Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('107.22.30.231', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : articulos : Herramientas digitales para historiadores : Herramientas digitales para historiadores

Ficha n° 4245

Creada: 25 abril 2016
Editada: 25 abril 2016
Modificada: 25 abril 2016

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 799

Autor de la ficha:

Adriana ALVAREZ SÁNCHEZ

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Herramientas digitales para historiadores

El uso de herramientas digitales y de Internet en el proceso de investigación es cada vez más común. Introducimos estos elementos pero no nos preguntamos cómo lo hacemos, ni nos planteamos cómo funcionan todas esas herramientas y la red, ya que en muchas ocasiones, consideramos que son meros instrumentos prácticos. Quizá ello se deba a que seguimos publicando nuestras investigaciones impresas en papel. Aún no somos conscientes de que el mundo digital representa un cambio más profundo tanto en la manera en la que construimos y compartimos los conocimientos, como en los resultados mismos de nuestras investigaciones. Por ello, el artículo plantea una serie de reflexiones acerca de estos cambios pero también ofrece una guía inicial de herramientas digitales y algunos de los problemas y debates acerca de la introducción de estas en la investigación académica desde la perspectiva de las Humanidades Digitales (HSD), como se les llama en español.
Palabras claves :
Herramientas digitales, Investigación histórica, Historia digital, Digitalización, Internet
Autor(es):
Adriana Álvarez Sánchez
Fecha:
Marzo de 2016
Texto íntegral:

1

Introducción

2En la actualidad, es casi imposible no considerar dentro de nuestras actividades académicas cotidianas la utilización de medios digitales y de Internet para llevar a cabo todo el proceso de una investigación. Ello ha implicado cambios en la producción historiográfica y en la de otras disciplinas que han incorporado y aprovechado las posibilidades de Internet y de herramientas disponibles. El investigador Alan Liu considera a este proceso de cambio una “mutación digital” que ha obligado a los académicos a modificar sus prácticas de investigación, de enseñanza y, en algunos casos, de organización administrativa1.

3El intercambio entre académicos de distintas áreas de conocimiento que realizan sus investigaciones con y en medios digitales es cada vez más común. Desde hace algunas décadas estos grupos de colaboración han definido un campo bajo el título de Humanidades Digitales (HD). Isabel Galina afirma que “Las Humanidades Digitales es un término que engloba [un] nuevo campo interdisciplinario que busca entender el impacto y la relación de las tecnologías de cómputo en el quehacer de los investigadores en las Humanidades2”, y que también se ha extendido a las Ciencias Sociales3.

4Las HD han experimentado también cambios y, en algunos casos, han sido introducidas en las distintas instituciones educativas de manera oficial, de donde surge el concepto Digital Scholarship, refiriendo las actividades de investigación y enseñanza desde el ámbito académico4.

5Es dentro de este campo desde el que me ocuparé para tratar algunos aspectos de la historia y la historiografía. Para ello he decidido utilizar una estructura que atiende al largo camino que implica el proceso de investigación mostrando, por una parte, cómo podemos incorporar los medios y recursos digitales a las distintas fases de la investigación, y por otra, ofreciendo una lista de herramientas útiles para ello. La estructura del texto seguirá, pues, el orden de las fases por las que suele pasar casi cualquier investigación histórica5.

6A lo largo del artículo se plantearán además algunos de los problemas a los que se enfrenta un historiador que busca utilizar algún tipo de herramientas digital tanto para realizar su trabajo como para darlo a conocer. No es el objetivo de este texto presentar un catálogo completo de dichas herramientas, sino mostrar la tipología utilizando sólo algunos ejemplos. Al final el lector del artículo encontrará un apéndice bibliográfico que podrá servir de punto de partida para quienes estén interesados en conocer los debates acerca de la llamada Historia Digital6 que va más allá del uso escolar de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

7Dentro del mundo hispano, Anaclet Pons es uno de los historiadores que se ha ocupado de reflexionar sobre la manera en la que estos cambios han impactado en la historiografía, convirtiéndonos en “produsuarios” de contenidos, además destaca cómo Internet ha ampliado las posibilidades de escribir la historia a otros sectores de la sociedad. Si bien él mismo no se autodenomina humanista digital, ofrece un panorama acerca de la forma en la que los historiadores – principalmente franceses y anglosajones, aunque también españoles – han incursionado en la utilización de herramientas digitales para llevar a cabo sus investigaciones7.

Diseño de la investigación

8Los historiadores, al igual que los investigadores de otras disciplinas, partimos de una pregunta de investigación que es resultado de preocupaciones e inquietudes y que forman parte de un contexto determinado. El contexto actual implica la utilización de medios digitales e Internet, elementos que han afectado la manera en la que llevamos a cabo nuestro trabajo. No se trata de atribuir a las nuevas tecnologías una virtud que no tienen, sino de la inteligencia del ser humano que las construye y las utiliza en su favor.

9En el caso del proceso de una investigación es necesario contar con un plan, un proyecto o protocolo en el que se expresen claramente tanto la pregunta de investigación como los objetivos, la hipótesis, el estado de la cuestión, la metodología, etc. Desde hace décadas, los historiadores y los científicos sociales utilizan la tecnología para llevar a cabo sus investigaciones. Sin embargo, las posibilidades de búsqueda y acceso a la información se han multiplicado exponencialmente, al igual que la variedad de herramientas digitales que pueden ser utilizadas, volviendo esencial incluir en nuestros proyectos el aspecto digital. Dred Gibbs y Trevor Owens señalan que el proceso de digitalización fuentes documentales y la proliferación de documentos de origen digital no implican necesariamente un cambio en la forma en la que publicados nuestros textos8.

10La cantidad y variedad de información que hoy podemos incluir en nuestros trabajos implica que en el diseño de la investigación se incluyan consideraciones sobre qué recursos electrónicos utilizaremos y cómo lo haremos9. Lo mismo sucede con las herramientas: cuáles, cómo y por qué utilizaremos unas y no otras. No se trata sólo de una cuestión técnica. Resulta necesario reflexionar y seleccionar sobre todas las opciones que hoy tenemos, pero sobre todo hace falta hacer explícita nuestra elección por una herramienta u otra, o por una edición digital de una obra o documento en lugar del impreso en papel.

11Para llevar a cabo esta tarea, requerimos de elementos que nos permitan valorar tanto las herramientas como los recursos a los que podemos acceder. Existen distintas formas para llevar a cabo esta valoración, recomendaré utilizar la propuesta de la Red de Humanidades de Digitales (RedHD) Formulario de evaluación para proyectos digitales, resultado de la participación de académicos de distintas disciplinas y universidades bajo la coordinación de Isabel Galina10. El formulario consta de seis secciones, cada una con una serie de preguntas que pueden aplicarse a recursos digitales y sitios web, cuyo resultado puede conocerse a través del envío del cuestionario desde el propio sitio para, de esta manera, contar con un elemento más para decidir si utilizamos o no una edición digital de algún documento, como el Códice Mendoza o un sitio web que proporcione información para nuestra investigación11. Esto implica, por supuesto, que la crítica de fuentes a la que estamos habituados, debe hoy incluir explícitamente aspectos técnicos.

12Para el caso de la evaluación de herramientas digitales a utilizar, existen también algunas recomendaciones. Aquí sólo mencionaré las que Fréderic Clavert hace: información sobre la herramienta (documentación), estabilidad, desde cuándo existe y quién o quiénes la respaldan, y la comprensión de su funcionamiento12. De esta manera, es posible comparar distintas herramientas para seleccionar entre la amplia variedad que existe. Por ejemplo, si queremos contabilizar palabras clave en un texto e identificar patrones, podemos utilizar una herramienta sencilla pero útil como Voyant Tools13.

13Los proyectos de investigación histórica, en general, hacen explícito el método y tratamiento de las fuentes documentales para argumentar parte de sus resultados. En un proyecto digital que tiene como base de su metodología la recopilación y visualización de la investigación en medios digitales también debe incluir un apartado a tratar detalladamente este asunto14. Por otra parte, en ocasiones es también necesario utilizar herramientas o recursos electrónicos que impliquen contar con recursos económicos suficientes para tener acceso a ellos. Los datos estructurados que podemos utilizar a través de las grandes bases de datos por las que se cobran derechos anuales o incluso mensuales, deben estar contempladas en los proyectos. Ello también implica que el investigador se informe acerca del uso que puede hacer de la información contenida en esos grandes bancos de información.

14Finalmente, es necesario incluir en el proyecto, si es el caso, la participación de distintos investigadores. Cada vez es más frecuente que las investigaciones se lleven a cabo de forma colaborativa y a distancia, por lo que es importante que el diseño de la investigación considere este aspecto. El trabajo colaborativo es uno de los “espacios de conflicto” de la Digital Scholarship, señalados por Esteban Romero Frías, ya que los sistemas de evaluación y las políticas de las instituciones de educación, por un lado, fomentan la interdisciplinariedad a través de convocatorias de proyectos pero, por otro lado, los investigadores deben pasar por filtros disciplinares que mantienen criterios de evaluación tradicionales15. Por tanto, los cambios en la práctica de los investigadores que llevan a cabo proyectos que incorporan historiadores, sociólogos, filósofos, bibliotecólogos pero también ingenieros, implican un cambio en las estructuras de las instituciones.

Búsqueda y reproducción de información

15En el proceso de investigación, lo siguiente es la búsqueda de información, actividad que suele iniciar a través de Internet. La localización de archivos y bibliotecas o hemerotecas, con la información sobre los servicios y horarios son parte de la planeación de la investigación. Los recursos electrónicos también suelen encontrarse durante esa primera búsqueda. Es importante elegir el o los navegadores y los distintos motores de búsqueda mediante los cuales habremos de realizar las búsquedas, pues son distintos y no siempre son compatibles con los sitios y recursos a los cuales queremos acceder. El navegador es un programa que sirve para visualizar sitios web (Firefox, Opera o Edge, por ejemplo), la mayoría tienen además extensiones y herramientas que pueden resultar útiles para el trabajo de investigación.

16Por su parte, los motores de búsqueda son programas que nos permiten hacer las búsquedas y que cuentan con filtros o categorías de búsqueda propios – libros, imágenes, etc. – como Google, DuckDuckGo, Bing o incluso Wikipedia. Estos funcionan con operadores booleanos, que conforman un sistema de conexiones lógicas para obtener resultados específicos, son utilizados para hacer más eficiente la búsqueda a través de palabras clave16.

17Los repositorios cuentan con sitios web en los que además de ofrecer datos generales, incorporan herramientas de búsqueda dentro de los acervos que conservan, tales como el Portal de Archivos Españoles o el propio Fichero Pardo del Archivo General de Centro América (AGCA17).

18La estancia en archivos o bibliotecas se ha acortado en relación a las largas estancias que debíamos realizar hace apenas unos años. Hoy es posible consultar un archivo durante cinco días, mismos que bastan para llevar a cabo la reproducción documental, pues en general, cuando llegamos a un repositorio, contamos ya con las referencias precisas de lo que necesitamos. De tal manera que el hardware con el que contamos, que también se ha hecho más accesible, nos permite llevar a cabo la reproducción de documentos.

19Cámaras digitales, tablets e incluso smartphones son utilizados para reprografiar los documentos, y aunque en algunos casos los archivos cuentan con este servicio, es cada vez más común que el investigador se ocupe de este proceso. Las normas de cada repositorio varían pero generalmente es necesario pagar por los derechos de reproducción. El Archivo General de la Nación de México permite, desde hace varios años, reproducir digitalmente los documentos sin costo alguno. Por tanto, la reproducción documental debe también ser considerada en la planeación de un proceso de investigación.

20Algunos historiadores, además de hacer la reproducción digital de los documentos, automatizan su digitalización a través de transcripción, utilizando OCR ( Optical Character Recognition ), un sistema óptico de reconocimiento de caracteres. Ello requiere de la revisión y corrección del resultado automatizado, pues la variedad de grafías no siempre está contemplada en los sistemas de OCR disponibles, y algunos incluso pueden usarse en línea, como (a9t9) Free OCR Software18.

21Las grabadoras de sonido y video son dispositivos utilizados en la investigación desde hace décadas. Sin embargo, los digitales permiten realizar tareas de manera más eficiente. Por ejemplo, existen transcriptores de voz, útiles para digitalizar en un texto las entrevistas. Existen algunas herramientas para hacerlo y algunas se encuentran en línea, como Talk Typer, que cuenta con 11 idiomas distintos para hacer la transcripción pero que requiere del navegador Google Chrome para su funcionamiento19. YouTube también cuenta con una aplicación de subtitulado, para lo cual es necesario emplear una cuenta activada… Sin embargo, la eficiencia de ésta dependerá de la calidad del sonido con el que cuente el video, y aunque estas herramientas facilitan la transcripción de fuentes orales, es necesario hacer una revisión minuciosa para evitar errores en el resultado.

Gestión de información

22La cantidad de información obtenida en el proceso de búsqueda, recopilación y reproducción documental requiere de una gestión eficiente para ser utilizada. Esta fase de la investigación también debe ser planeada, pues dependerá de las necesidades de cada historiador.

23Para gestionar tanto los metadatos de las fuentes de información, como las notas de su contenido, existen herramientas útiles que permiten hacer esta tarea. Zotero es quizá el gestor más conocido20. Es una extensión de los navegadores que puede alojarse sólo en la computadora o emplear su versión en línea, con la posibilidad de sincronizar ambas. Entre las ventajas de este tipo de gestores se encuentra la posibilidad de etiquetar y relacionar las fuentes documentales y las notas que se realizan sobre su contenido.

24Otros gestores permiten coleccionar páginas web: ScrapBook es, además, una extensión de Mozilla Firefox, y Qiqqa es un gestor de PDF (Portable Document File) que incluso proporciona los metadatos de archivos en este formato que solemos encontrar en la red sin referencia alguna21. Mendeley es otro gestor para organizar, leer y anotar los textos en formato PDF22. Debemos analizar las posibilidades de cada uno de estos gestores, ya que cada uno tiene funciones distintas y la elección de uno o varios de estos debe hacerse una vez se conozcan sus características y condiciones de uso, ya que la mayoría cuentan con una versión gratuita con un límite de almacenamiento.

25En cuanto al almacenamiento de los objetos digitales creados en el proceso de reproducción documental (ya sean imágenes, textos transcritos, notas, etc.), es común que utilicemos el hardware disponible. Los discos duro portátiles y los dispositivos de almacenamiento USB pueden servir para realizar el respaldo de todo ese material de investigación. No obstante, es necesario reparar en que la capacidad de almacenamiento (Mbs, Gbs o Tbs) no es el único factor que debemos tomar en cuenta, sino la cantidad de veces que puede leerse y escribirse el disco duro, puesto que tiene caducidad.

26Otra posibilidad de gestionar la información recopilada son los servicios “en la nube” disponibles para que el usuario pueda acceder a la información almacenada en distintos servidores. DropBox es quizá el servicio más común utilizado por los investigadores tanto para almacenar como para compartir información23. Box, Mega, ownCloud, Microsoft OneDrive y Google Drive son otros de servicios de esta clase24. Todos cuentan con un límite de espacio que varía de acuerdo a las políticas de uso de los productos, pero es importante saber que, para compartir información, algunos requieren que los usuarios estén registrados con una cuenta independiente.

27Una opción más para respaldar y gestionar la información es el servicio de servidor o hosting. Existen servicios comerciales de este tipo que pueden ser adquiridos para alojar no sólo la información recopilada sino también los sitios web personales, aplicaciones y sistemas de cloud computing, o computación derivada. Por otra parte, existen algunas plataformas de publicación que para incorporar elementos requieren de un servidor.

El análisis

28La investigación requiere, además de todas las fases anteriores, del análisis de la información que hemos seleccionado para responder a la pregunta que guía el proceso completo. Para ello, desde hace mucho tiempo los historiadores utilizan algunas de las opciones que les ofrece la paquetería básica de sus equipos de cómputo. Los datos seriados pueden ser visualizados en gráficas estadísticas, la mayoría de quienes requieren de este tipo de herramientas para explicar los procesos históricos recurren a programas como Microsoft Excel25 pero también existen otras opciones como LibreOffice Calc26 o The R Project for Statistical Computing27. El hardware del que disponemos puede no ser el más adecuado para llevar a cabo esta parte del proceso de investigación, por ello es necesario conocer otras opciones y evaluarlas para seleccionar los programas que se adapten a nuestras necesidades.

29Existen también otro tipo de herramientas que nos permiten mostrar los datos o fracciones de estos de una manera distinta que incluso pueden contener información más allá de la cuantificación. Se trata de las plataformas de visualización y análisis de datos. Una de las opciones es Gephi que es gratuita y de fácil implementación y uso28. Los resultados que se producen no son barras, sino grafos, visualizaciones de la información sistematizada mediante estructuras de nodos (centros) y aristas (relaciones), de manera que el elemento de cuantificación y cualificación se concreta en la dimensión de los nodos, pero además es posible indicar direcciones en las aristas.

30La visualización de datos y de información procedente de las distintas fuentes documentales es sólo una parte del análisis del proceso estudiado, mismo que el historiador debe llevar a cabo con base en su conocimiento del contexto sobre el que investiga. De ninguna manera, una gráfica o un grafo explican por sí mismos la historia29.

Edición y publicación

31Las investigaciones también incorporan ediciones de los documentos en los que basan sus argumentos y conclusiones. Para ello, se hace necesaria la edición de textos, imágenes, sonidos y videos. Cuando estos elementos se incluyen en una edición impresa es importante dar cuenta no sólo de los metadatos del documento sino también de los que corresponden al objeto digital. En una publicación digital con más razón deben hacerse explícitos estos datos, pues el acceso a estos recursos depende del formato que se utilice para incluirlos dentro de un sitio o de una revista electrónica. Por tanto, resulta esencial elegir el formato en el que serán publicados los objetos digitales dentro de un proyecto de esta naturaleza.

32La accesibilidad, la posibilidad de ser reproducido y la interoperabilidad de la información y los recursos publicados son aspectos que deben ser considerados en el diseño de una investigación cuyos resultados o parte de ellos, puedan ser utilizados por los usuarios.

33Los resultados de las investigaciones se publican de distintas maneras, dependiendo de los objetivos de su autor o autores. Algunos historiadores optan por utilizar plataformas de publicación que cuentan con páginas estáticas y con un blog que permite la publicación de distintos tópicos relacionados con el tema del proyecto general. Existen distintas plataformas para realizar este tipo de publicaciones, pero hay por lo menos tres que son utilizadas en medios académicos. WordPress es una de ellas30. Hypothèse, una iniciativa francófona, cuenta ya con una versión en español, bajo el subtítulo Blogs de Investigación31. Otras de las plataformas utilizadas son Tumblr32, plataforma multimedia, Drupal33, un gestor de contenidos; Joomla34, un gestor que permite visualizar los datos en línea y cuenta con una versión en español, y SimpleBlog, la única de estas plataformas que es de código abierto35.
Para cualquiera de las plataformas que se elijan existen plugins que pueden incorporar opciones para la comunicación con los usuarios y la difusión de los contenidos. Las redes sociales creadas para el proyecto pueden incorporarse directamente desde la publicación36.

34La licencia de uso de la publicación y de todos sus objetos debe hacerse explícita al usuario. Definir si los contenidos serán de uso abierto y libre o con derechos de autor es un aspecto legal prioritario en un proyecto digital. Existen, fundamentalmente, dos tipos de licencia: por una parte, Creative Commons37, cuyo origen se encuentra en el Copyleft38, y por otra parte, el Copyright39. El primer tipo de licencia cuenta además con modalidades que determinan no sólo la posibilidad de copiar, distribuir y adaptar el contenido en cualquier formato. Hay diferencias en cuanto a la publicación de obras derivadas y al uso comercial del contenido. En relación al segundo tipo, es necesario cubrir los gastos por el registro y, dependiendo la legislación en la que haya sido registrado el producto, es en ocasiones necesario renovar los derechos sobre los contenidos.

35Ahora bien, cabe la pregunta: una vez publicados los primeros resultados de la investigación a través de medios digitales, ¿está terminado? Esta es una decisión que depende de su creador. Si se trata de un proyecto abierto, es decir, que tenga como objetivo estar vigente, debe ser administrado y para ello debe pensarse en la forma en la que se almacenarán los contenidos, se renovará el diseño o incluso si se migrará todo el sitio, pues la vigencia de un proyecto digital está determinada, en gran medida, tanto por la gestión como por el desarrollo de nuevas opciones de publicación. En cualquier caso, es importante que esta condición se indique en el sitio mismo.

36La preocupación por la permanencia y el respaldo de los sitios que se crean con objetivos académicos en medios digitales ha abierto la discusión acerca de si es realmente necesario conservar todos estos productos o no. La efemeralidad de la información presente en Internet es una de sus características con las que debemos aprender a lidiar ¿Estamos dispuestos a que nuestras publicaciones digitales desaparezcan de Internet? ¿Son las instituciones académicas las que deben resguardar los sitios? En este caso, ¿son las bibliotecas o los departamentos de cómputo los que deberían llevar a cabo esta tarea? Recientemente, Andy Schocket ha planteado la cuestión en una entrada de su blog, titulada “Embracing ephemerality in the digital humanities”, en la que plantea que es suficiente con preservar los datos básicos de los proyectos y quizá algunas capturas de pantalla para registrar su existencia, respaldar elementos básicos en acervos como Internet Archive y advertir al usuario de ello40; finalmente, Schocket propone que los investigadores asuman la condición efímera de sus productos digitales, ya que en su mayoría se trata de proyectos individuales o de pequeños grupos que no cuentan con la infraestructura para mantener vigente a largo los objetos digitales y preservarlos para su consulta.

Consideraciones finales

37Hay aspectos más vinculados aún a la disciplina histórica. Un producto digital que se encuentra en la red puede ser consultado por distintos tipos de usuario. Si bien los impresos en papel también pueden llegar a un público amplio, en el caso de Internet el impacto puede multiplicarse, por lo que es importante considerar este factor.

38Uno de los principales aspectos que generan incluso desconfianza sobre los productos digitales entre historiadores tiene que ver con la utilización de las fuentes documentales. Con frecuencia escucho decir que los acervos digitales son complementarios a los documentos en papel que se resguardan en repositorios “tradicionales”. Sin embargo, olvidamos que existen documentos de origen digital. Por tanto, en ambos casos debemos considerar que estamos utilizando documentos en distintos soportes que implican un examen minucioso, no sólo de su contenido, sino de su forma y de su estado de conservación. En cuanto al contenido, los aspectos a considerar han sido el autor, la intención, el uso de un lenguaje…, todo ello con el objetivo de hacer un análisis hermenéutico del mismo. Sobre la forma, debemos considerar formatos de impresión o de un archivo digital: unidades, tamaño, etc. En relación al último aspecto, es importante conocer si un documento en papel tiene manchas o está mutilado, e incluso la coloración del papel es importante, además de la condición de ser “copia” u “original”. Los documentos digitales también pueden ser conservados en dispositivos de almacenamiento en línea, haber sido copiados, mutilados o modificados. En cualquier caso, para los distintos soportes existen conocimientos técnicos tópicos y expertos que aprehender sobre todos estos aspectos que también forman parte de la Historia y de su registro.

39También sobre las fuentes documentales es preciso decir que al igual que los documentos en papel que deben ser organizados, clasificados y descritos, los documentos digitales deben tener el mismo tratamiento, bajo los principios básicos de la Archivística: procedencia y respeto al orden original. Una de las iniciativas para llevar a cabo esta labor es Encoded Archival Description (EAD41) Las cuentas en servicios de almacenamiento en línea, los dispositivos de almacenamiento externo, etc., son el equivalente a las cajas, carpetas o montones de papeles en los que se suelen trasladar acervos personales o institucionales que salen de una bodega para ser depositados en los archivos, entendiendo por archivo un edificio que contiene acervos con el objetivo conservarlos y difundirlos, a través de la consulta para la investigación. Aunque las unidades de medida cambian, todos los documentos ocupan un espacio físico que debe ser considerado como parte de la descripción.

40Hoy los acervos y sus usuarios conocen las formas en las que es posible conservar los documentos en papel: nivel de humedad y temperatura, materiales cada vez más eficientes que contribuyen a mantener los materiales, nuevas técnicas para la consulta… Sobre los documentos digitales ya he tratado en la última parte del artículo: baste decir ahora que también exigen un tratamiento específico para ser consultados.

41Por todo lo anterior, debemos aprender a buscar, capturar, reproducir, organizar, clasificar, describir y conservar los objetos digitales, de manera que puedan ser utilizados en la investigación, además de que hoy es posible también dar a conocer todos esos documentos y bases de datos que construimos desde nuestras computadoras personales. Para ello, es preciso estar dispuesto a formarse técnicamente sin que ello represente abandonar los principios básicos de la Historiografía y la búsqueda de la explicación del pasado.

Apéndice

42He decidido incorporar un apéndice bibliográfico que pueda orientar a quienes están interesados en desarrollar proyectos de Historia Digital. La lista es una selección de textos elaborada a partir de los temas tratados en el artículo y de proyectos e iniciativas que se han llevado a cabo y que implican reflexiones sobre cómo hacer Historia con y en medios digitales, cómo enseñarla y también como aprenderla42.

43- – Andersen, Deborah Lines (ed.), Digital Scholarship in the Tenure, Promotion, and Review Process (E.U.A.: M.E. Sharpe, 2003).

44- Baraibar Álvaro, y Shai Cohen, “Nuevas tecnologías y redes sociales en la investigación en Humanidades”, en La Perinola. Revista de Investigación Quevediana, 16 (2012) págs. 155-164, véase URL: http://dadun.unav.edu/bitstream/10171/23720/1/Baraibar_Cohen_Perinola.pdf

45- Baraibar, Álvaro (ed.), Visibilidad y divulgación de la investigación desde las Humanidades Digitales. Experiencias y proyectos, (Pamplona: Universidad de Navarra – Publicaciones Digitales del GRISO, 2014), véase URL: http://www.unav.edu/publicacion/biblioteca-aurea-digital/BIADIG-22

46- Bentkowska-Kafel, Anna, Trish Cashen y Hazel Gardiner, eds., Digital Art History. A Subject in Transition, (Bristol: Intellect, 2005), véase URL: http://gen.lib.rus.ec/book/index.php?md5*374C3384A2E438F9786D520275271266

47- Boonstra, Onno, Leen Breure y Peter Doorn, “Past, present and future of historical information science”, informe (Ámsterdam: Netherlands Institute for Scientific Information / Royal Netherlands Academy of Arts and Sciences, 2004), véase URL: http://www.ahc.ac.uk/docs/pastpresentfuture.pdf

48- Boyd, Doug, “Designing an Oral History Project: Initial Questions to Ask Yourself”, en Doug Boyd, et al., eds., Oral History in the Digital Age, (Washington: Institute of Museum and Library Services, 2012), http://ohda.matrix.msu.edu/2012/06/designing-an-oral-history-project/

49- Bresciano, Juan Andrés, La historiografía en el amanecer de la cultura digital. Innovaciones metodológicas, discursivas e institucionales, (Montevideo: Cruz del Sur, 2010).

50- Brown, Joshua, “History and the Web, From the Illustrated Newspaper to Cyberspace: Visual Technologies and Interaction in the Nineteenth and Twenty-First Centuries”, en Rethinking History, 8: 2 (2004), véase URL: http://chnm.gmu.edu/essays-on-history-new-media/essays/?essayid*29

51- Champion, Erik, Playing with the Past, (Londres: Springer, 2011), véas URL: http://gen.lib.rus.ec/book/index.php?md5*4AB6FBD6A06F641916AF9C475CB6FD04

52- Chapman, Adam, “Privileging Form Over Content: Analysing Historical Videogames”, en Journal of Digital Humanities, 1: 2 (2012), véase URL: http://journalofdigitalhumanities.org/1-2/privileging-form-over-content-by-adam-chapman/

– Chartier, Roger, “Historicité des textes et lisibilité des œuvres”, en Ecdotica. Rivista di Studi Testuali,7 (2010) págs. 75-85, véase URL: http://www.ecdotica.org/pdf/2010/ecdotica7chartier.pdf

53- Ciotti, Fabio y Gianfranco Crupi, (eds.),_ Dall’Informatica umanistica alle culture digitali. Atti del convegno di studi (Roma, 27-28 ottobre 2011) in memoria di Giuseppe Gigliozzi_, (Roma: Università La Sapienza – DigiLab, 2012), véase URL: http://digilab-epub.uniroma1.it/index.php/Quaderni_DigiLab/issue/view/2

54- Cohen, Daniel J. y Roy Rosenzweig, Digital History. A guide to gathering, preserving, and presenting the past on the web, (Pittsburgh: University of Pennsylvania Press, 2005), véase URL: http://chnm.gmu.edu/digitalhistory/

55- Cohen, Daniel J. y Tom Scheinfeldt, Hacking the Academy: New Approaches to Scholarship and Teaching from Digital Humanities, (Ann Arbor: The University of Michigan Press, 2013), véase URL: http://www.digitalculture.org/hacking-the-academy/

56- Dougherty, Jack y Kristen Nawrotzki, ed.,Writing History in the Digital Age, (Ann Arbor: The University of Michigan Press, 2013), véase URL: http://www.digitalculture.org/books/writing-history-in-the-digital-age/

57- Elliott, Tom y Sean Gillies, “Digital Geography and Classics”, en Digital Humanities Quarterly, 3:1 (2009), véase URL: http://digitalhumanities.org:8081/dhq/vol/3/1/000031/000031.html

58- Favero, Claudia, “Digital Historians in Italy and the United Kingdom: Perspectives and Approaches”, en Clare Mills, Michael Pidd y Esther Ward, eds., Proceedings of the Digital Humanities Congress 2012. Studies in the Digital Humanities, (Sheffield: HRI Online Publications, 2014), véase URL: http://www.hrionline.ac.uk/openbook/chapter/dhc2012-favero

59- Ferguson, Niall (ed.),Virtual History, (Londres, Penguin, 2011), véase URL: http://gen.lib.rus.ec/book/index.php?md5*2F59E32A24A49CB9334D0EEE3AC0C338

60- Fradejas Rueda, José Manuel, “La codificación XML/TEI de textos medievales”, en Memorabilia, 12 (2010) págs. 219-247, véase URL: http://parnaseo.uv.es/Memorabilia/Memorabilia12/PDFs/Codificacion.pdf

61- Galgano, Michael J. J., Chris Arndt y Raymond M. Hyser, Doing History. Research and Writing in the Digital Age, (Boston: Thomson Wadsworth, 2008), véase URL: http://gen.lib.rus.ec/book/index.php?md5*2B79AAD980C6C0C90B3CADF993CD5F7D

62- Galina, Isabel, “¿Qué son las Humanidades Digitales”, en Revista digital universitaria, 12, 7 (2011), véase URL: http://www.revista.unam.mx/vol.12/num7/art68/art68.pdf

63- Gibbs, Fred y Trevor Owens, “The Hermeneutics of Data and Historial Writing”, en Writing History in the Digital Age, (E.U. A.: University of Michigan Press, 2013) 159-170.

64- Gregory, Ian N. y Paul S. Ell, Historical GIS: Technologies, Methodologies, and Scholarship, (Cambridge: Cambridge University Press, 2007), véase URL:

65- Gregory, Ian N., “Challenges and Opportunities for Digital History”, en Frontiers in Digital Humanities, (Lausana: Ècole Polytechnique Federale de Lausanne, 2014), véase URL: http://journal.frontiersin.org/article/10.3389/fdigh.2014.00001/full

66- Gregory, Ian N. y Alistair Geddes (eds.), Toward Spatial Humanities: Historical GIS and Spatial History, (Indianapolis: Indiana University Press, 2014), véase URL: http://gen.lib.rus.ec/book/index.php?md5*485a9742cd93f7ca2825dffdb5757382

67- Guldi, Jo y David Armitage, The History Manifesto, (Cambridge: Cambridge University Press, 2014), véase URL: http://historymanifesto.cambridge.org/ – Heppler, Jason A. y Gabriel K. Wolfenstein, “Crowdsourcing Digital Public History”, en The American Historian, (Bloomington: Organization of American Historians, febrero de 2015), véase URL: http://tah.oah.org/content/crowdsourcing-digital-public-history/

68- Hitchcock, Tim, “Academic History Writing and its Disconnects”, en Journal of Digital Humanities,1:1 (2011) , véase URL: http://journalofdigitalhumanities.org/1-1/academic-history-writing-and-its-disconnects-by-tim-hitchcock/

69- Honig, Elizabeth Alice, “Art History and Access: The catalogue raisonné as Collaborative Research Site”, en NANO. New American Notes Online, 5 (2014), véase URL:

70- Lamarca Lapuente, María Jesús, Hipertexto: el nuevo concepto de documento en la cultura de la imagen, (Madrid: Universidad Complutense de Madrid, 2013).

71- Liu, Alan, “Digital Humanities and academic change”, en English Language Notes, 47:1 (2009) págs. 18-35, véase URL: http://liu.english.ucsb.edu/digital-humanities-and-academic-change/

72- Long, Matthew P. y Roger C. Schonfeld, “Supporting the Changing Research Practices of Art Historians”, informe ( Ithaka: S+R, 2014), véase URL: http://www.sr.ithaka.org/publications/supporting-the-changing-research-practices-of-historians/

73- Manning, Patrick, Big Data in History, (Londres: Palgrave-McMillan, 2013).

74- Melo Flórez, Jairo Antonio, “Historia digital: la memoria en el archivo infinito”, en Historia Crítica, 43 (2011) págs. 82-103, véase URL: http://historiacritica.uniandes.edu.co/view.php/694/view.php

75- Melo Flórez, Jairo Antonio, “El historiador digital”, en Historia Abierta. Taller de Historia Digital e Historia Pública, (Bogotá: Universidad de Los Andes, 10 de julio de 2014), véase URL:

76- Mills, Kelly T.,Teaching History in the Digital Age, (Ann Arbor: The University of Michigan Press, 2013), véase URL: http://quod.lib.umich.edu/cgi/t/text/text-idx?cc*dh;c*dh;idno*12146032.0001.001;rgn*full%20text;view*toc;xc*1;g*dculture

77- Pons, Anaclet , El desorden digital. Guía para historiadores y humanistas, (Madrid: Siglo XXI España, 2013).

78- Pons, Anaclet, “La història digital: una certa idea i algunes il·lustracions”, en Segle XX. Revista catalana d’Història, 6 (2013), págs. 15-35, véase URL: http://revistes.ub.edu/index.php/segleXX/article/view/9957

79- Rodríguez Ortega, Nuria, “Humanidades Digitales, Digital Art History y cultura artística: relaciones y desconexiones”, en Artnodes. Revista de Arte, Ciencia y Tecnología, 13 (2013) págs. 16-25, véase URL: http://journals.uoc.edu/index.php/artnodes/article/view/n13-rodriguez/n13-rodriguez-es

80- Romero Frías, Esteban y María Sánchez González (eds.), Ciencias Sociales y Humanidades Digitales. Técnicas, herramientas y experiencias de e-Research e investigación en colaboración, (España: Universidad de Laguna, Universidad de Alicante, Universidad de Santiago de Compostela, Universidad de Málaga, Sociedad Latina de Comunicación Social, 2014), véase URL: http://www.cuadernosartesanos.org/2014/cac61.pdf

81- Ruiz, Émilien, “Les historien-nes et le numérique”, entrada, en La boîte à outils des historiens, (2 de marzo de 2015), véase URL : http://www.boiteaoutils.info/2015/03/historiens-numerique/

82- Taracena, Luis Pedro, “De la historia aburrida a la historia entretenida”, en Perspectiva 10 (2015), véase URL: http://www.revistas.una.ac.cr/index.php/perspectivas/article/view/6749

83- Turkel, William J., Kevin Kee y Spencer Roberts, “A method for navigating the infinitive archive”, en Toni Weller (ed.), History in the Digital Ages, (E.U.A.:Routledge, 2013) págs. 61-75.

84- Weller, Toni, History in the Digital Ages, (E.U.A.:Routledge, 2013). T. Mills Kelly, Teaching History in the Digital Ages, (E.U.A.; University of Michigan Press, 2013).

85- Zorich, Diane M., “Transitioning to a Digital World. Art History, Its Research Centers, and Digital Scholarship”, informe (Washington, The Samuel H. Kress Foundation / The Roy Rosenzweig Center for History and New Media / George Mason University, 2012), véase URL: http://www.kressfoundation.org/uploadedFiles/Sponsored_Research/Research/Zorich_TransitioningDigitalWorld.pdf

86PULICACIONES DE LA AUTORA
Libros y capítulos de libros

87- Álvarez Sánchez, Adriana, Patronazgo y educación. Los proyectos y la fundación de la Real Universidad de San Carlos de Guatemala. (1619-1687)_, (México: FFyL-UNAM, 2014) – Álvarez Sánchez, Adriana (coord..), Ciencia y pensamiento. Estudios modernos en la Facultad de Filosofía y Letras (México: FFyL-UNAM, 2015, en proceso de edición) – Álvarez Sánchez, Adriana, “La educación y la diversidad lingüística, un problema histórico. De la Nueva España al México Independiente”, en Joaquín Santana Vela y Pedro S. Urquijo Torres (coords.), Proyectos de educación en México. Perspectivas históricas, (México: UNAM, Escuela Nacional de Estudios Superiores. Unidad Morelia, 2014) 181-198.

88Artículos en revista

89- Álvarez Sánchez, Adriana, “Las cátedras de lenguas indígenas en la Universidad del Reino de Guatemala. Siglos XVII-XIX”, en Estudios de Cultura Maya, LXVI, otoño-invierno (2015) págs.119-139. – Álvarez Sánchez, Adriana, “Migración letrada. Los graduados mexicanos y peruanos en la Universidad del Reino de Guatemala”, en TRACE 68 (2015) págs.81-99.

90Sitios web – Álvarez Sánchez, Adriana, et al. eLaboraHD sitio web sobre herramientas y recursos digitales para la investigación en Humanidades, FFyL, UNAM, mayo de 2015 Blog activo http://www.elaborahd.filos.unam.mx/ – Álvarez Sánchez, Adriana, Ernesto Priani Saisó y Miriam Peña Pimentel, Recursos, herramientas y aplicaciones digitales para la investigación en Humanidades (México: Comunidades Digitales para el Aprendizaje en Educación Superior / Universidad Veracruzana, 2016) Disponible en http://www.uv.mx/celulaode/inv-humanidades/index.html

91Notas de pie de páginas

921 Alan Liu, “Digital Humanities and academic change”, en English Language Notes, 47 (2009), pág. 17-35.

932 Isabel Galina, “¿Qué son las Humanidades Digitales”, en Revista digital universitaria, 12, 7 (2011). Disponible en URL: http://www.revista.unam.mx/vol.12/num7/art68/art68.pdf , consultado el 16 de marzo de 2016.

943 Esteban Romero Frías y María Sánchez González (eds.), Ciencias Sociales y Humanidades Digitales. Técnicas, herramientas y experiencias de e-Research e investigación en colaboración, (España: Universidad de Laguna, Universidad de Alicante, Universidad de Santiago de Compostela, Universidad de Málaga, Sociedad Latina de Comunicación Social, 2014) Texto disponible con Licencia Creative Commons en URL: http://www.cuadernosartesanos.org/2014/cac61.pdf , consultado el 15 de marzo de 2016. En enero de 2015, David Domínguez Herbón y Adriana Álvarez Sánchez impartieron un taller en las Escuelas de Historia y la de Sociología de la Universidad de San Carlos de Guatemala bajo el título “Ciencias Sociales Digitales e Investigación”. Disponible en URL: http://app.simplenote.com/publish/3YPWMM , consultado el 15 de marzo de 2016.

954 Deborah Lines Andersen (ed.), Digital Scholarship in the Tenure, Promotion, and Review Process (E.U.A.: M.E. Sharpe, 2003.

965 Alan Liu, “Digital Humanities and academic change”, en English Language Notes, 47 (2009), pág. 17-35.

976 Toni Weller, History in the Digital Ages, (E.U.A.:Routledge, 2013). T. Mills Kelly, Teaching History in the Digital Ages, (E.U.A.; University of Michigan Press, 2013).

987 Anaclet Pons, El desorden digital. Guía para historiadores y humanistas, (Madrid: Siglo XXI Editores, 2013).

998 Fred Gibbs y Trevor Owens, “The Hermeneutics of Data and Historial Writing”, en Writing History in the Digital Age, (E.U. A.: University of Michigan Press, 2013), págs. 159-170.

1009 William J. Turkel, Kevin Kee y Spencer Roberts incluso hablan de un método digital de investigación que, para ellos implica compilar y resguardar la información obtenida solo en versión digital, además de que consideran que la colaboración es una de las características de este tipo de proyectos. William J. Turkel, Kevin Kee y Spencer Roberts, “A method for navigating the infinitive archive”, en Toni Weller (ed.), History in the Digital Ages, (E.U.A.:Routledge, 2013), págs. 61-75. Desde mi punto de vista no es necesario pensar en que hay una separación radical entre un tipo de proyecto y otro, sin embargo resulta esencial hacer explícitas las herramientas utilizadas y la metodología, pero ello es parte de nuestra disciplina, por tanto, considero que a ello hay que sumar los elementos digitales. Este un debate que podría iniciarse desde la Historia también ¿hemos realmente cambiado nuestra forma de producir conocimiento?

10110 Véase URL : http://humanidadesdigitales.net/evaluacion/ , consultado el 24 de abril de 2016.

10211 Véase URL: http://codicemendoza.inah.gob.mx/index.php?lang*spanish , consultado el 25 de abril de 2016.

10312 Véase URL : http://histnum.hypotheses.org/2290 , consultado el 25 de abril de 2016.

10413 Véase URL: http://voyant-tools.org/ , consultado el 25 de abril de 2016.

10514 William J. Turkel, Kevin Kee y Spencer Roberts, “A method for navigating the infinitive archive”, en Toni Weller (ed.), History in the Digital Ages, (E.U.A.: Routledge, 2013), pág. 161.

10615 Esteban Romero Frías, “Ciencias sociales y humanidades digitales: una visión introductoria”, en Esteban Romero Frías y María Sánchez González (eds.), Ciencias Sociales y Humanidades Digitales. Técnicas, herramientas y experiencias de e-Research e investigación en colaboración, (España: Universidad de Laguna, Universidad de Alicante, Universidad de Santiago de Compostela, Universidad de Málaga, Sociedad Latina de Comunicación Social, 2014), pág. 37.

10716 And, Or, Not son los operadores utilizados para hacer búsquedas refinadas dentro de grandes bases de datos. And disminuye el número de registros (recuperación and información), pues únicamente buscará dos palabras; Or amplía el espectro de búsqueda (embolia or infarto); mientras que Not disminuye la búsqueda y ofrece resultados relevantes (México not Nuevo México). Ejemplos tomados de URL: http://dgb.unam.mx/index.php/estrategias-de-busqueda/operadores-booleanos , consultado el 16 de marzo de 2016.

10817 Véase URL: http://www.ficheropardo.agcadocs.org/ , consultado el 25 de abril de 2016.

10918 Véase URL: http://ocr.space/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11019 Véase URL: http://talktyper.com/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11120 Véase URL: http://www.zotero.org/download/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11221 Véase URL: http://addons.mozilla.org/en-US/firefox/addon/scrapbook/ , consultado el 25 de abril de 2016 y URL: http://www.qiqqa.com/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11322 Véase URL: http://www.mendeley.com/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11423 Véase URL: http://www.dropbox.com/es/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11524 Véase URL: http://www.box.com/fr_FR/personal/store-files-online/ , http://mega.nz/ , http://owncloud.org/ , http://onedrive.live.com/about/en-us/ , http://www.google.com/intl/es-419/drive/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11625 Véase URL : http://products.office.com/es-MX/excel?legRedir*true&tduid*(b4d98a42c9024d0e80329cd4540b68ba)(256380)(2459594)(dYW6J7cv4TU-K84ouIlM5n1gI9ilHZEd6Q)()&CorrelationId*caa80ee2-431a-4d65-8b62-93de4c5a0ec0 (http://products.office.com/es-MX/excel?legRedir*true&tduid*(b4d98a42c9024d0e80329cd4540b68ba)(256380)(2459594)(dYW6J7cv4TU-K84ouIlM5n1gI9ilHZEd6Q)()&CorrelationId*caa80ee2-431a-4d65-8b62-93de4c5a0ec0))(256380)(2459594)(dYW6J7cv4TU-K84ouIlM5n1gI9ilHZEd6Q)()&CorrelationId*caa80ee2-431a-4d65-8b62-93de4c5a0ec0 , consultado el 25 de abril de 2016.

11726 Véase URL: http://www.libreoffice.org/discover/calc/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11827 Véase URL: http://www.r-project.org/ , consultado el 25 de abril de 2016.

11928 Véase URL: http://gephi.org/ , consultado el 25 de abril de 2016.

12029 Fred Gibbs y Trevor Owens, “The Hermeneutics of Data and Historical Writing”, en Writing History in the Digital Age, (E.U. A.: University of Michigan Press, 2013), pág. 160.

12130 Véase URL : http://es.wordpress.com/ , consultado el 25 de abril de 2016.

12231 Véase URL: http://es.hypotheses.org/

12332 Véase URL: http://www.tumblr.com/ , consultado el 25 de abril de 2016.

12433 Véase URL: http://www.drupal.org/ , consultado el 25 de abril de 2016.

12534 Véase URL: http://comunidadjoomla.org/ , consultado el 25 de abril de 2016.

12635 Véase URL: http://www.simple.com/blog , consultado el 25 de abril de 2016.

12736 Una de las recomendaciones para dar visibilidad a los contenidos de un sitio web es justamente el uso de redes sociales, pues en gran medida, de ello dependerá el intercambio que puede establecerse con otros proyectos y con otros investigadores. Por ello, es también uno de los aspectos a evaluar de un proyecto digital de acuerdo al Formulario de evaluación de proyectos de Humanidades Digitales: URL: http://humanidadesdigitales.net/evaluacion/ , consultado el 25 d abril de 2016.

12837 Véase URL: http://creativecommons.org/ , consultado el 25 de abril de 2016.

12938 Véase URL: http://www.gnu.org/licenses/copyleft.es.html , consultado el 25 de abril de 2016.

13039 URL: http://www.copyright.mx/index.html?utm_source*AdWords&utm_medium*PPC&utm_term*copyright&utm_content*53703238965&utm_campaign*AdGroup&Network*Search&SiteTarget*&gclid=Cj0KEQjw6My4BRD4ssKGvYvB-YsBEiQAJYd77dMV0vZvYFE0TSxHgju9JTC_xobiKO3KIoflJeSjNo4aAscN8P8HAQ , consultado el 25 de abril de 2016.

13140 Véase URL: http://www.andyschocket.net/2016/02/02/20160202embracing-ephemerality-in-the-digital-humanitiesembracing-ephemerality-in-the-digital-humanities/ y http://archive.org/index.php , consultado el 25 de abril de 2016.

13241 La Biblioteca de Berkeley de la University of California ha desarrollado esta iniciativa desde 1993, sin embargo la demanda por parte de los usuarios para la descripción de objetos digitales, impulsó en 2002, una nueva versión del EAD para incluir los nuevos formatos. Véase URL: http://www.loc.gov/ead/ , Consultada el 22 de abril de 2016.

13342 Una lista más amplia puede encontrarse en David Domínguez Herbón, “Ingeniería Histórica e Historia Digital”, disponible en URL: http://tumblr.com/nota50/dighis , consultado el 25 de abril de 2016.

Para citar este artículo :

Adriana Álvarez Sánchez, « Herramientas digitales para historiadores », Boletín AFEHC N°68, publicado el 04 marzo 2016, disponible en: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=4245

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.