Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.161.73.123', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : GARCI-AGUIRRE Pedro de : GARCI-AGUIRRE Pedro de

Ficha n° 2735

Creada: 19 septiembre 2011
Editada: 19 septiembre 2011
Modificada: 19 septiembre 2011

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 710 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Jorge H GONZALEZ ALZATE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

GARCI-AGUIRRE Pedro de

Principales etapas de la vida del grabador de la Casa de Moneda y arquitecto Pedro de Garci-Aguirre.
806
Palabras claves :
Grabador, Dibujo, Pintura, Casa de Moneda, Dominicos, Arquitecto
Cargo o principal ocupación:
Grabador y Arquitecto
Casó:

1Doña Feliza de Guzmán

Nació:
Hacia 1753 en Cádiz.
Murió:
El 15 de septiembre de 1809; en la Ciudad de Guatemala.
Padres:

1No se conocen.

Resumen:

1La presencia de un grabador de alto nivel en Guatemala se debió enteramente a los terremotos de 1773, los cuales destruyeron la capital e hicieron que la Corona dispusiera llevar a cabo una costosa y ambiciosa reconstrucción exnihilo de la ciudad, lo cual implicó el envío de personal capacitado completamente nuevo.

2Inicialmente, el gobierno despachó dos grabadores. Pero el primero, don Vicente Minguet, murió al poco tiempo de su llegada a Guatemala. El segundo, Pedro de Garci-Aguirre, quien venía con el cargo de ayudante, con un sueldo anual de 800 pesos, llegó en mayo de 1779 a la edad de 26 años. El nuevo funcionario desembarcó en Omoa acompañado de su esposa y tres de sus hijos, Joseph de ocho años, Thomas de cinco y Juana de 17 meses, así como un criado llamado Thomas de Guzmán y Tejada. Lamentablemente, la pequeña Juana falleció en el penoso viaje de la costa Atlántica a la capital.

3Luego de instalado en la capital, Garci-Aguirre comenzó a trabajar bajo la dirección del Superintendente de la casa de moneda don Manuel Antonio de Arredondo, ocupándose inicialmente en la compostura de maquinaria deteriorada. En 1781, el Capitán General Matías de Gálvez, quien a la sazón se preparaba a emprender la reconquista del fuerte de Omoa, punto estratégico ocupado por los ingleses, lo comisionó para fundir y fabricar doce cañones de bronce del calibre de a dos. Según su propio testimonio, el Reino de Guatemala en ese entonces no contaba con artesanos capacitados para llevar a cabo tal tarea, situación que lo obligó a ponerse al frente de las labores día y noche y que resultó en considerable perjuicio a su salud.

4El nuevo grabador ya radicado en el Reino de Guatemala había manifestado inclinaciones artísticas desde temprana edad. Su solicitud para ser agregado al Montepío de ministros, presentada en 1793, reveló que Garci-Aguirre estudió matemáticas y arquitectura en la Academia de Cádiz entre 1760 y 1763, año en que la institución cerró sus puertas. Pero para entonces, el joven Garci-Aguirre ya estaba firme en su vocación artística y por lo tanto siguió dibujando escultura hasta 1773, año en que fue llamado a trabajar para la Corte en Madrid donde promovió la idea de establecer una Academia de dibujo en su ciudad natal de Cádiz.

5Fue ascendido al cargo de Grabador Mayor el 27 de agosto de 1783 y empezó a trabajar en el nuevo edificio de la Real Casa de la Moneda tres años más tarde gozando de un confortable sueldo de 1.500 pesos. Trabajó en estrecha colaboración con el fiel director de las labores de moneda, Tomás Muñoz y Mendieta, especializándose en la elaboración de moneda de oro. Garci-Aguirre se mostró así mismo muy activo e ingenioso con una marcada voluntad de mejorar el funcionamiento técnico y administrativo de la institución que dirigía (en particular resolvió problemas que giraban en torno a la merma de metales construyendo dos hornos que le ahorraron a la Real Hacienda alrededor de 160 pesos). En 1793, durante el gobierno de Bernardo Troncoso Martínez, se empezó a fabricar una moneda de cobre, llamada cuartillo, en una máquina diseñada por Pedro Garci-Aguirre.

6A finales de 1782, fue ascendido al rango de Capitán de la séptima compañía de infantería de milicias del batallón de Amatitlán y Sacatepéquez. De cuenta propia costeó los uniformes de los treinta soldados de su regimiento (o sea un poco más de 400 pesos). Según el coronel del ejército, don Nicolás Obregón, Garci-Aguirre se distinguió por sus visitas periódicas a la zona de residencia de sus milicianos, las cuales emprendía con el fin de arreglar la disciplina de su compañía. Igualmente, llevó a cabo exitosamente una comisión del gobierno para la captura de dos reos peligrosos que se habían fugado de la cárcel, tarea que cumplió a pesar de la resistencia de los prófugos.

7Aparte de su labor como grabador, Garci-Aguirre se desempeñó con distinción en el ámbito de la arquitectura civil y religiosa, llegando a formar los planos para el edificio del Palacio Real. Participó en varios proyectos tales como la edificación de la Iglesia de la Recolección y la cárcel de Cobán; en 1796 construyó un puente sobre el río grande de Verapaz (hoy río de Motagua) y entre 1797 y 1809, edificó los hospitales de San Pedro y San Juan de Dios; así mismo supervisó el trabajo de la bóveda del templo de Santo Domingo en 1799 y se encargó de la obra de la Iglesia Catedral a partir de 1802. En esta última, entabló relaciones profesionales estrechas con los ingenieros don Bernardo Ramírez y don José de Sierra, quienes habían estado a cargo de dichas obras hasta esa fecha. Su labor como director de las obras públicas de la ciudad llegó a ser tan intensa que en 1804 se vio forzado a renunciar a su cargo de Grabador Mayor. Su destacado desempeño le granjeó el favor del entonces Presidente Antonio González, quien recurrió a Garci-Aguirre siempre que se trató de emprender una construcción de envergadura. Todo parece indicar que Garci-Aguirre se mantuvo como director de la obra de la Catedral hasta el arribo al Reino del arquitecto Santiago Marquí en 1805.

8Formó un grupo de artistas, en particular a su aprendiz José Casildo España, pero Miguel Rivera Maestre, Francisco Cabrera y Narciso Rosal ( sólo para citar algunos) se aprovecharon de sus conocimientos. Garci Aguirre, participó activamente en la Sociedad de Amigos del País a partir de 1794 cuando presentó las reglas en que deben verificarse la creación de una Academia de las tres nobles artes Pintura, Dibujo y Arquitectura; dos años más tarde, se le nombró director de la Escuela de Dibujo que la Real Sociedad Económica inauguró el 6 de marzo de 1797 en la casa misma de la sociedad con 32 estudiantes. Por ser dibujante de gran talento, Garci-Aguirre produjo la mayor parte de las ilustraciones que acompañaron las publicaciones de libros de su tiempo. Un ejemplo muy famoso es la carátula del libro de la jura de Fernando VII de 1808.

9Estuvo toda su vida estrechamente vinculado con la Orden de Santo Domingo. En 1786, ensambló una serie de máquinas en el ingenio de azúcar de San Jerónimo, propiedad de la orden, con las cuales los frailes lograron un ahorro importante en leña y operarios. Con licencia de la Real Audiencia, Garci Aguirre compuso las cañerías del pueblo de San Jerónimo (Verapaz) lo cual mejoró considerablemente la agricultura por riego del distrito. Los Dominicos, agradecidos por sus servicios, dirigieron una misiva a las autoridades en Guatemala en la cual elogiaron a Garci-Aguirre, tachándolo de “salvador” de su comunidad. En particular señalaron el hecho de que solían gastar más de 850 pesos en leña y como resultado de la gestión de Garci-Aguirre, los costos habían bajado a 25 pesos. Por su distinguido desempeño, lo recomendaron para el cargo de arquitecto de su nueva Iglesia en Guatemala de la Asunción. En noviembre de 1786, los Dominicos recompensaron los esfuerzos de Garci-Aguirre con tres piezas de esclavos y más tarde con el arrendamiento de unas haciendas. En 1791, Garci-Aguirre solicitó ante la Real Audiencia un repartimiento de treinta indios de los pueblos de Rabinal y Salamá. Esta estrecha relación con los Dominicos se mantuvo hasta el fallecimiento del grabador quien fue sepultado en el convento de dicha comunidad mendicante.

10

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.