Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.196.18.46', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Instrucción para cultivar los nopales y beneficiar la grana fina : Instrucción para cultivar los nopales y beneficiar la grana fina

Ficha n° 4040

Creada: 12 septiembre 2015
Editada: 12 septiembre 2015
Modificada: 12 septiembre 2015

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 187

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Instrucción para cultivar los nopales y beneficiar la grana fina

Publicado en 1818, dicha instrucción representa un primer esfuerzo de sistematización de los conocimientos sobre el cultivo de los nopales y la elaboración de la grana fina en el Reino de Guatemala. El documento de 36 folios ha sido redactado por el religioso dominico Antonio López de Quintana tras tres años de experiencia de introducción de dicha planta y insecto en la región de Verapaz, un experimento bastante exitoso que le permitió exportar vía el Consulado de Comercio 70 libras de grana en 1817. Proponemos una nueva transcripción de dicho documento acompañado de un aparato crítico que intenta mostrar el carácter bastante moderno del religioso digno heredero de los hacendados jesuitas estudiado en su tiempo por François Chevalier. Dicha lectura permite al mismo tiempo subrayar el papel del arzobispo Ramón Casaus y Torres quien posiblemente era él quien alentó al fraile López de Quintana a redactar dicha instrucción.
1276
Palabras claves :
Cochinilla, Cultivo, Grana, Exportación
Autor:
Antonio López de Quintana
Fecha:
1818
Paginas:
36
Texto íntegral:

1
Instrucción para cultivar los nopales y beneficiar la grana fina dispuesta por el R. P. Predicador General Fr. Antonio López, Del S. O. de predicadores y cura de Cubulco la da a luz la Real Sociedad Economica de Guatemala, reimpresa a expensas del Real Consulado de dicha Ciudad,Por Beteta. Año de 1818,

2[fol. 3]

3INTRODUCCIÓN.

4El promover el cultivo de las Nopaleras, y beneficio de la Grana fina en los temperamentos análogos, fue uno de los primeros objetos que la Sociedad Económica tomó en consideración luego que fue repuesta al exercicio de sus funciones1.

5Para desembarazar este punto de los demás del instituto, senaló una comisión específica de Socios2 que exclusivamente meditase las medidas que convendría adoptar para realizarlo con seguridad; pero la Divina Providencia tenía destinada otra mano más poderosa que la de la Sociedad para dar impulso á la empresa.

6El Excmo. Sr. Presidente D. José de Bustamante, desde que puso el pie en el Reyno que venía á mandar, concibió entre otros proyectos beneficos, el de introducir en él la cria de la Cochinilla y desde luego comenzó á dictar todas las providencias que creyó oportunas a
su logro: se sirvió poner en noticia de la Sociedad el pensamiento; y la pasó un expediente que comprobaba que

7[fol. 4]

8D. Manuel Antonio Figueroa3, Cura de Tuxtla, tenía logradas veinte y cinco mil Nopaleras, y que su Grana estaba clasificada por superior á la de Oaxaca.

9La Sociedad dió al P. Figueroa el testimonio de aprecio á que lo hacía acreedor su merito; y le pidió una instrucción del método con que se cultivaba el Nopal, y alguna semilla de Grana. No llegó esta animada; pero al año siguiente recibió la Sociedad seis pencas de Nopal, cubiertas de Cochinilla viva, que le remetió un vecino de Tuxtla, ocultando su nombre. Esta preciosa remesa se malogró absolutamente, a pesar del esmero que se puso en su conservación, por que no se tenía inteligencia practica para dirigirla.

10Pocos meses después remitió el P. Figueroa quarenta pencas pobladas tambien de Cochinilla, y al cuidado de un inteligente. No se hicieron con esta semilla los progresos que se creyeron; pero se logró, distribuida a varias partes, el que se conserve hasta el dia en esta Capital y el que, retenido el inteligente a sueldo de la Sociedad por

11[fol. 5]

12mas de año y medio, hubiese descubierto el Nopál fino que antes no distinguía, y enseñado prácticamente todas las operaciones relativas á su plantación y cultivo, y al de la crianza, y beneficio de la Cochinilla.
.

13Sin embargo, la Sociedad confiesa que todo esto no habría pasado de experimentos en pequeña , si el R. P. Fr. Antonio López Quitana4 del Orden de Predicadores, atento á sus insinuaciones: no hubiese tomado á su cargo el plantío de esta preciosa industria en los Curatos de Joyabah, y Cubulco, donde sucesivamente ha sido Párroco.

14A millares ha plantado en ambos puntos, y otros sus anexos, las Nopaleras, y en todos atiende á su cultivo, y á la asemillacion de la Cochinilla, con una actividad digna de no callarse. El primer resultado de sus taréas son 70 libras de Grana que cosechó el año próximo pasado, las quales s caminarán á España de remisión del Real Consulado, que con el único objeto de fomentar por su parte esta rica industria, la compró al P. López, á los precios más altos á que
la valuaron les peritos.

15[fol. 6]

16Con el mismo designio ha tomado otras providencias, y entre ellas la de haber publicado una instrucción sobre el modo de beneficiar la Grana. Pero como ni esta, ni la que antes imprimió la Sociedad en su periódico, estén con la claridad necesaria5, encargó la Sociedad al P. López, que le dispusiese una, arreglada á las observaciones practicas que tenía hechas; y habiéndosela dirigido, ha acordado su impresión, en Junta Preparatoria celebrada el 19 del último Diciembre, ofreciéndose á sufragar el costo de ella, los mas de sus vocales. Secretaría
de la Real Sociedad de Guatemala 7 de Enero de 1818 * Anselmo José de Quiros.

17
[fol. 7]

18S. I.

Descripción del Nopál y de la Cochinilla

19Nopal es un arbolillo que se llama Tunál ó Tuna. Se cría en la America Septentrional, en abundancia, y en Europa llaman Higuera de Indias. Con el jugo de sus hojas, que llaman pencas, se alimenta el insecto, llamado Cochinilla, que es del tamaño, y casi de la figura de una Chinche grande, y está revestido de un polvillo blanco6. Sirve para dar á las sedas y paños el color de grana.

20§ II.

De la calidad de la tierra para sembrar el Nopál y de su beneficio.

21Toda tierra es aparente para sembrar Nopal7, menos la barreal y de cuerpo duro y ligoso, y la húmeda porque se pudre.

22[fol. 8]

23En la mejor tierra se cría el Nopál mas luego y mas frondoso. En la pedregosa, y de poca sustancia, tarda tres años para sazonarse, y recibir la Cochinilla ; y en tierra buena, año y medio ó dos años. Qualquiera tierra, si se le echase estiércol, producirá el fruto mas luego, y mas hermoso. El modo de beneficiar la tierra, es el mismo que de cualquiera otra sementera: arándola, y cruzándola, tres ó cuatro meses antes de sembrar el Nopál; ó volteándola con azadones, piochas, ú otro instrumento, que la quiebre bien. Se dexa descansar por este espacio de tiempo, par que se pudra; y antes de sembrar el Nopál, se le vuelve á dar otro fierro, ó dos, si los necesita: se le quiebran, con el ojo del azadón, los terrones: se sacude el sacate, y se hecha fuera

24[fol. 9]

25ó se quema. Los primeros beneficios deberán hacerse en la Canicula; y los segundos en Noviembre; y este mes y los de Diciembre Enero y Febrero, son los mejores para sembrar el Nopal. En el Invierno se pudre mucha plantilla y se cría desmedrada.

26§. III.

Calidades de Nopál y modo de sembrarlo

27El Nopal de Castilla tiene las pencas grandes, gruesas, lisas, verdes, y con poca espina. Da Tuna grande de varios colores: blanca, amarilla, y morada, como la Pitahaya. El que en Oaxaca llaman Guegué da penca chica, gruesa, lisa de pocas espinas, y color ceniciento; y por ser duro su cutis, no recibe la Cochinilla. * Nopál costeño, de dos calidades. La primera es la
que con abundancia se halla en Panahachel.

28[fol. 10]

29La segunda tiene las pencas de un mediano tamaño, figura de lengua, muy verde, liso, y pocas espinas. Es escaso; pero muy bueno para la grana, y carga mucho, * El silvestre se cría en los montes, y por lo regular con muchas espinas; y no es bueno para la grana fina.* Él criollo tiene las pencas de un tamaño regular, figura de uua mano, color verde, y con pocas espinas. Se halla hasta en los montes: crece como el silvestre, hasta que se hace árbol ; y es muy
bueno para la grana. * En algunas partes se encuentra otra calidad de Nopal, con la penca casi redonda, de buen tamaño, verde claro y muy lustrosa; pero muy poblada de espinas chiquitas.
Es trabajoso para beneficiarlo; pero excede en bondad á todo Nopál. Hay otro de la misma calidad de penca larga, poblada de espinas blancas,

30[fol. 11]

31principalmente en el canto: tiene la bondad que el antecedente: y ambas calidades son escasas.* Los Oaxaqueños dan por regla cierta, que todo Nopál que dá grana silvestre, es bueno para la fina; pero el de Panahachél, y otros muchos, que admiten con abundancia la silvestre, no sirven para la fina: y á la experiencia me remito. * Quince dias antes de sembrar el Nopál, se desgajan con la mano las pencas que se han de sembrar; y se ponen en hiladas del grueso de tres ó cuatro pencas, para que no se pudran, y cicatrizada que sea la conyuntura, se trazan los surcos con un cordel, del largo que se quieran hechar, y del modo mas á proposito á la situación del terreno , sin miramiento de rumbos. La distancia de surco á surco debe ser de dos varas; y la de penca á penca de tres cuartas;

32[fol. 12]

33y si el Nopál fuere muy vicioso, de una vara. El Nopál se puede sembrar de penca doble, ó sencilla. El que se siembra de pencas dobles, crece mas luego: pero no arrolla: y de consiguiente, á los cuatro años, es ya inmanejable por su elevación. El de penca sencilla tarda mas en crecer; pero vá hechando un rollo, que cada mata equivale á dos ó mas de las otras, y no se eleva tan pronto: por lo que, la siembra de penca sencilla es la mexor; y si hubiere abundancia de Nopál, deberán escogerse las mejores pencas para la siembra. Asegurado el cordel en dos estacas clavadas en las extremidades del surco, y llevando uno de los sembradores una varita de tres cuartas, y otra de una brazada, para señalar las calles, y el espacio que ha de quedar entre penca y penca,

34[fol. 13]

35irá otro con una piocha, ó azada (que son los mejores instrumentos para el caso) abriendo los hoyos para las pencas, en donde señale el primero con la medida; y concluido el surco, se
entierran las pencas hasta la mitad, segun fuere su tamaño, dexando la tierra, ni floxa, ni muy apretada. Y en las laderas empinadas es mejor sembrar la penca acostada, por que queda mas segura la planta; y lo mismo debe hacerse en tierra pedregosa, ó cascajo.

36S. IV

Como debe cuidarse el Nopál hasta que se asemilla

37Esta planta, aunque no es tan delicada como las milpas, y frixol, que sino se deshierban luego, se pierden; desmerece mucho, sino se limpia á su tiempo, y principalmente el primer año.

38[fol. 14]

39Luego que se heche de ver que necesita deshierbo, se le debe dar y advertir á los operarios, que junto á la mata de Nopal quiten la hierba con la mano, por no herirla con el azadon. Si algunas ramas se vencen con el peso, se apuntalan con horquetillas, para que el Nopál no embarase las calles. Y si se hecha de ver que produce alguna grana, ó que tiene algún animalejo, se mata. Siempre que el Nopál eche tunas, se le quitan luego: por que éstas extrahen de la penca lo mas selecto del jugo nutritivo. Si la tierra fuere muy seca, podrá regarse el Nopál; pero si no necesita de riego, no debe regarse. Este es el cuidado que debe tenerse con el Nopál, hasta que se ponga en estado de asemillarse.

40[Fol. 15]

41S. V

De los nidos para asemillar.

42Antes que llegue el tiempo de asemillar la Cochinilla, debe tenerse preparada la cantidad de cartuchos, ó nidos, que sea necesaria. Estos se hace de varias materias, y diversos modos. Unos de las hojas de los Palmares, de que hacen los sudaderos, frotandolas hasta que queden ralas, como un zedazo; otros se hacen del Paste que dan los encinos, extendiéndolo con el
codo, hasta que quede de un grueso regular: otros de los Magueyes que dan los encinos, haciendo unos quadros, de cinco ó seis dedos, amarrados de las puntas, y quedan como una
bolsita. Otros de hojas de encino de la misma manera. Pero el nido mas fácil y mas seguro, es el que se hace de

43[fol. 16]

44doblador, de esta manera. Se escoge el doblador, que no sea del mas grueso ni muy delgado; te envuelve la hója hasta darle dos vueltas : se amarra por abajo con hilo, pita, ó hilera: se corta de cinco dedos de alto, y queda hecho un cartucho. A este se le cortan dos dedos por arriba, por el lado en donde remata la hoja, hasta la mitad de su ancho, y le queda al cartucho tres dedos de buque, y una cola de dos dedos, por la que se prende con una espina de Subin, í
a otra equivalente, á la penca da Nopál, junto á la coyuntura : y dicha cola resguarda la grana del agua, si acaso caen algunas lloviznas quando se está asemillando. Este cartucho sirve, cuidándolo bien, muchas veces; y como el doblador es tan común, en ninguna parte se dificulta: además del trabaxo que se evita, de hacer y deshacer

45[fol. 17]

46los nidos en cada asemillacion, si son de las materias antedichas. El ámbito que debe tener el cartucho, es el de una moneda de á dos reales redonda.

47§. VI.

De la asemillacion.

48Luego que comienza á parir la grana, yá sea para asemillar, ó ya para matarla, se baxa del Nopál; y la que va a asemillarse, se pone por espacio de un dia sobre petates, de el grueso
de un dedo, ó menos, para que no se sufoque; poniéndoles debaxo una hilada de pencas, para que reciban el piogillo (ó hijitos) que se extravie. Al segundo dia se reparte en los cartuchos, con cucharitas que se tendran hechas de doblador, del tamaño de la cantidad que se quiera hechar en los cartuchos. La cantidad mas proporcionada a es la de un adarme8 ; y tambien se puede hechar hasta una dracma9. Repartida asi, se ponen los cartuchos en las Nopaleras, comenzando á distribuirlos por las pencas mas baxas, asegurándolos bien con una espina atravesada en la cola; pero sin clavarla mucho, porque lastima el Nopál; y se sigue hasta acabar de asemillar la mata, el surco , y toda la Nopalera: yendo por delante de los asemilladores dos operarios, que limpien bien el Nopál de la tierra, que suelen tener las pencas baxas, telarañas y cualquiera otra cosa que pueda perjudicar la propagación de la cochinilla. La repartición que se hace de adarme, por lo regular debe mudarse á

49[fol. 19]

50otras matas, cada dos ó tres días; y la de ochava á las veinte y quatro horas: y en tiempo muy caliente antes; y mucho mas quando la cochinilla está en la mayor fuerza de su parición. Por lo que es muy necesario estar á la mira de quando tiene suficiente semilla la mata, y mudar luego los cartuchos á otras Nopaleras; porque si se le dexa cargar demasiado de semilla-, no se cría bien, y la mayor parte se vuelve granilla. Esta remuda de cartuchos deberá hacerse oportunamente, por dos semanas: y en la ultima repartición dexarlos otra semana en las Nopaleras. Pasado este tiempo, se quitan los cartuchos; y sobre un petate se ponen boca abaxo: y con un tastazo que se les dé, se cae todo el sacatillo ó cascarilla: y si alguno quedase pegado, se derriba con el dedo.*Toda grana es buena para

51[fol. 20]

52asemillar la mata, estando sazona; pero la que se cria al Sol es la mejor. Si al asemillar la mata, se hecha de ver que algunas pencas, por lo muy tupido del Nopál, impiden la buena distribución de cartuchos, y hubiese necesidad de sembrar, se desgajan con la mano, y se siembran á su tiempo; pero si no la hubiere, se pone el cartucho en qualquiera parte de la penca para que grane y se quita la penca quando se baxa la grana.

53S. VII.

De los insectos que dañan la Grana.

54Aunque en el espacio de mas de tres años que le estoy dedicado á esta industria no he visto mas de un gusanito, aseguran los criadores de Oaxaca que los animalejos que dañan la Cochinilla, son el Cochinito que pasa á Gicarita : el Pintillo: el Piogito,

55[fol. 21]

56la Abujita, el Zacateroy el Zurron. Por lo que, asemillada la Grana, es necesario que se ponga un sugeto de buena vista, ó los que se necesiten, para que todos los dias, con mucho ciudado, registren todo el Nopál asemillado; y si viesen algún animalejo en el, lo extraigan, prendiéndolo con una espina, ó ahuja, y lo maten. Este cuidado debe ser mayor en el tiempo de mudar la Grana; y dura hasta la cosecha10.

57S. VIII.

De la muda de la Cochinilla

58Al mes, en tierra templada, y en la caliente á las tres semanas, se sale la Cochinilla, ó despide de sí la bolsita, ó casa de que estaba revestida; queda del color, y tamaño de una pulga grande, hasta que se le vá formando nuevo vestido. A esto llaman primera muda. De los cincuenta a los sesenta días,

59[fol. 22]

60á proporción del temperamento, y de la estacion del tiempo, se sale de la segunda casilla y coge nuevo lugar: y esta es la segunda muda. En temperamentos calientes muda mas pronto. Después de estas mudas acostumbran en Oaxaca darle el beneficio de la escobeta, formandola de colas de Venado, o Zorrillo11. Coadjuva mucho á que la Cochinilla se crie con mas desembarazo y hermosura; pero esta operación la deben hacer sugetos muy expertos y de manos muy ligeras; porque de lo contrario, derriban mucha parte de la Grana. Puede suplirse con seguridad esta operación, si se enseña á los cuidadores el modo de soplar las pencas, ni fuerte, ni muy suave, de modo que el soplido despida la mayor parte del polvo, y tlazole ó telillas, que cubren la Cochinilla, y se puede ver si hay ó no dañero; y esto mismo puede hacerse varias veces, si fuere

61[fol. 23]

62necesario, hasta la cosecha.

63S. IX.

Enfermedad de la Cochinilla

64Si á la Cochinilla le cae algún aguacero fuerte, sea quando fuere, derriba y maltrata mucha: pero antes de la primera muda, aguanta lloviznas, mas que sean gruesas. En las mudas le hace mas perjuicio el agua, por que la Cochinilla está como desprendida del Nopál. Y si en la segunda muda, ó después le cae algun aguacero, la enferma, y si está próxima á parir, se cae mucha: y los granos, en lugar del color morado natural, lo dan negro. En Oaxaca llaman
á esta enfermedad Chamusca, y para evitar que cunda, quitan los granos enfermos, y dan sahumerio á las Nopaleras, poniendo á las orillas lumbradas con carne de Chibo, Chile, Brea, ú otro ingrediente calido; una mano de escobeta

65[fol. 24]

66ó de colas de Zorrillo, pasándola suavemente por las pencas enfermas: y
aseguran que asi cesa la epidemia.

67
S. X.

Modo de baxar la Cochinilla.

68La penca de Nopal que este año dió Cochinilla, la dá también el año venidero. Sería pues fuera de propósito, que en donde el Nopál es escaso, nos contentasemos con que diese una sola cosecha, destrozando el Nopál á cuchillo al tiempo de hacerla; pudiendo lograr, sin trabajo alguno, á lo menos otras dos. Por lo que la Cochinilla debe baxarse del modo siguiente: se toma con la mano izquierda una cuchara de gicara, ú otra cosa equivalente, de la figura, y tamaño de la lanzadera de los texedores: se arrima bien al pie de la penca granada, y
con la derecha se raspa la Cochinilla con un cuchillo de palo, de punta roma

69[fol. 25]

70comenzando por el pie de la Nopalera, teniendo cuidado de mudar la cuchara al paso que el cuchillo, para que la Cochinilla no se caiga al suelo; por que se maltratara, se desnuda del polvillo, y queda prieta. Estos instrumentos deben ser del tamaño de una cuarta de largo, y la canoita de cuatro dedos de ancho, para que, con facilidad, puedan manejarse dentro de la mata de Nopál. Si esta estuviese muy poblada de pencas, se quitarán las que estorvan al manejo de la cuchara, y no mas. * Quando se baxa la Cochinilla en el campo, deben ir de dos en dos los trabajadores, uno por una calle, y otro por la otra; y ayudarse mutuamente, quando se necesita apartar algunas ramas, para baxar con mas comodidad la Grana de las inmediatas. Si las matas exceden en altura al manejo de las manos, se pondrán bancos para que los

71[fol. 26]

72operarios puedan trabajar del modo dicho: y si aun asi no alcanzan, se pondrán petates en ambas calles, bien arrimados al píe de las Nopaleras, y con las escovas suaves, se vá derribando la Grana, que no puedan baxar los operarios: lo que también se hará si la mata tuviere mucho rollo, y no diere lugar á baxar con comodidad la Cochinilla, de algunas pencas del centro. La Grana que cae á los petates, deberá separarse de la demás, pues par lo regular, queda de un color pardo; y aplicarse á la calidad de la prieta. Este es el mejor modo de baxar la Grana, y de aprovechar el Nopól. Quando las Nopaleras se vuelven inmanejables por su altura, ó se envejecen, ó por algún otro motivo ofrecen poca utilidad, deben desmocharse con machete, tres cuartas, ó una vara distante del suelo, y vuelven á retoñar, y dar Grana algunos años.

73[fol. 27]

74S. XI.

De como se mata la Grana.

75Luego que hubiere porción suficiente de Cochinilla en los toles, ú otras vasijas en que se vá hechando, quando se baxa, deberá matarse. La que se baxa por la mañana, se mata al medio dia; y la que por la tarde, se mata al acabar la taréa. Esta operación se hace de varios modos. El mejor y mas seguro es por sufocación, metiéndola en vasijas, y tapándolas bien la boca. Se dexa estar asi por espacio de veinte y cuatro horas, para que muera.
Y para que salga blanca, se ha de hechar en la vasija, que no pase de media arroba, sin dexarle vacío. Se mata también en Temascal, extendiendola en petates, del grueso de uno ó dos dedos,
para que no se abodoque, y meneándola con la mano, cada media hora, ó antes;

76[fol. 28]

77Y en viendo que está seca, se saca. Se mata también en horno de pan, metiendola en tecomates, ú otras vasijas en cantidad de ocho ó diez libras, teniendola dentro, un dia, ó desde las ocho de la noche, hasta las seis de la mañana: pero es arriesgado; y para que no se queme, se tendrá presente que el punto de calor que debe tener el horno, es que antes de meter la Cochinilla, se mete la mano, tanteando que esta sude y no se queme. La Grana que se mata,
de qualquiera de estas maneras, sale toda blanca; á no ser que venga del campo desnuda del polvillo; que entonces debe separarse, y aplicarse á la calidad de la prieta. Y el criador curioso, si hecha de ver que hay cantidad considerable de esta especie en los surcos, deberá poner dos operarios, que vayan por delante, quando se baxa, recojiendo la prieta, y dexando la blanca

78[fol. 29]

79en el Nopál, para que ésta salga mas hermosa. * La Grana prieta se mata en lebrillos, hechandole agua hirviendo encima. Se revuelve, por dos ó tres minutos, y se le escurre el agua. También se mata, y con mas comodidad, y aséo, hechando la Cochinilla en un costalito de petate, ó en matate tupido, que no se salga, y se mete en un perolito ú olla de agua hirviendo, teniéndola debaxo del agua por el mismo espacio de tiempo. * Si se quiere sacar la Grana colorada, ó roseta, se mata en lebrillos, refregándola un rato, hasta que tome el color; pero esta solo debe sacarse de la Cochinilla averiada, por aprovecharla, y se conserva menos. * Muerta la Grana, se extiende luego en petates, y se saca al Sol, hasta que seque bien; teniendo presente que el grueso de la Grana no pase de un dedo: porque sí amontona, se hace pelotones y pierde

80[fol. 30]

81de el lustre; y si se descuidan con ella, se pudre, y hiede. Si lloviere, y la Grana está recien muerta, se extiende todavía mas delgada, poniendo los petates en donde bata el aire, por que corre mas peligro.

82S. XII.

Separación de la Grana

83En estando bien seca la Cochinilla, se pasa por tres arneros. El primero ha de tener los ahugeros del tamaño que pueda pasar por ellos un garbanzo regular. Se menea con suavidad, por no deslustrar la Grana; y si se hecha de ver que hay algunos bodoques en el amero, se deshacen con la mano para que caiga toda luego al petate que está debaxo; y el Tlazole y demás que queda en el arnero, se aparta, y se guarda; pues sirve para teñir cosas bastas.* Inmediatamente pasa la Grana al segundo arnero, que deberá tener los ahugeros de modo que no quepa por ellos mas que un grano de mostaza, de regular tamaño, para que caiga al petate la Grana mas menuda, que se llama Granilla: y esta después se pasa por el tercer amero de ahugeros tan menudos, que solo salga por ellos el polvillo, y quede en el arnero la granilla
limpia. Esta se guarda aparte, pues tiene distinto precio; aunque en el tinte es igual á la gruesa madre. * El polvillo equivale en el tinte á media Grana, si no está mezclado coa tierra. Está
experimentado. * Separada la Grana del modo dicho, se registra, con mucho cuidado, y despacio; y si tuviere algunas espinas, arenas, ó qualesquiera otra cosa, que se advierta que no es Cochinilla, se extrahe. Sí se advierte que todavía tiene algún polvo, se ahecha con mucho cuidado, quando el aire está suave. Y con esto quedará la Grana muy limpia y lista para venderse.

84[Fol. 31]

85S. XIII.

De como debe conservarse la Cochinilla en invierno.

86Como en nuestro clima llueve mucho en el invierno, sería imposible conservar la Cochinilla en el campo sin el resguardo necesario. Y como, por otra parte, el Nopúl es escaso en muchas partes, que puede cosecharse la Cochinilla; sería muy doloroso al criador, el tener que quitar parte de lo que tiene sembrado, para cuidarlo en casa. Para evitar este daño, se formará,
sobre el surco de Nopal, una galera de dos aguas, con horconcillos, y cañas de castilla, ú otras qualesquiera varas, y se tapará con qualquiera zacate ú ojarasca, de modo que no le caiga el agua á la Grana; procurando el que estas galeras queden fuertes, para que no las derriben los huracanes que suelen acompañar á los aguaceros gruesos.

87[fol. 33]

88Se assemillara lo mismo que en verano; y ia Cochinilla se cria todavía mas gruesa. El que tuviere abundancia de Nopál, ademas de lo dicho, puede llenar los corredores de su casa de
ramas de Nopál, colgadas al aire, con mecatillos, ó arrimadas á las paredes; ó haciendo tápescos uno sobre otro, á manera de una escalera de casa de altos; pero sin amontonar mucho el Nopádl en las hiladas, por que se pudre. El que no tuviere proporción de hacer esto en su casa, puede hacer una galera de paja, ó mas, y ordenar el Nopál del modo dicho.

89
S. XIV.

Muy esencial

90Como de los buenos preparativos pende el buen éxito, deberá el criador de la Grana preparar la semilla con destreza, para que se le venga á tiempo oportuno, y no tenga que tapar su cosecha

91[Fol. 34]

92del campo. Porque, sí v. g. la semilla que debía venirse en Noviembre, se viene á principios de Octubre; como llueve todavía mucho, ó tiene que tapar la mayor parte de su cosecha; ó no puede asemillar. Lo mismo digo del que asemillase en Febrero ó Marzo ; porque á principios de Abril, o antes , suelen caer algunos aguaceros que derribarían mucha Grana, y enfermaría la demás. Para evitar estos daños, se debe tener Grana de dos ó tres tiempos, como la hay quando se baxa en Febrero: y entonces se empieza á tener cuidado de que haya alguna que asemillar á principios de Mayo: y asemillar en este tiempo la que le paresca suficiente á proveerlo en principios de Agosto, de la que fuere necesaria para dar la semilia que ha de salir al campo en el futuro Noviembre, y en Diciembre, que

93[fol. 35]

94son los meses mas seguros para asemillar su cosecha sin taparla. * El que quiera segunda cosecha, ó engordadura en un mismo Nopal, deberá, antes de baxar la primera, dexar parir la Cochinilla hasta que le parezca suficientemente cargada la Nopalera; pero tendrá que taparla por los primeros aguaceros; aunque ésta, tapada, no pide tanta precaución, como en el tiempo
de invierno.

95Con arreglo á lo dicho, ha logrado general aprobación la primera Grana, que presentó al público el primero que se dedicó á establecerla en este Reyno desde últimos del año de mil ochocientos catorce, hasta esta fecha, que es la de quince de Noviembre de mil ochocientos diez y siete.

96Quae scripsi, feci, et bené mihi fuit.

97Si vis, fac, et bené tibi erit.

98L. D. M. & B. M. S. V

99Notas de pie de páginas

1001 Es una alusión a la restauración de las actividades de la Sociedad Económica iniciada por el presidente de la Audiencia de Guatemala Antonio González Saravia a finales de 1810. Véase Christophe Belaubre, La participación del arzobispo Casaus y Torres a la Ilustración en el Reino de Guatemala , in Boletín de la AFEHC, N° 63. Este folleto del fraile Antonio López de Quintana ha sido publicado por primera vez por el historiador Manuel Rubio Sánchez. Véase Historia del cultivo de la grana o cochinilla en Guatemala, (Guatemala: Tipografía Nacional, 1994), pág. 272-285.

1012 La comisión se componía de las personas siguientes: José Antonio Goicoechea , José Antonio Alcántara, José María Peinado , Domingo Pavón, Francisco Arrivillaga, Anselmo José Quiros, Antonio Juarros . Véase la Octava junta publica de la Sociedad Economica de Amantes de la Patria de Guatemala fundada por el Sr. D. Jacobo de Villaurrutia y Salcedo, del Consejo de S. M. Oydor de Esta Real Audiencia, primera después de su restablecimiento celebrada el dia 12 de agosto de 1811, por Beteta, Impresor de la Sociedad

1023 Ese cura es bastante mal conocido. Fue el primero presbítero secular a servir el curato de Tuxtla en 1784 tras la secularización. Antes había sido un feodo de los dominicos en un tierra dominado por el pueblo indígena Zoque. Los indígenas tuvieron continuos problemas con dicho cura posiblemente por su mala administración y por denunciar la decisión de la corona de secularizar la parroquia. Véase Dolores Aramoni Calderón, Thomas Arvol Lee Whiting, Miguel Lisbona, Presencia zoque: una aproximación multidisciplinaria, (Chiapas:UNAM, 2006), pág. 162.

1034 Este fraile Antonio López de Quintana fue ordenado presbítero en la Ciudad de Guatemala en enero de 1790. Había llegado a Guatemala en marzo de 1789. Es un asturiano oriundo de un pueblecito del Ayuntamiento de Oviedo, llamado Oscos, donde vio la primera luz en 1764. En 1802 tenía 17 de profesión. Es hijo del convento de Lugo. Estudio tres años la filosofía, cinco años la teología, la suma del Angélico Dr Santo thomas, una la de Melchor Cano y fue nombrado administrador de la hacienda de San Geronimo. Fue doctrinero de Salama en 1798. Tuvo el priorato de Santa Cruz del Quiche y en 1799 fue nombrado predicador general de su orden. Véase AGCA, A1.11, Leg. 111, Exp. 2436 (1802) y A4.38, T5,78, Libro de Ordenaciones (1789 – 1864) y Juan Rodríguez Cabal, “Catalogo de escritores dominicos en la Capitanía General de Guatemala”, Anales de la Academia de Historia e Geografía de Guatemala, Tomo XXXIV, (1961), pág. 135.

1045 La primera instrucción que el arzobispo Ramón Casaus y Torres trajo de Oaxaca fue publicada en el Periódico de la Sociedad Económica de Guatemala, Guatemala, Imprenta de Beteta, 15 de julio de 1815, N° 6, fol. 94.

1056 Según Clara Rojas A., “Las hembras adultas de la grana cochinilla contienen de 19 a 24% de ácido carmínico y miden de 3 a 6 mm de largo por 2.5 a 4.5 mm de ancho. Su cuerpo oval está cubierto por una sustancia algodonosa o polvosa que sirve como mecanismo de defensa contra sus enemigos naturales”. Véase: http://ciencia.unam.mx/contenido/galeria/GRANA%20FINAL , consultado el 10 de septiembre de 2015.

1067 Dicha frase no es totalmente anodina puesto que desde que se inició la cultura de la cochinilla en la región de Oaxaca los españoles prohibieron su salida y hicieron todo lo posible para conservar el monopolio de dicha producción en esa zona de América. Al botanista francés Nicolas Joseph Tiéry de Ménonville se debe el primer esfuerzo de producción fuera de Oaxaca en la Isla de Saint-Domingue. Para lograr dicha exportación el botanista francés se había viajado a Oaxaca y se había hecho pasar por un medico catalán. Escribió en francés un tipo de tratado sobre sus experiencias de aclimatación. Véase Traité de la culture du nopal et de l‘éducation de la cochenille dans les colonies françaises de l’Amérique, précédé d’un voyage à Guaxaca. Préface, des Notes & des Observations relatives à la culture de la Cochenille (édité par Veuve Herbault, Cap-Français, 1786, réédité en 1787). En 1825 la cochinilla se cultiva en las afueras de Cádiz y la instrucción que se publicó entonces cita el trabajo de Antonio López de Quintana como uno de los primeros esfuerzos de sistematización de conocimientos sobre dicha producción agrícola. Véase Instrucción sobre el cultivo del nopal y cria de la cochinilla de América publicado para uso de los labradores, Cadiz, Imprenta de Tomas José Bordeta, 1825.

1078 [Nota presente en el original], Adarme es la decima parte de una onza.

1089 [Nota presente en el original], y drachma la octava parte: y asi deben salir de la onza ocho cartuchos o diez y seis, que sean iguales.

10910 Es interesante poner énfasis aquí en la concepción que el fraile dominico se hace del trabajo de los operarios. En varias oportunidades López de Quintana dice que se debe escoger personas que sepan mirar los nopales y trabajar con cuidado. Es una concepción inteligente y moderna de la fuerza de trabajo inspirada del ideario de los jesuitas que François Chevalier ha estudiado unos pocos años antes. Véase Instrucciones a los hermanos jesuitas administradores de haciendas (manuscrito mexicanos del siglo XVIII), Prólogo y notas de François Chevalier, (México: UNAM, 1950).

11011 Llama la atención el conocimiento que tiene el dominico de lo que se práctica en Oaxaca la región cuna del cultivo de la cochinilla. Si se toma en cuenta que López de Quintana nunca salió de Guatemala, es probable que dichos comentarios hayan sido añadidos por el arzobispo Casaus y Torres o otro especialista de agricultura, posiblemente un dominico, que haya estado viviendo un tiempo en Oaxaca. Varios miembros de la la orden dominica en Oaxaca habían hecho un esfuerzo para compilar instrucciones para beneficiar la grana. Existía un largo expediente legal que versaba sobre los métodos y problemas de dicha cultura. Véase Barbro Dahlgren y Barbro Dahlgren de Jordán, La Grana Cochinilla, (Mexico: UNAM, 1990), pág. 20.