Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.158.25.146', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : articulos : Un ejemplo de arqueología Histórica en Honduras: la catedral de Comayagua : Un ejemplo de arqueología Histórica en Honduras: la catedral de Comayagua

Ficha n° 2137

Creada: 29 marzo 2009
Editada: 29 marzo 2009
Modificada: 29 marzo 2009

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 12960 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Un ejemplo de arqueología Histórica en Honduras: la catedral de Comayagua

De la catedral de Comayagua no poseemos un corpus amplio de documentos históricos que hablen sobre el proceso de construcción del edificio a través del tiempo o planos y dibujos de ninguna etapa constructiva. Debido a este gran problema, la evolución histórica de la Catedral de Comayagua ha sido hasta el momento un problema difícil de entender. De igual forma la Arqueología Histórica en Honduras no ha tenido el impacto que ha tenido en otras áreas de la América colonial, siendo las investigaciones realizadas aisladas y sin una visible continuidad. Del año 2000 al 2002 en el marco de la restauración de La Catedral de Comayagua se realizó a la par el Proyecto de Investigación Arqueológica “La Catedral de Comayagua”, teniendo como objetivo principal la identificación a través de las excavaciones sistemáticas la identificación de las etapas constructivas del edificio.
401
Autor(es):
Oscar Neil Cruz Castillo
Fecha:
Marzo de 2009
Texto íntegral:

1
h4. Introducción

2“No debe olvidarse que la fecha de fundación de un monasterio no es de la construcción del inmueble, labor, está última; que en todos los casos debió ser muy prolongada y de la que casi nunca hay datos precisos”. (Carrillo y Gabriel Alvarado. 2, 4)

Los trabajos de restauración y conservación del Centro Histórico de la Ciudad de Comayagua por parte del Proyecto Plan Piloto, Instituto Hondureño de Antropología e Historia, Centro Histórico de Comayagua, ha suscitado obras de remodelación y reestructuración de monumentos coloniales en esta ciudad (otrora capital de la República de Honduras y principal centro político, eclesiástico y comercial de la época colonial, de los siglos XVI al XIX, una vez que trasladaron el obispado de Trujillo a Comayagua, en 1561), incluyendo a la Inmaculada Concepción Catedral de Comayagua, que dado el deterioro que este edificio presenta, era necesario la urgente intervención a este monumento colonial. Como parte de los trabajos de restauración y dentro del marco de la investigación de la Arqueología Histórica, se han realizado investigaciones a la par de las restauraciones, citando como ejemplo, las antiguas plazas de esta ciudad colonial; la plaza frente a la Catedral, después convertida en Parque y que ahora a recobrado su calidad de plaza (Parque León Alvarado), y el otro en la Plaza de la Merced; estos trabajos han tenido como objetivo no solo remodelar y reestructurar los monumentos y lugares coloniales, sino de una manera armónica integrar los elementos perdidos de la esencia colonial a los edificios y monumentos intervenidos para recuperar el Antiguo esplendor de la ciudad.

3El presente trabajo de la catedral de Comayagua quedará enmarcado dentro de lo que se conoce como “Arqueología Histórica”, y se centró en las excavaciones y análisis que se realizaron dentro de las Naves, Central, Lateral Izquierda y Lateral Derecha, Presbiterio; las Capillas Laterales; Interior de la Torre; Repellos (reboques) en los muros de la Catedral y en Patio de Los Naranjos, así como las áreas del Atrio y la Banqueta Lateral Sur.

4

Ubicación de ubicación del Proyecto de Arqueología Histórica de la Catedral de Comayagua
Ubicación de ubicación del Proyecto de Arqueología Histórica de la Catedral de Comayagua

La Arqueología Histórica

5Si tomamos como precepto que “la Arqueología Histórica es, en términos generales, la que hace uso tanto de datos arqueológicos como históricos y estudia los restos materiales de cualquier periodo histórico; esto tiene lugar cuando existe un registro documental que proporciona información adicional a lo exclusivamente arqueológico. Una parte de la arqueología histórica ha sido denominada arqueología de los sitios históricos, de acuerdo a su campo particular de acción, y es el estudio de las manifestaciones materiales de la expansión de la cultural europea en el mundo no europeo (en este caso en América), que inició en el siglo XV y finaliza con la industrialización o el presente, dependiendo de las condiciones locales. La arqueología de sitios históricos tiene límites temporales, geográficos y culturales, debido a que un complejo de patrones y procesos fundamentales que subyacen crea la entidad histórica que se está estudiando. La arqueología de sitios históricos puede realizar contribuciones de importancia a la antropología moderna a través de los procesos de expansión, exploración y colonización europeas, al igual que de los de contacto cultural e imperialismo, que sirven de base a uno de los periodos más dinámicos de la historia mundial y que se reflejan tanto en los datos documentales como los obtenidos a partir de artefactos1“.

6La Arqueología Histórica corrobora o amplía el conocimiento que junto con las fuentes documentales escritas se conoce de un monumento o sitio histórico, a la luz de las evidencias arqueológicas y análisis de artefactos recobrados del contexto.

De esta manera, la arqueología como disciplina dedicada al estudio del hombre mediante el análisis de sus restos materiales no tiene límites geográficos ni temporales. Por lo tanto, es capaz de brindar información sobre la forma de vida del hombre desde hace varios cientos miles de años, hasta el día de ayer; todo es pasado y por lo tanto es sujeto de ser analizado, sistematizado y estudiado”, o como la define Besso Oberto, la llamada Arqueología Histórica como su nombre lo indica, utiliza ambos estudios los arqueológicos y los históricos2. El uso de términos se refiere sólo a la base de datos, y no a una clase especial de arqueología3.

7Se tomó como base los trabajos realizados en otros países latinoamericanos que han realizado investigaciones de Arqueología Histórica en monumentos coloniales como catedrales, monasterios y capillas, todos de la época colonial, como los trabajos en “La Catedral Metropolitana de la Ciudad de México” y en los conjuntos conventuales de San Miguel Huejotzingo, Puebla; La Catedral de Santo Domingo, Los trabajos de arqueología histórica de Antigua Guatemala, así como catálogos de patrimonio colonial de Guanajuato y vocabulario básico de términos de arquitectura, que nos ayudaron con sus experiencias y facilitaron en nuestra labor de investigación arqueológica4.

Ubicación

8La catedral de Comayagua está ubicada en el primer cuadro de la Ciudad de Comayagua en el Departamento de Comayagua, República de Honduras, Centroamérica, teniendo enfrente hacia el lado Oeste la Plaza León Alvarado, al costado Sur de calle de por medio el Obispado y al lado Norte diversas casas. Es importante señalar que la catedral de Comayagua no ocupa, como en otros monumentos, la cuadra entera, sino que la comparte con una serie de casas ubicadas al costado Norte de la iglesia Catedral.

Antecedentes Históricos

9Según el historiador Reina Valenzuela, “El obispo Vargas y Abarca quien llega a Comayagua en 1678, (es nombrado para sustituir al Obispo Espinosa y Monzón), deja iniciados los trabajos de construcción de una nueva catedral de Comayagua frente a la nueva plaza; este Obispo tenía el proyecto de construir un Colegio Seminario y una Nueva Catedral en sustitución de la antigua Catedral de la Merced, pero fue el Obispo Juan Pérez Carpinteiro (nombrado en 1700 o 1714) quien lo dio cima al trabajo. Esta iglesia es la obra más notable de aquel Obispo, quien se dedicó en cuerpo y alma en la culminación de tan importante obra, no escatimando recursos y materiales, cuando fue bendecida por el mismo el 7 de diciembre de 1715, terminada casi en su totalidad, quedando faltantes solo detalles de la decoración de su interior, el atrio, la sala Capitular y la terminación del Sagrario5”.

10 Al parecer la obra de la construcción de la catedral requirió de enormes sacrificios, limosnas y trabajo gratuito del vecindario. Fue hecha de calicanto, con una sola torre hacia el norte, sin más adorno que el reloj que regalara el rey Don Felipe III, y en cuyo campanario hay ocho campanas. Tiene tres naves cuyas cúpulas están revestidas de ladrillo vidriado de varios tonos, una capilla o Sagrario, una Sacristía y varias piezas posteriores en donde estuvo la Sala Capitular; dos patios con jardines y un “Camposanto Clausurado hacia el Lado Norte6”.

11En el interior de la catedral se pueden apreciar sus tres naves sostenidas por columnas macizas y rectangulares, teniendo al fondo de la Nave Central el Altar Mayor. “Según Reina Valenzuela, el lugar donde hoy se levanta la Catedral de Comayagua era un predio baldío que el gobernador Alvarado había donado a la iglesia, por lo cual era necesario hacer uso de él para levantar la nueva Catedral7”.

12“Tal parece que al morir el obispo Vargas y Abarca, éste deja los trabajos de la cimentación muy avanzada, y que según Reina Valenzuela, no se sabe a que estado de terminación ni altitud”, dejando la obra total de culminación a su sucesor el Obispo Juan Pérez Carpinteiro y a Fray Antonio de López de Guadalupe, quién dio los últimos toques y todo lo relativo a su decoración interior8.

13El Obispo Fray Juan Pérez Carpintero encuentra en cimientos la edificación de la Catedral, el cual en 1705 solicita ayuda a una serie de personalidades, quienes aportan un total de 130,000 pesos para la construcción de la Catedral, otras personas ofrecen materiales de trabajo, bestias y carretas para ayudar a la construcción así como bastimentos para alimentar a los trabajadores de la fábrica.

14Según Reina Valenzuela, los albañiles encargados de las obras de construcción de la Catedral, comían en la plaza, ya que se habían levantado champas improvisadas de palos, las cuales servían como refugio de los trabajadores. En el Proyecto de Rescate Parque León Alvarado, de Febrero de 1999, se realizaron excavaciones en la Antigua plaza, en busca de la evidencia de restos alimenticios de estas improvisadas champas. Lo que se encontró fue un estrato de restos de huesos de cerdo, así como de ave y caballo, sin ser un estrato rico, sino más bien pobre y poco abundante, apoya en algo la idea de que en la plaza se levantaron algunas champas para dar de comer a los trabajadores9. Hasta el momento tenemos dos versiones diferentes a cerca de lo acontecido en la época colonial según el análisis de los documentos realizados por los historiadores que se han dedicado a la investigación histórica de la Catedral de Comayagua, (José Reina Valenzuela y Mario Felipe Martínez del Castillo, y demás autores), aunque varían en cronología y eventos, hemos tratado de recopilar sus datos y compararlos a luz de la evidencia arqueológica en esta investigación.

15Según el historiador Mario Felipe Martínez, “El caso de la construcción de la Catedral, al igual que otras de la América Española, la historia de la traza y alzado que presenta actualmente la Catedral de Comayagua, ofrece un largo proceso de construcciones y reconstrucciones que hay que remontarla hasta mediados del siglo XVI; El Obispo Fray Jerónimo de Corella después de unos pocos años de ejercer su pontificado en la iglesia parroquial de la villa de Comayagua (Iglesia de la Merced) sin haber sido consagrada y sin existir Bula Papal que diera a la iglesia de Honduras la categoría de Catedral , en 1563 al regresar de la Nueva España, de su consagración trajo albañiles y campanero que, a su llegada a Comayagua se diera a la tarea de hacer arcos capillas para su iglesia y que ésta fuera consagrada como Catedral. Se desconoce cuál haya sido la traza original de la primera construcción, por carencia de documentos de este primer periodo10.

16Los estudios históricos relacionados con la Catedral de Comayagua, nos hablan primeramente que la misma fue construida debido al deterioro de la Primera Catedral de tuvo la ciudad de Comayagua, la Iglesia de la Merced, y que tal construcción fue solicitada por el Obispo Vargas y Abarca, obteniendo el permiso y bula Papal, para su construcción y que el lugar donde se alzaría era un predio baldío que el gobernador Alvarado había donado a la iglesia, por lo cual era necesario hacer uso de él para levantar la nueva Catedral11”. Sin embargo, historiadores como Mario Felipe Martínez, nos documenta que en realidad no se trataba de construir una nueva Catedral porque la que existía (La Catedral de la Merced) estaba en mal estado, sino que ya existía una iglesia grande que fue construida en el mismo lugar donde hoy se encuentra la Catedral: la evidencia documental de que en realidad la Catedral de Comayagua es más antigua de lo que hasta ahora se sabe, está descrita en el análisis que de los documentos escritos de la época realizada por Mario Felipe Martínez12. En el año de 1610 acontecen en Comayagua sucesos de inclemencias del clima que deterioran esta primera Catedral, quedando muy dañada siendo remplazada por una Catedral con estructura y artesonado de madera, la cual es de tres naves con paredes de adobe, posiblemente techo de tejas y columnas de maderas; también se le construyen la capilla mayor, el presbiterio y la torre que es de mampostería, existiendo ya una sacristía, una entrada al cementerio así como una capilla13. Esta segunda construcción fue sustituida por la construcción de una nueva Catedral hecha de cal y canto la cual comenzó probablemente su construcción en año de 1703 tras que el Obispo Pérez Carpintero escribe al Rey sobre el estado ruinoso en que encontró la Catedral comentó que tuvo que traer maestros alarifes que y que sólo la capilla Mayor gastará en su reconstrucción 12,000 pesos. Este obispo fue a quién se le adjudica la fábrica material de La Catedral, consagrada el 8 de diciembre de 1711 por él mismo14.

17Otra fuente analizada por Aguilar y Palacios hablan sobre la disposición de construir una nueva Catedral haciendo una descripción de la anterior. “Seis años después de 1693, la disposición real anterior da las mismas autoridades que solicitan al Rey prorrogar por dos años más el noveno y medio de los diezmos para el mismo fin. Esta petición fue concedida, pero quedando sujeta a la presentación de un informe del estado en que se encontraba la construcción del inmueble religioso. El informe describe el cuerpo de la iglesia separada del mismo. Ambas fueron levantadas desde tiempos del Obispo Vargas y Abarca, y su situación de deterioro era similar: próxima a caerse. Por lo consiguiente era necesario erigir una iglesia de nuevo, desde sus cimientos15”.

Excavaciones Arqueológicas en el Patio de Los Naranjos

18El Patio de los Naranjos tenía un relleno que ocultaba tanto la historia cultural del mismo y su función antes de ser jardín. Según las fuentes éste era el cementerio de la Catedral, además era lógica su ubicación debido a que tiempo atrás de que se aplicaran las leyes de la separación de la Iglesia del Estado en lo concerniente a uso de cementerios, y por tradición religiosa, los patios de las iglesias eran los lugares destinado a utilizarse como cementerios. “El 14 de Enero de 1879, se dispuso que las municipalidades se encargarían del cuidado y vigilancia de los camposantos”, tras la Reforma Liberal auspiciada por el Presidente Marco Aurelio Soto16.

19Las excavaciones en esta área fueron realizadas para conocer el nivel original del patio, localizar el cementerio, bajar al nivel de enterramiento y conocer los eventos del relleno del patio.

20El proceso de excavación nos reveló las etapas de utilización del patio así como sus funciones, tanto como la naturaleza de los rellenos. De tal manera el Patio de Los Naranjos tras la clausura del cementerio, y tras que no se le podía dar otro uso al nivel de las lápidas y monumentos mortuorios, se decidió que se convirtiera en jardines, así se mantuvo hasta el momento de la intervención arqueológica, en que se descubrió que hubo una sucesión de 3 jardines, que subió el nivel del patio, hasta cubrir casi en un 25% de los portales (Figura 1).

21

Figura 1: Vista general de las excavaciones en la unidad A Patio de los Naranjos
Figura 1: Vista general de las excavaciones en la unidad A Patio de los Naranjos

22Se realizaron también excavaciones en otras áreas del Patio de los Naranjos, dichas áreas se escogieron debido a que era necesario conocer sistemas constructivos de la Torre, el Portal de acceso al Patio, Nave Lateral Norte y su pegue con la Torre y nivel estéril del área de enterramiento.

Centro del Patio:

23Antes de clausurarse el cementerio a finales del siglo XIX, el cementerio pasó a convertirse en jardín, por eso la naturaleza de los rellenos sucesivos en el patio. Debajo de esta capa que sustentaba al jardín encontramos el nivel original del cementerio. Al bajar el nivel original se localizó el nivel de enterramiento y las osamentas relacionadas con los entierros, corroborando así los datos históricos de la utilización del Patio de Los Naranjos como cementerio. Las entierros localizados a nivel muy bajo del nivel original que tenía el cementerio, se sucedían uno tras otro en patrones de enterramientos con mortaja sin caja17, ya que estos se encontraban muy cerca los unos a los otros, y el uso constante del cementerio desde la época colonial hasta que se clausuró el cementerio a finales del siglo XIX, fueron vistos en la disposición y ubicación de cada entierro, así como entierros secundarios que son producto del saturamiento de entierros en periodo tan largo y en un área muy reducida. Su nivel social y económico se evidenció, en que cada entierro en el patio que localizamos no presentaba ataúd, ni restos de otro ornamento que acompañaba al difunto como en el interior de la Catedral.

Portal:

24Las intervenciones arqueológicas en el área del Portal y la Torre, nos dejaron en evidencia el sistema constructivo del Portal y de la Torre, observándose que la construcción de la Torre es anterior a la construcción del Portal, pero contemporáneos, es decir que primero se construyó la Torre y después el Portal, siendo que sus cimientos son muy parecidos hechos a base de canto rodado pegados con argamasa de lodo; siendo los del portal menos profundos que los de la Torre, la cual presenta una profundidad en sus cimientos de casi 4 metros, con un anillo cuadrangular de piedras masivas de cantera cortadas rectangularmente y que sustentan como primera línea toda la base de la Torre y los muros de ésta.

25 Encontramos que Reyes Mazzoni hace mención acerca de la antigüedad del Portal diciendo, “A la izquierda de la Torre existe una portal con una pared almenada, con el escudo franciscano coronando la parte superior del paño. Las almenas nos indicarían al siglo XVI si no fuera porque los documentos que narran la fecha de su construcción la fija a finales del siglo XVII y principios del XVIII”, habría que revisar la fuente de este autor para corroborar los datos con la evidencias arqueológicas18.

Pasillo tras Capillas Laterales, excavaciones en el Pasillo atrás de La Sacristía y Capilla del Santísimo Sacramento.

26 En este lugar el objetivo fue conocer además de la naturaleza del relleno que era bastante alto, las etapas constructivas de la Sacristía y Sagrario, encontrándose que la Sacristía fue construida antes que la Capilla del Santísimo Sacramento, ya que los cimientos de ésta, así como su patrón constructivo, son diferentes así como la profundidad de los cimientos siendo los de la Sacristía más profundos.

27 Es notable hacer la aclaración que en el interior de las Capillas Laterales se observó que la bóveda de cañón corrido de la sacristía al ser construida conjuntamente con toda la Capilla va a unirse al muro Norte del Presbiterio, tapando parte de la moldura de la ventana de este muro, así como al unirse la construcción del Sagrario, su bóveda tapia parcialmente la ventana del muro norte del Presbiterio. Esto nos indica que estas dos Capillas fueron construidas después de la terminación de la Construcción de la planta y muros principales de la Catedral.

28 Se encontró a un nivel por debajo del nivel original de esta área un contexto sellado prehispánico correspondiente quizás a un asentamiento esporádico prehispánico en esta área.

Excavaciones Arqueológicas en el Presbiterio
Altar Mayor:

29El área del Altar Mayor nos dio una de las más valiosas informaciones en cuenta a sistemas constructivos y a etapas constructivas de la Catedral, ya que en esta extensa área se conocieron el tipo de cimentación de los muros y columnas actuales (pertenecientes a la última etapa constructiva de la Catedral que es la que hoy observamos). También pudimos observar y reconocer etapas de un Presbiterio Anterior perteneciente a una etapa anterior de construcción de la Catedral, así como el nivel dejado por las huellas de postes pertenecientes a los andamiajes de madera utilizados en la construcción. Dentro de los hallazgos más relevantes de esta área podemos mencionar
que se encontró la cimentación de las gradas anteriores y la posible tumba de un Obispo (el último obispo de Comayagua antes de Bernardino Massarella) localizada casi al pie de su lápida ubica en la columna Noreste del Presbiterio. Al ser excavada esta zona se localizó la fosa de enterramiento y la cripta individual la cual estaba cubierta con un manto de tela de color negro.

30 Se exploró también detrás del Retablo Mayor, con la posibilidad de localizar la Cripta de la Catedral. Estas exploraciones dieron como resultado que lo que tenemos en realidad es la parte posterior del Altar Mayor, no es otra cosa más que el sustento del mismo Retablo, ya que éste al ser armado en la época colonial no fue empotrado directamente a la pared Este del Presbiterio, sino que fue colocado a través de una serie de vigas, haciendo que estas vigas fueran o sirvieran de sustento entre la pared y el retablo, quedando así un espacio entre la pared y el retablo. En el suelo de esta zona están las bases de mampostería que sustentan al retablo. (Figura 2)

31

Figura2 : planta general de las excavaciones en el Presbiterio
Figura2 : planta general de las excavaciones en el Presbiterio

32 Una de las evidencias que surgieron a la luz tras las excavaciones, fue que en realidad al menos en el Presbiterio, la Catedral de Comayagua no presenta una Cripta de enterramiento, ya que los sondeos hechos en toda el área del Presbiterio no encontraron tal Cripta, sin embargo se encontraron cuatro criptas individuales pertenecientes a Presbíteros sepultados en la Catedral en épocas muy tardías a su construcción.

Capilla del Señor de Salamé:

33Esta capilla nos corroboró información ya obtenida de la Capilla del Rosario, como sistemas de enterramiento que en este lugar solo fueron para la época colonial, mientras que para la Capilla del Rosario se siguió ocupando el área como lugar de enterramiento hasta principios del siglo XX. Se encontraron los cimientos Norte y Este de la planta anterior de la Catedral, así también como en la Capilla del Rosario se logró identificar adobes sobre los cimientos que corresponden a las paredes que estos sostenían.

34Fuera del área de la Capilla del Señor de Salamé, al principio de las escalinatas que conducen a esta capilla, es decir en la zona del piso de la Nave Lateral Norte, al excavar se localizó dos entierros primarios, siendo uno de ellos correspondiente a un infante, el cual al ser retirada la tapa que contenía el ataúd de madera se encontró al infante cuya edad se estima de pocos meses o recién nacido, el cual preservaba la vestimenta con la cual fue sepultado19 (Figura 3).

35

Figura3: Entierro de infante
Figura3: Entierro de infante

36h6.Capilla del Rosario

37En esta capilla se comenzó el trabajo de exploración del Presbiterio, pudiéndose reconocer al excavar sistemas constructivos de La Catedral, áreas y sistemas de enterramiento, cimientos de una etapa constructiva de una planta anterior de La Catedral y una reconstrucción del diseño original que tenían las losetas vidriadas que fueron puestas en siglo XVII en el piso de La Capilla y que actualmente podemos observar.
Al bajar los niveles en La Capilla del Rosario, notamos que este contenía un contexto muy perturbado a lo largo de la época colonial, ya que esta área presentó la mayor concentración de entierros en un espacio tan reducido en el interior de la Catedral, así como estratificación de sepulturas, que contenían los restos de prelados ilustres, que aún contenía en su lugar original la lápida con sus nombres y fechas de fallecimientos. Así tenemos al Canónigo Penitenciario Florencio Carranza, con una lápida de piedra de cantera, fallecido en 1903. A la tumba y lápida del Canónigo Don José y Licona fallecido en 1891, y la del Canónigo Marcial Flores, fallecido en 1919; cada uno de ellos presentando diferentes sistemas de enterramiento y sus tumbas lo evidenciaban, por ejemplo, el Canónigo José y Licona presentaba una cripta individual abovedada y de maciza hechura, a base de ladrillos y cal bien compactada, ésta al principio de la exploración nos pareció la cripta de La Catedral, sin embargo al paso de la excavación nos demostró que se trataba de la cripta individual de este personaje. El Canónigo Marcial Fuentes, presentaba igualmente una cripta individual, pero está hecha a base de ladrillos de barro cocidos. Y la Tumba del Canónigo Penitenciario Florencio Carranza presentaba al igual que los demás una cripta individual cuadrangular a base de ladrillos cocidos de barro. A la par de la tumba del Canónigo Marcial Fuentes se encontró una tumba sin cripta individual, la cual contenía los restos de un individuo, el cual había sido sepultado con una capa gruesa de cal tanto al exterior de su tumba como al interior, evidenciando así que este personaje muriera a causa de una enfermedad altamente infecciosa para su tiempo20. La acción de la cal destruyó los huesos y el ataúd, pero conservó las vestiduras, el cuero de sus zapatos y la sombra o imagen que el contorno del cuerpo dejara, así como la figura del ataúd (Figura 4).

38

Figura4 : Planta general de La Capilla El Rosario
Figura4 : Planta general de La Capilla El Rosario

Excavaciones Arqueológicas en las Naves
Nave Lateral Derecha

39 Las excavaciones en la Nave Lateral Derecha, fueron programadas con el fin de localizar y seguir los restos de los cimientos, que se identificaron en las excavaciones de la Capilla del Rosario. Se encontró que los cimientos continuaban prolongándose como en la Nave Lateral Izquierda. En la unidad 5 de excavación cercana a la Capilla del Rosario, se descubrió lo que posiblemente son los restos de los contrafuertes de las paredes de esta etapa constructiva, así como el piso correspondiente al siglo XVII que debió tener La Catedral (Figura 5).

40

Figura5 : Planta general de la unidad 5 mostrando rasgos de restos de cimentación y piso original, Nave Lateral Derecha
Figura5 : Planta general de la unidad 5 mostrando rasgos de restos de cimentación y piso original, Nave Lateral Derecha

Nave Central:

41Los trabajos de restauración descubrieron entre el espacio que existe entre las primeras y segundas columnas de la Nave Central, al quitar el piso actual y bajar en el relleno de nivelación del mismo, se localizó los retos del cimiento del coro original proyectado y construido en el siglo XVIII y que fuera demolido en la década de los treinta del siglo XX. Se excavó este rasgo para definir los límites del mismo así como su forma; encontrándose que la entrada al coro se encontraba enfrente del Altar Mayor y que tenía una forma trilobada en su gradas parecida a la que tenían las gradas del Presbiterio (Figura 6).

42

Figura 6 : Vista parcial de la Planta del antiguo Coro y bases de columnas alineadas
Figura 6 : Vista parcial de la Planta del antiguo Coro y bases de columnas alineadas

43Al explorar en el interior del área del coro, se encontró lo que a primera vista parecía otro elemento arquitectónico asociado al coro, pero descubrimos que se trataba de los restos de las bases de antiguas columnas, que se alineaban y se sucedían a lo largo de lo que debió haber limitado la nave Lateral Derecha de la etapa constructiva asociada al siglo XVII. Continuando con las exploraciones en esta área, a un nivel que debió corresponder al piso original de esta etapa constructiva se encontró una lápida cuadrangular de 40 cm. por 40 cm. de piedra sedimentaria o caliza, con una inscripción la cual dice:

44[(Ilegible) I?SIEN Y SEPULTURA ES? DE MARIA DE TORRES AÑO DE 1690]

45(Figura 7)

46

Figura 7 : Lápida 2
Figura 7 : Lápida 2

47 Otra lápida fue descubierta durante el proceso de restauración, en el área entre las terceras y cuartas columnas casi al centro, lápida funeraria cuyas dimensiones son 1.70 m. por 80 cm. con una inscripción que desgraciadamente está parcialmente destruida que dice:

481 Línea: (ilegible) N? CISCO DE?; 2 Línea: (ilegible) I? AN, DEAN; 3 Línea: (ilegible)S YGLESIA; 4 Línea: (ilegible); 5 Línea: (ilegible) LAS?; 6 Línea: (ilegible); 7 Línea: P?ROVIS; 8 Línea: DE STE OBISPADO?; 9 Línea: (ilegible) 28?

49(Figura 8)

50

Figura 8 : Lápida 1
Figura 8 : Lápida 1

Nave Lateral Izquierda:

51Las excavaciones en la Nave Lateral Derecha o Nave Lateral Norte tuvieron como objetivo, tratar de encontrar el rasgo arquitectónico de los cimientos de una etapa constructiva anterior de La Catedral reconocida en las excavaciones del Presbiterio así como otros elementos asociados a la construcción de una de las etapas constructivas de la catedral.

52 Al bajar los primeros niveles atrás retirar el piso actual, comenzaron a aparecer elementos relacionados a reconocer una etapa constructiva anterior. En el cuadro 2 muy cerca del portal hacia la capilla del Sagrario, comenzaron a aparecer lo que eran restos de adobe, es decir, encontramos la primera línea de adobes sobre cimientos de canto rodado de río, elemento que ya habíamos registrado en las excavaciones de La Capilla El Rosario (ver excavaciones en El Presbiterio). Continuó apareciendo el cimiento en los cuadros siguiente con forme íbamos abriendo los cuadros, pero sólo en los cuadros iniciales apareció el rasgo de restos de adobe sobre el cimiento. En los cuadros que se prolongaron hasta el muro de la fachada principal parte interna de la Catedral, comenzaron a descubrirse bloques cuadrangulares de piedra de cantera, estos bloques son sin duda parte de la primera línea de piedras cortadas para sustentar mejor un muro, como lo que se encuentran en el arranque del muro de la Torre (ver excavaciones en La Torre). Tal parece que estos bloques fueron colocados sobre el cimiento de canto rodado, en lugar de los muros de adobe, pero que no fueron colocados sobre toda longitud del muro de la Nave Lateral Izquierda en esta etapa constructiva, es decir, al mismo tiempo que se están poniendo los bloques de cantería no desaparecen del todo los muros de adobe. Se confirmó que los restos del muro se continuaban hasta llegar a unirse a los cimientos de la fachada principal, es decir, la longitud que debió haber tenido esta planta era muy parecida a la actual, sin tener una planta de cruz, sino una cuadrangular. (Figura 9)

53

Figura 9 : Planta general  Nave Lateral Izquierda
Figura 9 : Planta general Nave Lateral Izquierda

Excavaciones Arqueológicas en las Capillas Laterales
Excavaciones en La Sacristía.

54Debido a la poca información que se tenía de la construcción de la Sacristía y las fuentes que no establecían el lugar exacto de la primera Sacristía, se decidió realizar excavaciones exploratorias extensivas en el área de la Sacristía.

55En este lugar pudimos establecer los sistemas constructivos y profundidad de los cimientos de los muros de este recinto que a la postre significaría la profundidad de todos los cimientos de la Catedral. Se encontró un cimiento que corría de Este a Oeste paralelo a la pared Norte de la Capilla del Señor de Salamé; dicho cimiento atravesaba toda la Sacristía y continuaba entre el Patio que conecta con las salas capitulares de la iglesia, interpretándose como un cimiento que sustentaba una muro perimetral de una etapa constructiva anterior de la Catedral. Se encontraron por debajo de este nivel del muro, 7 entierros correspondientes a una ampliación del cementerio o zona del cementerio que en épocas tempranas de la colonia quizás se extendía a este lugar antes de la construcción del muro perimetral y de la Sacristía posteriormente (Figura 10).

56

Figura 10 : Vista general de las excavaciones en la Sacristía
Figura 10 : Vista general de las excavaciones en la Sacristía

Sagrario

57 En esta Capilla, las excavaciones tuvieron como objetivo, localizar el rasgo encontrado en las excavaciones de la Sacristía, el cual se trataba de los restos de cimiento que corría por debajo del nivel suelo al quitar las primeras capas del piso y su relleno. Este muro se continuaba al igual que en la Sacristía de Este a Oeste, prolongándose hasta el Portal que va a dar al Patio de Los Naranjos. En la Capilla del Sagrario el muro se encontró muy afectado por perturbaciones ocasionadas por el uso que se le ha dado al suelo de la Catedral como área de enterramiento a través de la historia del monumento

Excavaciones Arqueológicas en el Patio Sacristía
Excavaciones en el Pasillo entre La Sacristía y Las Salas Capitulares

58 En este lugar se pudo establecer la naturaleza de los cimientos, su sistema constructivo así como su profundidad. Se encontró un cimiento que atravesaba de Este a Oeste el patio, dirigiéndose por debajo de las salas capitulares y de la Sacristía, así como los restos en los primeros niveles de excavación de una cimentación que sustentaba una corredor de la Sacristía a las salas capitulares, dicho cimiento no era profundo conformado de piedras de canto rodado y de cantera, habiendo una capa de tierra de relleno debajo de él. Tras quitar esta capa de relleno comenzó a aparecer un cimiento más definido de piedra de cantera. Al definirse este rasgo nos dimos cuenta que se trataba de una superposición de cimientos que correspondían a dos etapas diferentes de construcción y demolición del mismo. La primera capa de este cimiento lo conforma la parte superficial que es de piedra de cantera, la segunda más o menos a la mitad lo conforman piedras de canto rodado de río. Este cimiento atravesaba este patio de Este a Oeste, continuándose por debajo de las salas capitulares y la Sacristía. (Ver excavaciones de la Sacristía y del Sagrario)

Excavaciones Arqueológicas en la Torre

59 También se realizaron excavaciones en el piso del primer cuerpo al interior de la Torre, donde, “existe una pequeña Capilla con un nicho a cuyos lados se encuentran dos pilastras que sostienen una cornisa recta21”. El objetivo de estas excavaciones era tratar de definir los sucesos constructivos que marcaron la Torre así como buscar un contexto sellado y presencia de artefactos relacionados con éste para fechar dicho evento así como definir el uso del lugar y si existían evidencias de haber sido ocupada con fines de reclusión, además de la relación que existe con el altar en dicho espacio.

60 Al bajar los primeros niveles tras quitar el piso de loseta de barro que lo cubría, localizamos que en fechas recientes este piso se había levantado en una restauración anterior, posiblemente en la década de 1970 (comunicación personal Rolando Soto, Director de la Escuela Taller de Comayagua) y los niveles de relleno así lo mostraban. Bajo estos niveles pudimos identificar los primeros niveles relacionados a un piso anterior, ya que se pudo observar y registrar la presencia de huellas a manera de improntas dejadas por las losetas de barro y sus dimensiones en la parte oeste de la excavación. Al continuar bajando el siguiente nivel tras remover el relleno de este piso, se encontró el nivel correspondiente a las huellas de improntas de postes, que corresponde al momento de construcción de la Torre en el siglo XVII. Continuando con las excavaciones, se encontró que en centro del cuarto apareció un drenaje, con su cubo de registro conformado con piedras de cantera, el cual estaba conectado por un canal de desagüe hacia el exterior del cuarto, dicho canal continuaba hasta la esquina Noreste para quizás salir a la calle. Podemos sugerir que tal vez este drenaje estuviese relacionado con las actividades que se realizaban en este lugar, ya que se encuentra por debajo del nivel del que hemos reconocido como piso original de la Torre y asociado a este drenaje, el cual sacaba el agua del interior del cuarto hacia el exterior dado que el nivel es más profundo que ningún otro localizado en la Catedral y, por lo tanto, en la limpieza del lugar o en épocas de lluvia era necesario que el agua represada tuviera una salida.

61 Debajo de este nivel continuamos las excavaciones en la esquina sureste del cuarto, encontrando a una profundidad de 2.70 m. por debajo del nivel cero de la excavación en una capa de arcilla negra muy compactada dos entierros primarios con posición de cúbito dorsal extendido orientado hacia el Oeste y las extremidades superiores flexionadas hacia el vientre (Entierro 1). El entierro 2 se encuentra en mal estado de conservación pero también se puede reconocer su posición y su orientación que es igual al Entierro 1. Estos dos entierros que se encuentran paralelamente uno del otro y fueron colocados en este lugar de acuerdo a la interpretación del contexto donde se encuentran así como la ubicación de elementos arquitectónicos que perturban a los mismos, antes de la construcción de la Torre y posiblemente relacionados cronológicamente a finales del siglo XVI.

62

Figura 12: Planta parcial mostrando el área de excavación y niveles de enterramiento dentro del primer cuerpo de la Torre
Figura 12: Planta parcial mostrando el área de excavación y niveles de enterramiento dentro del primer cuerpo de la Torre

Exploraciones Arqueológicas en los Muros de la Catedral
Calas Exploratorias en el Muro de la parte Posterior de la Fachada Principal, Cuartos de la Torre y Paredes externas de la misma.

63 De esta manera la primera operación donde se designaran las excavaciones en los repellos es en la Pared posterior de la Fachada Principal, donde se une con las bóvedas y el pegue de éstas con la fachada principal en su parte posterior.

64 En la Pared posterior de la Fachada principal se ha identificado al quitar el repello una etapa anterior de construcción de la fachada principal. Seguimos el rastro de un alineamiento de ladrillos además de identificar que el patrón constructivo era diferente por debajo de este alineamiento, esto nos condujo a liberar una gran parte del repello encontrando otro patrón geométrico de hileras de ladrillo que dan una forma curva desde casi el pegue de la nave lateral izquierda a unos 40 cm. de altura aprox., que es donde comienza este rasgo desde el límite norte de la Pared de la Fachada, hasta prolongarse casi a mitad de la sección 3 de la fachada de este lugar la curva termina para que una alineamiento vertical a manera de escalón aparece prolongándose solo por 35 cm. para dar origen en su extremo sur a un semi-arco que continúa hasta encontrarse con el inicio del extremo Norte de la moldura que sobresale de la Pared Posterior de la Fachada, unido a ésta por un puente de tejas de 15 cm. de longitud. De esta sección el patrón geométrico continúa en forma de curva invertida iniciándose casi desde la moldura, hasta terminar a unos 30 cm. del límite de la fachada actual (siglo XVIII) dando la apariencia de lo que parece una especie de remate de la anterior fachada.

65Este diseño se repite simétricamente en la sección sur de la Pared Posterior de la Fachada (Figura 13).

66

Figura 13 : Superposición de fachadas
Figura 13 : Superposición de fachadas

67Al igual se retiraron repellos del heptágono que sustenta a la cúpula Mayor del Presbiterio, conociéndose la ubicación y el lugar exacto de la ventana que fue tapada al pegar la bóveda de la nave central.

68Cubo externo que sustenta la cúpula principal: En está área se pudo observar el sistema constructivo del cubo que sostiene la cúpula mayor así como parte del arco de medio punto que sirve a manera de dintel a la ventana que actualmente esta tapiada por el pegue de la nave central.

Interior de la Torre, cuerpo primero:

69En el primer cuerpo se quitaron los repellos de las paredes internas sur, Oeste, Norte y Este, poniendo más atención en la pared Sur porque es en esta pared donde aun se observa lo que fue un acceso a la Torre y que hoy está tapiado. Al retirar los repellos se comprobó que efectivamente existía un acceso a la torre justamente en la parte de la pared sur haciendo esquina con la pared Este, también nos revelaría el material con el que fue rellenada la puerta. El material ocupado para el tapiado de este acceso es concreto sólido de arena, grava y cemento, siendo muy posible que este material haya sido utilizado en los años 30 que hubo una gran campaña en la ciudad por restaurar edificios históricos. En las demás paredes se observó el patrón constructivo de la Torre. También se pudo observar restos de pintura color rojo ocre a manera de guardapolvo en las paredes del cuarto.

Interior de la Torre, cuerpo segundo de la Torre:

70La sección escogida para el retiro del repello en este cuarto, fue la pared oeste; debido a que un reconocimiento de las grietas que los repellos dejan a través del tiempo nos indicaba que además de las dos ventanas que son visibles desde el exterior de la Torre, existía otro elemento oculto entre las dos ventanas tapiadas. La decisión fue quitar las capas de repellos de esta pared liberando la forma de las ventanas e identificar este patrón que se dibujaba sobre los repellos. Al quitar la sección correspondiente al área de las dos ventanas, se pudo observar un patrón geométrico que nos indicaba claramente su uso; se trataba, pues, de una ranura vertical de 30 cm de longitud por 10 de ancho, dicho corte realizado en la pared nos indicaba que fue planeado para sustentar un perno, que a su vez fuera el eje de la maquinaria de movimiento de las manecillas y que sostendría también la carátula de un RELOJ (Figura 14).

71

Figura 14: Imagen del cuarto antiguo del reloj y la ranura
Figura 14: Imagen del cuarto antiguo del reloj y la ranura

72 Al retirar repellos superficiales de la pared Este en este cuarto se pudo observar que este cuarto fue decorado con pintura en sus muros, a manera de guardapolvo, una franja de color rojo ocre la cual presentaba otra banda con motivos geométricos semicirculares que remataban la parte superior del guardapolvo, la cual es de color amarillo.

Interior de la Torre, cuerpo tercero de la Torre:

73En este cuerpo sólo se decidió en quitar los repellos de una ventana tapiada para confirmar su antiguo uso en lo que fue el anterior campanario. Se quitó el repello de la ventana Oeste en la pared norte. Este cuerpo nos dio una información muy valiosa ya que en la Pared Oeste y parte de las paredes sur y norte aún es posible reconocer una pintura mural que todavía perdura, los diseños están en proceso de reconocerse pero se puede afirmar que esta pintura corresponde a la época en que el reloj ya estaba en uso y después del tapiado de las ventanas. Los colores utilizados son el amarillo ocre y rojo.

Excavaciones en el Atrio y Banqueta Lateral Sur

74Las Investigaciones arqueológicas no sólo se limitaron al interior y a los patios de la Catedral, sino que también se incluyeron las áreas externas de la mismas como fueron El Atrio y la Banqueta Lateral Sur, dado que al igual que con todo el edifico estas zonas presentaban indicadores arquitectónicos de haber tenido más de una etapa constructiva.
h5. Excavaciones en el Atrio:
Las exploraciones en el Atrio nos demostraron que éste presentaba dos etapas constructivas anteriores, siendo la primera reconocida como parte de la ampliación y remodelación del Atrio del siglo XVIII que es utilizado hoy en día y que fue modificado últimamente con los trabajos del año 2002 cuando se hizo una amplia restauración22. Esta etapa consistía en una primera forma del nuevo atrio que se edificó con respecto a toda la última etapa constructiva de la Catedral, es decir, al parecer las dimensiones eran mas pequeñas que las que hoy conocemos, y llegaba o comenzaba en la parte del contrafuerte de la fachada, la cual fue ampliada para dar paso a la última etapa constructiva del atrio que es la que conocemos hoy. (Figura 15)

75

Figura 15: Vista de los vestigios de la gradería del atrio
Figura 15: Vista de los vestigios de la gradería del atrio

76La etapa identificada para el siglo XVII del Atrio, y que junto con las demás evidencias reconocidas para la etapa constructiva de la Catedral van acordes a las dimensiones del edificio para este siglo, fueron encontradas al profundizar en las excavaciones el Atrio; se trata de un primer Atrio con forma semicircular, posiblemente de tres gradas de acceso que desde el piso de la plaza llevan a la parte superior del mismo conduciendo al interior del templo. Se pudo identificar de lo que fue el nivel de la plaza una especie de empedrado de dimensiones cuadrangulares que sólo se localizó al frente del comienzo del primer acceso del Atrio, manufacturado de piedra de canto rodado y cuya función se puede relacionar con una banqueta de limpieza antes del acceso al Atrio previo a la entrada del templo (Figura 16) .

77

Figura 16: Vista general de los restos del atrio relacionado al siglo XVII
Figura 16: Vista general de los restos del atrio relacionado al siglo XVII

78Como veremos más adelante, la altura y los niveles de este primer Atrio son coherentes con las dimensiones de entrada y niveles de la Fachada, y en relación con los tres cuerpos de la torre, todos ellos son etapas remanentes del siglo XVII y que siguieron utilizándose (excepto el Atrio) como base de la suposición de estructuras que ampliaron La Catedral en el siguiente siglo.
h5. Banqueta Lateral Sur:

79En este sector se identificó lo que al parecer se trataba de cimientos de baja profundidad, lo que tal vez pudo corresponder a habitaciones temporales. Esto se puede explicar con el hecho de que los trabajadores constructores de la catedral tuvieron que tener su residencia permanente en la ciudad de Comayagua en el caso que fueran trabajadores foráneos, o más uno estos cuartos pudieron servir de bodegas de almacenamientos de materiales constructivos, mismas que fueron demolidas para dar paso a la culminación de la Banqueta Lateral (Figura 17) .

80

Figura 17: Vista parcial de los cimientos encontrados en la banqueta lateral
Figura 17: Vista parcial de los cimientos encontrados en la banqueta lateral

Observaciones y Conclusiones

81No tenemos datos de cuándo fueron construidas las columnas de mampostería (éstas sustituyeron a las columnas de madera originales) que sostienen las bóvedas y las cúpulas (tres en total) al igual que la construcción de cúpulas y bóvedas, ni que fue demolido y que se sostuvo en pie como base de la nueva construcción a partir de 1703, año en que se supone y, de acuerdo a los documentos escritos de la época, se iniciaron los trabajos de construcción de la última etapa (que hoy en día perdura) hasta 1711, año de su consagración; suscitándose así un hueco y controversia, ya que si bien se ha identificado según fuentes que la Catedral comenzó a construirse a partir de 1563 (primera Catedral) con materiales perecederos, esta primera Catedral de la cual no tenemos un plano de su planta original así como sus dimensiones, fue sustituida por una segunda construcción aproximadamente y según fuentes “por el año de 1610 año que Comayagua es asolada por inclemencias del tiempo que deterioran severamente la primigenia construcción, siendo remplazada por una Catedral con estructura y artesonado de madera, la cual es de tres naves con paredes de adobe, posiblemente techo de tejas y columnas de maderas; también se le construyen la capilla mayor, el presbiterio y la torre que es de mampostería, existiendo ya una sacristía, una entrada al cementerio así como una capilla23”. Esta segunda construcción es también sustituida hasta 1703, año en que los documentos hacen mención sobre un informe al rey de España “de un deterioro de la Catedral y una falta de mantenimiento, tan grave que no se puede remodelar ni restaurar, por lo que hay que derrumbar y construir una nueva Catedral con materiales mas fuertes” (Idem). Hasta aquí se puede observar que la catedral tuvo al menos tres etapas constructivas, lo que las fuentes no nos dicen (hasta encontrar una fuente que nos dé la información más puntual) que fue lo que se demolió, y como ya dijimos antes, que dejaron en pie como base o seguimiento de obras, ya que el problema estriba en que si bien la segunda catedral es de artesonado y columnas de madera, con paredes de adobe, de tres naves corridas, fue sustituida por su deterioro, por una nueva de mampostería, de piedra con argamasa de cal, siendo construidos en un periodo de 8 años de 1703 a 1711, no sólo las columnas de piedra, sino que también los arcos y bóvedas, así como el coro, y supuestamente también las cúpula, además de la fachada principal, banquetas y las paredes que al igual que las columnas fueron hechas de piedra canteada con una argamasa de mezcla de cal, arena y ladrillo cocido; es de suponer que en un tiempo de 8 años no se pudo realizar semejante obra, resulta entonces obvio que la Catedral tuvo más etapas constructivas y que debieron ser programadas a través de tiempo como un proyecto constructivo a gran escala.

82Nuestras observaciones y evidencias arqueológicas que hasta el momento poseemos sobre la posible cronología de las fases constructivas de la Catedral nos indican que dado que las fechas señaladas en los documentos históricos acerca de la construcción de las Naves, Presbiterio, Capillas Laterales, La Fachada y de la Torre, es que la parte superior de la fachada que hoy en día podemos apreciar pertenece su construcción al siglo XVIII y que la construcción de la Torre ocurrió a mediados del siglo XVII; y que ante la luz de los descubrimientos de etapas constructivas anteriores tanto de la Torre como de la Fachada Principal nos indica que en realidad la Fachada comenzó a construirse a mediados del siglo XVII a la par de la Torre o cuando los trabajos de la Torre estarían muy avanzados. Debido a que la Torre originalmente no fue concebida con la altura que actualmente observamos ni fue de cuatro cuerpos sino que su altura llegaba hasta el tercer cuerpo rematada por una cúpula (hoy desaparecida y que sería demolida para dar cabida a la construcción de un nuevo cuerpo el Cuarto, donde se instalaría el campanario, dejando el campanario anterior de funcionar para ser utilizado como el lugar donde se instalaría la maquinaria y el reloj), la cual armonizaba perfectamente con una altura adecuada de una fechada anterior más baja que la que se construyó después en el siglo XVIII (la que vemos hoy en día) y que se apoya a manera de una superposición de estructuras en la fachada anterior del siglo XVII. Por lo que la fachada originalmente comenzaría a construirse a mediados del siglo XVII siendo terminada en este siglo. Ya para el siglo XVIII la fachada crecería debido a que la tercera etapa de construcción de la Catedral sería más monumental, requiriendo para esto de una Torre mas alta y por ende una Fachada que armonizara con la altura de la nueva Torre y las Bóvedas de la Catedral que fueron construidas en dos fases, la primera tal vez al estar inconclusa dejara sin techumbre a la Catedral o sustentaría una techumbre provisional que dada la altura inferior que tenía, dejaba libre la ventana Oeste del cubo del presbiterio que sostiene la Cúpula Mayor, y que al culminarse los trabajos de construcción de las bóvedas, junto con la de la Fachada Principal y la Torre, quedó tapiada esta ventana quedando modificada la altura de las bóvedas y la Fachada del siglo XVII para dar paso a una más alta y monumental sobre la anterior. Esto, lejos de ser un error constructivo, nos estaría indicando que se trata de un cambio de opinión o de planes en lo que la construcción de los techos se refiere, ya que siendo la planeación original el dejar que todas las ventanas del cubo del presbiterio que sustenta la cúpula mayor estuvieran abiertas a la entrada de luz, es difícil pensar en un error de semejante tamaño, siendo muy posiblemente que se tratase originalmente de concluir con un techo de tejas sustentado con un artesonado de madera a doble agua, pero que al final se cambió por la opción de la construcción de bóvedas más permanentes y fuertes, hecho que modificó una de las ventanas del cubo del presbiterio que fue tapiada con el resultado final de construcción de los techos.

83Al retirar los repellos del muro posterior de la Fachada Principal, se identificó una etapa constructiva anterior de la misma, estableciéndose sus dimensiones, relacionando este descubrimiento con la iconografía de la fachada y su relación con una etapa constructiva de la Catedral.

84El reconocimiento y observación de los detalles constructivos de la Torre, pudimos observar que estaba compuesta por cuatro cuerpos, separados uno de otro en su exterior por cuatro molduras que dividen la Torre en Cuatro secciones, sólo que estas cuatro molduras solamente pueden ser observadas en la cara sur de la Torre, ya que si observamos la Torre en su vista frontal, podemos apreciar tres cuerpos, debido a que la moldura que indica la separación del primero con el segundo cuerpos fue retirada de la vista frontal para dar la apariencia de tres cuerpos y además que tal parece que la misma construcción de los contrafuertes ocasionaría que este elemento decorativo denota una separación en secciones de la Torre que fuera eliminado al construir éstos. Las razones del porqué se retirara esta moldura no sólo son de índole práctico sino también obvio por la construcción de contrafuertes que darían mejor sustentación a la Torre, pero, ¿sería acaso que la Torre de Tres cuerpos necesitaba de un refuerzo en su basa? o, ¿La construcción de dos contrafuertes adicionales a la base de la Torre reforzaría una torre con cuatro cuerpos, es decir, un cuerpo más que fue incorporado a la Torre original de tres cuerpos? A la luz de las evidencias en las observaciones y elementos que surgieron al retirar los repellos de las paredes, la segunda pregunta es más clara y la función de los contrafuertes adicionales justifican su construcción; la Torre fue ampliada y su altura original se incrementó con la construcción de un nuevo cuerpo donde se trasladarían las campanas del cuerpo anterior al nuevo espacio creado para esta función; de igual manera al recorrerse a un nivel superior los cuartos interiores de la Torre cambiarían de función. De tal manera que el campanario se ubicó un piso más arriba, en su nivel más alto, el cuarto del reloj se ubicarían en el nivel siguiente donde se encontraban las campanas y el cuarto original que albergaba la maquinaria del reloj quedaría en desuso, utilizándose tal vez como bodega. La sola presencia de las vigas que sustentaban campanas en el actual cuarto del reloj y las ventanas tapiadas nos indican claramente esto. El patrón constructivo del piso es diferente también; al observar la ranura que se encuentra justamente encima de la maquinaria del reloj, observamos que esta ranura en el piso que sirve para permitir que las pesas del reloj se eleven traspasando así el límite del piso y adentrándose un poco en el piso anterior, pues bien esta ranura en el actual cuarto del reloj es una ranura improvisada, ya que se puedo observar que el piso al ser colocada originalmente no fue planeado para ser penetrado para tal uso, por lo que el corte hecho en él es muy evidente quedando expuesto el perfil del piso del cuarto en el nivel tercero. Siguiendo con estas observaciones veremos que en el cuarto anterior donde originalmente se encontraba la maquinaria del reloj, se encuentra bien ubicado el espacio para esta función. Por un lado la ranura en el piso no sólo está bien planeada para el uso de elevar las pesas, sino que su acabado denota una planificación desde la construcción para destinarla a este uso, además reforzamos esta idea al poder descubrir la ranura en la pared Oeste de este cuarto que junto con las ventanas tapiadas y una especie de nicho ubicado en la pared sur esquina pared Este (nicho que seguramente serviría para depositar la herramienta del mantenimiento del reloj) nos dieron a manera de piezas sueltas del mismo rompecabezas la reconstrucción de las etapas de Catedral. (Nota 2. El Ing. Rolando Soto nos comunicó que se habían hecho trabajos de restauración en este piso, concretamente en el piso y muros en la década de 1970, pero se habían respetado los patrones originales del piso).

85Estos datos, las características de la torres y su altura original, la superposición de las fachadas, las dimensiones de las bóvedas que forman el techo del edificio, y el descubrimiento de un atrio diferente al que conocemos hoy en día, nos arman el modelo de la segunda etapa constructiva masiva de La Catedral de Comayagua, remitiéndonos al siglo XVII, siglo en el que según fuentes analizadas por los historiadores de la Catedral, se plasmaron por escrito indicios y evidencias aunque parciales e incompletas de un evento constructivo importante en la Catedral.

86Aplicando el modelo que Schiffer propone con fines analíticos, como las actividades que participan en los elementos duraderos (los restos arquitectónicos de la Catedral) están inmersos en un contexto sistémico, que pueden dividirse en cinco procesos: obtención (materiales para la construcción y mano de obra), manufactura (construcción), uso (uso que se le dio y sigue dando al edificio), manutención, (relacionado con las etapas constructivas y mantenimientos como remodelación y restauración que sufrió el edifico durante toda su historia) y desecho ( demolición de etapas constructivas y elementos arquitectónicos que desaparecieron durante el proceso dinámico y sistémico de La Catedral durante toda su historia, suceso que continúa permanentemente), los resultados se agruparon en este modelo de acuerdo a su categoría para su explicación e implicaciones24.

87

Figura 18: Fachada de la Catedral antes de la restauración integral
Figura 18: Fachada de la Catedral antes de la restauración integral

88

Figura 18a: Fachada de la Catedral después  de la restauración integral
Figura 18a: Fachada de la Catedral después de la restauración integral

Notas de pie de página

891 Patricia Fournier, Evidencias Arqueológicas de la Importación de Cerámica en México, con base en los materiales del Ex Convento de San Jerónimo, (México: INAH, 1990), pág. 15.

902 Roberto Garcia Moll, “Arqueología Histórica” en: Arqueología Mexicana, Vol. VIII, No. 46, México, D.F, (2000).

913 Besso Oberto, El Paradigma de la Arqueología Histórica, una propuesta de Investigación. (Tesis de la ENAH, 1979).

924 Mario Córdova Tello, “El Conjunto Conventual de San Miguel de Huejotzingo, Puebla” en: Arqueología Mexicana, Vol. VIII, No. 46, México, D.F, (2000), págs 38-41 . Mario Felipe, Martínez Castillo, Catedral de la Inmaculada Concepción de Valladolid de Comayagua, (Tegucigalpa: Graficentros, 1994); Eduardo Matos Moctezuma, Excavaciones en la Catedral y el Sagrario Metropolitanos, Programa de Arqueología Urbana, (México D.F.: INAH, Colección Obra Diversa, México, 1999) ; Sin Autor, Municipio de Guanajuato, Catálogo de Bienes Inmuebles de Propiedad Federal, (México: Secretaria del Patrimonio Nacional, 1976); Harold Olsen Bogaert et. al., Arqueología y Antropología Física en la Catedral de Santo Domingo, (Santo Domingo, República Dominicana: Centro de Altos Estudios Humanísticos y del Idioma Español y La Oficina de la Obra de y Museos de la Catedral, 1995).

935 José Reina Valenzuela, Construcción y Organización de la Santa Iglesia Catedral de Comayagua, (Tegucigalpa: Imprenta la República, 1975); Federico Lunardi, El Valle de Comayagua, Documentos para la Historia. El Tenguax y la Primera Iglesia Catedral de Comayagua, (Tegucigalpa: Talleres Tipográficos Nacionales, 1946).

946 José Reina Valenzuela, Construcción y Organización, pág.; José Reina Valenzuela, Comayagua Antañona (1537-1821), (Tegucigalpa : Imprenta la República, 1968).

957 José Reina Valenzuela, Construcción y Organización.

968 José Reina Valenzuela, Construcción y Organización.

979 Oscar Neil Cruz Castillo e Ildefonso Orellana Romero, Informe del Proyecto de Rescate Arqueológico Parque León Alvarado, Comayagua, Archivo Técnico del IHAH Departamento de Investigaciones Antropológicas, (1999).

9810 Mario Felipe, Martínez Castillo, Catedral de la Inmaculada Concepción .

9911 José Reina Valenzuela, Construcción y Organización.
fn12. Mario Felipe Martínez Castillo, Cuatro Centros de Arte Colonial Provinciano Hispano Criollo, (Tegucigalpa: Universidad Autónoma de Honduras, 1992).

10013 Mario Felipe Martínez Castillo, Cuatro Centros de Arte Colonial.

10114 Mario Felipe Martínez Castillo, Cuatro Centros de Arte Colonial.

10215 Juan Manuel Aguilar y Sergio A. Palacios A, Las Iglesias Coloniales de la Ciudad de Comayagua, (Tegucigalpa: IHAH, 1995).

10316 José Reina Valenzuela y Mario Argueta, Marco Aurelio Soto, Reforma Liberal de 1876, (Honduras: Banco Central de Honduras, 1978).

10417 D.R Brotwell, Desenterrando Huesos, Excavación, Tratamiento y Estudio de Restos del Esqueleto Humano, (México D.F: Fondo de Cultura Económica, 1985).

10518 Roberto Reyes Mazzoni, Colonial en Comayagua, (Tegucigalpa: Biblioteca Nacional, 1974).

10619 Roberto Reyes Mazzoni, Colonial en Comayagua.

10720 Roberto Jiménez Ovando, La Capilla Mortuoria Exconvento de Carmen, San Angel, D.F., (México D. F.: Instituto Nacional de Antropología e Historia, 1980).

10821 Mario Felipe, Martínez Castillo, Catedral de la Inmaculada Concepción.

10922 La modificación es a nivel de los pisos, colocando una loseta moderna, pero respetando la forma original del Atrio Colonial.

11023 Mario Felipe Martínez Castillo, Cuatro Centros de Arte Colonial.

11124 Michael B. Schiffer, “Archaeology Contextual and Systemic Context”, en: American Antiquity, vol. 37, No. 1, (1972).

112

Para citar este artículo :

Oscar Neil Cruz Castillo, « Un ejemplo de arqueología Histórica en Honduras: la catedral de Comayagua », Boletín AFEHC N°40, publicado el 04 marzo 2009, disponible en: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=2137

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.