Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.156.92.138', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : DELGADO José Matías : DELGADO José Matías

Ficha n° 648

Creada: 11 enero 2005
Editada: 11 enero 2005
Modificada: 23 septiembre 2010

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 1
Total de visitas : 4280 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

DELGADO José Matías

Vida de un cura considerado como uno de los padres de la Independencia centroamericana.
firma_afehc_delgado.jpg
Cargo o principal ocupación:
Cura de la ciudad de San Salvador (1798-1832)
Nació:
24 de febrero de 1767 en la ciudad de San Salvador
Murió:
18 de noviembre de 1832 en la ciudad de San Salvador
Padres:

1Don Pedro Delgado Matamoros (1737 – 1800) natural de Panama hijo de don Sebastian Delgado y Doña N. Matamoros y doña Mariana de Leon Mexia y Lobato Suarez (1747-1783) naturales de San Salvador.

Resumen:

1Oriundo de Panamá, y habiendo llegado muy joven a Salvador, el padre de don José Matias Delgado se caso con doña Maria Ana De León para asegurarse un anclaje sólido a dentro de las elites de la mas grande ciudad de la región salvadoreña (Sospechamos que la parentela extendida incluía por lo menos las familias Aguilar, San Juan, Arce, Lobato, Escolán, Fagoaga).

2En la nueva situación regional marcada por el auge del añil, el parentesco iba a servir de marco para poner en funcionamiento una red de solidaridad mas grande que permitiera la entrada de los Delgado en la esfera de poder de la ciudad. Una de las tías de don José Matías Delgado se había casado con el Capitán don José Arce y Cueva y su hijo, don Bernardo Arce y De Leon (1754-1812) quien fue alcalde mayor de San Salvador al final del siglo XVIII. Incluso una poderosa familia como la de los Delgado tenia que estrechar vínculos con la oligarquía de la ciudad de Guatemala (en particular con los Arrivillaga, por eso don José Matías Delgado apadrino a dos de los hijos). Ignoramos con precisión la naturaleza de los intercambios entre ambas familias, pero pensamos que la relación se estrecho mediante la congregación de San Felipe Neri, porque don Jose Matías Delgado fue uno de sus miembros y su superior, don Pedro Delgado y Lanuza, (el cual podría ser aparentado con los Delgado) había en 1783 apadrino otro niño de la familia Arrivillaga y Coronado.

3José Matías Delgado había también una tía religiosa en el convento de Concepción : doña Maria Nicolasa de León Mejia, nativa de San Salvador en 1743. De la misma manera don José Matías Delgado fue vinculado con la pudiente familia Talavera y en diciembre 1791 estuvo trabajando en el bufete del abogado de la Real Audiencia don Manuel Talavera. El hijo de don Manuel Talavera quien era jefe de la secretaria del capitán general en 1808 dio un testimonio muy desfavorable al revoltoso Simón Bergaño y Villegas en 1808.

4Sin embargo las informaciones que hemos compilado tienden a demostrar que la capital nunca estuvo en su mira, ni tampoco fue parte de su estrategia de conquista. Ese desprecio se entiende más aun cuando se sabe que don José Matías Delgado era dueño de una verdadera fortuna patrimonial que lo obligaba a volver a San Salvador (por lo menos para asegurar el pago de los intereses de sus cuantiosas capellanías) En la mayoría de los casos, las familias hipotecaban una parte de sus haciendas o de su casa para garantizar a la persona que entraba en el clero un mínimo vital. En el caso de don José Matías Delgado, el capital era de 14.000 pesos, lo que era muy superior al mínimo exigido. El recibió en herencia el goce de capellanías de su tío el presbítero Pedro Manuel De León.

5Además don José Matías Delgado sabia que el dinero no era una condición suficiente para abrirse las puertas de las prebendas de la capital y, según lo que parece, no insistió mucho para ganarse un espacio en el cabildo eclesiástico. Para graduarse de Licenciado y Doctor en Cánones le faltaba poco mas de un año, de los cuatro que se exigían. Dirigió un memorial al Rey en el que solicitaba dispensa ; expresaba entonces: “ (…) hallarse próximo a retirarse a la Ciudad de San Salvador de donde era natural, con el objeto de vivir en el seno de su familia, y ordenarse de Sacerdote para obviar el perjuicio que se le seguiría de tener que volver a Guatemala“.

6Compitió en 1793 para alcanzar la cátedra de derecho de la Universidad pero fue dominado por el canónigo don Bernardo Martinez y Wallop . Algunos meses trás su salida del Seminario – ingreso en el Seminario el 10 de julio de 1783 y salió el 11 de septiembre de 1793 -, obtuvo la posibilidad de servir su curato natal (porque la sede episcopal estaba vacante lo que facilita los nombramientos de “complacencia” el cual sospechamos que fue obtenido por el canónigo Isidro Sicilia que oficiaba entonces como deán del cabildo eclesiástico y que era oriundo de la vecina provincia de Sonsonate). Esa facilidad y esa clarividencia subrayan el poder sociológico de su grupo a la vez que su capacidad de ir mas allá de los viejos esquemas de reproducción social.

7Su papel destacado en la historia política en la historia centroamericana es un poco más conocido. Carlos Meléndez demostró que durante la crisis de 1811 destaco el discurso pacifista de Delgado quien pidió a sus paisanos de deponer su esperanza en la monarquía constitucional rechazando las posturas mas radicales. Podríamos también citar las actividades de Delgado en la Sociedad de los Amigos del País, que tienden a demostrar que, como muchos criollos, Delgado apostó a la permanencia del sistema colonial durante mucho tiempo. Para entender su actitud durante esta crisis hay que tomar en cuenta que al salir del seminario tuvo la obligación de abrir ante la justicia diocesana un ruidoso juicio a los hermanos Aguilar, Nicolas, Vicente y José para que le fuera reconocido el goce de 4900 pesos de capellanías que pertenecían seguramente a su tío Nicolás De León y Mejia.

8Entre 1821 y 1823, Degaldo actuó como negociador ante las tropas mexicanas que exigían la subordinación de su provincia al Imperio. Viene después el asunto del obispado de San Salvador que es interesante por muchas razones. Los historiadores contemporáneos a los hechos pretenden que ese problema dio origen a la guerra civil (1827-1829) y que entonces esa seria la fuente de una dinámica de desintegración. Estamos en 1822. La ruptura del pacto jurídico desemboca en un vació jurídico, en el campo de las relaciones entre Iglesia y Estado, que los diputados centroamericanos tardan en llenar. Desde hace muchos años, las elites salvadoreñas entablaban una pelea con las autoridades coloniales para obtener la creación de una diócesis en su región. Su líder, don José Matías Delgado, sintiéndose seguro del apoyo de una parte de las familias de poder locales, se arroga el derecho de patronato. El delimita e instituye una nueva diócesis y se entroniza obispo. El “affaire” empieza entonces. No debía terminarse antes de la guerra, en 1827, y solucionarse completamente en 1843.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.