Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.167.152.177', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : GARCIA DE SALAS, José Bernardo : GARCIA DE SALAS, José Bernardo

Ficha n° 669

Creada: 29 abril 2005
Editada: 29 abril 2005
Modificada: 29 abril 2005

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 340 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

GARCIA DE SALAS, José Bernardo

Presbítero, miembro de la Congregación de San Felipe Neri
firma_afehc_garciadesalas.jpg
Cargo o principal ocupación:
Presbítero, miembro de la Congregación de San Felipe Neri
Nació:
Se ignora
Murió:
A finales de 1826
Padres:

1Vicente Garcia de Salas (?- 1799), hijo de Juan Pablo Garcia de Salas y de Petrona Catalan de la Roca vecinos del pueblo de San Raymundo y Juana de Dios Sáenz

Resumen:

1Este présbitero era hermano del licenciado José Santiago García de Salas Sáenz, quien fué asesor específico, en diciembre de 1811, de la Junta Gubernativa de León, en Nicaragua, que presidió el obispo García Jerez. No pudimos localizar su expediente de ordenación en los archivos de la curia eclesiástica, lo que limita bastante para ubicar la condición social de su familia de origen. Sabemos que tuvo otros dos hermanos, Miguel e Ignacio. La posición de su hermano, José Santiago, y su condición de présbitero nos hacen pensar que se trata de una familia criolla de medio rango, sin que podamos ser más precisos. De un pleito que tuvo nuestro padre, y otros vecinos de la ciudad de Guatemala, contra don José Antonio Andrade, regidor depositario que fue de la ciudad de San Miguel, deducimos que su ordenación pudo haber sido financiada con una capellanía. El regidor mencionado estaba endeudado al morir, y debía al padre García de Salas los réditos de una capellanía, cuyo principal era de 1500 pesos, fundada sobre la Hacienda de la Chacra. Además de ésto está la dote de una hermana del dicho padre García de Salas, de 3400 pesos, pertenecientes a las rentas del beaterio de Santa Rosa. Este capital provenía de la herencia paterna, y el padre García de Salas solicitó prestado este dinero por cuatro años, y dio de fianza un molino harinero en el pueblo de Ysapa y una casa de teja.
Jose Bernardo decidió servir en uno de los más importantes institutos de apostolado de la Ciudad de Guatemala: la Congregación de San Felipe Neri. Este instituto de clérigos, fundado en la segunda mitad del siglo XVII, nunca fue muy grande (agrupaba siete presbíteros en 1740). Es cosa singular el silencio historiográfico sobre esta congregación, a pesar que estos grupos permiten conocer la influencia de la restauración católica postridentina en la América Colonial. Sospechamos que el fundador de este instituto dejó redactada una regla, y que los sacerdotes estaban ligados con votos privados y que se dedicaban a algunas misiones dentro de los barrios pobres de la ciudad de Guatemala. Algunas informaciones sobre las finanzas del instituto nos muestran una cierta prosperidad; así, en 1805, el padre Padre Blas Jose Cla administraba nada menos que 68350 pesos de censos que pertenencian a ellos.
De hecho, poco tiempo después del fallecimiento de este último presbítero, José Bernardo García De Salas asumió la responsabilidad de administrar estos fondos y los diversos bienes raíces de la Congregación. Cuando, en 1809, compró la casa del presbítero José de la Torre, actuaba a nombre de la Congregación Neriana. En septiembre de 1811, fue él quien, como prepósito de la Santa Escuela de Cristo, de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, aceptó como novicio a José Simeón Cañas . Los otros miembros de la Congregación eran entonces los presbíteros Mariano Barrutia, diputado primero, y José María Díaz, ministro y diputado segundo. Se mantuvo al servicio de la congregación mencionada a pesar de los movimientos políticos. En abril de 1823, los archivos notariales revelan nuevamente su actividad en el sector inmobiliario: vendió una casa de la Congregación a Miguel Gálvez, por 100 pesos, en reales de plata.
En noviembre de 1826 su apoderado fue el presbítero Francisco García de Salas, cura de Santiago Atitlan y seguramente un familiar suyo, quien presentó su testamento al notario Francisco Gavarrete. Entre los pocos bienes que dejaba figura su casa donde residía que “hacia esquina a la calle que venía de la plaza mayor a la del Santuario de Guadalupe y a la que atraviesa pasando detras de la propia Congregacion”. El testamento ofrece poca información. Sólo sabemos que José Bernardo fue albacea de su padre Vicente y del cura de Candelaria José María Eloso y Cueva . Como muchos otros moradores de la ciudad de Guatemala, su casa reconocía un censo que correspondía a 100 misas que se tenían que decir cada año en el colegio de Christo. Nombró a su hermana Fabiana como albacea.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.