Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.82.81.154', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : bibliografia : Base de datos del catálogo del Fondo Diocesano del Archivo Histórico Diocesano de San Cristóbal de Las Casas, Primera parte (Carpetas 1 a 466) : Base de datos del catálogo del Fondo Diocesano del Archivo Histórico Diocesano de San Cristóbal de Las Casas, Primera parte (Carpetas 1 a 466)

Ficha n° 3187

Creada: 29 octubre 2012
Editada: 29 octubre 2012
Modificada: 29 octubre 2012

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 560 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Emilie MENDONCA

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Base de datos del catálogo del Fondo Diocesano del Archivo Histórico Diocesano de San Cristóbal de Las Casas, Primera parte (Carpetas 1 a 466)

El Colegio de México publica una base de datos en formato cdrom para facilitar el trabajo de los investigadores interesados por la historia de Chiapas
958
Palabras claves :
Archivos, Chiapas, Base de datos, Cdrom
Categoria:
Libro
Autor:

Juan Pedro Viqueira (Dir.)

Editorial:
Colegio de México
Fecha:
2011
Reseña:

1Llama la atención que el primer libro que el gran historiador medievista francés Jean Favier publicó en 1959 tuviera el título siguiente: “Les archives”. Esta brillante demostración de la orgánica relación entre los archivos y el oficio de escribir la historia marcaba la tónica de la carrera de un historiador a quien no es necesario presentar, y quien fue llamado después a dirigir durante muchos años los “Archives Nationales”. En Chiapas (México) el historiador Juan Pedro Viqueira sigue de cierta manera los pasos trazados por Jean Favier al dedicar parte de su tiempo de investigación al rescate del Archivo Histórico Diocesano de San Cristóbal de Las Casas (AHDSC1). Convencido desde muchos años atrás de que este acervo era “uno de los archivos más importantes para la historia de Chiapas, especialmente la de los siglos XVIII y XIX” el historiador elaboró una base de datos ahora publicada por el Colegio de México en formato de cdrom acompañado de un excelente libro de síntesis “para que los investigadores, los estudiantes y todo aquel que se interese en el pasado de Chiapas puedan sacarle mucho más provecho a este archivo”.

2Para alcanzar un fin tan ambicioso y necesario Juan Pedro Viqueira no quiso repetir los errores del pasado. Apoyándose en un plan de trabajo diseñado junto con el actual director del archivo Fray Pablo Ibarren Pascal, O. P. el proyecto “no pretendía alterar una vez más el orden de los expedientes2”. Dicha cooperación entre la Iglesia y las autoridades universitarias de México es notable y resulta constructiva y provechosa para la comunidad de historiadores – que cuenta ahora con un archivo ordenado donde se pueden localizar, consultar y citar fácilmente los documentos – y la autoridad diocesana de San Cristóbal de las Casas que pudo organizar el archivo sin invertir mayores cantidades de dinero puesto que el proyecto en su conjunto fue financiado por el Colegio de México, la Agencia de Cooperación Internacional Española (AECID) y un fundo estatal (FONCA). Fuera de esos aspectos financieros – esenciales si se toma en cuenta el desafío en tiempo que representa la catalogación sistemática de 4435 documentos – Viqueira supo reunir un equipo de trabajo profesional con competencias diversas, actitud intelectual que sin lugar a duda permitió que el proyecto llegara a su término.

3Aunque se trata de un esfuerzo valioso aprovechamos este espacio electrónico para hacer un balance del trabajo hecho. Queremos distinguir el libro que acompaña el producto final del cdrom en sí dejando para el final algunos comentarios técnicos para criticar el sistema escogido para almacenar e interrogar los datos.

4La libreta de presentación del cdrom cuenta con 87 páginas, una corta bibliografía de las obras citadas, un prólogo del dominico Pablo Iribarren Pascal, director del archivo desde 2008, una rigurosa y no tan breve historia del archivo escrita a cuatro manos por Virginia Margarita López Tovilla y Juan Pedro Viqueira, una presentación técnica del proyecto de catalogación y para cerrar un análisis de los datos mismos del archivo firmado por el historiador Oscar Mazín, especialista de historia religiosa. Es un conjunto de texto inédito, una verdadera memoria, un poco desesperante, de cuatro siglos de conservación de la traza escrita del pasado de los chiapanecos. El ensayo del sacerdote Pablo Iribarren es especialmente interesante cuando sistematiza nuestro conocimiento de la historia del archivo. El primer inventario realizado entre 1854 y 1857 – los anteriores se perdieron menos uno milagrosamente conservado que corresponde al archivo del cabildo eclesiástico de 17913 – arrancaba con un documento de 1565 y eso antes de las Leyes de Reforma y del incendio de la casa parroquial de 1863, periodo crítico para la conservación de la documentación que se acabó cuando el Obispo Orozco y Jiménez tomó las riendas de la diócesis entre 1902 y 1912. Esa siniestra historia de destrucción y descuido no había llegado a su fin: en 1914 las tropas carrancistas se posesionaron de los edificios eclesiásticos, vaciaron el archivo arrojando los paquetes de documentos por las ventanas a la calle!!! La historia del siglo XX es después la de una lenta recuperación aunque Angélica Inda y Andrés Aubry, directores del archivo entre 1977 y 2007, si bien fomentaron una política general de resguardo y abrieron el archivo al público, tuvieron la ingenua iniciativa de organizar la documentación según criterios ideológicos por lo menos contestables y sin ningún tipo de formación en el campo de la archivística.

5Tras leer el trabajo del director del archivo es interesante abordar la síntesis de Margarita López Tovilla y Juan Pedro Viqueira, historiadores que piden prudencia a la hora de escribir la historia de este archivo debido a “la tradición oral no siempre confiable y a veces propensa a la exageración y a las deducciones precipitadas”. En una palabra es necesario volver a las fuentes para conocer lo que realmente pasó en este archivo, algo que tendrá que hacerse un día. Mientras tanto los hechos más seguros son los siguientes:

6- el obispo Francisco Orozco y Jímenez tuvo durante su periodo de gobierno de la diócesis de Chiapas una política voluntarista para recuperar de los curatos los libros parroquiales de la época colonial que resguardaban. Muchos de estos libros se encuentran en este archivo aunque no todos porque los curas no cumplieron la orden del obispo4.

7- Los sacerdotes Agapito Martínez y Eduardo Flores Ruiz desempeñaron un papel clave en la protección de los documentos cuando las tropas carrancistas ocuparon San Cristóbal de las Casas en 1914 pero muchos documentos se perdieron como por ejemplo los libros del cabildo eclesiástico. La Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas no recuperó parte del archivo del AHDSC como se suele decir sino que conserva ciertos documentos que pertenecían a la biblioteca del seminario diocesano de Ciudad Real.

8- En la década de 1960 se hicieron las primeras operaciones de microfilmación de los documentos, copias que se conservan en la biblioteca del Museo Nacional de Antropología e Historia. En 1969 los mormones microfilmaron también una parte substancial del archivo, documentación que se subió a internet, lo que representa un aporte muy grande para los investigadores5.

9- En 1978 se tomó la decisión que “causó y sigue causando mucha controversia, que fue de ordenar todos los documentos por pueblos y, dentro de cada uno, de acuerdo con una larga lista de temas”. Como se explica muy bien esa decisión podía servir las investigaciones de algunos antropólogos (y aún es muy discutible porque la propia antropóloga Dolores Aramoni se opuso a dicho plan) que se centran en el estudio de un solo pueblo pero hace casi imposible el estudio de la Historia católica de Chiapas. El ejemplo más evidente para entender el grave perjuicio causado es el hecho de que la visita pastoral de un obispo en lugar de parar en dos o tres cajas como un conjunto se encuentra dispersa en varias cajas del archivo.

10Nos queda presentar al lector el cdrom en sí que nos decepcionó bastante. Aunque la opción de un cdrom puede representar una fuente de ingresos para el archivo, algo que no se puede despreciar, este tipo de formato es hoy en día, en la era del internet, una elección que va a envejecer muy rápidamente. La divulgación es bastante reducida puesto que posiblemente menos de 500 personas podrán usarlo para preparar sus investigaciones desde casa. Pasamos por alto el hecho de que los utilizadores de Macintosh no pueden instalar el sistema en sus computadoras, pero ¿por qué no haber previsto la opción de instalar la base de datos en su computadora como se hace con cualquier diccionario, sin tener que mantener el cdrom en su lector? Además, si se considera la ergonomía de la base de datos en su conjunto, nuestra experiencia es negativa pues se trata de un sistema bastante incómodo. Dicha limitación bien podrían explicarse por las limitaciones financieras que no permitieron la contratación de un ingeniero informático durante el tiempo requerido para diseñar un mejor sistema operativo. Creemos que los responsables de este proyecto podrían sacar un gran provecho de la base de datos que se está realizando para Bizkai que reúne todos los archivos eclesiásticos de la provincia6. A pesar de esas críticas que queremos constructivas estamos convencidos de que el trabajo más importante ya está hecho, a saber una rigurosa catalogación de los documentos vertidos en una base de datos que podrá migrar en un futuro que esperamos muy próximo hacia una página internet en Chiapas.

11Christophe BELAUBRE (Framespa).

12Notas de pie de página

131 El historiador Justus Fenner del Proimmse y la Dra. Dolores Palomo Infante del CIESAS Sureste son otros investigadores en Chiapas que dedican muchos esfuerzos al rescate de la documentación. Véase http://proimmse.unam.mx/archiapas/acerca.html ; es importante señalar el esfuerzo del doctor M. Ruz quien realizó un catálogo de los documentos del archivo sobre Tabasco. Véase Mario H. Ruz, Tabasco en Chiapas. Documentos para la historia tabasqueña en el Archivo Diocesano de San Cristóbal de Las Casas (México: Universidad Nacional Autónoma de México, 1994).

142 Al hacerlo implicaría volver a ordenar los documentos según su orden original o sea según una clasificación que estaría la más cercana posible a la institución que producía la documentación. Para un ejemplo de clasificación de los documentos de archivos eclesiásticos según procedencia administrativa véase el trabajo de Franz Binder: http://franzbinder.blogspot.fr/2011/07/clasificacion-de-la-parte-colonial-del.html .

153 Hemos podido trabajar este documento: véase Proyecto Family search de la Iglesia de los Santos de los Últimos días http://familysearch.org , “Libro que manifiesta con individualidad quanto contiene el Archivo del Cabildo eclesiastico”. Año de 1791. El libro cuenta de 563 fotografías.

164 Que sepamos esto sería el único ejemplo de política sistemática de resguardo de los libros parroquiales que se hubiera hecho en Centroamérica. El historiador Udo Grub para Honduras ha hecho un esfuerzo para hacer un inventario que muestra muy bien que en esta diócesis los libros se quedaron en sus parroquias de origen. Véase Udo Grub, Registros Parroquiales de Honduras , Boletín AFEHC N°46 ( 04 septiembre 2010).

175 Véase la página internet de los mormones siguiendo México y Chiapas para alcanzar buena parte de esa documentación: http://www.familyseach.org .

186 Véase http://internet.aheb-beha/paginas/indexacion/n_indexacion.php .

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.