Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.145.101.33', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Nombramiento de Capitán de Mar y Guerra : Nombramiento de Capitán de Mar y Guerra

Ficha n° 1933

Creada: 12 junio 2008
Editada: 12 junio 2008
Modificada: 12 junio 2008

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 190 (aprox.)

Autor de la ficha:

Rodolfo HERNANDEZ MENDEZ

Nombramiento de Capitán de Mar y Guerra

Por los servicios prestados al rey en el combate a los piratas del Caribe, el presidente de la Audiencia de Guatemala nombró a un irlandés para que combatiera a los sambos mosquitos
Autor:
Enrique Andrés Oquelí
Ubicación:
Archivo General de Centroamérica. Ciudad de Guatemala
Fecha:
1716/12/17
Paginas:
11v. - 14v.
Texto íntegral:

1«Don Felipe por la gracia de Dios Rey de Castilla, de León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mayorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de los Algarves, de Algeciras, de Gibraltar, de las Islas de Canaria y Tierra Firme del mar Océano; Archiduque [fol. 12] de Austria, Duque de Borgoña, Bravante y Milán; Conde de Habsburgo, Flandes, Tirol y Barcelona; señor de Vizcaya y de Molina, &ª. Por cuanto habiendo el maestre de campo don Francisco Rodríguez de Rivas, de mi Consejo, Presidente de mi Audiencia, Corte y Real Cancillería que está y reside en la ciudad de Santiago de las Provincias de Guatemala, mi gobernador y capitán General en ellas, informado de la lealtad celo y aplicación a mi real servicio de vos, Enrique Juan Sol Oquelí, y constandole haberme servido tiempo de doce años en las costas del mar del Norte, con patentes de corso, en las cuales habéis adquirido conocimiento de aquellos mares y gran pericia, y haber hecho, como hicisteis, el juramento y pleito homenaje para connaturalizaros en mis Reinos y Señoríos, como lo estáis, y teniendo a su cargo el desalojo y exterminio de los Sambos enemigos de mi Real Corona, que se hallan poblados en las islas que llaman de Mosquitos que por repetidas reales cédulas tengo mandado hacer, y por estar determinado en junta de mi Real Hacienda, que para el efecto formó el dicho mi Presidente, Gobernador y Capitán General, enviar dos piraguas con sus cabos a explorar y aprisionar algunos Sambos para de ellos tomar voz y pasar a su desalojo, teniendo entera confianza, el dicho mi Presidente, de vuestro valor, ardiente celo a mi real servicio y conocidas experiencias, proveo el decreto del tenor siguiente. ‘Palacio y diciembre quince de mil setecientos y diez y seis años. Por cuanto por autos que han pasado en este gobierno y capitanía general, consta que Enrique Andrés Juan Sol Oquelí, de nación irlandés y connaturalizado en este Reino de Indias católico romano, ha servido a S. M. en las costas de la Habana, Trinidad, Santo Domingo y demás de la mar del Norte en el ejercicio del corso con partes legítimas, en el cual ha hecho varias presas a los enemigos de la Corona y de la [fol. 13] fe, como lo manifiestan las muchas heridas que ha recibido en su cuerpo y especialmente haber perdido el brazo en las referidas funciones. Y esperando continuara su celo en el real servicio, como leal vasallo a su Majestad en su real nombre le elijo y nombro por Capitán de Mar y Guerra, Guarda costas del mar del Norte. Líbresele título en forma con relevación de media anata, a haber de servir en la expedición y exterminio de los enemigos sambos de Mosquitos. Y para que lo prevenido tenga cumplido efecto, con acuerdo del dicho mi Presidente, Gobernador y Capitán General, libro el presente por el cual, por hacer bien y merced a vos el dicho Enrique Andrés de Oquelí, atendiendo al conocimiento y experiencias que en las costas del mar del Norte habéis adquirido, sirviéndome en ellas con patentes de corso, con que me habéis servido, y espero me serviréis en adelante como fío de vuestra lealtad y celo a mi real servicio, os crío, elijo y nombro por Capitán de Mar y Guerra y Guarda Costas del mar del Norte, para que como tal uséis y ejerzáis este cargo en todos los casos y cosas a él anexas y pertenecientes, según y como lo usan, pueden y deben usar los de mi armada real y las demás de mis reinos, señoríos y estados, proveyendo, ordenando y disponiendo todo aquello que para el buen exito del desalojo de dichos sambos mosquitos conviniese ordenar y disponer, nombrando sargento, cabos y demás oficiales, a los cuales y demás gente que en la embarcación que hiciéredes hubiere mandados, reciban, hayan y tengan, acaten y obedezcan como a su capitán y caudillo; guarden y cumplan vuestras ordenes, acudiendo a vuestros llamamientos, así de paz como de guerras, so las penas que les impusiéredes, que podréis ejecutar en los rebeldes e inobedientes, a usanza militar, y para ello y lo anexo dependiente y traer la insignia militar que os toca, [fol. 14] os doy el poder y facultad que en tal caso se requiere, y os guarden todas las honras, gracias, mercedes, franquezas, libertades, preeminencias, prerrogativas e inmunidades y todas las demás que por razón de dicho puesto debéis haber y gozar, y os deben ser guardadas todo bien y cumplidamente, sin que os falte cosa alguna. Y en el uso y ejercicio de este puesto, no se os pongan ni consienta poner embarazo ni impedimento alguno, por ningunos mis jueces ni justicias, cabos militares, ni otras personas, antes si siendo necesario os den y hagan dar todo el favor y ayuda que les pidiéredes y hubiéredes menester, para el mejor cumplimiento de mi real servicio y de vuestra obligación que desempeñaréis mi confianza, según y como se le deben dar a los demás capitanes de mar y guerra de mis reales armadas. Y mando a mis oficiales reales de la dicha mi Corte, os acudan con el sueldo que como tal capitán debéis haber y gozar y correspondiere a vuestro ejercicio. Y esta merced os hago con relevación de mi real derecho de media anata en atención a ser de mi real servicio dicha expedición y exterminio de los enemigos sambos mosquitos, y no se haga en contrario con ningún pretexto, pena de mi merced y de docientos pesos de oro para mi real cámara y fisco. Hecho en Guatemala en diez y siete de diciembre de mil setecientos y diez y seis años. Don Francisco Rodríguez de Rivas. Yo don Manuel de Lejarza Palacio, escribano de Cámara de la Real Audiencia y Cancillería de esta Corte, mayor de Gobierno y Guerra en su distrito, la hice escribir por mandado del Rey nuestro señor, con acuerdo de su Presidente, Gobernador y Capitán General. Registrada. Don Manuel de Fariñas. Canciller. Don Manuel de Fariñas.’»

Fuentes :

AGCA., A2.2, Leg. 2, Exp. 31, folios 11v. – 14v.