Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.225.9.188', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : MORAN, fray Francisco : MORAN, fray Francisco

Ficha n° 3920

Creada: 31 marzo 2015
Editada: 17 abril 2015
Modificada: 08 mayo 2015

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 116

Autor de la ficha:

Stephen WEBRE

Editor de la ficha:

Paul LOKKEN

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

MORAN, fray Francisco

Misionero dominicano
Palabras claves :
Manche, Lacandones, Dominicos, Misionero
Cargo o principal ocupación:
Misionero dominicano
Nació:
Oña, España, alrededor de 1590
Murió:
Santiago de Guatemala, 1664
Padres:

1Desconocidos

Resumen:

1Nacido alrededor de 1590 en Oña, cerca de Burgos, fray Francisco Morán ingresó en la Orden dominicana en el convento de Valladolid. En 1618 pasó a Guatemala, donde primero desempeñaba como cura doctrinero de Sumpango. Enviado más tarde a Verapaz, en 1622 laboraba en la zona chol al lado de fray Gabriel de Salazar. En 1628 Morán informaba que él había reducido un buen número de choles manchés distribuido en cinco pueblos nuevos. Al mismo tiempo organizaba una entrada más ambiciosa para abrir un camino entre Guatemala y Yucatán, en cuyo esfuerzo lo acompañaba el fraile inglés Thomas Gage . Según cuenta éste en la memoria de sus viajes publicada en Londres en 1648, los dos dominicos entraron en el monte acompañados de una fuerza de cincuenta españoles armados, más unos cien auxiliares indígenas. Sin embargo, debido a las enfermedades así como a la feroz resistencia ofrecida por los choles, después de poco tiempo los frailes se retiraron del campo.

2En 1631 el padre Morán juntó fuerzas con el alcalde mayor de Verapaz don Martín Alfonso de la Tovilla , quien propuso establecer en la zona manché un poblado de hasta veinte familias españolas, obligando a los hombres mantenerse listos para prestar servicio militar en caso de necesidad. Cuando el provincial de la Orden de Santo Domingo en Guatemala fray Juan Jimeno contradijo el plan, fray Francisco Morán declaró que negaba entrar nuevamente en zonas fronterizas sin escolta armada. Morán calculaba que en los últimos veinte años los evangelizadores dominicanos habían bautizado a unos dos mil indígenas choles aproximadamente, sin producir ningún beneficio duradero. Sólo el efecto intimidante de las armas españolas podía asegurar que los manchés no volviesen a las prácticas prehispánicas.

3El fracaso del asentamiento de españoles en el Manché se relata en detalle en la Relación histórica descriptiva de las provincias de Verapaz y de la del Manché, redactada por el alcalde mayor Tovilla en 1635 pero publicada por primera vez solamente en 1960. Los soldados desertaron el campamento y los indígenas abandonaron las misiones, buscando refugio en la montaña. En 1634 se informó que solamente quedaba en pié un solo pueblo, el de San Lucas Tzalac con una población de no más de treinta familias.

4En 1635 el padre Morán hizo viaje a Madrid y Roma como procurador de la Orden dominicana. Se aprovechó de la ocasión para presentar ante la Congregación de Propaganda Fide una memoria de lo obrado en las misiones de la zona chol hasta ese momento. Existe versión en inglés, pero el texto original en castellano todavía no ha sido publicado. Los datos contenidos en dicho documento son útiles para el mayor entendimiento del trabajo que realizaban los dominicos en la frontera norte de Guatemala en esa época. Sin embargo, el antropólogo norteamericano Lawrence H. Feldman ha calificado a fray Francisco como “mentiroso”, opinando que éste reclamó como suyos algunos logros que en realidad debían más bien atribuirse a otros frailes y en particular al padre Salazar.

5En Roma el padre Morán esperaba ganar amplias concesiones para el avance del proyecto misionero manché, pero lo único que recibió fue el título de “misionero apostólico a los choles”. Sin embargo, en Madrid hizo el conocimiento de un nuevo colaborador, don Diego de Vera Ordóñez de Villaquirán . Recientemente nombrado alcalde mayor de la provincia de Chiapas, Vera Ordóñez obtuvo también una capitulación real para la conquista de los lacandones, otro grupo chol que habitaba la zona al oeste de los manchés. Desafortunadamente para los diseños de fray Francisco, don Diego de Vera querelló con los dominicos de Chiapas, cuya colaboración era imprescindible para el éxito de la empresa. Que se sepa fray Francisco Morán no hizo sino un solo intento de entrar hasta los lacandones, bajando desde Ocosingo en 1644 en compañía del alcalde mayor con un gran contingente de españoles e indígenas. Después de dos días sin dar con evidencia alguna de presencia humana, el partido regresó a su base y así se dio por terminada la colaboración entre Morán y Vera Ordóñez.

6En las últimas décadas de su vida, fray Francisco Morán estaba demasiado ocupado con otros asuntos como para dedicarse a cuestiones misioneras con la misma energía que antes, aunque existe noticia de haber hecho en 1641 un recorrido de la cuenca del río Usumacinta y la jurisdicción de Campeche. Además de doctrinero de Cojutepeque, desempeñaba también como prior de los conventos de Amatitlán y Santiago de Guatemala y fue dos veces electo provincial de su orden. No obstante, según algún biógrafo “su corazón estaba en los Choles”. Aun en edad muy avanzada seguía ofreciéndose como voluntario para acompañar cualquier nueva entrada que se propusiese. Muy respetado en Guatemala, cuando falleció en 1664, asistieron a su entierro varios personajes importantes, entre ellos los ministros de la real audiencia.

7Entre los supuestos legados de fray Francisco Morán se incluye el diccionario del idioma cholti que lleva su nombre y que muchas personas suponen que sea trabajo suyo. Sin embargo, aunque el diccionario contenga indudablemente ingresos recolectados por Morán durante su tiempo entre los choles, según los coordinadores de la edición más reciente dicha obra es en realidad un trabajo colectivo realizado durante muchas décadas. Aunque aceptan el uso tradicional de llamarle “diccionario de Morán”, los citados académicos proponen que sería preferible decir “manuscrito de Filadelfia”, por ubicarse el original en la biblioteca de la American Philosophical Society en esa ciudad norteamericana.

8

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.