Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.167.152.177', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : transcripciones : Renuncia al cargo de diputado. : Renuncia al cargo de diputado.

Ficha n° 4409

Creada: 16 enero 2017
Editada: 16 enero 2017
Modificada: 16 enero 2017

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 30

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Publicado en:

ISSN 1954-3891

Renuncia al cargo de diputado.

Exposición que realizó el sacerdote Juan Manuel Carazo, nombrado diputado al Congreso del estado de Costa Rica, cargo al cual renuncia y explica sus razones.
Palabras claves :
Congreso Constituyente, Diputado, Renuncia
Autor:
Juan Manuel Carazo, sacerdote
Fecha:
1824-10-27
Paginas:
3 fols
Texto íntegral:

1Transcripción de la estudiante de la Escuela de Historia Dunia Pana Pérez.
Editado por la prof. Elizet Payne Iglesias

2[Al margen izquierdo: Congreso Constituyente del Estado de Costarrica]
El presbítero ciudadano Juan Manuel Carazo impuesto de la providencia a que os haveis servido adactar, a virtud del dictamen de la comición que para juzgar los justos y poderosos motivos que tengo, para inhibirme del cargo de diputado suplente de ese mismo Congreso, pusisteis a su concideración, con el respeto debido, debo deciros: fue en un todo es infundado el contexto de la expocición que esta comición hace, argulléndome de falta de patriotismo, obediencias y subordinación, criminándome con decir que intento ser destructor de ese Congreso, lo que ha estado muy lejos de mí, pues es visto que todo aquel que con justas y razonables causas como las mías, ocurre por los medios lícitos y legales, a las autoridades que deben y pueden conocer de ellas para ser exonerado de algún gravamen como lo he practicado yo en esta ocación, es igualmente claro intentar desobedeceros, ni destruhiros como supone la ya oferida comición, máxime si indignáis hacer a la vista mi primer oficio (ilegible) del corriente en que digo, se me tenga por ser el último de los suplentes, para este último caso, en que serviré gustoso, siempre que no tenga obstáculo que me lo impidiese, luego es falso el predicado que me atribuye la comición de desafectuoso a nuestro sistema, lo que por esta razón no debió hacer a colación de su dictamen el testo que refiere de San Pablo por la más se me podría acreditar no querer yo estar sujeto a las autoridades que legítimamente dominen y si debió tener en concideración, por los testos, para ser citados deben ser bien convinados, lo que el mismo San Pablo dice a Timoteo en su segunda carta al capítulo segundo. “Nemo miltants des implicat se negotiis secularibus, ot ei placeat, cui sui se probavit”. Y lo que para muchos concilios generales, es bien manifiesto “Ne clerici vel monachi secularibus negotiis se inmisceant” cuyas doctrinas en muchos de los santos padres de la iglecia sobre la materia me impulsaron a deciros en mi segundo oficio, ser ajeno del Estado en que el altísimo me ha constituido el ejercicio de asuntos políticos, más si bien lo reparáis, no es el padre Carazo el que intenta nuestra destitución y sí la misma comición cuyo dictamen habéis apollado, ¿por qué?, ¿quién ignoráis las temibles sensuras que hay establecidas por muchos sumos pontífices para todo el que persiguiere alguna persona (ilegible), principalmente en dispocición de proscripción o destierro, como terminantemente tiene fulminados esa comunión Vitarda Vibano como en la Bula quia sicut? y siendo así que la comición ha intentado incurráis en ellas, luego igualmente intentarán destruiros por ser consiguiente quedaríais privados no solamente de la jurisdición que ejercéis, sino de la comunicación con los demás fieles, hasta que satisfacen parte fueceis absueltos, no obstante para que no llegue a este lamentable caso, y que yo sea el móvil de vuestra espiritual, temporal ruina, como que en ambos efectos deceo vuestra felicidad y sin embargo a que antes de ahora estaba decidido a sufrir la pena de destierro, a que me haveis conminado; primero que someterme ejercer un empleo, que tanto no es de mi incumbencia, quando carezco de aquellas nociones que para su desempeño son necesarias, me comprometo a hir a esa ciudad y rehunirme en nuestro seno, bajo las protestas siguientes:

3Primero, fue respecto a tener hecho presente mi impericia en asuntos políticos, en que como tengo dicho jamás me he versado, no he de ser responsable a (ilegible) a los hombres de mis operaciones en el Congreso.
Segundo, que he de salvar mi firma en todos aquellos particulares que se decreten, en que bea yo no ser según mi conciencia, y la voluntad grande de los pueblos.

4Tercer: que mi persona y carácter sea visto y respetado de todos mis con governantes con la concideración, que es propia tanto a la alta dignidad sacerdotal de que aunque indigno, estoy imbestido en quanto a los pueblos, por quienes represento.

5Cuarto: que luego que mi salud padesca algún detrimento, por las prácticas y experiencias que tengo de lo inadactable que me es ese temperamento, me ha de lizenciar haya o no quien supla mi deficiencia.

6Y últimamente que esta mi suposisión y condecendencias a los términos arriba dichos, se agregasen al libro de actas de ese Congreso, para que en todo tiempo sea asímismo, constancia de mi sujeción, respeto y obediencia a todas las autoridades que jamás denigre mi honra y conducta, la expocición de la comición, aguardando declaratorias de ese Congreso y si son o no accequibles mis condiciones o protestas para ser lo son, providenciar mi casa y disponer mis negocios particulares y emprender mi marcha a esa ciudad y si no lo son, hirme a la cuidad de Nicaragua, en donde conosco, tengo con generalidad aceptación suplicando, si en este último caso, se me prolongue el perentorio término, que se me ha señalado de quince días, para el próximo enero en que lo verificaré.

7De vuestro señor, Cartago octubre 27 de 1824.

8Firmado y rubricado. Juan Manuel Carazo.

9

Fuentes :

Nombre del archivo: Archivo Nacional de Costa Rica
Fondo: Congreso
Número de documento: N° 43
Cantidad de fólios: 8
Año: 1824