Colombie, comprenant l’Équateur, la Nouvelle-Grenade, le Venezuela et Panama, depuis 1821 jusques (sic) à l’époque du premier établissement consulaire de France dans cette région de l’Amérique espagnole, 1822 et 1829, CARAN. AE. B. III 456.
5. ANONYME, État d’avancement des travaux du percement de l’isthme de Panama suivant les plans de situation de septembre 1885, (s.l.), (s.d.), bande manuscrite, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ge. FF. 9815.
6. ANONYME, Note pour le ministre sur les missions dans l’Amérique espagnole, Archives du ministère des Affaires étrangères, Mémoires et Documents, sous-série Amérique, volume 35, feuillets 163-164.
7. ANONYME, Société internationale d’étude pour l’achèvement du canal interocéanique de Panama. Le canal de Panama transformé en lac intérieur. Projet de M. G. Sautereau, ingénieur. Plan général de la région du canal, 1/20000, (s.l.), (s.d.), manuscrite 3370×650, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ge. DD. 884.
8. ANONYME, Traversée du “ Linner ” de Panama à San Francisco, 7 mai – 30 juin 1877, CARAN. MAR. 3 JJ 383 n° 49.
9. BELLY (Félix), Demande de mission à l’Amérique centrale, 1857, CARAN. F. 17.2937.
10. BIONNE (Henri), Conférence sur le percement de l’isthme de Panama. 1875 (?), Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, CARTON BIN-BLO 101, 13 f.
11. BIZEMONT (Henri de), Le percement de l’isthme de Panama, 1871 (?), 50p. et croquis sur calque, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, COLIS n° 6 1978.
12. BOURGUIGNON (H.), Canalisation de l’isthme américain. Adressée au Congrès international d ‘étude du canal interocéanique, Manuscrit avec carte, 11 mars 1879, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, COLIS n° 69 4258.
13. CARBONNEL (P.), Demande de missions dans le golfe de Panama (Étude de l’huître perlière, la Pintadine), 1874, CARAN. F. 17.2944.
14. CLOUE (C. A.), Rapport sur la navigation de Panama à San Francisco, CARAN. MAR. 3 JJ 318 n° 33. 1869.
15. COLOMBEL, Rapport du capitaine Colombel sur le golfo Dulce. 25 septembre 1851, San José de Costa Rica, CARAN. MAR. 3 JJ 318 n° 23.
16. CHEVALIER (Michel) et al., Rapport sur le projet de canal interocéanique dans l’isthme du Darién et Recueil de pièces relatives aux travaux de la Société civile du canal du Darién, avril 1859 – décembre 1861, CARAN. F. 17.2914.2.
17. DE LA FORET, Dépêche n° 2, Panama, le 22 février 1849. Projet de percement de l’isthme de Panama, 1843-1849, (s. f.), CARAN. AE. B. III 455.
18. DE LISLE, Correspondance avec le département des Affaires étrangères. Projet de percement de l’isthme de Panama, 1843-1846, CARAN. AE. B. III 455.
19. DE LISLE, Mémoires et correspondance sur le “ passage par Panama ”, 1846-1849, CARAN. AE. B. III 455.
20. DIVERS AUTEURS, Documents du Congrès international d’étude du canal interocéanique, 1879 (54 pièces impr. et mss.), Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ms. in-4° 29 1133, Panama (canal de).
21. DUQUESNE (C. A.), Extrait de rapport. Note explicative et carte de l’isthme de Darién, où se trouvent figurées les routes suivis par les ingénieurs chargés par la Compagnie de jonction des 2 Océans de faire l’exploration de cet isthme (4 pièces), Duquesne, C. A., Cal. du Génie Augustin Codazzi, 1854, CARAN. MAR. 3 JJ 320 n° 34.
22. ESTINGOY (Édouard), Demande de mission commerciale et d’exploration dans l‘’Amérique du Sud. (Panama), 1888, CARAN. F. 17.2960.
23. FRANCE. DÉPARTEMENT DES AFFAIRES ÉTRANGÈRES, Mémoires et correspondance sur le “ passage par Panama ”, 1846-1849, CARAN. AE. B. III 455.
24. FRANCE. DÉPARTEMENT DES AFFAIRES ÉTRANGÈRES, Note sur les moyens de communication projetés en Amérique centrale, 1870, CARAN. AE. B. III 455.
25. FRANCE. DÉPARTEMENT DES AFFAIRES ÉTRANGÈRES, Note sur les relations diplomatiques de la France avec les nouveaux États de l’Amérique. Août 1833, (s.p.), CARAN. AE. B. III 455.
26. FRANCE. MINISTÈRE DE L’INSTRUCTION PUBLIQUE ET DES BEAUX-ARTS, DIRECTION, Commission des missions, Sous-commission permanente des voyages et missions. Arrêté du 16 décembre 1873, CARAN. F. 17.17225.
27. FRANCE. MUSÉUM NATIONAL D’HISTOIRE NATURELLE, Instructions et règlements pour les voyageurs naturalistes. 1819-1860, Documents du Muséum national d’histoire naturelle, direction, CARAN. AJ XV 565.
28. FREZIER, et al., Instructions pour naviguer sur les côtes Orientales et Occidentales de l’Amérique du Sud, depuis la rivière de la Plata jusqu’à Panama ainsi que les îles de Shetland, Talkllene, Galápagos et autres dans la mer Atlantique du Sud et les mers Pacifiques, renfermant une description maritime des divers ports, baies, rades, & al sur de la dite côte. Extraites des voyages, observations et remarques de Frezier, Anson, Cook, Laperouse, Malespina, Vancouver, Colnett et Bazil Hall et de plusieurs autres documents publics et particuliers. Traduit de l’anglais par G. Azena, interprète juré pour les langues anglaise et espagnole, CARAN. MAR. 3 JJ 320 n° 15 bis.
29. GROS (H.), Mémoires et correspondance sur le “ passage par Panama ”, 1846-1849, CARAN. AE. B. III 455.
30. GROS (H.), Projet de percement de l’isthme de Panama, 1843-1846, CARAN. AE. B. III 455.
31. GROS (H.), Récapitulation de tentatives faites pour établir une communication à travers l’‘isthme de Panama, dépêche n° 32 du 27 mars 1840, CARAN. AE. B. III 455.
32. GUYS, Note sur les moyens de communication projetés en Amérique centrale, 1870, (s.p), CARAN. AE. B. III 455.
33. GUYS, Panama. Dépêche n° 34 du 15 avril 1846, Mémoires et correspondance sur le “ passage par Panama ”, 1846-1849, CARAN. AE. B. III 455.
34. HÉLLERT, Quelques mots sur la jonction de l’Océan Atlantique à l’Océan Pacifique au moyen d’un canal à travers l’isthme de Darién et sur l’acquisition par la France de l’île de Coiba, située presque à l’entrée du golfe de Panama dans l’Océan Pacifique (Trois cahiers réunis et trois calques relatifs aux projets de percement), 1845, CARAN. MAR. 3 JJ 320 n° 21.
35. INSTITUT DE FRANCE, ACADÉMIE DES SCIENCES, Rapport sur des instructions demandées par M. N. Desmadryl pour un voyage dans la partie occidentale des cordillères de l’Amérique méridionale. Extrait des Comptes rendus des séances de l’Académie des sciences, tome XXVII, séance du 11 septembre 1848, Paris, Imprimerie de Bachelier, CARAN. F. 17.2955.A.
36. JOUSLARD (C.V.), Traversée de Du Chayla de Panama à Tahiti, 1869, CARAN. MAR. 3 JJ 326 n° 115.
37. LA-GUIERRE, Demande de mission dans l’Amérique du Sud pour rechercher les restes de la mission Crevaux. (Correspondance), 1882, CARAN. F. 17.2973.B.
38. LA-GUIERRE, Rapport de mer de Panama aux Galápagos, 1887, CARAN. MAR. 3 JJ 328 n° 248-249.
39. LESSEPS (Ferdinand de), Lettre sur le projet de percement de l’isthme de Panama Chepo (isthme de San Blas), 20 décembre 1877, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, CARTON LEG-LES 706 et 708.
40. LESSEPS (Ferdinand de), Renseignements sur ses voyages, réunions publiques, conférences, notamment sur l’isthme de Panama : notes et rapports d’information, 1879, 1887-1888, 1892, CARAN. F. 7.15978.2.
41. LEVAT E. (David), Mission scientifique dans les Guyanes française et hollandaise, au Venezuela, en Colombie, et dans le Centre Amérique à l’effet d’y poursuivre des recherches géologiques et ethnographiques et de former des collections destinées à nos établissements nationaux, 1897, CARAN. F. 17.17276.
42. MOLLIEN (G.), Mémoires et documents, 1822-1823, M.A.E, A.Q.O., n° 28 (1), ch. 5.
43. MOLLIEN (G.), Observations recueillies par M. Mollien pendant son voyage aux États-Unis, au Canada, à Pto Rico et à la Jamaïque. 1837, CARAN AE. B. III. 455.
44. PARIGNY (Maurice de), Documents sur Panama. Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ms. In-4° 48 1168, 1 carton sur Panama.
45. PINART (Alphonse) et CESSAC (Léon de), Mission sur la cote Nord ouest de l’Amérique, détroit de Behring et dans le territoire de l’Alaska pour recherches d’histoire naturelle, 1875, CARAN. F. 17.2997.
46. PINART (Alphonse), Mission archéologique et d’histoire naturelle dans le Mexique, l’Arizona, le Nouveau-Mexique et le Colorado au Nord, les États-Unis d’Amérique, le Panama, le Pérou, l’Équateur, la Bolivie, etc. avec L. de Cessac. (Correspondance), 1878, CARAN. F. 17.2997.
47. PINART (Alphonse), Note sur la limite de la civilisation de l’isthme américain, Mélanges américains (Amérique centrale), Paris, 1897, (s.f.), Bibliothèque nationale de France, Pk. 272, autographié.
48. PINART (Alphonse), Pequeño catecismo cristiano. Dios onomaque carta chenicua, traducido en la lengua cuna o de los indios del Darién, por el R. P. Fr. Pedro de Llisa misionario capuchino, y revisto por los señores A.L. Pinart y T. Carranza, Bibliothèque nationale de France, Documentos sobre Panamá (Chirriquí, Veraguas, Darién), n° 3, Panamá, manuscrit, 1884, 18p.
49. PINART (Alphonse), Vocabulario castellano-cuna compuesto por el señor don Alfonso L. Pinart, Bibliothèque nationale de France, Documentos sobre Panama : Chiriqui, Veraguas, Darién, n° 1, Panama, (s.e.), 1882-1884, 22p.
50. POUSSE (Émile), Commission des voyages et missions scientifiques et littéraires. Demande de Mission en Amérique. Arrêté du 28 septembre 1893, CARAN F. 17.2989.
51. PUYDT (Lucien de), Lettre à propos du projet du canal interocéanique à travers l’isthme de Darién, 2 mars 1877, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, COLIS n° 6 (bis) 2074.
52. ROGER (Paul André), Coup d’œil sur le territoire du Darién et sur le futur canal maritime, (s.d.), CARAN. F. 17.2914.2.
53. SCHMELTZ DE KEHR, (E.), Voyage d’exploration minéralogique sur la côte occidentale de l’Amérique du Sud, depuis Araucanie jusqu’à Panama. Société d‘études minéralogiques sur la côte occidentale de l’Amérique du Sud, 1880, CARAN. F. 17.3006.B.
54. SOCIÉTÉ DE GÉOGRAPHIE DE PARIS, Rapport à M. le président de la compagnie du canal de Suez sur un projet de canal à niveau des deux océans dans l’isthme de Darién et l’importance au point de vue stratégique et commerciale d’une voie navigable reliant le Pacifique à l’Atlantique par l’Amérique centrale. Manuscrit. (s.d.), Carte n° 2 : Ensemble du tracé du canal, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, COLIS n° 69 4258.
55. VALLAT, Amérique centrale I. Isthme de Panama. (Attribué, 1845), CARAN. AE. B. III 455.
56. VALLAT, Dépêche n° 34 du 17 octobre 1845. Projet de percement de l’isthme de Panama, 1843-1846. Mémoires et correspondance sur le “ passage par Panama ”, 1846-1849, (s. f.), CARAN. AE. B. III 455.
57. VAUVERT DE MEAN (A.), Note sur l’isthme et la Ville de Panama, Mémoires et correspondance sur le “ passage par Panama ”, 1846-1849, CARAN. AE. B. III 455.
58. VAUVERT DE MEAN (A.), Note sur les moyens de communication projetés en Amérique centrale, 1870. (s.p.), CARAN. AE. B. III 455.

Fuentes impresas

5259. A. B., Enterrement d’un Français à Panama (signé A. B.), Paris, Imprimerie A. Lombardin, (s.d.), 4p.
60. A. B., Le sombre avenir du canal de Panama (signé A. B.), Paris, (s.l.), 1881, 2p.

Canal interocéanique par l’isthme de Darién
Canal interocéanique par l’isthme de Darién

61. AIRIAU (Athanase), Canal interocéanique par l’isthme de Darién, Nouvelle-Grenade, Amérique du Sud. Canalisation par la colonisation, Paris, France, libr. Quai Voltaire, 1860, 116p., 3 cartes, 3 plans.
62. AIRIAU (Athanase), L’achèvement du Canal de Panama. Solution définitive de la question. Lettre ouverte adressée à Messieurs les sénateurs et Messieurs les députés, Paris, Chez l’auteur Athanase Airiau, 1894, 14p.
63. ANDRÉ (Édouard), “ Rapport sur une mission scientifique dans l’Amérique du Sud ”, In FRANCE. MINISTÈRE D’INSTRUCTION PUBLIQUE, Archives des missions scientifiques et littéraires, Choix de rapports et instructions publiées sous les auspices du ministère de l’Instruction publique, 3e série, T.V, 1879, pp. 49–83.
64. ANONYME, “ Chronique des voyages et de la géographie. Amérique centrale ”, In Journal des Voyages et des aventures de terre et de mer, n° 500, 6 février 1887, p. 96.
65. ANONYME, “ Le canal de Panama ”, In Le Correspondant, 25 juin 1885 (les pp. 2909-2949 manquent), Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, COLIS n° 97 4525.
66. ANONYME, “ Note sur le percement de l’isthme de Panama ”. In SOCIÉTÉ DE GÉOGRAPHIE DE PARIS, Bulletin de la Société de géographie, Paris, Imprimerie d’Everat, 2° série. XX, 1833, pp. 30-31.
67. ANONYME, Exposé de la question du canal maritime du Darién. Paris, Imp. Wiesener et Cie., (s.d.), 15p. CARAN F. 17.2914.2.
68. ANONYME, Note sur le projet de couper l’isthme américain pour éviter la longue et périlleuse traversée par le cap Horn, Paris, Imp. de Wissener et Cie, 1863.
69. ANONYME, Notice sur la route des deux Océans. (Isthme de Panama), Paris, Imprimerie de Paul Dupont, 1851, 6p.
70. BARNAUD DE VEAR (Léon), Rapport sur ses opérations à Chorrillos (Pérou) et à Panama pour servir à la détermination des longitudes : Valparaiso-Chorrillos et Valparaiso-Panama, Paris, Gauthier-Villards, Imprimeur – Libraire de l’École polytechnique, du bureau des Longitudes, 1883, 10p. (précédé d’un portrait de l’auteur par Ch. Potvin). (Extrait des Annales du bureau des longitudes, t. III).
71. BAUDOUIN (N.), Commission d’exploration du Darién 1876-77. Rapport sur les sondages géologiques, Paris, Imp. de Chaïx, 1877, 9p.
72. BELOT (Gustave de), La Vérité sur Panama, le relèvement possible, Paris, Commission de vigilance et protection des porteurs de titres de Panama, 1888, 111p.
72a. BELLY Felix, Percement de l’isthme de Panama par le canal de Nicaragua: exposé de la question , Librairie Nouvelle, 1858.
73. BIONNE (Henry), La question du percement de l’isthme de Panama devant un congrès international, Paris, E. Lacroix, Libraire de la Société des ingénieurs civils, 1864, In-8°, fig. 1 carte par l’auteur 16p. 2e édition, Paris, E. Lacroix, 1875, 15p.
74. BLOSSENVILLE (Jules de), Histoire des explorations de l’Amérique, Paris, (1832), 32p. (Extrait de la Revue des Deux Mondes), T. V, pp. 281-313).
75. BOUCARD (Adolphe), Sauvetage du Panama, par A. Boucard, Tours, Impr. P. Bourrez, 1882, 32p. Portrait.
76. BOUNICEAU (Prosper), Les grandes routes du globe. Le canal interocéanique (Nicaragua et Panama), Angoulême, Imprimerie de Charentaise G. Chasseignac et Cie, 1879, 24p.
77. BOURDIOL (H.), Exploration dans l’isthme de Darién (Amérique centrale), au point de vue d’une communication interocéanique, racontée à la Société de géographie de Paris, dans sa séance publique du 16 décembre 1864, Extrait du Bulletin de la Société de géographie, (décembre 1864), Paris, Imp. de E. Martinet, 1864, 22p.
78. BOUTAN (M.E.), Note sur la constitution géologique de l’Isthme de Panama au point de vue de l’exécution du canal interocéanique, Paris, Dunod, 1880, In-8°, (Extrait des Annales des mines, juillet – août 1880), 56p.
79. BRESSON (André), Bolivia. Sept années d’explorations, de voyages et de séjours dans l’Amérique australe contenant : une étude générale sur le canal interocéanique ; des aperçus sur les États de l’Amérique centrale ; des descriptions du Pérou et du Chili ; de nombreux documents géographiques, historiques et statistiques sur le Brésil et les Républiques Hispano-américaines ; des explorations chez les indiens de l’Araucanie, du Pilcomayo, des missions de Bolivie et de l’Amazonie, (Préface de M. Ferdinand de Lesseps. Ouvrage illustré de cent sept planches et vignettes, d’après des photographies et des croquis originaux, par Henri Lanos ; une grande vue panoramique du canal de Panama en chromolithographie, sep cartes explicatives avec profils en couleurs, une grande carte polychrome de la Bolivie et des régions voisines), Paris, Challamel Aimé, 1886, 639p.
80. CATAT (Louis), “ Les habitants du Darién Méridional ”, In FRANCE. MINISTÈRE DE L’INSTRUCTION PUBLIQUE ET DES BEAUX-ARTS, Revue d’ethnographie, Paris, A. Leroux, 1888, pp. 397-422, fig. (publiée par le Dr Hamy-Pagini).
81. CELLER (V.), “ Rapport sur les résultats des opérations faites par la Commission, présente au Comité de direction de la Société, dans sa séance du 27 mai 1877, par l’ingénieur en chef des Ponts et Chaussées chargé de la direction des études ”, In SOCIÉTÉ CIVILE INTERNATIONALE CONCESSIONNAIRE DU CANAL INTEROCÉANIQUE DU DARIÉN, Rapport sommaire de la Commission internationale d’exploration, juin 1877, Paris, A. Chaix, 1877, 20p., pp.13-20.
82. CELLER (V.), Commission d’exploration du Darién 1876-77. Rapport sommaire sur les opérations par la Tuyra, le Paya et le Caquirri, Paris, Imp. de Chaïx, 1877, 7p.
83. CERMOISE (H.), Deux ans à Panama. Notes et récits d’un ingénieur au canal. Paris, Flammarion, 2e édition, 1886, 307p.
84. CESSAC (J. Léon de), Revue américaine. Histoire, littérature, voyages, archéologie, ethnographie, linguistique, sciences, agriculture, industrie, commerce, bibliographie et nouvelles, première année, premier semestre, Paris, Challamel Ainé, 10 novembre 1866, Directeur J. L. de Cessac, secrétaire de la rédaction Gaston de Tayac.
85. COMPANYO (Louis), Projet d’organisation du service de Santé de la Compagnie du Canal interocéanique de Panama. Lettre à M. le comte Ferdinand de Lesseps président fondateur et directeur des compagnies universelles des canaux maritime de Suez et interocéanique de Panama, Mémoire présenté à la Commission de l’Institut du Canal interocéanique de Panama et à l’Institut_, Paris, Librairie J.-B. Baillière, 1880, 137p.
86. CONGRÈS GÉOGRAPHIQUE, COMMISSION DE VÉRIFICATION [DU PROJET GOGORZA], Canal interocéanique sans écluses ni tunnels à travers le territoire du Darién, entre les golfes d’Uraba et de San Miguel (États-Unis de Colombie), Paris, Challamel, 1876, 27p.
87. COQUARD (N. de Fer. A.), L’isthme et golfe de Panama et de Darién. Vingt cinq lieues d’Espagne. (s.l.), (s.d.), 1 feuille 275×205 (Détachée de WAFFER (Lionel), 1708), Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ge. D. 13354.
88. CORTEMBERT (E.), Coup d’œil historique sur les voyages et les progrès de la géographie 1800-1856, Lagny, Impr. de Vidal, 1856, 68p.
89. CRAVEN, “ Envoi de mémoires sur le commerce et le passage interocéanique : percement de l’Isthme de Darién, 1858 ”. In Annuaire Diplomatique de l’Empire Français pour l’année 1864, Paris, Librairie de Veuve Berger-Levrault et fils, 1864. A.M.A.E., T. IV, pp. 17-18.
90. CHEVALIER (Émile), “ Les Américains du Nord à l’isthme de Panama. De la jonction des deux océans ”, In Revue de deux mondes, XXIIe année, Nouvelle période, Paris, Imprimerie de Gerdès, Au bureau de la Revue des deux mondes, 1852, pp. 865-905.
91. CHEVALIER (Michel), GAYANT et RENAUD, Rapport de MM. Gayant, Renaud et Michel Chevalier, sur le projet de canal interocéanique dans l’isthme du Darién, Paris, Imprimerie de Wisener, 1862, CARAN. F. 17.2914.2.
92. CHEVALIER (Michel), L’isthme de Panama. Examen historique et géographique des différentes directions suivant lesquelles on pourrait le percer et des moyens à y employer, suivi d’un aperçu sur l’isthme de Suez, avec une carte, Paris, Librairie de Charles Gosselin, éditeur de la Bibliothèque d’élite, 1844, 182p.
93. DANBIES (A.), Lettres et souvenirs de voyage. Algérie. Panama, Paris, Société d’éditions scientifiques, 1892, (Bibliothèque générale de géographie), 152p.
94. DARASSE (P.), Journal humoristique d’un voyage de Paris à Chuquisaca. Souvenirs de Chypre, Le Conte de l’Oie, Lorenzo, Paris, Imprimerie de la Publicité générale, 1889, 290p., 2e édition.
95. DE LA RONCIERE (Ch.), Ce qu’ont fait en Amérique les Français, depuis sa découverte jusqu’au percement de l’isthme de Panama, Paris, Plon & Nourrit, 1915, 31p.
96. DE QUATREFAGES, “ Communications. Observations à propos d’un passage d’une lettre de M. Paul Lévy, relatif à l’action exercée par le milieu américain sur les races de l’ancien continent ”, In Bulletin de la Société d’anthropologie de Paris, Paris, Masson, 1888, T.XI, 3e série, pp. 579-582.
97. DENAIN (A.), Considérations sur les intérêts politiques et commerciaux qui se rattachent à l’isthme de Panama et aux différents isthmes de l’Amérique centrale. Relation directe de ces isthmes avec celui de Suez, Paris, Tous les Marchands de Nouveautés, 1845, 253p.
98. DESMADRYL (N.), _Exploration dans l’Amérique méridionale (cordillères au Sud de Chili, jusqu’à Panama) _, (Rapport publié pour l’Imprimerie de Bachelier, Extrait de _Comptes rendus des séances de l’Académie des sciences) _, 1848, CARAN. F. 17.2955.A.
99. DOLLFUS (Adrien), Isopodes terrestres recueillis dans le Darién par M. E. Festa. Torino, Tip. Fodratti e E. Lecco, 1896.
100. DOUAY (Léon), Études étymologiques sur l’antiquité américaine, Paris, Libraire orientale et américaine, 1891,158p.
101. DOUHAIRE (Paul), “ Revue critique ” (sur le canal de Panama), In Le Correspondant, 25 nov. 1881, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, COLIS n° 97 4526.
102. DROUILLET (Léon), Les Isthmes américains. Projet d’une exploration géographique internationale des terrains qui semblent présenter le plus de facilités pour le percement d’un canal maritime interocéanique, Extrait de L’Explorateur, du 30 mars 1876, Paris, Aux bureaux de L’Explorateur, 1876, 22p.
103. DRUEZ (Charles), Traversée navale de Panama. État d’avancement du canal. Profil en long synoptique, dressé d’après les documents relevés sur les lieux et sur les plans et profils de la compagnie, dressé par Charles Druez, 1/80000, Paris, imp. De J. Marchadier, 15 juin 1888, 1 bande 97×21, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ge. C. 940.
104. EUDES-DESLONGCHAMPS (E.), Note sur la collection ethnographique du Muséum de Caen et sur deux haches en pierre polie provenant de la Colombie, Caen, F. Le Blanc-Hardel, 1880, 48p.
105. EYMA (Xavier) (Ricard, Adolphe), Le canal maritime du Darién. État de la question, Paris, Schiller Aîné, 1861, 24p.
106. FLACHAT (Jules), Notes sur le fleuve du Darién et sur les différents projets de canaux interocéaniques du Centre Amérique, Paris, Librairie Scientifique, Industrielle et Agricole, Librairie de la Société des Ingénieurs civils, Eugène Lacroix, Éditeur, 1866, (Extrait de _Mémoires de la Société des ingénieurs civils) _, 85p.
107. FLACHAT (M.E.), Discours prononcé par M.E. Flachat. Inauguration de l’hôtel de la Société des ingénieurs civils. Cité Rougemont, 10. Dans la Séance du 7 juin 1872, Paris, Imp. Viéville et Capiomont, 1p.
108. FONTBONNE (Gustave Joseph de), Panama ou la vérité sur la jonction des deux océans dévoilée par G. de Fontbonne, Paris, chez l’auteur, 1893.
109. FONTBONNE (Gustave Joseph de), Projet d’un canal interocéanique à niveau des deux océans dans le Darién, avec carte, plans et devis à l’appui, Sancerre, Aupetit, 1875, 30p., planches.
110. FOREST (M.A.), “Mouvement commercial des États-Unis de la Colombie en 1879-1880”, In FRANCE. MINISTÈRE DE L’AGRICULTURE ET DE COMMERCE, Bulletin consulaire français. Recueil des rapports commerciaux adressés au ministère des Affaires étrangères par les agents diplomatiques et consulaires de France à l’étranger, Paris, Imprimerie nationale, 3e Fascicule, 1882, pp. 228-247.
111. FRANCE. ADMINISTRATION DES PONTS ET CHAUSSEES, Annales des Ponts et Chaussées. Mémoires et documents relatives à l’art des constructions et au service de l’ingénieur ; lois, ordonnances et autres actes concernant l’administration des Ponts et Chaussées, 1re Série 1831, Paris, Chez Carilian-Gœury, 1831.
112. FRANCE. MINISTÈRE DE L’AGRICULTURE ET DE COMMERCE, Bulletin consulaire français. Recueil des rapports commerciaux adressés au ministère des Affaires étrangères par les agents diplomatiques et consulaires de France à l’étranger, Paris, Imprimerie nationale, 1879-1890.
113. FRANCE. MINISTÈRE DE L’INSTRUCTION PUBLIQUE ET DES BEAUX-ARTS, Nouvelles Archives des missions scientifiques et littéraires. Choix de rapports et instructions publiées sous les auspices du ministère de l’Instruction publique et des Beaux-arts, T. I à XII, Paris, Ernest Leroux, 1891–1905.
114. FRANCE. MINISTÈRE DU COMMERCE, DIRECTION DU COMMERCE EXTERIEUR, 4E BUREAU, Bulletin consulaire français. Recueil des rapports commerciaux adressés au ministre des Affaires étrangères par les agents diplomatiques et consulaires de France à l’étranger, Paris, Imprimerie nationale, 1887 et 1888.
115. FRANCE. MUSÉUM NATIONAL D’HISTOIRE NATURELLE, _Liste de correspondants existan_t en 1910, (Extrait du Bulletin du Muséum national d’histoire naturelle, 1909, N° 8, P. 55 g), Paris, Imprimerie nationale MDCCCCX, CARAN. AJ XV 566.
116. FRANCE. MUSÉUM NATIONAL D’HISTOIRE NATURELLE, Règlements relatifs aux voyageurs naturalistes en février 1819 et Instructions pour les voyageurs et les employés dans les colonies, Imprimerie de L. Martinet, 1845(?) 1860(?), Carton, CARAN. AJ XV 565.
117. FRESNEL (R.F.), Introduction à la notice ayant pour titre : Recherches qui ont été faites depuis Fernand Cortez jusqu’à présent, afin de découvrir le passage qui permettrait la jonction maritime des Océans Atlantique et Pacifique : examen des lignes proposées ; Observations, remarques et considérations diverses à ce sujet : avec cartes profils et évaluations approximatives de dépenses qu’occasionnerait l’exécution de quelques-unes de ces lignes, juin 1861, Paris, Imprimerie de E. Brière, 1861, 35p.
118. GABRIAC (Alexis), Promenade à travers l’Amérique du Sud : Nouvelle-Grenade, Équateur, Pérou, Brésil, Paris, M. Lévy frères, 1868, 304p.
119. GAMOND (Thomé de), Exposé du canal interocéanique à travers l’isthme américain, par la submersion des vallées, séances des 19 octobre et 2 novembre 1866 de la Société des ingénieurs civils, (s.l.), (s.e.), (s.d.), (Extrait de Mémoires de la Société des ingénieurs civils).
120. GARELLA (Napoléon), Canal de jonction des deux Océans à travers l’Isthme de Panama, (s.l.), (s.e.), 1845, 233p.
121. GARELLA (Napoléon), Projet d’un canal de jonction de l’Océan Pacifique et l’Océan Atlantique à travers l’isthme de Panama, Paris, Carilian-Gœury et Vor Dalmont libraires des Corps royaux des Ponts et Chaussées et des Mines, 1845, 233p.
122. GASTON (André), Le Canal de Panama et la Nouvelle Société, Paris, imprimerie Paul Dupont, 1894, 53p.
123. GIRERD, Programme d’hygiène des Européens dans l’isthme de Panama, Paris, Octave Doin éditeur, 1884, 120p.
124. GOGORZA (Anthoine de), Canal interocéanique du Darién. Résumé des faits. Document complémentaire omis dans la publication du Comité provisoire de direction de novembre 1876. Pièces justificatives, lettre contradictoire, résultats obtenus, protestation. Septembre 1877, Paris, Challamel Ainé, Libraire Éditeur, 1877, 48p. (Libraire Éditeur : Cartes, plans et ouvrages du dépôt de la Marine, de la Cie des Phares, du dépôt de la Guerre et de la Cie du canal de Suez, Atlas des ports de France, etc.).
125. GOGORZA (Anthoine de), Isthme du Darién. Nouveau tracé d’un canal interocéanique et d’une voie ferrée à travers le territoire du Darién (États-Unis de Colombie), Paris, Laplace, 1868, 37p.
126. HAMY (E. T.), “ Rapport sur la mission de M.M. Pinart et de Cessac dans les deux Amériques par le Dr E.-T. Hamy, conservateur du Musée d’ethnographie ”, In FRANCE. MINISTÈRE DE L’INSTRUCTION PUBLIQUE, Archives des missions scientifiques et littéraires. Choix de rapports et instructions publiées sous les auspices du ministère de l’Instruction publique, 3e série, T.IX, 1882, pp. 322 – 332.
127. HÉLLERT, “ Exploration de l’isthme de Panama ”, In Bulletin de la Société de géographie de Paris, Paris, Société de géographie, 1846, 3e série V, pp. 98-107.
Souvenirs d’un échappé de Panama
Souvenirs d’un échappé de Panama

128. LA LOYERE DE BEUVERAND (Paul Marie Armand) (Paul Mimande), Souvenirs d’un échappé de Panama, Paris, Éd. Perrin, 1893, 130p.
129. LACHARME (Louis), Canal interocéanique, route par Paya, isthme du Darién. Exploration de 1866. Mémorandum publié dans Pulnam’s Monthly Magasine. N.Y. de mars 1869, Paris, Imprimerie Lefebvre, 1878, 22p.
Carta de Gabriel Lafond de Lurcy
Carta de Gabriel Lafond de Lurcy

130. LAFOND DE LURCY (Gabriel), _Excursion dans la rivière de Chinquiquira, qui a son embouchure dans la bahia de Cascajal (Santa Buena Ventura), Province du Choco dans la Colombie. Mœurs, population, produits, culture, mines d’or et de platine, chasse au tigre et à la sarbacane, etc., etc. _, Paris, Imprimerie de Bourgogne et Martinet, (s.d.), 23p., (Extrait du Bulletin de la Société de géographie).
131. LARTHE (Albert), Dans L’Isthme de Panama. Scènes de la vie indienne, souvenirs et impressions de voyage, Tours, A. Cattier, 1895, 160p.
132. LAUGEL (Auguste), Les communications interocéaniques dans l’Amérique centrale, In Revue des deux mondes, 15 janv. 1857, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, COLIS n° 99 4668.
133. LE MOYNE (A.), “ Renseignements topographiques sur l’isthme de Panama et sur les moyens de transport qui y sont offerts aux voyageurs. Extrait d’une lettre de Lima, le 5 mai 1841, écrite par M. Lemoine, consul général de France en Bolivie. ”, In Bulletin de la Société de géographie de Paris, Paris, Société de géographie, 2e série XVII, 1842, pp. 183-185.
134. LE MOYNE (A.), Voyages et séjours dans l’Amérique du Sud. La Nouvelle-Grenade, Santiago de Cuba, La Jamaïque et l’isthme de Panama, Paris, A. Quantin, Imprimeur – Éditeur, 1880, 306p.
135. LEBON (Émile), Ville de Panama. Concession de la distribution d’eau. Rapport sur ma mission à Panama, (21 janvier 1897), Paris, I. Chaix, 1897, 163p.

53

Charles Lemire
Charles Lemire

136. LEMIRE (Charles), L’Océanie française. Les intérêts français dans le Pacifique : Tahiti, Nouvelles-Hébrides, Canal de Panama, avec trois cartes et 20 photogravures, Paris, Berger-Levrault, 1904, 90p.
137. LESCANNE-PERDOUX (N.), Société civile internationale du canal interocéanique à travers l’isthme du Darién. Comité de direction, Rapport, Séance du 9 août 1877, Paris, A. Chaix, 1877, 8p.
138. LESSEPS (Ferdinand de), Les obsèques de M. de Lesseps. Coupures : Paris, 20 janvier 1888 – 1894, CARAN. F. 7.15978.2.
139. LEVALLEUR, Carte pour l’intelligence du rapport sur le commerce et le tonnage relatif au canal interocéanique, 1879, Paris, imp. Erhard, (s.d.), Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ge. F. 120.
140. LEVASSEUR, Rapport sur le commerce et le tonnage relatif au canal interocéanique rédigé par M. Levasseur, président rapporter de la Première commission “ statistique ” trafic probable du canal ou tonnage qui y passera, au nom de la Première commission et lu en séance générale du Congrès, Paris, Imp. Émile Martinet, 1879, 95p.
141. LEVY (Paul), “ Mémoires, notices, etc. Amérique centrale, de Panama à Veragua (Extrait d’une lettre à M. D’Avezac, de l’Institut, Vallée Ménier, avril 1869) ”, In Bulletin de la Société de géographie de Paris, Paris, Société de géographie, 5e série XVIII, 1869, pp.177-191.
142. MAGNY, “ Canalisation des isthmes de Suez et de Panama, par les frères de la Compagnie maritime de Saint Pie, ordre religieux, militaire, et industriel. (Paris, 1848 ; 63 pages, in-8°) ”, In Bulletin de la Société de géographie de Paris, Paris, Société de géographie, 1849, 3e série X, pp. 102-103.
143. MAILLARD (Ossian), De Paris à Lima, Paris, Poitevin, 1869, 31p.
144. MARCOU (Jules), Souvenirs d’un géologue sur Panama et le canal de Panama, Paris, Librairie Fischbacher, 1893, 44p.
145. MARECHAL (Henry), Voyage d’un actionnaire à Panama, Paris, E. Dentu, Libraire-Éditeur, Imprimerie de Poissy, 1885, 36p.
146. MARTIN (Francisco de) et BARROT (Ferdinand), Concession de privilège pour le percement d’un canal interocéanique par l’isthme du Darién entre le golfe San Miguel et la baie de Calédonie, Paris, Imp. Wiesener et Cie., le 10 décembre 1860, CARAN. F. 17.2914.2.
147. MENARD DE SAINT-MAURICE (E.), Contribution à l’étude de l‘âge de la pierre dans l’isthme de Panama, avec planches, Châtillon-sur-Seine, Imprimerie Générale, 1889, 29p.
148. MENARD DE SAINT-MAURICE (E.), Les poteries des sépultures indiennes du Chiriqui (États-Unis de Colombie), avec planches en héliogravure d’après les spécimens de la collection de l’auteur photographiés par M. G. Lancelot, Châtillon-sur-Seine, Imprimerie Générale – A. Pichat, 1888, 16p. (Les planches indiquées manquent).
149. MENU DE SAINT-MESMIN (Ernest), Le percement de l’isthme américain, Paris, Imprimerie P. A. Bourdier, 1865, 31p. (Extrait de la Revue Nationale).
150. MICHEL (Ernest), À travers l’hémisphère sud ou Mon second voyage autour du monde, Paris, V. Palme, 1887-1888. T. II, gravures, deuxième édition : Limoges, M. Barbou, 1896, 1202p., planche.
151. MOLINARI (Gustave de), A Panama. L’Isthme de Panama- La Martinique – Haïti. Lettres adressées au Journal de Débats, Paris, 1886.
152. MOLLIEN (Gaspard), Voyage dans la république de Colombia en 1823. Ouvrage accompagné de la carte de Colombia et orné de vues et divers costumes, Paris, Arthus Bertrand, 1825, 2 vol, T.2.
153. MONIN (C. V.), Colombie et Guyanes, Paris, A. Aubrée, (s.d.), 470×330, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ge. Angrand. 55.
154. MONTIER (N.), Etude sur la région aurifère du Minéral de Veraguas (Nouvelle- Grenade), Saint Nicolas près Nancy, Imprimerie de Prosper Trenel, 1865, 32p.
155. NICOLAS DE LA BOURBOULE (Adolphe Charles Antoine Marie), _L’eau potable dans les chantiers de Panama… Communication à l’Académie de médecine (5 avril 1887 _, Paris, Adrien Delahaye et E. Lecrosnier, 1887, 8p. (Extrait de la “ France Médicale ” n°s. des 9 et 14 avril 1887).
156. NUMA-AUTIGEON (Charles), De Bordeaux à Panama et de Panama à Cherbourg, Paris, Auguste Ghio éditeur, 1883, 115p.
157. O. R., “À travers le monde. Le port et la ville de Panama ”. In Journal des Voyages et des aventures de terre et de mer, n° 498, 23 janvier 1887, p. 63.
158. ONFFROY DE THORON (Enrique), Amérique équatoriale. Son histoire pittoresque et politique, sa géographie et ses richesses naturelles, son état présent et son avenir, Paris, Ve Jules Renouard, 1866, 476p.
159. ORBIGNY (Alcide Dessalines d’), Voyage dans l’Amérique méridionale pendant les années 1826–1833, Paris, 1835–1840, 10 vols. et atlas.
160. PINART (Alphonse), “ Dessins de gravures sur rocher, copiés à Panama et aux Antilles. Présenté le rapport au Comité le 20 janvier 1886 ”, In FRANCE. MINISTÈRE DE L’INSTRUCTION PUBLIQUE ET DES BEAUX-ARTS. COMITÉ DES TRAVAUX HISTORIQUES ET SCIENTIFIQUES, Bulletin de géographie historique et descriptive. Année 1886. n°s 1 à 6, Paris, Ernest Leroux, 1887, pp. 14 et 47.
161. PINART (Alphonse), Notes sur les tribus indiennes de famille Guarano-Guyamie (sic ; pour Guaymie) de l’isthme de Panama et du Centre Amérique, Chartres, Imprimerie Durand, 1900, 21p.
162. PLAUCHUT (Edmond), Le futur canal interocéanique de l’Amérique centrale, Paris, Au bureau de la Revue des deux mondes, août 1879.
163. POEY (André) et al., Exposé de la question du canal maritime du Darién, 1862 et autres brochures sur ce projet, (Imprimé.), Extrait de l’Annuaire de la Société de météorologie de France, 1861-1866, (s.l.), (s.e.), CARAN F. 17.2914.2.

54

Paul Ponsolle
Paul Ponsolle

164. PONSOLLE (Paul), Le tombeau des milliards. Panama. (21 mars 1890), Paris, Albert Savine, (s.d.), 338p.
165. PUYDT (Lucien de), Colonisation au district de Santo Thomas de Guatemala par la Communauté de l’Union, fondée par la Compagnie belge de colonisation, (Collection de documents publiés ou produits par la Compagnie), Paris, Rignoux, 1844, 368 p., cartes, gravures.
166. PUYDT (Lucien de), L’isthme américain et le Canal colombien. Notice sur un projet de canal entre les deux océans par la province du Darién (États-Unis de Colombie), Paris, Imprimerie de Poitevin, 1863, 51p.
167. PUYDT (Lucien de), L’isthme américain et le canal colombien. Percement de l’isthme du Darién par un canal de grande navigation, sans tunnel et sans écluses. Historique des diverses tentatives faites depuis la découverte de l’Amérique jusqu’à nos jours, pour établir des vois de communication entre les deux grands Océans Atlantique et Pacifique, Châtillon-sur-Seine, Imprimerie de Ernest Cornillac, 1869, 32p.
168. PUYDT (Lucien de), Mission d’exploration dans l’intérieur de la Colombie. (Correspondance). L’isthme américain et le Canal colombien. Percement de Isthme du Darién par un canal de grande navigation, sans tunnel et sans écluses. Historique, Châtillon – Sur – Seine, Imp. Ernest Cornillac, 1869, 32p., CARAN. F. 17.2999.
169. PUYDT (Lucien de), Projet de Canal interocéanique à travers l’isthme de Darién, Paris, Imprimerie de M. Martinet, 1874, 11p. (Communication faite à la Société de géographie dans sa séance du 3 juin 1874, Extrait du Bulletin de la Société de géographie, août 1874).
170. PUYDT (Lucien de), Société centrale du canal du Darién. Mémoire sur le développement et l’état actuel de la Société civile du canal du Darién, présenté aux participants de ladite Société au nom du Comité des porteurs de parts d’intérêts, constitué à Paris et représentant environ 1,100 parts d’intérêts, Paris, Imprimerie administrative de Paul Dupont, 1862, 19p.
171. RECLUS (Armand), Commission d’exploration du Darién 1876-77. Rapport sur l’hydrographie et le régime des marées de la Tuyra, Observations météorologiques, Paris, Imp. de Chaïx, 1877, 51p.
172. RECLUS (Armand), Commission d’exploration du Darién 1876-77. Rapport sur les nivellements entre le confluent de l’Aputi et de la Tuyra et le confluent du Chico (Rio de Yavisa) et du Porcona, Paris, Imp. de Chaïx, 1877, 13p.
173. RECLUS (Armand), Le Canal Interocéanique et les explorations dans l’isthme américain. Conférence faite à la Société de géographie commerciale, Paris, Berger-Levrault et Cie, 1879, 31p. (Extrait de la Revue maritime et coloniale).
174. ROGER (Paul André), De l’intérêt qu’a la Marine française à l’ouverture de l’isthme américain par le canal de Darién, territoire de la Nouvelle-Grenade, 22 janvier 1861), Paris, Typographie Ernest Meyer, 1861, Gr. 20p.
175. ROGER (Paul André), De l’intérêt qu’a la Nouvelle-Grenade à accorder immédiatement à M. le docteur Cullen le renouvellement de la concession du canal de Darién (10 mars 1859), Paris, Imp. De P. Walder, 1859, 4p.
176. ROGER (Paul André), Journal des voyages, explorations et travaux relatifs à la ligne du Darién par P. Roger, Paris, Imprimerie du Corps législatif, 1864.
177. ROGER (Paul André), Percement de l’isthme américain par un canal interocéanique. Journal des voyages, explorations et travaux relatifs à la ligne du Darién (Nouvelle-Grenade, aujourd’hui États-Unis de la Colombie), Paris, Imprimerie du Corps Législatif Poupart-Davyl, décembre 1864, 112p.
178. ROGER (Paul André), Première étude sur le Canal Interocéanique américain et sur les travaux de la Société civile du canal du Darién, (s.l.), (s.e.), (s.d.).
179. ROYER (Clémence), “ Du percement de l’isthme américain ”, In Journal des économistes, n°s de décembre 1874 et janvier 1875, Paris, Libraire de Guillaumin.
180. SAFFRAY (Charles), Voyage à la Nouvelle-Grenade : un voyageur français découvre le monde indien 1869–1870, (s.l.), Phébus, 1990, 297p. (Collection D’ailleurs. Le Tour du monde).
181. SAINT-AMANT (Mme), Saint-Amant, Charles de, édit., Voyage en Californie, 1850-1851, d’après une promesse du président, navigation sur les deux océans, passage de l’isthme de Panama, arrivé à San Francisco, suivi du tarif des douanes en Californie, Paris, Garnier frères, 1851, [“ De Chagres à Panama ” : pp. 17-30].
182. SAUTEREAU, Le canal interocéanique de Panama transformé en lac intérieur. Projet de canal à grande navigation par le barrage et la submersion des vallées du rio Chagres et du rio Grande, et l’emploi des écluses à grande dénivellation proposé par G. Sautereau, Paris, février 1888, Paris, imp. des arts et manufactures, 1888 (Plan, profil en long et vue d’une écluse). Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, Ge. D. 705.
183. SEBILLOT (Amédée), “ Analyses, Extraits d’ouvrages, Mélanges, etc. des travaux entrepris à l’isthme de Panama et de la jonction des deux océans par M. Émile Chevalier ”, In Bulletin de la Société de géographie de Paris, Paris, Société de géographie, 1852, 4e série IV, pp. 30-70.
184. SEBILLOT (Amédée), Avant-projet du canal à écluse sèche, avec devis estimatifs, Paris, Imprimerie L. Guillot, 1872.
185. SICARD (Félix), Du percement de l’isthme américain, instructions nautiques sur les grandes routes maritimes du globe, création des voies nouvelles par l’isthme de Suez et l’isthme américain, parallèle des routes, bouleversement des itinéraires de l’ancienne navigation par les caps, avantages et avenir des routes nouvelles, avantages exceptionnels de l’isthme américain, Paris, Typographie Ernest Meyer, (s.d.), 24p. CARAN F. 17.2914.2.
186. SOCIÉTÉ D’ANTHROPOLOGIE DE PARIS, Bulletin de la Société d’anthropologie de Paris, Paris, Masson, 8° (22). 3° S. 1882-1888 (V-XI) ; 4° S. 1892-1893 (III – IV).
187. SOCIÉTÉ DE GÉOGRAPHIE DE PARIS, “ Actes de la Société. Extraits des procès verbaux des séances. Séance du 19 novembre 1858 ”, In Bulletin de la Société de géographie de Paris, Paris, Société de géographie, 1858, 4e série XVI, p. 447.
188. SOCIÉTÉ DE GÉOGRAPHIE DE PARIS, Bulletin de la Société de géographie, Paris, Imprimerie d’Everat, 1822 à 1900, 8° (20). [1° S. 1822-33 (I-XX) ; 2° S (1834-43) (I-XX) ; 3° S 1844-50 (I-XIV) ; 4° S. 1851-60 (I-XX) 5° S. 1861-70 (I-XX) ; 6° S. 1871-80 (I-XX) ; 7° S. 1881-99 (I-XX) ; Tables 1822-43 ; 1844-61 ; 1861-69].
189. TACKELS (Corneille Joseph), Canal interocéanique. Canal de jonction reliant la mer Atlantique à la mer Pacifique. L’isthme de Suez. Percement de l’isthme de Panama ou de celui de Nicaragua. Discussion commerciale et industrielle au point de vue du travail belge. Réponse à la conférence de M. le comte de Lesseps, Bruxelles, Office de publicité, 1880, 52p.
190. TAMIN-DESPALLES (Onésime), La Nouvelle-Grenade, l’émigration et les divers projets du canal de jonction entre les deux océans, Paris, Imp. de L. Martinet, 1859, 30p.
191. THIBAUDIER (M.), “ Situation du commerce de Panama. Rapport de M. Thibaudier, consul de France à Panama ”, In MINISTÈRE DU COMMERCE, DIRECTION DU COMMERCE EXTERIEUR, 4E BUREAU, Bulletin consulaire français. Recueil des rapports commerciaux adressés au Ministre des Affaires étrangères par les agents diplomatiques et consulaires de France à l’étranger, Paris, Imprimerie nationale, 1884, pp. 638-640.
192. TISSANDIER (Albert), Six mois aux États-Unis. Voyage d’un touriste dans l’Amérique du Nord, suivi d’une excursion à Panama. Texte et dessin, avec 82 gravures, 8 planches hors de texte, Paris, G. Masson, 1886, 298p.
193. VARRON (V.), Rapport sommaire sur les voyages et travaux géographiques pendant le 19e siècle, Paris, 1889, IV Congrès des sciences géographiques, T. II, pp. 299-302.
194. VERBRUGGHE (Louis), À travers l’isthme de Panama. Tracé interocéanique de L.-N. B. Wyse et A. Reclus, Paris, Imprimerie de A. Quantin, 1879, 182p.
195. VERBRUGGHE (Louis), Le canal interocéanique de Panama. Coup d’œil sur les tracés maritimes proposés entre l’Atlantique et le Pacifique à travers l’isthme américain, Paris, Imp. de A. Quantin, 1879, 47p.
196. VERNIAL, “ Présentations. Crâne déformé de Panama ; par le docteur Vernial ”, In Bulletin de la Société d’Anthropologie de Paris, Paris, Masson, 1888, T.XI, 3e série, p. 667.
197. VIALLATE (Achille), “ Les États-Unis, l’Angleterre et le canal interocéanique ”, In Le Correspondant, 25 février 1889, Bibliothèque nationale de France, département des Cartes et Plans, COLIS n° 97 4527.
198. VIAULT (François), Ultramar. Sensations d’Amérique, Antilles, Venezuela, Panama, Pérou, Cordillères, Équateur, Paris, Société d’Éditions littéraires, 1895, 347p.
199. VIGUIER (Camille), Commission d’exploration du Darién 1876-77. Rapport médical, Paris, Imp. de Chaïx, 1877, 4p.
200. VIGUIER (Camille), Notes sur les Indiens de Paya. Extrait de Mémoires de la Société d’anthropologie, 2e Série, T. I, Paris, G. Masson, 1878, 14p. (Mémoire lu dans la séance du 8 juillet 1877).
201. VIGUIER, (E.) et FLACHAT (Eugène), Discours prononcés par M.M.E. Viguier et Eugène Flachat. Société des ingénieurs civils, Neuilly, Typographie De Guiraudet, 1860, pp. 12 à 13.
202. WYSE (Lucien N. B.), “ Canal interocéanique. Rapport sommaire sur les études faites en 1876-77 par la Commission internationale d’exploration de l’isthme de Darién ”, In SOCIÉTÉ CIVILE INTERNATIONALE CONCESSIONNAIRE DU CANAL INTEROCÉANIQUE DU DARIÉN, Rapport sommaire de la Commission internationale d’exploration, juin 1877, Paris, A. Chaix, 1877, 20p., pp. 3-12.
203. WYSE (Lucien N. B.), Canal interocéanique de Panama. Mission de 1890-1891 en Colombie. Rapport général (2 mars 1891) accompagné de plan et de profil de projet à 6 écluses groupées en deux échelles, Paris, A. Heymann, 1891, 154p.
204. WYSE (Lucien N. B.), Canal interocéanique, 1876-1877. Rapport sur les études de la Commission internationale d’exploration de l’isthme du Darién, Paris, Imp. de Chaïx, 1877, 240p.
205. WYSE (Lucien N. B.), Le canal de Panama, l’isthme américain, explorations, comparaison des tracés étudiés, état des travaux, Ouvrage contenant une grande carte de l’isthme colombien, un plan panoramique du canal de Panama supposé achevé, un tableau synoptique des divers projets dressés spécialement par Lucien N. B. Wyse, Paris, Hachette, 1886, 403p.
206. WYSE (Lucien N. B.), RECLUS (Armand) et SOSA (P.), Mission ayant pour objet l’exploration de l’isthme de Darién, au point de vue de l’histoire naturelle, l’archéologie et l’ethnographie. (Correspondance). Canal Interocéanique. Rapports sur les études de la Commission internationale d’Exploration de l’Isthme américain, accompagnés des cartes, de profils et d’un tableau synoptique, Paris, Imp. Générale, A. Lahure, 1879. 294p. CARAN. F. 17.3014.B.
207. WYSE (Lucien N. B.), RECLUS (Armand), SOSA (P.), Canal Interocéanique 1877-1878. Rapport sur les études de la Commission internationale d’exploration de l’isthme américain, accompagnés de cartes, de profils et d’un tableau synoptique, Paris, A. Lahure, 1879, 294p.
208. ZELTNER (A. de), La ville et le port de Panama, Paris, Typographie de Henri Plon imprimeur de l’empereur, 1868, 16p.
209. ZELTNER (A. de), Note sur les sépultures indiennes du département de Chiriqui (État de Panama), Panama, Imprimerie de T. M. Cash, 1866, 12p.

Trabajos consultados

55210. DUVIOLS (Jean-Paul), Voyageurs français en Amérique (colonies espagnoles et portugaises), Paris, Bordas, 1978, 272p.
211. DUVIOLS (Jean-Paul), L’Amérique espagnole vue et rêvée. Les livres de voyages de Christophe Colomb à Bougainville, Jouve, Éditions Promodis, 1986, 489p.
212. HUMBOLDT (Alejandro de) et al., Viajeros extranjeros en Colombia siglo XIX, Cali, Carvajal, 1970, 281p.
213. HUMBOLDT (Alejandro de), Cartas americanas. Compilación, prólogo, notas y cronología por Charles Minguet, Caracas, Biblioteca Ayacucho, 1989, 308p.
214. LAROUSSE-BORDAS, Grand Dictionnaire de la Psychologie, Tours, MAME Imprimeurs, 1999, p.115.
215. PAILLARD (Yvan G.), Expansion occidentale et dépendance mondiale, Paris, Armand Colin Éditeur, 1994, 341p.
216. PÉREZ ARBELÁEZ (Enrique), Alejandro de Humboldt en Colombia, Bogotá, Instituto Colombiano de Cultura, 1981, 270p.
217. RUSCIO (Alain), Le credo de l’homme blanc, Bruxelles, Éditions Complexe, 1996, 409p. (Préface d’Albert Memmi).

56Notas de pie de página

571 LAROUSSE-BORDAS, Grand Dictionnaire de la Psychologie, (Tours, MAME Imprimeurs, 1999), pág.115.

582 El lector puede consultar por ejemplo las obras siguientes: Jean-Paul Duviols, L’Amérique espagnole vue et rêvée. Les livres de voyages de Christophe Colomb à Bougainville, (Jouve, Éditions Promodis, 1986), 489p. ; Yvan G. Paillard, Expansion occidentale et dépendance mondiale, (Paris, Armand Colin Éditeur, 1994), 341p, pag. 83 ; Alain Ruscio, Le credo de l’homme blanc, (Bruxelles, Éditions Complexe, 1996), 409p. (Préface d’Albert Memmi).

593 Preocupado, desde principios de este siglo, de los medios de establecer una comunicación entre los dos mares, he aconsejado siempre con la mayor insistencia, así en mis libros como en los diversos informes que me han pedido, para honra mía, las repúblicas españolas de la América, la exploración hipsométrica del istmo en toda su longitud, pero en especial cerca del golfo de Darién […] Esta cuestión tiene tal trascendencia para el comercio del mundo, que no cabe obstinarse en encerrarla siempre en el estrecho círculo en que ha sido retenida hasta ahora”. Alejandro de Humboldt, op. cit., pag. 246. Citado por: Enrique Pérez Arbeláez, Alejandro de Humboldt en Colombia, (Bogotá, Instituto Colombiano de Cultura, 1981), 270p, págs. 160-163
Ver igualmete: E. Cortembert, Coup d’œil historique sur les voyages et les progrès de la géographie 1800-1856, (Lagny, Impr. de Vidal, 1856), 68p, pág. 9.

fn4. Gabriel García Márquez, _La soledad de América Latina, Conferencia pronunciada durante la entrega del Premio Nobel de Literatura*, (Estocolmo, 1982).

605 A manera de información, esta bibliografía presenta un pequeño extracto de las obras trabajadas en la investigación.

61

Para citar este artículo :

Ivonne Suárez Pinzón, « La mirada francesa del “otro”, habitante de Panamá y Daríen. Siglo XIX », Boletín AFEHC N°31, publicado el 08 agosto 2007, disponible en: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=1646

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.