Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.146.5.16', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Respuesta del Padre Cura de Sololá : Respuesta del Padre Cura de Sololá

Ficha n° 1751

Creada: 04 octubre 2007
Editada: 04 octubre 2007
Modificada: 04 octubre 2007

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 110 (aprox.)

Autor de la ficha:

Alice TANGUAY

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Respuesta del Padre Cura de Sololá

Fragmento de Testimonio de las respuestas dadas por los curas del Arzobispoado de Guatemala en la visita canónica que de sus beneficios hizo el Yllustrisimo Señor D. Pedro Cortés y Larraz. Año 1771
Palabras claves :
Visita pastoral de Pedro Cortés y Larraz
Autor:
Fray Joseph Manuel Santizo, Cura Doctrinero
Ubicación:
Archivo General de Indias, Sevilla
Fecha:
1771
Paginas:
Cuaderno 2, Folios 102verso-105
Texto íntegral:

1Respuesta del Padre Cura de Sololá
En cumplimiento de lo mandado y ordenado por Vuestra Señoría Ylustrísima en la carta Pastoral expedida en treinta de Abril de este presente año de mil setecientos y setenta, digo y contexto a los puntos que en ella se contienen y son los Siguientes.
Primeramente, tiene este Curato de Nuestra Señora de la Asumpción de Sololá quatro Pueblos anexos y una estancia que le dicen lo de Argueta. El primer Pueblo y más cercano a esta cabezera es el de San George de la Laguna. Dista de esta cabezera una legua corta de camino pedregoso; tiene tres cuestas las dos cortas en la mediana del camino y entre una y otra sus pedazos de llano, la otra es una vajada muy dilatada pero de bastante piedra y se acava hasta el patio de la Yglesia. El Pueblo está cituado assí al Sur en la falda de un cerro, lugar muy corto y escaso de tierras. Saliendo de San George para Santa Cruz de la Laguna hay una vajada larga y pedregosa que le dicen los Yndios en su idioma el haybal. Tendrá en circuitu media legua y son las únicas tierras que tienen los de San George. Les dicen el haibal que quiere decir en castilla el lugar de las casas porque fue el lugar donde primero estubo dicho Pueblo y por haverse inundado / lo trasladaron a donde oy está. Del pie de la vaxada al emvarcadero que es la orilla de la laguna habrá de distrito seis cuadras al Pueblo de Santa Cruz. Regulan todos una legua por agua. Del desembarcadero de Santa Cruz al Pueblo habrá dos cuadras de mucha piedra y lo mismo es en las pocas calles que tiene el Pueblo aunque sí tienen bastantes tierras. En ellas siembran tal qual pedazito de milpa, los fructos que cojen son jocotes, ingertos y chile pero en lo que más comercian es en colchas blancas que los mismos Yndios las hilan y texen.
El tercer Pueblo de esta cabezera es el de San Joseph Chakayá. Desde que se sale de esta cabezera todo el camino es pedregoso y molesto auque tendido, hasta pasar la hermita de San Antonio, que es Varrio de esta Cabezera, desde allí comienza una vajada que es a modo de gradería de piedra hasta llegar al puente que haze la medianía de el camino. Tiene el Puente dos vigas madres de a doze varas de largo, y de ancho ambos palos tendrán vara y quarta que es todo el ancho del puente; a los lados están unos palos sobrepuestos que sirven de atajadizo para los trancitantes por lo muy profundo que es el río y muy precipitado aunque no muy quantioso de agua. Acavado de pasar el puente empiesa otra subida toda de piedra no menos fraguosa que la pasada. A media haze un plan pequeño y paza por el un richuelo pequeño; este se llama Tuh, lugar de temascal, que da un poco más arriba de la garganta del pie y prosigue la subida hasta llegar a otro llanito o descanso en que está / otro richuelo. Éste se llama Atzamoya, Agua de Sal, que nace de las piedras. Tendrá de hondo como hasta la pantorrilla y pasado sigue la cuesta hasta cerca del Pueblo que está situado al poniente. Son Yndios más acomodados, tratan y comercian en buenos géneros, siembran trigo, maíz, tienen obejas aunque no muchas. Está el Pueblo en la sima de un cerro, tiene bonitas calles, por un lado del Pueblo atraviesa un río que no es hondo es muy rápido; por algunas de las calles ay algunos arrollitos de agua, en los solares de las casas tienen árboles de peras, membrillos, duraznos y algunas tunas.
Saliendo del Pueblo de San Joseph para el de Santa Lucía Ultatán hay una subida que no es fraguosa ni larga, en partes tiene algunas empalizadas, en el Ynvierno es muy resvaloza por ser varrial, acavada la cuesta empieza un llano muy divertido porque en él muchas sementeras de maíz, trigo y algunas majadas de obejas. A medio camino hay otra cuesta corta y al fin de ellas otro pedazo de llano hasta llegar al Pueblo de Santa Lucía que está al poniente en un plan que es la sima de un serro. La distancia que hay de San Joseph a este Pueblo es legua y media. De esta cabezera a la Estancia de Argueta que oy es de Don Juan Carrascoso ay de distancia quatro leguas, y desde la salida de este Pueblo empieza una cuesta que es larga y de mucha piedra. Hasta la cumbre se anda como una leguas de llano hasta llegar a la cuesta del Yboy (Ya que toda es de cascajo no tiene / más que ser empinada) y al pie de esta cuesta está un río. Este río se llama Yboy ya, Río del Mico, y es el mismo que vaja a reconocer la puente de San Joseph, otro Siguanul ya, agua de barranca, otro para llegar a la estancia Chalih ya, agua seca, que le dan el mismo nombre, solo en el Ynvierno crece que da hasta la rodilla el agua. Luego que se pasa, comienza otra subida corta y luego sigue un llano hasta entrar en las casas de la estancia. Por manera que toda esta administración en circuitu tiene la distancia de ocho leguas con la distinción de los caminos que van expresados.
Razón de las familias de esta cabezera:
de Ladinos tiene esta Cabezera veinte y quatro casados. Adultos, hombre y mugeres, ladinos: hombres ocho, Mugeres veinte y seis. Párbulos ladinos: nueve hombres, Mugeres diez y siete. Son ochenta y quatro.
Número de casados de esta cabezera tiene: mil doscientos y veinte y cinco. Hombres mil doscientos treinta y ocho, Mugeres mil doscientas ochenta y cinco: Adultos quatrocientos sesenta y seis hombres y mugeres. Hombres cuatrocientos sesenta y seis, Mugeres trescientas setenta y seis. Viudos, hombres veinte y ocho. Párbulos hombres y mugeres. Viudas mugeres treinta y cinco. Hombres trescientos noventa y tres. Mugeres quatrocientas y nueve. Son cinco mil quatrocientas setenta y cinco. Pueblo de San George: familias ciento y treinta familias, hombres ciento cinquenta y nueve, Mugeres ciento / sesenta y dos. Adultos hombres y Mugeres: Adultos, sesenta y cinco, Mugeres, quarenta y cinco. Párbulos hombres y mugeres: hombres setenta y cinco, Mugeres cinquenta y dos. Son seis cientos ochenta y ocho. Pueblo de Santa Cruz: familias sesenta y dos, hombres ciento y diez y ocho, mugeres ciento y diez. Adultos hombres y mugeres: hombres veinte y tres, Mugeres treinta y cinco. Párbulos hombres y mugeres: hombres veinte y siete, mugeres diez y ocho. Son trescientos noventa y tres. Pueblo de San Joseph Chacayá: familias ciento y sesenta familias, hombres trescientos sesenta y quatro, Mugeres trescientas quarenta y seis. Adultos hombres y Mugeres: hombres cuarenta, Mugeres sesenta y seis. Párbulos hombres y Mugeres: hombres doscientos y diez, Mugeres ciento quarenta y seis. Son mil trescientas treinta y dos. Estancia de Carrascozo: Familias de ladinos ocho. Hombres cuarenta y cinco, Mugeres veinte y nueve. Adultos hombres y Mugeres: hombres veinte y ocho, Mugeres diez y siete. Párbulos hombres y Mugeres: hombres veinte, Mugeres quinze. Son ciento sesenta y dos. Por lo que mira a escándalos, abusos, no he reconocido en mi feligresía cosa particular y en algunas denuncias que me han hecho he puesto el remedio y también me he valido del auxilio de la Real Justizia a cuyo cargo ha quedado lo que me ha parecido digno de corrección. Los casados separados que reciden en este curato han sido amonestados por mí muchas / ocaciones; en vista de la reincidencia he pedido auxilio al Señor Alcalde mayor en cuyo tribunal paran las cauzas y otros que han recurrido al Señor Provisor. No hay en esta feligresía más escuelas que las en que se enseña la doctrina Cristiana para cuyo fin tengo destinado a uno de mis coadjutores; diariamente entran todas las mañanas doscientas y treinta Yndisuelas y a la tarde todos los días doscientos y cuarenta indisuelos, porque todos hazen quatrocientos y ochenta de doctrina. Ni en lo público, ni en lo secreto he oydo ni savido que en este curato aiga entre los naturales ni idolatrías ni superticiones que sean dignas de castigo. Para el uso de los Sacramentos ni por mí ni por mis coadjutores, se ha notado que en los feligreses haya renuencia para recivirlos; antes sí se demuestran timoratos y nimios pues luego claman por los sacramentos en qualquier accidente por leve que sea. Tampoco me consta que hayga quien castigue a los Yndios con exeso, solo se practica aplicarles la pena correspondiente a la culpa. La renta y ovenciones a que assiende este curato en lo que es asentado podré decir que son dos mil pesos poco más o menos. Por lo que son accidentes como tales no se pueden carcular, por lo que no digo nada. Para resolver los casos de conciencia tengo para mi uso al Padre Felix Potestas y al Padre Charri . Esto es lo que devo representar ante Vuestra Señoría Ylustrísima y firmo en catorze días de Agosto de mil setecientos y setenta.
Fray Joseph Manuel Santizo, Cura Doctrinero

Fuentes :

Ms. 948 Archivo General de Indias, Sevilla