Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.166.150.10', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : articulos : Prensa y convulsión política en Costa Rica, (1930-1950) : Prensa y convulsión política en Costa Rica, (1930-1950)

Ficha n° 2440

Creada: 20 junio 2010
Editada: 20 junio 2010
Modificada: 30 agosto 2011

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 3050 (aprox.)

Autor de la ficha:

Patricia VEGA JIMÉNEZ

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Prensa y convulsión política en Costa Rica, (1930-1950)

El objetivo de este ensayo es identificar los cambios y las continuidades en la forma de hacer periodismo en Costa Rica en el periodo comprendido entre 1930 y 1950 a fin de detectar la influencia que los procesos coyunturales y los avances tecnológicos, tuvieron sobre el periodismo costarricense. Analiza la función de la prensa costarricense en el contexto político de ese periodo, su papel en el desarrollo de los acontecimientos y su vinculación con los grupos en pugna.
574
Palabras claves :
Prensa, Periodismo, Política, Elecciones, Transformación
Autor(es):
Patricia Vega Jiménez
Fecha:
Junio de 2010
Texto íntegral:

1

Introducción

2 Para 1930, las empresas periodísticas costarricenses habían alcanzado un avance importante en materia tecnológica. El periódico La Información, desde 1912, acelera su proceso de impresión gracias al empleo de una prensa que incorpora la dobladora de papel, mientras el uso del linotipo, que libera a los tipógrafos del problema que significaba la quebradura frecuente de los tipos, aligera notablemente el proceso. Muy pronto la rotativa sin embargo, supera a la prensa y al linotipo favoreciendo no solo la velocidad en los tirajes sino también permitiendo un aumento considerable de la cantidad hojas impresas por minuto.

3Estos progresos se aúnan a cambios en la diagramación, en la redacción de las informaciones, en el uso de diferentes formas de mercadeo del periódico, en la incorporación de secciones específicas que apelaban a públicos determinados – mujeres, niños, literatos…-, la búsqueda y la competencia por la inmediatez que conduce al desarrollo de correos matutinos, el fortalecimiento del uso de los telégrafos y la radiotelegrafía sin hilos y al surgimiento de diversas estrategias para obtener la primicia de las informaciones (que tipo de estrategias?).

4El proceso requiere de una reorganización del trabajo al interior de la empresa periodística. El uso cada vez más frecuente de material iconográfico lleva a la creación de laboratorios fotográficos en los periódicos, la instalación de talleres de grabado y oficinas de dibujo.
Esta transformación se lleva a cabo en un país que intenta superar a partir de 1930, la crisis económica que lo estaba afectando considerablemente. Durante el proceso de ajuste, el mundo padece una serie de fenómenos que también afectan al país: la llamada “Segunda Guerra Mundial” y la consecuente “Guerra Fría”, iniciada en 1945, permanece durante las cuatro décadas siguientes. Una álgida actividad política al interior del país, de reformas sociales y económicas, llega incluso a variar el orden de cosas existente desde hacía más de una centuria. En esos contextos, la forma de hacer periodismo debió adaptarse, modificarse y reinventarse.

5El objetivo de este ensayo es identificar los cambios y las continuidades en la forma de hacer periodismo en Costa Rica en el periodo comprendido entre 1930 y 1950 a fin de detectar la influencia que los procesos coyunturales y los avances tecnológicos, tuvieron en el periodismo costarricense. En ese periodo, el periodismo se profesionaliza en los países que tenían una influencia cultural, económica y/o política importante en Costa Rica: Estados Unidos, en Francia, en Inglaterra y España. La presencia de ejemplares de la prensa procedente de esos países, los cables informativos de las agencias internacionales, posiblemente resultaron ser ejemplos emulables en el proceso de cambio de la forma de hacer periodismo en el país.

6Para acercarse metodológicamente al objetivo, se revisaron todos los periódicos existentes en la Biblioteca Nacional que se publicaron, año a año, en ese periodo. Se analizaron en total 470 ejemplares cuyos datos fueron incorporados en una base de datos que contenía, además del nombre del periódico y el año de circulación, la frecuencia, el lugar de edición y de circulación, el número de páginas, el tamaño, el número de columnas, los responsables del impreso –director, administrador, editor, redactor, etc.- la temática preferente –literarios, políticos, gremiales, informativos o combinan algunos de estos- el número de ejemplares por edición, y el precio por suscripción o por número.

7Con estos datos, más detalles de organización interna que facilitan algunos periódicos, se pretende responder a la pregunta básica que guía este ensayo: ¿La coyuntura de crisis y de cambio que vive Costa Rica entre 1930 y 1950 afecta la forma de hacer periodismo? ¿Qué elementos permanecen y cuáles cambian en la prensa costarricense entre 1930 y 1950? El desarrollo profesional del periodismo en Estados Unidos, Francia, España o Inglaterra, influyen en los redactores de la prensa costarricense?

La prensa y la política electoral

8 Como se evidencia en el Gráfico 1, la cantidad de periódicos que circulan por año entre 1930 y 1950 no es homogénea. En 1930, durante el periodo álgido del la crisis, la cantidad de ejemplares no sobrepasa los 15 impresos hasta después de 1936 con alguna timidez hasta lograr un repunte a partir de 1941 cuando la Segunda Guerra Mundial tenía ya dos años de haber iniciado. Durante los años de 1930 a 1935, el 50% de los periódicos se mantuvieron durante todo el quinquenio e incluso algunos de esos, continuaron circulando sin interrupción hasta 1950. A diferencia de lo que ocurre antes de 1930, las empresas periodísticas parecen tener más estabilidad a pesar de la vinculación con grupos político electorales. Ciertamente, algunos periódicos nacían al calor de las campañas políticas y desaparecían cuando los grupos políticos dejaban de existir. Su único objetivo era el de servir de órgano informativo de un sector con aspiraciones presidenciales o diputadiles. Luego de 1930, los medios informativos impresos, nacían con el fin de servir de cómo órganos de información general y si bien manifestaban simpatía con determinado candidato, no era su objetivo fundamental.

9

Número de periódicos circulando en Costa Rica, 1930-1950
Número de periódicos circulando en Costa Rica, 1930-1950
En efecto, otro factor que podría explicar la presencia profusa de periódicos en esos años es el desarrollo de la contienda bélica que afectó al mundo. A pesar de que la guerra se inicia en 1939, no se expresa en un aumento en el número de periódicos en ese año, incluso la virulencia del conflicto y las consecuencias sobre la vida de millones de seres humanos, amén de los efectos en la política y la economía de los países implicados directa o indirectamente, no se manifiesta en el surgimiento de nuevos impresos entre 1939 y 1945. No obstante, como consecuencia del conflicto, los extranjeros procedentes de los países participantes en la guerra y residentes en Costa Rica, hacen circular periódicos, de escaso número de ejemplares y de tirajes poco regulares, que tenían como objetivo defender la causa de sus países en la guerra. Así nace en 1943 Italia Libre, un bimensual que no logró cumplir más que con un tiraje. Los judíos editaron en ese año Hatikva que circuló durante los siguientes cuatro años. El objetivo del quincenal era claramente expuesto en el encabezado del periódico: “el sionismo lucha por crear una abierta, legal y asegurada patria para el pueblo judío en palestina1”. Por su parte, la colonia libanesa edita Sheik, con una periodicidad no definida, que tiene como objetivo manifestar la posición de los libaneses o de sus descendientes frente a la conflagración bélica que afecta al mundo y expresar su repudio al comunismo como alternativa política y económica.

10 Entre tanto, el número de periódicos vuelve a ascender en 1946 cuando se efectúan las elecciones legislativas. En esta oportunidad se disputan los escaños del primer poder de la República los partidos Republicano Nacional, el Vanguardia Popular y el Partido Unión Nacional. De modo tal que la política sigue siendo la causa principal del surgimiento de los periódicos.

Los temas de los periódicos

11Luego de 1930, los periódicos son espacios definidos temáticamente. Como evidencia el Cuadro 1, buena parte de los impresos tratan temas generales y surgen pasquines dirigidos a públicos específicos: estudiantes, seguidores de la literatura, sindicalistas, miembros de asociaciones gremiales específicas y mujeres.

12Un periódico dirigido por mujeres para las mujeres es una novedad de este período. El primero que sale es Mujer y Hogar, en 1943, dirigido por Ángela Acuña2. El objetivo es proporcionarles a las amas de casa consejos para llevar con mayor soltura las tareas domésticas. En su presentación, indica que se trata de un “semanario dedicado al mayor engrandecimiento y cultura de la mujer, a su preparación práctica para la vida, al desarrollo de su personalidad”. En su portada, diferenciada gráficamente y ubicada en la esquina superior izquierda destaca que “la dulzura y feminidad de la mujer son su baluarte3.” Este primer impreso dirigido específicamente a las mujeres, combina notas referentes a señoras destacadas, ejemplares, con textos sobre el cuido del hogar como labor principal de las mujeres. Por ejemplo, en enero de 1944 dedicó un cuarto del espacio de la primera página para recordar, tras su fallecimiento, la vida y obra de Graciela Barinaga y Ponce de León, Doctora en Filosofía, Letras y Pedagogía de la Universidad de La Habana y Profesora del Instituto de la misma ciudad, destacando sus aportes en ese campo, y de seguido se destina un octavo de página a una nota que aconseja sobre el cuido que la madre debe proporcionarle a los hijos, entre muchos otros4. Es un impreso que combina los roles femeninos y es evidente que su pretensión es resaltar que no son incompatibles la preparación laboral y/o académica y el trabajo fuera de casa con el papel tradicional de la mujer.

13En 1949 empieza a circular mensualmente el periódico Nosotras de la Asociación de Mujeres Carmen Lira. Este grupo, que surge con el objetivo primordial de luchar por el derecho al voto de las mujeres, el cual se obtuvo en ¿, amplía sus fines pues, según indican “para nosotras el derecho al voto, no es, simplemente ir el día de las elecciones a marcar las huellas digitales en una papeleta electoral; para nosotras, tal derecho implica libertad de pensamiento y de prensa efectivas y permanentes, que nos permitan la libertad de discusión y el análisis de todos los asuntos públicos de interés nacional5…” El periódico se convierte en una trinchera donde se discuten temas como la carestía de la vida, se emiten las opiniones literarias, criterios sobre la educación, sobre política, entre otros temas.

14Los periódicos gremiales son otro fenómeno propio de este periodo. Los sindicatos y asociaciones de trabajadores y estudiantes, particularmente de los Colegios de Segunda Enseñanza y de la Universidad de Costa Rica, creada en 1940, editan numerosos ejemplares de periódicos que dedican a exponer sus intereses, sus objetivos, sus metas y en algunos casos, como ocurre con Universitario, dirigido por el joven estudiante de derecho Armando Arauz, a la postre un importante dirigente liberacionista, para comentar, analizar y divulgar las opiniones de profesores y estudiantes sobre temas de interés nacional.

15
Cuadro 1 : Distribución temática de los periódicos de Costa Rica 1930-1950

16
Año Tema _. _. _. _. _. _. _. _. _. _.Total
. General gremial cultural deportes regional político religioso hogar agricultura otros oficial .
1930 8 1 1 . . 2 1 . . 2 2 17
1931 8 . 1 . . 2 2 . . . 2 15
1932 8 . 1 . . 1 1 . . . 2 13
1933 7 . 1 . . 3 2 . . . 2 15
1934 7 . 1 . . 3 2 . . . 2 15
1935 7 . 1 . . 4 1 . . . 2 15
1936 7 . 1 . . 5 1 . . 1 2 17
1937 7 . 1 . . 5 1 . . . 2 16
1938 7 . 1 . . 5 1 . . . 2 16
1939 6 . 1 . 2 6 1 . . . 2 18
1940 4 . 1 . 1 4 1 . . 1 2 14
1941 8 1 1 . 1 4 1 . . 1 2 19
1942 7 2 1 . 1 7 . . . 2 2 22
1943 6 3 3 1 1 9 . 1 2 3 2 31
1944 6 9 1 1 4 11 1 1 . 2 2 38
1945 5 4 1 . 1 7 1 1 . 2 2 24
1946 5 3 2 . 4 11 2 1 . 4 2 34
1947 5 2 1 . 1 5 3 2 . 2 2 23
1948 7 6 1 1 3 7 1 2 . 2 2 32
1949 7 4 1 . 6 3 2 3 . 4 2 32
1950 8 7 1 1 3 5 3 3 . 3 2 36
Total 140 42 24 4 28 109 28 14 2 29 42 462

17Fuente: Periódicos de Costa Rica, 1930-1950.

18Entre los impresos más destacados se distingue el periódico Luchador, un semanario de 8 páginas, tabloide grande que tiene un objetivo claramente definido: “es un periódico de apostolado católico al servicio de los obreros, hecho por obreros y para los obreros”. Cada ejemplar tiene un costo de 0,10 céntimos, mantiene escasa publicidad y aun en tales condiciones se mantiene en circulación inalterada desde 1943 hasta 1950. Posiblemente obtiene alguna subvención de la Iglesia Católica o de los grupos que simpatizan con las propuestas ideológicas que los impulsa. No corrió la misma suerte El Cooperador Tico que aparece en 1948 pretendiendo editarse una vez al mes. Su fin, según expuso en su primer y único número, era “unir a los cooperativistas”.

19| Los periódicos “culturales” se promocionan refiriendo a su lejanía de la política como su cualidad. Rincón, un impreso que promete publicarse mensualmente, destaca en su primer número: “Rincón es para los artistas; de los artistas; para todos. Colabore! En el próximo número de RINCON, habrá una página para libre colaboración: radio, cultura u otra cosa menos política6”.

20En este periodo como en las décadas anteriores, la política permea la historia del periodismo costarricense. Las campañas destinadas a la elección de diputados y de Presidentes, motivan el surgimiento de impresos de corta vida. En 1939 circulan 6 periódicos políticos, descienden a 4 en 1940 para ascender en 1943 a 9, 11 en 1944, 7 al año siguiente y 11 nuevamente en 1946.

21El aumento en el número de impresos coincide con la cercanía e inmediatez de los procesos electorales, como se ha referido, pero son aun más numerosos cuanto más virulenta es la contienda.

22La cruzada política que culmina con la elección del Licenciado Teodoro Picado Michalski en 1944, fue un proceso particularmente difícil. Por una parte, el partido Republicano Nacional que postulaba a Picado, aglutinaba a parte del sector burócrata y a la clase obrera sindicalizada además de otros sectores que apoyaron las reformas sociales de su antecesor y compañero de Partido, el Dr. Rafael Angel Calderón Guardia. Por su parte, los grandes capitalistas agro-comerciales y de la banca, que les molestaba el intervencionismo estatal, estratos de la clase media y las clases obrero campesinas, se vieron representados en el Partido Demócrata que tenía como candidato presidencial a León Cortés Castro, mientras alrededor de Otilio Ulate, quien fundó el Partido Unión Nacional, se agruparon algunos empresarios medios y profesionales de tendencias moderadas7.

23Como indica el Gráfico 2, el 34% de los periódicos que circulan entre 1943 y 1944 son políticos y claramente simpatizantes con uno de los grupos electorales antagonistas. Algunos de estos se autodenominan el periódico difusor de una agrupación como lo hace el semanario Trabajo con el Partido Comunista de Costa Rica o Defensa Nacional que se manifiesta abiertamente anticomunista.

24El quincenal Actualidades se da a conocer como un periódico “de divulgación geográfica, cultura femenina e infantil.- Asistente de la sociedad geográfica de Chicago. Órgano de la agricultura, industria y comercio8”, sin embargo, es un ferviente defensor del “calderonismo”. El día 18 de agosto de 1942, por ejemplo, expone en el centro de la primera página una fotografía del Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia (véase foto 1), entonces Presidente de la República, acompañada de un pie de fotografía que abulta las cualidades del Dr. Calderón:

25“…Uno de los valores con que cuenta el país. Su brillante profesión de Médico y Cirujano, y su condición de ciudadano e hijo de una familia meritísima, lo han elevado a la excepcional posición en que actualmente colabora por su patria. Demócrata convencido, ha sido el primero en la guerra contra el Eje en defensa de América9”.

26

Distribución temática de los periódicos de 1943 a 1944 en Costa Rica
Distribución temática de los periódicos de 1943 a 1944 en Costa Rica

27

Fotografía 1 : portada del periódico Actualidades
Fotografía 1 : portada del periódico Actualidades

28De los 16 periódicos políticos que circulan entre 1943 y 1944, seis son promotores del Partido Republicano en ese momento en el gobierno. Entre tanto, el grupo que postula a León Cortés (Partido Demócrata), cuenta con dos semanarios: La Voz del Atlántico y La Semana Cómica (véase Cuadro 2). Adicionalmente, los periódicos conservadores La Hora y El Diario de Costa Rica, se convierten en las trincheras desde donde el Centro de Estudios para los Problemas Nacionales, que luego será parte de la coalición que dará paso al Partido Social Demócrata, ataca al gobierno.

29Los periódicos son el reflejo de una situación compleja. En 1944 las diferentes fracciones de la burguesía nacional intensifican la lucha política interna que se había originado por la tendencia populista-reformista de Calderón Guardia y por su amistad con el Partido Comunista; el grupo seguidor de León Cortés pretendía mantener el estado de cosas y entre estas, la hegemonía político-económica de los sectores más favorecidos. Entre tanto, Picado, candidato oficial en esas elecciones, aprueba, no sin reservas, la creación del “Bloque de la Victoria”, nombre con el que se denomina la unión entre el Partido Republicano Nacional y el Partido Comunista, que propone reformas en lo social y lo económico, siguiendo la línea de su antecesor y cuenta con el apoyo de Monseñor Sanabria, Arzobispo de Costa Rica10.

30En ese momento y producto de las legislaciones sociales puestas en marcha por el gobierno presidido por Calderón Guardia, más la alianza derivada de esas medidas con la Iglesia Católica y el Partido Comunista, las campañas políticas de 1946 para elegir diputados y la presidencial del 1948, resultaron especialmente agresivas y los periódicos fueron los espacios donde se discutieron las ideas masivamente.

31
Cuadro 2 : Distribución de los periódicos políticos que circularon entre 1930 y 1950

32
Periódico Años de circulación Periodicidad Lugar de emisión Grupo político
Actualidades 1942-1943 quincenal San José Partido Republicano Nacional
Alerta 1946 mensual San José Social Demócrata
Avance 1942-1944 quincenal San José Partido Republicano Nacional
Avanzada 1950 quincenal San José socialista
Defensa Nacional 1942-1950 semanario San José anticomunista
Ecos del sur 1943-1944 Semanario Puntarenas Partido Republicano Nacional
El Cortecista 1946 mensual San José Partido Demócrata
El Guanacaste 1935-1950 mensual Guanacaste Partido Republicano Nacional
El País 1949-1950 Diario San José liberal
El Porvenir 1946 semanario San José liberal
La Semana Cómica 1936-1950 semanario San José Social Demócrata
La Tribuna 1947-1948 Diario San José Partido Republicano Nacional
La Última Hora 1946 Diario San José Partido Republicano Nacional
La voz del Atlántico 1933-1946 semanario Limón Partido Demócrata
Progreso 1944 semanario Alajuela Partido Republicano Nacional
Renovación Nacional 1945-1946 semanario San José Partido Republicano Nacional
Trabajo 1931-1948 semanario San José partido comunista
Trinchera 1946 mensual San José partido comunista
Última Hora 1943-1948 Diario San José Partido Republicano Nacional
Última información 1944 semanario Puntarenas Partido Republicano Nacional
Unión y Libertad 1944 quincenal San José antimperialista

33Fuente: periódicos de Costa Rica 1930-1944

34En 1946 el calderonismo era fuerte en Puntarenas, Limón y Guanacaste. Alajuela, Cartago y Heredia seguían siendo baluartes de la oligarquía cafetalera. El Partido Republicano Nacional hizo circular periódicos en Guanacaste y Puntarenas pero no es posible determinar la influencia que tales rotativos lograron sobre los votantes.

35Previo a las elecciones presidenciales de 1948, la situación política se ha vuelto más compleja entre otros factores, por la hostilidad que genera, en una parte de los sectores capitalistas, la legislación social puesta en práctica durante la administración del Doctor Rafael Ángel Calderón Guardia; a esto se suma el control que la alianza entre el Partido Comunista y la Iglesia ejercieron sobre los sindicatos. Adicionalmente, nuevos sectores hacen su aparición en la arena político-electoral: el Partido Social Demócrata, surgido de la fusión entre el Centro de Estudios para los Problemas Nacionales y el ala derechista del partido Demócrata, la Acción Democrática, liderada por José Figueres Ferrer.

36| Con el fin, entre otros de presentar una oposición capaz de enfrentarse al Partido Republicano, ahora unido al Vanguardia Popular, se fusiona el Partido Social Demócrata y del Partido Demócrata en un grupo denominado Partido Nacional. En la convención partidaria, José Figueres Ferrer pierde ante Otilio Ulate, opositor de la legislación social y baluarte de la oligarquía, además, director y dueño del Diario de Costa Rica, uno de los periódicos de mayor circulación en el país.

37Como indica el Gráfico 3, la mayoría de los periódicos que circulan entre 1946 y 1948 tienen una intencionalidad político partidista evidente. En 1944, el Diario de Costa Rica, propiedad de Ulate como se ha mencionado, estuvo dirigido por los integrantes del Centro para el Estudio de los Problemas Nacionales, liderados por el profesor universitario Carlos Monge Alfaro, “Don Otilio Ulate, su propietario, tenía serias dificultades con el Gobierno, y había dejado la dirección tanto del Diario como de La Hora11”. El 8 de febrero de 1944, Ulate decide suspender temporalmente la circulación de ambos periódicos alegando que “periódicos como los de él, que eran tribuna incondicional a favor de la verdad, no podían ni debían mantenerse en circulación, hasta tanto no fueran restituidas las libertades públicas12”. La medida se aplica por un corto tiempo, para las elecciones de 1948 las posturas de sus periódicos se muestran particularmente cínicas.

38Estos rotativos tienen como principal opositor al periódico oficial La Tribuna13. En 1947, el dueño de ese diario, el entonces General José María Pinaud, en busca de crear otro periódico que reforzara la postura de La Tribuna, adquiere la maquinaria requerida para la apertura de un periódico al que llamó La Nación. Por diversas circunstancias vende la maquinaria a un grupo, que a la postre constituirá la Primera Junta Directiva del diario, presidido por Alfredo Echandi Jiménez en la que participaron también Jaime Solera Bennett, Edgar Odio González, Manuel Mendiola Zaldivar, José Víctor Marcha, Ramón Aguilar Castro, Alberto y Roberto Cañas Escalante y Ramón Herrero Herrero. El Licenciado Ricardo Castro Beeche, reconocido político nacional que militó en las filas del Partido Demócrata desde 1936 como jefe de acción de León Cortés, amén de haber ocupado destacados cargos públicos: Secretario de Relaciones Exteriores, Diputado, Presidente de la Cámara, Ministro Plenipotenciario en Washington, entre otros14, fue nombrado gerente general de la empresa que nacía.

39

Gráfico3: distribución temática de los periódicos de Costa Rica, 1946-1948
Gráfico3: distribución temática de los periódicos de Costa Rica, 1946-1948

40Dado este historial, no es extraño suponer que el nuevo diario “pasó a engrosar las filas de la crítica contra los excesos del gobierno de Teodoro Picado junto con los periódicos de entonces, el Diario de Costa Rica, La Prensa Libre y La Hora. En respuesta, La Tribuna, voz y fuerza del oficialismo, cargaba de polémica la oferta informativa del ambiente15”. Sin embargo, La Nación, que está destinado a convertirse en el principal periódico de Costa Rica en los siguientes 60 años, se comprometió en su primer editorial a “no ser dominado por sectarismos: ni partido político, ni credo social intransigente, ni inclinación pertinaz de género alguno”, y prometió no desatender “la alta y verdadera política nacional16”.

41Independientemente de las intenciones plasmadas en sus editoriales o cartas de presentación, en los periódicos, como en ningún otro espacio público, se llevó a cabo la disputa política. En los primeros meses de 1947, el Diario de Costa Rica realizó una intensa campaña anticomunista destinada a desprestigiar a Calderón y a sus aliados ante el electorado . Entre tanto, el gobierno se defiende desde La Tribuna, cuyo propietario – José María Pinaud- era a su vez dueño de Radio Libertad y Radio América Latina, recintos donde los funcionarios y seguidores del grupo en el poder, también usaban para externar sus argumentos.

42La vinculación política de algunos periódicos causa su cierre una vez terminada la contienda. La Tribuna publicó el último número el 21 de abril de 1948, cuando el ejecutivo está en el proceso de transición una vez terminada la guerra civil de 1948 y finalizado el gobierno del Partido Republicano.

43La prensa en la década de 1940, se convierte en una extensión del sistema político en tanto, como se ha mostrado, sus intereses se encuentran mezclados con los de las agrupaciones políticas. Los periodistas actúan como intermediarios, consejeros e incluso como auténticos oponentes. Muchos de ellos no solo se sentían sino que realmente eran verdaderos políticos pues entendían su labor como esencialmente política. La élite política, vinculada a los periódicos La Hora, el Diario de Costa Rica y La Nación o La Tribuna, tienen en la prensa una plataforma y los medios son maquinarias electorales al servicio de unos partidos políticos que no acababan de despegar.

Conclusiones

44La historia del periodismo costarricense después de 1930 está condicionada a los acontecimientos políticos. Los periódicos fueron herramientas de lucha por el poder. Las empresas periodísticas cuentan, por una parte, con la rotativa y el linotipo que facilita la edición de periódicos y con los ingresos estables que proporciona la publicidad, de manera tal que aun con vinculación política, la existencia de los periódicos se asegura. La proliferación de impresos, tras la crisis económica es evidente. Los diversos grupos organizados hacen uso de periódicos regulares para exponer sus intereses particulares. Los sindicatos, independientemente de la ideología que profesan, tienen particular interés en usar las páginas impresas para exponer sus ideas y discutir y analizar las que otros expresan. Los vespertinos y matutinos usan un nuevo estilo, más directo y accesible para las masas recién incorporadas. Se defienden o condenan con ardor hechos puntuales: una propuesta de ley en el Parlamento, un comentario de un político, una medida gubernamental referente a situaciones que afectan la cotidianidad: el alcantarillado, la apertura de un trecho o una carretera, el nombramiento de funcionarios públicos, la propuesta para el cobro de impuestos. Es una prensa más inclinada a solicitar explicaciones sobre asuntos que afectan el devenir diario que a facilitar o generar noticias o debates personales. Los periódicos de interés general, que ocultan sin mucho éxito su interés político partidista, comprenden mucho más que las cuestiones dignas de titulares y las quejas por las operaciones periodísticas, empiezan a alcanzar ya no únicamente a los líderes políticos o a los literatos sofisticados, sino a la gente común. Los periódicos deben ahora competir con un nuevo medio de comunicación: la radio cuya inmediatez obliga a pensar la forma de hacer periodismo y a diferenciar los géneros para finalmente, complementarse con este nuevo espacio que a la postre, servirá de ensayo para complementarse con la Televisión que surgirá en la década siguiente. La alfabetización alcanza en 1950 el 73% de la población lo que facilita el consumo de periódicos y por tanto, la ampliación de la oferta. Queda aún pendiente conocer el funcionamiento interno de las empresas periodísticas, el papel de los responsables, el rol de la publicidad, la profesionalización de los periodistas y el consumo de los medios.

Notas de pie de página

451 Hatikva (diciembre, 1946), pág.1.

462 Ángela Acuña fue abogada, defensora de las mujeres, fundó la liga feminista de Costa Rica y ocupó importantes cargos públicos internacionales. En periodismo “En el campo periodístico se destacó por la fundación de la primera revista femenina del país: El Figaro y del primer periódico Mujer y hoy. Además, colaboró en el Diario de Costa Rica, La Hora, La Nación, La República, en las revistas Repertorio Americano, Cordelia, Educación y Brecha; así como en revistas mexicanas, cubanas, peruanas, argentinas y colombianas” in http://www.inamu.go.cr/index.php?option*com_content&view*article&id*1023:angela-acuna-braun&catid*304:copy-of-benemeritas-de-la-patria-presentacion&Itemid=1546 Consulta realizada el 17 de septiembre, 2009.

473 Mujer y Hogar (6 de enero de1944), pág. 1.

484 Mujer y Hogar (6 de enero de 1944), pág.1.

495 Nosotras (Agosto, 1949), pág. 2.

506 . Nosotras (Agosto, 1949), pág. 2.

517 Rincón. (Mayo, 1943), pág. 1.

528 Jorge Mario Salazar, Política y reforma en Costa Rica 1914-1958, (San José: Editorial Porvenir, 1981), págs. 107-108.

539 Actualidades (18 de agosto de 1942), pág.1.

5410 Actualidades (18 de agosto de 1942) pág. 1.

5511 Salazar, Política y reforma, págs. 108-110.

5612 José Figueres Ferrer, El espíritu del 48, (San José: Editorial Costa Rica), 1987, pág. 96.

5713 Oscar Aguilar Bulgarelli, Costa Rica y sus hechos políticos de 1948. Problemática de una década. (San José: Editorial Universidad Estatal a Distancia, 2004), pág. 76.

5814 Oscar Aguilar Bulgarelli, Costa Rica y sus hechos políticos de 1948, pág. 118.

5915 Harold Bonilla,. Los Presidentes. (San José: Editorial EUNED y Editorial Costa Rica, 1979), pág. 376.

6016 Periódico “La Nación”, http://www.nacion.com/ , Artículo consultado el primero de agosto de 2009 el cual ya no esta disponible.

6117 Ibid.

6218 Manuel Rojas Bolaños, Lucha social y guerra civil en Costa rica 1940-1948. (San José: Alma Mater, 1986), pág. 136.

6319 Santos León Herrera, Período de transición, http://www.elespiritudel48.org/docu/h045.htm , Consulta realizada el primero de agosto de 2009.

64

Para citar este artículo :

Patricia Vega Jiménez, « Prensa y convulsión política en Costa Rica, (1930-1950) », Boletín AFEHC N°45, publicado el 04 junio 2010, disponible en: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=2440

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.