Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.224.19.6', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : ÁLVAREZ Y ESTRADA, José Maria : ÁLVAREZ Y ESTRADA, José Maria

Ficha n° 629

Creada: 02 julio 2004
Editada: 02 julio 2004
Modificada: 26 septiembre 2013

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 550 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

ÁLVAREZ Y ESTRADA, José Maria

Esbozo biográfico de uno de los juristas más importante a finales del periodo colonial.
firma_afehc_alvarez.jpg
Palabras claves :
Derecho, Abogado, Leyes, Diputado, Catedrático
Cargo o principal ocupación:
Presbítero, Catedrático de Instituciones en la Universidad San Carlos de Guatemala
Nació:
El dos de febrero de 1777 en Santiago Guatemala.
Murió:
El 26 de noviembre de 1820 en el puerto de Trujillo.
Padres:

1Estevan Alvarez y Ocheita ( ..... -1784) y María Marcela de Estrada y Del Castillo

Resumen:

1El historiador Jorge Maria García Laguardia quiso introducir su biografía del profesor de derecho José María Álvarez con el testimonio de su alumno José Mariano González quien, además de la puntualidad, recordaba su gusto por la lectura: « (…) Retenía perfectamente todo lo que leía. Cuando le repugnaba una lectura superficial, otro tanto le satisfacía y le agradaba, por árido que fuese, un estudio sólido. Y nunca se distrajo a los que eran ajenos de su profesión: o sólo para convertirlos a favor de ésta, se ocupaba en adquirir conocimientos de diverso género (…)».

2Álvarez creció en el seno de una familia medianamente acomodaba bien anclada en el medio de la artesanía. Su abuelo Estevan Álvarez y Ocheita, posiblemente un platero, se casó en 1712 con Petrona Antonia Ocheita y tuvieron tres niños: Estevan, Miguel y María. Este último Estevan fue el padre de nuestro jurista. Don Estevan gozaba de una fortuna de 3000 pesos al casarse, y su esposa aportó una dote de 1100 pesos. Cuando murió don Estevan dejó a sus ochos niños un capital de 20.000 pesos constituido por un negocio de mercancías.

3Pablo José, José María y Darío ingresaron a la orden Franciscana y dos de sus hijas se retiraron al beaterio de Belén para ayudar a los enfermos. Según el inventario de sus bienes, Álvarez compró dos terrenos en el barrio del Sagrario y edificó una casa “en la calle que va de los conventos de San Francisco y Santa Clara(...)” y que iba “(...) hacia la finca del administrador de alcabala”.

4José María Álvarez fue apadrinado por don José Antonio Santa Cruz, presbítero de la Congregación de San Felipe Neri. Según su primer biógrafo, José Mariano González, el padre Álvarez recibió las primeras letras en la escuelita de Belén, donde pudo haber conocido al fraile Adrián de San José, quien introdujo nuevos textos para facilitar el aprendizaje de los alumnos. La escuela estaba muy cerca de la casa paternal.

5Recibió la prima tonsura y las cuatro primeras órdenes del arzobispo Juan Félix de Villegas , a los 17 años de edad. Le fue concedido el subdiácono en 1798 por el Obispo de Nicaragua José Antonio de la Huerta Caso , y en octubre de 1803 fue ordenado, cumplidos sus 25 años de edad. Cuando se ordenó de sacerdote gozó de dos capellanías que se fundaron con este prepósito en 1804. La primera era de 3000 pesos y había sido creada con la herencia de su hermana doña Josefa Micaela Álvarez. Ignacio Batres y Asturias tenía una parte del capital a usura pupilar. La segunda capellanía, de 2000 pesos, había sido fundada por el albacea del padre José Antonio Santa Cruz. Con estos dos capitales el cura podía aspirar a ser ordenado a título patrimonial sin cargo de alma. Fue incluso muy rapidamente nombrado oficial mayor del arzobispado y ocupo la secretaría temporalmente y el cargo de promotor fiscal específico.

6De hecho lo que le interesaba entonces era continuar sus estudios, que había comenzado desde 1792. Entre esta última fecha y 1806 sacó grado de doctor en Teología y el de licenciado en Leyes. Obtuvo su bachiller en filosofía el 23 de abril de 1792 bajo la dirección del catedrático fray Felipe José Castro, el mismo título en teología en 1795 y el de leyes en 1800. A partir septiembre de 1804 desempeñó interinamente la cátedra de Instituta ganada en concurso contra el bachiller don Santiago Milla, siendo su fiador don Ramón de Ybarra; y después, en 1808, cuando se sometió nuevamente a oposición la cátedra, su fiador fue el licenciado don José Francisco de Córdova. También fue catedrático de latín en la Universidad.

7Su relación de meritos y servicios, redactada en 1812, muestra que la Universidad llenaba por completo su vida profesional. Según Agustín Estrada Monroy hubiera formado parte de los impulsores del Colegio de Abogados en 1810. Sabemos por otra parte que perteneció a la Congregación de San Pedro y sirvió como capellán de la Iglesia de la Concepción desde 1810 hasta su salida hacia el puerto de Trujillo, donde murió de un brote de cólera. Cuando en 1815 toma posesión de la mitra arzobispal Ramón Casaus y Torres, Álvarez fue escogido como testigo de la ceremonia junto con don José Simeón Cañas y don Tomás de Beltranena .

8En su testamento había nombrado al padre Antonio González, capellán entonces del monasterio de Capuchinas. En la misma época otorgó un poder a don Pedro José Amazareño, agente en Madrid. José Maria Álvarez murió de camino hacia España, después del alzamiento del general Rafael de Riego y Núñez en Cádiz, el primero de enero de 1820: Fernando VII tuvo que restablecer la Constitución Política de la Monarquía Española de 1812 y convocar nuevamente a las Cortes. Posteriormente, Álvarez resultó elegido por San Salvador mientras lo era el doctor don Matías Delgado por San Miguel. Como Diputado a Cortes en 1820 por el Ayuntamiento Constitucional de San Salvador, para que, entre otras cosas, se debía encargar de una enseñanza considerada fundamental : “De la agricultura madre fuente de las necesidades de un país son desconocidos sus principios y sería muy conveniente una Cátedra en la Capital de la Parroquia para instrucción en la juventud en tan importante ramo”. Sobre su personalidad, el arzobispo Ramón Casaus y Torres decía de él que era “uno de los eclesiásticos que han merecido mi estimación y pareció por su virtud, juicio literatura e irreprensible conducta así en lo moral como en lo político”.Se puede decir que su nombre pasó a la posteridad por el cuidado que pusó en redactar un manual de derecho que sirvió para formar miles de abogados en España y en América.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.