Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.224.233.92', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : CÁRCAMO Y RODRÍGUEZ, José Luis : CÁRCAMO Y RODRÍGUEZ, José Luis

Ficha n° 2007

Creada: 11 agosto 2008
Editada: 15 agosto 2008
Modificada: 21 agosto 2008

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 470 (aprox.)

Autor de la ficha:

Sajid Alfredo HERRERA

Editor de la ficha:

Jordana DYM

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

CÁRCAMO Y RODRÍGUEZ, José Luis

Este Obispo dirigió su grey en un período delicado por las conflictivas relaciones con el gobierno central salvadoreño.
Cargo o principal ocupación:
Tercer obispo de San Salvador
Nació:
21 de noviembre de 1836, Hacienda San Lorenzo, Atiquizaya
Murió:
11 de septiembre de 1885 en la ciudad de Santa Tecla
Padres:

1Miguel Cárcamo y Luisa Rodríguez

Resumen:

1Al igual que sus dos antecesores, al obispo José Luis Cárcamo y Rodríguez no le tocó dirigir su grey en un período libre de obstáculos, fundamentalmente en sus relaciones con el gobierno central salvadoreño. Y es que su administración eclesiástica coincidió con los esfuerzos por profundizar las reformas liberales por parte del gobierno salvadoreño. Es así como su administración eclesiástica coincide con la promulgación de dos constituciones las cuales no solo continuarán remarcando la prohibición al clero de participar en la vida política y el asentamiento de órdenes monásticas, sino también se anunciará la secularización de la enseñanza pública.

2Fue el penúltimo de cinco hermanos. Hizo sus estudios de primaria en Atiquizaya. Según noticias publicadas después de su muerte por el periódico El Católico, Cárcamo y Rodríguez sobresalió en sus estudios a tal punto que, cuando el presidente de entonces, Eugenio Aguilar, visitó dicha población y su escuela quedó sorprendido del talento del niño que lo becó para que continuase sus estudios en la capital. Es así como Cárcamo y Rodríguez termina sus estudios en el Colegio Nacional de la Asunción. Luego se graduó de bachiller en filosofía en la Universidad de El Salvador. En 1855 se graduó de bachiller en derecho civil y canónico. Tres años después inició sus estudios sacerdotales en el Colegio Seminario de la capital bajo la tutela del obispo de entonces, Tomás Pineda y Saldaña.

3El 3 de marzo de 1860 es ordenado sacerdote por Pineda y Saldaña en la ciudad de Santa Tecla. Su primera misa la ofició el 19 de ese mes en el Convento de San Antonio de aquélla ciudad. Es muy probable que su cercanía con el obispo y sus méritos académicos lo hayan hecho el candidato idóneo para ocupar cargos importantes. Es así como tres meses después de haberse ordenado fue nombrado rector del Colegio Seminario. Sin embargo, se desempeñó también como párroco en su población natal, además de otras poblaciones como Chalchuapa, Ahuachapán, Panchimalco, Texacuángos, Opico y Mexicanos. En muchas de estas últimas estuvo como párroco de manera fugaz debido a los conflictos que experimentó la Iglesia con el régimen de Gerardo Barrios.

4El 5 de noviembre de 1871 fue consagrado obispo y coadjutor con futura sucesión al obispado de San Salvador en la catedral de la capital. Este hecho fue del agrado del presidente provisorio del país, mariscal Santiago González, a tal punto que éste dispuso celebrarlo a toda pompa. No obstante estas buenas relaciones no duraron mucho. Santiago González había iniciado un proceso de reformas liberales y se hallaba vinculado y/o tutelado al nuevo régimen liberal guatemalteco. Dado que éste último inició una política agresiva en contra de las autoridades eclesiásticas así como contra ciertas órdenes religiosas, como los jesuitas, por ser contrarias a sus proyectos, el gobierno salvadoreño secundó esas medidas en el país. El 27 de junio de 1875 fue expulsado del país Cárcamo y Rodríguez junto con otros sacerdotes allegados a él. El motivo que expuso el gobierno para tal medida fue que había ayudado en la asonada popular ocurrida ese año en San Miguel en contra del gobierno. De esa forma, Cárcamo y Rodríguez partió del Puerto de la Libertad con destino a Chinandega, Nicaragua. Allí supo la noticia de la muerte del anciano obispo de San Salvador, Tomás Pineda y Saldaña, ocurrida el 6 de agosto de 1875 a los 81 años.

5Como el que debía de suceder al obispo fallecido se encontraba en el exilio forzoso, la silla episcopal salvadoreña quedó vacante por algunos meses hasta el regreso de Cárcamo y Rodríguez. Interinamente se desempeñó como administrador del obispado el canónico José Antonio Aguilar. Los cambios políticos –la amenaza de Justo Rufino Barrios sobre el régimen del mariscal Santiago González- y las luchas internas entre los liberales salvadoreños propician una nueva apertura hacia la jerarquía católica. Es así como el 2 de febrero de 1876 regresa de Nicaragua Cárcamo y Rodríguez.

6Una vez ocupada la silla episcopal como tercer obispo de El Salvador, Cárcamo y Rodríguez lleva a cabo una serie de proyectos dentro de su diócesis. El 5 de diciembre de 1876 visita en Roma al Papa Pío IX, cumpliendo con un precepto de la jerarquía católica: la visita ad limina apostolorum. A Pío IX le solicita la creación de un obispado en San Miguel para atender las necesidades eclesiásticas de la región oriental del país. El 17 de septiembre de 1880 emprende la iniciativa de construir una nueva catedral en San Salvador en el predio de Santo Domingo, lugar del antiguo convento de dominicos de la capital. Además, ante el proceso de secularización de la enseñanza llevado a cabo por el gobierno, el obispo decide fundar escuelas católicas como alternativa para la formación en valores de la juventud. De esa forma crea el Colegio San Pedro en la capital y favorece la creación del Liceo Salvadoreño. Igualmente, ayuda a fundar el semanario El Católico y favorece la sociedad de obreros, probablemente en consonancia con las iniciativas europeas de formar religiosamente a este sector importante de las sociedades decimonónicas. Cuando fallece Cárcamo y Rodríguez, éste tenía 48 años.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.