Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.162.164.247', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : avances : Algunos Oficiales extranjeros que combatieron en las guerras civiles de la República Federal de Centroamérica, 1826-1839. : Algunos Oficiales extranjeros que combatieron en las guerras civiles de la República Federal de Centroamérica, 1826-1839.

Ficha n° 2503

Creada: 24 octubre 2010
Editada: 24 octubre 2010
Modificada: 26 noviembre 2012

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 1850 (aprox.)

Autor de la ficha:

Arturo TARACENA ARRIOLA

Editor de la ficha:

Xavier CUENIN

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Algunos Oficiales extranjeros que combatieron en las guerras civiles de la República Federal de Centroamérica, 1826-1839.

Al menos tres militares extranjeros que participaron en las guerras civiles centroamericanas gozan de biografías acuciosas: el general francés Nicolás Raoul, el mariscal español Francisco Cáscara y el general español Manuel José Jonama. A su vez, el chiapaneco Agustín Guzmán López merece una biografía que sobrepasa las ambiciones de este ensayo. En las siguientes líneas se aportan datos sobre la carrera militar de algunos de los oficiales menos conocidos o investigados, con miras a que en el futuro se puedan hacer las biografías integrales. Su participación como oficiales tiende a demostrar que ésta fue importante en las operaciones llevadas a cabo tanto en la primera guerra civil de 1826 a 1829, entre los partidarios del presidente Manuel José Arce, favorables a un gobierno centralizado, y los pro federalistas reunidos en torno al general Francisco Morazán, como durante la reacción de los primeros durante el año de 1832. Asimismo, muestra que la mayor parte de ellos pereció en la aventura militar centroamericana.
Palabras claves :
Oficiales, Militares, Biografías, Extranjeros, Partidos políticos
Texto íntegral:

1Normalmente, la historiografía tradicional los ha reducido a la categoría de mercenarios, pero posiblemente un análisis más social de las guerras civiles durante la Federación, muestre la complejidad de éstas y del núcleo de extranjeros que participaron en ellas. Por ejemplo, Marure recuerda que Raoul, Saget, Jonama y Pierson habían llegado a Guatemala en 1825 ligados a comerciantes extranjeros y que en año de 1826, por sus conocimientos militares, fueron contratados por el gobierno federal para lograr la profesionalización del Ejército centroamericano. Asimismo, están los que llegaron expatriados de otros frentes hispanoamericanos de guerra, como el mexicano y el colombiano. Es decir, entraron en el momento en “que el teatro de la guerra les presentó el que deseaban para figurar y hacer fortuna en su nueva patria”.

2La fortuna la vieron en el comercio, las haciendas, la explotación forestal y, sobre todo, los pingües sueldos militares y la rapiña de las acciones bélicas. Una parte de ellos, sobre todo compuesta por franceses y españoles, había participado en las guerras napoleónicas. Otra, mayoritariamente integrada por colombianos y oficiales de otras nacionalidades, había servido en la guerra de independencia de la Nueva Granada y había tenido que abandonar Colombia a raíz de la disolución de la Gran Convención Nacional en julio de 1828, la cual conllevó la derrota de los santanderistas, partidarios de la descentralización. Asimismo, había oficiales de origen mexicano, la mayor parte de ellos liberales, exiliados en Centroamérica a raíz del triunfo de los centralistas encabezados por el presidente Bustamante.

3La mayoría de todos ellos eran liberales, pero ya en Centroamérica fueron tomando partido, por convicción u oportunismo, ya fuese por el bando moderado, que defendía el centralismo promovido por la élite guatemalteca y el presidente Arce, o por el del federalismo, que representaba los intereses de las élites provinciales. Por supuesto, hubo también quienes ideológicamente se sentían próximos a una visión más conservadora del mundo. Finalmente, varios de ellos cambiaron de bando de acuerdo a su propio interés o a los rencores personales que la encarnizada lucha civil les fue provocando. A la par, varios de ellos fueron introductores de las ideas masónicas que se habían desarrollado ya en Europa, México y Nueva Granada. Arce señala en sus Memorias al español Jonama.

4Aparte está el caso de Galindo, que si bien buscó el interés personal y el de su familia, no deja de resultar paradigmático desde la faceta del viajero científico en boga y su posición, como buen irlandés, anti-imperial en la defensa – no siempre afortunada – de los intereses centroamericanos. Un aspecto ideológico que no todos los ciudadanos del istmo tenían presente en esa coyuntura de formación de la idea nacional en el istmo.

5En breve, estos militares extranjeros son un sujeto histórico que merece la atención disciplinaria, pues permitirán comprender a cabalidad la República Federal de Centro América. Necesariamente ésta debe de hacerse a partir del trabajo de campo en el Archivo General de Centroamérica, así como en los archivos históricos de México, Colombia, Francia, Gran Bretaña y España. Un trabajo de campo que permitirá emitir un juicio definitivo sobre el papel que cada uno de ellos jugó y sobre sus intensiones personales en el teatro de las guerras civiles que marcaron la corta vida del experimento federal.

6Aluard, ¿ Francia.

7Teniente. Participo con el Ejército Aliado Protector de la Ley en la toma de Guatemala en abril de 1829. Ahí fue herido.

8Benítez, Narciso. Colombia. (¿-1839)

9Teniente coronel. Según Arce, Benítez era un desertor de Colombia, a quien se le buscaba por delitos cometidos en Panamá. Pasó a formar parte del ejército comandado por Morazán y en esa calidad participó en el asedio de Tegucigalpa en marzo de 1827. En 1831 fundó en Tegucigalpa la primera Escuela Militar. En marzo de 1832, dirigió una de las columnas del Ejército Aliado Protector de la Ley y venció al coronel José María Cornejo en la batalla de La Chacra. Luego, participó en la toma de San Salvador el 28 de ese mes, donde resultó herido cuando dirigía la brigada de infantería perteneciente al Ejército de Nicaragua. El 24 de octubre de ese mismo año sitió en dos ocasiones San Miguel durante la revuelta en contra del jefe Mariano Prado. Permaneció en esa región hasta que fue derrotado en la batalla de “San Vicente” por las tropas salvadoreñas al mando del jefe José María San Martín, en febrero de 1833. Antes, el 24 de enero, había vencido a los insurrectos sanmigueleños capitaneados por el oficial colombiano Vicente Gollenaga. Huyó a Honduras. Luego, con el cambio de gobierno, fue electo jefe político y comandante del distrito de San Miguel, cargo que ocupó hasta 1839. En febrero de este año, luego de la invasión a El Salvador por las tropas conjuntas de Honduras y Nicaragua, al mando del ejército salvadoreño, Benítez fue derrotado por el general Méndez en la batalla de la “Hacienda San Francisco”. Luego de rehacer sus fuerzas, sostuvo combate en contra del coronel nicaragüense Manuel Quijano, a quien derrotó en la batalla de la Loma de Jibia. El 6 de abril de ese año, Benítez murió a raíz de las heridas recibidas en la batalla del “Espíritu Santo”, en la que Morazán venció a las fuerzas aliadas que habían invadido el estado de El Salvador.

10Betzon, ¿ Escocia. (¿-1827)

11Teniente. Miembro del Ejército Protector de la Ley. El 17 de diciembre de 1827 fue herido al empezar la toma de Santa Ana, El Salvador, muriendo luego.

12Calderón, ¿ Escocia. (¿-1832)

13Capitán. Oficial del Ejército Aliado Protector de la Ley. Herido en la toma de Guatemala en marzo de 1829 y muerto durante el sitio de Omoa, Honduras, entre febrero y septiembre de 1832. Las tropas vencedoras ingresaron a la ciudad de Guatemala el 26 de diciembre de ese año y el gobierno federal organizó unas exequias oficiales en la Catedral en honor a los caídos con la erección de túmulo, así como con la impresión del folleto intitulado Túmulo colocado en la Catedral en honores fúnebres a los soldados muertos en Omoa. Guatemala, 1832, que incluía el grabado del mismo con la lista de oficiales caídos, entre los que está su nombre, obra de Casildo España.

14Coss, ¿. México. (¿-1827)

15Teniente. Oficial del Ejército Aliado Protector de la Ley. Muerto durante la toma de Santa Ana el 17 de diciembre de 1827.

16Courbal, ¿ Francia

17Teniente. Oficial del Ejército Aliado Protector de la Ley. Fue herido tres veces en la toma de Guatemala, en marzo de 1829.

18Domínguez, Vicente. España. (¿-1832)

19Coronel. Se desconoce cómo llegó a Guatemala, posiblemente después de la caída de Riego en España. En 1825 entró al servicio de ejército federal y, en 1827, ostentaba ya el cargo de comandante de la 2ª. división de infantería, con sede en Jalpatagua. En febrero de ese año, como comandante en jefe, Perks ordenó su arresto por indisciplina, lo que le provocó la insubordinación de los oficiales federales encabezados por José Antonio Irisarri y Manuel Montúfar y Coronado, obligando a su destitución. El 12 de marzo de 1828, Domínguez era uno de los oficiales que fueron desterrados por las fuerzas salvadoreñas a raíz del sitio de San Salvador por las tropas federales al mando del coronel José Arzú. Reintegrado al ejército federal, el 13 de abril de ese año derrotó en la batalla de Quelpal al coronel Guillermo Merino. Seguidamente, el día 27 derrotó nuevamente a las fuerzas salvadoreñas en la batalla de la Hacienda El Socorro, a orillas del río Lempa, dirigiéndose después hacia la frontera con Honduras con el fin de frenar el avance de las fuerzas de Morazán. En mayo del mismo año capturó a Merino cuando éste se hallaba a bordo del bergantín “Caopolicán”, anclado en el puerto de La Unión y lo mandó a fusilar en la ciudad de San Miguel. Sin embargo, su suerte cambió, pues el 6 de julio Morazán lo derrotó en la batalla de Gualcho, logrando él escapar para permanecer escondido en una hacienda de San Miguel. En septiembre, ya estaba de regreso en Guatemala, donde fue nombrado Secretario de Guerra del Estado por el jefe Mariano Aycinena, siendo pronto sustituido por Antonio José de Irisarri. En enero de 1829 fue enviado a defender el punto estratégico La Arada, con el objeto de frenar el avance de las columnas del Ejército Aliado Protector de la Ley al mando del coronel Juan Prem. Éste lo esquivó y Domínguez salió sin poder detenerlo, facilitando el cerco de la ciudad de Guatemala. A raíz de la victoria de Morazán, por decreto de 22 de agosto de 1829, Domínguez fue condenado a prisión junto a los dirigentes centralistas guatemaltecos, siendo luego expatriado hacia México. A principios de 1830, cuando en la región de Olancho se formó una facción antimorazanista, reapareció militarmente, apoderándose desde el mar del puerto de Trujillo, pero a raíz de las conversaciones con el presidente Morazán, se vio obligado a abandonar esa plaza, embarcándose para Belice. Allí se hizo de pertrechos de guerra y el 11 de noviembre de 1831 se apoderó del fuerte de San Fernando de Omoa. Tal invasión a Honduras estaba enmarcada en un plan restaurador que el expresidente Manuel José Arce había preparado, el cual incluía además invadir Soconusco al mando de un ejército formado en México y que el costarricense Ramón Guzmán llegase a las costas hondureñas al mando de una flotilla financiada por Cuba. En febrero de 1832, Domínguez se apoderó de las goletas federales “Ejecutivo” y “Fénix”, y el 8 de febrero mandó a fusilar en la plaza de Omoa al capitán Richard Duplessis, quien comandaba la segunda de ellas. Luego, el 9 de marzo fue derrotado en la batalla de Tercales, a raíz de haberse apoderado de la ciudad de Yoro. Ello lo obligó a contramarchar hacia Olanchito, siendo nuevamente derrotado en la batalla de Jaitique por el coronel José María Gutiérrez, quien resultó mortalmente herido. En abril concentró sus tropas en el puerto de Trujillo, siendo desalojado de ahí el 12 de ese mes por el coronel Francisco Ferrera. El 3 de marzo fue nuevamente derrotado por las fuerzas federales en la batalla de El Espino y el 5 de mayo en la de Opoteca. Capturado pocos días después, el 14 de septiembre de 1832 fue fusilado en Comayagua.

20Duplessis, Richard. Francia. (¿-1832)

21Capitán. Nacido en el puerto de Brest, Bretaña. Antiguo militar francés. En junio de 1827 llegó a Omoa, Honduras, a bordo de la goleta francesa “Sophie”, como sobrecargo y encargado de representar los intereses del dueño de la nave, Alexandre Bouët, quien era comerciante en Brest. Con parte de la mercancía, Duplessis se dirigió a la ciudad de Guatemala para intentar venderla y allí lo sorprendió el inicio de la guerra civil centroamericana. Las autoridades guatemaltecas, como a todos los comerciantes extranjeros, le exigieron una toma de posición política y el pago de impuestos. Luego de rechazar el cobro de 300 pesos fue molestado, por lo que emprendió viaje de retorno y se embarcó para La Habana, Cuba. Regresó a Centroamérica en 1828 con el objeto de recuperar lo perdido y se estableció como comerciante. Con el triunfo de Morazán en 1829 decidió entrar el servicio del ejército federal. A principios de 1832 fue capturado por el coronel español Vicente Domínguez frente a las costas de Honduras cuando comandaba con el grado de capitán la goleta federal “Fénix”, siendo fusilado en la plaza de Omoa, Honduras, el 8 de febrero de 1832. Las tropas vencedoras ingresaron a la ciudad de Guatemala el 26 de diciembre de ese año y el gobierno federal organizó unas exequias oficiales en la Catedral en honor a los caídos con la erección de un túmulo, así como con la impresión del folleto intitulado Túmulo colocado en la Catedral en honoeres fúnebres a los soldados muertos en Omoa. Guatemala, 1832, que incluía un grabado con la lista de oficiales caídos entre los que está su nombre.

22Fauconnier, Jean-Baptiste. Francia

23Nació en Rennes, Bretaña. Doctor en Medicina de la Universidad de París. El 17 de mayo de 1825 el Gobierno de la República Federal de Centro América le concedió carta de naturaleza centroamericana con el objeto de que estableciese una Escuela de Química. Pasó a ser maestro de esta materia en la Universidad de San Carlos. En 1826 entró al servicio del Ejército del Estado de Guatemala junto a José Pierson, Isiodore Saget y Juan Galindo, actuando como médico militar. A raíz de la derrota en Quetzaltenango de Pierson, el 28 de octubre de ese año, huyó junto a éste hacia México, donde permaneció algún tiempo. Regresó a suelo centroamericano posiblemente después del triunfo de Morazán en abril de 1829. El 1 de mayo de 1839 obtuvo de la Asamblea legislativa del Estado de Guatemala la concesión y exclusividad para fabricar vidrio por un lapso de diez años.

24Galindo, Juan. Irlanda. (1801-1839)

25Teniente coronel. Nacido en Dublín, siendo hijo del comediante de origen español Filemón Galindo. En 1817 llegó a América, tomando parte en la guerra de independencia de Colombia. A Centroamérica llegó en 1827, enrolándose en las filas del Ejército comandado por Morazán. Oficial en el Ejército Aliado Protector de la Ley. Resulto herido en la batalla de San Miguelito, el 6 de marzo de 1829, cuando comandaba la infantería salvadoreña. A raíz del decreto de conscripción de las autoridades federales y del estado de Guatemala, así como de las órdenes religiosas debido al triunfo morazanistas, estuvo encargado de la escolta que acompañó a los religiosos expulsados y al arzobispo Casaus y Torres hacia el puerto de Omoa, Honduras, embarcándose con ellos en dos goletas que tomaron el destino de La Habana. Allí los entregó al capitán general de Cuba. En 1830 fue nombrado comandante militar del departamento de El Petén y en ese cargo realizó un viaje a Palenque en 1831. El mismo año visitó la isla de Tepoxté en el lago de Yaxhé, actividad que le permitió redactar el “Informe sobre las ruinas de Palenque”, publicado en entregas en la Literary Gazette de Londres del 26 de abril y el 15 y 22 de octubre de 1831. Durante el sitio del fuerte de San Fernando de Omoa en 1832 fue nombrado comandante de la goleta “María Josefa” y desde ella averió la goleta “Fénix” que estaba en manos de las fuerzas invasoras de Vicente Domínguez con el fin de llegar a La Habana para pedir refuerzos en favor del ejército invasor. En 1834 residió en Copán por un mes e hizo la descripción de los monumentos, acompañada de varios croquis. Dio inicio así a 32 cartas de relación enviadas a la Société de Géographie de Paris, que incluían información sobre América Central. Por ello, fue condecorado con una medalla. El 24 de mayo de ese año obtuvo del gobierno del estado de Guatemala la concesión de tierras en Petén, las que también le fueron asignadas en agosto de ese año a la Compañía Oriental, dirigida por Carlos Klee. A finales de ese año, el vicejefe José Gregorio Salazar lo nombró representante de la República Federal ante Washington y Londres con el objeto de detener la expansión inglesa en territorio beliceño. Boicoteado por ambos gobiernos, regresó a Centroamérica con las manos vacías a inicios de 1836, ya convertido en un denunciador del papel imperialista inglés en el istmo. En mayo de ese año, Galindo proclamó el derecho centroamericano sobre la parte meridional de la Mosquitia y envió una expedición dirigida por su padre a apoderarse de la isla Boca del Toro, en la frontera con Panamá, con el objetivo de crear el distrito de Morazán en el estado de Costa Rica. La república de Nueva Colombia reaccionó, retomando el control de este territorio, por entonces poblados por 600 jamaiquinos, súbditos de la Corona inglesa. Esta acción llevó a Londres a declarar la Mosquitia como protectorado en septiembre de 1836. Durante su estancia en Costa Rica, Galindo aprovechó para escribir el informe “On Central America, containing a general desciption of the Country and Account of Costa Rica”. A su vez, el 1 de julio El Editor publicó el artículo de Galindo intitulado “La integridad de nuestro territorio”, en el cual exigía a los centroamericanos que reaccionasen de forma nacional a las perdidas territoriales que venían sufriendo desde la independencia de España. Asimismo, llamó a suspender las relaciones comerciales con Belice. Poco después publicó el opúsculo Honrados nicaragüenses, en el que exhortaba a los ciudadanos de este estado a poner fin a la guerra civil con el fin de combatir a los ingleses y zambos en la Mosquitia. Ya para entonces, Galindo se había convertido en el principal enemigo del cónsul inglés Frederich Chatfield. En agosto de 1838 se daría el incidente de Roatán, que dio paso a la ocupación inglesa de las Islas de la Bahía a inicios de 1839, provocando la protesta enérgica de Galindo, quien se encontraba residiendo en Honduras. Ese año, a raíz de la derrota de los partidarios de Morazán fue asesinado a machetazos, junto a dos dragones y su doméstico.

26Gibourdel, Louis. Francia

27Cirujano mayor. Nacido en el puerto de Lorient, Bretaña. Se radicó como médico en San Salvador, iniciando su instancia de naturalización el 13 de febrero de 1826. Dueño de una finca en Antigua Guatemala, participó como cirujano mayor del Ejército Aliado Protector de la Ley durante la toma de la ciudad de Guatemala, muriendo durante el sitio. Su nombre está escrito en el grabado que representa el Túmulo colocado en la Catedral en honores fúnebres a los soldados muertos en Omoa. Guatemala, 1832, obra de Casildo España.

28Gollenaga, Vicente. Colombia

29Militar. Comandó a los insurrectos sanmigueleños que fueron vencidos el 24 de enero de 1833 por el teniente coronel Narciso Benítez, de igual nacionalidad y oficial del Ejército Aliado Protector de la Ley.

30Gordon, Jacob. Escocia. (¿-1832)

31Mayor. Llegó a Centroamérica con la expedición del corsario Louis Aury en 1820. Capturado por las autoridades guatemaltecas, purgó varios años de cárcel. Fue liberado con el objeto de que levantase el plano del puerto de Ocós, en el distrito de Suchitepéquez. El 18 de septiembre de 1826 se puso bajo las órdenes de José Pierson a raíz de la decisión de las autoridades del estado de Guatemala, refugiadas en Quetzaltenango, de levantar un ejército. Participó en combates en contra del ejército federal comandado por el coronel Francisco Cáscara, siendo capturado el 28 de octubre en la batalla de San Cristóbal, Totonicapán. Pasó dos años en prisión. Liberado en 1829 por auspicios del cónsul británico, salió expulsado del país. Regresó a Centroamérica y el 11 de noviembre de 1829 fue nombrado oficial de caballería en el ejército encargado de defender Los Altos al mando de Nicolás Raoul. En 1832, como tesorero de la División Vencedora de Los Altos, fue trasladado al sitio de Omoa, Honduras, muriendo durante el mismo. Su nombre también está escrito en el grabado del Túmulo colocado en la Catedral en honores fúnebres a los soldados muertos en Omoa. Guatemala, 1832, obra de Casildo España.

32Goudot, ¿ Francia. (¿-1828)

33Mayor. Miembro del Ejército Aliado Protector de la Ley. Muerto en el sitio de San Salvador, que duró de febrero a agosto de 1828.

34Gutiérrez, José María. Español. (¿-1832)

35Coronel. Concuño de Francisco Morazán, El segundo jefe militar de Honduras más afamado en la guerra civil federal. Capturado junto a Morazán en la batalla de Ojojona, Honduras, en mayo de 1827, fue obligado por el jefe José Justo Milla a abandonar el estado. A punto de embarcarse en El Realejo hacia México, decidió acompañar a Morazán a Nicaragua y formar allí un ejército aliado para combatir a las tropas federales al mando de Milla. Con esa fuerza, que pasaría a denominarse el Ejército Aliado Protector de la Ley, lo derrotaron en la batalla de La Trinidad, el 15 de noviembre de ese año. Morazán pasó a ser jefe de Estado de Honduras y Gutiérrez fue nombrado comandante de la plaza de Tegucigalpa. En marzo de 1829, bajo las órdenes de Nicolás Raoul, participó en el sitio de Guatemala, comandando la 2ª. División del Ejército Aliado Protector de la Ley. Junto a Nicolás Espinoza formaba parte del gabinete de guerra del general francés, quien le encargó capturar a los principales líderes del bando del presidente Arce, luego de encarcelarlos en el convento de Belén. En julio de ese año reemplazó a Raoul en el cargo de jefe del estado mayor del ejército. Luego, a raíz del levantamiento de Vicente Domínguez en Honduras, fue nombrado a la cabeza de las tropas hondureñas, muriendo durante la batalla de Jaitique en contra de las fuerzas de Domínguez, el 26 de marzo de 1832.

36Hall, ¿ Inglaterra

37Edecán. Murió asesinado por bandoleros en Honduras junto al coronel William Perks, luego de desembarcar procedente de Belice a finales del año 1828.

38Herrera, ¿ México

39Teniente. Entró al servicio del Ejército Aliado protector de la Ley. Herido en la acción de Santa Ana, el 17 de diciembre de 1827.

40Irigoyen Azualde, Juan Ignacio. España

41Comerciante navarro. Expulsado de Centroamérica junto a otros ciudadanos españoles en 1829, se integró a las fuerzas invasoras comandadas por Ramón Guzmán y Vicente Domínguez en Honduras.

42Martínez, Antonio José México (¿-1833)

43Coronel. Siendo comandante de la guarnición estatal de Chiapas, se vio obligado a exiliarse en Centroamérica por sus ideas liberales a raíz del pronunciamiento del Plan de Jalapa por el general Antonio de Santa Anna, favorable al centralismo. En Guatemala entró a las filas del Ejército Aliado Protector de la Ley y participó en la campaña de Soconusco con la División de Los Altos al mando del general Nicolás Raoul, en febrero de 1832. Martínez remitió una circular a las autoridades de Tapachula, en la que explicaba la necesidad que hubo para el gobierno federal de destruir las tropas invasoras al mando del expresidente Manuel José Arce. Cuando se reintegró a territorio guatemalteco con su fuerza. Compuesta por 200 soldados de infantería y 100 de caballería, Martínez llevaba a varias decenas de prisioneros, que fueron trasladados a la ciudad de Guatemala por él y el general Raoul. Por esta acción fue ascendido a general, pero su carrera fue corta, pues falleció al año siguiente.

44Merino, Rafael. Colombia. (¿-1828)

45General. Expulsado de Colombia, llegó a El Salvador en el curso del segundo semestre de 1827, junto a dos hermanos y el francés Soumastre, todos militares. Allí se le dio el mando en jefe del ejército salvadoreño. Pronto dio regularidad y disciplina a las fuerzas salvadoreñas, logrando sacarlas de sus trincheras y posesionarlas en el pueblo de Nejapa, desde donde pudo incomodar el avance de las fuerzas federales hacia Coatepeque. Luego, se dirigió hacia la ciudad de Santa Ana, la cual atacó, sin lograr tomarla debido a la presencia de las tropas federales. Durante dicha toma introdujo en la guerra el método de incendiar las casas para desalojar a los defensores atrincherados en ellas. Seguidamente, propuso un armisticio para el cambio de prisioneros, el cual dio por roto el 19 de diciembre de se año, trasladando su cuartel a Ahuachapán. Pronto aumentó su fuerza militar y amenazó con invadir Guatemala. A inicios del año 1828, una división suya ocupó el departamento de Chiquimula y se apropió de intereses cuantiosos de comercio, a la vez que aumentó el número de su tropa a 7,000 reclutas. El 9 de febrero, Arce reaccionó enviando al ejército federal al mando de general de brigada Manuel Arzú a ocupar Jalpatagua, cerca del río Paz, el cual ocupó el pueblo de Chalchuapa el 9 de febrero. El 1 de marzo Merino lo atacó por sorpresa, pero fue derrotado, perdiendo 500 hombres y mucho material. Merino se replegó por el camino de Apaneca a San Salvador y Arzú lo hizo por el de Santa Ana, situándose en sus afueras el día 12 de marzo. El asalto de las tropas federales a la capital salvadoreña fue un fracaso, decidiendo atrincherarse en el poblado de Mexicanos. Merino atacó allí el día 3 de abril, pero fue nuevamente rechazado, fortificándose a su vez en Aculhuaca, siendo derrotado por Arzú el 15 de abril. A raíz de ese fracaso, el gobierno salvadoreño lo despojó del mando a finales de ese mes, por lo que el colombiano pidió pasaporte para volver a su país. Se embarcó en el bergantín “Caopolicán”, que dio a la vela en el puerto de la Libertad, pero al tocar el de La Unión, que estaba ocupado por el coronel Domínguez, fue apresado. Trasladado a la ciudad de San Miguel, Domínguez lo mandó a pasar por las armas sin previo juicio

46Merino Guillermo, Colombia
Coronel. Al mando de una tropa del ejército salvadoreño atacó la división federal dirigida por el coronel Vicente Domínguez en la ciudad de San Vicente en abril de 1828. Burlándolo éste, le presentó batalla en Quelpa el 13 de abril y lo derrotó. Seguidamente, participó en la batalla de Gualcho el 6 de julio de ese año, en la que Morazán derrotó al coronel Vicente Domínguez. De esa forma, las fuerzas morazanistas capturaron la ciudad de San Miguel, la cual sometieron. Allí, Merino tomó la decisión de embarcarse para Colombia a raíz del fusilamiento de su hermano.

47Pacheco, Ramón. Español. (¿-1829)

48Coronel. Apodado El Sordo. Radicado en Nicaragua en la década de 1820, donde estaba dedicado a la fabricación de embarcaciones. En 1823 empezó su carrera militar en este estado durante la guerra civil al lado del líder Cleto Ordóñez. El 22 de julio de 1824 participó en la destitución del jefe político de la ciudad de León, Pablo Meléndez. Más tarde, a raíz del refugio que Francisco Morazán buscó en esta ciudad luego de huir del jefe José Justo Milla, Pachecho se encontraba entre los 135 hombres que Ordóñez le proporcionó con el fin de que organizase alguna fuerza militar. De esa forma, con el grado de coronel, Pacheco pasó a ser comandante de la vanguardia del ejército morazanista y derrotó a Milla en la batalla de La Trinidad, el 11 de noviembre de 1827. Seguidamente, fue enviado a Gracias, Honduras, al mando de 200 hombres con instrucciones de apropiarse de la plaza y amenazar la Villa de los Llanos, así como hacer presión sobre Arce en la frontera con El Salvador. Con fuerzas salvadoreñas, reorganizó la denominada División del Norte y al mando de ésta se movió hacia la frontera con Guatemala a finales de ese año. Penetró en suelo guatemalteco por Chiquimula y ocupó la ciudad de Zacapa, el 2 de enero de 1828. Luego pasó a Gualán, donde saqueó la aduana del estado, en un intento de favorecer el avance de las tropas salvadoreñas al mando del coronel Prem, que incursionaban por las costa en territorio guatemalteco. Sin embargo, luego tuvo que replegarse, siendo derrotado por el coronel Antonio Aycinena en la batalla de “Chalchuapa”, el 8 de marzo de 1828. En ese momento tomó la decisión de pasarse al bando federal, que lo recibió con el mismo grado de coronel. El 15 de febrero de 1829 derrotó completamente a las tropas del Ejército Aliado Protector de la Ley al mando del coronel Cayetano de la Cerda en la batalla de Mixco, pero el coronel Henri Terralonge lo derrotó a su vez en la batalla de San Miguelito, El Tejar, Chimaltenango, el 6 de marzo de ese año, persiguiéndolo hasta el poblado de Sumpango. Durante la defensa de la ciudad de Guatemala, sitiada por las tropas morazanistas en abril de 1829, Pacheco participó activamente en ella, falleciendo el 11 de ese mes cuando se encontraba situado con 30 hombres en los altos de la Catedral haciendo fuego sobre los sitiadores.

49Peña, Mariano Silverio. México. (¿-1832)

50Teniente coronel graduado. Entró a servir en el Ejército Aliado Protector de la Ley y fue herido en la toma de Guatemala en abril de 1829, siendo oficial de la 4ª División al mando del coronel José María Gutiérrez. En 1831 fungía como comandante del fuerte de San Fernando de Omoa, Honduras, por lo que fue capturado junto a la mayor parte de la guarnición el 21 de noviembre de ese año por el coronel costarricense Ramón Guzmán, al mando de 200 garífunas hondureños. Falleció en las bóvedas de este fuerte en 1832. Su nombre figura en el grabado del Túmulo colocado en la Catedral en honores fúnebres a los soldados muertos en Omoa. Guatemala, 1832, obra de Casildo España.

51Perks, William. Inglaterra. (¿-1828)

52General. Nació en Londres, Inglaterra. El padre se refugió en Francia por sus ideas revolucionarias en 1789. Según él afirmaba, había sido edecán del mariscal Soult y coronel del estado mayor francés durante la restauración, pero los archivos militares franceses no conservan ningún trazo de sus servicios. Llegó a Centroamérica en 1826, luego de ser expulsado de México, y pasó a servir en el ejército federal. En éste, el presidente Manuel José Arce le confió la reorganización del Ejército. En esa tarea entró pronto en contradicciones con el coronel Nicolás Raoul, encargado del mismo proyecto por parte de la Asamblea legislativa del Estado de Guatemala, evidenciando ya el enfrentamiento por competencias con el Poder Ejecutivo federal. Raoul fue confirmado en la tarea y Perks dejó el país, regresando a Inglaterra a finales del año. En 1827 hizo de nuevo aparición en suelo centroamericano y el presidente Arce lo reintegró al Ejército federal, con el grado de coronel y como jefe del Estado mayor. Luego de la campaña de Chiquimula contra del coronel Ramón Pacheco, fue ascendido a general en jefe el 27 de febrero de 1828. Inmediatamente, Perks marchó en contra de El Salvador, estado que ya estaba abiertamente enfrentado con al presidente Arce. Allí entró en correspondencia con el jefe de las fuerzas salvadoreñas, el coronel Rafael Merino, ganándose la desconfianza de la oficialidad guatemalteca que comandaba a las tropas federales y, cuando trató de aplicar una medida disciplinaria al coronel Vicente Domínguez, fue destituido por una sublevación de la oficialidad, encabezada por los coroneles Antonio José de Irisarri y Manuel Montúfar y Coronado, el 9 de febrero de 1828. La crisis causada por la destitución de Perks conllevó la renuncia del presidente Arce, el 16 de ese mes, pasando el mando al vicejefe Mariano Beltranena. Poco tiempo después, Perks denunció la existencia de un complot de los opositores al gobierno federal en la ciudad de Antigua, que conllevó la captura de Antonio Rivera Cabezas y de los coroneles franceses Nicolas Raoul e Isidore Saget. En junio de 1828, Perks resultó expulsado del territorio de la República Federal de Centroamérica acusado de haber violado correspondencia oficial. Pasó a residir en Belice para desembarcar poco tiempo después en Omoa, Honduras, con el propósito de ofrecer sus servicios al coronel Merino, jefe de las fuerzas del Estado de El Salvador. En el camino hacia este estado fue asesinado por bandoleros junto al coronel Hall, su edecán. Antonio José de Irisarri escribió un folleto en su contra intitulado Cuatro palabras del cocinero del Coronel Irisarri al inglés, William Perks, en contestación a su manifiesto de 14 de marzo de 1828. Guatemala: Imprenta La Unión, 1828.

53Pierson, Joseph. España-Francia. (¿-1827)

54Coronel. Nació en Galicia, siendo hijo de un oficial del Ejército español de origen francés de la isla de Santo Domingo. Entró igualmente al ejército y conquistó sus galones en la defensa de Gerona en contra de las tropas francesas en 1807. Fue hecho prisionero luego de la rendición de la plaza y llevado a Francia. Después de la intervención siguió sirviendo en el ejército peninsular y, probablemente, lo dejó a raíz de la caída de de Riego en 1823. Entró a Centroamérica en 1825 como ciudadano francés, tal y como lo recuerda Marure. En 1825, con el grado de teniente coronel, se encontraba al mando de las tropas federales en la frontera mexicana, luego de haber sido admitido con el grado de teniente coronel de caballería. Durante la huida del gobierno del estado de Guatemala hacia la ciudad de Quetzaltenango el presidente Arce le pidió le entregase el mando de la tropa al coronel Manuel Montúfar y Coronando, negándose y poniéndose a la disposición de las autoridades del estado en Quetzaltenango. Éstas le confiaron el mando supremo, lo que supuso que organizase las fuerzas guatemaltecas. Ello le valió ser puesto fuera de la ley por Arce, el 24 de octubre de 1826. Ascendido a coronel con ese grado participó al mando de las tropas que reprimieron el bochinche popular que le costó la vida al vicejefe Cirilo Flores en esa ciudad. Seguidamente, derrotó a los sublevados en Salcajá, el 18 de octubre. Diez días después fue a su vez derrotado en la batalla de Malacatán por el coronel español Francisco Cáscara, jefe de las fuerzas federales, lo que lo obligó a refugiarse en Chiapas. Intentando atravesar la costa pacífica de Guatemala para refugiarse en El Salvador, fue detenido. Juzgado por orden del jefe de estado Mariano Aycinena, fue fusilado en la ciudad de Guatemala el 11 de mayo de 1827.

55Prem, Juan. Colombia. (¿-1840)

56Coronel. Sirvió en el ejército de Bolívar desde 1814 hasta la conclusión de la guerra de Independencia de su país. A raíz de los sucesos políticos colombianos llegó a El Salvador en junio de 1828, entrando a servir en las filas del Ejército Aliado Protector de la Ley. Al mando de la Columna “Vencedora”, obtuvo la victoria en la batalla de Quetzaltepeque, el 14 de agosto de ese año. El 25 del mismo mes volvió a triunfar en la batalla del mismo nombre, en las faldas del volcán San Salvador, derrotando al teniente coronel Juan Valdez, quien estaba al mando de las tropas federales. Repitió triunfo el día 29 de agosto en la batalla de Malpaís o El Nance. Durante la invasión a Guatemala por parte de las tropas del Ejército Aliado Protector de la Ley a principios de 1829, Prem estuvo al mando de una de las columnas, pues la otra era dirigida por Morazán en persona. Con ella tomó Chiquimula, luego de derrotar al coronel Vicente Domínguez en la batalla de Gustatoya. El 18 de marzo de 1832. Siendo comandante de la plaza de San Salvador, junto al coronel Salas, ocupó Chalchuapa y Santa Ana, coadyuvando a la derrota del jefe de Estado salvadoreño José María Cornejo, opuesto a Morazán. El 30 de octubre de 1832, el estado de Guatemala fue dividido en 4 comandancias y Prem pasó a comandar la 2ª, que correspondía a Sacatepéquez y Sololá. En 1833 se dio de baja en las filas del ejército federal. Con el grado de general de división estuvo a cargo de la plaza de Guatemala cuando fue sitiada por Rafael Carrera y por los liberales antigüeños entre el 28 de enero y el 2 de febrero de 1838. A raíz de la renuncia del jefe de Estado Mariano Gálvez, entregó el comando de ésta al coronel Carlos Salazar y fue encarcelado en el convento de San Agustín. Junto a su esposa se refugió en Quetzaltenango, donde ambos fueron asesinados por las fuerzas de Carrera durante la invasión al Estado de los Altos en enero de 1840.

57Saget, Isidore Joseph. Francia. (1799-1854)

58General de División. Nació en Lorient, Bretaña, el 23 de agosto de 1799, siendo hijo de Joseph Saget, maestro de tripulación, y de Jeanne Lantour. Medía 1,74 mts. El color de los ojos y del pelo era castaño. Entró al servicio de la marina en calidad de “mousse”, joven que hacía en un navío comercial el aprendizaje de marino, el 23 de agosto de 1809, a la edad de diez años. El 12 de marzo de 1813 se recibió de aprendiz. Luego hizo 14 meses y 15 días de campaña marina para finalmente dejar el servicio el 27 de mayo de 1814, pasando a ser aprendiz de impresor en la ciudad de Brest. El 1 de marzo de 1817 fue admitido en el Cuerpo de Dragones Reales, proveniente del Depósito General de la Guardia Real. Seguidamente, fue afectado al 6º Regimiento de Dragones, siendo reformado por el teniente general Viconte de Digean, el 17 de agosto de 1821, a causa de “hemoptysie” (tuberculosis) y de palpitaciones. Llegó a Centroamérica en octubre de 1825 traído por el diplomático y comerciante francés Vinchon de Quemont. En 1826 entró a servir bajo las órdenes del capitán Joseph Pierson en el ejército federal. En 1826, junto a éste y otros franceses, ofreció sus servicios a las autoridades del estado de Guatemala, refugiadas en la ciudad de Quetzaltenango, luego de haber sido licenciado por el presidente Manuel José Arce como jefe de la caballería federal, lo que le valió ser puesto fuera de la ley el 24 de octubre de 1826. A raíz de la derrota de las tropas guatemaltecas comandadas por José Pierson a manos del coronel español Francisco Cáscara en la batalla de Malacatán de 28 de octubre de ese año, Saget se escondió hasta enero de 1827, cuando logró llegar a San Salvador y ponerse bajo las órdenes del coronel Trigueros. Participó en la batalla de Arrazola el 28 de marzo, en la que las tropas salvadoreñas derrotaron a las federales, lo que le valió ser puesto fuera de la ley esta vez por el nuevo jefe del Estado de Guatemala, Mariano de Aycinena. Tal medida se aplicó también al coronel Nicolas Raoul y a varios prominentes liberales guatemaltecos. El 18 de mayo de ese año de 1827, Saget dirigió la columna salvadoreña que venció al presidente Arce en la batalla de Milingo. El 17 de diciembre combatió bajo las órdenes del coronel colombiano Rafael Merino en las calles de la ciudad de Santa Ana, El Salvador, en contra las tropas federales al mando del coronel Cáscara. Cuando Raoul asumió la jefatura general de las tropas del Ejército Aliado Protector de la Ley, Saget fue nombrado vice-jefe de las mismas. Ambos ayudaron a preparar el sitio de la ciudad de Guatemala de 1829. Luego de la derrota de Arce y de los conservadores, Saget fue nombrado comandante de la Plaza de Trujillo, Honduras. A raíz de la llegada a este puerto de la fragata de guerra francesa “Diane” al mando del comandante August Bernard Duhaut-Cilly, portador del reconocimiento de Francia de la independencia de la República Federal de Centro América y del intercambio de ministros plenipotenciarios, Saget recibió órdenes del Ejecutivo federal de ir a Francia a entregar personalmente sus credenciales al ministro plenipotenciario de la Federación al hondureño Próspero Herrera. El 13 de marzo de 1831 recibió la comunicación del Secretario Julián Ibarra y se embarcó el 1 de abril. Llegó a Brest el 21 de junio de ese año y se dirigió a París para entregar los pliegos. Regresó el mismo año a Centroamérica. El 28 de marzo de 1832, junto a Morazán, participó en la toma de la plaza de San Salvador. El 23 de junio de 1834, a su vez, derrotó a las tropas del jefe salvadoreño José María San Martín en la batalla de San Salvador, que puso fin a la guerra civil en ese Estado. En 1838 acompañó al presidente centroamericano Francisco Morazán en su campaña en contra del levantamiento del caudillo oriental guatemalteco Rafael Carrera y participó en la batalla de Mataquescuintla. En mayo de ese año fue nombrado brigadier en jefe del estado mayor del Ejército federal. Después de la derrota de Morazán en 1840, permaneció en El Salvador. En 1842, cuando se enteró del retorno de éste del exilio, se dirigió desde San Salvador al puerto de Caldera, Costa Rica, al mando de 500 hombres con el fin de unirse al ejército que intentaba constituir Morazán. Le fue encomendado quedarse a cargo de vigilar el puerto de Puntarenas. Luego del fusilamiento de Morazán por las autoridades costarricenses, Saget se negó a rendir las armas, sin embargo pronto se vio obligado a firmar el armisticio de la Isla de San Lucas, el 31 de octubre de 1842. Llegó a El Salvador en los primeros días de diciembre de ese año, instalándose en Acajutla. La residencia le fue acordada el enero de 1843. En 1844 sirvió como jefe del estado mayor del Ejército salvadoreño, bajo la presidencia del presidente Francisco Malespín, quien poco después le da de baja temiendo un golpe de estado de las antiguos oficiales morazanistas. En 1848, al ser investido como presidente Doroteo Vasconcelos, volvió a formar parte del estado mayor del ejército de ese país. En 1851 participó en la campaña del ejército salvadoreño-hondureño que busca derrotar al presidente conservador guatemalteco Mariano Paredes, por lo que fue nombrado general en jefe de las fuerzas aliadas y con este título sufrió la derrota en la batalla de La Arada, Guatemala, a manos del general Rafael Carrera, comandante en jefe de las tropas guatemaltecas, el 1 de febrero de ese año. Ello tuvo como consecuencia la caída de Vasconcelos y el retiro definitivo de Saget de la vida pública. Murió en 1854, en San Vicente, El Salvador.

59Terralonge, Henry. Francés ( ¿-1832)

60General. Nació en Jamaica, siendo hijo de un plantador francés. Antes de integrarse a las fuerzas del Ejército Aliado Protector de la Ley en el año 1828, había hecho carrera en el comercio. En esa calidad, tenía reclamos en contra del gobierno federal centroamericano por ventas hechas sin ser canceladas, por lo que decidió integrarse a las fuerzas salvadoreñas. En seguida, recibió el rango de capitán y, al mando de tropa, dio inicio a la guerrilla que empezó a atacar la retaguardia federal. Seguidamente fue encargado de reorganizar la caballería del ejército morazanista. El 31 de julio de ese año participó en la batalla de Mejicanos, El Salvador. Durante la campaña de Guatemala participó al mando de la caballería en la división que comandaba el general Juan Prem, la cual penetró hasta cerca de La Arada, donde se encontraba acantonado el coronel Vicente Domínguez con el fin de bloquear sus operaciones. Luego, en la batalla de San Miguelito, el 6 de marzo de 1829, resultó decisivo al mando de la caballería aliada en la derrota que Morazán le proporcionó al coronel Ramón Pacheco y que abrió la posibilidad del sitio de la ciudad de Guatemala por el Ejército Aliado Protector de la Ley. Con el grado de coronel se le encargó poner fin a la sublevación de Olanchito, Honduras, por lo que tomó la plaza de Trujillo el 29 de noviembre de 1829 al mando de 1.000 hombres. De principios de 1831 a marzo de 1832, con el grado de general, dirigió la 1ª. División del Norte del Ejército de la Federación, que estaba encargada de cubrir la línea Chalatenango, Santa Ana Metapán, pero a raíz de la insurrección del coronel Vicente Domínguez y del coronel costarricense Ramón Guzmán, Terralonge fue enviado al mando de tropas federales a dirigir el sitio del fuerte de San Fernando de Omoa, en Honduras. Este tuvo inicio el 29 de abril de 1832 y finalizó el 12 de septiembre de ese año. Murió de enfermedad durante el sitio, siendo sustituido por el coronel chiapaneco Agustín Guzmán. Las tropas vencedoras ingresaron a la ciudad de Guatemala el 26 de diciembre de ese año y el gobierno federal organizó unas exequias oficiales en la Catedral en honor a los caídos con la erección de túmulo, así como con la impresión del folleto intitulado Túmulo colocado en la Catedral en honores fúnebres a los soldados muertos en Omoa. Guatemala, 1832, que incluía el grabado del mismo, con la lista de oficiales caídos encabezados por Terralong en tanto que Comandante General, obra de Casildo España.

61Viviani, Feliciano. Italia. (¿-1832)

62Teniente coronel. Durante la incursión del general Vicente Filisola en El Salvador formaba parte de la dirigencia militar republicana salvadoreña que capituló el 21 de febrero de 1823. Más tarde,actuó como oficial del Ejército Aliado Protector de la Ley. Murió en el sitio de Omoa, que duró de abril a septiembre de 1832. Su nombre figura en el grabado del Túmulo colocado en la Catedral en honores fúnebres a los soldados muertos en Omoa. Guatemala, 1832, obra de Casildo España.

63Yañez, José María. México

64Coronel. Nacido en Chiapas. Exiliado político en Centroamérica por sus ideas liberales entró a las filas del Ejército Aliado Protector de la Ley y participó en la campaña de Soconusco con la División de Los Altos al mando del general Nicolás Raoul, en febrero de 1832. Luego, el 18 de julio de ese año, el jefe de estado Mariano Gálvez organizó la comandancia General de Los Altos, en la que participaba Yánez. A través de éste, le ofreció apoyo al líder liberal chiapaneco Joaquín M. Gutiérrez, quien llegó a la gobernación de su estado. En el año de 1836, ya con el grado de coronel de caballería, se involucró en la invasión a suelo chiapaneco que desde Guatemala preparó el líder liberal Joaquín Miguel Gutiérrez, luego de que Clemente Aceituno fuese electo a la gobernación de ese estado mexicano, el 17 de octubre.

65Fuentes

66[Córdova, Francisco José], Apuntes para la historia de la revolución en Centro América desde el grito de la independencia hasta agosto de 1829, (San Cristóbal, Imprenta de la Sociedad, 1829).

67García Granados, Miguel, Memorias del general Miguel García Granados, Tomos I-IV. (Guatemala: Editorial del Ministerio de Educación Pública, 1952). (Colección 20 de octubre)

68Marure, Alejandro. Bosquejo histórico de las Revoluciones de Centro América, Tomos I-II. (Guatemala: Tipografía El Progreso, 1877 ).

69Marure, Alejandro, Efemérides. Hechos notables acaecidos en la República de Centroamérica desde el año 1821 hasta el de 1842, (Guatemala: Editorial de Ministerio de Educación Pública, 1956).

70Montúfar y Coronado, Manuel. Memorias para la Historia de las revoluciones de Centro América. Por un guatemalteco, (Guatemala: Tipografía Sánchez & De Guise, 1934).

71Montúfar Rivera, Lorenzo, Reseña Histórica de Centro América. Tomos I-VI. (Guatemala: Tipografía El Progreso, 1878-1888).

72Saget, Isidoro,“Carta” en El Centroamericano, 9. Guatemala, 6 de agosto de 1833, págs. 118-120.

73Taracena Arriola, Arturo, “Un testimonio francés del triunfo liberal de 1829: el papel del doctor Mariano Gálvez” en Mesoamérica, 23. Antigua Guatemala, CIRMA-Plumsock Mesoamerican Studies, (junio de 1992), págs. 143-156.

74Taracena Arriola, Arturo, Invención criolla, sueño ladino, pesadilla indígena. Los Altos de Guatemala: de región a Estado, 1740-1871, (Guatemala: CIRMA, 1999).

75Zorilla, Luis G, Relaciones de México con la República de centro América y con Guatemala, (México)