Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.80.198.222', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : VIDAURRE, Diego Martín de : VIDAURRE, Diego Martín de

Ficha n° 3098

Creada: 09 agosto 2012
Editada: 09 agosto 2012
Modificada: 05 septiembre 2016

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 160 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Jorge H GONZALEZ ALZATE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

VIDAURRE, Diego Martín de

Un canónigo de Comayagua que forma parte de una pudiente familia de Guatemala y de Nicaragua.
Palabras claves :
Canónigo, Cabildo eclesiástico, Catedral, Redes sociales
Cargo o principal ocupación:
Canónigo del Cabildo de la Catedral de Comayagua (1801-1807)
Nació:
el 12 de noviembre de 1762 en la Ciudad de Guatemala
Murió:
en 1807 en la Ciudad de Comayagua
Padres:

1Don Francisco José Vidaurre, Abogado de la Real Audiencia (hijo del Capitán de Milicias de León, Bartolomé Vidaurre y de Juana Carrión Salazar y Mendoza) y doña María Ynés de Medina (hija de José Medina (?-1744), protomédico de Guatemala y catedrático de Medicina).

Resumen:

1 El capital relacional local en el Reino de Guatemala era casi siempre la clave que abría las puertas en el complejo proceso de provisión de prebendas. Pero es importante señalar que la estrategia para la consecución de la ansiada prebenda implicaba dejar el asunto en las manos de agentes en Madrid como lo hizo el doctor don Diego Martín de Vidaurre en julio de 1791, cuando otorgó un poder general a Don Tomás de Aldacazaval. Dichos intermediarios suelen aparecer en los archivos notariales de Guatemala cada vez que circula la noticia del fallecimiento de un canónigo.

2Los historiadores Miles Wortman y Germán José Romero Vargas han llamado la atención sobre el grupo de poder constituido por los Vidaurre en su lugar de origen nicaragüense, pero no se debe olvidar que una importante rama de la red familiar se asentó en Guatemala. El fundador vasco de la familia se estableció en el Nuevo Mundo a mediados del siglo XVII y se casó con la hija de un comerciante de la ciudad de Granada. En la segunda mitad del siglo XVIII, al nacer Diego Martín Vidaurre, el grupo estaba consolidado alrededor de las familias criollas Carrión y Mendoza y formaba un clan muy cerrado, poderoso y comprometido en la defensa de los valores conservadores.

3 Diego Martín tuvo como padrino de nacimiento a Pedro González Batres y fue bautizado por el bachiller Domingo Vidaurre, seguramente un pariente suyo. A la edad de 16 años su padre solicitó que se le adjudicaran una de las dos becas vacantes en el Colegio Seminario, “en tanto se liquidaba la donación que su tío el ex-jesuita Jorge Santiago Vidaurre dejó para el sostenimiento de sus estudios”. Su formación en dicho colegio resultó fructífera puesto que egresó formalmente en mayo de 1785 tras un poco más de seis años de estudios, posiblemente ya graduado de bachiller en teología. Sus estudios se prolongaron hasta 1791, año en el que obtuvo el grado de licenciado y doctor en la misma materia.

4 En 1782, el poder de la rama guatemalteca de la familia se afianzó un poco más con el oportuno casamiento de su hermana Teresa con el licenciado don Joseph Thomas de Zelaya, relator de la Real Audiencia. Los padrinos de la ceremonia, el licenciado don Juan Manuel de Zelaya y doña Josefa Corona, estrecharon aún más los lazos con el grupo de los Zelaya. Otro hermano, Pedro, fue ayudante mayor de dragones y ocupó el puesto burocrático y estratégico de contador real de las rentas decimales. Su casamiento con doña Antonia María de Molina acercó a la familia Vidaurre con una familia pudiente de San Miguel en la provincia de San Salvador.

5 Mientras tanto, la carrera eclesiástica de Diego Martín se inició con un cargo de director del Colegio de Seises de San José de los Infantes, recién fundado por el Obispo Cayetano Francos y Monroy , con la responsabilidad de enseñar gramática y teología moral, en cuyo destino permaneció hasta el mes de diciembre de 1786 cuando recibió colación interina y después en propiedad el curato de Mita. En 1795, mientras se gestionaba en Madrid su prebenda, fue nombrado cura de la parroquia de San Vicente de Austria en lugar de Rafael José Luna quien había sido promovido a Santa Ana. El arzobispo Cayetano Francos y Monroy intervino en defensa de su candidatura en una carta el rey fechada a finales de 1796. Finalmente, su agente en Madrid obtuvo el 4 de enero de 1801 una resolución del Consejo de Indias nombrándolo a la penitenciaría vacante de la diócesis de Comayagua, donde falleció seis años después, siendo tesorero.

6Su actuación dentro del cabildo catedralicio más pobre del Reino de Guatemala es poco conocida. Se sabe que cuando, a finales de 1806, el gobernador interino Antonio Norberto Serrano Polo entabló una campaña para solicitar el traslado de la sede eclesiástica y civil del gobierno de Comayagua a la ciudad de Tegucigalpa, Vidaurre lo apoyó. En esa época, como se indicó antes, nuestro canónigo procuraba, con la ayuda de su agente en Madrid, un mejor destino eclesiástico—por ejemplo, figuraba en buena posición para ser colocado en el cabildo de la Habana a finales de 1805— Pero era importante contar con el apoyo de los funcionarios reales locales si quería lograr su objetivo de no morir en Comayagua. Entre ese grupo de influyentes funcionarios estaban los oficiales reales Gaspar Piloña y Andrés José Barrientos, los frailes Manuel Raiser y Juan Nepomuceno Burgos del Hospital de San Juan de Dios, el escribano real Joaquín Lindo y dos miembros del cabildo eclesiástico, José Joaquín Beltrán y José María San Martín. Todos se quejaban mucho del clima y citaban el ejemplo del obispo Vicente Navas que se encontraba entonces en Guatemala recobrando su salud. Los miembros del cabildo catedralicio argumentaban que el precio de la fanega era más bajo en Tegucigalpa y que se podía usar la catedral de San Miguel, mientras que la reedificación de la de Comayagua iba a tener un costo de 50.000 a 100.000 pesos.

7Llama la atención en la vida de Diego Martín Vidaurre su poca participación al proceso de difusión de la Ilustración en el Reino de Guatemala mientras que su hermano, el recoleto José Mariano Vidaurre, tuvo una participación muy activa, durante la década 1810-1820, en la política de contra-insurgencia que el arzobispo Casaus y Torres desarrolló para evitar que los centroamericanos estén siguiendo el ejemplo de los curas Hidalgo y Morelos

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.