Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.225.39.142', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : VILLAURRUTIA Jacobo de : VILLAURRUTIA Jacobo de

Ficha n° 2194

Creada: 03 junio 2009
Editada: 03 junio 2009
Modificada: 03 junio 2009

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 1220 (aprox.)

Autor de la ficha:

Catherine POUPENEY HART

Editor de la ficha:

Jorge H GONZALEZ ALZATE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

VILLAURRUTIA Jacobo de

Funcionario real novohispano. Figura clave de la Ilustración centroamericana.
475
Cargo o principal ocupación:
Oidor de Guatemala del 27 de enero de 1794-1804 y trasladado a Alcalde del Crimen de México
Casó:

1el 26 de agosto de 1786 en Madrid con Ramona de la Puente y Calera oriunda de Laredo, Santander, hija legitima de Joaquín José de la Puente y de la Puente y Antonia Ventura Calera y Ampuero y segundo matrimonio con Victoriana de Vorci y Faba

Nació:
El 23 de mayo de 1757 en Santo Domingo,República Dominicana
Murió:
El 24 de agosto de 1833 en la Ciudad de México
Padres:

1Antonio de Villarrutia y Salcedo y Ortiz de la Torre (1712-1793) y María Antonia López de Osorio y Terrazas oriunda de Ceuta

Resumen:

1Nacido en la Española en 1757 en el seno de una distinguida familia criolla de ascendencia vasca, Jacobo de Villaurrutia dejó la isla en 1763, cuando su padre, que ejercía el cargo de oidor desde 1742, fue ascendido a la Audiencia de México. En la capital novohispana, el magistrado trabó amistad con el arzobispo Francisco Antonio de Lorenzana, del que recalca Yves Águila el recuerdo positivo que dejó en la historia eclesiástica colonial por sus iniciativas filantrópicas, su actitud humanitaria hacia los Indios y su interés por el pasado mexicano.

2Al regresar el prelado a España en 1772 para tomar posesión de la extensísima, rica e influyente archidiócesis de Toledo, lo acompaña el joven Jacobo, quien puede completar así su formación académica en las universidades de Alcalá de Henares, Toledo y Valladolid, graduándose con los títulos de maestro en artes, licenciado y doctor en leyes (1781, 1782), y recibiéndose luego de abogado en los Reales Consejos (1782). En los años siguientes, según recuerda su biznieto, el diplomático español Wenceslao Ramírez de Villaurrutia, “se ocupó en Madrid por algún tiempo en ampliar sus estudios forenses y en su práctica, así como también en cultivar las letras, habiendo sido amigo de los principales literatos de aquella época, los Moratines, Iriartes, Jovellanos, Vaca de Guzmán y otros”.

3Nombrado en 1787 Corregidor de letras y Justicia Mayor en Alcalá de Henares, gracias a la protección de Lorenzana, concreta sus afanes reformistas fundando, en particular, una Escuela de Hilados mientras, con su hermano Antonio, colabora con el Correo de Madrid (o de los ciegos). Escribe y traduce obras literarias e historiográficas, organiza tertulias en su casa a las que acuden profesores liberales de la Universidad de Alcalá y recluta un joven, modesto pero brillante amanuense, Alejandro Ramírez .

4Nombrado oidor de la Audiencia de Guatemala en julio de 1792, llega a su destino en febrero de 1794. Con su personalidad emprendedora, ambición y experiencia, galvaniza las energías intelectuales de la capital en torno a la aplicación de las ideas ilustradas relativas, en particular, al fomento del desarrollo económico. Coincidiendo con los doctores Antonio García Redondo , José Antonio Goicoechea , Felipe Flores , entre otros, para dotar la región de órganos eficaces de difusión de las luces, solicita la fundación de una Sociedad Económica de Amigos del País y prepara la ampliación de los objetivos de la Gazeta, el único periódico local, publicado desde 1793 por el impresor Ignacio Beteta. Aceptada el 21 de octubre de 1795, la Sociedad, de la que el oidor había asumido la dirección, sería clausurada por una Real Orden del 23 de noviembre de 1799. Un año antes, la Gazeta, editada por Ramírez, había sido suspendida, con el pretexto de la carestía de papel, aunque, luego de protestas, viera su publicación autorizada otra vez.

5El que haya sido éste el único caso de clausura de una sociedad patriótica en toda la extensión de la monarquía española da una buena idea de la hostilidad con la que se enfrentaron los intentos de renovación económica y apertura a la circulación de ideas. Dos focos de resistencia se hicieron más patentes : el Consulado y la misma Audiencia. Y un portavoz particularmente locuaz : el peninsular Ambrosio Cerdán y Pontero , actual regente de la Audiencia y antiguo oidor en el Perú, cuya participación en el Mercurio Peruano como presidente de la Sociedad Académica de amantes del país de Lima marcó para el periódico un giro conservador que hacía anticipar sus tomas de posición ulteriores. Durante el bloqueo británico del comercio atlántico, la posición favorable al libre comercio con potencias neutrales, compartida por el comerciante navarro Juan Bautista Irisarri , colocó a Villaurrutia en una posición minoritaria en la Audiencia. La crisis desatada por la facción monopolista del Consulado y las sospechas de colusión entre el Presidente José Domás y Valle, Irisarri, el oidor y Ramírez fue en gran parte resuelta con la suspensión de Domás y en 1801, la llegada, para sustituirle, de Antonio González Saravia, quien adoptaría una postura favorable a Villaurrutia.

6Durante su estancia en el Reino, el oidor ejerció varios encargos o comisiones : juez privativo de tierras, juez conservador y protector de hospitales, juez de imprenta para la Gazeta (a partir de 1797), revisor de la Gazeta, Director del Monte Pío de Ministros (1801), asesor de los Ramos de Tabacos, Pólvora y Naipes (1802), Juez de Bienes de Difuntos (1802), Superintendente de la Real Casa de Moneda (1803).

7Después de reiteradas peticiones, y habiendo rechazado la opción de una intendencia en Chiapas, consiguió el traslado a Nueva España el 16 de abril de 1804, con un nombramiento como alcalde del crimen en la Audiencia de México. Junto con el abogado mexicano Carlos María Bustamante, participó entonces en la fundación del Diario de México (1805).

8En 1808, resultó ser el único magistrado en oponerse al reconocimiento de la Junta de Sevilla, defendiendo en cambio la idea de convocar una “Junta de diputados de ciudades y villas” para gobernar en nombre de Fernando VII. “Sospechoso de desafecto al Gobierno de la Metrópoli”, se intentó alejarle de México con un nombramiento a la Audiencia de Sevilla, y en 1814 fue trasladado finalmente a la de Barcelona (donde acogió a José Mariano Mociño, quien falleció en su casa). Allí se quedó hasta el regreso en 1822 a un México independiente, en el que ocupó varios puestos administrativos antes de morir en 1833.

9Es una prueba de la solidez y extensión de sus redes el que no fuera el objeto de mayores persecuciones, a pesar de lo liberal o poco ortodoxo de las posiciones que adoptó bajo el régimen colonial. Los vínculos familiares resultaron particularmente fuertes, así como eficaces las estrategias de colocación de sus numerosos miembros en buenas situaciones económicas y de poder. Destacan en particular
su padre : oidor de Santo Domingo (1742), México (1763) y luego regente-intendente de la Audiencia de Guadalajara (1787);
sus hermanos :

10- María Magdalena : casada con Francisco de Fagoaga y Arozqueta, primer marqués del Apartado, uno de los hombres más ricos de Nueva España;

11- Antonio : oidor de la Audiencia de Charcas ([1787] 1788), gobernador de la provincia de Puno (finales de los 90); regente de la Audiencia de Guadalajara ([1806] 1809); consejero de Indias;

12- Ciro, canon de la catedral de México;

13sus hijos (17 en total!):

14- Eulogio : que “murió de General de brigada de la República mejicana y mandó la Guardia imperial de Iturbide”;

15- Wenceslao : nombrado en 1817 secretario del Consulado y Junta de fomento de la Habana, gracias al apoyo de Ramírez, quien era en ese momento superintendente de hacienda en Cuba ; y luego, por casamiento, emparentado “con las más linajudas familias de la Habana, donde se estableció definitivamente”;

16- María de las Mercedes, casada con Alejandro Ramírez en 1816 (viuda en 1821).

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.