Erreur. problème dans l'exécution de la requête : INSERT INTO _logbots (IP, useragent, action) VALUES ('54.198.118.102', 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)', 'lectureFiche')
Erreur. MySQL proteste : Duplicata du champ 'CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/)-lectureFiche' pour la clef 'agentAction'
AFEHC : diccionario : GARCIA Y RAMOS, José don : GARCIA Y RAMOS, José don

Ficha n° 722

Creada: 16 enero 2006
Editada: 16 enero 2006
Modificada: 16 enero 2006

Estadísticas de visitas

Total de visitas hoy : 0
Total de visitas : 580 (aprox.)

Autor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Editor de la ficha:

Christophe BELAUBRE

Información:

El campo "Fuentes" esta en acceso restringido e reservado a los colaboradores del diccionario biográfico centroamericano

Para colaborar contactar los editores

GARCIA Y RAMOS, José don

Cura de San Miguel
Cargo o principal ocupación:
Cura de San Miguel
Nació:
Hacia 1748, Las Heras, Saldaña, Leon
Murió:
16 de junio de 1801 en la Ciudad de Guatemala
Padres:

1Don Lorenzo Garcia Roman y doña Maria Ramos

Resumen:

1El padre José Garcia y Ramos no tenía 30 años cuando puso por primera vez los pies en la tierra centroamericana y murío poco más de veinte años después tras haber administrado durante mucho tiempo los sacramentos a la feligresía del curato de San Miguel.
Se formó en España siguiendo cursos de filosofia y teologia. En 1778 su vida dio un giro muy peculiar cuando sus padres decidieron colocarlo en la familia del arzobispo Cayetano Francos y Monroy quien salia entonces para el obispado de Guatemala. Acepto servirlo como maestro de page y era uno de las 18 personas que acompañaba entonces a este pudiente prelado. Estuvo durante seis años a su servicio, encargandose de la administración del beaterio de Santa Rosa de Lima – que tenia alrededor de 25 beatas criollas “de las primeras familias de la Ciudad” según Domingo Juarros -. Alli gasto parte de sus propios ingresos. Durante el periodo de edificación de la nueva capital del Reino de Guatemala, estuvo especialmente a cargo de administrar los fondos previstos para levantar el convento y la iglesia. Trabajo con los planos del arquitecto Bernardo Ramirez. El convento esta actualmente perdido y sólo se conserva, aunque muy transformada, la iglesia. Sus meritos y servicios señalan un comportamiento poco común pues solia visitar y cuidar a los enfermos de todo tipo en la misma ciudad.
En 1784 hizo oposición a diversas parroquias. Durante el examen sinodal recibió la mención “muy capaz”. Sirvió durante cuatro años la paroquia de Apastepeque. Fue juez eclesiástico de toda la provincia de San Vicente. Fue tambien Comisario del Santo Oficio.
Su carrera eclesiástica se termino con el concurso que gano en 1787, y que lo llevo a la ciudad de San Miguel en la región oriental del actual territorio salvadoreño. Era un nombramiento importante puesto que la ciudad contaba en 1770 con 3.765 habitantes, se ubicaba en unallanura hermosa y fructífera con buenas calles, plaza y casas según el testimonio del arzobispo Cortés y Larraz . Sabemos que en 1793 multiplicó los esfuerzos para conseguir una prebenda en el cabildo eclesiástico de la Ciudad de Guatemala pero fue en vano. El acceso a este tipo de puestos se realizaba por una combinación de poder, honor y enriquecimiento que este sacerdote no tenia. A pesar de una relación amistosa con el influyente Antonio Garcia Redondo , los años pasaron sin cambios en su destino. El padre empezo entonces a tejer localmente una densa red relacional. Estaba vinculado con el comerciante Jose Frade y Torro, vecino de San Salvador, quien cobraba cada año el sinodo pagado por las cajas reales y otros documentos nos enseñan que usaba parte de sus fondos para otorgar prestamos a diferentes comerciantes.
En 1800, estando en pie en la Ciudad de Guatemala –alojado en la casa del padre Garcia Redondo desde por lo menos principio de 1797-, y apenas restablecido de algunos accidentes según su propia declaración, tomó la decisión de redactar su testamento ante el escribano José Diaz González. Era entonces dueño de una casa en San Miguel. Menciona un hermano, Manuel, ya difunto, y otro Juan que vivia. No tenía deudas pero Jose Perez Mantilla, vecino de San Miguel, le debía 4000 pesos. Declara tambien que tenía en poder del comerciante de la ciudad de Guatemala Blas Rodríguez de Zea la cantidad de 26.000 pesos “en los terminos que expresa su obligación”. Esta suma debia ser devuelta tras su fallecimiento. La relación con la familia Rodríguez de Zea era muy vieja ya que el padre Garcia Ramos habia sido padrino de uno de los hijos de Blas Rodríguez de Zea. De hecho parece que estaba enfermo de seriedad puesto que murío poco tiempo después en junio de 1801. El padre Serapio Contreras fue nombrado cura interino de San Miguel en su lugar.

2

Comentarios

Normas de uso

Esta es la opinión de los lectores de la AFEHC, no de la AFEHC No está permitido verter comentarios injuriantes. Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema. Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electrónico confirmando su publicación.

¿No tienes una cuenta todavía?
Puedes crear una

Como usuario registrado usted podrá publicar de forma inmediata comentarios con su nombre.