Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.196.79.241', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : MARTINEZ, Bernardo : MARTINEZ, Bernardo

Ficha n° 599

Creada: 02 julio 2004
Editada: 02 julio 2004
Modificada: 17 mayo 2014

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 410 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

MARTINEZ, Bernardo

Este cura fue una gran figura política de la Iglesia en la ciudad de Guatemala en la segunda mitad del siglo XVIII.
1082
Palabras claves :
Canónigo, Inquisidor, Santo Oficio, Conservador
Cargo o principal ocupación:
Canónigo de la Catedral de Guatemala (1805-1841)
Nació:
1769 en La Habana, Cuba, Guatemala
Murió:
1841 en la Ciudad de Guatemala
Padres:

1Don Bernardo Martínez de Sotomayor (?-1820), Oficial segundo de la contaduria Mayor de cuentas (1772), Administrador interino de la administración de Alcabalas de la Intendencia de San Salvador (1777-1779), Administrador General de Alcabalas (1779 – 1805), Intendante interinario de San Salvador (1779) y de doña Teresa Wallop y Montañez hija de Don Tomas Antonio Wallop.

Resumen:

1Don Bernardo Martínez fue sin duda alguna una de las figuras más destacadas de la vida eclesiástica a finales del siglo XVIII y principios del siglo XIX. Nació en la Habana en 1769 y salió de la Isla, acompañado de su hermano Francisco, para seguir a su padre, nombrado para servir en un puesto administrativo en la provincia salvadoreña. Al parecer el padre logró colocarlo en la familia del arzobispo don Cayetano Francos y Monroy quién lo formó durante cerca de diez años y hizo de él su secretario particular y su mayordomo.

2Martínez hizo una carrera clásica en la Universidad haciendo de él la persona más diplomada de todo el Reino de Guatemala. Estudió latín y siguió cursos de letras en la Universidad. Luego de cuatro años de estudio, se graduó como bachiller en Filosofía en 1783. En agosto de 1791 era licenciado en Teología. Siguió sus estudios, porque en 1792 la Universidad San Carlos le otorgó un nuevo bachillerato en derecho canónigo. Logró obtener la cátedra en sagradas órdenes. Prueba de su influencia creciente en la sociedad local, el claustro lo nombró diputado de la hacienda universitaria. Fue procurador durante cinco años, y según la relación de sus méritos y servicios, dio toda satisfacción al juez eclesiástico.

3Fue también Notario y Expurgador de la Inquisición. Después obtuvo un puesto mucho más relevante, cuando fue nombrado en 1795 juez visitador ordinario de testamento, capellanías y obras pías nombramiento que se debía a la buena fama que había adquirido con el arzobispo Cayetano Francos y Monroy.

4Parece que su afán de prestigio no tenía límites. Cansado de los puestos subalternos que había aceptado hasta entonces, se decidió a redactar un poder que dió a Pedro Pablo Bañuelos, comisario de Guerra del Ejercito en España, después a José Ramón Alegre, teniente de chanciller mayor del real sello de Castilla, y por fin a su hermano Joaquín, quien residía en Madrid en 1803. Buscaba en esta época el cargo de canónigo en el cabildo eclesiástico de la Catedral de Guatemala puesto que obtuvo en 1805 cuando falleció el arcediano Juan de dios Juarros lo que liberó el puesto para Isidro Sicilia , y en seguida el de chantre para Antonio Carbonel y el de Maestrescuela para Antonio Garcia Redondo y por fin el de Tesorero por Blas José Cla quedando vacante el de canónigo de gracia.

5Mientras tanto, por fallecimiento de Benito Monzón fue nombrado cura del Sagrario en la nueva Ciudad de Guatemala. No tenía 30 años ! En 1798 había terminado sus estudios y era doctor en teología y en derecho civil. Todas sus acciones nos conducen a los centros de poder de la sociedad colonial. Por ejemplo, se había registrado entre los miembros de la Sociedad de los Amigos del País y los miembros del claustro de la Universidad lo habían elegido como rector. En estos años aparece por primera vez su hermano Francisco, quien le dió un poder especial para defender sus pretensiones ante las autoridades diocesanas.

6En 1799 servía al obispo de Nicaragua Huerta Caso para la inspección general de la diócesis. Su notoriedad lo hacía entonces el candidato ideal para el puesto de Comisario del Santo Oficio, que estaba libre tras el fallecimiento del anterior encargado.

7En 1815 sus esfuerzos en Madrid habían rendido sus frutos porque era tesorero del cabildo eclesiástico. Otorgaba entonces una escritura de codicilo para doña María Manuela Martínez (seguramente su hermana) quien había fallecido en diciembre y que estaba casada con el comerciante español Francisco Panero. Dos años después estuvo involucrado en el asunto de las llagas de la carmelita Sor [fo$38$María Teresa y Aycinena], y los distintos testimonios de archivo y las declaraciones de Lorenzo Montufar revelan que sus relaciones con el arzobispo don Ramón Casaus y Torres eran delicadas. El conflicto se abrió completamente en vísperas de la Independencia, cuando el arzobispo tomó la decisión de remover de su curato de Chalatenango a su hermano Francisco. En esta época murió su padre dejando deudas bastante importante (superaban los 6000 pesos) a la Real Hacienda.Cuando se quiso hacer inventario de “los papeles”, su hermano el capitán José María Martínez y Vallejo, el 01 de febrero de 1821, por sí mismo y como albacea de su hermano don Francisco Javier Martínez, cura de Chalatenango, se presentó con el Intendente y suplicó que “se suspendiese el reconocimiento de los papeles, pues desde luego se constituía responsable con su hermano el Dr. y maestro don Bernardo Martínez, a cubrir lo que resulte deber su citado padre a la administración de Alcabalas, a cuyo efecto liquidará en ellas las cuentas de que dimana la deuda.”

8Queda por aclarar con fineza su papel en la época de la Federación centroamericana porque, a pesar de sus convicciones políticas bastante conservadoras, los liberales no cuestionaron su acción política durante el régimen liderado por los Aycinena. En julio de 1831, cuando era dean del cabildo eclesiástico, fue comisionado para traducir un código por parte de la Asamblea Nacional de Guatemala. Hasta su fallecimiento en 1841, parece que adoptó posiciones de prudencia política y tuvo que dar mucho de su tiempo a un ruidoso pleito civil con la pudiente familia Andreu.

9

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.