Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.145.148.103', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : articulos : La ciudad telúrica. Un proyecto digital sobre catástrofes y políticas públicas en el Reino de Guatemala (Siglo XVIII) : La ciudad telúrica. Un proyecto digital sobre catástrofes y políticas públicas en el Reino de Guatemala (Siglo XVIII)

Ficha n° 4250

Creada: 26 abril 2016
Editada: 26 abril 2016
Modificada: 26 abril 2016

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 478

Autor de la ficha:

David Domínguez Herbón

Editor de la ficha:

Adriana ALVAREZ SÁNCHEZ

Publicado en:

ISSN 1954-3891

La ciudad telúrica. Un proyecto digital sobre catástrofes y políticas públicas en el Reino de Guatemala (Siglo XVIII)

A lo largo del siglo XVIII, distintos individuos e instituciones del Capitanía General de Guatemala produjeron una rica y diversa documentación sobre los eventos geofísicos que pe-riódicamente sacudían a dicha región. Las catástrofes que sacudieron a la población sobre el te-rreno, las consecuencias que para el diario discurrir de los acontecimientos tuvieron dichas catás-trofes y las políticas públicas que los ministros del Estado dispusieron con el fin de paliar sus efectos han sido muy poco estudiadas, a diferencia de la solución última adoptada: el traslado de la capital del Reino. El proyecto “Tellurica Goathemalensis”, que forma parte del más ambicioso “Biblioteca Digital del Pensamiento Novohispano”, representa un esfuerzo colectivo por recopilar esta documentación, de por sí muy dispersa y escasamente catalogada, con el fin de conformar un corpus que pueda ser tratado, publicado y analizado mediante técnicas y herramientas digitales.
Palabras claves :
Época Colonial, Etiquetado TEI/XML, Catástrofes naturales, Políticas públicas
Autor(es):
David Domínguez Herbón
Fecha:
Marzo de 2016
Texto íntegral:

1

El traslado

2Es bien conocido, puesto que ha sido analizado desde múltiples ángulos, el proceso histórico que condujo al traslado en 1776 de la capital de la Capitanía General de Guatemala desde su tercer emplazamiento en La Antigua al que actualmente ocupa la capital guatemalteca1. El detonante de aquella acción fueron los terremotos de Santa Marta de 1773, la culminación de una serie de eventos geodinámicos que tuvieron lugar a lo largo del siglo XVIII2 y que dejaron una profunda huella en la sociedad guatemalteca.

3 A fin de explicar este hecho histórico, el del traslado por tercera vez de la capital de la Capitanía, se han producido diversas interpretaciones historiográficas, achacando esta medida bien a las catastróficas consecuencias que aquellos eventos tuvieron para la población, bien a los intereses geopolíticos de la élite de dicha sociedad3. Ha sido desvelada de múltiples formas, con base en múltiples fuentes, la vinculación entre ambos factores, poniendo de manifiesto la importancia para la élite guatemalteca del mantenimiento de la estructura socioeconómica entretejida a lo largo de más de dos siglos, y tomando el traslado como la decisión última, a modo de “solución definitiva”, para la preservación del status quo. Existen innumerables testimonios documentales del temor de este grupo privilegiado de la población por evitar el caos que en mu-chas ocasiones del siglo había puesto en peligro el común devenir de las transacciones económicas transregionales y metropolitanas que caracterizaron el sistema económico centroamericano4.

4 Pero no podemos dejar de preguntarnos si fue en realidad una “solución definitiva”. La pregunta “¿Debemos trasladar la ciudad?” tiene una respuesta simple, sea cual sea su valor, si bien no son simples las implicaciones de tomar partido por uno u otro de los posibles valores. Es muy vasta la documentación consignada por las autoridades como producto de este debate, y existe una variada obra impresa acerca de erupciones volcánicas, seísmos, incendios e inundaciones. Aquella pregunta subyacente se diluye en un mar de preguntas adicionales sobre la naturaleza y forma de los temblores, sus causas morales y naturales, los agravios comparativos con otras regiones, las diferentes afectaciones a unas y otras instituciones, y, sobre todo, la eficiencia de las políticas públicas a adoptar ante estas catástrofes. Ricas descripciones y disímiles interpretaciones fueron elaboradas en virtud de la satisfacción de las atribuladas mentes, como paliativo a los sufrimientos de la población, y especialmente como demostración apologética de la posición social y política de sus autores.

5 Como bien menciona Feldman5, “los desastres de la época colonial tenían nombres, como los actuales huracanes, que entonces se otorgaban en función del santo en cuya festividad tuvieran lugar”. No habiendo estudios al respecto, no podemos sino inferir el beneficio económico que para las instituciones eclesiásticas debieron suponer estos eventos, tanto en la forma de donaciones directas a los representantes de las advocaciones, como en la forma de donaciones testamentarias y de obras pías a los más perjudicados por los efectos de aquellas causas. Por ejemplo, muchas donaciones se realizaron a la catedral en las procesiones celebradas en honor de Dionisio Areopagita, santo muy recomendado contra los efectos de los temblores de tierra6.

6 Claro que no hay mucha diferencia entre aquello que se consideraba una catástrofe en la época moderna y dicha consideración conceptual en la actualidad. La única diferencia notoria, de haberla, es aquella que se refiere a la causa de las catástrofes. Por la misma razón de que se to-maba en cuenta la responsabilidad humana, se presentaba el traslado como una solución más. No se pensaba, por supuesto, en realizar sacrificios humanos al volcán enfurecido ‒ figura cinemato-gráfica‒, pero sí se responsabilizaba de los eventos catastróficos a la pecadora población7, exigiendo un tributo en tiempo y dinero para hacerse del favor de los santos protectores. Aquel temor al tiempo de caos que necesariamente ‒ según los más experimentados ‒ había de seguir al temblor, o a la erupción, o a la inundación, o al fuego devorador, conllevaba otros miedos subsecuentes: la coincidencia con un período de sequía ‒ o de excesivas lluvias ‒ que agravara el abasto y sustento de la ciudad, la ruptura de las líneas de comunicación y transporte, la proximidad de indígenas insurrectos ‒ o de piratas ‒ que amenazaran los asentamientos hispánicos tanto en la costa como en el interior, las enfermedades y plagas que pusieran en peligro la salud de la población, o incluso el hundimiento de la tierra hacia las profundidades del infierno8. Se temían más estos imponderables, estas incertidumbres, que la real amenaza de un techo cayendo sobre la propia cabeza, o una bomba de lava estallando a los pies.

7 Para todos estos miedos se aplicaron paliativos en forma de políticas públicas, medidas adoptadas una y otra vez en cada evento, muchas de ellas ritualizadas, algunas sacralizadas, y todas acometidas con singular celo y precaución por las autoridades. Coincidimos en buena me-dida con la definición de Dye9, que define las políticas públicas como todo aquello que un gobierno decide hacer o no hacer. Por supuesto, esta definición es tan vaga que, en la práctica, cualquier acción o inacción gubernativa cabe en ella. En lo que a este proyecto concierne, nos interesa analizar como políticas públicas las acciones ejecutadas desde un nivel gubernativo como respuesta a situaciones críticas producto del desarrollo de eventos geofísicos catastróficos para la población.

El corpus

8A fin de analizar estas políticas públicas en tiempos de crisis, se hace necesario encontrar fuentes que las describan. Evidentemente, la documentación contemporánea a estos eventos preservada en reservorios tales como el Archivo General de Centro-América (AGCA), en Guatemala, y el Archivo General de Indias (AGI), en Sevilla, es inconmensurablemente rica en detalles10. Pero los inicios de este proyecto se deben a otros fines, y para ello es necesario explicar su nacimiento y cómo fue tomando forma.

9 Este proyecto surgió a partir del interés de su responsable por analizar, editar y publicar ‒ no necesariamente en ese orden‒ descripciones de eventos catastróficos acaecidos en la Época Moderna en la Capitanía General de Guatemala. Como parte ‒ en mi calidad de estudiante ‒ del Colegio de Historia11 de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, tuve acceso al proyecto Biblioteca Digital del Pensamiento Novohispano (en ade-lante, BdPn), dirigido por Ernesto Priani Saisó. Dicho proyecto está

10[…] dedicado a la publicación de ediciones críticas de textos impresos y manuscritos editados en Nueva España durante el siglo XVII. La edición de estas obras, en soporte digital, tiene como finalidad hacer accesibles a estudiantes, aca-démicos e investigadores las fuentes novohispanas, para que sirvan como herramienta de investigación y de enseñanza sobre el pensamiento novohispano12.

11 La preocupación académica que inicialmente diera origen a la BdPn fue el interés por y la dificultad para estudiar los documentos que conforman la que ha sido considerada por Elías Trabulse como la primera controversia científica en la Nueva España13. Aquel debate de antaño tuvo como eje la discusión sobre la naturaleza de los cometas, asunto sobre el que hasta ocho volúmenes han sido ya publicados en la BdPn, obras escritas, publicadas y difundidas a lo largo de 50 años del siglo XVII, en el que dos concepciones muy diferentes del mundo coexisten, dialogan y entran constantemente en conflicto, como parte del proceso que concluyó con la definitiva introducción en América de las ideas científicas de vanguardia europea, con dos consecuencias relevantes: la formación de un pensamiento científico propiamente americano y la constitución de una conciencia criolla.

12 Fruto del interés de otros investigadores en aprovechar la capacitación de que este proyecto proveía en técnicas y herramientas digitales para el desarrollo de investigaciones históricas, la BdPn fue creciendo para dar cabida a otras colecciones. Así, se puede describir a esta biblioteca como una colección de colecciones, dentro de las cuales se publican ediciones digitales etiqueta-das de transcripciones diplomáticas de tradición paleográfica latina.

13 A partir de una serie de reuniones entre el autor de este artículo y la dirección de la BdPn, se delimitó un conjunto de obras impresas cuya relevancia para esta investigación quedaba de manifiesto en la historiografía, determinándose un nombre para la colección, “Tellurica Goathe-malensis”, que ahora da nombre al proyecto. Estas obras, que conformarán la primera sección del corpus una vez concluida su edición, son un total de trece, y se expresan en el apartado de “Fuentes” en este mismo artículo. Sin ir tan lejos en nuestras intenciones demostrativas como es la in-tención de la BdPn, pretendemos en su lugar tender hacia los lados, deteniéndonos en la estructura socioeconómica del siglo XVIII centroamericano, para con ello analizar las acciones de su élite en aquellos momentos de unas crisis no provocadas por la zozobra del sistema geopolítico mun-dial, sino por la de la tierra misma.

14 De aquellas trece obras, a la fecha, todas salvo una han podido ser obtenidas mediante reprografía, bien empleando las ediciones facsimilares digitales que ofrecen las bibliotecas que preservan ejemplares de las mismas14, bien mediante su reproducción directa, in situ, cuando ha sido posible15. Por el momento no han sido publicadas sino tres16, aunque otras tres17 han sido ya transcritas y están en proceso de etiquetado para su ulterior publicación. La Asociación para el Fomento de los Estudios Históricos en Centroamérica (AFEHC) ha mostrado su interés en estas publicaciones, y dado que en el sitio web de la BdPn están siendo publicados los textos etiquetados para su análisis, se están publicando a la par en el sitio web de la AFEHC, en su sección de “Fuentes” las transcripciones en las que aquéllos se basan18.

15 Quedan, pues, explicados el qué y el para qué. Pero, ¿cómo? El tratamiento que se da al texto hasta obtener los objetos digitales puede describirse en un breve algoritmo19. En primer lugar, se realizan o se obtienen las imágenes reprográficas, que no son más que versiones facsimilares ‒ en el mejor de los casos, tocadas del original ‒ en formato digital. No nos tiene que preocupar, para nuestros fines, perder la materialidad del objeto20, puesto que no es el objeto lo que analizaremos, sino el texto, ese mismo texto que extraemos del objeto original ‒ el documento ‒ para trasponerlo en un formato digital.

16 Esa transcripción, como ya mencionamos, sigue un esquema de tradición paleográfica latina: no se realizan, pues, adaptaciones de ningún tipo21. Cuando se encuentran abreviaturas, por ejemplo, estas se expresan desarrolladas dentro de notas de edición, lo que permitirá luego al etiquetador ‒ coincidan o no en la misma persona las labores de transcripción y etiquetado‒ etiquetarlas convenientemente en el lenguaje TEI/XML. Este lenguaje de etiquetado, de la familia XML y que actualmente está en la versión P5 3.0.022 de su desarrollo, es preservado y desarro-llado por el Text Enconding Initiative Consortium23. Los lenguajes de etiquetado son muy útiles a la edición de textos: si bien antes sólo se empleaban códigos escritos sobre el papel diseñados específicamente para la edición, actualmente las herramientas digitales han ampliado notoriamente las posibilidades de señalamiento de características diferenciadas de la información dentro de un texto. En cuanto a la selección de caracteres, esta no se dificulta puesto que no se han encontrado en las obras caracteres que no puedan ser expresados mediante el estándar de codificación de caracteres Unicode24. También se incluyen en el documento de texto plano producto de esta primera fase de transcripción los metadatos25 necesarios para la correcta identificación de la obra dentro del proyecto, siguiendo para ello los requerimientos de la Norma Internacional General de Descripción Archivística (en adelante, ISAD), de manera que estos sean fácilmente intercambiables por otros estándares de descripción, como MARC21 o Dublin Core, mediante el estándar de etiquetado Encoded Archival Description, versión en XML26 de la norma ISAD. De modo que, una vez realizada la transcripción y almacenada convenientemente en un archivo de texto plano, se procede a realizar una copia del mismo para preservar la “original” y, sobre la copia, aplicar un etiquetado TEI/XML. En el caso de este proyecto, “Tellurica Goathemalensis”, este etiquetado del texto se realiza en distintas fases27:

17• en primer lugar, es necesario declarar el lenguaje XML, de manera que el programa intérprete reconozca la variante TEI;

18• después se expresan los módulos del lenguaje TEI que van a emplearse, de manera que contengan todas las etiquetas y atributos empleados;

19• en tercer lugar, aquellos metadatos descriptivos de la obra expresados al inicio del documento de texto plano en forma de notas de edición, se expresan ahora contenidos en etiquetas de metadatos especialmente diseñadas al efecto, para que tanto su visualización como su interpretación estén correctamente descritas;

20• consiguientemente, se realiza un primer etiquetado estructural sobre el documento, señalando mediante etiquetas las secciones del texto, sus párrafos, sus divisiones paginales y otros elementos de su estructura;

21• una vez hecho esto, se procede a aplicar las etiquetas formales, es decir, aquellas que expresan la forma que tienen en el texto algunos elementos que, por su naturaleza, requieren de un conocimiento formal específico de paleografía, como abreviaturas, signos, formas enfáticas o diferencias idiomáticas;

22• por último, se aplica un etiquetado especializado, para el que se requiere un conocimiento formal específico de distintas disciplinas humanísticas, y en cuya explicación nos deten-dremos un poco más.

23 El etiquetado especializado está diseñado específicamente para esta colección concreta, si bien presenta similitudes con otras colecciones dentro de la BdPn. En nuestro caso, se han em-pleado etiquetas distintas para nombres (name28), lugares (place29) y fechas (date30), dejando recaer en los valores de los atributos de dichas etiquetas cuestiones tales como la forma regularizada del nombre siguiendo la ortografía actual (reg), las coordenadas geográficas del lugar concreto (georef) o la expresión de la fecha específica siguiendo el estándar ISO 860131 (@when), por mostrar tan sólo unos ejemplos.

24 Además, se utiliza una etiqueta para el señalamiento de términos especializados (term), que en el caso de esta colección emplea un atributo (@type) para la distinción entre dos clases de términos: aquellos que son expresión de eventos o fenómenos de la Geofísica Dinámica, mediante el valor “Geophy”, y los relativos a las medidas políticas públicas adoptadas ante los efectos de aquellas causas, con el valor “PubPol”. Esperamos, una vez completada la primera fase del corpus, analizar los textos en función de los valores de dicho atributo, a fin de establecer patrones de acción de políticas públicas ante la aparición de eventos geofísicos. No abundaremos en detalles en este espacio, dejando al curioso lector la breve pero concisa explicación publicada en el sitio de la BdPn.

25 Es de resaltar que esta labor de etiquetado que realizamos sobre los textos no es privativa, y dado que todos los objetos publicados en la plataforma de la BdPn se ofrecen al público bajo una licencia Creative Commons Atribución-No Comercial32, pueden ser empleados en cualquier otro proyecto académico. De ese modo, si otro académico o investigador quiere hacer uso de los textos puede, bien utilizarlos tal y como se ofrecen, o bien alterar sus etiquetas, o realizar cualquier tipo de análisis a partir de ellos.

El futuro

26Muchas preguntas aún no respondidas, y vastas líneas de investigación se abrirían si pudiéramos compartir las fuentes de nuestras investigaciones. En líneas generales, las disciplinas humanísticas han permanecido, por lo general, alejadas ‒ por más de seis décadas, en el caso de la Historia‒ a los cambios que llevaran, por ejemplo, a la Geografía a desarrollarse dentro del marco de la así denominada “Revolución Cuantitativa33”. Ahora, las Humanidades Digitales (HD), nacidas en la misma época pero nunca tan extendidas como ahora34, deciden promover el empleo de técnicas y herramientas digitales dentro de los trabajos disciplinares de las Humanidades y Ciencias Sociales. Para ello, muchas adaptaciones son necesarias. E igual que los temblores y las erupciones, los cambios generan temor en las élites. Considerando ‒ como consideramos, a pesar de las connotaciones políticas que el término conlleva ‒ al gremio académico como una élite, este temor debe ser superado35 para permitir un mayor desarrollo tanto de las disciplinas como de las investigaciones transdisciplinares. Es más: las necesidades impuestas por la sociedad, en el marco del desarrollo de la corriente denominada Public History36, fuerzan a este cambio.

27 Por nuestra parte, este pequeño proyecto realizado dentro del campo de las HD, sin dejar de lado en ningún momento la disciplina histórica de la que bebe sus fuentes, pretende cubrir una necesidad constante de la población. América Central, y no sólo Guatemala, es una tierra de “montañas de fuego” y “tierras que se agitan”, como dijera Feldman. A este respecto, los temores de la población del siglo XVIII son esencialmente los mismos que ahora tiene, y que seguramente tendrán en el futuro. La edición y publicación abierta, sin restricciones, de la documentación a este respecto debe servir para recuperar parte del patrimonio cultural histórico de las sociedades centroamericanas. Analizar las políticas públicas en función de los eventos geofísicos a que res-pondieron en el pasado debiera servirnos para contraanalizar las políticas públicas actuales y permitirnos redefinir las políticas públicas en futuras catástrofes. Las herramientas y las técnicas de que ahora disponemos responden, en cualquier caso, a esta intención.

28 Sólo queda invitar a la colaboración en este proyecto. Deb Verhoeven apuntaba, en la Conferencia Anual Internacional de la Alliance of Digital Humanities Organizations, celebrada el verano pasado en Sydney, Australia, los proyectos de HD suelen ser labor de una sola persona, de género masculino, de una edad entre 35 y 50 años, y culturalmente perteneciente a un entorno hegemónico heteronormado y anglófono37. No tiene por qué ser así… Para cambiar esta co-yuntura, se vuelve necesario acrecentar los proyectos digitales que no responden a este paradigma académico. La labor del historiador suele asociarse a la soledad del escritorio. Pero el escritorio ya no le permite al historiador estar solo38.

Fuentes:

29Anónimo, Novena preparatoria a la festivivad del Patrocinio de Maria Santissima dia en que se venera en la Iglesia Cathedral de la Ciudad de Guathemala, Antigua Guatemala: Sebastián de Arévalo, 1744.

30Anónimo, Relacion descriptiva de el estado, y ruynas que padeciò el Templo de N. S. P. S. Francisco. De sus sumptuosos Reparos, y de las demonstraciones festivas con que los celebrò esta Santa Provincia del Santissimo Nombre de Jesus de Goathemala, Antigua Guatemala: Sebastián de Arévalo, 1754.

31Tomás Ignacio de Arana, Relacion de los estragos, y rvynas, qve a padecido la civdad de San-tiago de Guathemala, por terromotos, y fuego de sus Bolcanes en este Año de 1717, Antigua Guatemala: Antonio de Pineda Ibarra, 1717.

32Christophe Belaubre, “El traslado de la capital del Reino de Guatemala (1773-1779). Conflicto de poder y juegos sociales”, en Revista Historia, 57-58 (2008), págs. 23-61.

33Bárbara Bordalejo, “The Texts We See and the Works We Imagine: the Shift of Focus of Textual Scholarship in the Digital Age”, en Ecdotica, 10 (2013), págs. 64-75.

34William Bunge, Theoretical Geography, Lund: Gleerup, 1962.

35Felipe Cadena, Breve descripcion de la Noble Ciudad de Santiago de los Caballeros de Guate-mala; y puntual noticia de su lamentable ruina ocasionada de un violento terremoto el dia veinte y nueve de julio de mil setecientos setenta, y tres, Mixco: Antonio Sánchez Cubillas, 1774.

36Agustín de la Cajiga y Rada, Brebe relacion de el lamentable estrago, que padecio esta Ciudad de Santiago de Guathemala, en el terremoto de el dia quatro de Marzo, de este año de 1751, Antigua Guatemala: Joaquín de Arévalo, 1751.

37David Domínguez Herbón, Ricardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “‘Avisos de Le-vante’: un proyecto digital de Ingeniería Histórica”, en Tiempos Modernos, vol. 8, n.º 30 (2015), véase URL: http://www.tiemposmodernos.org/tm3/index.php/tm/article/view/439/470

38David Domínguez Herbón, Ricardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “Reglas de Cata-logación del Proyecto ‘Avisos de Levante‘”, en Avisos de Levante, Alcalá de Henares: Centro Europeo para la Difusión de las Ciencias Sociales, 2015.

39David Domínguez Herbón, Ricardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “Reglas de Eti-quetado TEI/XML del Proyecto ‘Avisos de Levante‘”, Alcalá de Henares: Centro Europeo para la Difusión de las Ciencias Sociales, 2015, véase URL: http://avisosdelevante.wordpress.com/proyecto_esp/etiquetado/

40David Domínguez Herbón, Ricardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “Secuencia del Algoritmo de Procesos del Proyecto ‘Avisos de Levante‘”, en Avisos de Levante, Alcalá de He-nares: Centro Europeo para la Difusión de las Ciencias Sociales, 2015, véase [URL: http://avisosdelevante.wordpress.com/proyecto_esp/algoritmo/]

41Thomas R. Dye, Understanding Public Policy, Nueva Jersey: Pearson Prentice Hall, 2014.

42Tomás de Estrada, Tragica descripcion del lamentable estrago, que ocasionô el terremoto de el dia quatro de Marzo en este año de 1751, en esta Ciudad de Santhiago de Goathemala, Antigua Guatemala: Joaquín de Arévalo, 1751.

43Lawrence H. Feldman, “Disasters, Natural and Otherwise, and their Effects upon Population Centers in the Reino de Guatemala”, en Duncan Kinkead, ed., Estudios del Reino de Guatema-la: homenaje al profesor S. D. Markman, Sevilla: Escuela de Estudios Hispanoamericanos, 1985, págs. 49-60.

44Lawrence H. Feldman, Mountains of Fire, Lands that Shake. Earthquakes and Volcanic Erup-tions in the Historic Past of Central America (1505-1899), Culver City: Labyrinthos, 1993.

45José de Figueredo y Victoria, Carta pastoral exortatoria a penitencia dirigida al clero, a la ciu-dad de Guatemala, y al pueblo de su diocesi, Con ocasion del Terremoto, que con espantosos estragos se experimentô en la Ciudad de Lisboa, Metropoli de Portugal, en otras partes de Euro-pa,, Antigua Guatemala: Joaquín de Arévalo, 1756.

46Isabel Galina Russell, “¿Qué son las Humanidades Digitales?”, en Revista Digital Universitaria, 12, 7 (2011), véase URL: http://www.revista.unam.mx/vol.12/num7/art68/art68.pdf

47Gisela Gellert y Juan Carlos Pinto Soria, Ciudad de Guatemala: Dos estudios sobre su evolución urbana (1524-1950), Guatemala, Editorial Universitaria, 1992.

48Juan González Bustillo, Demonstracion de las proporciones ciertas, y dudosas, o defectos que ofrece el Pueblo ò Valle de la Hermita, segun el Quaderno de autos instruido con arreglo à la Instruccion comunicada con fecha de 13. de Agosto de 1773, reconocimientos, y demas actuado, para la mas perfecta y clara inteligencia del assunto, y conforme à lo que se ofreciò al final del Extracto, ó su primera parte, La Ermita: s.i., 1774.

49Juan González Bustillo, Extracto, ô Relacion methodica, y puntual de los autos de reconoci-miento, practicado en virtud de comission del Señor Presidente de la Real Audiencia de este Reino de Guatemala, Mixco: Antonio Sánchez Cubillas, 1774.

50Juan González Bustillo, Razon particular de los templos, Casas de Comunidades, y edificios publicos, y por mayor del numero de los vecinos de la capital Guatemala; y del deplorable estado a que se hallan reducidos por los terremotos de la tarde del veinte y nueve de Julio, trece, y catorce de Diciembre del año proximo passado de setenta y tres, Antigua Guatemala: Antonio Sánchez Cubillas, 1774.

51Juan González Bustillo, Razon puntual de los sucessos mas memorables, y de los estragos, y daños que ha padecido la ciudad de Guatemala, y su uecindario, desde que se fundó en el parage llamado Ciudad Vieja, ô Almolonga, y de donde se trasladó a el en que actualmente se halla, Mixco: Antonio Sánchez Cubillas, 1774.

52Cristóbal de Hincapié Meléndez, Relacion de la Ruina de la Ciudad de Santiago de los Caballe-ros, en Goatemala, causada por el Terremoto, y quatro Volcanes, el Dia 17 de Agosto de 1717, Antigua Guatemala: Antonio de Pineda Ibarra, 1717.

53Domingo de Juarros, Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala, Guatemala: Tipo-grafía Nacional, 1936.

54G. Klyne y C. Newman, Date and Time on the Internet: Timestamps, San Francisco: The In-ternet Society / Internet Engineering Task Force – Network Working Group, 2002 (RFC 3339), véase URL: http://tools.ietf.org/html/rfc3339 .

55Inge Langenberg, “Urbanización y cambio cultural: El traslado de la ciudad de Guatemala y sus consecuencias para la población y sociedad urbana al fin de la época colonial (1773-1824)”, en Anuario de Estudios Americanos, 36 (1979), págs. 351-374.

56Alan I. Liu, “Digital Humanities and Academic Change”, en English Language Notes, 47 (2009), págs. 17-35, véase URL: http://liu.english.ucsb.edu/wp-includes/docs/writings/dh-and-academic-change-page-proofs.pdf

57Christopher H. Lutz, Historia Sociodemográfica de Santiago de Guatemala, 1541-1773, Gua-temala: Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica, 1984.

58Serge Noiret, “Internationalizing Public History”, en Public History Weekly, vol. 2, n° 34 (2014), véase URL: http://public-history-weekly.oldenbourg-verlag.de/2-2014-34/internationalizing-public-history/

59Delia Pezzat Arzave, Aprendizaje de paleografía para documentos novohispanos, México: Quivira, 2011.

60Esteban Romero-Frías, “GrinUGR, un proyecto disruptivo sobre culturas digitales”, en Blog de la Red de Humanidad Digitales, México: Red de Humanidades Digitales, A.C., 2014.

61Juan José Salazar, Piedra fvndamental del templo, del Sacrosanto Cuerpo de Christo, Señor S. Joseph. En cuyo dia, celebrò, con singulares demonstraciones esta Santa Provincia de el Santis-simo Nombre de Jesus, los sumptuosos reparos, à que se restituyò su Templo de Guathemala, de las ruinas, que le causò el temblor de el año de 1751, Antigua Guatemala: Sebastián de Arévalo, 1754.

62José Manuel Santos Pérez, Élites, poder local y régimen colonial. El Cabildo y los regidores de Santiago de Guatemala, 1700-1787, Sevilla: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz / Plumsock Mesoamerican Studies / Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica, 1999.

63Fred K. Schaefer, “Exceptionalism in Geography: A Methodological Examination”, en Annals of the Association of American Geographers, 43 (1953), págs. 226-245.

64Peter Schillingsburg, “Literary Documents, Texts, and Works Represented Digitally”, en Ecdotica, 10 (2013), págs. 76-93.

65Elías Trabulse, Ciencia y religión en el siglo XVII, México: El Colegio de México, 1974.

66Deb Verhoeven, “Has anyone seen a woman?”, presentación en video consultada el 11 de febrero de 2016, véase http://speakola.com/ideas/deb-verhoeven-has-anyone-seen-a-woman-2015

67Cristina Zilbermann, Aspectos socio-económicos del traslado de la Ciudad de Guatemala, 1773-1783, Guatemala: Academia de Geografía e Historia de Guatemala, 1987.

Publicaciones del autor:

68Mílada Bazant y David Domínguez Herbón, “La costumbre al miedo. La muerte en el parto en la ciudad de México, 1870-1898”, en Elisa Speckmann Guerra, Claudia Agostoni y Pilar Gonzalbo Aizpuru, coords., Los miedos en la Historia, México: El Colegio de México – Centro de Estu-dios Históricos / Universidad Nacional Autónoma de México – Instituto de Investigaciones Histó-ricas, 2009, págs. 59-92.

69David Domínguez Herbón, Ricardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “‘Avisos de Le-vante’: un proyecto digital de Ingeniería Histórica”, en Tiempos Modernos, vol. 8, n.º 30 (2015); David Domínguez Herbón, Ricardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “‘Avisos de Levante’: a Historical Engineering digital project”, en e-Humanista. Conversos, 4 (2016).

70David Domínguez Herbón, Contacto: Foros Virtuales, México: Universidad Nacional Autó-noma de México – Coordinación de Difusión Cultural, 2015.

71David Domínguez Herbón, “El etiquetado digital especializado como técnica de traducción cultu-ral”, en Virtualis, 12 (2016), en fase de publicación.

72Notas de pie de páginas

731 Véanse: Domingo de Juarros, Compendio de la Historia de la Ciudad de Guatemala, (Guatemala: 1936), vol. I, págs. 159-167; Julio Galicia Díaz, Destrucción y traslado de la ciudad de Santiago de Gutemala, (Guatemala: Editorial Universitaria, 1976); Inge Langenberg, “Urbanización y cambio cultural: El traslado de la ciudad de Guatemala y sus consecuencias para la población y sociedad urbana al fin de la época colonial (1773-1824)”, en Anuario de Estudios Americanos, 36 (1979), págs. 351-374; Christopher H. Lutz, Historia Sociodemográfica de Santiago de Guatemala, 1541-1773, (Guatemala: Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica, 1984), págs. 55-78; Lawrence H. Feldman, “Disasters, Natural and Otherwise, and their Effects upon Population Centers in the Reino de Guatemala”, en Duncan Kinkead, ed., Estudios del Reino de Guatemala: homenaje al profesor S. D. Markman, (Sevilla: Escuela de Estudios Hispanoamericanos, 1985), págs. 49-60; Gisela Gellert y Juan Carlos Pinto Soria, Ciudad de Guatemala: Dos estudios sobre su evolución urbana (1524-1950), (Guatemala, Editorial Universitaria, 1992); y José Manuel Santos Pérez, Élites, poder local y régimen colonial. El Cabildo y los regidores de Santiago de Guatemala, 1700-1787, (Sevilla: Servicio de Publicaciones de la Universidad de Cádiz / Plumsock Mesoamerican Studies / Centro de Investigaciones Regionales de Mesoamérica, 1999), págs. 243-325.

742 Para un recuento histórico, documental y bibliohemerográfico de los eventos sísmicos y volcánicos, no sólo en Guatemala, sino en toda América Central, véase Lawrence H. Feldman, Mountains of Fire, Lands that Shake. Earthquakes and Volcanic Eruptions in the Historic Past of Central America (1505-1899), (Culver City: Labyrinthos, 1993).

753 Véase el magnífico trabajo de Christophe Belaubre, “El traslado de la capital del Reino de Guatemala (1773-1779). Conflicto de poder y juegos sociales”, en Revista Historia, 57-58 (2008), págs. 23-61.

764 Véase Cristina Zilbermann, Aspectos socio-económicos del traslado de la Ciudad de Guatemala, 1773-1783, (Guatemala: Academia de Geografía e Historia de Guatemala, 1987).

775 Véase Feldman, Mountains of Fire, Lands that Shake, pág. 1. Traducción propia.

786 En la obra impresa de Tomás Ignacio de Arana, Relacion de los estragos, y rvynas, qve a padecido la civdad de Santiago de Guathemala, por terromotos, y fuego de sus Bolcanes en este Año de 1717 (Antigua Guatemala: Antonio de Pineda Ibarra, 1717), se mencionan tanto el patronazgo contra los efectos de los temblores de tierra del obispo ateniense (fol. 28), como las múltiples donaciones recibidas por el obispo durante la salida de su imagen en procesión (fols. 29 y ss.) tras los Terremotos de San Miguel de 1717.

797 Sermón pronunciado por Francisco José de Figueredo y Victoria , arzobispo de Guatemala (1753-1765), el 15 de junio de 1756, impreso y publicado el mismo año con el título Carta pastoral exortatoria a penitencia, dirigida […] al clero, a la ciudad de Guatemala, y pueblo de su diocesi. Con ocasion del Terremoto, que con espantosos estragos se experimentô en la Ciudad de Lisboa, Metropoli de Portugal, en otras partes de Europa, y Costas de Africa, el dia 1. de Noviembre de el año proximo passado de 1755 (Antigua Guatemala: Imprenta de Joaquín de Arévalo, 1756), es un buen ejemplo de esta culpabilización hacia la población por parte de las autoridades eclesiásticas.

808 En el corpus que se está elaborando y publicando dentro del proyecto “Tellurica Goathemalensis” de la Biblioteca Digital del Pensamiento Novohispano, y cuyo desarrollo y metodología constituyen el motto de este artículo, se pueden encontrar buenos ejemplos de todos estos temores. Véase URL: http://www.bdpn.unam.mx/ , consultado el 26 de abril de 2016.

819 Véase Thomas R. Dye, Understanding Public Policy, (Nueva Jersey: Pearson Prentice Hall, 2014).

8210 Véase URL : http://www.ficheropardo.agcadocs.org/ y http://www.mecd.gob.es/cultura-mecd/areas-cultura/archivos/mc/archivos/agi/portada.html , consultados el 26 de abril de 2016.

8311 Véase URL : http://historia.filos.unam.mx/ , consultado el 26 de abril de 2016.

8412 Extraído de URL: http://www.bdpn.unam.mx/ ; consultado el 10 de febrero de 2016.

8513 Véase Elías Trabulse, Ciencia y religión en el siglo XVII, (México: El Colegio de México, 1974).

8614 Han sido de especial utilidad plataformas de difusión de reprografías facsimilares digitales como las que poseen la Biblioteca Nacional de España, en la forma de su Biblioteca Digital Hispánica, la Biblioteca Nacional de Chi-le, en su Biblioteca Nacional Digital de Chile, la Biblioteca Nacional de Francia, a través de su portal Gallica, o el repositorio digital que The “John Carter Brown” Library, de la Brown University, posee en Internet Archive. Véase : URL: http://www.bne.es/es/Catalogos/BibliotecaDigitalHispanica/Inicio/ , http://www.bibliotecanacionaldigital.cl/ , http://gallica.bnf.fr/ y http://archive.org/details/JohnCarterBrownLibrary , consultados el 26 de abril de 2016.

8715 Las reproducciones obtenidas mediante reprografía directa en los reservorios han sido realizadas en el AGCA y en la Biblioteca Nacional de Guatemala, en la Ciudad de Guatemala, y en la Biblioteca Franciscana “Santo Hermano Pedro” del Centro de Estudios Betancurianos, en La Antigua Guatemala, que conserva copia digital de las reprografías realizadas.

8816 Las tres obras publicadas son: Arana, Relacion de los estragos; Tomás de Estrada, Tragica descripcion del lamentable estrago, que ocasionô el terremoto de el dia quatro de Marzo en este año de 1751, en esta Ciudad de Santhiago de Goathemala, Antigua Guatemala: Joaquín de Arévalo, 1751; y Figueredo y Victoria, Carta pastoral exortatoria a penitencia. Véase URL: http://www.bdpn.unam.mx/books/a5e1de4c6e5169eea4737db8d8f5710f http://www.bdpn.unam.mx/books/bf2e761eca85bff35e139bf87db974fa y http://www.bdpn.unam.mx/books/25d19ac54e7360e69e38f6119d7f7be3 , consultadas el 26 de abril de 2016.

8917 Las tres obras ya transcritas y en proceso de etiquetado son: Anónimo, Novena preparatoria a la festivivad del Patrocinio de Maria Santissima dia en que se venera en la Iglesia Cathedral de la Ciudad de Guathemala, Antigua Guatemala: Sebastián de Arévalo, 1744; Juan José Salazar, Piedra fvndamental del templo, del Sacrosanto Cuerpo de Christo, Señor S. Joseph. En cuyo dia, celebrò, con singulares demonstraciones esta Santa Provincia de el Santissimo Nombre de Jesus, los sumptuosos reparos, à que se restituyò su Templo de Guathemala, de las ruinas, que le causò el temblor de el año de 1751, Antigua Guatemala: Sebastián de Arévalo, 1754; y Agustín de la Cajiga y Rada, Brebe relacion de el lamentable estrago, que padecio esta Ciudad de Santiago de Guathemala, en el terremoto de el dia quatro de Marzo, de este año de 1751, Antigua Guatemala: Joaquín de Arévalo, 1751.

9018 Véase URL : http://www.afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action*lst&type*transcripciones , consultado el 26 de abril de 2016.

91fn19. Para una definición del concepto de algoritmo útil a los proyectos de Humanidades Digitales, remitimos al texto publicado por el Grupo Trasegantes en la revista Tiempos Modernos: véanse David Domínguez Herbón, Ri-cardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “‘Avisos de Levante’: un proyecto digital de Ingeniería Históri-ca”, en Tiempos Modernos, vol. 8, n.º 30 (2015), en URL: http://www.tiemposmodernos.org/tm3/index.php/tm/article/view/439/470 (consultada el 10 de febrero de 2016); y al sitio web del proyecto digital “Avisos de Levante”, sección “Algoritmo” (David Domínguez Herbón, Ricardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “Secuencia del Algoritmo de Procesos del Proyecto ‘Avisos de Levante‘”, en Avisos de Levante, Alcalá de Henares: Centro Europeo para la Difusión de las Ciencias So-ciales, 2015). Véase URL: http://avisosdelevante.wordpress.com/proyecto_esp/algoritmo/

9220 Para la discusión sobre la materialidad de los textos, véanse: Bárbara Bordalejo, “The Texts We See and the Works We Imagine: the Shift of Focus of Textual Scholarship in the Digital Age”, en Ecdotica, 10 (2013), págs. 64-75, y Peter Schillingsburg, “Literary Documents, Texts, and Works Represented Digitally”, en Ecdotica, 10 (2013), págs. 76-93.

9321 Aunque el proyecto de la BdPn emplea los muy útiles lineamientos expresados por Delia Pezzat Arzave, “Normas de transcripción literal”, en Aprendizaje de paleografía para documentos novohispanos, (México: Quivira, 2011), págs. 39-41, cuento además con el enorme apoyo de la Dra. Adriana Álvarez Sánchez, de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, experta ‒ entre otras líneas de investigación ‒ en la Historia de la Real Universidad de San Carlos de Guatemala, cuyo conocimiento de la documentación colonial centroamericana y de sus reservorios han sido de enorme ayuda, en muchas ocasiones más allá de lo razonable.

9422 Véase URL: http://www.tei-c.org/Guidelines/P5/ , consultado el 26 de abril de 2016.

9523 Véase URL: http://www.tei-c.org/index.xml , consultado el 26 de abril de 2016.

9624 Véase URL: http://www.unicode.org/ , Consultado el 26 de abril de 2016.

9725 Para una correcta definición del concepto de metadatos, véase la sección “Catalogación” del proyecto digital “Avisos de Levante”: David Domínguez Herbón, Ricardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “Reglas de Catalogación del Proyecto ‘Avisos de Levante‘”, en Avisos de Levante, Alcalá de Henares: Centro Europeo para la Difusión de las Ciencias Sociales, 2015, véase URL: http://avisosdelevante.wordpress.com/proyecto_esp/catalogacion/ , consultado el 26 de abril de 2016.

9826 Más conocido por sus siglas en inglés, el eXtensible Markup Language es un lenguaje de etiquetas desarrollado por el World Wide Web Consortium para la sistematización y transferencia de información digital, empleado extensivamente en la catalogación, edición y publicación de datos estructurados, lo que lo convierte en un medio esencial para el desarrollo de proyectos digitales en las disciplinas humanísticas. Véase URL: http://www.w3.org/ y véase URL: http://www.icacds.org.uk/eng/ISAD.pdf (http://www.icacds.org.uk/eng/ISAD.pdf)).pdf , http://www.loc.gov/marc/ , http://dublincore.org/ y por fín http://www.loc.gov/ead/

9927 Para ahondar en la especificidad de este lenguaje de etiquetado en proyectos digitales de disciplinas humanísti-cas, remitimos al buen ejemplo desarrollado en el proyecto “Avisos de Levante”: David Domínguez Herbón, Ri-cardo Fabián Chimal Avalos y Gennaro Varriale, “Reglas de Etiquetado TEI/XML del Proyecto ‘Avisos de Le-vante‘”, Alcalá de Henares: Centro Europeo para la Difusión de las Ciencias Sociales, 2015; en URL: http://avisosdelevante.wordpress.com/proyecto_esp/etiquetado/ ; consultado el 11 de febrero de 2016.

10028 Véase URL : http://www.tei-c.org/release/doc/tei-p5-doc/en/html/ref-name.html , consultado el 26 de abril de 2016.

10128 Véase URL: http://www.tei-c.org/release/doc/tei-p5-doc/en/html/ref-place.htm , consultado el 26 de abril de 2016.

10229 Véase URL: http://www.tei-c.org/release/doc/tei-p5-doc/en/html/ref-date.htm , consultado el 26 de abril de 2016.

10330 A efectos del presente proyecto, empleamos la adaptación que de la ISO 8601 publicara, en julio de 2002, el “Grupo de Trabajo sobre Redes” de la Internet Engineering Task Force (G. Klyne y C. Newman, Date and Time on the Internet: Timestamps, n.º RFC 3339; en URL: [https://tools.ietf.org/html/rfc3339] y URL: http://www.iso.org/iso/home/store/catalogue_tc/catalogue_detail.htm?csnumber=40874 ; consultada el 10 de febrero de 2016.

10431 Véase URL : http://creativecommons.org/licenses/by/3.0/ , consultado el 26 de abril de 2016.

10532 El texto que dio impulso teórico al movimiento de posguerra en la Geografía fue un famoso artículo de la autoría de Fred K. Schaefer (“Exceptionalism in Geography: A Methodological Examination”, en Annals of the Association of American Geographers, 43 (1953), págs. 226-245), que nunca llegó a permear a otras disciplinas hasta ahora humanísticas. Posteriormente, William Bunge (_Theoretical Geography_, Lund: Gleerup, 1962) daría forma práctica y marco de referencia a aquellas ideas.

10633 Véase Isabel Galina Russell, “¿Qué son las Humanidades Digitales?”, en Revista Digital Universitaria, 12, 7 (2011); en URL: http://www.revista.unam.mx/vol.12/num7/art68/art68.pdf , consultado el 11 de febrero de 2016.

10734 Véase Alan I. Liu, “Digital Humanities and Academic Change”, en English Language Notes, 47 (2009), págs. 17-35; en URL: http://liu.english.ucsb.edu/wp-includes/docs/writings/dh-and-academic-change-page-proofs.pdf , consultado el 11 de febrero de 2016.

10835 Véase Serge Noiret, “Internationalizing Public History”, en Public History Weekly, vol. 2, n° 34 (2014); en URL: http://public-history-weekly.oldenbourg-verlag.de/2-2014-34/internationalizing-public-history/ , consul-tado el 11 de febrero de 2016.

10936 Véase Deb Verhoeven, “Has anyone seen a woman?”, presentación en video, en URL: http://speakola.com/ideas/deb-verhoeven-has-anyone-seen-a-woman-2015 , consultada el 11 de febrero de 2016.

11037 Véase Esteban Romero-Frías, “GrinUGR, un proyecto disruptivo sobre culturas digitales”, en http://humanidadesdigitales.net/blog/2014/01/01/grinugr-un-proyecto-disruptivo-sobre-culturas-digitales/ , consultada el 11 de febrero de 2016.

Para citar este artículo :

David Domínguez Herbón, « La ciudad telúrica. Un proyecto digital sobre catástrofes y políticas públicas en el Reino de Guatemala (Siglo XVIII) », Boletín AFEHC N°68, publicado el 04 marzo 2016, disponible en: http://afehc-historia-centroamericana.org/index.php?action=fi_aff&id=4250

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.