Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.198.118.102', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : FIALLOS Y CASTEJON, Miguel : FIALLOS Y CASTEJON, Miguel

Ficha n° 616

Creada: 02 julio 2004
Editada: 02 julio 2004

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 320 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

FIALLOS Y CASTEJON, Miguel

Canónigo de la catedral de Tegucigalpa
Cargo o principal ocupación:
Canónigo de la catedral de Tegucigalpa
Nació:
El 29 de agosto de 1774 en Tegucigalpa
Murió:
Despuès de 1825
Padres:

1Manuel Fiallos Peña y Isabel Castejón Díaz casado en 22 de noviembre de 1754 en Tegucigalpa.

Resumen:

1El linaje Fiallos en el territorio de la actual Honduras, parece haberse consolidado en el siglo XVIII, aunque su poder social se hizo sentir fuertemente en la primera mitad del siglo XIX, cuando encontramos a seis miembros de la parentela ejerciendo funciones importantes en la Municipalidad de Tegucigalpa : Antonio Ramón (entre 1827-1845), Eusebio (entre 1842-1846), José Francisco (1819), José María (1850), Manuel (entre 1844-1846), Manuel Francisco (1807).

2Un ancestro común de estos, Juan Miguel fue una de las figuras más destacadas de la familia a finales de la colonia, logrando ubicarse en el cabildo eclesiástico de la villa de Tegucigalpa. Esta institución de la Iglesia, poco conocida, ocupaba sin embargo un lugar específico y significativo en la sociedad colonial. Como en cualquier otra diócesis, existía en la sede de la provincia un cabildo que servía a la iglesia catedral. La función más importante de los canónigos era la de cantar o de recitar el oficio divino a las diversas horas del día. No tenían que seguir una vida conventual y disponían de sus propios ingresos. Aunque el derecho canónigo hacía de ellos los consejeros natos del obispo, en realidad las relaciones con éste eran muy a menudo difíciles. Nuestro Fiallos, como muchos otros canónigos, tenía fuertes vínculos con la sociedad local, lo que no era el caso de los obispos percibidos siempre como extranjeros.
Su padre, Manuel Fiallos Peña, escogió en 1754 su consorte entre las primeras familias del obispado hondureño : Isabel Castejón Díaz. Gracias a una verdadera política matrimonial, el grupo Fiallos beneficiaba de numerosos relevos dentro de la sociedad colonial. Al desposarse con el regidor y minero José Simón de Zelaya Midence, María de la Rosa Fiallos Peña aseguraba un vínculo con uno de los hombres más importantes en el ámbito local y regional. Parece que en el siglo XVIII la persona clave en la familia era Tiburcio Fiallos. Sin embargo la documentación consultada es todavía demasiado fragmentaria para cernir en detalle a su familia.
En 1805 encontramos ya a Juan Miguel en el puesto de canónigo. Era doctor en derecho canónigo de la Universidad de San Carlos y había sido antes cura interino de la parroquia de Choluteca y en propio de Nacaome. No cabe duda que sus padres eran lo bastante acomodados para pagarle sus estudios en la Ciudad de Guatemala, donde siguió los cursos del Seminario Tridentino. En 1821 la historiadora Gene Muller lo menciona como deán del cabildo que recibía entonces la gruesa de diezmos : 2126 pesos. Sabemos por otra parte que ejerció la responsabilidad de Provisor y Vicario General de su diócesis y también ocupó la provechosa función de Juez de Testamentos y Obras Pías. La última huella que nos dejan los archivos de su acción pastoral nos lleva a 1825, cuando José Teodoro Franco certifica que el Deán de Comayagua había pagado la pensión del Colegial José Francisco Aviles por el año que estuvo, es decir 180 pesos.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.