Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.145.69.236', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Informe sobre conveniencia de traslado de la ciudad de Santiago de Guatemala. : Informe sobre conveniencia de traslado de la ciudad de Santiago de Guatemala.

Ficha n° 3713

Creada: 19 mayo 2014
Editada: 19 mayo 2014
Modificada: 19 mayo 2014

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 76

Autor de la ficha:

Rodolfo HERNANDEZ MENDEZ

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Informe sobre conveniencia de traslado de la ciudad de Santiago de Guatemala.

Una de las mayores inquietudes de la población de Guatemala: temor a los terremotos, con frecuencia devastadores.
Palabras claves :
Temblores, Terremotos, Traslado de la ciudad
Autor:
Fernando Palomo
Ubicación:
Archivo General de Centro América
Fecha:
1774-01-14
Paginas:
2 folios
Texto íntegral:

1«Muy Ilustre Señor.

2En cumplimiento del Superior Decreto de Vuestra Señoría sobre que exponga mi parecer o dictamen en asunto de tanta importancia como el que se ha tratado en esta General Junta con arreglo, por ahora a los dos puntos que en él se incluyen, digo:

3Que hace veinte y cuatro años que habito la ciudad de Guatemala. Al primero de mi residencia en ella experimenté el gran nombrado temblor día 4 de marzo de 751, y todos los demás que en los subsecuentes años se han sentido, hasta el de la ruina de dicha ciudad, que la causó el del 29 de julio y siguientes, en septiembre y diciembre del próximo pasado de 773, con otros muchos antes y después observados (que aún continúan) y la total pérdida de las casas [f. 174v.] de mi morada y de otra de bastante extensión que fabriqué en el alfalfar que fundé a la linde de la iglesia de San Lázaro, calle real de la partida.

4Desde aquel primer citado temblor (que me causó tanto pavor y miedo) formé juicio para regresarme a España, pero habiendo sosegado por entonces, avecindándome el de 755 y contraído bastante familia (de cuyas obligaciones de ninguna manera puedo separarme) fueron causa para haber sufrido y aguantado la justa indignación de la Divina Justicia, merecida por la gravedad de nuestros pecados, cifrada en tan terribles terremotos de los ya mencionados, días [sic] con el anhelo (si hubiera sido posible a mi comercio) de pasarme a otro destino y paraje menos ocasionado, donde poder vivir sin tanto riesgo de la vida; pero como esto no haya podido ser, por varios impedimentos, me será ya forzoso hacerlo con vista de las continuadas desgracias que he experimentado [f. 175] en tan dilatado tiempo, mayormente por la desolación de dicha ciudad originada de los referidos terremotos, en que no quedó templo sano e ileso en qué poder celebrar el Santo Sacrificio de la misa, ni casa alguna habitable sin conocido peligro de la vida, removiéndome al que me sea más conveniente.
Por cuyo todo, e inteligenciado de las grandes, prolijas y exquisitas diligencias practicadas por los señores comisarios, exploradores del valle o llano de Jalapa y de este de las Vacas o Ermita, debidas al celo y amor con que vuestra señoría pretende y solicita exaltar el Santísimo Nombre de Dios, Religión y culto. Servicio al rey, nuestro señor, con atención al bienestar y felices progresos de la causa pública, como aparece de los bien fundados autos, relacionados en esta citada general Junta, de que son cortas y limitadas [f. 175v.] mis razones para dar a vuestra señoría y a los nominados señores comisarios, como doy las más expresivas gracias.

5Soy de sentir que la citada ciudad de los Caballeros de Santiago de Guatemala, será muy importante, para librarnos de tantos y tan repetidos sustos, se proceda a su traslación, prefiriendo este Valle o Llano de las Vacas por sus bellas proporciones y circunstancias, como está dicho en los autos, al no adaptable por escaso y reducido del de Jalapa; para que en él se funde, hacia la parte y rumbo más oportuno al bien común. Así me parece, salvo mejor dictamen.

6En este establecimiento provisional, a 14 de enero de 1774.
Fernando Palomo.»

Fuentes :

A1.10, Leg. 2274, Exp. 16501, f. 174-175v.