Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.156.92.138', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Ojeada política de Verapaz en 1826 : Ojeada política de Verapaz en 1826

Ficha n° 4321

Creada: 14 septiembre 2016
Editada: 14 septiembre 2016
Modificada: 15 septiembre 2016

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 124

Autor de la ficha:

Alejandro CONDE ROCHE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Ojeada política de Verapaz en 1826

Análisis de la geografía e infraestructura de la Verapaz como región con un amplio potencial para la producción y comercialización de bienes agrícolas.
Palabras claves :
Verapaz, Comercio, Polochic, Izabal, Belice, Algodón, Tabaco.
Autor:
José Arjona
Ubicación:
AHAG. Secretaría. Correspondencia ajena. Sept. 1826.
Fecha:
1826-09-09
Paginas:
8
Texto íntegral:

1Ojeada política de Verapaz

2Entre los varios departamentos que forman el Estado de Guatemala, el de Verapaz sin disputa está combinado por la naturaleza a ser el primero en agricultura y comercio aunque en la actualidad es el último.
El río que nace en el departamento de Totonicapán con el nombre de “Negro”, entra en el de Verapaz con el de “Chixoy” o Ríos juntos, y desagua en el mar del Norte con el de la “Pasión”, debe algún día elevar a Verapaz al rango de un opulentisímo estado. Lo navegable desde que llega a su territorio todo el dilatadísimo espacio que sigue hasta su desembocadura y sin embargo no tiene un solo pueblo en sus márgenes después que pasa por Sacapulas. El río de Polochic más inmediato las poblaciones de Verapaz y que desagua en el golfo dulce es el canal por donde debe presidir las primeras palancas que han de separar los obstáculos que se oponen a su prosperidad. Sólo la mano protectora de un gobierno benéfico puede impulsar estas sencillas máquinas y sacar a Verapaz de la miseria en que se encuentra desenvolviendo los gérmenes de tantas riquezas como un vasto suelo [F1v] contiene.
El departamento de Verapaz, exceptuando al Petén puede dividirse en alto y bajo; y mejor en seco y húmedo y este en cálido y frío.
La parte seca comprende a los pueblos de los distritos de Salamá y Rabinal. Los demás son húmedos. Aquellos se ocupan en el cultivo de la caña de que fabrican dulce y aguardiente que consumen y extraen para otros pueblos. Antes tejían mucho algodón y ahora se dedican a la grana para cuyo precioso insecto es este suelo el más a propósito. Ya principian a hacer extracción de algunos quintales por el río de Polochic, aunque los indígenas miran al nopal con horror y se niegan a su cultivo. Sin embargo ya está para estos pueblos abierto el camino de su prosperidad y los naturales convencidos más y más por la experiencia de tan lucrativa ocupación la abrazarán también.
Los pueblos de temperamento cálido y húmedo son: Purulá, Tucurú y Chamiquin a que puede agregarse Tamahú que es templado en el distrito de Tactic y los del distrito de Cahabón. Los de Tactic situados en el camino que conduce al embarcadero de Polochic principien a disfrutar de las ventajas de su posición y se ocupan en sacar zarzaparrilla. Los de Cahabón sólo se han dedicado al cultivo de algodón y en [F2] la actualidad están en gran decadencia.
Los otros pueblos de Verapaz como el distrito de Cobán y en parte del de Tactic son fríos y húmedos. En algunos se saca también un poco de zarzaparrilla. En otros se dedican al hilado y en todos, el comercio de pequeñeces viajando en todas direcciones es su principal ocupación después de cultivar los frutos de primera necesidad.
No indicaré las medidas generales que a favor de estos habitantes pueden decretarse, sólo me ceñiré a algunas de las que directamente pueden fomentar su agricultura y comercio. La composición de los caminos es una de las principales, pero particularmente, la del que va a Polochic y de este la parte comprendida entre Purulá y Tucurú: Este es un espacio de cinco leguas en una montaña, abierta no hace muchos años por un particular, como una vereda que le evitaba seis leguas de rodeo para ir a las márgenes de dicho río; y no habiéndose mejorado ni compuesto después, tiene algunas partes casi intransitables en la estación de aguas y que a poca costa podrían facilitarse. Sería poquísima esta obra y la primera que demanda el bien de estos pueblos.
Crear una población en el sitio de Panchomac en que se hace el embarque y desembarque del Polochic puede ser la segunda obra para el fomento del comercio y agricultura de los pueblos [F2v] referidos. El paraje de Panchomac está a siete leguas del pueblo de Chamiquin en la orilla izquierda del río Polochic y aunque hay dos leguas más arriba otros embarcaderos es preferido el citado, por evitar los grandes tornos que en dicho espacio forma el río. Los habitantes deberían ser negros caribes de Trujillo como los más a propósito para resistir aquel clima poco benigno y más fuertes para los trabajos que en su provecho pueden emprender. También serían de mucha utilidad para obligar a vivir en sociedad a los indígenas que habitan en las montañas inmediatas fugados de las poblaciones; como sucede en los que hay a cinco leguas de Panchomac pertenecientes a San Pedro Carcha distan [roto] más de cuarenta leguas.
Las dos medidas indicadas de composición del camino de Purulá a Tucurú y la nueva población de Panchomac de negros caribes tan fáciles en su ejecución [ilegible] las ventajas que son consiguientes a los distritos de Salamá y Rabinal y parte del de Tactic.
Sólo estas mejoran la suerte de los habitantes de los distritos de Cobán y Cahabón. Estos últimos muy distantes de las otras poblaciones y cuyos campos han proveído el mejor algodón de esta comarca, están abatidos por falta de expendio en sus cosechas y Cobán por la misma razón respecto a sus hilados. En las montañas de Cobán se produce el tabaco silvestre cuando han hecho alguna roza y suele también cultivarse en los parajes más templados haciendo de él un pequeño comercio del destino. Se produce [F3] también en sus tierras la zarzaparrilla, así como en Cahabón pero ningún uso se hace de estos ricos dones de la naturaleza, ni de otros muchos que se nos ocultan. No tenemos ningún propietario de este departamento, capaz de emprender en el beneficio de dichas producciones, ni de otros podrán venir por las grandes dificultades que se presentan y sobre todas las del carácter de estos habitantes tan fácil es enfrentar a los contratos. Repito pues que sólo la mano poderosa del gobierno podrá hacer felices a estos pueblos, adoptando medidas opuestas al sentir de los mejores economistas que han escrito para pueblos muy diversos.
Inmediato a Lanquín y aún más a Cahabón pasa el río de Cobán que viene de la ciénaga del Patal y desemboca en el Polochic y aunque lleva un gran caudal de aguas por el distrito de Cahabón no pueden agregarse en toda su extensión por las grandes piedras y saltos que tiene; pero si puede serlo con gran utilidad desde dos leguas más abajo del pueblo de Cahabón hasta tres o cuatro antes que unirse al Polochic. Espacio de veinte leguas poco más o menos.
Ya he dicho que la decadencia de los pueblos de Cahabón consiste particularmente no tener demandas sus ricos algodones a cuyo cultivo por una antigua costumbre están muy apegados.
Efectuar estas demandas será el único medio de promover su prosperidad, e invertir en ellos el lucro que resulte el de sus mayores adelantamientos. [F3v] habilitaciones que se dieren por efecto de alguna contrata, a los que quisiesen en dichos pueblos siendo a unos precios ventajosos para los cultivadores y estableciendo maquinillas para limpiar el algodón y prensa para empacarlo, podría transportarse por cuenta de la empresa por dichos ríos hasta Izabal o Waliz [Belice] y refluir ventajas, no sólo de la ocupación de aquellos habitantes, sino que podría producir después de todos los gastos para el mantenimiento de una clase de primera educación en cada uno de los pueblos y los años sucesivos para la composición de caminos y otros objetos de utilidad pública. Otros muchos bienes se reportará esta medida que desde luego se dejan ver y entre ellos, el de los progresos en la civilización de consiguiente el dedicarse también al cultivo de plantas aún más lucrativas que su suelo produce. Sólo tiene el inconveniente de de equivocar la cola de los antiguos repartimiento sequé habilitaban a los indígenas con notable perjuicio de sus intereses a bajísimos precios y en los productos de mayor expendio, quedando las ventajas a favor del alcalde mayor o autoridad que los mandaba. Las habitaciones que propongo son todo lo contrario, ellas se emplean en un fruto que no tiene [F4] expendio, no se reparten sino a los que quieran percibir las y con iguales o mayores ventajas que pudieran conseguir extrayendo sobre sus cabezas a muchas leguas de sus habitaciones, y las utilidades que ocasionan se emplean en provecho de los mismos pueblos. La zarzaparrilla que en los distritos de Cobán y Cahab´´on casillas desconocidas, podría descubrirse y ocuparse en su recolección estos indígenas una gran parte del año. El tabaco que con tanta abundancia se produce podría también beneficiarse y extraerse al extranjero. Hierbas medicinales hay muchísimas que aunque conocidas son holladas por falta de demandas y éstas por no haber especuladores. Si por el gobierno y bajo su inspección se estableciese el plan de extraer los algodones fuera de la República; no pasarían muchos años sin que algunos particulares emprendiesen el de otros artículos, mejoradas que fuesen las costumbres de los indígenas y aprendido que hubiesen nuestro idioma, rotas por consiguiente las trabas que inciden estas especulaciones.
No son grandes las dificultades que la realización de este proyecto presente a ser contrata con algún particular de entregarle por ejemplo en Izabal tantos quintales de algodón de superior calidad empatados; que este adelante alguna cantidad para habilitar a los labradores y para maquinillas de despespuntar [F4v] y prensa; y que un buen patriota revestido de alguna autoridad en aquel departamento se encargue de la ejecución habilitando la navegación del río de Cobán y la parte del camino que hay desde Cahabón al embarcadero y la otra hasta Polochic, cuidando que los buques que navegan este río conduzcan los fondos hasta Izabal.
Hay fama de que en las montañas de estos distritos se producen las ricas plantas de la especería que tanto aprecian los europeos, acaso se descubrirán por esta especulación y la prosperidad de Centroamérica se elevará al más alto grado únicos deseos que animan al que suscribe.
Guatemala septiembre 9 de 1826.
José Arjona