Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.166.150.10', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : articulos : Las mujeres, un instrumento para inocular. Las secuelas que trascienden fronteras. : Las mujeres, un instrumento para inocular. Las secuelas que trascienden fronteras.

Ficha n° 3773

Creada: 26 septiembre 2014
Editada: 26 septiembre 2014
Modificada: 26 septiembre 2014

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 1188

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Las mujeres, un instrumento para inocular. Las secuelas que trascienden fronteras.

El objetivo de este artículo es evidenciar el uso sistemático de las mujeres trabajadoras del sexo como herramientas y auxiliares del proceso de inoculación a guatemaltecos entre 1946 y 1948. Sin que se contara con el consentimiento informado de las personas consideradas en los estudios realizados por médicos guatemaltecos y norteamericanos, con el objeto de estudiar la penicilina como recurso para curar la sífilis y la gonorrea.
1111
Palabras claves :
Experimentos, Bioética, Prostitución, Violencia, Derechos humanos.
Autor(es):
Carolina López
Fecha:
Marzo de 2014
Texto íntegral:

1Con el objeto de estudiar la penicilina como recurso para curar la sífilis y la gonorrea, varios médicos norteamericanos y guatemaltecos inocularon conscientemente a centenares de personas, sin ofrecerles en la mayoría de los casos, la cura a la enfermedad contagiada. Esto ocurrió en territorio guatemalteco entre 1946 y 1948.

2Los sectores afectados fueron: los privados de libertad, recluidos en la Penitenciaría Central, miembros del Ejército, pertenecientes a la Guardia de Honor, cuyo seguimiento se realizó en el Hospital Militar y Base Militar La Aurora, enfermos mentales instalados en el Asilo Nacional u Hospital Neuropsiquiátrico y mujeres trabajadoras del sexo.

3Estas últimas utilizadas como recurso para la efectiva inoculación. Habiendo, en algunos casos, un seguimiento médico y un registro documentado de los contactos y personas inoculadas a través del contacto sexual. En muchos otros casos, solo se observa evidencia que el paciente (militar o reo) fue invitado a recurrir a una mujer prostituta pero no se registra mayores datos que nombres de mujeres, los que se presume sean estas trabajadoras sexuales.

4El siguiente escrito tiene por propósito visibilizar a estas mujeres en la historia, como un cuarto sector vulnerado y cuyas consecuencias no terminan con 1948, ya que muchas continuaron ejerciendo la profesión sin tener registro de haber sido curadas de la enfermedad.

5Otro objetivo es indagar respecto a las características de la prostitución en Guatemala, y la visión de la mujer en general, intentando analizar el porqué utilizaron a mujeres prostitutas como instrumento de inoculación durante los experimentos médicos. Ya que, Guatemala se ha caracterizado por legislar a favor del comercio sexual y persiguiendo de oficio a aquellas mujeres que lo practiquen sin contar con los registros pertinentes. Razón por la cuál la Policía gastaba muchos recursos en la búsqueda y aprehensión de las mujeres que practican la prostitución clandestina, pues, entre otras cosas, el estar registrada implica para el Estado guatemalteco, percibir ingresos al erario nacional.

Las mujeres, el instrumento ideal

6Nombre: María Luisa
María Luisa era una trabajadora sexual comercial que acudió al VDSPH, dirigido por el Dr. Funes, el 13 de marzo de 1947. Sus resultados dieron positivo en los análisis de gonorrea al llegar al hospital y, posteriormente, fue derivada del Dr. Funes al Dr. Cutler.
El 15 de marzo de 1947, María Luisa recibió $ 25 y tuvo contacto sexual con siete hombres. Durante el año siguiente, María Luisa fue inoculada once veces diferentes con numerosos tipos de cepas de gonorrea. Mientras estaba infectada con gonorrea, mantuvo 105 contactos sexuales.
No existe evidencia de que María Luisa haya recibido tratamiento para tratar su gonorrea aguda durante los experimentos1.

7 Para proteger la identidad de la persona se omite su apellido, sin embargo, al hacer una búsqueda del nombre en los registros policíacos del Archivo Histórico de la Policía Nacional de Guatemala –AHPN2- se estableció una coincidencia. No se puede afirmar que se trata de la misma persona, pues la información no precisa otros elementos para su contraste como edad, apellidos completos u otros datos personales, sin embargo abre las puertas para continuar la investigación e indagar en otras fuentes documentales.

8Imagen No. 01 : Ficha identificada con el nombre de María Luisa

9

Maria Luisa
Maria Luisa

10Fuente: AHPN, GT PN 56 S001, registro digital número 3930211

11 En el proceso se identificaron otros documentos que podrían relacionarse con esta mujer años después, lo que lleva a pensar en preguntas como ¿María Luisa tuvo hijos o hijas? Si las tuvo, ¿Se dedicaron a la prostitución también? ¿Fueron contagiadas de la enfermedad? ¿Siguió ejerciendo la prostitución? ¿De forma legal o clandestina, como sugiere la ficha? Y de haber continuado la profesión ¿Cuántos más se contagiaron?

12 Estas y otras preguntas pueden surgir cuando se estudia caso por caso al hablar del tema de la experimentación con seres humanos, particularmente la vivida en Guatemala entre la década de 1940.

13 En el 2010 Guatemala recibe una noticia que conmociona y que le da sustento a este escrito y es el hecho que entre 1946 y 1948 médicos norteamericanos y nacionales intencionalmente utilizaron a seres humanos para estudiar la penicilina como recurso para curar la sífilis3 y la gonorrea, utilizando prostitutas como instrumento de contagio4. Además este evento devuelve a la mesa el debate sobre la mirada del otro como objeto o sujeto de investigación.

Contexto: La posibilidad de conocer la experimentación humana

14La fuente que inspira estas líneas son los experimentos realizados en Guatemala, sin embargo, no se centra el análisis en la descripción de los mismos, sin embargo se exhorta, si se desea conocer mayores detalles el visitar fuentes como:

15• Los documentos correspondientes al fondo documental John C. Cutler5 disponibles en Internet.

16• El informe elaborado por la PhD Susan Reverby,“Normal Exposure” and Inoculation Syphilis: A PHS “Tuskegee” Doctor in Guatemala, 1946-48, 20106.

17Se crearon varios informes elaborados a partir de la instauración de dos comisiones, una en Guatemala y otra en Estados Unidos, para investigar el tema en sus respectivos países, siendo estos:

18• Investigación Archivística Sobre Experimentos Practicados en Seres Humanos en Guatemala, 1947-19487. Informe elaborado por tres archivos nacionales: el Archivo General de Centro América, los Archivos de la Paz y el Archivo Histórico de la Policía Nacional.

19• Experimentos con seres humanos, el caso Guatemala 1946-488. Informe elaborado por la Comisión Técnica nombrada por la Comisión Presidencial de Guatemala.

20• Consentir el daño9. Informe elaborado por la Comisión Presidencial de Guatemala tomando como base los dos informes anteriormente nombrados.

• Éticamente imposible. Investigación sobre las STD en Guatemala desde 1946 hasta 194810. Informe elaborado por la Comisión Presidencial de los Estados Unidos.

21Así mismo se escribieron varios artículos y tesis siendo algunos:

22• Kayte Spector-Bagdady & Paul A. Lombardo, Something of an Adventure: Postwar NIH Research Ethos and the Guatemala STD Experiments11.

23• Crafts Lydia, Sanitizing Interventions: PHS VD Research in Guatemala and the Rise of International Health12.

24El mundo conoce de la existencia de este acervo documental de forma fortuita, debido al trabajo que la Doctora en Historia, Susan Reverby13 estaba realizando en la búsqueda de evidencias documentales relacionadas con los experimentos médicos entre 1932 y 1972 practicados con personas en Tuskegee, Alabama, Estados Unidos14.

25La Doctora conoce los registros en el 200315 al examinar registros del médico Thomas Parran, cuando descubre a John Charles Cutler, uno de los médicos participantes por lo que decide volver en junio del 200916 para examinar el contenido del acervo de este doctor, descubriendo así su participación además en otro experimento, ahora en Guatemala.

26Sin embargo, no es hasta octubre de 2010 cuando la noticia se difunde, la que influye en la toma de decisiones a nivel gubernamental en ambos países, como:

27La creación de una comisión integrada por tres instituciones que resguardan acervos documentales, el Archivo General de Centro América –AGCA-, la Dirección General de los Archivos de la Paz –DAP- y el Archivo Histórico de la Policía Nacional –AHPN- que buscan investigar tanto en sus archivos como en el fondo del Dr. Cutler evidencias respecto a estos experimentos.

28El gobierno de Guatemala nombra una comisión técnica para realizar y complementar la investigación archivística. Se crea la Comisión Presidencial para el Esclarecimiento de los Experimentos Practicados con Humanos en Guatemala durante el periodo 1946 a 1948, a través de los Acuerdos Gubernativos 336-2010, del 15 de noviembre de 2010, y el Acuerdo número 171-2011 del 29 de abril del 2011.

29La noticia trasciende al punto que en octubre de 2010, la Secretaria de Estado, Hillary Clinton y el presidente de los Estados Unidos Barack Obama ofrecieron disculpas telefónicamente al presidente guatemalteco Álvaro Colom, por los experimentos practicados con humanos en la década de 194017. Con esta acción Estados Unidos nombre una comisión para investigar sobre el tema bajo el nombre: Presidential Commission for the Study of Bioethical Issues.

30Por su parte en diciembre del 2011 el gobierno guatemalteco reconoce los experimentos como un acto de lesa humanidad durante la presentación de los resultados de la investigación en Guatemala.

31Derivado de la noticia (durante el año 2011) varios familiares presentan una denuncia en territorio norteamericano buscando una compensación económica por los experimentos que familiares sufrieran18 en la década de 1940. La denuncia es rechazada en junio de 2012, por el juez federal de distrito del estado de Washington19, y en agosto de ese mismo año los familiares anuncian que apelarán la decisión del juez federal20.

Contexto: Qué pasaba en el mundo

32 En 1945 es fundada Las Naciones Unidas fundada (UN21) de la que Guatemala es signataria. Hacia 1945 se da fin a la Segunda Guerra Mundial y Estados Unidos comienza a posicionarse como una potencia mundial, en muchos de los ámbitos, incluida la medicina.

33 En 1947 se aprueba el Código Nüremberg, que tiene relevancia para este período, ya que evidencia la obligación de solicitar, por parte del médico, el consentimiento informado al paciente. Esto quiere decir que el sujeto a participar en investigaciones médicas conoce de los riesgos y aprueba formar parte de la experimentación. Otro elemento que contiene este código es, que el médico debe considerar el dar por terminado el procedimiento, si considera que su continuidad podría derivar en un daño, incapacidad o la muerte del paciente.

34 Otros eventos que ocurren en este contexto son: la creación de la Organización de Estados Americanos OEA22 (el 30 de abril de 1948), con la firma de la Carta de la Organización de los Estados Americanos23 (la que entró en vigencia en diciembre de 1951), la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre24, y el 10 de diciembre de 1948, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos25.

h4. Contexto: Qué pasaba en Guatemala

35 Los experimentos ocurren en una temporalidad en la que Guatemala, da fin a un período de dictadura presidida por Jorge Ubico26 (alrededor de 14 años, del 14 de febrero de 1931 a 30 de junio de 1944). El período de Ubico se caracterizó por reglamentar muchas de las actividades en la vida social, incluido el comercio sexual, la emisión de legislaciones como la Ley Fuga, la Ley de vialidad y la regulación del trabajo forzoso. Esta dictadura concluye con la Revolución de Octubre el 20 de octubre de 194427 y a partir de ese momento muchos cambios en el plano económico y laboral se comienzan a observar.

36 Hacia 1945 se redacta una nueva constitución28 y existe mucha disponibilidad para emprender acciones que beneficien a la sociedad.

37 Especialmente los cambios se observan en el plano político y económico. Es en esta etapa (1944-1954) cuando el país se abre al mundo en términos de inclusión y políticas orientadas a lo social. Se crea el Código de trabajo, vigente al día de hoy, se crea la seguridad social.

38 Varias cátedras y departamentos se crean al interior de la Universidad Nacional (la Universidad de San Carlos), la que entre otras cosas, adquiere su autonomía. El decreto 900 o reforma agraria son el mayor exponente de los cambios ocurridos en este período.

39 Sin embargo, el cambio de gobierno no significó cambiar a todos los funcionarios públicos, personas como el médico M. Funes y el doctor Galich (ambos funcionarios entre 1946 y 1948 en el área de salud pública), quienes habían fungido en cargos públicos como en Sanidad Pública y el cuerpo médico militar, respectivamente.

40 Esto conlleva a pensar en que, si bien la política de Estado era más incluyente, confió demasiado en lo que ocurría tras puertas cerradas. Y por otro lado, el tema económico consumía muchas de las energías de los funcionarios que, velar por la salud de sectores históricamente marginados no estaba en su prioridad.

¿Quién es John C. Cutler?

41(Cleveland, 29 de junio de 1915 – Pittsburgh, 8 de febrero de 2003)
Fue uno de los médicos al frente de la investigación sobre enfermedades venéreas y fue uno de los responsables de la inoculación de la sífilis y la gonorrea a guatemaltecos en Guatemala entre 1946 y 1948.

42El doctor John C. Cutler29 dona sus registros a la universidad de Pittsburgh30, lugar donde el médico estudió y laboró por varios años, después de retirarse del trabajo vinculado al Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos entre 1942 y 1967. Trabajó para la Oficina Sanitaria Panamericana30, institución por la cuál entra al territorio guatemalteco. Fue un médico que durante su vida estuvo vinculado a temas relacionados con la venerología y el control demográfico junto a su esposa Eliese S. Cutler31, quien fue miembro de una organización llamada Planned Parenthood enfocada al control de natalidad, quien falleció el 8 de noviembre del 201232.

43La relevancia del doctor John C. Cutler radica en su asistencia en dos investigaciones previas que involucraba la participación de seres humanos, en los cuales, en uno de ellos, se contó con el consentimiento de los voluntarios. Estas dos investigaciones fueron:

44• Tuskegee, llevado a cabo en el Hospital de Tuskegee, en el Condado de Macon, Alabama entre 1932 y 1972.

45La “… finalidad era conocer la evolución de la sífilis no tratada en un grupo de 399 aparceros afroamericanos, la mayoría pobres y analfabetos, que fueron vilmente engañados para participar en la investigación33”.

46• El otro fue realizado en la Penitenciaría Federal de Terre Haute, Indiana entre 1943 y 1944. Es en este lugar donde se considera el consentimiento de los sujetos para estudiar la gonorrea y a pesar de ello se abandona el esfuerzo como se muestra en la cita:

47“… se abandonó ante las dificultades encontradas para inocular el germen a los voluntarios a través de la uretra, si bien los resultados fueron publicados por J.F. Mahoney y sus colaboradores en el artículo “Experimental gonococcic urethritis in human volunteers” en un número de la desaparecida American Journal of Syphilis, Gonorrhea and Venereal Diseases34 (1946; 30: 1 – 39)”.

48 Como se observa, buscando una relación con el procedimiento realizado en Guatemala, el denominador común es la búsqueda del estudio e identificación de la gonorrea y la sífilis y en el caso guatemalteco, comprobar por un lado la veracidad de la penicilina como recurso y establecer una estrategia de profilaxis para evitar el contagio.

49 Es de anotar que la penicilina aunque fue descubierta en 192835 y utilizada como tratamiento de algunas enfermedades durante la Segunda Guerra Mundial, alrededor de 1943 se inicia su uso para el tratamiento de la sífilis, sin embargo aún requiere de comprobaciones y estudios para afianzar la confianza de ésta como recurso para su cura. Por ello no es utilizada como alternativa en los experimentos de Tuskegee y Guatemala.

¿Quién es Juan M. Funes?

50 Juan M. Juan M. Funes, director del Centro de Tratamiento Rápido, Jefe de la Sección de Enfermedades Venéreas de la Dirección de Sanidad Pública de Guatemala, durante los años en los que se realizaron los experimentos, siendo responsable del control y seguimiento médico de las mujeres prostitutas.

51 Obtuvo su grado de médico en 1938, entre 1939 y 1942 es médico del cuerpo de médicos del Ejército de Guatemala, Director del Hospital el Norte en Cobán, Alta Verapaz; entre 1942 y 1944 se integra al equipo de investigación del servicio de salud de Guatemala36. Entre recibe una beca para estudiar en New York el tema de la sífilis (1944 y 1945) razón que permite generar los primeros acercamientos con el país, donde “trabajó como colega durante un año con los doctores Mahoney, Arnold y Cutler en el VDRL de Staten Island en 194537”.

52Entre 1946 y 1952 se registra su participación en diversos Congresos médicos y venerológicos en los que expone parte de su trabajo en Guatemala, entre los que se encuentran:

53• Estudios clínicos y serológicos efectuados en un grupo de niños escolares del Puerto de San José, Guatemala, con referencia a la sífilis, 194938.
• Avances venerológicos en la sección correspondiente de la Dirección General de Sanidad Pública, 194939.
• Estudios serológicos y clínicos con referencia a la sífilis en Guatemala, Centro América. II. Observaciones efectuadas en un grupo de niños de escuela en el Puerto San José[40]1952,
• El uso de la solución Mafarside-orvus para la prevención de la Gonorrea en la mujer41K, 1952.

Los experimentos y los sectores vulnerados

A pesar que los informes publicados por ambas comisiones mencionan más sectores que los indicados en este ensayo, la evidencia documental del fondo Doctor John C. Cutler detalla con mayor claridad la participación de sectores como: Enfermos mentales, elementos del Ejército de Guatemala, privados de libertad y mujeres trabajadoras del sexo.

54 Los otros sectores aludidos son los niños y niñas del Hospicio Nacional y los niños del Puerto de San José, no obstante se desconocen registros documentales que sustentan su participación en el experimento, por lo que su mención solo apuntala a continuar la búsqueda de evidencias.

55 Para ejemplificar los sectores evidenciados con mayor recurrencia en los documentos el informe Éticamente Imposible 2011 señala:

56 Para facilitar el trabajo, los funcionarios de la PASB firmaron acuerdos por “arreglos de trabajo cooperativo42” con los Ministerios de Salud, Defensa y Gobernación (Interior) bajo cuya jurisdicción se encuentra la Penitenciaría Central43.

57 De acuerdo con el Dr. Cutler, estos acuerdos les otorgaron a los investigadores la autoridad necesaria para trabajar con funcionarios e instituciones del gobierno guatemalteco, entre ellos, “las autoridades médicas y otras autoridades del centro de tratamiento rápido para enfermedades venéreas del servicio de salud pública, los hospitales gubernamentales, las instalaciones médicas y los funcionarios de las fuerzas militares, las instituciones que albergaban huérfanos y personas con enfermedades mentales, y el sistema penal44”.

58En el gráfico que sigue se muestra un extracto por cada uno de los sectores registrados en la evidencia documental:

59Imagen No. 02 : Sectores vulnerados en Guatemala

60

Sectores vulnerados en Guatemala
Sectores vulnerados en Guatemala

61Fuente: elaboración propia con base a los registros del fondo documental John C. Cutler

62 Las características para seleccionar los grupos variaron, en algunas ocasiones se buscaban personas sin historial de sífilis y gonorrea y en otros casos con historial.

63 Otro elemento a considerar al momento de establecer el número de participantes por experimento es el hecho que los médicos, en algunos de los casos utilizaron muestra de alguno de los participantes en calidad de donadores.

64 Por otro lado el recurso de mujeres trabajadoras del sexo como transmisoras de la enfermedad evidencian otra dificultad para establecer un número particular, aunque muchas de ellas reiteradamente son mencionadas en los documentos, así también se registró nombres de muchas mujeres de quien no se establece con claridad su pertenencia.

65 En el gráfico que sigue se ejemplifican algunas de las instituciones vinculadas al proyecto de los experimentos así como la identificación de los tres sectores mayormente vulnerables y el número de experimentos a los que fueron sometidos (32 en donde participaron miembros del Ejército de Guatemala y 17 en donde se utilizaron personas procedentes de la Penitenciaría Central y del Asilo de Alienados, posteriormente llamado Hospital Neuropisquiátrico).

66Imagen No. 03

Actores y sectores involucrados
Actores y sectores involucrados

Fuente: elaboración propia con base a los registros del fondo documental John C. Cutler

¿Cuántos se infectaron?

67 A pesar que los informes sugieren un contagio de alrededor de 1500 personas, es difícil establecer un número exacto de personas infectadas o utilizadas en los experimentos, particularmente por algunas situaciones:

68 Por un lado el hecho que en los documentos no se registró de forma consistente los nombres completos (dos nombres y dos apellidos en la mayoría de los casos) en muchos de ellos solo se consignó un nombre o un nombre y un apellido sin mayores detalles.

69 Además, en el caso de las mujeres trabajadoras del sexo, no se puede afirmar un número exacto, en alguno de los documentos se registra de forma consistente entre 7 y 12 nombres, sin embargo existen otros registros de mujeres en los que no se identifica su profesión, a los que según el contexto del registro se podría inferir se trata de mujeres trabajadoras del sexo, pero que se necesitaría de cotejos con otras fuentes para asegurarlo.

70 En el caso de los militares, al estar de franco (de descanso) existió la posibilidad de contagio con otras personas ajenas al conocimiento de los médicos involucrados en el seguimiento del experimento. Y finalmente el hecho que, en muchos del casos las personas contagiadas no fueron curadas, el ciclo continuó a sus familias, cuando menos, y para el caso de las mujeres trabajadoras que ejercían la prostitución, se desconoce, en caso hayan seguido la profesión, si siguieron matriculadas (con permiso y control sanitario) o continuaron de forma clandestina, o si se casaron, tuvieron hijos y si resultaron infectados.

¿Por qué fue posible hacerlo?

71 Fue posible porque hubo oportunidad, había recursos (por parte de Estados Unidos) y un respeto al trabajo médico. Habían los contactos previos con el trabajo desarrollado por Juan M. Funes y en caso se hubiesen puesto al descubierto los trabajos realizados, pocas o nulas serían las reacciones por parte de la población elegida para la experimentación.

72 Probablemente no puedo afirmarlo en su totalidad pero la evidencia documental y el desarrollo histórico de la cultura del país me permite hacer la anotación que ni los enfermos mentales, ni los privados de libertad, los soldados (como seres humanos) y menos las mujeres trabajadoras del sexo eran o son una prioridad en la agenda nacional.

73Por el contrario, son sectores poco atendidos, vistos con desprecio y menosprecio. Basta con visitar las instalaciones donde estos sectores duermen en el presente para confirmar mis sospechas45. Además del hecho que la prostitución fuera una actividad regulada, lo que permitió establecer condiciones físicas y de logística que garantizaron un seguimiento.

74 Y para sustentar la respuesta a esta pregunta el informe Éticamente Imposible de la Comisión Presidencial para el estudio de las cuestiones de bioética de los Estados Unidos (2011) señala que:

75Es posible que otros factores también hayan influido en la decisión de llevar a cabo la investigación en Guatemala. La relación preexistente entre los Estados Unidos y Guatemala incluía la ayuda para la prestación de servicios médicos y el desarrollo de servicios de salud pública. La Oficina de Asuntos Interamericanos, que acercó a sujetos, como el Dr. Funes, a los Estados Unidos para estudiar, y su organismo predecesor, la Oficina del Coordinador de Asuntos Interamericanos46, respaldó la construcción de un hospital general con 300 camas en la ciudad de Guatemala en 194447. Además, la presencia de otros investigadores médicos estadounidenses que trabajaban en Guatemala garantizó que los científicos no fueran los únicos en sus esfuerzos48.

76Por su parte en el artículo de 1949, Avances venerológicos en la sección correspondiente de la Dirección General de Sanidad Pública, el doctor Juan M. Funes incluye información valiosa para comprender la organización de la administración pública de Guatemala, que, entro otras cosas, permitió el desarrollo de los experimentos. Y esto es el hecho que:

77“…En agosto de 1946 comenzó sus funciones el Centro de Adiestramiento e Investigación de las Enfermedades Venéreas, fundado en la ciudad Capital, mediante un convenio cooperativo entre la Dirección General de Sanidad Pública y la Oficina Sanitaria Panamericana. Este fue dotado de equipo moderno que ha permitido el desarrollo de sus labores de acuerdo con los últimos adelantos en el ramo.

78El Dr. J. C. Cutler eminente investigador, fue integrado al personal técnico, proveniente de los Estados Unidos los que, a la par de importantes actividades investigativas sobre las condiciones venereopáticas existentes en nuestro medio han impartido instrucción a personas becadas por la Dirección de Sanidad de Guatemala y por otros países de Centro América49”.

79 En los documentos se evidencia la extensión hasta al menos el año 1953, realizandoun seguimiento a las pruebas de sangre. Este hecho que fue posible desde el momento en que el doctor Cutler contemplara el garantizar la continuidad utilizando como arma de negociación el Centro de Adiestramiento e investigaciones de Enfermedades Venéreas.

80Gracias a que el “Dr. Mahoney apoy[ó ] al identificar y facilitar el traslado de la Sra. Genevieve Stout desde el PHS en Estados Unidos hasta la PASB en Guatemala con el fin de administrar el laboratorio de Guatemala luego de que el Dr. Cutler partió” se prolongó el estudio50.

81Hubo además, otras influencias que acompañaron la permanencia de Centro de Adiestramiento en Guatemala, como se registra en los acuerdos del III Congreso Centroamericano de Venerología desarrollado en El Salvador del 4 al 7 de mayo de 1950:

821º. Solicitar de la Oficina Sanitaria Panamericana, Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud
a) Que establezca el Centro de Adiestramiento de Laboratoristas sobre bases permanentes.
b) Que dicho Centro sea considerado como Centro de Adiestramiento e Investigación y también como Laboratorio de Coordinación y Referencia;
c) Que continúe establecido en Guatemala el tiempo que se considere conveniente51.

83Recomendaciones que fueron ratificadas e incluidas en el Cuarto Congreso Centroamericando de Venerología52 donde participaron los médicos John C. Cutler y Juan M. Funes con dos ponencias y asesorando una de las comisiones.

Las mujeres inoculadas

84 Cabe mencionar que el uso de mujeres trabajadoras del sexo no fue únicamente para el caso de los militares, también se utilizaron como instrumento de contagio y seguimiento con los prisioneros y como donadoras de la enfermedad con pacientes del asilo.

85La imagen No. 4 registra el uso la figura de “donador” y el uso de mujeres como recurso para la inoculación. Los participantes fueron incluidos en experimentos previos: “Todos los donadores son pacientes con infección del experimento del 21 y 22 de enero de 1948”.

86Imagen No. 4: Experimento No. 30

87

Experimento No. 30
Experimento No. 30

88Fuente: Fondo documental John C. Cutler, Guatemala-journal-studies-GC, página 83

89 En la imagen se lee “…todos tuvieron contacto con mujeres normales…” esta apreciación sugiere que para los médicos, hubo una diferenciación entre las mujeres utilizadas en los estudios. Probablemente el calificativo de “mujeres normales” se refiera a mujeres prostitutas no reguladas a quienes no se les llevó el registro de contagios como sí evidencia se hizo con al menos 7 mujeres.

90 Caso contrario ocurre con el ejemplo de la imagen No. 5, en donde se observa el la evidencia del registro realizado por el Hospital de Profilaxia en relación al historial médico de una de las mujeres, quién tiene 16 años y que está “matriculada”. Esto es, que tiene una tarjeta de control sanitario y que acude constantemente al hospital de profilaxia para controles regulares. Cabe mencionar que el responsable de esta actividad es el doctor Juan M. Funes.

91Imagen No. 5 : Registro médico de una mujer matriculada de 16 años

92

Registro de una mujer
Registro de una mujer

93Fuente: Fondo del doctor John C. Cutler CTLR_0001736 Redacted-mujer

94En la imagen que sigue (No. 6) se ejemplifica de mejor manera la relación entre este médico (Funes) y el doctor Cutler.

95Imagen No. 6 : Carta enviada del Dr. Funes al Dr. Cutler

96

Carta enviada del Dr Funes
Carta enviada del Dr Funes

97Fuente: Fondo del doctor John C. Cutler Folder 31 – Gonorrheal Experiment #2-mujeres Pág. 19

98Obsérvese el término empleado para referirse a la mujer trabajadora el sexo: “meretriz”, es un calificativo observado muy poco en los documentos. Fue mucho más frecuente el uso del término “prostituta” y en menos ocasiones el calificativo de “PM” (pupila matriculada).

99Otro aspecto que se refleja en los documentos, si bien, no en todos los casos y no para todas las mujeres es el hecho de recibir un pago por su participación o sus servicios.
Se desconoce en qué momento, o si hubo un consentimiento por parte de estas mujeres. Como se muestra en la imagen No. 7 para esta mujer en marzo de 1947 hay una anotación de pago por 25 dólares ¿Cuál sería el convenio para pagarles $25.00?, pues imagino que en sus primeras incursiones al hospital, si es fue inoculada entonces, no se le haya informado.

100Imagen No. 7 : Registro de pago por 25 dólares en marzo de 1947

101

Registro de pago
Registro de pago

102Fuente: Fondo del doctor John C. Cutler Folder 31 – Gonorrheal Experiment #2-mujeres Pág. 2

103 Queda evidenciado en el artículo de 1952 El uso de la solución Mafarside-orvus para la prevención de la Gonorrea en la mujer53, es que el doctor Funes reconoce que se hizo un experimento en 1948 (del 15 de junio al 15 de diciembre) con “un grupo de prostitutas sometidas a supervisión legal” con al menos seis mujeres de un mismo prostíbulo. Quienes habían sido observadas por un tiempo prolongado por él y que el objetivo era observar la pertinencia de la solución orvus-Mafarside, preparado por Arnold y Mahoney como profliláctico contra la blenorragia.

104 Es importante hacer notar que el ordenamiento social (la idea respecto a las prostituas y la regulación a la esta actividad) y de la administración pública permitieron que este médico estuviere a cargo de la Sección de Venerología y del hospital de profilaxis, y que, abusando de su puesto y de ser un servidor público pudiera decidir en nombre de la salud, el seleccionar a determinadas mujeres para que participaran de los experimentos.

La prostitución en Guatemala

105 El tema de la prostitución en el caso guatemalteco, no va a orientado a buscar y erradicar las causas por las que mujeres recurren a esta profesión, en caso la razón sea por subsistencia o por las circunstancias sociales, económicas o culturales que les rodean; sino que, el fenómeno es abordado desde la norma, regulando el comercio del cuerpo, pues implica ingresos para el erario público. Es entonces cuando la persecución hacia las mujeres que ejercen la profesión de forma clandestina se hace necesaria.

106 Todo esfuerzo para erradicarla o normarla, ha ido en dirección a ellas, es decir, se deja de manifiesto que la sociedad consiente su existencia, como parte del equilibrio social, pero jamás se ha considerado, por ejemplo, en el caso de las enfermedades venéreas orientar la prevención en el “cliente” sino la “proveedora”.

107 El mensaje que se recibe es que estas mujeres son vistas como clase aparte, pero sus servicios son necesarios para el equilibrio de la sociedad. Poniendo de manifiesto el tema del honor, la pureza, y el matrimonio. Además con la práctica de la prostitución se protegía a las hijas de familia a los matrimonios, justificando con esto evitar el cierre de burdeles y fundamentando la necesidad de su reglamentación.

108 Un médico guatemalteco opina que:

109Tomando en consideración el cambio dramático en valores morales que afligirían a la sociedad si las casas [de prostitución] se cerraran, al pasar mujeres honorables, hijas de buenas familias y esposas, necesariamente a ser objetos de corrupción… [la prostitución] es la alternativa más inofensiva para la sociedad54.

110 La necesidad de reglamentación trasciende porque el tema del contagio venéreo no se quedaba solamente en el círculo de las trabajadoras sexuales sino que se trasladaba al plano privado, a la familia, al matrimonio, a la sociedad.

111… No se esperaba de los hombres el poderse restringir. Es por esta razón que las actividades de las mujeres de quienes los hombres “compraban” los servicios sexuales eran las que se tenían que regular e inspeccionar y hasta donde fuera posible sanarlas, para que pudieran cumplir mejor su función social55.

112 La prostitución desde 1881 comienza a organizarse la sociedad para permitir jurídicamente esta actividad, sin embargo estaba permitida únicamente en casas que tuvieran permiso, además, debía respetarse que en el día las puertas y ventadas tenían que estar cerradas.

¿Quiénes eran estas mujeres?

113 David McCreery (198656) apunta un hecho importante y es que esta necesidad de reglamentación tiene como consecuencia el registro, el que trae consigo la estigmatización y señalamiento ante la sociedad de quiénes son estas mujeres. Así mismo esta acción de normalizar tiene como consecuencia o como espíritu el control de la población, quienes son y qué están haciendo.

114Respecto a la idea de la mujer guatemalteca McCreery documenta el testimonio de una Joven turista norteamericana:

115Las calles estaban llenas de indias, pero se ven muy pocas señoras de la clase alta, lo cual es tan evidente que preguntamos, “¿Dónde están las señoras de Guatemala?”, y recibimos la respuesta: “en sus casas”. Es contra la costumbre y contra todas las reglas de cortesía el que una señora salga sola a la calle, aunque sea durante el día. Debe siempre ir acompañada por una sirvienta o cualquier otra compañía57.

La visión de funcionarios públicos sobre las mujeres prostitutas

116En este apartado se presentan tres miradas:

117• La descripción de los criterios para la elección de las mujeres prostitutas para los experimentos.

118• La visión de Luis Galich, en su calidad de Director General de Sanidad de Guatemala a través de un escrito publicado en la revista Salubridad en 194858,

119• Y las conclusiones del III Congreso de Venerología en donde el doctor Juan M, Funes actuó como asesor de una de las comisiones.

120El discurso de Luis Galich:

121La prostitución es el acto de exponer públicamente, entregar, abandonar a una mujer a la pública deshonra y por prostituta se entiende la mujer que se entrega a la prostitución (…)
No hay mejor medio de difusión de las enfermedades venéreas que la prostitución y la promiscuidad y hemos de advertir aquí que son más peligrosas las mujeres promiscuas que las mujeres que ejercen la prostitución reglamentada (…)
En 1946, el licenciado Ydígoras Fuentes y el Doctor Juan M. Funes y el que habla elaboramos un proyecto de nuevo reglamento en el que pedíamos modificaciones radicales, principiando por abolir el reglamento e instituir, con toda efectividad el delito venéreo

122Criterios para la selección:

123Se pensó que las prostitutas sirviendo en la Penitenciaría podrían proveer una significativa cantidad de información deseada. Este grupo, en lo más bajo de la escala social de las prostitutas legales y el más frecuentemente infectado con sífilis y gonorrea era permitido, después del descubrimiento de gonorrea o infecciones con sífilis de continuar yendo a prisión donde eran pagadas para ofrecer sus servicios a cada huésped que deseara utilizarla y pagara el costo, él mismo.
Estos voluntarios podrían servir como controles y podrían ser observados tan largo tiempo como para determinar la infestación o debilidad del resultado de la infección de la exposición conocida a una mujer infectada58.

124Conclusiones del III Congreso Centroamericano de Venerología

125A partir de las recomendaciones sentadas por la Comisión de Aspectos sociales, integrada por los doctores Ricardo J. Peralta, de El Salvador, José Amador Guevara, Panamá y Guillermo Samamé, Oficina Sanitaria Panamericana y de la Organización Mundial de la Salud, acuerda recomendar a los gobiernos centroamericanos:

1261º. Que deroguen cualquier disposición reglamentaria existente sobre prostitución,
2º. Que eliminen de las oficinas sanitarias el control policíaco de la prostitución59.

127Es interesante observar que estas sugerencias se vuelven a plantear en el Cuarto Congreso donde Juan M. Funes es asesor de la Comisión de Aspectos Sociales y donde el doctor Cutler presentó su ponencia bajo el nombre Esquemas que permiten el tratamiento de la sífilis y Juan M. Funes El uso de la solución Mefarside-Orvus para la prevención de la gonorrea en la mujer.

Anotaciones finales

128 Estos dos apartados finales son de suma importancia al momento de comprender el contexto sobre el cuál se desarrollan los experimentos con guatemaltecos. Es decir, las mujeres que comercian con su cuerpo, no son, en último caso, consideradas como un sector social digno de atención por parte de las autoridades, más allá que normalizar su actividad, criminalizar a quien no la ejerza legalmente y en el futuro se observa que es causa para detener a las mujeres sospechosas durante el conflicto armado.

129 Además los documentos permiten ver, por la forma como fue documentada la participación de estas mujeres, que no fueron consideradas como un grupo de estudio, sino como un instrumento para garantizar un contagio. Para cada uno de los grupos (los reos, los militares y los enfermos mentales) tuvo una forma particular para registrar su enfermedad, y solo en menos de diez mujeres utilizadas se observa el seguimiento y control respecto de ellas.

130 Y esto fue posible, en gran medida, por la obligatoriedad de acudir a los controles y registros sanitarios con el doctor Funes. Para el caso de las mujeres clandestinas, era imposible que se supiera mayores informaciones al respecto, pero no se descarta que para el caso de los militares, no se haya recurrido a utilizar a mujeres sin constancia sanitaria (es decir, clandestinas).

131Por su parte, la regularización del comercio sexual fue enfocada hacia dos elementos, por un lado, garantizarle al tesoro público, ingreso de dinero y con esta medida se estableció la persecución de oficio a la prostitución clandestina.

132 En esta línea en los registros de la Policía Nacional se encuentran infinidad de registros en relación a estas mujeres, levantando en muchos de los casos, fichas de registro y añadidas en los álbumes de fotografías de delincuentes o de sujetas de investigación. Para visualizar mejor esta idea se exhorta a observar la muestra gráfica de estas evidencias en la presentación denominada Encarnación de José Manuel Mayorga .

133 El segundo punto vinculado a la regularización del comercio sexual es que, si bien, es una actividad que necesita de parámetros, éstos no estuvieron pensados para garantizarles a las mujeres u hombres que lo ejercieran un ambiente propicio, sino, crear todo un marco en pos de proteger a los clientes, a los usuarios del servicio.
Observando esto en hechos como, el quién debe vigilar por evitar el contagio de enfermedades venéreas, la regulación estipula: las mujeres. Y no se exhorta a los varones a realizarse chequeos periódicos, o que presentaren tarjeta de sanidad antes de requerir los servicios.

134 Evidenciando con medidas como esta, que la figura de la mujer tiene dos connotaciones en la sociedad guatemalteca, por un lado, un instrumento de reproducción social (la crianza de los hijos, la buena esposa) y por otro lado el instrumento para garantizar el equilibrio en la sociedad, evitando fracturas en las familias y protegiendo a los matrimonios y las hijas de casa, de acciones que atenten contra estas relaciones debido a las necesidades biológicas de los hombres.

135 Es difícil determinar con precisión la identidad de todos y cada una de las victimas pues, tras conocer cada uno de los documentos del fondo, ya que no se registran, en la mayoría de casos, los nombres completos de las personas.
David McCreery pone sobre la mesa el debate en relación a la puesta en evidencia que la existencia de la prostituta, “hace evidentes los límites entre sexo y clase social y las consecuencias si se sobrepasan estos límites.”

136 Y qué pasó con las mujeres infectadas? el ciclo continuó, ¿Se infectaron más personas en el tiempo, fallecieron al poco tiempo? Si se casaron, ¿Infectaron a sus esposos e hijos? ¿Qué pasó con las mujeres registradas en los libros, de quien no se establece su pertenencia?

137 Las diferentes publicaciones que se han escrito desde el hallazgo del fondo documental del Dr. Cutler recogen basta información para conocer pormenores de la llamada inoculación provocada con guatemaltecos en la década de 1940. Sin embargo, considero que el tema aún no ha sido agotado. Falta mucho por hacer, analizar qué implicaciones sociales, políticas y económicas conllevó esta investigación y responder una pregunta de fondo ¿Por qué fue posible?

138 La búsqueda para conocer la frontera de la ética y el uso abusivo de humanos en temas médicos debe trascender en la búsqueda evidencias en otras épocas, no dejar de lado denuncias hechas en décadas anteriores, como por ejemplo el tema de la fertilización forzosa, denunciada para el caso Guatemala en 1984 por el obispo Gerardo Flores , quien denunció que alimentos provenientes de los Estados Unidos que contenían sustancias anticonceptivas y esterilizantes .

139 Con el tema médico se pone de manifiesto la diferenciación social y la existencia, aún este período de grupos marginados y censurados; y aunque también fueron vulnerados los enfermos mentales y los reos, su análisis amerita su propio espacio. Razón por la cuál este escrito centra su atención a ver con mayor detención a uno de estos grupos marginados e invisibilizados en la sociedad guatemalteca.

140 Es en este período cuando la academia se expande y se crean facultades, colegios de profesionales y se abren espacios para difundir investigaciones. Estaban más preocupados por ser parte de esta ola colonialista que olvidaron revisar la fuente de sus conclusiones.

141 Muchos escucharon varias veces a lo largo de estos años (1948-1952) a estos médicos, tanto en conferencias, leyendo sus artículos o debatiendo sus ideas. Pero nadie registró intención por conocer las interioridades de sus conclusiones.

142 El respaldo de una institución extranjera y más aún de Estados Unidos en materia de salud le otorgó un nivel de confianza tal, que no permitió ver más allá de los espejos que le estaban ofreciendo a las autoridades guatemaltecas.

143 En conclusión, y haciendo uso de una frase muy coloquial: se juntaron el hambre con las ganas de comer. Fue posible para los médicos involucrados, que sí tenían conciencia de lo que estaban haciendo, valerse de los medios para realizar su experimento, y entre otras razones, fue posible porque los nacionales estaban deseosos de hacer cambios, de trascender y contribuyó la misma cultura imperante respecto a los grupos sociales, no importaba saber las interioridades porque no habían sectores con poder de decisión incluidas.

144 Desde el fin de la segunda guerra mundial, Estados Unidos se consolida como potencia y la era del capitalismo se ve en aumento. Esto y el tema de la guerra fría se convierten en cortinas de humo que imposibilitan ver vejámenes como el ocurrido en Guatemala. En donde, el mismo imperio aporta fondos para construir uno de los hospitales nacionales, el Hospital Roosvelt (entre 1942 y 1955).

145 Finalmente, y en mi opinión, las autoridades desconocían qué ocurría tras las puertas. Se dejaron impresionar, por un lado, una necesidad latente respecto al tema preventivo y por otro que la sugerencia viniera del extranjero. Si bien los documentos no confirman hasta dónde tuvieron conocimiento las autoridades guatemaltecas, sí permiten inferir que confiaron en el plan inicial que recibieron en 1947, esto en el caso de los militares y la Penitenciaría Central.

146 La estrategia diseñada formalmente era a partir de una preocupación real, se elaboró un plan de trabajo para observar los métodos de profilaxis y hacer un estudio sobre la transmisión experimental de la sífilis. Este plan era importante para abrir las puertas en Guatemala y para garantizar financiamiento. Así como darle cuerpo con la construcción del laboratorio para la investigación de las enfermedades venéreas en la región.

147 El plan mencionado contempla como sujetos de estudio a miembros del Ejército y del cuál se evidencian comunicaciones entre el Doctor Carlos E. Tejada, Jefe del servicio médico militar del Hospital Militar y el doctor Cutler. A continuación se muestra un documento que evidencia el tipo de comunicación entre el jefe del departamento médico militar y el doctor norteamericano.

148Imagen No. 8 : Comunicación entre el jefe del departamento médico militar y el doctor John C. Cutler

149

Comunicación entre el jefe del departamento médico militar y el doctor John C. Cutler
Comunicación entre el jefe del departamento médico militar y el doctor John C. Cutler

150Fuente: Fondo documental John C. Cutler: folder-16-gonorrhea-patient-contacts-Pág. 21

Anexo

151La regularización vinculada a la prostitución en Guatemala
Reglamentación del comercio sexual en Guatemala

152En el Reglamento de profilaxia sexual y de enfermedades venéreas del 7 de junio de 1938 el Presidente de la República, Jorge Ubico manifiesta “dicho comercio [sexual] puede conceptuarse como un mal necesario”. Y en el artículo 12 del Reglamento de la sección de profilaxia sexual y de enfermedades venéreas establece que “la condición de meretriz en la mujer no se presume, debiendo antes de ser declarada por el juez, probarse en forma fehaciente o ser confesada espontáneamente por la interesada” [para la inscripción en el oficio de la prostitución].

153Veamos ahora un recorrido en la historia de Guatemala en torno a la regulación de esta práctica:

154• El 14 de noviembre de 1686, cuando el rey de España emite la Real Cédula donde ordena la creación de la Casa de Recogidas para las mujeres del mal vivir “donde debían ser encerradas a consecuencia que el Obispo presentara situación problemática de la prostitución”.

155• El 30 de julio de 1823, la Casa de Recogidas, que dependía anteriormente del ayuntamiento, pasa por decreto de la Asamblea Constituyente a depender de Municipalidad.
Las prostitutas ejercían su trabajo en centros llamados “burdeles”, los que eran administrados por mujeres llamadas “matronas”, los que eran vigilados por la Policía. Estos centros representaban ingresos para el Estado, debiendo aportar 15 pesos mensuales destinados a hospitales que pudieran atender a las ménades que padecieran enfermedades venéreas.

156• El 31 de diciembre de 1881, el gobierno liberal emitó el primer reglamento sobre la prostitución, con intenciones de eliminar la prostitución clandestina.

157• El 19 de agosto de 1887, el Presidente Manuel Lizandro Barillas aprueba un nuevo reglamento que regiría la llamada “Casa de la Tolerancia”, siendo de esta manera como en Guatemala es “tolerada” la prostitución hacia el interior de los burdeles. Con esta normativa se da persecución a la prostitución clandestina, que entre otras cosas, no representa ingresos para el erario nacional.
En este año se observa el monopolio de los centros en manos de la señora Petrona Montis. Esto se da en el contexto que el hospital ya no quería recibir a las ménades para su control médico profiláctico y que las matronas no se ponían de acuerdo para solventar este problema.

158• Durante el gobierno de José María Reyna Barrios (1892 a 1898) se observa la liberación de la práctica de la prostitución, rompiéndose así el monopolio de Petrona Montis, apareciendo más matronas con propios burdeles.

159• En 1920 se declara libre el ejercicio de la prostitución y se emite un Reglamento para las llamadas Casas de Tolerancia en la capital, la que “regulaba el funcionamiento de burdeles y las funciones de las Matronas.

160Se designaba bajo el nombre de pupilas a las prostitutas que vivían en el burdel y estaban bajo la autoridad de la matrona.
La dirección de la Policía de Sanidad era la encargada de declarar a las mujeres prostitutas o no, las cuales eran mayores de 18 años que traficaban con su cuerpo. Se establecía un arancel de un pago mensual por el derecho del funcionamiento de un burdel y se pagaba por cada pupila que perteneciera al mismo uno cuota aparte, los montos servirán para el funcionamiento de la Policía de Sanidad y el Consejo de Salubridad.

161• La Policía Nacional de Sanidad, reglamentada el 22 de junio de 1927, dependía orgánica y disciplinariamente de la Dirección General de la Policía Nacional, pero para sus funciones dependió de la Dirección de Salubridad. y Era el encargado de combatir la prostitución clandestina. Además trabajaban junto a la Policía varios juzgados como el Juzgado de Tolerancia, a donde eran conducidas todas las mujeres capturadas por ejercer la prostitución clandestina, así como las matriculadas que no cumplían con las prescripciones del reglamento, ordenaba exámenes para prevenir enfermedades venéreas y determinaba medidas de protección y movimiento de detenidas .

162• El 19 de octubre 1927, fue emitido el Reglamento de Tolerancia, que rige sobre las Casas de Tolerancia en el cual se requería la matriculación de las prostitutas, que era una manera de llevar un control sanitario de las mismas. Modifican las cuotas a ser pagadas por el derecho de ejercer la prostitución para casas de cita de mujeres guatemaltecas y extranjeras.

163• Un año después (1928) fue emitido el Reglamento de la Sección de Profilaxia Sexual y Enfermedades Venéreas. Incluyendo en el mismo los deberes y derechos de las prostitutas incluyendo sanciones (Portillo N.:14)

164• 5 de julio de 1933, Acuerdo Gubernativo que establece el Reglamento para la profilaxia de las enfermedades transmisibles. Con este reglamento se crea la emisión de certificados de buena salud o tarjeta sanitaria.

165• 5 de agosto de 1935, decreto número 1709, donde se crea el Certificado Prenupcial. Se hacen reformas al código civil (capítulo IV, impedimentos para contraer matrimonio, decreto legislativo número 1928) y se decreta la emisión de la constancia de sanidad para contraer matrimonio

166• Reformas al párrafo V, “contagio venéreo” del título séptimo del Código Penal, decreto legislativo número 21-64, emitido el 29 de abril de 1936,

167• 7 de septiembre e 1936, decreto número 1877 en el que se crea el Código de Sanidad.
El artículo octavo del Reglamento de profilaxia sexual y de enfermedades venéreas, en concordancia con el artículo 238 del código sanidad indica que “cualquier persona debe denunciar a las mujeres que ejerzan clandestinamente el comercio sexual”.

168• El 7 de junio de 1938 se reglamenta el comercio sexual y sus enfermedades con el Reglamento de profilaxia sexual y de enfermedades venéreas.
Es deber del Poder Ejecutivo velar por la salud, las buenas costumbres y adelanto moral de las colectividades, prestando atención a las causas que provocan y mantienen las enfermedades originadas por el comercio sexual; que dicho “comercio puede conceptuarse como un mal necesario…

169• En 1938 se emite el Reglamento de la Sección de Profilaxia sexual y de enfermedades venéreas.

170• En 1946 fue creado el Juzgado de Sanidad en la Sección de Venereología para contribuir al control de la prostitución.

171• El 13 de mayo de 1947, adición al Capítulo I del Reglamento de Profilaxia sexual y enfermedades venéreas:

1721º. Todas las empleadas de cantinas, cabarets, refresquerías, cervecerías y establecimientos similares están obligadas a pasar un reconocimiento médico mensual en las Oficinas Sanitarias que para el efecto designe la Dirección General del Ramo.
2º. Los propietarios, administradores o las propias interesadas que se opongan a la presente disposición quedan sujetos a las sanciones que señala el artículo 58 inciso k) del Reglamento de Profilaxia Sexual.

173• El 15 de noviembre de 1949, Acuerdo Gubernativo del Director General de Sanidad Pública contenida en la nota No. 10853 de misma fecha en el cuál se derogan varios artículos del Reglamento de la Sección de Profilaxia Sexual y de enfermedades venéreas.

174• En febrero de 1958, la División el Ministro de Salud Guatemala hace modificaciones al Reglamento de la Sección de Profilaxia Sexual y de enfermedades venéreas. Derogando entre otras cosas el Reglamento de Tolerancia emitido el 19 de octubre de 1927.

175Notas de pie de páginas

1761 Presidential Commission for the study of bioethical issues, Éticamente imposible. Investigación sobre las STD en Guatemala desde 1946 hasta 1948, (2011), página 53, disponible en: http://bioethics.gov/sites/default/files/eticamenteimposible_spanish_translation.pdf

1772 El Archivo fue descubierto el 5 de julio de 2005 siendo el acervo documental más grande y más completo de Guatemala y de América Latina, tanto por su dimensión, como por su contenido. Alberga alrededor de ocho millones de folios (ocho kilómetros de papel). Hoy es posible acceder a más de 10 millones de imágenes por medio de la página web [https://ahpn.lib.utexas.edu/es]

1783 Asociación Americana de Salud Pública, “Qué es la sífilis” en: El control de las enfermedades trasmisibles, (1945). Pág. 118. Sexta Edición. Traducción al español de la Oficina Sanitaria Panamericana. Disponible en: http://hist.library.paho.org/English/pub/pbos215.pdf

1794 Para ver detalles de la noticia ver las ediciones de Prensa Libre del 6 de octubre de 2010. Disponible en: http://www.prensalibre.com/noticias/Experimentos-dejan-muertos_0_348565177.html y del 30 agosto 2011, URL http://www.prensalibre.com.gt/edicion_impresa/PDF_30082011_PREFIL20110830_0001.pdf

1805 Los documentos (muchos de ellos censurados el nombre de las victimas, actualizado 08/02/11) se pueden descargar en formato pdf en el dominio URL http://www.archives.gov/research/health/cdc-cutler-records/ .

1816 Susan Reverby, “Normal Exposure” and Inoculation Syphilis: A PHS “Tuskegee” Doctor in Guatemala, 1946-48., (2011), disponible en: http://media.wbur.org/wordpress/2/files/2010/10/Reverby-Normal-Exposure.pdf

182Así mismo el diario El Periódico hizo una traducción libre al escrito el 10 de octubre de 2010 bajo el título Sífilis por ‘exposición normal’ e inoculación: un médico de PHS ‘Tuskegee’ en Guatemala, 1946-48 , disponible en http://www.elperiodico.com.gt/es/20101010/domingo/178497/

1837 Archivo General de Centro America, Archivos de la Paz & Archivo Histórico de la Policía Nacional Investigación Archivística Sobre Experimentos Practicados en Seres Humanos en Guatemala, 1947-1948, (2011). disponible en http://20ebooks.com/read-online/investigacion-archivistica-sobre-experimentos-practicados-en-seres-4f011540e88

1848 Comisión Técnica, de la Comisión presidencial para el esclarecimiento de los experimentos practicados con humanos en Guatemala, durante el período 1946 a 1948. (Abril 2011) Experimentos con seres humanos, el caso Guatemala 1946-48. Recuperado en 03 de http://www.cityprojectca.org/blog/wp-content/uploads/2012/07/technical-report-spanish-201104.pdf

1859 Comisión presidencial para el esclarecimiento de los experimentos practicados con humanos en Guatemala, durante el período 1946 a 1948. (Octubre 2011). Consentir el daño. Recuperado en 03 de http://www.cityprojectca.org/blog/wp-content/uploads/2012/07/guatemala-report-consentir-spanish-201110.pdf

18610 Presidential Commission for the study of bioethical issues. (Septiembre 2011), Éticamente imposible. Investigación sobre las STD en Guatemala desde 1946 hasta 1948. Recuperado en 03 de abril de:
http://bioethics.gov/sites/default/files/ethically_impossible%20(with%20linked%20historical%20documents)_0.pdf (http://bioethics.gov/sites/default/files/ethically_impossible%20(with%20linked%20historical%20documents)_0.pdf))_0.pdf ; y de http://bioethics.gov/sites/default/files/eticamenteimposible_spanish_translation.pdf

18711 Kayte Spector-Bagdady & Paul A. Lombardo, “Something of an Adventure”: Postwar NIH Research Ethos and the Guatemala STD Experiments, (2013), 41 J.L. Med. & Ethics 697, disponible en:
http://bioethics.gov/sites/default/files/Something%20of%20an%20Adventure_0.pdf

18812 Crafts Lydia, “Sanitizing Interventions: PHS VD Research in Guatemala and the Rise of International Health”. (Intervenciones de desinfección: PHS VD investigación en Guatemala y el surgimiento de Salud Internacional) (Tesis presentada ante la Universidad de Texas en Austin para obtener el título de Master of Arts en 2012), disponible en: [https://repositories.lib.utexas.edu/bitstream/handle/2152/ETD-UT-2012-08-6272/CRAFTS-THESIS.pdf]

18913 Para conocer más sobre Susan M. Reverby ver su currículum en la universidad de Wellesley Disponible en http://www.wellesley.edu/wgst/faculty/reverby. y en http://www.wcwonline.org/Active-Researchers/susan-m-reverby-phd. y en http://www.wcwonline.org/Active-Researchers/susan-m-reverby-phd

fn14. Reverby Susan, Examining Tuskegee: The Infamous Syphilis Study and Its Legacy, (2009). Disponible en: http://f3.tiera.ru/1/genesis/575-579/578000/0cbff0f8d5995a2f4519516746599a7e

19015 Kasica Marianne. (2012) “John C. Cutler at the University of Pittsburgh”, ponencia presentada en la 76ava Reunión anual de la sociedad americana de Archivistas, en San Diego en agosto del 2012, titulada From Hidden Collection to International Incidents: The John Cutler Papers and the Guatemala Syphilis Experiments (De la colección oculta a incidentes internacionales: Los documentos de John Cutler y la sífilis Guatemala Experimentos) Disponible en http://files.archivists.org/conference/sandiego2012/107-kasica.pdf , en este artículo se describen los antecedentes para conocer como los documentos llegan a los archivos de la Universidad de Pittsburgh.

19116 Hubbub blog “Why Did Susan Reverby Wait So Long?” (4-10-2010). Blog : http://hubbub.wbur.org/2010/10/04/questions-for-susan-reverby

19217 EFE (Octubre 2010). “Guatemala acepto las disculpas de EU por experimentos”. Disponible en http://www.xepl.com.mx/completa1.php?s*region&i*52918

19318 Ver noticias en http://m.s21.com.gt/etiquetas/experimentos

19419 Para mayores detalles ver la noticia publicada el 15 de junio de 2012 en el diario Siglo21 en su versión digital, disponible en http://m.s21.com.gt/node/239318

19520 Noticia del 15 de agosto de 2012 en disponible en http://actualidad.rt.com/sociedad/view/51511-guatemala-experimentos-medicos-eeuu-sifilis-apelacion-victimas

19621 En 1945 representantes de 50 países se reunieron en San Francisco en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Organización Internacional, para redactar la Carta de las Naciones Unidas. Los delegados deliberaron sobre la base de propuestas preparadas por los representantes de China, la Unión Soviética, el Reino Unido, y los Estados Unidos en Dumbarton Oaks, Estados Unidos, entre agosto y octubre de 1944. Véase http://www.un.org/es/aboutun/history/

19722 La Organización de los Estados Americanos. fue fundada con el objetivo de lograr en sus Estados Miembros, como lo estipula el Artículo 1 de la Carta “un orden de paz y de justicia, fomentar su solidaridad, robustecer su colaboración y defender su soberanía, su integridad territorial y su independencia”. Véase http://www.oas.org/es/acerca/quienes_somos.asp

19823 Carta de la Organización de los Estados Americanos, disponible en: http://www.oas.org/dil/esp/tratados_A-41_Carta_de_la_Organizacion_de_los_Estados_Americanos.pdf

19924 IX Conferencia Internacional Americana (1948). Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre. (Aprobada en la Novena Conferencia Internacional Americana Bogotá, Colombia, 1948). Disponible en: http://www.oj.gob.gt/es/queesoj/estructuraoj/unidadesadministrativas/centroanalisisdocumentacionjudicial/cds/CDs%20leyes/2009/pdfs/instrumentos/INSINT004.pdf

20025 (1948) Declaración Universal de los Derechos Humanos. Disponible en: http://www.historiasiglo20.org/TEXT/decderechoshumanos.htm

20126 Para conocer más respecto a los efectos y características de la dictadura de Jorge Ubico Castañeda ver
Valdez Ochoa, Ileana Patricia, “Asociaciones femeninas durante el antiguo gobierno de Jorge Ubico Castañeda (1931-1944): caso de María Chinchilla”, (Tesis de licenciatura previo a obtener el título de licenciada en Historia, Noviembre 2002) disponible en http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/14/14_0331.pdf ; Y ver también Locón Solórzano, Augustin Aroldo, “La violencia en el gobierno de Jorge Ubico” (Tesis previo a obtener el título de historiador, Universidad de San Carlos de Guatemala, mayo de 1997), disponible en http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/14/14_0211.pdf

20227 Para mayores detalles respecto a la transición de Ubico y la primavera democrática ver: Batres Villagrán, Ariel & Barrera Beatriz, La revolución guatemalteca de 1944 a 1954. A 69 años de historia, 20 de octubre de 2013. Disponible en: http://ca-bi.com/blackbox/wp-content/uploads/downloads/2013/10/La-Revoluci%C3%B3n-guatemalteca-de-1944-a-1954-A-69-a%C3%B1os-de-historia.pdf

20328 Mayores datos para conocer este momento en la historia pueden observarse en: Francisco Javier Gómez Díez, “La política guatemalteca en los orígenes de la Década Revolucionarla: La Asamblea Constituyente de 1945”, en Revista de Indias, (enero-abril 1995), disponible en La Revolución Guatemalteca de 1944. La Asamblea Nacional Constituyente y la Mentalidad Revolucionaria

20429 Para ver escritos referentes a este médico ver: Jan Ackerman, Post-Gazette Staff Writer (12-2-2013) “Obituary: John Charles Cutler. Pioneer in preventing sexual diseases”. Disponible en http://old.post-gazette.com/obituaries/20030212cutler0212p3.asp

20530 Marianne Kasica, “John C. Cutler at the University of Pittsburgh”. (2012) Ponencia presentada en la 76ava Reunión anual de la sociedad americana de Archivistas, en San Diego en agosto del 2012, titulada From Hidden Collection to International Incidents: The John Cutler Papers and the Guatemala Syphilis Experiments (De la colección oculta a incidentes internacionales: Los documentos de John Cutler y la sífilis Guatemala Experimentos) Disponible en http://files.archivists.org/conference/sandiego2012/107-kasica.pdf

206En este artículo se describen los antecedentes para conocer como los documentos llegan a los archivos de la Universidad de Pittsburgh.

20731 Esta institución es hoy conocida como Organización Panamericana de la Salud –OMS- y su dominio Web es http://www1.paho.org/spanish/paho/mission.htm

20832 Eleise Cutler acompañó al doctor Cutler en su trabajo en Guatemala, siendo responsable de la toma de fotografías a los participantes de los experimentos, fotografías que forman parte del acervo documental. Para más información sobre la esposa del doctor Cutler ver el blog de saynsumthn.wordpress.com, titulado “Wife of eugenics Guatemala syphilis study, former Planned Parenthood board member and Guttmacher donor dies”, disponible en: [https://saynsumthn.wordpress.com/2012/11/13/wife-of-eugenics-guatemala-syphilis-study-former-planned-parenthood-board-member-and-guttmacher-donor-dies/]

20933 Eleiese S. Cutler. “Obituario”, disponible en: http://www.legacy.com/obituaries/postgazette/obituary.aspx?pid=160984496

21034 Medicinaycine (24 de junio de 2012). “Un singular paseo cinematográfico por los senderos de la salud y la enfermedad”. Consultado de http://medicinaycine.blogspot.com/2012/06/el-experimento-tuskegee.html

21135 Medicinaycine (24 de junio de 2012). “Un singular paseo cinematográfico por los senderos de la salud y la enfermedad”, disponible http://medicinaycine.blogspot.com/2012/06/el-experimento-tuskegee.html

21236 El descubrimiento de la Penicilina, fue realizado por Alexander Fleming, el 28 de septiembre de 1928 en el laboratorio del Hospital St. Mary de Londres, y comienza a emplearse de forma masiva durante la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) cuando se hizo evidente su valor terapéutico. “La Penicilina: el hallazgo que cambió la historia de la Medicina”. Disponible en:
http://web.educastur.princast.es/proyectos/formadultos/unidades/los_seres_vivos/ud1/psm/la_penicilina.pdf

21337 Archivo oficial del personal: Juan M. Funes, “Recomendación de nombramiento de asesor especial”. (10 de diciembre de 1948). Archivos de PCSBI HSPI, NPRC_0000807; Disponible en http://bioethics.gov/sites/default/files/NPRC_0000807.PDF

21438 J. F. Mahoney, “Algunos aspectos significativos de la investigación de enfermedades venéreas: Trabajo del Laboratorio de Investigación de Enfermedades Venéreas”, Staten Island (Nueva York). Journal of Venereal Disease Information 28(7), (julio de 1947), pág. 129.
Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0000639-40. El Dr. Funes visitó el VDRL con el auspicio de la OIAA (Oficina de Asuntos Interamericanos). Con el fin de fomentar las relaciones comerciales y culturales entre Norteamérica y Sudamérica, los Estados Unidos crearon la OIAA en 1941. El nombre de la OIAA se cambió en 1945 a “Coordinador de Asuntos Interamericanos”. Archivo oficial del personal: Juan M. Funes, “Recomendación de nombramiento de asesor especial”. (10 de diciembre de 1948). Archivos de PCSBI HSPI, NPRC_0000807; John Cutler. (24 de febrero de 1955). Informe final sobre sífilis. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0000639-40; Archivos Nacionales. (1945). Tablas de disposición de los decretos ejecutivos: Franklin D. Roosevelt-1945. Disponible en http://www.archives.gov/federal-register/executive-orders/1945-roosevelt.html (fecha de acceso: 16 de mayo de 2011); Archivos Nacionales. (s. f.). Registros de la Oficina de Asuntos Interamericanos. Disponible en http://www.archives.gov/research/holocaust/ finding-aid/civilian/rg-229.html finding-aid/civilian/rg-229.html (fecha de acceso: 16 de mayo de 2011) (Éticamente imposible cita 189), disponible en: http://bioethics.gov/sites/default/files/CTLR_0000625.PDF , y en http://bioethics.gov/sites/default/files/NPRC_0000807.PDF

21539 Juan M. Funes, J. Portnoy, “Estudios clínicos y serológicos efectuados en un grupo de niños escolares del Puerto de San José, Guatemala, con referencia a la sífilis”, 1949_Salubridad y Asistencia_, Órgano del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social, II, págs 143-146. Citado en: Geneviève Stout & John C. Cutler, “Problemas serológicos en Centro América”, Boletín de la Oficina Sanitaria Panamericana marzo 1951, cita número 12, disponible en: http://hist.library.paho.org/Spanish/BOL/v30n3p321.pdf

21640 Juan M. Funes, “Avances venerológicos en la sección correspondiente de la Dirección General de Sanidad Pública”, 1949, Boletín de la Oficina Sanitaria Panamericana, página 48, disponible en: http://hist.library.paho.org/Spanish/BOL/v28n1p46.pdf

21741 Juan M. Funes, John C. Cutler, Sacha Levitan, Joseph Portnoy & Rolando Funes, “Estudios serológicos y clínicos con referencia a la sífilis en Guatemala, Centro América. II. Observacones efectuadas en un grupo de niños de escuela en el Puerto San José”, 1952. Disponible en: http://elperiodico.com.gt/attachment/000001463.pdf

21842 Juan M. Funes & Luz Aguilar Casta , “El uso de la solución Mafarside-orvus para la prevención de la Gonorrea en la mujer”, 1952, disponible en http://hist.library.paho.org/Spanish/BOL/v33n2p121.pdf

21943 John Cutler. (24 de febrero de 1955). “Informe final sobre sífilis”. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0000641. También se hizo referencia a los acuerdos y los “compromisos” en la correspondencia contemporánea de Cutler. Consultar, p. ej., De John Cutler a John Mahoney. (3 de septiembre de 1946). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001213 y De John Cutler a John Mahoney. (20 de septiembre de 1947). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001225. Las copias de estos acuerdos no se incluyeron en los Documentos de Cutler y no se han localizado. Las búsquedas se llevaron a cabo en los archivos de la PAHO y en los Archivos Nacionales. (Éticamente Imposible 2011:36 cita 227).

22044 Aunque los acuerdos pueden haberle otorgado a los investigadores la autoridad que reclamaban, es evidente que algunos de los detalles concretos, como el uso de “huérfanos y de personas con enfermedades mentales”, se llevaron a cabo mucho después de su llegada en agosto de 1946. Consultar, p. ej., De John Cutler a John Mahoney. (7 de enero de 1947). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001039; De John Cutler a John Mahoney. (3 de septiembre de 1946). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001213. (Éticamente Imposible 2011:36 cita 228).

22145 John Cutler. (24 de febrero de 1955). “Informe final sobre sífilis”. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0000642. El Dr. Cutler agregó que hubieran tenido acceso a “excelentes instalaciones para realizar un seguimiento minucioso de la sífilis” en el Hospital Militar y la Penitenciaría. De John Cutler a John Mahoney. (3 de septiembre de 1946). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001213. (Éticamente Imposible 2011:36 cita 229).

22246 Como ejemplo ver el documental que le hacen a la licenciada Silvia Quan, miembro de la Procuraduría de los Derechos Humanos en Guatemala, en el episodio número 70 de la serie titulada Entrémosle a Guate, en la cual pone de manifiesto el abandono en que están los pacientes del hospital para enfermos mentales Federico Mora. Disponible en: http://www.entremosleaguate.net/posts/episodio-70-164.php o ver Revista D del 22 de noviembre de 2009 titulado “Sin contacto con la realidad El Hospital Nacional de Salud Mental acoge a personas que padecen enfermedades mentales”. Allí pasan sus días entre el aislamiento y la irrealidad. Disponible en: http://servicios.prensalibre.com/pl/domingo/archivo/revistad/2009/noviembre/22/fondo.shtml

22347 La Oficina fue establecida por decreto ejecutivo en julio de 1941 con el objetivo de fomentar el “espíritu de cooperación entre el continente americano con el interés de defender el hemisferio”. Decreto ejecutivo 8840, 30 de julio de 1941 (Éticamente Imposible 2011:33 cita 194).

22448 R. L. Vought, “The administration of an Inter-American Cooperative Health Program.” Public Administration Review 6(1) (1946), pág. 49; E. Silva-Lizama, E., “History of dermatology in Guatemala”. International Journal of Dermatology 39(4), (2000), págs. 305-311. Ese hospital, llamado Hospital Roosevelt (por el Presidente Franklin D. Roosevelt), continúa funcionando como uno de los dos hospitales públicos más importantes que brindan atención gratuita en el país. Además, la presencia de la base militar estadounidense en Guatemala les proporcionó al Dr. Cutler y demás investigadores los suministros y los equipos a través del Servicio de Transporte del Ejército y la Oficina de Correo del Ejército. De John Cutler a John Mahoney. (22 de noviembre de 1946). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001254; de John Cutler a John Mahoney. (7 de enero de 1947). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001037; de Richard Arnold a John Cutler. (27 de febrero de 1947). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001056; de Richard Arnold a John Cutler. (18 de abril de 1947). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001113; de Ad Harris a John Cutler. (21 de abril de 1947). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001114; de John Cutler a John Mahoney. (22 de junio de 1947). Correspondencia. Archivos de PCSBI HSPI, CTLR_0001241. (Éticamente Imposible 2011:33 cita 195).

22549 Presidential Commission for the study of bioethical issues. Éticamente imposible. Investigación sobre las STD en Guatemala desde 1946 hasta 1948, (2011), pág. 33. Disponible en:
http://bioethics.gov/sites/default/files/eticamenteimposible_spanish_translation.pdf

22650 Juan M. Funes, “Avances venerológicos en la sección correspondiente de la Dirección General de Sanidad Pública”, (1949), Boletín de la Oficina Sanitaria Panamericana, página 48, disponible en: http://hist.library.paho.org/Spanish/BOL/v28n1p46.pdf

22751 Presidential Commission for the study of bioethical issues. Éticamente imposible. Investigación sobre las STD en Guatemala desde 1946 hasta 1948, (2011). Página 36-37. Disponible en:
http://bioethics.gov/sites/default/files/eticamenteimposible_spanish_translation.pdf

22852 “Resoluciones aprobadas por el III Congreso Centroamericno de Venerología, celebrado del 4 al 7 de mayo de 1950, en la ciudad de San Salvador, el Salvador, Centro America”, Revista Medica Hondureña, No. 148, mayo y junio de 1950, pág 133, disponible en: http://www.bvs.hn/RMH/pdf/1950/pdf/A20-3-1950.pdf

22953 “Resoluciones aprobadas por el IV Congreso Centroamericano de Venerología”, celebrado del 12 al 15 de junio de 1952 en la ciudad de San José, Costa Rica, Centroamérica, pág. 115, http://www.binasss.sa.cr/revistas/rmcc/rmedica/XI(218).pdf (http://www.binasss.sa.cr/revistas/rmcc/rmedica/XI(218).pdf)).pdf

23054 Juan Funes & Luz Aguilar Casta, “El uso de la solución Mafarside-orvus para la prevención de la Gonorrea en la mujer”, (1952), disponible en http://hist.library.paho.org/Spanish/BOL/v33n2p121.pdf

23155 AGCA, B102.1.3639.85859 en: David Mc Creery, “Una vida de miseria y vergüenza. Prostitución en la ciudad de Guatemala. 1880 1920”, Mesoamerica, Tomo VII, No. 11. (Junio 1986), Guatemala. 1986, disponible en: [file:///F:/Prostitucion/Dialnet-UnaVidaDeMiseriaYVerguenza-4008995.pdf]

23256 David Mc Creery, “Una vida de miseria y vergüenza. Prostitución en la ciudad de Guatemala. 1880 1920”, Mesoamerica, Tomo VII, No. 11. (Junio 1986), pág. 43.

23357 David Mc Creery, “Una vida de miseria y vergüenza. Prostitución en la ciudad de Guatemala. 1880 1920”, Mesoamerica, Tomo VII, No. 11. (Junio 1986).

23458 Helen J. Sanborn, “A Winter in Central Arnerica and Mexico” (Boston, 1886), cita 4, pág. 174 in David Mc Creery, “Una vida de miseria y vergüenza. Prostitución en la ciudad de Guatemala. 1880 1920”, Mesoamerica, Tomo VII, No. 11. (Junio 1986).

23559 Luis Galich, “Prostitución y enfermedades venéreas”, Salubridad, 1948, página 141. Conferencia pronunciada en el Ateneo García Lorca por el doctor Luis Galich, Director General de Sanidad, invitado por el doctor Román Durán.

23660 GT-AGCA-JCC-S004-002. “Informe General”. Dr. John C. Cutler, Cita 52, página 48 en: Consentir el daño, (2011), disponible en http://www.cityprojectca.org/blog/wp-content/uploads/2012/07/guatemala-report-consentir-spanish-201110.pdf

23761 “Resoluciones aprobadas por el III Congreso Centroamericano de Venerología, celebrado del 4 al 7 de Mayo de 1950, en la ciudad de San Salvador, El Salvador, Centro-América” en: Revista Médica de Costa Rica, página 172, disponible en http://www.binasss.sa.cr/revistas/rmcc/rmedica/v9n195/art4.pdf

23862 José Manuel Mayorga, página personal http://josemanuelmayorgas.blogspot.com/ y http://portal.uni-freiburg.de/poa/permanent/latinamerica/jose-manuel-mayorga-saravia , y http://www.juannio.org/es/content/jose-manuel-mayorga

23963 González, N.,C. “Más allá de la occidentalización”. Pág. 8. Disponible en: http://www.somosbacteriasyvirus.com/occidente.pdf y ver
Conferencia episcopal de Guatemala (1997) Documentos de la Conferencia Episcopal de Guatemala 1956 – 1997. Documento No. 61 del 10 de agosto de 1984. La familia y el derecho a la vida. Disponible en en: http://www.iglesiacatolica.org.gt/CEGsvjp.pdf

24064 El Periódico (03 de enero de 2011). “Guatemaltecas fueron esterilizadas sin su consentimiento debido a políticas de EE.UU”. Disponible en: http://www.elperiodico.com.gt/es/20110103/pais/187508

24165 Para darle sustento a este apartado se consultaron los textos:
Veliz Panamá, Cecilia Eugenia, “Prostitución, un problema social en la ciudad de Escuintla”, (Tesis para obtener el grado de licenciada en trabajadora social, Universidad de San Carlos de Guatemala, 1995, disponible en http://www.biblioteca.usac.edu.gt/tesis/15/15_0925.pdf Y
García López, José Antonio, “Incidencia de enfermedades de transmisión sexual en trabajadoras del sexo. Estudio descriptivo, observacional de corte transversal en Aldea el Naranjo, Petén durante los meses de octubre de 1998 a enero de 1999”, (Tesis para obtener el grado de Médico y cirujano en la Universidad de San Carlos de Guatemala, 1999), disponible en http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/05/05_8100.pdf
López Castillo, Marta Iris, “Incidencia del protocolo de Palermo y contra la discriminación de la mujer en políticas públicas orientadas a mujeres en contexto de prostitución en Chimaltenango”, (Tesis para obtener el grado de socióloga en la Universidad de San Carlos de Guatemala, 2009), disponible en http://biblioteca.usac.edu.gt/tesis/28/28_0398.pdf
Dirección General de Sanidad de Guatemala, Reglamento de la Sección de Profilaxia Sexual y de enfermedades venéreas. Leyes conexas con el mismo, 1938 y 1968 consta de la recopilación de varias disposicones y reglamentos relacionados al control de las enfermedades venéreas en Guatemala, disponible en http://media.nara.gov/research/health/cdc-cutler-records/folder-29-reglamento-de-la-seccion-de-profilaxia-y-de-enfermedades-venereas.pdf

24266 Disponible en: http://media.nara.gov/research/health/cdc-cutler-records/folder-29-reglamento-de-la-seccion-de-profilaxia-y-de-enfermedades-venereas.pdf

24367 Archivo Histórico de la Policía Nacional, La Policía Nacional y sus estructuras, (2010), páginas 33 y 36, disponible en http://archivohistoricopn.org/media/informes/La%2520polic%25C3%25ADa%2520Nacional%2520y%2520sus%2520Estructuras%25202.pdf

24468 Elisa Portillo Nájera, “Reporte alternativo sobre el cumplimiento por el Estado de Guatemala de los compromisos de la convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer –CEDAW-“ (2006). Disponible en: http://www.iwraw-ap.org/resources/pdf/Guatemala_SR.pdf

245

Para citar este artículo :

Carolina López, « Las mujeres, un instrumento para inocular. Las secuelas que trascienden fronteras. », Boletín AFEHC N°60, publicado el 04 marzo 2014, disponible en: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=3773

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.