Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.158.55.5', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Insurrección de esclavos en Santo Domingo. : Insurrección de esclavos en Santo Domingo.

Ficha n° 4404

Creada: 16 enero 2017
Editada: 16 enero 2017
Modificada: 16 enero 2017

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 34

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Insurrección de esclavos en Santo Domingo.

En el manuscrito se tratan dos ejes centrales, que se encuentran relacionados entre sí; por un lado, la insurrección de esclavos negros que se presentó en Santo Domingo en diversas haciendas de la isla, por esta razón el presidente de Santo Domingo envía cartas a Cuba pidiendo refuerzos militares al Capitán General Casas. Este se ve obligado a denegar la ayuda por el segundo factor en importancia: la posibilidad de una guerra contra los ingleses para la cual se necesita la mayor cantidad de tropas disponibles, las cuales ya se encuentran muy disminuidas y debilitadas según su opinión.
Palabras claves :
Esclavos, Cuba, Guerra, Revuelta
Autor:
¨Presidente de Santo Domingo
Fecha:
1797
Texto íntegral:

1

2Transcripción realizada por el estudiante Jesús Barquero Abarca, Escuela de Historia, Universidad de Costa Rica.
Editada: Prof. Elizet Payne Iglesias

Transcripción

3[1 R]

4[Al centro de la página: Una cruz]

5Havana, 28 de noviembre de 1796

6[Al margen izquierdo: Número 1618]

7El capitán general Casas.

8[Al margen izquierdo: Se han tenido en aquella plaza dos juntas de generales para deliberar sobre los auxilios de tropa que habría pedido el presidente de Santo Domingo, a fin de contener la insurrección que habría empezado de varios esclavos y buques para la evacuación de la isla y se acordó no poder dar lo uno, ni lo otro, por las atenciones que merece la Havana con motivo de la guerra declarada a los ingleses.

9Da cuenta con remisión de la copia del acuerdo de la junta que se formó en aquella plaza en 19 de dicho mes, compuesta del mismo Casas, los comandantes generales de marina de aquel departamento y de la esquadra de operaciones, y del intendente con motivo de varios ][1 V] oficios que recivieron del presidente de la isla de Santo Domingo, solicitando de 800 a 1000 hombres de tropa para cortar la insurrección que havría empezado de varios esclavos establecidos en aquellas haciendas, de que refieren algunos insultos e intentos; y algunos buques de guerra y mercantes para la evacuación de la isla detenida por los franceses. Hízose presente en la junta el Estado de fuerza [2 R] de los cuerpos de la guarnición, y resultó que sólo havía 739 hombres para el servicio diario; estas cortas fuerzas unida a la reflexión importante de no debilitarlas por la atención que se merece la conservación de la isla de Cuba en la ocasión de temerse una próxima declaración de guerra con la Inglaterra, determinaron a los vocales a opinar de común acuerdo a que no se debía dar el referido [2 V] auxilio; y que se fletasen por la intendencia transportes que saliesen solos, o con buques de guerra para la pretendida evacuación.

10En carta de 4 de diciembre de dicho año, número 1630, diría el mismo capitán general haverse celebrado el día 2 otra junta, y determinado en ella, según el acuerdo que remite, que no se enbiase el auxilio de los buques, resuelto en lo anterior, porque con [3 R] noticia de la guerra declarada a los ingleses, variaba enteramente el plan que tenía formado el comandante general de la esquadra hasta recivir nuevas reales órdenes, a que añadió el intendente, que ningún buque mercante quería ir fletado de cuenta de la Real Hacienda, sino iban conboyados por buques de guerra.

11[Al margen inferior izquierdo: Interado fechado en 22 de marzo de 1797]

12[3 V En blanco].

13[4 R: En blanco].

14[4 V: En blanco].

15[5 R]

16[Al margen superior izquierdo: Número 1618]

17Excelentísimo señor:

18[Al margen izquierdo: El capitán general de Cuba dirige copia del acuerdo de una junta de generales que se tubo en la Havana sobre los auxilios de tropa y buques pedidos por el presidente de Santo Domingo]

19El día 19 del actual, convoqué a junta de generales conseqüente a un oficio que reciví del presidente de Santo Domingo en solicitud de tropa para cortar la insurrección que havía empezado de varios esclavos establecidos en aquellas haciendas, y en la misma junta se leyeron otros oficios del propio presidente en que pedía al comandante general de la esquadra de operación y al yntendente auxilios de buques de guerra y mercantes para la evacuación de la ysla, sobre cuyos particulares se acordó lo que [5 V] consta de la adjunta copia que dirijo a vuestra excelencia para su debido conocimiento.

20Dios guarde a vuestra excelencia muchos años, Havana 28 de noviembre de 1796.
Excelentísimo señor:

21[Firmado y rubricado: Luis de las Casas]

22[Al margen inferior izquierdo: Excelentísimo señor don Miguel José de Azanza]

23[6 R: En blanco]

24[6 V: En blanco]

25[7 R] [Al margen superior izquierdo: Copia]

26En la ciudad de la Havana a diez y nueve de noviembre de mil setecientos noventa y seis convocados de orden del excelentísimo señor don Luis de las Casas, gobernador y capitán general de esta ysla, los excelentísimos señores don Juan de Arauz, comandante general de marina, y don Gabriel de Aristizábal, comandante general de la esquadra de operaciones, y el señor don José Pablo Valiente, visitador general yntendente de Exército y Real Hacienda de la propia ysla, para tratar y acordar lo conveniente en asunto del Real Servicio, y juntos como a las siete de la noche en una de las piezas de las casas de gobierno el mismo señor capitán general, después de haber manifestado que el señor presidente de la ysla de Santo Domingo, en carta de 1 de este mes que acaba de recibir, por el bergantín de guerra La Flecha, le pedía el auxilio de ochocientos o mil hombres de buena tropa para cortar la insurrección de varios esclavos establecidos en aquellas haciendas, de mandato de su excelencia se leyó la expresada carta y a la letra es como sigue:

27“Excelentísimo señor. De ayer a oy se ha manifestado en [7 V] estado de insurrección y guerra civil, la esclavitud de las haciendas de esta jurisdicción. Toda la negrada de don Juan de Oyarzával conspiró contra la persona de su amo que se hallaba en la hacienda, con el intento de ganar su livertad, ampararse de todo, matar a todos los blancos, incendiar los cañaverales y alargar sus propósitos para suscesivamente tomar las fortificaciones de Jayna, engrosar su número y hacer prevalecer su color. Oyarzával escapó con el auxilio que por fortuna tubo de cinco vecinos libres para recistir con fuego; y matando se evadió con la obscuridad de la noche del 30. Avisó a los comarcanos y embió gente gratificada por su cuenta para defender la casa y demás que se pudiese. Llegó ayer tarde aquí, y me informa que el desorden no solo ha sido cooperado por los negros de otras habitaciones, sino que juzga ser un contagio que ha corrompido todo el color. He mandado desde ayer mañana dos compañías de granaderos, he reforzado la batería de Jayna, y en este momento se me pide más tropa [8 R] que voy al instante a hacer marchar, pero esta es una guerra que tiene el enemigo por todas partes; y no siempre lo descubre. Será interminable como lo ha sido en la parte francesa, y aunque represento a su majestad para que por todos los medios posibles se ponga en execución convenientísima entrega que detiene el gobierno francés, entretanto necesito que vuestra excelencia socorra el servicio del rey en estas circunstancias, embiándome de ochocientos a mil hombres de buena tropa, pues sino logro extinguir ahora el desorden, será general la confusión e incalculable nuestra salida. Al excelentísimo señor don Gabriel de Aristizábal escrivo en los mismos términos con lo que el vecindario que necesitaba de un fuerte incentivo tendrá su auxilio y se sacará la esclavitud ilesa, antes que la toque la infección.

28Así lo informo a su majestad, instruyéndola de esta inesperada grave novedad que podré vencer con los auspicios de uno y otro general en la parte respectiva de su poder y facultades, y no dudo que resultará la providencia más piadosa y propia de las [8 V] circunstancias.”

29Seguidamente el mencionado señor Aristizábal dijo que también havía recivido dos cartas del mismo señor presidente, las cuales fueron leydas y su contenido se reduce en substancia a manifestar sus eficaces esfuerzos para evacuar toda la ysla, y a recomendar la necesidad de sus auxilios, prometiéndose poderlo verificar en todo el mes de diciembre próximo. Y últimamente el referido señor yntendente exhivió otra carta del señor presidente, que leyda se dirige a pedir embarcaciones de transporte para la traslación de las familias. Luego el excelentísimo señor gobernador y capitán general mostró un estado de la fuerza de los cuerpos de esta guarnición, que para caso semejante de auxilio de tropa a la marina havía formado de su orden el sargento mayor de la plaza en 8 del presente mes, y reconocido aparece que el número total de soldados que les quedan francos para emplearse en el servicio diario consiste en setecientos treinta y nueve. A presencia [9 R] de los expuestos antecedentes, entró la junta en detenido examen, y considerando que por reales órdenes del último correo, se ha dignado su majestad mandar que en los puertos de todos sus dominios se haga represalia de los buques yngleses y que los comandantes de los de su Real Armada apresen a todos los que puedan, usando de la fuerza en caso necesario al decoro del pavellón; que por lo tanto debe temerse muy próxima la declaración formal de guerra, que en dichas circunstancias es muy conveniente y justo no debilitar las pocas fuerzas de esta ysla y aumentarlas en todo lo posible; no solo porque es digna de ser objeto del enemigo, sino porque ha sido siempre; y será en semejantes guerras el depósito de los auxilios de otras posesiones; que la de Santo Domingo ha de ser entregada a la dominación francés y que aún quando la insurrección de los pocos esclavos que allí hay, tomé todo el cuerpo que el señor presidente anuncia, la tropa acaso no llegaría a tiempo, y aun llegando se emplearía [9 V] en la reconquista de ageno territorio y para otro dueño, en vez de que conservándose en la Havana puede servir a su majestad con indecible mayor importancia, de un acuerdo convino en que no se dé el referido auxilio y que por lo tocante a transportes se fleten por la yntendencia los que se puedan, ya sea para salir solos, o ya para ir en comboy, si acaso entonces determinase el señor Aristizábal mandar buques de guerra para la pretendida evacuación; con lo qual se concluyó el acto y firmaron: Casas, Arauz, Aristizábal, Valiente.

30[Firmado y rubricado: Casas]

31

Fuentes :

Ubicación: Insurrección de esclavos en Santo Domingo. Archivo General de Simancas. Fondos de Instituciones del Antiguo Régimen. Secretaria de Estado y del Despacho de Guerra.
Signatura: SGU, LEG, 6858, 36.
Año: 1797.
Soporte: http://pares.mcu.es/ParesBusquedas/servlets/ImageServlet?accion*41&txt_id_imagen*1&txt_rotar*0&txt_contraste*0&txt_zoom*10&appOrigen*&cabecera=N