Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.146.5.196', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Diario de lo ocurrido en la toma y destrucción de la isla de Roatán por las armas españolas : Diario de lo ocurrido en la toma y destrucción de la isla de Roatán por las armas españolas

Ficha n° 1906

Creada: 05 mayo 2008
Editada: 05 mayo 2008
Modificada: 25 julio 2008

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 190 (aprox.)

Autor de la ficha:

Jorge GONZALEZ ALZATE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Diario de lo ocurrido en la toma y destrucción de la isla de Roatán por las armas españolas

Entre marzo 14 y 24 de 1782, los españolas retomaron la isla de Roatán de manos de los ingleses.
Autor:
Prudencio de Cozar
Ubicación:
Trujillo, Honduras
Fecha:
14 Marzo 1782
Paginas:
8
Texto íntegral:

1El día 14 de marzo se embarcaron en el Puerto de Truxillo 600 hombres, los 100 del batallón de infantería y los 500 de las milicias de Gracias, Zacapa y Chiquimula, Comayagua, Segovia, Matagalpa, y algunos de León y Nicaragua, formando tres divisiones al mando la nave del teniente coronel don Jose Casasola, capitán de granaderos del batallón de infantería, la segunda del teniente coronel don Pablo de Pedro, capitán de dicho cuerpo y la tercera de don Yldefonso Domezain coronel de milicias de Tegucigalpa; yendo embarcadas las tres referidas divisiones en las fragatas de guerra de SM Santa Matilde (comandanta) y Santa Cecilia; y en la corsaria Antiope, todas tres del porte de 40 cañones; a cuyos buques acompañaban los menores siguientes: la gorbeta Europa con 16 cañones, las lanchas San Pedro, Santo Tomás, San Andrés y San Pablo con un cañón cada una, las tres de a 18 y una de a 24, las balandras Paula y Santa Ana; las goletas San Antonio, la pureza de María, Dolores y Carmen; con varias piraguas de Bacalar y Campeche, todas armadas en guerra y listas para su defensa y ofensa del enemigo.

2Dicho día 14 esta expedición y el 15 amaneció todo el comboy a vista de la Isla de Roatán; y no obstante no llevar práctico se navegó en derechura al puerto y población, descubriendo muy luego un bergantín enemigo que estando fondeado en la costa cargó velas y se sitió dentro del puerto al abrigo de sus fortalezas.

3Se hizo el reconocimiento del terreno y se afirmó la bandera española arbolando los ingleses la suya en su castillo y baterías, habiéndole hecho fuego una de ellas a una balandra nuestra que se acercó demasiado a tierra: como a las 10 del día mandó el general al capitán de fragata don Enrique Magdonell con un recado político al gobernador inglés para que si se rendía desde luego sin empezar las hostilidades se le trataría (como a la guarnición y vecinos de las isla) con toda la benignidad posibles, usando de este acto de bondad por evitar efusión de sangre. La respuesta fue pedir cuatro horas de término para resolver; y concedidas se volvió a bordo de la fragata dicho don Enrique Magdonell.

4A las cuatro de la tarde volvió a la isla el nominado oficial y la respuesta del gobernador fue que estaba resuelto a defenderse hasta el último extremo; notandose a este tiempo que habían echado a pique el bergantín que estaba en la boca del puerto para impedir la entrada de nuestras fragatas. Cuanto estubo abordo el don Enrique se fueron acercando las fragatas para hacer fuego al castillo de las entradas del puerto y baterías de la isla pero por ver ya a la caída de la tarde solo tiraron algunos cañonazos que fueron correspondidos del castillo y se reconoció mejor el sitio desde donde habían de batirlo al otro día.

5Día 16, amaneció la escuadra algo retirada de la isla, pero favoreciendo el viento se acercaron las dos fragatas del rey Santa Matilde y Santa Cecilia y a las nueve de la mañana ya había fondeado la primera como a dos tercios del tiro de fusil del castillo principal de la isla que defendía la entrada del puerto y al punto que estuvo en disposición de hacer fuego con la banda de babor lo rompió con la mayor viveza; y de allí a pocos minutos hizo lo mismo la otra fragata dirigiendo ambas sus tiros al castillo y los dos fortines o baterías de dicha isla que con no menos vigor correspondían con toda su artillería, tirando a bala raza y metralla la que ocasionó luego la muerte de un marinero y herida grave de un granadero del batallón de infantería que estaban en el castillo de proa de la fragata comandante Santa Matilde, como la más próxima a los fuegos del enemigo.

6A las 12 del día se notó que ya no hacían fuego el castillo y batería de la isleta y según lo que se havía visto de huir la gente y andar varias canoas por dentro del puerto se discurrió estaba abandonada dicha isleta por no poder sufrir el mucho y vivo fuego de la fragata cuantos en ella estaban; asegurandose en ello por ver que de las baterías interiores hacían mucho fuego en especial de la de Federico opuesta al castillo de la isleta para defender la entrada del puerto.

7En cuyo instante y expuesto al fuego de los enemigos fue a ocupar la isleta don José Casasola con su compañía y don Pablo de Pedro fue poco después con la suya y algunos milicianos que luego se posesionaron de dicho sitio [con estos desembarcó el que firma], derribando la bandera inglesa que dejaron los enemigos y arbolando la española que fue saludada con repetidos viva el rey de las fragatas.

8Se desclavaron los cañones que los ingleses habían mutilizado y luego que a media tarde se les principió a hacer fuego con ellos pusieron en una de las baterías bandera blanca y a poco rato se largó del mismo parage para la isleta una canoa con la propia insignia en que venía el teniente de gobernador y un vecino principal de la isla a pedir capitulación. Pero habiendola mandado el comandante Casasola a bordo de la fragata comandante les respondió el general que se rindiesen a discreción dandoles de término hasta las ocho de la mañana del día siguiente y que si dejaban de responder afirmativamente por la rendición sin condición ni capitulación alguna se les trataría con todo rigor. Durante este pasaje no suspendió el fuego la batería de Federico (que es la opuesta a la boca del puerto que tenía 11 cañones) y por consiguiente las fragatas siguieron hasta que la noche hizo cesase por ambas partes.

9Esta noche se pasó en la isleta ocupada por los españoles con el mayor cuidado y vigilancia por si acaso intentaban algún asalto los enemigos que durante la tarde hicieron mucho fuego, tanto al castillo como a toda ella, aunque no sucedió desgracia alguna.

10Día 17 por la mañana fueron a bordo de la comandante los comisionados por el gobernador y vecindario de la isla a ofrecerse rendidos y quedaron todos prisioneros de guerra; para lo que pasaron varios destacamientos a la parte interior del puerto arbolaron bandera española en los parages que el día antes lo estaba la inglesa y se hizo rendir las armas a la guarnición delante de la nuestra victoriosa, entregando los oficiales las suyas que luego se les devolvieron mediante la benignidad del general y todo este día se ocuparon en entregarse de cuantos pertrechos de guerra había en las baterías que eran considerables y que podían defender algunos días.

11Día 18, habiéndose retirado a la montaña los negros esclavos así del rey británico como de los particulares de la isla fueron en su busca varias partidas, la principal del mando de don José Casasola que a costa de muchas incomodidades tanto por lo fragoso del terreno como por un temporal que hubo en la noche de dicho día lograron la aprensión de más de 200 de ellos arrasando al mismo tiempo los platanares y cuanto tenían para su subsistencia en cuya obra permanecieron tropas en la montaña los días 18, 19, 20 y parte del 21.

12Día 19, 20 y 21 se fueron embarcando los prisioneros blancos en la corbeta Europa y los negros en la fragata Antiope, cuyos dos buques se hicieron a la vela para la Habana el día 22 con destino los blancos para tratar de su cange y los negros para ser vendidos; y el día 21 se envió con una goleta la noticia de esta victoria de nuestras armas a España tan completa y tan sin desgracias como queda referido.

13En los dichos días se recogieron los efectos de guerra que había en la isla; se sacó del agua al bergantín varado que luego que se le extrajo lo que tenía de provecho se le dio fuego como a todas las casas y muebles de la isla demoliendo sus fortalezas y dejandolas arruinadas enteramente y sin más habitantes que los pocos negros que no pudieron hallarse por cuya persecusión hay dada orden que vayan allí las embarcaciones y gente de Bacalar y Campeche luego que finalicen las operaciones de la Criba con lo que se logrará el que quede desierta la isla de Roatán.

14El número de cañones que tenía y que todos se han embarcado es de 39 de los calibres de 20, 18, 6 y 4 con dos obuses de 18 y varios pedreros con bastante pólvora y balería para todos calibres.

15Día 22. Se hizo a la vela el convoy para Truxillo donde fondeó con la mayor felicidad el 23 al anochecer haviendo conseguido en tan pocos días una victoria tan completa sin mas pérdida de gente que un muerto, una herida de peligro y cuatro levemente.

16Playa de Truxillo, 24 de Marzo de 1782 = y firma el que asistió a todo ello como subteniente agregado al Batallón Fijo y Ayudante del Comandante segundo de la expedición.

17Prudencio de Cozar [rúbrica]

18Plano o croquis de la isla, su puerto y baterías

Fuentes :

Newberry Library, Chicago, Edward E. Ayer manuscript collection MS1074