Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.162.44.105', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : VALLE Y DÍAZ DEL VALLE, José Cecilio del : VALLE Y DÍAZ DEL VALLE, José Cecilio del

Ficha n° 3668

Creada: 22 febrero 2014
Editada: 22 febrero 2014
Modificada: 03 mayo 2014

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 783

Autor de la ficha:

Teresa GARCÍA GIRÁLDEZ

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

VALLE Y DÍAZ DEL VALLE, José Cecilio del

Biografía del intelectual orgánico más importante del primer cuarto del siglo XIX.
1066
Palabras claves :
Intelectual orgánico, Ideas políticas, Conservador, Partido
Cargo o principal ocupación:
Miembro del Supremo Poder Ejecutivo de la Federación 1824-1825, Presidente de la Federación en 1834.
Casó:

1En la Ciudad de Guatemala el 12 de octubre de 1812 con doña Josefa Valero, natural de Comayagua y fallecida el 26 de enero de 1872 en la Ciudad de Guatemala.

Nació:
el 22 de noviembre de 1777 en Jerez de la Choluteca
Murió:
el 2 de marzo de 1834, finca Corral de Piedra, Guatemala
Padres:

1José Antonio Díaz del Valle Izaguirre, natural de Choluteca y fallecido en 1808 en la Ciudad de Guatemala y doña Gertrudis Díaz del Valle López de Padilla, natural de Choluteca y fallecida el 15 de noviembre de 1794 en la Ciudad de Guatemala.

Resumen:

1José Cecilio del Valle y Díaz del Valle pertenece a una red familiar extensa de la élite centroamericana caracterizada por su reproducción endogámica, ya sea desde el punto de vista biológico – sus bisabuelos eran parientes, sus abuelos hermanastros, sus padres primos hermanos- como desde el de la actividad ocupacional, ya que desempeñan cargos municipales o actividades similares, alférez, alcalde ordinario, alcalde mayor, etc. Su bisabuelo, José Díaz del Valle, casó tres veces: con María Romero había tenido un hijo, José Díaz del Valle Romero. Era alférez mayor y regidor perpetuo de Choluteca, de origen andaluz, en su escudo lleva la leyenda: “El que más vale no vale tanto como vale Valle”, llegó a tener en sus haciendas más de dieciséis mil cabezas de ganado mayor; con Lucía Herrera tuvo a Juan José Díaz del Valle Herrera; su abuela materna era hija de Lorenzo Mª López de Padilla, alcalde ordinario de Choluteca, mayorazgo de Jerez y de Martina Art, de la familia más distinguida de Choluteca. Por lo tanto sus bisabuelos eran parientes políticos, ambos de origen andaluz y con cargos municipales. Del mismo modo, sus abuelos eran hermanastros, los paternos eran José Díaz del Valle Romero y Manuela Izaguirre; y los maternos Juan José Díaz del Valle Herrera y Mª Josefa López de Padilla. De los descendientes de los abuelos, José Antonio Díaz del Valle Izaguirre y Ana Gertrudis Díaz del Valle López Padilla también eran primos carnales y fueron los padres de José Cecilio. Sus nietos enlazan a los Valle con la red Samayoa-Guillén de Ubico-Klee. Los matrimonios de los Klee Ubico con los Samayoa y los Matheu construyen la tela de araña que permitirá a la familia estructurar un fuerte grupo de interés compuesto principalmente por la fracción cafetalera y por la incorporación de un sector de mestizos y varios extranjeros, principalmente alemanes, que forman parte de la elite de poder que será hegemónica desde 1870 hasta 1980 aproximadamente.

2 Contrarresta las reducidas dimensiones del espacio familiar el peso político de algunos de los miembros de su red familiar, que cuenta con hombres de la talla de José Cecilio, el intelectual orgánico más importante del primer cuarto de siglo, José Dionisio Herrera, quien fuera Jefe del Estado de Honduras en 1823, de Nicaragua en 1830 hijo de su hermana Paula Díaz del Valle Izaguirre y de Juan Jacinto Herrera y Rivera.

3 José Cecilio Díaz del Valle casó en Guatemala en 1812 con Mª Josefa Valero Morales, hija del licenciado José Mariano Valero , asesor letrado de la Intendencia de Chiapas y Honduras. Sus nietos enlazan a los Valle con la red Samayoa-Guillén de Ubico-Klee; alguno de ellos seguirán la trayectoria de Valle pero con posiciones más arcaicas que aquél, Jorge del Valle Matheu, mientras que otros se dedicarán a mantener viva la memoria de antepasado, Rafael Heliodoro del Valle. La red se enlaza con los Matheu Ariza, los Arzú y los alemanes Niederheitmann y Wever de Windt; con los Alvarez de las Asturias, Carrera, etc. Con este matrimonio la red se extiende regionalmente. Jorge del Valle Matheu casó con su prima carnal, Mercedes del Valle Samayoa, contando entre sus descendientes en Guatemala y Honduras: del Valle Samayoa; del Valle Matheu. Los matrimonios de los Klee Ubico con los Samayoa y los Matheu construyen la tela de araña que permitirá a la familia estructurar un fuerte grupo de interés compuesto principalmente por la fracción cafetalera y por la incorporación de un sector de mestizos y varios extranje¬ros, principalmente alemanes, que forman parte de la élite de poder que será hegemónica desde 1870 hasta 1980 aproxi¬madamente.

4 Probablemente José Cecilio del Valle es uno de los pensadores políticos centroamericanos del primer tercio siglo del XIX que plantea la dificultad o indeterminación de los límites espaciales de su obra. Su trayectoria personal le lleva a protagonizar acontecimientos muy importantes para el futuro americano y centroamericano, a entrar en contacto con otros países, con otras realidades políticas en las que desempeña un papel de gran relevancia y a beber en las fuentes de sus paisanos más ilustres y de otros protagonistas históricos de la Independencia del dominio colonial español. Su amistad personal con Jeremías Bentham, su conocimiento de las ideas ilustradas y de la revolución francesa, sus constantes referencias a Rousseau, Montesquieu, Humboldt y sus conocimientos lingüísticos dieron gran solidez a su trabajo intelectual.

5 Valle es un hombre maduro cuando se producen los acontecimientos de la Independencia. Su vida transcurre entre la educación y profesionalización bajo el Antiguo Régimen. Los acontecimientos de España y sus repercusiones en América le hacen temer la revolución, por lo que propone que se hagan reformas. Es un hombre al que se busca en los momentos de cambio constitucional. Pertenece a una generación de juristas que, como sus homólogos y coetáneos españoles, trata de buscar mejor fortuna trasladándose a la capital, centro del poder político de la colonia.

6 Ocupa puestos en el gobierno, cargos importantes en la Administración española Es diputado interino de la Comisión Gubernativa de Consolidación (1805), censor de “La Gazeta de la ciudad de Guatemala”; asesor del Consulado de Comercio (1806); fiscal del Juzgado de los Reales Cuerpos de Artillería e Ingenieros del Reino (1807); regente de la cátedra de Economía Política de la Sociedad Económica de los Amigos del País (1812); asesor del Juzgado de Artillería y auditor de Guerra honorario del ejército y provincia de Guatemala y Asesor de la renta de tabaco(1813); es nombrado Auditor de Guerra, Auditor honorario del Ejército, Fiscal interino: es un funcionario consecuente y buen burócrata. Cuando estallan las rebeliones precursoras de la independencia en Nueva España y por el resto de América del Sur, en las insurrecciones de El Salvador y Nicaragua de 1811 y 1812, cuando tiene lugar la conjura de Belén en Guatemala en 1813, Valle no se mantiene al margen de los mismos, desempeña el cargo de Fiscal de los Reos de Estado. En calidad de funcionario el mismo día de la proclamación de la independencia participa en la elaboración del texto del Acta, es elegido miembro de la primera Junta Provincial Consultiva de Centroamérica, elabora el plan administrativo que se le encomienda, proponiendo que se constituyan comisiones de Instrucción Pública, Seguridad, Defensa, Estadística, Comercio, Industria y Hacienda. Pocos días después es elegido también presidente de la Comisión de Hacienda y Rentas. Consigue ser el candidato del gobierno a la alcaldía de la capital, frente al radical Molina pero renuncia a la alcaldía pocos meses después. Probablemente los acontecimientos históricos, las actividades económicas familiares y su ambición política le granjearon la hostilidad del “partido de familias”, como llamó al que encabezaba el Marqués de Aycinena, junto a quien un tiempo había caminado y defendido las ideas centralizadoras de la monarquía española, pero que los sucesos posteriores a la caída de Iturbide les había alejado definitivamente. Los ataques fueron recíprocos, continuos e insistentes, a menudo de carácter personal, pero nunca pusieron en discusión el rigor científico y la capacidad intelectual de Valle.

7 Son difíciles de trazar los límites espaciales de la obra de Valle. Su trayectoria personal le llevó a protagonizar acontecimientos muy importantes para el futuro americano y centroamericano, a entrar en contacto con otros países, con otras realidades políticas en las que desempeñó funciones de gran relevancia; y a beber en las fuentes de sus paisanos más ilustres y de otros protagonistas históricos de la independencia del dominio colonial español. Su amistad personal con Jeremías Bentham, su conocimiento de las ideas ilustradas y de la Revolución Francesa, sus constantes referencias a Rousseau, Montesquieu, Humboldt y sus conocimientos lingüísticos dieron gran solidez a su trabajo intelectual. Así se recurría a Valle en los momentos de cambio constitucional. Otros autores preferidos fueron: Pascal, Buffon, Condorcet, los cronistas de Indias Acosta, Torquemada, Ulloa; como economista :Adam Smith, Say, Bentham, Filangieri, Genovesi, Storch y Flores Estrada. Bentham le sirvió de enlace con pensadores políticos como Rivadavia, Presidente del gobierno de Buenos Aires en 1827; con periodistas como Miranda, hijo, de Colombia.

8 Valle ocupó puestos en el gobierno y en la Administración española: fue Auditor de Guerra Auditor honorario del Ejército, Fiscal interino; era un funcionario consecuente y un buen burócrata, cuando estallaron las rebeliones precursoras de la independencia en Nueva España y por el resto de la América hispana; en las insurrecciones de El Salvador y Nicaragua de 1811 y 1812, o cuando tiene lugar la Conjura de Belén en Guatemala en 1813, Valle no se mantuvo al margen de los acontecimientos, era Fiscal de Reos de Estado y actuó como tal. Era ya un hombre maduro cuando se produjeron los acontecimientos que llevaron a la Independencia.

9 Los acontecimientos de España y sus repercusiones en América le hacían temer la revolución y frente a ella proponía una política de reformas. En su calidad de funcionario, el mismo día de la proclamación de la independencia participó en la elaboración del texto del Acta, siendo elegido miembro de la primera Junta Provincial Consultiva de Centroamérica, y elaborando el plan administrativo. Pocos días después era elegido también presidente de la Comisión de Hacienda y Rentas. Consiguió ser el candidato del gobierno a la alcaldía de la capital, frente a un Molina más radical, pero renunció pocos meses después.
Valle, siguiendo la tendencia general de los pensadores de la independencia, prefería utilizar el término patria al de nación. Lo utilizó incluso como cabecera del periódico que iba a dirigir desde octubre de 1820, El Amigo de la Patria, foro de debate político y constitucional, reflejo de los que tenían lugar en Europa y América; apareció para replicar a El Editor Constitucional, dirigido por Pedro Molina, que le había precedido de algunos meses. Ambos fueron expresión de los bandos que pugnaban por los puestos elegibles, de representantes o diputados nacionales, provinciales y municipales.

10Valle inicialmente no apoyaba la ruptura del vínculo colonial – era un funcionario leal a la Corona- ni manifestaba tampoco un interés especial por el proyecto de nación; aún en 1822, ya independiente Centroamérica, seguía insistiendo en que España aceptase los hechos consumados pacíficamente, que reconociera la imperiosa necesidad de libertad de América, para que perdurasen los lazos de amistad entre ambas naciones. Le dolía la ruptura definitiva, no era un criollo renegado, estaba agradecido al legado paterno.

11 En las páginas de El Amigo de la Patria se diseñaba el plan de nación a partir de elementos cívicos, como la reordenación territorial y la unidad económico, una lengua y una cultura comunes. La nueva organización del espacio se encaminaba a establecer un equilibrio entre los pueblos y la capital que redundara en beneficio fiscal, económico y social de todos. De este modo la sociedad se convertiría en una “compañía de socios: familia de hermanos”. Este ideal de acuerdo con la euforia utópica de la independencia apenas conquistada.
El proyecto de Valle se apoyaba en la necesidad de unas leyes comunes e igualitarias, instrumento que permitiera la inclusión de todos los sectores sociales y la orientación al bien común, lo que no era sino el optimismo de los primeros años de la independencia: “ se asoció la génesis del criterio de nación en Hispanoamérica a una imagen voluntarista de “inclusión”. En el imaginario independentista la patria era la libertad, y la libertad se proyectaba sobre todos, fueran criollos, fueran indígenas, fueran esclavos” (El Amigo de la Patria, nº 3, Fol. 35, Guatemala, 3.XI.1820). Era la confianza que Valle como liberal moderado depositaba en las leyes por encima del gobierno de los hombres,”... y que la ley, aun no pareciendo justa, produce menor suma de mal que la anarquía”(El Amigo de la Patria, nº 14, fol. 105, Guatemala, 7.VIII.1821). A sabiendas que lo justo sería que fueran elaboradas para el bien de la mayoría, Valle no ignoraba que “ las legislaciones tienen el sello de la clase que las ha dictado: es por que en todas se advierte que no han sido formadas por el pueblo ò sus representantes: es por que tienden à la elevación y riqueza del mínimo y à la depresión y miseria del máximo”. Era necesario subrayar el imperio de la ley, porque si no no se podían transformar los derechos naturales en derechos protegidos jurídicamente.

12 Valle se proponía descubrir las causas de la prosperidad y de la miseria de las naciones. Contraponía el hombre nuevo al que había exaltado la sociedad colonial, el militar y el sacerdote. Al economista, sabio, correspondía haber descubierto que el origen de la prosperidad de las naciones descansaba en el trabajo. Este era el único criterio de evaluación, del que derivaban los demás valores. Recreó el mito indígena basándose en argumentos propios del liberalismo y del utilitarismo en los que la razón y el trabajo generaban el progreso, las riquezas de los pueblos y ayudaban en una lucha por liberarse del yugo del despotismo. De este modo trató de demostrar que la búsqueda de una patria era un proceso de larga duración, presente ya en el momento de la conquista pero interrumpido por ella, para resurgir nuevamente. Además la patria que se quería reconquistar, que se iba a construir serviría de puente para unir a los ladinos con los indígenas, dado que ambos poseían un origen común, territorialmente localizado y al que debían una lealtad.

13 Su planteamiento de la patria y la nación y el lugar que debían ocupar los sectores socieles subalternos reflejaba una orientación del pensamiento liberal de principios del siglo XIX. Era un miembro de la elite dominante, el intelectual orgánico más destacado de la misma, interesado en la elaboración de un proyecto de nación cívica, de ahí la claridad de su condena contra quienes obstaculizaban el progreso, tanto de quienes deseaban seguir manteniendo los antiguos privilegios como de quienes querían alterar el conjunto político ampliando las bases igualitarias a toda la sociedad. Su concepción del gobierno se alineaba a los criterios de la doctrina liberal, es decir de la libertad dentro de un límite: ni privilegios aristocráticos ni ciudadanía amplia, sino el gobierno del justo medio constituyendo un centro político entre dos formas de gobierno una monarquía limitada y un gobierno del pueblo también limitado.

14

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.