Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.92.153.126', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Informe sobre secuestro por piratas flamencos : Informe sobre secuestro por piratas flamencos

Ficha n° 3646

Creada: 07 noviembre 2013
Editada: 07 noviembre 2013
Modificada: 07 noviembre 2013

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 145

Autor de la ficha:

Rodolfo HERNANDEZ MENDEZ

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Informe sobre secuestro por piratas flamencos

El fraile Augustín de Cevallos informa a la audiencia de Guatemala los pormenores de su secuestro que realizaron unos piratas flamencos. Indica las peripecias del viaje así como la trayectoria y los planes de estos piratas.
Palabras claves :
Piratas, Piratería, Siglo XVIII, Nicoya, Realejo
Autor:
Fray Agustín de Cevallos
Ubicación:
Archivo General de Centroamérica, AGCA.
Fecha:
1600-09-02
Paginas:
2 folios
Texto íntegral:

1[f. 20] [al margen:] «Muy Poderoso Señor.

2Porque saber los intentos y disposición de un enemigo /roto/ para reparar aquello en que pretende ofender, me he movido a dar a vuestra señoría la relación siguiente.

3A 8 de este mes de agosto pasado, salí de este puerto de Nicoya para Panamá en una fragata, que de aquí salió cargada con 400 fanegas de maíz, y a los once del dicho /roto/ dimos con un navío, cerca de la isla del Caño, el cual en viéndonos por haber calma echó dos lanchas fuera y se vino a nosotros; y por salvar las vidas huimos con la barquilla, pero no nos aprovechó porque estábamos seis leguas de tierra y con pocos remos y alcanzaronnos, que éramos 7 españoles y un negro del maestre y un indizuelo muchacho, y sabido que la fragata llevaba maíz, se holgaron mucho, quitaronnos todo lo que llevábamos y llevaronnos al navío, es de flamencos y su nombre es Henrico Federico y lo trae escrito en la popa, debajo de los corredores; sería de trecientas toneladas, trae 7 piezas de bronce y diez de hierro colado, no grandes, y otros versillos que todas ellas llegarán a 26 o veinte y cinco; muchas armas y munición, y trae 54 hombres, uno más o menos, que todos ellos no valen cosa porque es muchachería, entre sí divisos unos con otros; y la gente de tomo que hay en la dicha nao, como son maestre y alférez y un mercader, se quejan de que el capitán de la dicha nao los trajo engañados, diciendo que venían a contratar, y que desembocados el estrecho [sic] les dijo que no venían sino a hurtar y a hacer todo el mal que pudiesen. Llámase este capitán Pedro Ysaiyaslen, natural de Rotterdam, y dice que en la ca[sa] donde él nació, nació Erasmo; llámase el alférez Daniel; el mercader, Antonio Ynsuleno Nivelo. Y el capitán dice que viéndose rendido se ha de quemar, y éstos le dicen que cuando lo quiera hacer le darán de puñaladas; y en estas competencias van.

4Dicen que a diez de este pasado hizo dos años que salieron de Flandes, y que salieron seis navíos y que en el estrecho de Magallanes se dividieron, y de los 3 que van delante saben, y de este que son 4, de los otros dos no saben qué se haya hecho, y que diez y ocho navíos estarán ya en el estrecho porque los dejaron ellos aparejándose para venir.

5Traen, en lengua española, escrita la patente de su general, que va en las naos primeras, para hacer este viaje dada del príncipe de Orange, cuyos vasallos dicen que son, en un pergamino de vara de medir en cuadro con una caja de hojalata, mayor que la palma de la mano, y en ella el sello del dicho príncipe de cera colorada; y a lo que me puedo acordar de una vez que la leí, es su tenor este

6Nos el Príncipe de Oranje, duque de Alemania, gobernador de los estados reconciliados de Flandes, General de la mar de Germania. Os hacemos saber a todos los que ésta vieren como para conservar la paz, nos ha parecido despachar algunas naos a las costas de África, Guinea y Brasil y a las Indias Occidentales, por causa de contratar, las cuales vayan debajo del gobierno del General N (creo decía Liturbiet) y no hallando ocasión, ni dándoles lugar al dicho contrato harán lo que pudieren por fuerza de armas, con tal que no ofendan a ninguno de los señores imperiales ni al rey de Francia, ni rey de Escocia, ni reyna de Inglaterra (llegando aquí dijeron no dice al rey Felipe, porque es nuestro enemigo), y las dichas naos no saldrán de la orden del dicho general y rogamos a todos los señores, a cuyas partes llegaren, les hagan buen comodo y amparen prometiendo pagarlo en cosas semejantes. Dada en nuestro palacio (entiendo dice a tantos de julio de 98), Mauritio de Nasau, el nombre del secretario, Luego.

7[f. 20v.] /roto/ va con ellos hombre de otra nación, y cuasi todos ellos han estado en España y dan razón de todos los puertos de ella, y hablan muchos la lengua española, en particular una lengua que le van [sic] que es tan ladino como yo llamado Bartolomé Graf, que dice haber venido de Flandes a España con un don Francisco de Sotomayor y servídole en España más de seis años, y este será hombre de 36.

8Dicen que don Antonio es muerto y que su hijo, don Alonso, está casado con hermana del príncipe de Orange y el otro hermano se está con él.

9A 25 de este noviembre que viene hará un año que entraron en el estrecho, y esta nao estuvo cinco meses en pasarlo, y tuvieron guerras con los indios y le mataron algunos flamencos. Y llevan en esta nao un muchacho de hasta 9 años, de alguno que allí cogieron, que sólo éste vivió, porque todos los cogieron heridos, y éste muestra en su cuerpecillo más de 20 heridas, y dicen que lo llevan para su príncipe Mauritio.

10Dicen haber estado en Chile, en el puerto de la Concepción, y se quejan del gobernador que los quiso coger por engaño, por lo cual echaron a fondo un barco que allí cogieron cargado de madera.

11Sacaron de Chile cuatro soldados, que ellos propios les rogaron que los sacase de aquel presidio, y los echó en la puna y con ellos un flamenco que era despensero de este propio navío, que dicen lo querían ahorcar, y que los españoles lo pidieron para llevarlo consigo y se lo dieron. Y con este es necesario tener cuenta porque quizá lo echaron de intento para ver lo que hay en estos Reinos.

12Tomó el navío de Loaysa y dice que por hacer agua lo quemó.

13Tomó el navío que iba a Chile de socorro para los soldados.

14Tomó en una isla, en Chile, mucho trigo y más de 100 carneros.

15Tomó un pueblecillo de indios que está arriba de Arica y lo quemó, pero huyeron todos los indios, y aquí cogió mucha cantidad de pescado, de que van abastecidos; y saliendo de allí corrió un navío dos días que tuvo viento y se les fue defendiendo de las lanchas y acabándoseles la pólvora mientras volvieron al navío, por ello se les entró el otro debajo del fuerte de Arica, y entrando ellos con su navío del fuerte le cañonearon y retiróse, pero dice que si trajera otro navío que tomará el pueblo.

16Sobre el cabo de San Francisco, dice haber encontrado un navío grande y que le disparó una pieza y el otro le amainó la vela de gavia y le aguardó; y él mismo dice que le tuvo miedo y se desvió, sospechase que esta era la nao que dicen de Bravo, que llevaba de Panamá los soldados para Chile, que dicen son 300.

17De allí atravesó a unas islas que están más acá de Panamá, llamadas Quicara y Coyba, y allí tomó agua y plátanos y leña.

18Llevan su viaje a las Californias, a las naos de la China, que allí entiende hallar su General, por que se van guiando por un derrotero de Tomas Candux, inglés que tomó la nao Santa Ana, en el cual hallan todo lo que quieren porque no es pintado, sino escrito de mano, como relación y en él van leyendo por momentos.

19Llevan muchas cartas de marear, derroteros, mapas y astrolabios, y lleva esta nao más de quince agujas de marear y hasta en las lanchas, cuando saltan en ellas, meten agujas.

20Luego de allí, llevan intento de ir a contratar a Malaca y Cantón.

21Piensan dar carena al navío donde la dio el inglés, en las Californias.

22Dicen que si vuelven a Flandes estas naos con bien, que han de venir por la mar del Norte [f. 21] a tomar a Panamá, pues el inglés no fue /roto/.

23Todas estas cosas supe y procuré informarme por 16 días que anduvimos navegando la vuelta del Realejo al cabo de los cuales sábado que se /roto/ 26 del dicho de agosto se volvieron hallar sobre el Cabo Blanco, y domingo por la mañana amaneció cerca un navío que salía de Costa Rica, de un portugués llamado Pedro Gonzales y tomóle, iba cargado de bizcocho que tomó en él casi 100 quintales, y más de 400 fanegas de harina y mucho tocino y manteca y alguna jarcía, tomado esto y echado a la mar algún sebo que llevaba y desaparejado luego.

24Lunes 28, al anochecer, le pusieron fuego y como diez leguas a la mar ardió toda la noche, hasta el alba que se fue a pique. Sería este navío de dos mil y quinientas arrobas.

25Iban en éste, once españoles, cuatro negros y una negra, tomaron tres negros y los llevan.

26De los once, que digo eran españoles de este barco, el uno era flamenco llamado Cornelio que había venido a Costa Rica por Suerre, y éste se va con ellos. Algunos marineros dicen que lo conocen casado en Triana, y el maestre me dijo que era dos leguas de su tierra y muestra ir contento con ellos, aunque les dijo que a nosotros no nos tratase mal, porque 22 años que ha estado entre nosotros siempre le habían hecho bien.

27Martes veinte y nueve, dieron a cada maestre la barquilla de su barco y toda la gente, fuera los 3 negros que digo llevan, y nos echaron diez o doce leguas a la mar, la vuelta del Realejo enviándonos a todos desnudos.

28[De] Las imágenes que llevábamos, quemaron los Agnus Dei, los echaban en el suelo y hollaban; traen muchos libros de Lutero y Calvino escritos en castellano.

29La fragata en que nosotros íbamos es rasa de clava [¿?] de porte de 450 fanegas de maíz, llevan en la proa dos piezas de hierro colado y en ella 4 versos y diez hombres y picas y toda munición, por ser pequeña para alcanzar y para entrar donde quisieren; lleva la fragata la popa cubierta de palmicha blanca, y ellos van cargados de vestidos españoles que podrían hacer algún engaño con la lengua que llevan, muy ladina.

30Aunque he sido prolijo, helo hecho por que Vuestra Alteza sea informado, a quien Dios prospere con aumento de más reinos y señoríos de este puerto de Nicoya, y septiembre 2 de 600 años.

31Humilde súbdito de vuestra alteza, fray Augustín de Cevallos.

32[al margen:] Sobre escrito.

33Al presidente e oidores de la Real Audiencia de Guatemala, en su Real Acuerdo. Aviso de enemigos.»

Fuentes :

AGCA, A1.60, Leg. 5363, Exp. 45324, fol. 20-21.