Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.156.92.138', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : REPORTE Nº. 119 del Delegado Apostólico Monseñor Giovanni Cagliero. : REPORTE Nº. 119 del Delegado Apostólico Monseñor Giovanni Cagliero.

Ficha n° 2645

Creada: 08 junio 2011
Editada: 08 junio 2011
Modificada: 11 junio 2011

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 260 (aprox.)

Autor de la ficha:

Santiago GARCíA IPARRAGUIRRE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

REPORTE Nº. 119 del Delegado Apostólico Monseñor Giovanni Cagliero.

OBJETO: Pedir consejo sobre el proyecto de erección de nuevas diócesis y provincias eclesiásticas en la América Central, San José de Costa Rica, 16 de marzo de 1912.
756
Palabras claves :
Diócesis, Provincias eclesiásticas, Delegado Apostólico
Autor:
Giovanni Cagliero
Fecha:
1912-03-16
Texto íntegral:

1REPORTE Nº. 119.
OBJETO: Pedir consejo sobre el proyecto de erección de nuevas diócesis y provincias eclesiásticas en la América Central, San José de Costa Rica, 16 de marzo de 1912.

Resumen, análisis y comentario.

2La transcripción que voy a realizar, es uno de los borradores diplomáticos de Cagliero. Como Delegado Apostólico en América Central, informaba periódicamente a la Secretaría de Estado sobre la marcha de los acontecimientos políticos y religiosos de las naciones e iglesias de América Central. El limpio de estos documentos se encuentra en el Archivo Secreto Vaticano, Secretaría de Estado, en la sección de Affari Ecclesiastici Straordinari. Sin embargo, los borradores los conservó Cagliero consigo. Hecho cardenal por Benedicto XV, y muerto en Roma en 1929, estos documentos pasaron a la casa salesiana de Borgo San Marino. Actualmente se encuentran en el Archivo Salesiano Central (ASC) de la casa generalicia salesiana en una carpeta sin clasificar. Los documentos son de gran valor y están prácticamente inéditos, no obstante que Giovanni Cassano los usara para escribir la biografía de Cagliero, pues en la tapa de la carpeta se lee: “Anno 2 Luglio 1911-28 luglio 1915. Minute di rapporti, relazioni. communicazioni del Delegato Apostólico Monseñor Giovanni Cagliero alla Santa Sede che resultanno in questo archivio (Colegio S. Carlo Borgo S. Marino ). Questa preziosa documentazione é stata usata di suo primo biógrafo D. Giovanni Cassano per scrivere la vita del grande missionario salesiano. Le minute sonno numerate in ordine progressivo. Mancano dall´1 al 61. Poi la 63-76-106-140-161-184-185-190”.

3Los documentos están numerados y ordenados por orden cronológico. No se encuentran los borradores que van del 1 al 61 inclusive. El borrador nº. 62 se escribió en el mes de abril de 1910, por lo que la fecha de la carpeta no es exacta, ya que considera que los documentos van del 2 de julio de 1911 al 28 de julio de 1915. Cierra la carpeta el nº. 192 escrito el 28 de julio de 1915. Falta por tanto la información correspondiente a los años de 1908-1909 hasta marzo de 1910, que debe corresponder a las minutas que van del nº.1 al 61, y que no se encuentran en este fondo.

4Muchas de las minutas están en italiano; otras en latín. Están dictadas por Cagliero a uno de los dos secretarios que tenía en la Delegación Apostólica. Y se nota porque las minutas son fácilmente legibles, no así las cartas manuscritas personalmente por Cagliero.

5El reporte No. 119 fechado en San José de Costa Rica el 16 de marzo de 1912 tiene por objeto ‑pedir consejo sobre el proyecto de erección de nuevas diócesis y provincias eclesiásticas en la América Central- Y ya que se acerca el centenario de la creación de varias provincias eclesiásticas con la erección de nuevas iglesias metrópolitanas y diócesis en Centro América, me parece interesante la publicación de este documento. Cagliero piensa emprender su segunda visita a las repúblicas centroamericanas a mitad de abril de 1912. En este reporte presenta, por primera vez, el proyecto global de la circunscripción eclesiástica en América Central con la creación de provincias eclesiásticas­ y nuevas diócesis. Este es el objetivo del informe y de la segunda visita. Además, esta segunda visita, nos remarca la imagen de Cagliero como pastor y como diplomático. Como pastor quiere apro­vechar la segunda visita para ayudar a los obispo en la realización de las medidas adoptadas y sugerir otras. Como diplomático, quiere conocer a los nuevos presidentes, sobre todo de Honduras y Nicaragua, que mantienen relaciones con la Santa Sede.

6De Guatemala dice que es un país grande y sin vías de co­municación, donde, por lo consiguiente, las visitas canónicas son difíciles de llevarse a cabo. Existen más de cincuenta parroquias vacantes lo que puede solucionarse aumentando el número de seminarios. Propone la creación de dos diócesis Quezaltenango y Esquipulas. Pone en guardia contra el dominio de Estrada Cabrera, quien querrá imponer los can­didatos a obispos, aunque sean indignos. La talla moral de Cagliero queda a salvo: mejor abandonar el proyecto por ahora, que escoger a sujetos menos dignos. En Guatemala el liberalismo no sólo es anticle­rical y fuertemente hostil, sino que controla la vida de la Iglesia.

7Cagliero visitó Guatemala a principios de junio de 1910. Estuvo tres meses en esta república. Se quejará de que Estrada Cabrera le controla la correspondencia, le pone obstáculos y no le permite visitar el país una segunda vez, como lo hizo con las otras repúblicas. En Guatemala no podrá llevar a cabo el plan proyectado de erecciones diocesanas.

8En El Salvador propone crear la Provincia Eclesiástica de El Salvador, como San Salvador como arquidiócesis y San Miguel, Santa Ana y Comayagua de Honduras como diócesis sufragáneas. El gobierno “liberal” de El Salvador tiene una actitud positiva frente al proyecto y la Iglesia. Pudiera ser, no sé, habría que probarlo, Cagliero no lo dice, que el apoyo del gobierno salvadoreño al proyecto, sea por motivos político-nacionalistas. Mantiene una muy buena y cordial relación con los presidentes General Fernando Figueroa, Manuel E. Araujo y Carlos Meléndez, pero no logrará de ellos el reconocimiento oficial y diplomático de la Santa Sede; sin duda por la vecindad e influencia de Guatemala. Pero el gobierno salvadoreño le apoyará y ayudará en la creación de la Provincia Eclesiástica de El Salvador, la que se erigió con la bula Americae Centralis del 11 de febrero de 1913, Elevando San Salvador a arquidiócesis e iglesia metropolitana, desmembrándola de la arquidiócesis de Guatemala, y teniendo como sufragáneas las diócesis de San Miguel y Santa Ana.

9Cagliero visitó dos veces El Salvador; la primera de febrero a mayo de 1910, y la segunda en junio y julio de 1912 para asegurar la creación de la provincia eclesiástica y la nominación de nuevos obispos.

10En Nicaragua, frente a la falta de vías de comunicación y un clero escaso, Cagliero propone el proyecto de la creación de la Provincia Eclesiástica de León con las diócesis sufragáneas de Grana­da, Matagalpa y San José de Costa Rica. Aquí también se cuenta con el favor del gobierno y también intervienen los motivos políticos: es ésta una forma de afianzar el nacionalismo y la unidad nacional frente a los regionalismos. El Delegado Apostólico pasa a analizar por qué es favorable la reestructuración eclesiástica. Las naciones de América Central viven separadas entre sí; paralelamente las diócesis viven incomunicadas de la arquidiócesis y entre sí. La formación de provincias eclesiásticas da un sentido de unidad y comunicación, y es mejor para la evangelización y formación del clero. Sería una ventaja frente al estado liberal y anticlerical, pues la lucha no sería contra un obispo aislado, sino contra un colegio episcopal nacional.

11Más tarde, con la bula Quum iuxta apostolicum effatum (según el mandato apostólico) del 2 de diciembre de 1913 se erigirá la Provincia Eclesiástica de Nicaragua. Pero lo interesante es que este nuevo proyecto vendrá propuesto no por Cagliero, sino por el gobierno de Nicaragua, quien proyecta crear la arquidiócesis de Managua, erigiendo León y Granada como diócesis sufragáneas de la arquidiócesis de Managua, desmembrándolas de la de Guatemala. Los motivos son políticos; se quiere evitar la plurisecular división y disputa entre León y Granada, y favorecer la unidad nacional con Managua como centro de la nación.

12La diócesis de León se creó en la primera mitad del siglo XVI y su circunscripción eran las entonces provincias de Nicaragua y Costa Rica. Cagliero, lógicamente, había pensado que fuera la iglesia metropolitana de Nicaragua y que su obispo, Simeón Pereira y Castejón, fuera el primer arzobispo. Cambiados los planes, había pensado en Pereira y Castejón como arzobispo de Managua, pero tuvo problemas con él y quedó como obispo de León. Y es que, por motivos regionalistas, Simeón Pereira y Castejón se había opuesto a que se erigiese la diócesis de Granada, manteniendo la tradicional lucha entre las dos ciudades coloniales. Por motivos políticos y nacionales se descarta que la diócesis de San José de Costa Rica fuese sufragánea de la arquidiócesis de Managua. Además, se nombra un obispo auxiliar del arzobispo que viva en Matagalpa.

13Cagliero visitó Nicaragua dos veces. De diciembre de 1908 a marzo de 1909 para, entre otras cosas, presentar las credenciales diplomáticas. La segunda, viniendo de Honduras, del 15 de noviembre al 26 de diciembre de 1912, interesado en lograr una constitución católica para Nicaragua en esos duros años de revoluciones, golpes de estado y sublevaciones, en los que llegó a haber hasta tres asambleas constituyentes en dos años, y preocupado en la erección de la nueva provincia eclesiástica y la nominación de obispos.

14El amor de Cagliero al Papa y a Roma se deja notar cuando habla de la nómina de los candidatos. Tiene diez dignos y buenos y ex­alumnos del Pío Latinoamericano.

15A la hora de erigir nuevas diócesis existe el problema económico, pero el apóstol Cagliero apela al espíritu misionero de los nuevos obispos y a la confianza en la providencia. Además de que confía en la ayuda económica de los gobiernos de El Salvador y de Nicaragua, donde el liberalismo es más jurídico, estructural y nominal que real.

16……………………………………………

Transcripción

17Reporte nº. 119.
Objeto: Se pide consejo sobre el proyecto de erección de nueva diócesis y provincias eclesiásticas en la América Central.
San José de Costa Rica, 16 de marzo de 1912

18Eminencia Reverendísima.

19Los intereses religiosos de esta Delegación Apostólica me invitan a hacer una segunda visita a todas las Repúblicas Centroamericanas.­ Debo ayudar a los Excelentísimos Obispos a poner en práctica las medidas adoptadas en la primera visita; y tal vez será necesario sugerir otras para el mejor ordenamiento de cada una de las diócesis.

20Por otra parte, esta visita, a la que procuraré dar un ca­rácter sobre todo privado, esto es, evitando la solemnidad de los recibimientos, me ofrece la oportunidad de conocer los nuevos jefes de estado que se han sucedido en estos dos últimos años, especialmente en Nicaragua y Honduras, naciones ligadas a la Santa Sede con relaciones diplomáticas.

21Pero el fin principal que persigo al visitar las Repúblicas Centroamericanas, sería aquel de trabajar alrededor del proyecto de creación de nuevas diócesis y de nuevos arzobispados en las repúbli­cas de Guatemala , El Salvador y Nicaragua, siempre que hubiese la alta aprobación de Vuestra Eminencia.

22‑ Guatemala –

23La República de Guatemala tiene una población de alrededor de dos millones de habitantes, todos católicos, esparcidos en un territorio de 140100 km aproximadamente. Las únicas vías de co­municación son: una ferrovía interoceánica y otro tramo a través de la costa del Pacífico. Por consiguiente es evidente la necesidad de proveer a la creación de nuevas jurisdicciones eclesiásticas. Sola­mente el Arzobispo, incluso antes de que gozase de buena salud, no pudo recorrer la vastísima arquidiócesis sino en el tiempo conside­rable de varios años, tanto más que, a causa de las lluvias tropica­les, existen solamente tres o cuatro meses en el año hábiles para la Santa Visita. Otro motivo bastante grave que aconseja la creación de nuevas diócesis, es el de que existe escasez de clero; actualmen­te en Guatemala existen más de 50 parroquias sin cubrir. Aumentando el número de los seminarios, aumentarían también las vocaciones al estado eclesiástico.

24Las ciudades en las que podría establecerse las nueva sedes episcopales serían: Quezaltenango, que bien llega a los 60.000 habitantes, y que tiene en los alrededores, dentro de una periferia relativamente corta, una población de alrededor de 400.000 almas, y Esquipulas, centro de grande importancia religiosa por albergar el celebérrimo santuario del Santo Crucifijo, a donde llegan continuos peregrinos de Centroamérica y de México. La Arquidiócesis de Guatema­la podría circunscribirse al Centro y Sur de la República. La diócesis de Esquipulas al oriente y al norte, y la de Quezaltenango al occidente.

25Creo que el proyecto no encontrará dificultad por parte del Arzobispo ( quien podría hacer objeciones respecto a los nom­bres de los nuevos obispos, tal vez también los nombres esperar que el gobierno…el Presidente de la República, Señor Manuel Estrada Cabrera. Siempre que éste quisiera imponer los nombres de sujetos menos dignos sería preferible abandonar por ahora la realización del proyecto).

26‑ El Salvador ‑

27Esta república es poco extensa, ya que tiene solamente 21.000 km2, pero tiene una población densísima que llega a la cifra de 1.250.000 habitantes. También aquí faltan vías de comunicación,y toda la región es montañosa, por ende difícil de recorrerse. Las mismas dificultades y ventajas notadas hablando de Guatemala, se tienen también para El Salvador

28Convendría a los intereses religiosos, erigir en arquidiócesis la actual diócesis de San Salvador­, separándola así de Guatemala y creando dos nuevas diócesis; la una en la ciudad de Santa Ana y la otra en la ciudad de San Miguel.

La topografía del país se presta admirablemente para una circunscripción de diócesis con sede en las ciudades citadas, porque San Salvador, sede arzobispal, se encuentra en el centro de la región central,­ San Miguel, cabecera del lugar, con 30.000 almas es como el centro de la región oriental, y Santa Ana con 50.000 es la capital natural de la región occidental. Conservando la arquidiócesis un te­rritorio bastante extenso y una población de medio millón de habitan­tes, quedarán alrededor de 400.000 almas para cada una de las otras dos diócesis. Este proyecto no es nuevo; fue ventilado hace varios años, y creo que hoy seria aceptado voluntariamente tanto por el o­bispo como por el gobierno. Con la circunscripcion proyectada se tendría­ la nueva Provincia Eclesiástica de San Salvador con dos sufra­gáneas, Santa Ana y San Miguel, a las que podría unirse la Diócesis de Comayagua en Honduras, que por varias razones etnográficas comu­nica más con El Salvador que con Guatemala.

29- Nicaragua ‑

30La república de Nicaragua tiene un territorio de alrededor de 150.000 Km2 con cerca de un millón de habitantes. También Nicaragua, como todos los otros países centroamericanos, tiene escasas vías de comunicación: solamente están unidas con ferrovía las ciudades y po­blaciones hacia la costa del Pacífico. El clero es escaso tanto como en Guatemala.

31Razones de antagonismo local por una parte, y sobre todo el bien de las almas, aconsejan la creación de una nueva diócesis en la ciudad de Granada. El encontrarse la alta Segovia demasiado separada de la actual sede, exige la creación de una segunda diócesis en la ciudad de Matagalpa. Esta circunscripción llevaría a elevar a sede arzobispal la sede de León. En tal caso la sede arzobispal quedaría circunscrita a buena parte de la costa del pacífico con cerca de 400.000 habitantes; la diócesis de Granada tendría parte de dicha costa y todo el oriente hasta el atlántico con cerca de 300.000 habitantes; y la diócesis de Matagalpa toda la región montañosa del centro y oriente y costa atlántica, con una población total de 300.000 habitantes.

32No puedo emitir opiniones sobre las disposiciones de ánimo del Obispo de Nicaragua con respecto a este proyecto, el que por otra parte estoy seguro vendrá favorecido por el gobierno.

33La realización del proyecto daría a la Provincia Eclesiástica de León dos sufragáneas: Granada y Matagalpa, a las que podría unirse la Diócesis de San José de Costa Rica, que hasta la mitad del siglo pasado formaba una diócesis sola con aquella de Nicaragua.

34Insistiendo sobre las grandes ventajas que aportaría a la religión y a la Iglesia la circunscripción ideada, a excepción de las comunes a todo los países, allí se tiene especialísimas para estos lugares. Estas cinco repúblicas que unidas pueden ser como cinco provincias italianas, están por el contrario material y moralmente separadas como lo pueden ser cinco naciones europeas entre ellas. Por tanto, es nula la acción del Arzobispo de Guatemala sobre sus sufragáneas y la comunicación de éstas con el arzobispo y con los sufragáneos.

35Creando arquidiócesis con sufragáneas nacionales, tendremos por el contrario verdadera unión de voluntad y de trabajo, especialmente en la formación del clero y la evangelización del pueblo. Por otra parte, se tendrá el beneficio de la santa emulación que se despertará entre diócesis y diócesis de la misma república, mientras actualmente nada de esto existe, ni se puede esperar.

36Finalmente, el hecho de tener en una república no un obispo, sino un episcopado, constituye una nueva fuerza moral de la Iglesia frente al estado. En estas repúblicas ha sucedido frecuentemente que el jefe despótico del estado con facilidad, ha logrado dominar la Iglesia teniendo que tratar con la sola persona del obispo, que exilaba o humillaba con humillaciones vergonzosas. Bien diversa sería la lucha, y bastante más noble y tenaz, cuando sea trabada no con una persona, sino con un potente cuerpo moral, el episcopado nacio­nal (1). Ver al final.

37Resumiendo: en lugar de la actual circunscripción eclesiás­tica de la América Central con la arquidiócesis de Guatemala y las sufragáneas de San Salvador, Comayagua, Nicaragua y Costa Rica, presentaría el proyecto de una nueva circunscripción en esta forma.:

38América Central

39Metropolitana: Guatemala ‑ Sufragáneas Quezaltenango y Esquipulas.
Metropolitana: San Salvador ‑ Sufragáneas Santa Ana, San Miguel y Comayagua.
Metropolitana: León – Sufragáneas Granada, Matagalpa y San José de Costa Rica.

40Este proyecto, como dije al principio, lo remito a Vuestra Eminencia, esperando urgentemente la alta aprobación.

Como tengo en mente comenzar la visita de la República de Guatemala dentro del próximo mes de abril, suplicaría quisiera comunicarme su venerada decisión por medio de un telegrama que espero de Vuestra Eminencia antes de mi partida de Costa Rica, en el que me dijese si puedo comenzar a tratar con los obispos y gobiernos sobre la actuación del proyecto mencionado. Con Prof… Por la gracia de Dios, existen también sujetos dignos para cubrir las nuevas sedes episcopales. Puedo presentar a la Santa Sede el nombre de 10 sacerdotes centroamericanos, de los que por conocimiento personal y por el testimonio de los obispo, estoy en grado de dar fe sobre su piedad, doctrina, celo y actitud para ser pastores de la grey de Cristo.

41Con respecto a las dificultades económicas que puedan oponerse a primera vista, tanto en Roma como en los propios lugares destinados a la proyectada circunscripción, diré sobre todo que los obispos centroamericanos no tienen mesa episcopal, se costean con una especie de cátedra, o sea, una tasa impuesta sobre los bautismos, sonar de las campanas, funciones sacras y con las limosnas de la confirmación. Por tanto, estas entradas acumuladas ahora en una sola diócesis vendrán divididas en tres. ( Las entradas serán menores, pero siempre ). En caso de que así disminuidas no fuesen suficientes a la decorosa manutención de la Sede, se podría hacer un cálido llamado al pueblo para aumentar también las tasas. Por otra parte, es de esperar que, especialmente en Nicaragua y en El Salvador, el go­bierno vendría en ayuda o con una suma para las obras iniciales o con una renta anual.

42De toda maneras, la cuestión financiera será la dificultad más fácil de superar, porque los nuevos candidatos al episcopa­do, como verdaderos misioneros, entrarán a tomar cuidado de su diócesis sin preocuparse de entradas fijas o inciertas, seguros que trabajando con celo en la santa causa de Dios, no les llegará a faltar cómo sostenerse a ellos mismos y al seminario ( obras diocesanas ). Harán como han hecho especialmente los obispos de Costa Rica y El Salvador hace medio siglo, que tomando posesión de la diócesis sin ré­ditos de entrada, la han organizado sabiamente con soberbias catedra­les y dignos edificios para Palacio Episcopal y Seminario.

43Santiago García Iparraguirre.