Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.80.60.91', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : VARA DE LA MADRID, Rafael de la : VARA DE LA MADRID, Rafael de la

Ficha n° 3053

Creada: 29 mayo 2012
Editada: 29 mayo 2012
Modificada: 29 mayo 2012

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 300 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Jorge H GONZALEZ ALZATE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

VARA DE LA MADRID, Rafael de la

Arzobispo de Guatemala (1808-1809)
895
Palabras claves :
Obispo, Clero secular, Abdicación
Cargo o principal ocupación:
Arzobispo de Guatemala (1808-1809)
Nació:
Hacia 1754 en la villa de Comillas, diócesis de Santander.
Murió:
El 31 de diciembre de 1809 en la Ciudad de Guatemala
Padres:

1No se conocen.

Resumen:

1Según una breve nota biográfica publicada en la página web del ayuntamiento de Comillas en la provincia española de Santander, el séptimo arzobispo de Guatemala se formó en la Universidad de la Plata de Lima, donde estudió derecho civil y canónico. La misma fuente, posiblemente la relación de méritos y servicios conservada en el Archivo de Indias pero que no hemos podido localizar todavía, menciona que de la Vara de la Madrid fue el primer sacerdote de Arani en Bolivia, una parroquia fundada por el obispo de Santa Cruz de la Sierra (1777-1782) y arzobispo de Lima (1782-1790) Juan Domingo González de la Reguera. Este último fue el protector de la Vara de la Madrid durante sus años de formación y posiblemente fue él quien lo animó a cruzar el Atlántico para servir en calidad de familiar. Resulta interesante subrayar aquí la importancia que tenían las redes sociales en ambos lados del Atlántico ya que el protector de Rafael de la Vara de la Madrid había de la misma manera elegido el “exilio americano” por la cercanía de su relación con el prior comillano de Lima Pedro Cotera. Se trataba entonces de una verdadera organización de la migración que incluso podría tener otras ramificaciones si las pudiéramos estudiar. Posteriormente de la Vara de la Madrid desempeñó los oficios de examinador sinodal, colector de diezmos y cargos aún más relevantes como el de provisor y vicario general y comisario de la Santa Inquisición. También desempeñó otras labores en la diócesis de Santa Cruz de la Sierra (Bolivia), donde fue nombrado obispo auxiliar.

2Otros documentos conservados en el Archivo General de Indias nos aportan algunos datos interesante para explicar la manera como se efectuó el traslado de de la Vara de la Madrid a Guatemala. El 25 de octubre de 1805, Francisco Moreno y Gómez, que era entonces su apoderado en Madrid, asintió al nombramiento de su cliente como obispo de Guatemala por renuncia de Luis Peñalver y Cárdenas. Aceptó también las condiciones que obligaba al prelado a renunciar a la tercera parte de su valor (cerca de 20.000 pesos) cantidad que se reservaba el rey para distribuirla en pensiones “cuando fuese de su real agrado”. Como solía hacerse ante la perspectiva de un largo y costoso viaje a lo largo del continente, de la Vara de la Madrid solicitó ayuda con sus gastos puesto que se encontraba en una situación económica precaria debido a que le había tocado afrontar en su última diócesis, una de las más pobres de América, “la persecución de los parientes del difunto obispo de Santa Cruz de la Sierra don Manuel de Roxas y Argandona” y eso durante cerca de cuatro años, lo cual lo obligó a endeudarse, aunque al cabo de esos años el Rey le asignó una pensión de 3.000 pesos. Informaba entonces que no estaba en capacidad de emprender el viaje a Guatemala por falta de fondos y tampoco costear la expedición de Bulas. Recibió 2.000 pesos que pudo sacar de las cajas reales de Santa Cruz de la Sierra.

De la Vara de la Madrid hizo su entrada en la Ciudad de Guatemala el 4 de enero de 1808, tras haber desembarcado el 13 de diciembre del año anterior en el puerto de Acajutla. Arribó tan cansado que, según explicó más tarde, no le fue posible asumir sus responsabilidades en la nueva diócesis sino cuatro meses después de tomar posesión formal del cargo el 3 de febrero. La diócesis había estado vacante desde marzo de 1806 y ejercía el oficio de vicario capitular y gobernador el canónigo Bernardo Pavón , hijo de prestante familia. En el Ayuntamiento, el criollo Antonio Juarros y Lacunza había sido recientemente nombrado alcalde primero. Como solía suceder en la época colonial, el nuevo prelado se asentó en Guatemala junto con algunos de sus asistentes los cuales lo habían acompañado en el viaje. Entre ellos se encontraba el clérigo de menores órdenes Manuel Pedro Moratón, quien salió rumbo a Comayagua en diciembre de 1812.

3Aunque su estancia en Guatemala fue breve, de la Vara de la Madrid vivió en ese reino algunos de los más importantes acontecimientos de la época. Se encontraba en la Ciudad de Guatemala cuando el primero de julio de 1808 llegó la sorprendente y muy comentada noticia de la abdicación de Carlos IV a favor de su hijo Fernando VII, por cédula fechada en Aranjuez el 19 de marzo de 1808. El 14 de agosto se supo también que el nuevo rey había a su vez renunciado a favor de José Napoleón y que los dos soberanos españoles estaban en cautiverio en Bayonne. En consecuencia, ese mismo día se celebró en el salón del Real Palacio una junta general presidida por el Capitán General Antonio González en la que el nuevo obispo participó con el fin principal de discutir y denunciar el “plan horrible” que había provocado tan insólita situación política. Al poco tiempo, buena parte de la población española se levantó en armas en contra de dicha abdicación por considerarla ilegitima. El prelado trabajó diligentemente junto con los oficiales reales con el fin de fomentar “demonstraciones espontáneas” de lealtad hacia el monarca Fernando VII y reunir fondos para combatir los invasores franceses. Esa movilización llegó a su máxima intensidad el 12 de diciembre cuando la ciudad organizó festividades a propósito de la proclamación de Fernando VII tocándole al obispo de la Vara de la Madrid oficiar la Misa de Acción de Gracias. Sus actividades pastorales lo llevaron a ordenar de sacerdote a José Ignacio Figueroa y Solís, a Tomás de Beltranena y Llano , José Ignacio Oliver y Asturias y a Luis Hermosilla y Arriaza en el oratorio de su Palacio el 26 de junio de 1808. Unos meses después votó como vocal del claustro de la Universidad de San Carlos a favor del doctor José María Álvarez y Estrada para servir la cátedra de Instituta.

4En febrero de 1809 seguía viviendo en la capital del reino de Guatemala porque ordenó allí a los padres José Serapio Sánchez y Garrido y Juan Bautista Yudice y Croquer así como al futuro prelado guatemalteco Francisco de Paula García Peláez . Emprendió la visita de su diócesis en abril de 1809, empezando por la remota provincia de Verapaz en plena estación de lluvias y encontró tantas dificultades que se enfermó y entonces, como había sucedido en el pasado con otros obispos, tuvo que volver a la capital para tomar reposo. Allí ordenó el 29 de septiembre al fraile dominico Miguel José de Aycinena . Falleció poco tiempo después dejando de su breve estancia en Guatemala un retrato pintado por el artista Juan José Rosales (1751-1816).

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.