Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.198.210.67', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : CASTILLA, José Maria : CASTILLA, José Maria

Ficha n° 655

Creada: 03 febrero 2005
Editada: 03 febrero 2005
Modificada: 20 enero 2016

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 1
Total de visitas : 4030 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

CASTILLA, José Maria

Se involucró rápidamente en la vida publica del Reino de Guatemala trás su nombramiento de canónigo de la Iglesia Catedral y pronunció el sermon para celebrar la Independencia el 15 de septiembre de 1821.
905
Palabras claves :
Sermon, Independencia, Canónigo
Cargo o principal ocupación:
Canónigo, Rector del Colegio Tridentino de la ciudad de Guatemala.
Nació:
en 1785 en la ciudad de México
Murió:
el 27 de abril de 1848 en Madrid (España)
Padres:

1Don José Castilla y la Eza (¿-1805), caballero profeso del Orden de Santiago, Capitán de Caballería natural de la Villa de Almanza en el Reyno de Murcia, y doña Manuela Diez de Tejada y Paz, natural de la Ciudad de Antequera, diócesis de la Ciudad de Málaga, legítimamente casados.

Resumen:

1Llegó a Guatemala en el año de 1811, donde después de su investidura eclesiástica se involucró rápidamente en la vida publica del Reino.

2Aunque se tienen pocos datos de su formación intelectual no cabe duda que se trataba de una persona muy bien preparada, con capacidad de tener iniciativas políticas. El testimonio de Bonifacio Fernandez, tesorero de la Real Hacienda de Chiapas, permite ubicar el nivel social de la familia de origen: decía que “había conocido al padre del canónigo Castilla en Madrid en los años 1802 y 1803 y que había muerto, en 1805, con las condecoraciones que ostentaba (...) la calidad de sus abuelos que se menciona en la partida de bautismo de doña Antonia María, puesto que había “tratado”, en Sevilla, al Marqués de la Granja, primo de los hermanos Castilla, y sus parientes quienes eran “de la primera nobleza de aquella ciudad.”.

3Cuando el arzobispo don Ramón Casaus y Torres fundó el Periódico de la Sociedad de los Amigos del País nombró a Castilla vice rector de la publicación. Siendo entonces rector del Colegio Tridentino nuestro canónigo propuso aumentar las becas para jóvenes pobres en el seminario para impulsar las vocaciones clericales; para esto el promotor fiscal defendía la idea que se podría cobrar 3 % sobre todos los fondos de capellanías. Otra solución era atribuir esos fondos al seminario; se trataba de 26705 pesos de las capellanías cuyos capitales no llegaban a la tercera parte de la congrua de este arzobispado, que era de 5000 pesos o excedían poco de esa cantidad, cuyo patronato tocaba a la mitra. A finales de 1817 se libró título de juez de testamentos, obras pías y capellanías, de manera suplente por ausencia del propietario, al canónigo Castilla y sabemos por otra parte que de vez en cuando sirvió de juez de matrimonios en distintos casos. Cuando cayó el absolutismo, Castilla supo aprovecharse inmediatamente los espacios de poder ofrecidos. Como miembro de la diputación provincial, se mostró favorable a la constitución de una comisión, para que los medios para el fomento de la educación popular fueran conocidos.

4Sus posturas se adecuaban a las posiciones políticas que asumía en las columnas del periódico “El Editor Constitucional” junto a Pedro Molina, y tras la Independencia, desde el púlpito de la catedral pronunciaba un sermón explícito de la nueva era política : “No hay distinción entre ladino e indio, entre negro y blanco, entre europeo y americano: que la fraternidad y la paz, hijas predilectas de la libertad, estrechen más y más nuestros vínculos”.

5Durante la época de la Asamblea Nacional Constituyente su influencia fue aún más fuerte. Louis Boumgartner subraya su clarividencia cuando se trató de discutir el mejor lugar para empujar el nacionalismo centroamericano y evitar la desunión : “...el que se justifique o no, el espíritu de la rivalidad en las provincias con respecto a su tradicional capital me hacen creer que esta rivalidad no sera olvidada al momento de decidir sobre la residencia de las autoridades supremas, y nuestro primer objetivo debe ser el de remover las causas que inspiran ese espíritu. Así Guatemala no debe ser más la capital”.

6Lo encontramos después ejerciendo como diputado en la Asamblea Nacional de Guatemala durante la Federación. En la Junta de Gobierno del año de 1827 lo encontramos asumiendo el papel de rector del Hospital de San Juan de Dios de Guatemala. Dirigió el Colegio Tridentino desde el año de 1827 hasta por lo menos marzo de 1842 según un Bosquejo estadístico redactado por Antonio Larrázabal. Trabajó entonces en estrecha cooperación con el padre José Teodoro Franco quien era el contador del colegio. Después de esta fecha ignoramos de su paradero. Arturo Valdés Oliva nos informa que murió en Madrid. Sin citar ninguna fuente nos informa que “la enfermedad que había contraído en el viaje que hizo a La Habana en el año de 1840 y que siempre lo tuvo resentido lo puso en 1848 a viajar para España con el fin de curarse”.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.