Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.162.203.39', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : DOBLADO Y ARRIAGA, Don José Ramón : DOBLADO Y ARRIAGA, Don José Ramón

Ficha n° 1796

Creada: 09 diciembre 2007
Editada: 09 diciembre 2007
Modificada: 09 diciembre 2007

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 210 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

DOBLADO Y ARRIAGA, Don José Ramón

Nativo de Comayagua, logro ser cura de la ciudad antes de ingresar en el cabildo eclesiástico de la misma.
Cargo o principal ocupación:
Cura del Sagrario de Comayagua (1805-1820) Canónigo del cabildo eclesiástico de Comayagua (Honduras)
Nació:
en 1767 en Comayagua
Murió:
Después de 1820 en Comayagua
Padres:

1Don Jacinto Doblado y Escoto y de doña María Arriaga

Resumen:

1Por su casi abandono historiográfico, las familias de poder hondureñas son de las más desconocidas de la Capitanía General de Guatemala. El estudio del alto clero puede dar algunas pistas para ubicar a estos grupos sociales dentro de un conjunto difuso y organizado alrededor de dos principales ejes: los hacendados de la región de Olancho y los mineros-comerciantes instalados en Comayagua y Tegucigalpa.

2El presbítero Don José Ramón Doblado y Arriaga fue uno de estos clérigos miembros de estas familias de poder, en particular las que se asentaron en la ciudad de Comayagua en la primera mitad del siglo XVIII. Era hijo de Don Jacinto Doblado y Escoto y de doña María Arriaga.

3Su relación de méritos y servicios conservados en el Archivo General de Indias nos informa que obtuvo una beca real para estudiar en el colegio San Agustín de Comayagua. Según una certificación del obispo, tuvo que interrumpir su formación debido a problemas de salud, y buscó una alternativa a la carrera eclesiástica en el ejército. El 12 de agosto de 1783 recibió la confirmación real de su nombramiento al puesto de capellán militar vinculado al servicio de la sexta compañía del batallón de milicias de la Ciudad. Ocupó este cargo durante ocho años y vivió algunos meses en los puertos de Trujillo y San Fernando de Omoa. Por ejemplo lo localizamos en 1787 en Trujillo, donde tuvo que quedarse siete meses junto al comandante don Juan Quesada. Más tarde tuvo que ocupar el mismo puesto en las orillas del Río Tinto junto con el capitán don Félix Domínguez por un nuevo periodo de siete meses.

4El 15 de febrero de 1790, el obispo le concedió el derecho de perseguir su carrera sacerdotal. Había solicitado poco tiempo antes una licencia para tomar el hábito eclesiástico, siendo subteniente de Milicias de Comayagua. En agosto de 1793 fue ordenado sacerdote, obtuvo el puesto de coadjutor en la parroquia de Cerquín, y el 13 de abril de 1800 obtuvo en propiedad su primera parroquia en Sensentí por decisión del provisor y vicario general don Francisco López Arroyave. Era sólo una etapa puesto que el 17 de mayo de 1804 obtuvo el prestigioso y lucrativo servicio de la parroquia del Sagrario de Comayagua, y pudo desde luego ocupar otros cargos de poder como el examinador sinodal (nombrado en 1805).

5El provisor Don Juan Moreno en noviembre de 1805 le entregó sus letras testimoniales las cuales eran muy honrosas. En diciembre del mismo año era bastante acomodado como para poder prestar 3000 pesos a la tesorería militar para pagar los sueldos de la tropa de Olancho y de Sonaguera. Sólo fue reembolsado en 1808, y no pidió intereses puesto que sabía que de esta manera, a menor costo, ganaba la estima ante las autoridades reales. El 6 de octubre de 1808, “en un gesto de puro patriotismo” ofreció 100 pesos fuertes para contribuir a los gastos de la guerra independencia en España frente al ejército napoleónico. Según el provisor y vicario general don Juan Miguel Fiallos, Ramón Doblado ocupó el 22 de octubre de 1810 el cargo de promotor fiscal de la ciudad de Comayagua, habiendo sido nombrado por el obispo fray don Manuel Julián Rodríguez. Además acumuló la responsabilidad de la rectoría del seminario tridentino a partir de octubre de 1812 (seguramente se mantuvo allí muchos años). En julio de 1816 hizo imprimir en España sus relaciones de méritos y servicios con la esperanza de conseguir un beneficio en el cabildo eclesiástico de su ciudad natal, que obtuvo poco tiempo antes de la separación de Guatemala de la madre patria española. Su hermano, Manuel Jacinto, presbítero influyente de la diócesis, jugó un papel político como diputado de la Asamblea Constituyente de Honduras en donde intentó, entre otras solicitudes, reformar el colegio tridentino de la Ciudad que su hermano probablemente dirigía todavía. Ignoramos por completo la fecha de fallecimiento de don Ramón Doblado, que ocurrió posiblemente en Comayagua.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.