Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.198.210.67', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : GALISTEO Y MANRIQUE, don Domingo de : GALISTEO Y MANRIQUE, don Domingo de

Ficha n° 715

Creada: 31 octubre 2005
Editada: 31 octubre 2005
Modificada: 21 febrero 2010

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 370 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

GALISTEO Y MANRIQUE, don Domingo de

El entorno social de un canónigo del cabildo de la Santa Iglesia de Guatemala
firma_afehc_galisteo.jpg
Cargo o principal ocupación:
Canónigo del cabildo de la Santa Iglesia de Guatemala
Nació:
12 de mayo de 1755 en Santiago Guatemala
Murió:
9 de enero de 1821 en la Ciudad de Guatemala
Padres:

1Don Manuel de Galisteo Gigorro, (1732 en Villarejo de Salvanés, Madrid- ?) y Josefa Manrique Gutiérrez (1736 en Santiago de Guatemala – 1791 en la Ciudad de Guatemala)

Resumen:

1No se puede entender la carrera eclesiástica del canónigo Domingo Galisteo y Manrique sin tomar en cuenta el contexto social y su propia capacidad de relación con las demás personas que conformaban su vida cotidiana. Es imprescindible realizar un estudio de las relaciones entre la Iglesia y su familia en particular, por la importancia de sus vínculos con el cabildo catedralicio. En el caso de la Ciudad de Guatemala, sabemos que los componentes de esta institución procedían en su mayoría de las oligarquías locales, y que existía una pugna latente entre esas oligarquías y la figura del obispo, que era el superior del cabildo.

2Para dar algunos elementos sobre la vida de este canónigo es importante considerar la noción de red social, que es muy útil para conocer el funcionamiento de la sociedad de corporaciones al interior del sistema colonial. Alrededor de nuestro personaje encontramos, en el primer círculo, a su padre don Manuel de Galisteo Gigorro, más tarde a su hermano Tadeo, pudiente comerciante de la capital del Reino, y a la familia de su esposa: los Manrique Gutiérrez. Su padre fue un oficial real muy activo, que encontramos como Justicia Mayor de la Alcadía Mayor de Amatitlán-Sacatepequez (1773-....). Después ejerció como contador-pagador de las obras de la Nueva Guatemala (1776- 1780). La familia de su esposa jugó también un papel importante: Alejo Manrique, casado con Ana Gutiérrez, aceptó apadrinar al recién nacido.

3Sin embargo, la figura clave para entender la carrera de Domingo es la de su hermano Tadeo, quien fue miembro de la Orden de Carlos III en 1803, y sobre todo miembro del Consejo de Indias (1801), como Ministro de Capa y Espalda. Tadeo salió para España junto con el obispo Pedro Cortés y Larraz , cuando éste fue nombrado obispo de Tortosa (Provincia actual de Tarragona) en 1779. No cabe duda de que a este hermano Ministro del Consejo de Indias le correspondió efectuar el nombramiento de Domingo en el cabildo eclesiástico de Guatemala, y esto pone en evidencia hasta qué punto los lazos que creaban la sangre y el parentesco determinaban múltiples actitudes y decisiones.

4Tras morir su hermano parece que la situación de Domingo se fragilizó. El Rey acordó 300 pesos fuertes sobre vacantes mayores para ayudar a su esposa Doña María de la Paz Endérez, residente en la corte de Madrid y quien criaba tres hijos. Sin embargo esta suma no alcanzaba, y al morir Domingo ella le debía 542 pesos. Esta ayuda económica era de hecho una justa retribución por los servicios prestados en parte gracias a la posición de su hermano. Aunque no cabe aquí explicar un asunto que provocó un ruidoso pleito – que se encuentra bien documentado en el Archivo General de Indias – es interesante recalcar que en 1810 Galisteo protestaba ante el Rey por haber sido injustamente despojado por el canónigo Pavón en el cabildo eclesiástico. Pedía la revisión de la nominación de maestrescuela que recayó sobre Bernardo Pavón . Según las propias palabras de Galisteo al rey, la pérdida de su influyente hermano facilitó probablemente las pretensiones de Pavón que en aquel entonces formaba parte de una red social mucho más influyente en la Ciudad de Guatemala : “(...) vacante la dignidad de Tesorero en 20 de septiembre de 1808, el Dr. D. Bernardo Pavon, canonigo seis años menos antiguo que yo, merecio ser apoyado y los informes del gobernador y vice-patron D. Antonio Gonzales que tenia diversos y estraches relaciones con la casa de Pavon”.

5De la época de su juventud y de su formación académica se puede destacar que estudió latín, filosofía y teología en el Real Colegio y Universidad de San Carlos. Fue bachiller y dentro de su familia la decisión que iba seguir la carrera eclesiástica fue tomada cuando Domingo tenía la edad de 10 años. Su relación de méritos y servicios informa que se ordenó a los 24 años y que sirvió después las parroquias de la Candelaria, Santiago de Esquipulas y San Lorenzo Guanagazapán, antes de ser nombrado cura propio en el pueblo de Santiago Apastepeque en 1789, a los 34 años de edad. Era entonces ambicioso y buscaba una mayor inserción social, sabiendo que este reconocimiento implicaba asumir más responsabilidades dentro de la institución. Por eso quizás se postuló al cargo de Comisario de la Inquisición de la zona en que ejercía su misión sacerdotal. El Comisario General Antonio Alonso Cortés decía de él que un “sugeto de calidad virtud juicio y letras”, y recomendó que se le despachara el título correspondiente. Fue después notario en la causa del padre Antonio Margil y vicario en Sonsonate. En agosto de 1798, al fallecer el cura Manuel Castillo, fue provisto al curato de San Miguel Dueñas, acercándose de esta manera a la capital del Reino. En aquella época estaba en una posición que le permitía asistir a los trabajos de la Sociedad de Los Amigos del País, y sus gestiones le abrieron las puertas del cabildo (Se posesionó de la canongia 4 de septiembre de 1798). En 1807 les compró a Don Jose María y a Don Antonio Mencos una nueva casa en la Ciudad, a unos pocos metros del palacio arzobispal. Sabemos, por otra parte, que esta casa era contigua a la de don Juan Manrique – casado con María Clara Barrutia y Roma –, así como a la de doña Francisca Alvarado, y “por el poniente y sur calles real de por medio, con la del señor canónigo don Manuel Toledo”. El testamento dice que la casa valía 10.000 pesos y que Galisteo dio al contado 4500 pesos, reconociendo 3000 a favor del diácono Francisco Batres y 2500 pesos al referido Jose María, cuyos dos capitales obló más tarde. Esta casa tenia un valor de 14000 pesos en el momento de su fallecimiento, por las mejoras que él hizo, pero impuso un censo de 2000 pesos de Francisca Fernández de Castilla y 4000 pesos de los fondos de la renta de la Santa Iglesia. Don Mariano Beltranena ofreció al contado 9000 pesos y la compró en 1821. Domingo Galisteo y Manrique murió a la edad de 67 años y fue sepultado en la Iglesia de la Recolección. El testamento revela un viejo vinculo de amistad o por lo menos de confianza con el cura Miguel de Aragón quien murió maestro escuela del cabildo y que había pedido a Domingo cumplir sus últimas voluntades.

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.