Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.92.190.158', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : ÁLVAREZ DE VEGA, Alonso : ÁLVAREZ DE VEGA, Alonso

Ficha n° 2376

Creada: 05 abril 2010
Editada: 05 abril 2010
Modificada: 05 abril 2010

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 790 (aprox.)

Autor de la ficha:

Rodolfo HERNANDEZ MENDEZ

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

ÁLVAREZ DE VEGA, Alonso

Un miembro del grupo privilegiado de la ciudad de Santiago de Guatemala protege y acrecienta su poder económico y su prestigio social.
Cargo o principal ocupación:
Regidor del Ayuntamiento de la ciudad de Guatemala
Casó:

1Primeras nupcias: doña Juana Monroy y Avilés, 12 de junio de 1624.
Segundas nupcias: doña Catalina de Escobar y Gálvez.

Nació:
Se ignora, pero fue bautizado el 14 de junio de 1604
Murió:
Santiago de Guatemala, 03 de enero de 1664
Padres:

1Alonso Álvarez de Vega, el viejo, y doña Catalina Núñez de Miranda.

Resumen:

1La sociabilidad de las familias que tradicionalmente fueron parte de la elite de Santiago de Guatemala se ceñía al mantenimiento de su poder económico y la conservación de su prestigio social, aunque no se descarta que estas posibilidades preeminentes tendieran a acrecentarse con el ejercicio de las relaciones sociales y políticas y contratos matrimoniales de los miembros más jóvenes.

2Don Alonso Álvarez de Vega, el mozo, fue un miembro de una de esas familias poderosas por tradición en Guatemala, descendiente de españoles conquistadores y de personajes con mucho prestigio social y reconocidas dentro del grupo de privilegiados, era bisnieto de Juan Merino y de Isabel de Espinosa, pobladores muy antiguos de Santiago. Fue bautizado en la parroquia de El Sagrario de Santiago de Guatemala, el 14 de junio de 1604. Sus padrinos de bautismo fueron su abuelo, Alonso de Miranda y su tía doña María de Miranda.

3Álvarez de Vega fue sargento mayor, Alférez Mayor, en 1631-1632, escribano de Cámara de la Audiencia de Guatemala, 1633-1635 y regidor de la ciudad de Santiago de Guatemala. Tenía 15 años cuando se le concedió una encomienda y se le hizo merced de ella por los méritos de sus padres, don Alonso Álvarez de Vega y doña Catalina Nuñez de Miranda, vecinos de Guatemala, donde tenían casa poblada desde hacía más de 30 años. Su padre había servido al rey en varios cargos públicos.

4Esta concesión de la encomienda de los pueblos de Jutiapa y Yoyoran fue hecha en Santiago de Guatemala el 16 de mayo de 1619, por el presidente de la Audiencia don Antonio Peraza, Conde de la Gomera. El pueblo de Jutiapa había vacado por muerte de Antonio de Salazar y el de Yoyoran por el fallecimiento de doña Juana de Figueroa, mujer que fue de don Juan Vásquez de Coronado, vecinos de la villa de la Choluteca. Con los dos pueblos la encomienda generaba un ingreso de 1038 tostones anuales.
Por su prestigio social y reconocido poder económico Don Alonso y su mujer doña Juana Monroy de Avilés fueron requeridos en múltiples ocasiones para llevar al bautismo a muchos infantes, con lo cual se creaban lazos religiosos que, ya materializados, beneficiaban en diversas formas a los padres y a los mismos apadrinados.

5— Alonso, hijo de don Jerónimo Sánchez de Carranza y doña Magdalena Girón. 25 de noviembre de 1631.
— Juan Antonio, hijo ilegítimo de iglesia. 16 de julio de 1633. Sin identificar etnia.
— Ignacio, hijo de Lorenzo Guerra y de Isabel de Veintemilla. 30 de agosto de 1634. Sin identificar la etnia.
— Esteban, hijo ilegítimo de Isabel de Peralta, sin identificar la etnia. 02 de agosto de 1635.
— María, hija ilegítima de la iglesia. Sin identificar la etnia. 19 de febrero de 1638.
— Josefa, hija del escribano Esteban Vásquez de Figueroa y doña María de Molina. 18 de abril de 1638.
Ser padrinos de niños ilegítimos y no españoles les confirió la figura de personajes piadosos y humanitarios, especialmente ante los ojos de la comunidad eclesiástica.

6El 26 de septiembre de 1636, don Alonso Álvarez de Vega, escribano de cámara, fue testigo del bautismo de Miguel, hijo de Lorenzo Guerra e Isabel de Ara y Armenta. Su padrino fue el presbítero don Antonio Álvarez de Vega, y la madrina doña Catalina Nuñez de Miranda, madre de éste.

7Además, la búsqueda de padrinos para sus hijos no pudo haber sido un problema dado el amplio círculo de amistades que tenían. De tal manera que el capitán don Marcos de Estupiñán se hizo compadre de Alonso Álvarez de Vega cuando llevó al bautismo a su hijo Alonso (Alonso Álvarez de Vega y Toledo), el 26 de marzo de 1632. Y fue bautizado por su tío el canónigo Antonio Álvarez de Vega.
También, el depositario general Alonso de Miranda y Catalina de Miranda se hicieron compadres de Álvarez de Vega cuando llevaron al bautismo a Isabel, hija de éste, el 28 de mayo de 1634, quien había nacido el domingo 09 de abril de 1634.

8Doña Catalina Nuñez de Miranda, madre de don Alonso Álvarez de Vega, el mozo, llevó al bautismo a Catalina, hija de éste, el 01 de octubre de 1636, quien nació el 12 de septiembre de 1636.

9De nuevo, doña Catalina Nuñez de Miranda, madre de don Alonso Álvarez de Vega, el mozo, llevó al bautismo a otra hija de éste, también llamada Catalina, el 13 de diciembre de 1638, quien había nacido el 09 de noviembre del mismo año.
Dada la multiplicidad de actividades que pudo haber realizado don Alonso, en el ejercicio de sus cargos públicos y la atención de los bienes personales y familiares, tuvo necesidad de delegar funciones en otras personas, tal fue el caso de Francisco Rodríguez Lobo a quien dio su poder para que recibiera y cobrara, a cualquier persona que debía a su padre ya difunto, cualquier cantidad de dinero u objetos de valor. Esto en atención a que era albacea, tenedor de bienes y uno de los herederos de su padre.

10La familia fue muy cuidadosa en conservar su patrimonio. El 17 de abril de 1636, doña Catalina Núñez de Miranda, viuda, mujer de Alonso Álvarez de Vega, el viejo, dio licencia a su hija Catalina de la Natividad, monja novicia próxima a profesar, para que pudiera disponer de su legítima paterna y renunciarla en uno de sus hermanos, el que ella eligiera. Lo hizo en don Alonso Álvarez de Vega, su hermano, porque le había hecho “buenas obras”, y porque se obligó a pagar por su dote al dicho convento 9,162 tostones y 2 reales, divididos así: 3,162 tostones y 2 reales por la dote tasada, ajuar y sacristía; 4,000 tostones de principal de censos que debía dar al administrador del convento para que ella gozara de los réditos durante su vida, y después, cuando ella falleciera, los disfrutaría el convento.
El 30 de septiembre de 1637, cuando se casó su hermano, don Diego Álvarez de la Vega, con doña Lorenza de Estrada hija legítima de don Pedro de Estrada Medinilla y de doña Catalina Orozco y Corral, don Alonso Álvarez de Vega fue padrino de la boda junto con su mujer doña Juana Monroy de Avilés. Y fueron testigos don Juan de Contreras y el capitán Marcos de Estupiñan.
Unos meses antes, el 26 de abril de 1637, también fueron padrinos de la boda del escribano real, Esteban Vásquez de Figueroa, hijo de Alonso Vásquez de Figueroa y Guiomar de Ciancas, con doña María de Molina, hija del alcalde ordinario de San Salvador, don Juan de Molina, y Beatriz del Valle.

11El 13 de noviembre de 1658, Simón Pleitez de Figueroa, procurador de fray Antonio Martínez de la Orden de San Juan de Dios y prior del convento y Hospital Real de Santiago, fundado en la ciudad de Guatemala, solicitó a la Audiencia que se despachara mandamiento de ejecución contra el capitán y sargento mayor don Alonso Álvarez de Vega, regidor de esta ciudad, porque era deudor a dicho hospital de 212 pesos y 6 reales de réditos atrasados, del principal de 3,000 tostones de censo al redimir y quitar, impuesto y cargado sobre las casas de su residencia. El interés era de 150 tostones al año, a razón de 20,000 el millar (5% anual).
El capital pertenecía a la capellanía que fundó Pedro de Nájera, alguacil mayor de Santiago, para que rezaran los religiosos de dicho hospital. El patrón de las capellanías era Álvaro de Agreda, regidor de ciudad, quien también era albacea y testamentario del capitán Pedro de Nájera y tenedor de sus bienes. Agreda le dio a Álvarez de la Vega 3,000 tostones, de 4 reales cada uno, al contado.
Se dio orden de embargo de la casa de don Alonso Álvarez de Vega el 19 de noviembre de 1658. Sin embargo no se aplicó por cuanto mejoró la ejecución hecha, en un esclavo llamado Cristóbal, mulato, que era de su propiedad, por la cantidad de la deuda. Este esclavo ya estaba preso, listo para ser entregado al depositario general. Don Alonso Álvarez de Vega, para evitar la ejecución, además de la presentación del esclavo en la mejora de la ejecución, presentó por fiador a don Juan Méndez de Sotomayor, vecino de la ciudad. El 03 de diciembre de 1658 todavía estaba preso el esclavo.

12El 30 de septiembre de 1663, don Alonso hizo su testamento estando en cama, enfermo. Pidió ser enterrado junto con su padre en la capilla de nuestra señora de Loreto de la iglesia de San Francisco, de Santiago de Guatemala. Pidió que después de su fallecimiento se rezaran las misas siguientes:
-Una cantada, de cuerpo presente.

13-En los 9 días siguientes se rezara un novenario de misas cantadas, una por día.
-Una misa cantada al cabo del año de su fallecimiento.
-Durante el primer año de su fallecimiento se dijera una misa cantada cada domingo, y en las fiestas una misa rezada en altar de ánima.
-El día de su fallecimiento se dijeran 100 misas rezadas, repartidas entre los conventos de la ciudad y la catedral la cuarta parte, a 4 r. c/una.
-En el primer mes de su fallecimiento se dijeran 100 misas rezadas, por las almas de las personas con las que pudo tener un cargo u obligación, se incluyó a su primera mujer, doña Juan Monroy de Avilés, a 4 reales cada una.
-Se compraran dos bulas de composición.

14Las misas las pagaría doña Catalina de Gálvez, su segunda mujer, de lo que valía su esclava negra María Peña que se encontraba en el convento de la Concepción, al servicio de María de la Concepción, su hermana, religiosa de dicho convento, a quien se la prestó para que la sirviera. Las cofradías “que suelen acompañar entierros”, debían acompañar su cuerpo, y mandó que se le diera a cada una de ellas 4 reales de limosna, y a pesar de ser cofrade de ellas, lo debían volver a asentar por hermano, por la dicha limosna.

15Don Alonso Álvarez de Vega, el mozo, fue demandado por su hijo don Alonso Álvarez y Toledo por la partición de bienes de su madre doña Juana de Monroy y Avilés, y le adjudicaron a éste 11,868 tostones, con lo cual lo perjudicaron los jueces el Lic. Don Francisco de Fuentes y Guzmán y don Antonio Delgado, que fueron nombrados para la adjudicación de la parte de la herencia que debió haber recibido de los bienes de su madre, doña Juana Monroy, en lo cual le dañaron en su hacienda.

16Los hijos que tuvo en su primer matrimonio con doña Juana Monroy de Avilés fueron: don Alonso Álvarez de Vega y Toledo, Isabel Teresa de San Ildefonso, Catalina de San Nicolás, religiosas profesas en el convento de la Concepción, y doña Antonia que murió en dicho convento en la edad pupilar, o menoría de edad.
Don Alonso Álvarez de Vega, el mozo, se casó en segundas nupcias con doña Catalina de Gálvez y Segura, hija legítima del capitán don Antonio Lorenzo Gálvez de Betancourt y Tomasina de Saravia. Doña Catalina llevó de dote al matrimonio 8,000 tostones en 1,000 reses.

17Durante el matrimonio tuvieron 10 hijos legítimos: don Francisco, don José, don Antonio y don Felipe Álvarez de Vega, y doña María Teresa, doña Isabel María, doña Juana, doña Gertrudis, doña Nicolasa y doña Teresa Javiera Álvarez de Vega.
Cuando contrajo segundas nupcias, su peculio personal era de 30 á 35 mil pesos, sin incluir la dote de su primera mujer, ni la renta de la encomienda que poseía.
Doña Catalina de Gálvez tenía una hija, doña Tomasina de Betancourt, que tuvo de su primer matrimonio con don Pedro Melian Betancourt. Esta doña Tomasina era religiosa profesa en el convento de la Concepción, donde se llamaba Tomasina de San Pedro.

18Cuando contrajeron nupcias, doña Tomasina tenía 1½ años de edad, y hasta que tuvo 5 años se crió en casa de Juan Bautista Bartolomé a expensas de su madre y de don Alonso, como lo fue hasta la fecha. Don Alonso era tutor y curador de la persona y bienes de doña Tomasina de Betancourt, quien era dueña de una hacienda en la jurisdicción de Guazacapán.

19Don Alonso Álvarez de Vega, el mozo, fue albacea de su padre y cumplió con los mandatos del testamento. Además fue patrón de las capellanías que aquel había fundado y los capellanes fueron sus hermanos, y a falta de éstos lo fueron sus hijos.

20En 1640 se remataron en don Alonso Álvarez de Vega, el mozo, las haciendas que fueron de Alonso de Miranda, su abuelo materno, en 14,000 pesos, divididos en 6,000 pesos a censo y 8,000 pesos a plazos, y estos últimos ya había pagado.
Sobre su casa se impuso dos censos por 3,000 pesos que pertenecían a la capellanía de los capitanes Pedro de Natera y Jorge de Alvarado, cuyos réditos se pagaban al Hospital Real.

21Nombró por albaceas al Dr. don Antonio Álvarez de Vega, chantre de la catedral de Guatemala y a don Nicolás de Vega, sus hermanos; a doña Catalina de Gálvez, su mujer; a don Esteban de Medrano y Solórzano; a don Francisco de Escobar, presbítero; y a don Antonio Alfonso de Mazariegos.

22Realizó muchas transacciones comerciales con el capitán José Agustín de Estrada, su compadre, sobre el tráfico de productos agrícolas y mercaderías españolas, además de esclavos.

23Los deudores que dejó fueron: los indios del pueblo de Jutiapa le debían gran cantidad de tributos rezagados. Juan de Astorga le debía 300 pesos. Su suegro del segundo matrimonio, don Antonio de Gálvez, difunto, le debía 600 pesos.
El inventario de los bienes que dejó lo realizaron sus albaceas doña Catalina de Gálvez, su mujer; don Esteban de Medrano y Solórzano; don Francisco de Escobar, presbítero; y don Antonio Alfonso de Mazariegos. Entre estos bienes estaba la casa donde vivió, con techo de teja; 14 esclavos mulatos: 11 varones, 2 hembras de 30 y 40 años y un adolescente de 16 años; 8 negras esclavas, entre 8 y 50 años de edad, 4 de ellas con 13 hijos de entre 3 meses y 15 años de edad.
También dejó, entre utensilios y menaje, varios baúles, escritorios, camas, papeleras, escribanías, espadas, cuadros, lienzos, sillas, lanzas, vestidos, etc.
En Santiago de Guatemala, el 22 de agosto de 1678, ante el comisario general Pedro de Gastañaza, alcalde ordinario más antiguo, se presentó por escrito Juan Álvarez, de color pardo, vecino de la ciudad y dijo que quería probar que era hijo natural de don Alonso Álvarez de Vega, el mozo, y de Juana de Avilés, mulata, y que lo concibieron siendo solteros; y que como su hijo, su padre lo crió y lo alimentó. Por lo tanto, solicitó que se recibieran las pruebas de los testigos, los cuales fueron interrogados por el escribano público Juan de Jerez Serrano. El 25 de agosto fue interrogado el capitán don Alonso Álvarez de Vega y Toledo, medio hermano de Juan. Don Juan Méndez de Sotomayor, tío de Juan Álvarez; Cristóbal Dávila, español, vecino de la ciudad, de 71 años de edad, fue interrogado por Guillermo de Pineda, escribano real. Y el 26 de agosto lo fue Francisco Dávila, español, vecino de Guatemala, de 66 años. Estos testigos dieron fe de la certeza de los argumentos del hijo natural de don Alonso.

24Por el apellido de la madre de Juan Álvarez, es probable que la mulata Juana haya sido esclava de la casa de su primera mujer, doña Juana Monroy de Avilés.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.