Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.92.170.142', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : GUTIÉRREZ Y ULLOA, Antonio Basilio : GUTIÉRREZ Y ULLOA, Antonio Basilio

Ficha n° 4083

Creada: 08 octubre 2015
Editada: 08 octubre 2015
Modificada: 30 octubre 2015

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 303

Autor de la ficha:

Eugenia LOPEZ VELASQUEZ

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

Publicado en:

ISSN 1954-3891

GUTIÉRREZ Y ULLOA, Antonio Basilio

Principales etapas de la carrera del intendente de San Salvador Antonio Basilio Gutiérrez y Ulloa (1804-1811).
Palabras claves :
Intendente, Territorio, Gobierno, Sublevación
Cargo o principal ocupación:
Intendente
Casó:

1María de la Encarnación Barreda y Betancourt

Nació:
el 14 de junio de 1771 en Toro, Zamora, España
Murió:
Después de 1831
Padres:

1Nicolás Gutiérrez y Vitoria, bautizado el 2 de febrero de 1722 en Toro, (Testamento 5 de junio de 1775 en Toro ante José Bernal de Monroy), Caballero de la orden de Calatrava desde 1756, y Francisca de Ulloa y Sánchez Morales, bautizada el 19 de marzo de 1753 en Ciego, casados 26 de enero de 1769 en Toro

Resumen:

1Antonio Basilio Gutiérrez y Ulloa nació en Toro, una ciudad muy próspera a mediados de siglo XVIII, ubicada a orillas del río Duero, en el reino de León y al noroeste de la península ibérica. Fue un oficial al servicio de la monarquía que ocupó varios cargos en la península y en América. En 1804 en virtud al mérito mediante real cédula de 19 de septiembre se le otorgó el título de caballero de la Real Orden; condecoración que había sido creada por Carlos III.

2En 1797 fue nombrado ministro supernumerario del Tribunal de la Contaduría Mayor de Cuentas en Madrid; permaneció en ese cargo hasta 1804, cuando el tribunal fue reformado. En ese mismo año se le asignó a la intendencia de Huancavelica, pero tal nombramiento no tuvo efecto, en su lugar se le fijó el puesto de intendente de la provincia de San Salvador, según el decreto real expedido el 25 de abril de 1804. Pocos días después, se embarcó en la Coruña con su mujer, doña María de la Encarnación Barreda, que había sido camarista de la reina y sus tres hijos. El viaje resultó muy accidentado, y como resultado de eso, el intendente perdió su equipaje y todas sus pertenencias, por lo que la Corona le prometió tomar en cuenta ese incidente en aras de mejorar su cargo, puesto que también se reconocía en Madrid, que se le había enviado a una provincia menor; sin embargo en San Salvador permaneció hasta 1811.

3Antonio Gutiérrez y Ulloa fue el primer intendente oficial nombrado después de varios gobiernos provisionales (entre 1798 y 1804) pero de la creación de la Intendencia en 1785 hasta 1798 cuatro intendentes habían gobernado la región: José Ortiz de la Peña, el barón Francisco Luis Héctor de Carondelet, José Antonio María de Aguilar y Ignacio Santiago Ulloa. Antes de llegar a su destino profesional, Gutiérrez y Ulloa pasó por la capital del Reino donde obtuvo el 17 de mayo de 1805 la fianza del Señor Márquez de Aycinena, de los comerciantes don Gregorio Urruela, don José María Peinado y don Juan Payes para el ingreso en su oficio de Intendente. En 1811 Gutiérrez y Ulloa fue destituido y obligado a poner su renuncia después de una revuelta de algunos barrios de ladinos y mulatos de la ciudad de San Salvador en su contra, por abusos de autoridad y por su activa persecución de los “afrancesados” y subversivos de la provincia. Esta fue una revuelta popular parte de un enjambre de motines de pueblos y barrios de distintos pueblos de la provincia, articulados al motín de la ciudad de San Salvador, contra “las malas autoridades” criollas y peninsulares, por las cargas fiscales, y hambrunas por la caótica situación agrícola-comercial que vivía el cultivo del añil y las siembras de subsistencia.

4Después de su retiro de la intendencia, el cargo fue ocupado por José de Aycinena en febrero de 1812, quien gobernó pocos meses para asumir el cargo de diputado a Cortes; Aycinena fue sustituido por José María Peinado, quien estuvo al mando de la intendencia hasta el año de 1814. Le relevó José Méndez de Quiroga hasta 1817, luego siguió Juan Miguel de Bustamante hasta el año de 1818 y reemplazado por Simón Gutiérrez, quien gobernó pocos meses. Le sucedió en el cargo de nuevo José María Peinado, quien permaneció en el puesto hasta su muerte en 1819. Y el último intendente fue Pedro Barriere, de origen francés, quien declaró la independencia de la provincia, sustituido pocos días después de la declaratoria de independencia por el presbítero José Matías Delgado .

5En cuanto a la gestión del intendente Gutiérrez y Ulloa, pasados dos años de su ejercicio y estando en la ciudad de San Salvador solicitó cambio de cargo al conocer por la Gaceta de México de la muerte de Mora y Peysal, intendente de Oaxaca; pero su petición no tuvo éxito, de modo que permaneció en San Salvador hasta 1811. Después de las revueltas de 1811 el capitán general de la Audiencia de Guatemala, José de Bustamante le ordenó retirarse a Guatemala con dos tercios de su salario que era de 4000 pesos. Su renuncia fue aceptada el 26 de septiembre de 1812, y se quedó con medio sueldo hasta que obtuvo una nueva colocación.

6El Intendente no era un militar, ni un letrado, como lo demandaba el cargo, pero si era un burócrata experimentado. De su paso por San Salvador se registra que ordenó a sus expensas el archivo de Hacienda, dirigió la formación del Libro de la Razón General de la Real Hacienda; además promovió escuelas de primeras letras y de dibujo, con premios anuales. Contribuyó al arreglo de la iglesia parroquial y erigió la Casa de Reclusión de Mujeres, ejecuto la enajenación de Obras Pías, e hizo la descripción política y topográfica de la intendencia. Este censo lo concluyó en 1807, y fue una de las más importantes contribuciones que hizo, documento conocido con el título de Estado General de la Provincia de San Salvador, Reino de Guatemala, año de 1807, considerado por historiadores como uno de los censos de la provincia de los más confiable de esa época.

7Después de casi dos años de su renuncia a la intendencia de San Salvador, fue nombrado por real orden de 10 de agosto de 1814, intendente por comisión a Guadalajara, pero no costa que haya asumido el puesto. Aprovechó su estancia en la capital de Guatemala para acercarse con el grupo que intentaba reanimar la Sociedad de los Amigos del País : así aparece en el primer número de mayo de 1815 como editor del Periódico de dicha Sociedad junto con José Cecilio del Valle , Antonio Garcia Redondo , Mariano López Rayon y José Maria Castilla . Con este último había una relación de confianza porqué cuando dejó definitivamente Guatemala en enero de 1816 le dejo un poder general ante notario. El comerciante Juan Bautista Marticorena le facilito el equivalente de seis pagas de Real hacienda para sufragar los gastos de su viaje. Este Gutiérrez y Ulloa lo hizo navegando desde Sonsonate hasta San Blas, coincidiendo su llegada con el inicio del movimiento insurgente en Nueva Galicia, y a poco tiempo de haberse ordenado la unión de la intendencia con la comandancia General de Nueva Galicia.

8En 1816, Gutiérrez recibió la orden para que se estableciera en la ciudad de México, pero al año siguiente se expidió una contra orden para que asumiera el cargo de jefe superior de Real Hacienda en Guadalajara. Ese destino le fue confirmado por reales órdenes de 18 de julio y 11 de noviembre de 1817. Su nuevo cargo generó conflicto de poderes entre él y el intendente José de la Cruz, dado que éste conservó el mando militar y político de la provincia, dejando a Gutiérrez la causa de hacienda.

9El virrey Callejas le ordenó volverse a México, con dos tercios del salario que recibía en San Salvador, en esos días le llegó el nombramiento para intendente de Oaxaca, que de nuevo no tuvo efecto, de modo que en marzo de 1818 residía en México.

10Poco después, el 21 de abril de 1819, tomo posesión de la Tesorería de Nueva Galicia, pero cuando Gutiérrez y Ulloa pretendía asumir su cargo, José de la Cruz declaró que únicamente le dejaría la causa de hacienda, reteniendo para si la de guerra y gobierno; parece ser que actúo como intendente interino, subordinado a Cruz y al asesor Pedro Velez.

11En esta situación estaba Ulloa y Gutiérrez cuando sobre vino la Independencia de Nueva España. En 1822 fue nombrado Jefe superior de Hacienda Pública y de la Casa Imperial de Moneda provisional, Director de la Sociedad Patriótica, intendente de la provincia de Guadalajara, y jefe político superior, en ausencia de Pedro Celestino Negrete, Capitán General de la Nueva Galicia. Gutiérrez fue un funcionario que actuó de manera fiel al gobierno de monarquía constitucional de Agustín de Iturbide, oponiéndose y controlando conspiraciones republicanas en contra del gobierno.

12

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.