Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.197.130.93', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : articulos : Valorización y apropiación de tierras en La Montaña, Guatemala, 1750-1840 : Valorización y apropiación de tierras en La Montaña, Guatemala, 1750-1840

Ficha n° 2100

Creada: 24 diciembre 2008
Editada: 24 diciembre 2008
Modificada: 02 mayo 2010

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 2330 (aprox.)

Autor de la ficha:

Carlos SARAZUA PEREZ

Editor de la ficha:

Gustavo PALMA MURGA

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Valorización y apropiación de tierras en La Montaña, Guatemala, 1750-1840

Este artículo hace un muestreo de la apropiación de tierras hacia la región de la Montaña, específicamente, los territorios que rodean a pueblos de Pinula, Mataquescuintla, Santa Rosa, Cuajiniquilapa y Chiquimulilla, con la intención de mostrar la revalorización de las tierras de estos pueblos por el traslado de la Capital del Reino al Valle de las Vacas y por los circuitos comerciales provenientes de las otras provincias. Se resaltan algunas de las familias como los Arrivillaga, Solares, Cruz y Pivaral, porque sus descendientes fueron actores de la historia política regional durante el siglo XIX
Autor(es):
Juan Carlos Sarazua Pérez
Fecha:
Diciembre de 2007
Texto íntegral:

1En este artículo se presenta un muestreo de los procesos de apropiación de tierras en los territorios que rodean a los pueblos de Pinula, Mataquescuintla, Santa Rosa, Cuajiniquilapa y Chiquimulilla, con el propósito de evidenciar la revalorización que las tierras de estos pueblos experimentaron en el contexto del traslado de la capital del Reino al Valle de las Vacas, así como por su cercanía a los circuitos comerciales provenientes de las provincias1. El objetivo es mostrar los mecanismos de integración a la región central que experimentaron estos pueblos durante la parte final del siglo XVIII e inicios del XIX, y su contexto regional. Estos factores tuvieron mucha influencia para la formación del departamento de Santa Rosa en 1852. En esos procesos destacan familias como los Arrivillaga, Solares, Cruz y Pivaral, sobre todo porque sus descendientes fueron actores de la historia política regional durante el siglo XIX, ya que fueron las personas que ocuparon los puestos de corregidor, comandante de la plaza, oficiales de milicias y jueces de paz.

2La presencia de unidades productivas como estancias para ganado y la denuncia de baldíos por parte de ladinos y criollos amenazaron constantemente la conservación de las tierras comunales durante el siglo XVIII e inicios del XIX. El presente artículo busca brindar un panorama del complejo proceso de denuncias y compras de tierra que saturaron la Montaña2 y la planicie del Pacífico, y se convirtieron en la vía de ingreso para que distintas familias se asentaran y formaran “linajes” de donde surgieron actores de primer orden en la lucha por el poder durante el proceso de centralización estatal en el siglo XIX.

3A lo largo del siglo XVIII se experimentó un crecimiento en las composiciones de tierras en algunas regiones que se vieron favorecidas por los cambios demográficos y del mercado interregional. Tanto colectividades como individuos ladinos y criollos se lanzaron a la apropiación de tierras baldías o de pueblos que estaban desapareciendo, pero a partir de estrategias diferentes. Por un lado, los pueblos buscaban sostener su agricultura estacional y protegerse de la presión ejercida por propietarios individuales ubicados en las proximidades. Todo esto generó una serie larga de litigios con estos individuos que duraron años, si no décadas. Por otro, tanto ladinos como criollos tenían el objetivo de apropiarse de tierras para su subsistencia y/o la participación en los intercambios comerciales tanto del añil, como de ganado, granos, vegetales, azúcar y sal. En las composiciones con la Corona, como en el intercambio privado de tierra, el valor de ésta estuvo condicionado por la proximidad a los caminos y a los centros de producción y consumo, como por las cargas que pesaban sobre las mismas (capellanías) y por la disponibilidad de mano de obra3.

4Para los territorios que se estudian, el cuadro no. 1 permite ubicarlos en cuanto al contexto general. Durante el primer periodo, 1712-1734, las provincias de Escuintla y Chiquimula muestran un promedio pequeño, 4.9 y 6.96 caballerías por composición respectivamente. Posiblemente ante la crisis del cacao y la baja del comercio, las pequeñas propiedades constituidas por estas composiciones se hayan utilizado como pequeñas estancias o labores. Para el siguiente periodo, 1743-1751, el promedio de las propiedades crece ostensiblemente, 26.8 y 12.57 caballerías por composición en Escuintla y Chiquimula. Y en el mismo orden, para el último periodo vuelve a oscilar al alcanzar 17.83 y 29.53 caballerías por composición respectivamente. Estos promedios sugieren claramente el proceso de apropiación en grandes unidades que tuvo lugar en Escuintla para el siglo XVIII, motivado por la ganadería extensiva y la desaparición de varios pueblos de indios ocurridos en esa Alcaldía. Para Chiquimula, expresa la enorme recepción de propietarios individuales que se asentaron en sus valles y pueblos, como se ve en el cuadro, ya que este corregimiento experimentó la mayor cantidad de caballerías compuestas y el mayor número de composiciones. Todo debido a los circuitos del ganado, azúcar y granos que estimuló la proximidad de San Salvador.

Aún más importante, la mayor parte de estas propiedades se asentaron en el espacio de los actuales departamentos de Santa Rosa y Jutiapa que para ese entonces estaban atravesados por las principales rutas de comercio entre San Salvador y Guatemala y, también porque en sus cercanías se realizaban las principales ferias de ganado: Cerro Redondo, La Lagunilla, Jalpatagua y Chalchuapa4.
Cuadro No. 1 : Composiciones en el siglo XVIII

5
_ Años _ 1712-1734 _ 1712-1734 _ 1743-1751 _ 1743-1751 _ 1770-1799 _ 1770-1799 _ Total _ Total
_ Lugar _ no. _ cab. _ no. _ cab. _ no. _ cab. _ no. _ cab.
Chimaltenango 6 78 2 21 8 161 16 260
Sacatepéquez-Amatitlán 9 87 24 456 28 755 61 1298
Sololá 1 16 1 207 3 171 5 394
Quetzaltenango 10 36 - - 12 562 22 598
Totonicapán 5 61 1 5 3 174 9 240
Escuintla 11 54 5 134 6 107 22 295
Suchitepéquez - - - - 4 117 4 117
Chiquimula 84 585 7 88 32 945 123 1628
Verapaz 5 57 2 42 11 282 18 381

6Fuente: Gustavo Palma Murga, “Agricultura, comerce et societé au Royaumme de Guatemala, 1770-1821” Tesis de doctorado. Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales, París, 1985, p.158

7Esta situación se puede detallar más al seguirles la pista a los propietarios individuales que, a través de composiciones o ventas, accedieron a diversas posesiones.

Cuadro No. 2 : Adquisiciones de tierra en las proximidades de Santa Rosa, Cuajiniquilapa, Mataquescuintla, Chiquimulilla, Guazacapán y Taxisco, 1750-1864

8
_ Familia o titulación _ Año _ Propiedad _ Extensión (cabs.)

Manuel Solares
1750 Baldío en Sierra de Canales 2

Pedro Cabrejo
1751 San Cristóbal 22

José Torres, (Presbítero)
1752 San José 4

Pueblo de Jumaytepeque
1752 Tierra de Propios 113

José Reyes
1756 Ánimas -

Dionisio Chinchilla
1756 Labor de San Miguel -

José Reyes
1756 Nahualtepeque -

José Reyes
1756 San Juan Bautista de la Vega 32

Cofradía de Animas de Mataquescuintla
1756 Barrera 14

Dionisio Chinchilla
1757 San Antonio 14

Manuel Peláez
1757 Pereira 22

Manuel Peláez
1758 Brea -

Juana Herrarte
1758 Ojo de Agua -

Ramón Mexía
1759 Don Gregorio 12

Juan Cabrejo
1760 Chiquihuiltran

José Solórzano
1760 Santa Catarina -

José Solórzano
1760 San José 47

Domingo Donis
1760 Samororo 10

Basilio Zeceña
1763 Santa Cruz -

José Fernández de Cordova
1764 Soyate -

Domingo Navas
1765 Cuevas y el Izote 11

Cofradía del Rosario de Mataquescuintla
1770 Sansur -

José Joaquín Dávila
1772 Amberes 126

Pueblo de Mataquescuintla
1777 Labor de la Sierra -

Antonio Grajeda
1778 Piedrecitas -

Antonio Grajeda
1778 Santa Rosa 13

Pueblo de los Esclavos
1779 Ejidos -

Alejandro Aguirre
1779 Sampaquisoy -

Domigno Mendivelzúa
1780 Santa Cruz 11

Cofradía del pueblo de Mataquescuintla
1780 Placeta -

José Rodríguez
1780 Sanguayaba 68

Lutgarda Nájera
1781 La Isla 14

Pedro Batres
1781 Chiquihuiltran -

Mariano Arrivillaga
1783 Baldío en Sansur 38

Ignacio Zepeda
1783 Sitio en la Sierra 18

Cofradía del Santísimo de Mataquescuintla
1784 Sitio en la Sierra -

Domingo Donis
1785 Sitio en la Sierra 18

Pedro Estrada
1785 Sampaquisoy 36

Pueblo de Mataquescuintla
1785 Sitio en la Sierra -

José Coronado
1786 Altenosco 16

Domingo Donis
1787 Samororo 11

Joaquín Dávila
1788 Baldío cerca de Santa Rosa -

Marcos Varillas
1790 Varillas 14

Isidro Del Cid
1791 Montaña Oscura o Sombrerito 9

Rafael Morales
1791 Sansirizay 28

Pueblo de Chiquimulilla (ejidos)
1792 San Nicolás y la Teja 68

Pablo José Marroquín
1792 Labor de San Miguel -

Pueblo de Santa Rosa
1793 Ejidos -

Severino Solares
1794 San José de la Sierra 17

Severino Solares
1794 Labores 17

Juan Francisco Pineda
1795 Acatempa o el Ingenio 7

Francisco Quiñónez
1796 Jute y los Esclavos -

Manuel Bances
1796 Sanguayaba 4

Pueblo de Chiquimulilla
1799 La Placeta 43

Tadeo Piñol
1799 El Salto -

Cofradía del Santísimo de Mataquescuintla
1800 Agua Caliente -

Tomás Santa Cruz
1800 Aguacate 6

Tadeo Piñol
1800 Gerónimo 26

Tadeo Piñol
1800 San Nicolás y la Teja 68

Tadeo Piñol
1800 San Rafael u Obraje 89

Antonio Varillas
1800 Vega de Jumay 8

José Pineda
1801 El Bosque y Conventos 10

Severino Solares
1802 Sitio en la Sierra -

Pueblo de Cuajiniquilapa
1803 Montaña de Celada -

Pueblo de Mataquescuintla
1804 Ejidos -

Pueblo de los Esclavos
1805 Ejidos (sobrantes) 1

Pueblo de Mataquescuintla
1806 Sansur -

Severino Solares
1807 Epazotes -

Juan José Batres
1813 San Miguelito 11

Manuel Gálvez
1814 El Tigre 227

Pedro Arrivillaga
1815 Baldío entre Canales y Amberes 8

Joaquín Morales
1815 Barrera -

Martín Barrundia
1815 Nahualtepeque -

Manuel Mejía y hermanos
1816 Don Gregorio -

José Mejía y hermanos
1816 Potrerillos de Amberes -

Rosalía Figueroa
1816 Don Juan Rubio -

Juan José Lemus
1817 Jamaca -

Josefa Torres
1817 Tecuamburro -

José Joaquin Dávila
1818 Amberes 44

Severino Solares
1818 Casita 46

Pedro Arrivillaga
1818 Ojo de Agua (excesos) 8

Severino Jáuregui
1823 Potrerillos de Amberes 6

Pueblo de Santa Rosa
1825 La Sierra -

Ramón Mejía
1826 Don Gregorio -

Manuel Del Cid
1826 La Soledad (San Miguelito, Chian y Tenosco -

Pedro Arrivillaga
1829? Labor de Arrivillaga -

Pueblo de Casillas
1830 Ejidos 27

Serapia Rivas
1831 Cerro Redondo -

Domingo Batres
1833 San Miguelito 6

Timoteo Santa Cruz
1833 Sampaquisoy 13

Isidro Mejía
1835 Santa Cruz Buenavista 20

Juan Barrundia
1836 San Juan y Zapote 56

Juan Barrundia
1836 Chalchihuitepeque 14

Ramón Vasconcelos
1836 Varillas 14

Pueblo de Chiquimulilla
1837 San Rafael 16

Ignacia Franco y Jorge Ponce
1837 Usumasatl -

Orden Dominica
1840 Cerro Redondo -

Rafael Carrera
1840 Sansur -

Silvestre Santa Cruz
1841 Sansupo 30

Gil Santos
1841 Brito 7

Juan Ignacio y Antonio Morales
1841 Baldío cerca de San Rafael Las Flores -

Dominga Mencos
1845 Don Gregorio 6

Manuel Álvarez
1845 Epazotes -

Josefa Cruz
1845 Sampaquisoy 13

Benito Mejía
1847 Brito 7

Trinidad Batres
1848 Cacalote -

Mariano Méndez
1848 Chan -

Trinidad Batres
1848 Papeles -

Pueblo de Santa Rosa
1848 Ejidos -

Manuel Álvarez
1848 Samaroro 18

Pueblo de los Esclavos
1854 Ejidos -

Antonio Sierra
1857 Ojo de Agua 49

Martín Barrundia
1860 San Juan Bautista la Vega -

Pueblo de Santa Cruz Alzatate
1862 El Potrero 99

Cofradía de Nuestra Señora de la Merced
1864 Tierra en ejidos de Mataquescuintla 2

9Fuente: Juan Gavarrete, Índice General del Archivo del Extinguido Juzgado Privativo de Tierras depositado en la Escribanía de Cámara del Supremo Gobierno de la República de Guatemala (Gustavo Palma ed.) CIESAS-CEMCA, México, 1991; Francisco Solano, Pérez Lila, Tierra y Sociedad en el Reino de Guatemala. Colección Realidad Nuestra. Guatemala, Editorial Universitaria, 1977.

Del cuadro anterior se desprende la apropiación diferenciada de los territorios cercanos al sur y norte del Camino a San Salvador. Durante el periodo de 1720 a 1775, que corresponde a grandes rasgos al mercado ganadero que suplía a la ciudad de Santiago antes de su traslado, el 76.19% de las propiedades obtenidas se ubicaron alrededor de los grandes pueblos montañosos de Santa Rosa, Pinula, Mataquescuintla, Cuajiniquilapa y Jumaytepeque, es decir, 16 adquisiciones; para la franja costera que giraba alrededor de lo grandes pueblos del sur (Taxisco, Chiquimulilla y Guazacapán), el número de adquisiciones durante el mismo lapso de tiempo no fue tan alto, registrándose 5 casos con un promedio de 24 caballerías por unidad. Es decir, que gracias al auge del añil y a la creciente importancia de estos territorios para la ganadería, granos y azúcar consumidos sobre todo en Santiago de Guatemala, en este periodo se registró una serie fuerte de adquisiciones por parte de miembros de la elite de Guatemala que se aprovecharon del sistema comercial.

10En el periodo de 1775 a 1820, periodo que corresponde a la construcción de la Nueva Guatemala en el Valle de la Ermita, se registró la mayor cantidad de adquisiciones, alcanzando la cifra de 58. La mayor parte se ubicaron en las proximidades de los pueblos de Mataquescuintla, Santa Rosa y Cuajiniquilapa, equivalentes al 76%. Los datos anteriores sugieren que el espacio geográfico hacia Canales, Pinula, Palencia y el Camino Real hacia San Salvador fue revalorizado por parte de los habitantes de la Nueva Guatemala, a partir de las oportunidades comerciales que brindaba el mercado de la Nueva Guatemala y el intercambio añilero. Se comprende aún más dicho fenómeno si se considera que, debido a la baja comercial interprovincial a causa de la caída del añil, el mercado ganadero registró hacia 1800 una caída en la cantidad de reses intercambiadas.

Cuadro No. 3: Ferias y reses vendidas 1729-1797

11
_ Lugar _ Fecha _ Reses

Cerro Redondo
1729-1730 14000

La Lagunilla
1759 40000

La Lagunilla
1764 50000

Chalchuapa
1781 15387

Jalpatagua
1793 16619

Jalpatagua
1797 14134

12Fuente: Gustavo Palma, “Agricultura, comerce et societé au Royaumme de Guatemala, 1770-1821” Tesis de doctorado. Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales, París, 1985, págs. 511-512; A3.3 leg. 39 exp. 768; Francisco de Paula García Peláez, “Memorias para la Historia del Antiguo Reino de Guatemala” Tomo II. Sociedad de Geografía e Historia, Guatemala. 1972, T II. pp. 195-198.

13Por ello, las haciendas y hatos constituidos después de ese año sirvieron para que los individuos que provenían del circuito de la Nueva Guatemala se dedicasen a suplir los requerimientos que antes se recibían desde Honduras y Nicaragua. La argumentación anterior se ve respaldada cuando se contrastan estos datos con los proporcionados por Fry y McCreery. Las fuentes consultadas por estos autores sugieren que las propiedades cercanas al Camino Real, y por lo mismo, bajo la esfera de influencia de la Ciudad de Guatemala y sus proximidades, se concentraron en el aprovisionamiento de granos, azúcar, trigo y otros comestibles para compensar la caída de los envíos provenientes de Honduras, Nicaragua y el Salvador, y estimulados por el traslado de la ciudad hacia el Valle de la Ermita5.

Cuadro No. 4 : Proximidad de haciendas de elites locales y propietarios provenientes de Guatemala

14
_ Propiedad _ Año _ Dueño

Ojo de Agua
1758, 1808,1818 Herrarte, J; Arrivillaga, P.J.

Amberes
1772, Dávila, José.

Potrerillos de Amberes
1816, 1823 Mexía, J; Jáuregui, S.

Brito
1841 Santos, Gil

Guayabito o Brito
1847 Mexía, Benito

Bosque y Conventos
1801 Pineda, José

Santa Cruz Epaminondas
1751, 1835 González Batres, F; Mexía, I.

Don Gregorio
1759, 1816 Herrarte, J; Mexía, I.

San José de la Sierra
1794 Solares, Severino

15Fuente: Juan Gavarrete, Índice General del Archivo del Extinguido Juzgado Privativo de Tierras depositado en la Escribanía de Cámara del Supremo Gobierno de la República de Guatemala (Gustavo Palma ed.) CIESAS-CEMCA, México, 1991.

16Entre 1821 y 1860, las guerras civiles que afectaron a estos territorios al convertirse en escenario de batallas y robos por parte de las fuerzas en pugna, tuvieron su impacto en cuanto a la propiedad de la tierra. No obstante, la cantidad de adquisiciones continuó siendo importante, ya que se reportaron 33 adquisiciones tanto en la Montaña como en la Costa. Por último, se debe observar que para estos últimos años ya se cuentan con otros registros de ventas de propiedades, como los protocolos municipales. Éstos muestran una mayor dinámica en la compra-venta de propiedades, sobre todo en cuanto a la fragmentación de las grandes haciendas coloniales.

Cuadro No. 5 : Pueblos y sus demandas, titulaciones, remedidas y litigios, 1720-1865

17
_ Pueblos _ Titulación, demanda o medición comunal _ Litigio con

Mataquescuintla
1735 1775 Particulares

Ídem
1784 1777 Felipe Jáuregui

Ídem
1785 1784 Manuel Martínes Batres

Ídem
1791 1786 José Coronado

Ídem
1795 1791 Felipe Jáuregui

Ídem
1808 1794 Severino Solares

Ídem
1830 1807 Severino Solares

Ídem
1845 1815 Severino Solares

Ídem
1819 Silvestre Santa Cruz

Ídem
1830 Pablo Pivaral

Ídem
1840 Pablo Pivaral

Ídem
1845 Santa Rosa

Santa Rosa
1793 1795 Severino Jáuregui

Ídem
1798 No hay

Ídem
1806 No hay

Ídem
1819 No hay

Ídem
1825 No hay

Ídem
1848 No hay

Cuajiniquilapa
1755 1741 Pascuala y María Romero

Ídem
1802 1779 Los Esclavos

Ídem
1803 1802 Juan Orantes

Ídem
1822 1827 Miguel Barillas

Ídem
1835 1835 Miguel Barillas

Ídem
1839 No hay

Jumay
1743 No hay

Ídem
1745 No hay

Esclavos
1805 1779 Cuajinicuilapa

Ídem
1854 No hay

Ixguatán
1752 No hay

Nancinta
1845 1845 Tecuaco

Chiquimulilla
1730 1760 Francisco Cabrejo

Ídem
1737 1781 Francisco Cabrejo

Ídem
1776 1792 Colindantes

Ídem
1780 1798 Tadeo Piñol

Ídem
1792 1799 Alcaldes del pueblo

Ídem
1798 1820 Jacinto Portugal

Ídem
1799 1820 Ladinos del pueblo?

Ídem
1800 1825 Particulares del pueblo

Ídem
1820 1830 Francisco Morán

Ídem
1837 Hermenegildo Morales

Ídem
1842 Hermenegildo Morales

Ídem
1862 Javier González

Guazacapán
1742 1760 Francisco Cabrejo

Ídem
1800 1781 Francisco Cabrejo

Ídem
1836 1800 Tadeo Piñol

Taxisco
1728 1734 Tomás Quiroz

Ídem
1735 1735 Tomás Sunzin de Herrera

Ídem
1736 1737 Tomás Sunzin de Herrera

Ídem
1816 1760 Francisco Cabrejo

Ídem
1837 1773 Hacienda Chiquitán

Ídem
1781 Francisco Cabrejo

Ídem
1815 Particulares

Ídem
1819 Mariano Nájera

Ídem
1820 Mariano Gálvez

Casillas
1832 No hay

Tacuilula
1811 Rosalío Aparicio

Tecuaco
1742 1845 Nancinta

18Fuente: Juan Gavarrete, Índice General del Archivo del Extinguido Juzgado Privativo de Tierras depositado en la Escribanía de Cámara del Supremo Gobierno de la República de Guatemala (Gustavo Palma ed.) CIESAS-CEMCA, México, 1991.

19Por otro lado, si se observa detenidamente la manera en que se privatizó la tierra a lo largo de estos años, se debe resaltar la presión que ejercieron distintos hacendados sobre los pueblos, y los mecanismos que estos utilizaron para defenderse y reafirmar sus posesiones cercanas. Esto se percibe a lo largo de los distintos litigios que los pueblos sostuvieron con los hacendados y las denuncias o demandas de parajes o baldíos por parte de aquellos.

20Este cuadro muestra, en forma sintética, los sujetos que presionaron a los pueblos a través de litigios ante las remedidas o nuevas denuncias que amenazaban a las propiedades comunales. Es de resaltar, en el caso de Mataquescuintla, que los individuos que figuran conformaron, en su mayoría, un grupo vinculado a través de matrimonios y alianzas comerciales. Aquí cabe mencionar que Felipe Jáuregui era hermano de Severino Jáuregui y suegro de Manuela Antonia Solares, hija de Severino Solares. Pablo Pivaral era, a su vez, yerno del mismo Severino Solares. Aunque no estaba emparentado con todos los anteriores, Silvestre Santa Cruz fue importante porque era vecino de Sanguayaba, cerca de Palencia, y fue padre de los hermanos Serapio y Vicente Cruz. Los Arrivillaga fueron actores primordiales en las ferias ganaderas del último cuarto del siglo XVIII, y también tuvieron un papel clave en cuanto al acceso a nuevas propiedades situadas hacia el área de estudio, sobre todo al expandirse hacia la Sierra de Canales, Petapa y el área de Pinula[fn6]. Esto conllevó una serie de litigios con otros propietarios, la compra de haciendas y la denuncia de tierras realengas. Los casos más importantes en cuanto a la expansión de esta familia para los territorios que se estudian fueron aquellos que tuvieron como actores a Agustín, José Mariano, Francisco y Pedro José Arrivillaga.

21Agustín Arrivillaga, insigne ganadero en la feria de 1781, mantuvo una disputa con el cura Miguel de Arrazola en 1788 por unas tierras que se traslapaban con sus propiedades ubicadas en la Sierra de Canales. En 1809, a su vez, Cayetano Pavón y Francisco Arrivillaga disputaron con el pueblo de Santa Catarina Pinula la delimitación de sus haciendas y las tierras comunales ante la presencia de milpas por parte de los habitantes del pueblo. Y, en 1817, le tocó a José Mariano Arrivillaga litigar con otro pueblo, en este caso San Miguel Petapa[fn7].

22A la par de estos propietarios, se debe resaltar la participación del hacendado Pedro José Arrivillaga, cuyo primer registro de posesión de tierras data de 1808. Ese año, Pedro José arrendaba una hacienda de ganado mayor y caña dulce ubicada en el Valle de Jumay, que era propiedad de la viuda de Martín Barrundia y sus hijos, familiares del mismo Pedro José. A su vez, ese año compra la hacienda Ojo de Agua, cercana a Santa Rosa, a Severino Jáuregui por 12,419 pesos, siendo pagados a los herederos de Severino hasta 1833. Para 1815, Pedro José denuncio un baldío ubicado entre su hacienda y Amberes en la Serranía de Canales[fn8].

23Este periplo le permitió no solo adquirir haciendas o baldíos, sino que le facilitó su integración como propietario a todo un complejo de relaciones con los habitantes y vecinos de las proximidades. Esto se manifiesta en la documentación referida a la solicitud que Pedro José hizo a la Audiencia para la exoneración de cualquier gravamen sobre el nuevo plantío de caña que poseía en la hacienda Ojo de Agua, apoyándose en una Real Cédula de 1803. En dicha solicitud los testigos que lo favorecieron provenían del Valle de Santa Rosa y se identificaban como mulatos. Pero, aún más importante, Pedro José declaró:

24Pedro José de Arrivillaga, teniente coronel del Escuadrón de Dragones de esta Capital como mejor haya lugar en derecho ante Usted paresco y digo: que en términos del valle de Jumay [ilegible] en la que he sembrado un plantio de caña dulce, sacado de raiz sus sercos [sic] y cultivando un terreno inculto; para gozar en el de la Real gracia nesesito [sic] acreditarlo y al efecto suplico a Usted se sirva comisionar a Don Seberino Solares o Don Francisco Tomas Pineda, para que reúnan declaraciones juradas de los testigos que les presenten examinándoles si les consta la verdad de este relato[fn9]

25...lo que demuestra la enorme confianza, o más bien, la relación de reciprocidad que ya tenía para ese entonces con Severino Solares como para confiarle dicha tarea. Este detalle crece en importancia con el hecho de que los hijos de Pedro José Arrivillaga y Severino Solares, Luis Arrivillaga y Antonino Solares , fueron los individuos que, apoyados por sus respectivas redes comerciales y de parentesco, se convirtieron en piezas clave para la construcción y consolidación del control territorial del departamento de Santa Rosa después de 1852. Luis Arrivillaga fue Juez de Primera Instancia y Corregidor de Santa Rosa en la década de 1860. Antonino Solares fue uno de los principales oficiales de Rafael Carrera desde 1837 y tuvo a su cargo varias de las campañas de pacificación durante las guerras civiles de 1847-1851. Es decir, la cooptación de los grupos locales en pugna por parte de la elite de la Ciudad de Guatemala y la construcción de la hegemonía de la misma hacia el Este del Estado después de 1840 se apoyó, en gran parte, en las redes comerciales que se fueron construyendo alrededor, entre otros casos, de la apropiación de tierras desde finales del siglo XVIII. Esta es una temática poco abordada en el contexto de la historia de las revueltas de oriente en el siglo XIX y cuyo estudio nos permitiría entender con mayor precisión el complejo proceso de centralización desde la Nueva Guatemala hacia el Oriente.

Cuadro No. 6 : Pueblos y sus demandas, titulaciones, remedidas y litigios, 1720-1865

26
_ Pueblos _ 1720-1775 _ 1720-1775 _1776-1821 _ 1776-1821 _1822-1860 _ 1822-1860
Pueblos Demanda o titulación Litigio Demanda o titulación Litigio Demanda o titulación Litigio

Mataquescuintla
1 1 5 8 2 3

Santa Rosa
0 0 4 1 2 0

Cuajiniquilapa
1 1 2 2 3 2

Jumay
2 0 0 0 0 0

Los Esclavos
0 0 1 1 1 0

Ixguatán
1 0 0 0 0 0

Nancinta
0 0 0 0 1 1

Chiquimulilla
2 1 7 6 0 5

Guazacapán
1 1 1 2 1 0

Taxisco
3 5 1 4 1 0

Casillas
0 0 0 0 1 0

Tacuilula
0 0 0 1 0 0

Tecuaco
1 0 0 0 0 1

Totales
12 9 21 25 12 12

27Fuente: Juan Gavarrete, Índice General del Archivo del Extinguido Juzgado Privativo de Tierras depositado en la Escribanía de Cámara del Supremo Gobierno de la República de Guatemala , (Gustavo Palma ed.) CIESAS-CEMCA, México, 1991
En tal sentido, es una frontera poco explorada y un reto para la historia regional de Oriente de Guatemala la posibilidad de entender cómo las redes sociales construidas durante los últimos cincuenta años del periodo colonial, gracias a enlaces matrimoniales, apropiación de tierra, el comercio de granos, ganado, panela, azúcar y otros, y la participación en los espacios sociales como cofradías, facilitaron no sin contradicciones la construcción del control territorial y la hegemonía desde la Ciudad de Guatemala durante el siglo XIX. A su vez, estas redes ayudaron a definir los espacios fronterizos que delimitarían el ámbito territorial de los Estados de Guatemala y el Salvador.
De tal manera que los casos singulares de los hacendados y otros individuos de los territorios que se estudian adquieren relevancia cuando se les ubica dentro de un proceso que continúa a lo largo de los años, y que implica adaptaciones y cambios ante los procesos centroamericanos y estatales.

28Este cuadro puede servir como un índice de conflictividad agraria porque representa los intentos de expansión y consolidación de las tierras comunales por parte de los pueblos. Y, por el lado de los propietarios individuales, significa la resistencia que enfrentaron por parte de las autoridades locales conforme fueron expandiendo sus propiedades hasta las cercanías de los ejidos de los mismos pueblos.

29El motivo de dividir el número de litigios en estos periodos responde al ciclo instaurado durante la segunda mitad del siglo XVIII gracias al traslado de la Capital del Reino al Valle de la Ermita.

30De esa manera, los años 1720-1775 responden al periodo en que se inició el auge del añil y que se rearticularon las propiedades ganaderas de la Costa entre Chiquimulilla y Taxisco. Visto así, es muy significativo que en el primer periodo el mayor grado de conflictividad se diera alrededor de los grandes pueblos del sur, que enfrentaron para entonces una fuerte presión desde las haciendas ganaderas y procesadoras de añil. No en balde, los litigios se hicieron presentes en Taxisco, Chiquimulilla y Guazacapán, en dónde, con frecuencia, un mismo propietario llegó a disputarles, a la vez, terrenos a los tres pueblos. Se entiende también que las autoridades de estos pueblos hayan intentando proteger los recursos comunales al buscar con más insistencia la demanda y titulación de baldíos o terrenos en las cercanías; entre 1775 y 1821, con el nuevo valor comercial de las propiedades en las proximidades del Camino Real, la mayor parte de litigios se ubicaron en la región montañosa, en las cercanías de Mataquescuintla, Santa Rosa y Cuajiniquilapa. Las tensiones se ubicaron, primero, alrededor de Mataquescuintla que estaba rodeada de fértiles tierras aptas para la cosecha de granos básicos al igual que el pastoreo de ganado. Segundo, cerca del Camino Real que atravesaba a los Esclavos y Cuajiniquilapa, que se constituían en el centro administrativo local ya que el primer pueblo era la cabeza del curato que abarcaba buena parte de estos pueblos al norte del Camino Real y en el segundo estaba la garita que supervisaba el pago de alcabala y otras cargas fiscales que pesaban sobre los efectos introducidos. Nuevamente, la franja costera presentó largos y tensos conflictos por tierras cercanas a los ejidos, aunque la respuesta de los mismos pueblos fue reducida. Se debe hacer la observación de que, después de 1800, se presentó un reacomodo y generalización de las disputas y demandas agrarias. El punto más álgido de todos tuvo lugar en las cercanías de Mataquescuintla ya que ahí tuvo lugar una fuerte presión por parte de los grupos familiares en estudio hacia el pueblo. Luego, la renovada presencia en este tipo de conflictos de Santa Rosa que, en dicho lapso, concentró como vecinos a una gran cantidad de los nuevos propietarios asentados en el norte lo que codujo a que el nuevo pueblo fuera habitado en su mayoría por mulatos, pardos y españoles rurales y que no poseía, como entidad, un consistente conjunto de tierras comunales, problema que continuaría a lo largo del siglo XIX. Los casos de titulación y conflicto aumentaron también en el sur, sobre todo en las cercanías de Chiquimulilla y Taxisco; y, por último, después de 1821 se mantuvo cierto equilibrio entre los conflictos agrarios en la franja costera, como en la región montañosa. Con una nueva dinámica social y económica presente gracias a la centralización política y a la presencia de la cochinilla, Cuajiniquilapa demandó tierras ante los litigios sostenidos con los hacendados provenientes de la capital y para enfrentar los efectos de las guerras. Tanto Mataquescuintla y Chiquimulilla sostuvieron fuertes tensiones con los hacendados cercanos. Sin embargo, el drástico cambio en este periodo fue la fragmentación de varias de las haciendas coloniales en medianas y pequeñas propiedades, que se pueden indagar gracias a los protocolos municipales.

Notas de pie de página

311 Sobre los procesos de apropiación de tierras véase David Browning, El Salvador : La tierra y el Hombre, (El Salvador, 1975) ; Francisco Solano Perez Lila, Tierra y Sociedad en el Reino de Guatemala , Colección Realidad Nuestra 4. (Guatemala: Editorial Universitaria, 1977); Elizabeth Fonseca Corrales, Costa Rica colonial: la tierra y el Hombre, (San Jose : EDUCA, 1986). Sobre el contexto del traslado de la capital del Reino al Valle de las Vacas véase Christophe Belaubre, El traslado de la capital del Reino de Guatemala (1773-1779): conflicto de poder y juegos sociales, por publicarse en la Revista de Historia, Costa Rica.

322 Cuando se habla de la Montaña, se hace referencia a los territorios que ocupan los pueblos y hacendados sobre el Camino a San Salvador hasta las proximidades de la Garita de Cuajiniquilapa. Esta garita era muy importante para el comercio hacia Guatemala porque en ella se registraban los efectos que se dirigían hacia la Nueva Guatemala.. Territorios marcados por una orografía quebrada ubicada arriba de los 1300 metros sobre el nivel del mar. El tipo de ocupación territorial y las cosechas obtenidas varían en tamaño y volumen con los pueblos de Chiquimulilla, Taxisco y Guazacapán, ya que éstos últimos sufrieron la presión de las grandes haciendas ganaderas dedicadas al engorde del ganado proveniente de Honduras y Nicaragua, y destinado al aprovisionamiento de Santiago de los Caballeros y la Nueva Guatemala de la Asunción.

333 Véanse Gustavo et al. Palma, “Procesos Agrarios desde el siglo XVI a los Acuerdos de Paz”, (Guatemala : MINUGUA-FLACSO-CONTIERRA. 2002), págs. 28 y ss.

344 Gustavo Palma, “Agricultura, comerce et societé au Royaumme de Guatemala, 1770-1821” Tesis de doctorado. Ecole des Hautes Etudes en Sciences Sociales, París, 1985 pág. 178. Agradezco al Dr. Palma darme acceso a su tesis doctoral.

355 Michael Fry, “Agrarian Society in the Guatemalan Montaña, 1700-1840” Tesis de doctorado, (Tulane, New Orleáns, 1988), págs. 97-99; David McCreery, “Rural Guatemala 1760-1940”, (Stanford University Press, 1994), pág. 44 y ss.

366 Véase Edgar Chutan Alvarado, y Joel Amilcar Hernández Sánchez,. “Unidades productivas en el Valle de Petapa, 1570-1680”. Tesis de Licenciatura inédita. Universidad de San Carlos de Guatemala, Escuela de Historia, Nueva Guatemala, julio 2000.

377 Juan Gavarrete, “Índice General del Archivo del Extinguido Juzgado Privativo de Tierras depositado en la Escribanía de Cámara del Supremo Gobierno de la República de Guatemala” (Gustavo Palma ed.) CIESAS-CEMCA, México, 1991, págs. 97,347 y 356.

388 AGCA, (Archivo General de Centroamérica), A1.15 leg. 4427 exp. 36766; A1 leg. 173 exp. 3520; A1.57 leg. 6053 exp. 53503; Juan José Falla, La familia Tovilla” Revista de la Academia de Estudios Genealógicos, Heráldicos e Históricos, 8 (1983), págs 207-312.

399 AGCA, A1 leg. 173 exp. 3520.

40

Para citar este artículo :

Juan Carlos Sarazua Pérez, « Valorización y apropiación de tierras en La Montaña, Guatemala, 1750-1840 », Boletín AFEHC N°39, publicado el 12 diciembre 2008, disponible en: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=2100

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.